Cultura para todos

Reuniones, acontecimientos y otras cosas del mundo real

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Mié Feb 08, 2012 9:21 pm

El mundo.es

CÓMIC | Una nueva secuela

¿Quién vigila a 'Watchmen'?
Javier Cavanilles | Valencia 08/02/2012

Watchmen fue originariamente una mini-serie de 12 números dibujada entre 1985 y 1987 y está considerado (con toda justicia) como uno de los cómics más influyentes de la historia y, sin lugar a dudas, de los más vendidos. Cuenta la historia de un grupo de superhéroes que viven en unos Estados Unidos ucrónicos (Nixon fue reelegido tras el Watergate y ganó la guerra de Vietnam) y, tras años fuera de servicio (los superhéroes han sido declarados ilegales) vuelven a unirse para buscar a un asesino que ha matado a uno de ellos. Tuvo una versión cinematográfica en 2009 firmada por Zack Snyder.

"Hasta dónde yo sé, tampoco ha habido tantas precuelas o secuelas de 'Moby Dick'". Así, con su proverbial ironía y mala leche, recibió Alan Moore, a preguntas del 'New York Times', el anuncio de la editorial DC de recuperar el universo de 'Watchmen' para una precuela dividida en siete arcos argumentales (aventura de los piratas incluidas y un epílogo) que comenzará a publicarse este verano. En total, 35 números con firmas como las de Len Wein, Brian Azzarello, Darwyn Cooke o Andy y Joe Kubert.

Dave Gibbons, que puso los lápices a uno de los mejores cómics de la historia, se ha mostrado algo más positivo. "Fue la historia que Alan y yo quisimos contar", declaró, "pero aprecio los motivos de la editorial DC para llevar a cabo esta iniciativa y espero que los artistas y guionistas que participen hagan un homenaje a nuestro trabajo". "Espero que estas nuevas historias tengan el éxito deseado".

Las reacciones
Ninguna de las reacciones extraña. Gibbons es un dibujante solvente y de renombre, pero no llega ni de lejos al prestigio de su compañero. Alan Moore es un genio inclasificable con varias obras maestras a sus espaldas que se permite el lujo de hacer lo que le da la gana. Su relación con DC no es mala, es peor. La editorial se quedó con los derechos del cómic cuando se publicó por primera vez en 1987 y él ni siquiera guarda una copia en su refugio de Northampton (Inglaterra). La editorial le ofreció incluso recuperar los derechos si participaba en 'Before Watchmen'. La respuesta ha sido un rotundo no.

Su actitud no es nueva. No quiso ni los 'royalties' de las adaptaciones al cine de 'From hell' (su particular versión de 'Jack el Destripador'), 'V de Vendetta' (cuya máscara ha hecho famosa Anonymous) o 'Watchmen' y jamás ha mostrado el menor aprecio por ellas (su nombre no aparece ni en los créditos).

"No quiero dinero", ha dicho sobre esta iniciativa, "lo que preferiría es que esto no estuviera ocurriendo". "Me tomo esto como una especie de confirmación de que, al parecer, siguen dependiendo de las ideas que tuve hace 25 años", declaró a 'Wired.com'.

La secuela
La noticia también ha dividido a los aficionados entre los que ven una herejía y los que consideran que estos homenajes (como el que hicieron Darwyn Cooke y otros con 'The Spirit') tienen su razón de ser. Algunos son fans de los dibujantes, otros de los personajes. Cualquier superhéroe ha sido dibujado por decenas (a veces cientos) de artistas, lo que ha dado lugar a etapas mejores y peores pero los han mantenido con vida... aunque sea de papel. El problema es que 'Watchmen', concebida como una única historia, está bien como está.

Por supuesto, el aspecto económico es fundamental. DC comenzó en septiembre el 'reboot' más ambicioso de su historia: 'The new 52' ('Los nuevos 52'). Se trata de coger a medio centenar de sus personajes más emblemáticos y volver a contar su historia desde cero. Un truco que no por viejo ha dejado de ser un rotundo éxito. Pero una precuela de 'Watchmen' es como incluir un nuevo evangelio en la Biblia con los años perdidos de Jesús.

Por supuesto, DC ha puesto toda la carne en el asador. La coordinación de la colección correrá a cargo del mítico guionista y editor Len Wein (el padre de 'La Cosa del Pantano'). Para él se trata de "mirar a los viejos personajes con nuevos ojos", declaró. "Lo que estamos haciendo es llenar los huecos que quedan en una historia que, hasta cierto punto, ya está contada. Todavía hay muchos espacios en la historia de los personajes de Watchmen, y sucesos a los que sólo se alude de pasada o muy rápidamente. Vamos a llenar esos huecos de la manera más creativa y con la mayor inventiva que podamos".

Darwyn Cooke (DC: 'La nueva frontera', 'Catwoman'...) es uno de los artistas que participará en la saga. Su estatus le permite hacer únicamente lo que le le apetezca, que es bastante poco. Se dedica a adaptar las historias de Parker, de Richard Stark y algún número suelto. Cuando recibió la oferta de participar, primero la declinó. "Dije que no porque no se me ocurría ninguna trama que pudiera competir con el original y no quería la atención que eso iba a generar", Meses después, se le ocurrió una que lo suficientemente buena y aceptó. Participará por partida doble: 'Silk' y 'Minutemen' (los Watchmen 'originales').

¿Y después? Nadie lo sabe. Quizás 'Rorschach' o 'El Comediante' tengan una serie regular propia o acaben ilustrando una cartera para niños. Lo que está claro es que, al menos, habrá un volumen recopilatorio con páginas extra, dibujos... pero nadie se atreve a afirmar que la cosa acabe aquí. El negocio es el negocio.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Mié Feb 15, 2012 7:22 pm

ABC.es

Nace Alfaguara digital, literatura solo en formato electrónico
Se ofrecen más de un centenar de títulos, a golpe de click, de autores de habla española inaccesibles en los mercados locales
ABC.es Madrid 15/02/2012

La editorial Alfaguara presenta una nueva colección de literatura, exclusivamente en formato de libro electrónico, con la vocación de afianzar los puentes literarios» tendidos con Iberoamérica desde hace casi medio siglo, cuando nació la editorial. De ese modo, se pondrán a disposición de los lectores en español obras en formato ebook hasta ahora inaccesibles fuera de sus mercados locales.

Los títulos que componen esta colección tienen un precio medio de 9,99 euros (desde los 4,99€) y estarán accesibles en las librerías digitales de Amazon, Apple, FNAC, El Corte Inglés, Casa del Libro, los canales atendidos por Libranda, y otro centenar de librerías on-line.

A golpe de click, Alfaguara Digital incluye obras de los autores argentinos Héctor Tizón, Liliana Hecker, Pablo Ramos, Silvia Iparraguirre; del boliviano Claudio Ferrufino; de los colombianos Alonso Sánchez Baute, Héctor Abad Faciolince, Andrés Burgos; de los chilenos Hernán Rivera Letelier, Andrea Maturana, Alberto Fuguet, Juan Forch; de los mexicanos Ethel Krauze, Homero Aridjis, Hernán Lara Zavala, entre otros muchos nombres. El listado completo de autores se encuentra disponible en la página webhttp://www.alfaguara.com/es/digital/.

Títulos disponibles en todas partes
«Alfaguara Digital desafía los límites geográficos de la edición en papel y lanza una propuesta que supone ampliar el mercado de los libros en lengua española a todos los países que comparten el mismo idioma. Esta oferta exclusivamente digital permitirá que los lectores tengan acceso a la mejor literatura que se produce en nuestra lengua. Antes, el tema de la circulación del libro era el gran asunto de nuestro trabajo editorial, hoy el libro digital permite que los títulos estén disponibles en todas partes, manteniendo la misma coherencia de catálogo, el rigor a la hora de presentar los contenidos, así como la calidad de los mismos», afirma Pilar Reyes, directora Editorial de Alfaguara.

El catálogo de Alfaguara Digital incluye obras poco conocidas de prestigiosos autores a la vez que descubre para el lector nuevos e interesantes nombres de la literatura argentina, boliviana, chilena, colombiana y mexicana, añade Pilar Reyes. Un catálogo de más de 100 títulos de autores latinoamericanos ordenados por país que en los próximos meses se irá enriqueciendo y ampliando con autores y obras de otros países, consolidando «uno de los fondos literarios más ricos y variados del idioma».
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Jue Feb 16, 2012 10:51 am

Gracias Nexus, tras B de Ediciones B (ebooks a menos de 2€) y esta iniciativa de Alfaguara (PVP medio 9,95€) os dejo esta noticia de El Confidencial:

¿Esto es el futuro?: el farol de los “escritores Amazon”La expansión de los lectores electrónicos ha provocado un importante aumento de las expectativas en torno a la edición digital. Aunque los datos no son nada del otro mundo –en España los libros digitales sólo supusieron el 2,7% de las ventas totales de 2011– es de esperar que el mercado crezca significativamente, máxime teniendo en cuenta que el 4% de los españoles cuentan ya con un lector y que su venta no para de crecer. Las editoriales se están subiendo, cada vez en mayor número, al carro de la distribución digital, pero el entorno plantea numerosos interrogantes. Junto al constante crecimiento de la oferta digital por parte de las editoriales, está surgiendo el fenómeno de los “escritores Amazon”: autores amateur de literatura de consumo que publican sus libros a través de las plataformas de distribución digital –Amazon principalmente– a precios reducidos. Este tipo de escritores se cuentan a miles, dado lo sencillo que es la autoedición en los entornos digitales, pero lo curioso del tema es que están copando las listas de lo más vendido.

Amanda Hocking lleva recaudados más de dos millones de dólares con sus novelasEl fenómeno de los “escritores Amazon” es nuevo en España, dado el poco tiempo que lleva su plataforma de distribución en nuestro país –desde el 1 de diciembre– y lo poco extendidas que están el resto, pero en Estados Unidos tiene ya un importante recorrido. La estadounidense Amanda Hocking es el paradigma absoluto del “escritor Amazon”. Sus libros para adolescentes, a medio camino entre la fantasía y la novela rosa –en la onda de la saga Crepúsculo–, han sido un éxito absoluto en la red, donde se han vendido más de un millón de copias. En poco más de un año Hocking ha publicado nueve novelas; la primera de ellas, El Viaje (Destino), acaba de llegar a nuestro país en papel. Según ha explicado a El Confidencial, llevaba intentando conseguir un agente literario desde que tenía 17 años, pero todas las editoriales le cerraron la puerta. “No quería seguir haciendo lo mismo una y otra vez”, explica Hocking, “así que me decidí por la autoedición, para ver cómo funcionaba, pues no tenía nada que perder”. No sólo no perdió, sino que hasta la fecha lleva recaudados más de dos millones de dólares con sus novelas, una cifra nunca antes alcanzada por un autor a través de la autoedición.

“Autores Amazon” en España
En nuestro país la autoedición ya contaba con importantes experiencias gracias a portales como Bubok, pioneros en la materia, pero la llegada de Amazon ha encumbrado a una serie de autores aficionados que, a imagen y semejanza de Hocking, se han colado en los primeros puestos de la lista de ventas. Si exploramos el portal español de Amazon encontramos que casi todos los ebooks más vendidos son de autores amateur, con un precio que se mueve siempre por debajo de los dos euros. ¿Tendremos pronto nuestra propia Amanda Hocking?

Esteban Navarro es uno de los escritores que se ha colado con fuerza en la lista de más vendidos de Amazon. Su novela La casa de enfrente lleva un mes en el top 100 y ha llegado a ser el cuarto libro electrónico más vendido del portal. Como todos los “escritores Amazon” Navarro había llamado a la puerta de las editoriales y ninguna quería apostar por sus libros. En cuanto tuvo la oportunidad de publicar sus novelas no se lo pensó dos veces. Está muy contento con el éxito de sus libros, pero todavía no ha visto un euro. “Es una utopía vivir de esto”, explica. “De momento no he cobrado nada, porque pagan a meses vista pero, en cualquier caso, los ingresos son muy pocos y no dan para vivir”. ¿Para qué sirve Amazon entonces? Navarro es claro al respecto: “Para darse a conocer”

Amazon nos hace el estudio de mercado para el que nunca hemos tenido dineroEs exactamente lo que debió pensar la editorial Ediciones B, que ha apostado por fichar a un puñado de exitosos “escritores Amazon”, que a partir de mayo empezará a editar en papel. Lucía Luengo, editora de B de Books –la submarca bajo la que se distribuyen estos libros–, ha explicado a El Confidencial cómo vieron una oportunidad en estos nuevos talentos surgidos en la red. En principio B de Books estaba sólo pensada para editar digitalmente el catálogo general de Ediciones B pero se dieron cuenta de que había autores que tenían éxito a través de la autoedición y decidieron incorporarlos a su catálogo. “A través del sello les damos un trampolín de lo amateur a lo profesional”, explica Luengo, “pues son autores que cuentan con el aval del público y merecen que su obra sea accesible por otras vías”. Hay quien piensa que este tipo de autores escriben un tipo de literatura “menor”. Luengo tiene claro que sus escritores “no quieren cambiar el panorama literario”, escriben lo que les gustaría leer: “literatura de consumo, comercial, que piensa en el lector”. ¿Es la expansión del libro digital un peligro o una oportunidad? Para Luengo “es una nueva forma de vender, complementaria, que se suma al negocio del libro”, y asegura que va a crecer hasta convertirse en algo decisivo. ¿Es la autoedición un peligro para las editoriales? Ni mucho menos: “Amazon nos hace el estudio de mercado para el que nunca ha habido dinero”, concluye la editora.

¿Se puede ganar dinero editando sólo en digital?

Parece claro que el mercado digital está ahí, y que va a crecer, pero no está tan claro que pueda suponer una importante fuente de ingresos, al menos a corto plazo. Manuel Gil, autor del blog @ntinomias libro y coautor de El paradigma digital y sostenible del libro, cree que las inversiones en Internet no tienen retorno todavía; son una apuesta a largo plazo, aunque piensa que llegará un momento en el que se logrará el equilibrio. ¿Y la autoedición? Gil es claro: “En Amazon hay mucha morralla. Yo puedo subir los apuntes de mi hijo pero ¿cuál es su valor cultural?”. “El fenómeno va a crecer”, explica el escritor, “porque la gente no lee, pero todo el mundo escribe y como el esfuerzo de escribir ya lo has hecho no te cuesta nada publicarlo”. En ese sentido Gil cree que el libro gratuito, o casi gratuito, va a crecer de forma exponencial, por lo que las editoriales se verán obligadas a bajar los precios lo que puedan “mientras no comprometan la viabilidad del negocio”. Gil explica que, aunque los costes de publicar un libro digital son mucho menores que los de hacerlo en papel, no son inexistentes: hay que transformar los ficheros y tener a gente trabajando con las plataformas de distribución. Eso aparte de la labor editorial propiamente dicha, que en la autoedición desaparece casi por completo.


La editorial independiente Libros del Asteroide está preparando su desembarco a la distribución digital. Según su responsable, Luis Solano, no habían editado en digital antes porque “la oportunidad de mercado era muy pequeña”. Aunque hayan dado el paso, el editor cree que, al menos de momento, las ediciones digitales no van a suponer una fuente de ingresos significativa: “En España a medio plazo, al menos en cinco años, ningún escritor va a poder vivir sólo de la edición digital”. ¿Puede suponer la autoedición un peligro para las editoriales? Según Solano, no hay nada que temer: “Mientras el papel sea más importante que lo digital, al menos los próximos diez años, el autor no podrá saltarse nuestra labor”. Solano defiende además la función de filtro que ejercen las editoriales. En su opinión el mercado es eficiente si logra que los buenos libros vayan a los lectores: “No se puede poner a la misma altura los libros autoeditados con la última novela de Vargas Llosa”. Entonces, ¿a qué se debe éxito de algunos autores amateur? “En el entorno de la literatura de consumo”, explica Solano, “puede escaparse del ojo de las editoriales un libro que puede funcionar, pero no hay que intentar ver la regla donde está la excepción; el número de publicaciones autoeditadas que funciona es mínimo”.

Sin embargo, Juan Gómez-Jurado, uno de los autores españoles de más éxito en los entornos digitales, es crítico con las editoriales: “Hoy en día un editor español no es quién para decir que se cuela morralla en el mercado”. Gómez-Jurado cree que la edición digital va a permitir que sea el público el que decida qué gusta y qué no. En su opinión, aparecerán autores que habían sido ignorados y las editoriales acabarán contratándolos. El autor, que ha vivido el fenómeno de los “escritores Amazon” a la inversa –primero tuvo un bestseller en papel y luego arraso en Amazon vendiendo sus propios libros a un precio asequible–, cree que el fenómeno de Amanda Hocking va a repetirse y con más intensidad. “Todavía no hay unos números suficientes como para hablar de proliferación [con respecto a la autoedición]”, reconoce Gómez-Jurado, “pero se está abriendo un camino para que se llegue a la profesionalización”. En ese sentido cree que los lectores de libros electrónicos buscan un tipo de literatura determinada, que demandará nuevos autores. En cualquier caso, no cree que desaparezcan las editoriales tradicionales: “Un escritor tiene que ser consciente de que cada novela es diferente y hay que tratarla de distinta forma”. Su próximo libro, que saldrá en junio, será editado por Planeta.

Mi opinión:Está claro que la autoedición es una alternativa viable y perfecta para todos los que quisimos ser escritores de pequeños y teníamos nuestra novela en la cabeza, pero... ¿a qué precio? No hay un profesional detrás que "edite" la obra, que le de forma, que aconseje al autor sobre el estilo, sobre la planificación de capítulos, sobre la elección de título, sobre la portada, sobre si el libro puede interesar o no... sinceramente llegamos a un punto que me parece aberrante y a ratos me da miedo formar parte de ello.

Me da la impresión que al final se está devaluando un sector con esta bajada de precios.
No se pueden comparar la mitad de los libros autoeditados en plataformas tipo Bubok con la labor de escritores formados, PROFESIONALES DE LA LITERATURA, o la labor de editores, maquetadores, etc.

No sé donde nos llevará esto, porque... a pie de calle las creencias más habituales son:
- por qué el ebook cuesta tanto si no se gasta en impresión?:
porque antes de que el ebook llegue a Amazon, hay que corregir, maquetar, distribuir. y eso es tiempo, dinero y proveedores

- por qué voy a pagar 5€ por el ebook de Tal autor de Planeta cuando Gomez Jurado me lo vende por 1 €?
Porque seguramente el ebook Tal de Planeta tenga detrás un equipo de correctores, editores, maquetadores, etc que asegura la calidad del producto final.

- Ah, pero la corrección del libro no la hace word?
NO. Se suele contratar a especialistas. Titulados, filólogos.

- Un ebook tiene que ser barato porque no se imprime.
Ya, pero se convierte a ebook. Sé que hay herramientas que permiten que uno en su casa (por decirlo de algun modo) convierta a epub casi cualquier cosa. Hay un pero. Esa herramienta de conversion (no recuerdo el nombre) no consigue epubs que pasen los filtros de calidad de tiendas tipo Amazon y te los rechazan. Hay que contratar a profesionales, e incluso contratándolos el resultado a veces tampoco supera estos filtros. Hay que volver a contratar profesionales que chequean, corrigen fallos, etc

Otra cosa que queria comentar es el mercado literario en España. Salió hace poco un estudio de Dilve o de la Agencia del ISBN que cifraba en 103.000 los títulos publicados(papel y digital) en España el año pasado. La media de títulos publicados es 70.000.

De repente hay unos 30.000 más y estamos en crisis, la gente compra menos, piratea más y en general no lee.

¿quién va a consumir todo este excedente? MIEDITO

(disculpad el rollo)
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Jue Feb 16, 2012 11:05 am

De acuerdo contigo en todo Ada. Está muy bien que haya autores a los que las editoriales han rechazado y que quieran intentarlo por su cuenta, pero esto puede ser que desemboque en una proliferación de Crepusculillos que no sé cuánto bien van a hacer a la historia de la literatura universal de ahora en adelante. 8O :lol: :lol:

En cuanto a:

Ada escribió:De repente hay unos 30.000 más y estamos en crisis, la gente compra menos, piratea más y en general no lee.

¿quién va a consumir todo este excedente? MIEDITO


Pues en muchos casos nadie. Se quedarán en los almacenes cogiendo polvo hasta que haya que saldarlos, regalarlos a bibliotecas de pueblos o directamente tirarlos (que se hace). Y en ese caso no será culpa del lector, cliente o lo que sea, será culpa de los editores que no sé por qué tienen la absurda idea de que cuanto más editen más van a vender. :evil: :cry:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Jue Feb 16, 2012 11:14 am

Es que ya estamos en ese bucle vicioso de no parar de publicar para "sostener" las devoluciones del mes anterior. Y sin parar. Y si paras mueres
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Jue Feb 16, 2012 11:16 am

Ada escribió:Es que ya estamos en ese bucle vicioso de no parar de publicar para "sostener" las devoluciones del mes anterior. Y sin parar. Y si paras mueres


Que esa es otra, las devoluciones, madre mía, hay finales de mes que te han devuelto más que has vendido. Me lo expliquen. :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Jue Feb 23, 2012 9:09 pm

El País.com

Lepanto a la vista!
El Museo Naval muestra en directo la restauración de un cuadro de la célebre batalla
El lienzo, pintado en la segunda mitad del XVII, tiene unas dimensiones de 300 x 536
Manuel Morales Madrid 23 FEB 2012

Don Juan de Austria, capitán general de la Santa Liga, y Alí Pashá, general en jefe de los turcos, vuelven a verse las caras. Han pasado 440 años desde que el 7 de octubre de 1571 se enfrentaron en el golfo de Lepanto, en la Grecia continental, y más de 350 años desde que varios pintores plasmaron en un cuadro una de las batallas más famosas de la historia de España. Ambos personajes han permanecido durante décadas a oscuras en el lienzo por la pintura envejecida, los barnices y repintes anteriores. Ahora se miran de nuevo gracias a la restauración que puede contemplarse en directo en el Museo Naval de la obra la Revelación a San Pío V de la victoria de la Santa Liga en Lepanto. En directo porque un equipo de tres restauradores está dando color y formas al cuadro "en vivo", como dicen los responsables del museo, con los grupos de visitantes pasando por delante de esta lienzo cuyo enorme tamaño (300 x 536 centímetros) y delicado estado desaconsejó su traslado a un taller.

"La parte izquierda del óleo, en la que se ve al papa Pío V y al ángel que le vuelve la cabeza para mostrarle la batalla, se atribuye a Juan Niño de Guevara", dice Ana Ros, conservadora del museo. "Se desconoce la autoría del resto de esta obra pintada en la segunda mitad del XVII". La zona que pintó Niño de Guevara, discípulo de Alonso Cano, representa al sumo pontífice en el momento en el que, en una de sus cámaras en el Vaticano, tiene la visión de que la Santa Liga está ganando la batalla.

Este combate naval, en el que Miguel de Cervantes fue herido en el brazo izquierdo, se desarrolló en aguas griegas, sin embargo, detrás de Pío V se ve el skyline de la Málaga de la época. "La razón está en que la obra se colgó en el convento de Santo Domingo de esa ciudad", añade Ros. El protagonismo de Pío V obedece a que fue el promotor de la coalición entre España, Venecia, Génova, Malta y el Estado pontificio para frenar el avance otomano en el Mediterráneo. Lo lograron aquel 7 de octubre en el que entraron en liza cerca de 600 naves y 183.000 hombres, de los que murieron unos 45.000 –30.000 turcos- en las seis horas de batalla.

Del convento dominico en el que lució al principio, La revelación a San Pío V… pasó al Museo Naval en 1848, cuando el marqués de Molíns, entonces ministro de la Marina, decidió el traslado por su mal estado. "En el convento, que se había reconvertido en hospicio, sufrió diversos daños, entre otros, los ocasionados por el calor, ya que el cuadro estaba en la zona de las cocinas", añade Ros. Si unimos a esto el abandono de los bienes eclesiásticos por la desamortización de Mendizábal, en 1836, y la perniciosa restauración que sufrió cuando llegó al museo, La revelación a San Pío V se había apagado y convertido en una gran mancha oscura. "Antes casi no se veían los barcos en la batalla", destaca la restauradora Vega Bautista, subida al andamio en el que junto a dos compañeros ha acometido las labores de reparación.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha pagado los 47.200 euros del presupuesto de la restauración, ejecutada por el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) y que se encuentra en su fase final. "Llevamos unos tres meses de trabajo y aún nos quedan tres semanas", explica Bautista. "Ahora estamos en la fase de reintegración", una labor ardua que consiste en "completar con color las abundantes lagunas de pintura, pero no pintas encima del original". Para Bautista, además de esta fase, "lo más duro fue la labor de limpieza inicial, que exigió descolgar el cuadro y reparar las zonas cosidas que unen los cinco lienzos que componen la obra. Hubo que cerrar la sala del museo para poder trabajar con calma". Una visitante del museo tiene la perspectiva que le permite comprobar el cambio en el paciente: "Estuve aquí hace 15 años con mi hijo y el cuadro no se veía nada, y ahora está precioso". El golfo de Lepanto ha recuperado su primitivo aspecto.
http://cultura.elpais.com/cultura/2012/ ... 26225.html
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Jue Feb 23, 2012 11:52 pm

Gracias Nexus. El cuadro es precioso....


Pongo un enlace para el Museo Naval

http://www.armada.mde.es/ArmadaPortal/p ... /00_inicio

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Sab Feb 25, 2012 4:31 pm

El tesoro de la fragata Mercedes llega a España rumbo a un refugio secreto

sábado 25/02/2012

El tesoro de la fragata 'Nuestra Señora de las Mercedes', hundido el 4 de octubre de 1804 en un combate naval con la flota inglesa frente a las costas de Portugal, ya está en España. Ha llegado este sábado a las 13:50 hora local a la Base Aérea de Torrejón (Madrid), a bordo de dos aviones Hércules del Ejército del Aire.

Dos aeronaves Hércules, cargadas con 17 toneladas de monedas de oro y plata, además de tejidos, fragmentos metálicos y balas de cañón, han aterrizado en España ante una gran expectación mediática, con más de 60 medios acreditados, tras partir el viernes desde la base aérea MacDill, en Tampa (EEUU) a las 12 hora local (18.00 horas en España).

Una vez en tierra, el cargamento ha sido entregado por el Ejército del Aire a un grupo de diez efectivos de la Agrupación de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil, encargadas de comprobar en un hangar de la base de Torrejón que el manifiesto de carga coincide con la orden del juzgado de Tampa.

Otros 30 efectivos de la Guardia Civil formarán el dispositivo de seguridad del traslado por tierra del tesoro en camiones de una empresa privada hacia un destino que se mantiene secreto por razones de seguridad, según han explicado fuentes del instituto armado a pie de pista.

El dispositivo de seguridad se completará con un helicóptero que seguirá al convoy que traslada el cargamento, que una vez en destino quedará a disposición del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte bajo depósito judicial.

Extraído por la empresa Odyssey

Los Hércules han llevado en sus bodegas el material extraído del fondo del mar en 2007 por la empresa cazatesoros Odyssey, cuidadosamente embalado por técnicos en voluminosos paquetes envueltos en plástico negro y etiquetados con el identificativo del Gobierno de España.

En los dos aviones han viajado cuatro tripulaciones con 26 hombres en total, al frente de las cuales está el comandante Miguel Ángel Tobías, quien ha expresado su satisfacción y la de su equipo por la misión que se les ha encomendado de traer de vuelta a España el tesoro de la fragata.

Este cargamento no está completo, ya que "parte" se quedó en Gibraltar. No obstante, fuentes de Cultura han precisado que Odyssey está obligada a entregar estas piezas, si bien desde el Departamento de Cultura confían en que los detalles sobre la entrega de esta parte del cargamento se resolverán en los próximos días y subrayan que el Tribunal de Tampa está "plenamente al tanto de todo el proceso".

Con este traslado concluyen cinco años de litigio con la empresa cazatesoros Odyssey. La pasada semana un juez federal autorizó al Estado español a trasladar el tesoro, después de que desestimase el recurso presentado por la compañía estadounidense.

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/2 ... 05308.html

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Sab Feb 25, 2012 4:40 pm

Oro, plata y 249 cadáveres en el fondo del mar

13 de abril de 2008 El País

Los diarios de los capitanes de la batalla de Santa María reconstruyen la historia de una explosión trágica

Son las ocho de la mañana del día 5. La fragata La Clara hace a esa hora señal de cuatro velas indicando al resto de la flota la aparición de fragatas inglesas en el mismo rumbo. La cosa está tranquila. Las noticias que han llegado de los bajeles que la escuadra se ha encontrado a su paso desde que saliera el 9 de agosto de Montevideo, sólo confirmaban la neutralidad de España en la guerra que mantenían Inglaterra y Francia. Pero el jefe de la escuadra, José Bustamante y Guerra, es hombre precavido. Ha pasado mucha mar como comandante de la corbeta Atrevida, compañero de Malaespina en la campaña científica y además ha sido gobernador político-militar de Montevideo. Así que prefiere estar preparado por si la cosa ha cambiado sin que él se enterase y ordena formar en línea con zafarrancho de combate.

más información
Las monedas de plata son españolas
Perú reclama el tesoro del 'Cisne Negro'

Una hora más tarde, y a vista del cabo de Santa María, las fragatas inglesas se acercan por barlovento. La más grande de todas, la llamada Indefatigable, está comandada por el comodoro Moore, que acaba de mandar un bote con un oficial y un intérprete para decirle algo a Bustamante. Que tenemos orden de retener esta división y llevarla a Inglaterra y además nos vamos a quedar con todo lo que lleváis. A no ser que quieran ustedes derramamiento de sangre, en cuyo caso, a la vista está que les superamos en porte y cañones. Bustamante se lo pensó y lo consultó con sus oficiales, para concluir que mantendrían el honor si la Indefatigable y las otras tres se atrevían a atacar.

No se había separado el bote aún cuando se escuchó el primer cañonazo de aviso de Moore, los cuatro barcos se acercaron a corta distancia dando comienzo la batalla. A los pocos minutos de combate, La Mercedes salta por los aires llevándose al fondo los cadáveres de 249 de sus tripulantes y la fortuna acaudalada por soldados y mercaderes en las Indias. El resto son apresados sin mucha resistencia y llevadas a Inglaterra.

La prensa británica de la época ya tenía el colmillo que posee la de ahora y no se arredró a criticar con dureza la decisión de atacar a los españoles. "Un gran delito acaba de cometerse", señalaba un papel de Londres. "La ley de las naciones ha padecido la violación más atroz: una potencia amiga ha sido atacada por nuestra fuerza pública en medio de una profunda paz [...] sus leales súbditos han perecido en su defensa, infestando nuestras costas sus saqueados tesoros, y, como el de un pirata, nuestro pabellón tremola sobre el débil, el infeliz y el oprimido...".

La historia continúa con el apoyo de España a la Francia de Napoleón. La afrenta de esta batalla frente a la costa portuguesa del Algarve, y que supuso el hundimiento de La Mercedes y el apresamiento del resto de la flota, acabó con la paz entre Inglaterra y España y fue un antecedente reconocido de la batalla de Trafalgar un año después.El comodoro Moore amenazó con atacar al jefe de escuadra Bustamante

Imagen

Óleo de Francis Sartorius sobre la explosión del buque La Mercedes.

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Mar Feb 28, 2012 9:05 pm

ABC.es

El Vaticano abre su archivo secreto
A partir del miércoles se exhiben en los Museos Capitolinos de Roma cien legendarios documentos nunca vistos
ÁNGEL GÓMEZ FUENTES / CORRESPONSAL EN ROMA 27/02/2012

Por primera vez, el Archivo Secreto Vaticano, creado en el 1612 por Pablo V Borghese, expone sus tesoros nunca vistos. Objeto durante siglos de fantasías, al estilo Dan Brown y sus «Ángeles y demonios», el archivo de los Papas ha estado considerado siempre en el imaginario colectivo como el más secreto e inaccesible de los archivos. Ahora, pergaminos, manuscritos, códigos y cartas, en total 100 documentos legendarios, seleccionados entre millones que el Vaticano ha guardado celosamente durante siglos, serán mostrados en los Museos Capitolinos de Roma, desde el miércoles hasta el 9 de septiembre.

Titulada «Lux in Arcana», la exposición quiere subrayar la luz que se filtra en los recovecos del archivo. El objetivo es contar en qué consiste y cómo funciona el Archivo Vaticano, a los 400 años de su fundación. La elección de los Museos Capitolinos, fundados en 1471 cuando el Papa Sixto IV regaló al pueblo romano estatuas de bronce de gran valor simbólico, se ha hecho para recordar la relación entre Roma y el Papado, desde la época medieval.

Entre los documentos que más emocionan está el texto de la abjuración que se le hizo firmar a Galileo el 22 de junio de 1663. El más espectacular es el llamado Pergamino de Chinon, de 60 metros, de 1308, sobre las confesiones de los Templarios. En realidad, todos despiertan interés y curiosidad, porque se ha hecho una selección que pueda seducir a un vasto público.

El Archivo Secreto del Vaticano (secretum en latín significa «privado», propiedad del Papa) recoge todos los documentos de la Iglesia desde el siglo VIII hasta la actualidad. Con sus 85 kilómetros de estanterías, es uno de los centros de investigación histórica más importante del mundo. En 1810, cuando Napoleón dominaba en Roma, ordenó confiscar esos documentos y los transportó a París, llenando 3.239 estantes de cartas y pergaminos. Volvieron a Roma en 1815, pero diezmados, porque para reducir los costes del transporte acabó en la basura casi toda la documentación judicial considerada de menor interés o dañina para los herederos de los imputados. De todas formas, se destruyeron documentos importantes, como las actas del proceso a Giordano Bruno, del que solo hay un resumen en el Santo Oficio.

El Archivo Secreto Vaticano abrió sus puertas a los investigadores en 1881. Para estudiar sus cartas y algunos de sus documentos nacieron en Roma institutos culturales extranjeros. Desde entonces, el Papa concede acceso a los documentos con límites de tiempo, establecidos no por años, sino por pontificado. Los investigadores pueden hoy consultar documentos hasta la muerte de Pío XI (1939). El pontificado de Pío XII se mantiene todavía en secreto, bajo llave en un búnker subterráneo para garantizar una mejor conservación.

Unas 1.200 personas, de todas las nacionalidades y religiones, consultan cada año este archivo, el más grande del mundo y extenso cronológicamente. Los amantes de documentos sugestivos, verdaderos tesoros nunca vistos en público, tienen una cita con la historia en los Museos Capitolinos.

Los secretos

Bula Inter Caetera

También llamada bula de partición, porque el Papa Alejandro VI determinó el futuro del Nuevo Mundo en ese documento, firmado el 4 de mayo de 1493. El Papa concedió a los Reyes Católicos la posesión de todas las tierras «halladas y por hallar» al oeste de una línea imaginaria situada entre el Polo Norte y el Polo Sur. El Papa pidió a los monarcas de ambos países que enviaran misioneros para convertir a los indígenas al cristianismo.

Abjuración de los templarios

En 1307, el Rey Felipe IV de Francia hizo arrestar a todos los templarios del reino, con acusaciones de herejía, idolatría, sodomía… Los caballeros legendarios admitieron, bajo tortura, culpas tremendas. Ante ello, el Papa Clemente V ordenó su detención. Los testimonios de templarios que sobrevivieron a las torturas fueron recogidos en un precioso documento en latín, de 1308, llamado el Pergamino de Chinon.

Proceso a Galileo

Un grueso volumen recoge el proceso, que duró de 1616 a 1633, contra Galileo, que terminó por renegar del descubrimiento copernicano de que la tierra gira alrededor del sol. Las palabras del documento se conocían: «Yo Galileo Galilei he renegado…» Sobrecoge ver esas letras, que parecen alargarse en las hojas amarillentas. La firma con la mano temblorosa de Galileo hace revivir el sufrimiento del astrónomo, filósofo, matemático y físico italiano, al final de los interrogatorios de la Inquisición.

El divorcio rechazado de Enrique VIII

Entre los tesoros más singulares de esta exposición se muestra un gran pergamino, acompañado de 81 sellos, firmado en 1530 por 83 lores y dignatarios ingleses con la petición al Papa Clemente VII para que anulase el matrimonio de Enrique VIII y Catalina de Aragón. El Pontífice rechazó ese divorcio de la primera de las seis mujeres del Rey; como consecuencia, Enrique VIII decidió entonces separarse de la Iglesia de Roma.

Sumario del proceso a Giordano Bruno

El documento de la exposición es excepcionalmente relevante porque las actas del proceso al dominico filósofo se perdieron junto a otros procesos del Santo Oficio. Fueron enviados a la basura en París, adonde Napoléon había trasladado el Archivo Vaticano. Gior- dano Bruno (Nola, 1548) fue quemado por hereje y apóstata el 17 de febrero de 1600 en Campo dei Fiori, donde se le recuerda con una estatua, despertando interés entre estudiosos y hombres de Iglesia.

Excomunión de Lutero

Es otro de los documentos más emotivos de la exposición. El 15 de junio de 1520 León X publicó la bula de excomunión de Lutero, titulada «Exsurge Domine». Cuando Lutero la recibió se dirigió al basurero de la ciudad y, junto con el Derecho Canónico, la arrojó a las llamas. La ruptura estaba consumada. Un fraile había osado levantarse él solo ante todo un sistema religioso de más de mil años de antigüedad, con el solo apoyo de la Palabra de Dios.

La supremacía de los Papas

Son 27 las propuestas dictadas por el Papa, de su viva voz, incluidas en el registro oficial para afirmar la supremacía pontificia sobre cualquier otro poder, comprendido el del emperador. El «Dictatus Papae de Gregorio VII» precisa que el Papa puede reformar cualquier sentencia dictada por otros, que a él solo los Príncipes le deben besar los pies y que ninguno lo puede juzgar. La afirmación más fuerte es la XII: «Le sea lícito deponer a los emperadores».

La Inmaculada Concepción

El documento papal es una carta solemne («Bolla Inefffabilis Deus») proclamando el dogma de la Inmaculada Concepción en 1854. El 1 de junio 1848 Pío IX instituyó una comisión especial de 20 teólogos encargados de dar su parecer sobre la oportunidad de definir el dogma de la Inmaculada Concepción. El 2 de febrero de 1849 Pío IX publicaba tal documento («Ubi primum») pidiendo el parecer de los obispos. Llegaron 603 respuestas: 546 a favor del dogma.

María Antonieta, desde la cárcel

En esta nota sin fecha (debió escribirla a finales de 1792 o primeros de 1793), con poco más de diez líneas, fue escrita en la cárcel. En ella, la reina destronada expresa su amargura: «Los sentimientos de quienes participan en mi dolor, querido cuñado, son el único consuelo que yo puedo recibir en esta triste circunstancia». A su llegada a Versalles, cuando tenía 15 años, la princesa austriaca no podía imaginar su trágico final.

Carta de Elena de Cina a Inocencio X

Convertida al cristianismo, gracias a la predicación de algunos misioneros jesuitas, la emperatriz Wang, que había cambiado su nombre por el de Elena, informa al Papa de haber abrazado, con su hijo Yongli, rebautizado Costantino, la nueva religión. La carta está escrita en seda, adornada con bordados, decorada con el dragón, símbolo del Imperio, conservada en el interior de un preciado tubo de bambú.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Vie Mar 02, 2012 1:45 pm

Algo pasa con Heydrich

Por: Jacinto Antón | 02 de marzo de 2012

Cuesta imaginar a alguien que fuera peor persona que el Obergruppenführer de las SS Reinhard Heydrich (1904-1942). Incluso para ser un nazi, y de los gordos, destacaba por su maldad -miren esa expresión reconcentradamente cruel de su rostro-. Para que Hitler lo bautizara como "el hombre con el corazón de hierro"... Así que es curioso que de repente sea tan popular: ¡hasta tres novelas recientes lo tienen como personaje central!: la literaria y exitosa HHhH, de Laurent Binet (Seix Barral, 2011, ya va por la novena edición); Prague fatale, de Philip Kerr, la estupenda nueva aventura del detective Bernie Gunther (Quercus, 2011: la publicará próximamente en España RBA), y la interesante ucronía The man with the iron heart, un thriller bélico, de Harry Turtledove (Ballantine, 2010).

Pero es que además, Heydrich y su asesinato, del que se cumplen este 27 de mayo 70 años, aniversario que será ampliamente celebrado, sobre todo por los checos que tanto sufrieron al tenebroso representante de Hitler (oficialmente Reichprotektor de Bohemia y Moravia), son el tema de una obra de arte contemporáneo, una vídeo instalación del documentarista Jan Kaplan titulada 10:35 -la hora del atentado-, y que se exhibe en el DOX Centre for Contemporany Art en Praga. La instalación está basada en el filme del propio Kaplan SS-3 (la matrícula del coche oficial, un Mercedes 320, en el que circulaba Heydrich al ser atacado), una reconstrucción pormenorizada del atentado -vean abajo una imagen- que se proyectará en la Wiener Library de Londres con motivo del aniversario, junto al clásico The silent village, una película de 1943 que recrea la salvaje destrucción del pueblo de Lidice por los nazis en venganza por la muerte del gerifalte nazi.

Conocido como "el carnicero de Praga", "el verdugo favorito de Hitler" y "la bestia rubia", que ya son apelativos, Heydrich, general de la policía y las SS, la araña en el centro de la gran red de los servicios de seguridad del III Reich, fue el eficiente responsable de diseñar organizativamente la Solución Final, el exterminio de los judíos. Mano derecha de Himmler, Heydrich organizó e hizo de anfitrión de la Conferencia de Wannsee, en la que se pespunteó, por así decirlo, el Holocausto, y el el responsable administrativo de los Einsatzgruppen y su carrera de muerte en el Este. En una muestra de que en el mundo a veces hay justicia, el siniestro individuo fue asesinado como queda dicho en 1942 en Praga, donde ejercía arrogantemente y con extrema brutalidad de virrey de Hitler, por un comando de paracaidistas checoslovacos libres instruidos por los servicios secretos británicos.
operación, denominada Antropoide, fue planeada cuidadosamente y ejecutada, como suele pasar, con una buena cantidad de chapuza y mala suerte que incluyó que al encargado de rociar el automóvil (y a Heydrich) de balas se le atascara la metralleteta Sten, por lo demás siempre tan fiable. Heydrich, que falleció en un hospital el 4 de junio a resultas de las heridas que le produjo la bomba que le arrojaron como segunda opción los paracaidistas, tiene el dudoso honor de haber sido el único jerarca nazi al que se consiguió matar durante la guerra. Ello sin embargo tuvo un coste terrible para los checoslovacos pues los alemanes en represalia asesinaron a millares de ellos, aparte de cometer atrocidades sin cuento como presentarle a uno de los cómplices del atentado la cabeza de su madre en una pecera.

"Tener de protagonista al verdugo es interesante", me dijo Laurent Binet cuando le pregunté porqué escribir una novela sobre un depredador como Heydrich. Su aproximación es curiosa por premeditadamente naif: se relata a sí mismo como autor novel, alguien sobrepasado por la dimensión de su propósito, embarcado en la compleja tesitura de lograr una forma de escribir sobre el nazi. Seguimos sus avances y retrocesos, sus dudas, sus investigaciones y descubrimientos. Su introducción en la historia es a través de los dos principales miembros del comando que mató a la fiera nazi, Gabcik y Kubis, pero ahí están en el recorrido todos los elementos que despiertan en tantos de nosotros la fascinación por Heydrich, tan parecida a la que provoca una serpiente especialmente venenosa."Heydrich impresiona", apunta Binet.

Y es que Heydrich, a diferencia de otros nazis que no pasaban de groseros mamporreros tiene además de sus pecados una biografía de villano literario casi perfecto: atractivo (si te gustan los ideales arios), violinista -"como Sherlock Holmes"- , esgrimista, marino (estimulado por Von Luckner, Der Seeteufel, el diablo de los mares), piloto de caza, enredado en espionaje, mujeriego, acomplejado por su tono de voz chillón. Algunos episodios de su biografía parecen incluso demasiado buenos para ser verdad: el envenenamiento reversible de su subordinado Schellenberg por sospechar que era amante de su mujer, su obsesión por borrar las huellas de un supuesto pasado judío, su rivalidad con el almirante Canaris, la creación del salón Kitty, el burdel regentado por las SS ...

Binet habla del "turismo de la historia" en relación a eso que hemos hecho muchos como él, seguir en Praga el "itinerario Heydrich": visitar la calle donde fue emboscado, el museo donde se recuerda el atentado y se exhibe el coche, la cripta en la que se escondieron los comandos y se suicidaron tras aguantar un asedio épico, el bar U parasutistu (Los paracaidistas)... El escritor ha conjurado el problema de hacer de Heydrich alguien demasiado atractivo, malignamente atractivo, mostrando su lado grotesco y echándole ironía a la novela. Y es que ¡ojo con Heydrich!, el único jerarca nazi de hechuras homologables a los ideales del partido y las SS, el único desparecido en pleno apogeo del III Reich, el único enterrado por su pares con grandielocuencia wagneriana y el único que no hubo de enfrentarse a la derrota y/o a los tribunales. No tuvo como los otros pares de Hitler tiempo de ser desleal. "Es un icono de los neonazis por todo eso", recuerda Binet. "Y era el único rubio". Compárenlo con su jefe Himmler, al que Binet describe muy elocuentemente como "hámster con gafitas", y perdonen los hámsters.

Con Binet pasé un buen rato hablando de la bibliografía y de las películas sobre Heydrich, al que han dado vida -solo relativa gracias a Dios, Kenneth Branagh y John Carradine-. Como yo, Binet se compró, por la enorme documentación que aporta, los dos siniestros volúmenes ilustrados de la biografía muy pormenorizada pero de tufillo hagiográfico de Max Williams (Ulric Publishing). Mi ensayo favorito sobre el atentado sigue siendo The killing of Reinhard Heydrich, de Callum MacDonald (Da Capo, 1998).

Si HHhH (por la frase corriente en las SS "Himmlers Hirn heisst Heydrich", "el cerebro de Himmler se llama Heydrich") es una aproximación metaliteraria y metahistórica a nuestro personaje, Prague fatale, de Philip Kerr es una novela mucho más convencional, lo que no quiere decir menos interesante. Me siento incapaz de no anotar aquí la profunda antipatía que sienten ambos, Binet y Kerr, no por Heydrich (que también, claro) sino por un colega que, por cierto, hace aparecer asimismo al Reichprotektor en su novela Las benévolas: Jonathan Littell.

Prague fatale, octava entrega de la serie protagonizada por el comisario Bernie Gunther, es un magistral ejercicio de virtuosismo de Kerr: una novela de crímenes a lo Agatha Christie (parda) ambientada en el castillo de Praga en el que tiene su cuartel general Heydrich y en el que se encuentran circunstancialmente reunidos algunos de los peores jefes de las SS. Si en los relatos canónicos de la gran dama el sospechoso es el mayordomo aquí lo es el Oberscharführer SS. La trasposición, respetando todos los códigos del g,enero, resulta enormemente entretenida, más aún porque en el centro de la trama está, con toda su maléfica estatura, Heydrich, y porque el encargado de investigar el asesinato en el castillo es el bueno de Bernie.

Llamado a Praga por el Reichprotektor, que es verdad que era un fan de las novelas de detectives, para que le haga de guardaespaldas y asesor policial -la alternativa para Bernie es volver a una unidad cazapartisanos en Ucrania-, nuestro detective es puesto a investigar el asesinato de un capitán de las SD en un escenario clásico de crimen de habitación cerrada y en el que que todos los mandos de las SS (¡eso sí que son diez negritos!) resultan sospechosos. Gunther los interroga uno a uno no sin dejar de pensar lo absurdo de tratar de esclarecer quién mató al Hauptsurmführer entre semejante caterva de criminales, todos culpables de cosas muchísimo peores. Como además el propio asesinado era miembro de un Einsatzgruppen dedicado a exterminar judíos, pues la pesquisa no parece tener demasiado sentido: por lo de hacer justicia, vamos. "Investigar un asesinato en otoño de 1941 era como arrestar a un hombre por vagancia durante la Gran Depresión". El llamado síndrome de La noche de los generales, que digo yo.

Paralelamente, Gunther se ve inmerso en la lucha de los servicios secretos nazis por desactivar una célula de la resistencia checa, en conspiraciones internas y en las redes del maquiavélico y mefistofélico Heydrich ansioso de corromperlo. "Haremos tí un buen nazi, Bertie". El choque entre las inteligencias de ambos, moral una, inmoral la otra, es de lo mejor de la novela. Por supuesto, hay una chica en medio. Se nota que Kerr, como Binet, está preocupado porque Heydrich, con su raciocinio y su cinismo, algo holmesianos, pueda llegar a caernos simpático. Conjura muy bien el riesgo: el repulsivo criminal siempre está ahí. Miren esta descripción de Bernie: "Yo prefería el perfil de Heydrich, cuando estaba de perfil significaba que no estaba mirándote. Cuando te miraba te sentías como la indefensa presa de algún animal mortífero. Era una cara sin expresión bajo la cual maquinaba un cálculo brutal". Parece que describa un tiburón.

Como siempre, la ambientación de la novela es perfecta. Desde el hedor de la transpiración de los berlineses por falta de productos de higiene en el cénit de la II Guerra Mundial que obliga a viajar en tranvía con una naranja pegada a la nariz hasta la paranoia con la omnipresente Gestapo. Kerr por supuesto aprovecha la oportunidad de visitar la Praga de Heydrich para hablar del atentado (la novela arranca con la llegada de los restos del Reichprotektor a Berlín y luego discurre hacia atrás en flash back). Bernie no deja de observar que la arrogancia de Heydrich, que, confiado a su omnímodo poder y a la amenaza de las terribles represalias que provocaría su muerte viaja en coche descubierto y sin escolta, le va a acabar dando un disgusto. Para los que saben mucho del tema y conocen la controversia sobre la identidad exacta del vehículo, apuntar que el novelista se apunta a la tesis de que el automóvil lucía la matrícula SS-4 y no SS-3 como sostienen otros; ahí queda el dato.

La descripción y los interrogatorios de los sospechosos de las SS, todos personajes auténticos y una tremenda colección de individuos atroces, es digna de un extraordinario historiador por su minuciosidad y atención al detalle. Alabar como siempre la profunda dimensión humana del carácter de Bernie y su insumergible sentido del humor. Le parece bien que Heydrich pilote aviones, así, señala, a lo mejor vuela también a Escocia, como Hess. Perdonémosle el exceso de chistes a propósito de la defenestración de Praga y que se burle de la pasión por la esgrima de Heydrich y describa sus asaltos matutinos de sable como "ese absurdo deporte".

http://blogs.elpais.com/el-correo-del-z ... drich.html

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Jue Mar 08, 2012 9:22 pm

El País.com

Una enciclopedia mundial del tebeo
Especialistas de 27 países seleccionan las obras imprescindibles de la historia del cómic
Autores y críticos españoles confeccionan su propio canon para EL PAÍS
Tereixa Constenla Madrid 8 MAR 2012

Imagen
Una viñeta de 'Little Nemo', creado en 1905 por Winsor McCay para las páginas dominicales del New York Herald.

Terry Gilliam aprendió a dibujar copiando cómics. Siendo eso importante, no fue la enseñanza más trascendental que recibió del medio el director de Brazil. Brotando de las viñetas descubrió algo más importante: el erotismo. Tendría unos 12 años cuando unas siluetas de Wally Wood en la revista MAD se grabaron de por vida en su memoria. La razón fue simple: la excitación por la vía de la imaginación acababa de entrar en su vida. “Los dibujos de Wally Wood a pluma y tinta avivaban las llamas sexuales con mayor eficacia”, confiesa el exmiembro de Monty Phyton.

Ni siquiera los castigos familiares, desatados cuando encontraron debajo de la caja de herramientas paterna aquellos dibujos que avivaban la sexualidad del niño Terry, fueron más poderosos que la magia que emanaba de las curvas dibujadas por Wood. Se enganchó para siempre. El cineasta no titubeó en sacrificar sus estudios académicos para convertirse en el director adjunto de la revista HELP! junto a su ídolo, Harvey Kurtzman. El cómic le dio varias lecciones: “Nada era sagrado”. “La pomposidad debía ser aniquilada”. “La hipocresía tenía que salir a la luz”. “La risa te salvaba la vida”. “La inteligencia podía ser divertida”. “La estupidez era sublime”. En justa correspondencia, Gilliam rinde homenaje a las historietas en el prefacio que ha escrito para 1001 cómics que hay que leer antes de morir, editado ahora en España por Grijalbo.

Paul Gravett es el editor general de esta obra, publicada en inglés en 2011, pero no el único responsable de la selección. Pese a su vasto conocimiento sobre el mundillo, en el que lleva trabajando desde 1981, ni siquiera Gravett se ha leído los 1001 cómics que se citan en el volumen. Para elaborar la lista recurrió a 67 expertos (entre ellos el catalán Alfons Moliné), repartidos por 27 países, que escogieron cómics publicados en todo el mundo, de Eslovenia a Sudáfrica, de Finlandia a India; de Australia a Grecia. El peso, huelga decirlo, recae sobre los grandes centros de la historieta desde el principio de los tiempos: Estados Unidos, Japón y Francia. “Cada nación tiene su actitud hacia los cómics, y su situación social, cultural y política no siempre es propicia para generar una cultura de cómic local”, señala Gravett en la introducción a la obra.

El principio de los tiempos del cómic puede situarse en el siglo XVIII, aunque Gravett, como todos los apasionados con su afición, olfatea las raíces en los tiempos de la caverna: “Podría decirse que es posible seguirles la pista hasta los primeros dibujos figurativos de las cuevas y, luego, a través de grabados, periódicos de gran formato, libros infantiles, manuscritos iluminados, pergaminos jeroglíficos”.

Imagen
Superhéroes de 'Watchmen'.

El abanico temporal de 1001 cómics que hay que leer antes de morir arranca en el siglo XIX y concluye en 2011. Los amores del señor Vieux Bois (1837), la primera obra reseñada, fue autoeditada por el maestro de escuela suizo Rodolphe Töpfer, que no tardó en ser pirateado en Reino Unido y EE UU. La antología se cierra con Habibi, la novela gráfica de 700 páginas en la que Craig Thompson crea el mundo imaginario de Wanatolia para reconciliar las tradiciones de Oriente y Occidente.

Gravett no oculta su satisfacción: “Además de ser uno de los pocos intentos por crear un verdadero canon mundial de los cómics, también genera una interesante cronología internacional sobre cómo ha cambiado y sigue transformándose este género”.

El volumen incluye 14 obras españolas, publicadas entre 1971 y 2009. Haxtur, que apareció en la revista juvenil Trinca por entregas, fue una creación de Víctor de la Fuente, que suscitó a partes iguales alabanzas internacionales y trabas de la censura franquista; es la primera referencia española, junto a las aventuras de Esther y su mundo, la adaptación de Purita Campos del Patty’s world. La última es El arte de volar, de Kim y Antonio Altarriba. Se incluyen también Paracuellos, de Carlos Giménez; Mortadelo y Filemón, de Ibáñez; la primera entrega de Roco Vargas, de Daniel Torres, y Blacksad, de Juanjo Guarnido y Juan Díaz Canales, entre otras. Miguelanxo Prado es el único español con dos obras en este canon mundial del cómic: Quotidianía delirante (1987) y Trazo de tiza (1992).

Galería de imprescindibles
Ana Juan
■Puta guerra (Jaques Tardi).
■Maus (Art Spiegelman).
■Adèle Blanc-sec (J. Tardi).
■Valentina (Guido Crepax).
■Agujero negro (Charles Burns).
Santiago Valenzuela
■El garaje hermético (Moebius).
■Nausicaa del valle del viento (Hayao Miyazaki).
■Las seis estaciones en Ilo (Bourgeon y Lacroix).
■El niñato (Gallardo y Mediavilla).
■Fuegos (Lorenzo Mattoti).
Max
■Krazy Kat (George Herrimann).
■Maus (Art Spiegelman).
■Tintín (Hergé).
■Obra completa (Robert Crumb).
■El garaje hermético (Moebius).
■arrio lejano (J. Taniguchi).
Paco Roca
■El almanaque de mi padre (Jiro Taniguchi).
■Pollo con ciruelas (Marjane Satrapi).
■Watchmen (Moore y Gibbons).
■La juventud de Jonas Fink (Giardino).
■Juego de manos (Jason Lutes).
Juan Díaz Canales
■La casa dorada de Samarkanda (Hugo Pratt).
■El adivino (de la serie Astérix, de Goscinny y Uderzo).
■La avenida Dropsie (Will Eisner).
■Paracuellos (Carlos Giménez).
■Watchmen (Moore y Gibbons).
Kim
■Maus (Art Spiegelman).
■Corto Maltés (Hugo Pratt).
■Luba (Beto Hernández).
■El garaje hermético (Moebius).
■Johnny Hazard (F. Robbins).
Álvaro Pons
■Little Nemo in Slumberland (Winsor McCay).
■Krazy Kat (George Herrimann).
■The Spirit (Will Eisner).
■Príncipe Valiente (Hal Foster).
■Philemon (Fred).
Carles Santamaría
■Little Nemo (Winsor McCoy).
■Tintín (Hergé).
■El eternauta (Héctor Germán Oesterheld y Francisco Solano).
■Watchmen (Alan Moore y Dave Gibbons).
■El capitán Trueno (Víctor Mora y Ambrós).
Héloïse Guerrier
■Fun home (Alison Bechdel).
■Píldoras azules (F. Peeters).
■La ascensión del gran mal (David B).
■Agujero negro (C. Burns).
■Ghost world (Daniel Clowes).
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Vie Mar 09, 2012 12:02 pm

'La Pepa', escoltada, parte a Cádiz

El original de la Constitución de 1812 sale por primera vez del Congreso
En su traslado irá protegido por un fuerte dispositivo de seguridad
En la Cámara Baja el texto se encuentra guardado en una caja fuerte
Efe | Madrid
Actualizado viernes 09/03/2012 El Mundo

El original de la Constitución de 1812 ha salido hoy por primera vez del Congreso de los Diputados con destino a Cádiz, la ciudad donde se redactó, para celebrar su bicentenario, y lo ha hecho rodeado de un fuerte dispositivo de seguridad que acompañará el texto hasta su destino.

A las 9.30 horas, dos operarios han colocado la caja que contiene 'La Pepa' en un camión que transporta otros documentos y obras de arte para la exposición conmemorativa que se va a instalar en la capital gaditana.

La Constitución de 1812 viaja escoltada por seis agentes de la Policía Nacional en un vehículo con las medidas requeridas para el traslado de obras de arte, como sujeciones especiales, cierres de seguridad o elementos de extinción de incendios.

Un convoy que está además acompañado por dos policías en moto del Grupo de Avanzadas y Contravigilancias durante su recorrido en Madrid y que cuenta con la protección desde el aire de un helicóptero del Servicio de Medios Aéreos de la Policía Nacional, según ha informado el Ministerio de Interior.

'La Pepa' ha salido rodeada de una gran expectación, con numerosos medios gráficos y personal del Congreso que han observado su partida, incluidos los funcionarios del Archivo de la Cámara Baja, donde habitualmente se encuentra el texto, guardado en una caja fuerte.

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Mié Mar 14, 2012 8:01 pm

El País.com

Mafalda, vida de esta chica
Los seguidores del personaje celebran su 50 cumpleaños.
Varios ilustradores reinterpretan para EL PAÍS a la popular niña de la melena redonda
Leila Guerriero Buenos Aires 13 MAR 2012

Los libros todavía están ahí, cuarenta y seis años después, en un compartimento de la mesa de luz de mi madre, junto a unas chinelas que ella ya no volverá a usar. No es un espectáculo para sensibles: están rotos, las tapas entreveradas con las páginas, las páginas mezcladas entre sí. El más viejo es de 1966, un año antes de que yo naciera. El último es de 1973, el año en que empecé a leer de corrido. Fue por esos libros apaisados, de tapas de colores, publicados por la editorial argentina Ediciones de la Flor, que conocí a Mafalda, la historieta que había dibujado Quino desde 1962 y a lo largo de una década. Los descubrí a mis siete, hurgando, como siempre hurgaba —con una avidez de comadreja— por todos los rincones de la casa y, aunque mis padres me permitieron leerlos, me advirtieron que no los iba a entender porque no eran libros para chicos. Entonces no me pareció, pero años después entendí que era verdad: que esos no eran libros para chicos.

Quino la dibujó por primera vez el 15 de marzo de 1962 y, aunque la versión nunca vio la luz —estaba destinada a ser publicidad subliminal de una marca de electrodomésticos— esa es la fecha del origen del mito. Cincuenta años después, el culto de Mafalda ha dado la vuelta al mundo. En el invierno de 1999, durante una entrevista en su casa de Buenos Aires, Quino me decía que nunca había imaginado tamaña vigencia y que a veces, cuando la gente se acercaba a saludarlo, podía sentir en ellos una suerte de tensión, de acusación velada: “La Mafalda es un dibujo, no es una persona de carne y hueso. Pero a veces me tratan como si hace veintiseis años hubiera matado a un grupo de nueve personas, los nueve personajes de la tira. A veces me tratan como si fuera un asesino”.

Quino no decía “Mafalda”. Decía “la Mafalda”. No como quien dice “el Quijote” sino como quien habla de una construcción.

Llegué a Mafalda en 1973, el año exacto en que Quino dejó de dibujarla, de modo que lo primero que supe fue que todo lo que iba a tener de ella era limitado: diez libros. Pero, a mis siete, eso parecía inagotable, y lo era: recorrí, en los años que siguieron —mientras Perón moría en 1974, mientras empezaba la dictadura militar en 1976, mientras mi hermano heredaba mi triciclo y se rompía un diente, mientras yo aprendía a patinar con patines de rueditas, mientras toda mi familia seguía sin conocer el mar—, una y otra vez ese universo hasta aprenderlo de memoria. Pero sí podía reconocer en mi padre las angustias del padre de Mafalda; y en mí misma la depresión dominguera de Felipe; y en mi hermano menor la inocencia rampante del Guille, la madre era otra cosa.

“Me pregunto si cuando mi mamá era chica quería ser lo que es ahora”, se preguntaba Mafalda en una de las tiras. Después, decidida a salir de dudas, se asomaba al dormitorio donde su madre, rodeada de trapos y productos de limpieza, con el malhumor pintado en el rostro, limpiaba la mugre familiar. “¿Qué querés?” gruñía la mujer. Y Mafalda, con gesto resignado, decía “Nada, iba a comentarte de un chico al que casi le pasa no sé qué con el dedo y un ventilador, pero no importa”. En otra de las tiras, la madre limpiaba una biblioteca y se topaba con sus viejas partituras de piano: “Mis trece años. La profesora Giambartoli. Pobre. Ella creía que yo llegaría a ser una gran pianista”. Seguía limpiando hasta que, de pronto, se detenía y, con un gesto amargo, pensaba: “¿Pobre ella?”.

Entender que una madre podía dudar de sus elecciones —y quizás, incluso, arrepentirse—, fue un descubrimiento aterrador. A veces, mientras mi madre zurcía medias o fregaba los pisos o lavaba los platos, yo le preguntaba: “Mamá, ¿y vos qué querías ser?”. Y ella, elevando los ojos al techo, repetía: “Ay, dios mío, esta nena, esta nena”.

Digámoslo así: mi personaje favorito era Libertad —y toda su misteriosa familia— pero a mi madre Libertad —y toda su misteriosa familia— le parecía una tarada.

No eran, definitivamente, libros para chicos.

Mafalda vivía en un departamento, un quinto piso de la calle Chile 371, en el barrio de San Telmo, en Buenos Aires. Yo vivía en una enorme casa con un enorme patio con un enorme olivo, y rosas, y naranjos, limoneros, en la ciudad de Junín, a 250 kilómetros de la capital argentina. Mafalda iba al colegio caminando y a mí me llevaba mi padre, después de servirme el desayuno en la cama. Mafalda se movía por una ciudad con rascacielos, smog, escaleras mecánicas, buses, atascos, ruidos. Yo vivía en una ciudad limpia y silenciosa, donde el edificio más alto tenía nueve pisos y la posibilidad de un atasco era ciencia ficción. Así que, desde mi realidad de provincias, la de Mafalda era una vida mundana, sofisticada, de independencia insolente y radical. Yo imaginaba que, cuando fuera adulta, me mudaría a Buenos Aires e iría a mi trabajo en esos buses, me sentaría a leer en esas plazas, compraría mi comida en esos almacenes y la comería en uno de esos departamentos, todas cosas que, sumadas a la posibilidad de respirar smog —¡smog!—, me parecían el summum de la modernidad.

Pero, cuando viajé a Buenos Aires por primera vez, a mis 9 años, descubrí que, liberada de la línea fina con que la dibujaba Quino, la ciudad era otra cosa. No estaban allí las calles por las que Mafalda andaba con sus zapatos en forma de plancha, ni los parques de césped prolijo en los que Miguelito se ensoñaba panza arriba, ni los departamentos luminosos y enormes (el de Mafalda era infinito) con ambientes para cocinar, dormir, desayunar, cultivar plantas, mirar televisión. Las calles estaban rotas, los parques eran desprolijos, los departamentos ínfimos, el smog invisible. No es que fuera una ciudad fea: era peor: era una ciudad desconocida. Y, aunque vivo aquí desde hace años, Buenos Aires nunca ha dejado de ser una ciudad que todavía busco. Siempre le estoy corrigiendo aquel antiguo error de paralaje.

Un día, cuando era muy chica, me pregunté cuantos años podría tener Mafalda. Y me di cuenta de dos cosas: una, que yo siempre había sido más vieja que ella, congelada como estaba en sus 6, sus 7 años. Otra, que ella no tenía edad posible: humana. Que no era adolescente ni adulta ni joven ni vieja ni, mucho menos, niña. Y, de pronto, la idea de que tuviera padres se me reveló monstruosa. Desde entonces, Mafalda me ha parecido una hija en concesión.

Imagino, también, que en aquellos años Mafalda debió ser un caballo de Troya muy incómodo. La historieta estaba plagada de alusiones políticas que siguieron vigentes durante mucho tiempo y, aunque la mitad de esas alusiones sobrepasaban la comprensión de alguien que, como yo, había llegado a ellas a los siete años, un niño es una perfecta máquina de curiosidad y eso hizo que mis padres, como muchos otros, tuvieran que responder preguntas, irradiadas directamente de esas páginas, en años en los que aún preguntas más inocentes hubieran resultado radioactivas: ¿quién es Fidel Castro, qué son los derechos humanos, qué es la autodeterminación de los pueblos, qué es Cuba, qué es un sindicato, qué es la UN? A veces pienso que sería maravilloso tener un registro de todas aquellas respuestas de todos aquellos padres a todas aquella preguntas de todos aquellos hijos que, en la Argentina, empezamos a crecer entre el último gobierno de Perón y la dictadura militar de 1976; entre los colegios que no nos permitían llevar el pelo suelto y los libros prohibidos enterrados en el patio de nuestras casas; entre la euforia del mundial ´78 y los amigos de nuestros padres cuyos nombres había que decir en voz baja. A veces pienso que sería maravilloso tener un registro de todas esas respuestas porque nos ayudarían a saber quiénes eran, y quiénes éramos, y qué cosas hacían de nosotros.

Psicoanalizando el mundo de Mafalda

TEREIXA CONSTENLA

Mafalda no tiene edad. Ella menos que nadie porque unos sitúan su nacimiento en 1962 y otros en 1963, cuando asomó la melena negra detrás del lazo más inocente del mundo (uno de tantos engaños del personaje menos ingenuo del tebeo) con fines publicitarios para promocionar electrodomésticos. Pero Joaquín Salvador Lavado, conocido mundialmente como Quino y padre de la criatura, prefiere fijar como fecha del natalicio el 29 de septiembre de 1964, cuando se publicó la primera tira en el semanario Primera Plana, de Buenos Aires. A Quino le van los equívocos: él mismo nació el 17 de julio de 1932 en Mendoza (Argentina), mientras que el registro oficial retrasa un mes el acontecimiento.

Mafalda no murió nunca, aunque Quino, preocupado por la pérdida de frescura y originalidad, dejó de crear sus tiras periódicas en 1973. Para entonces, el poderoso personaje —redicha, curiosa, solemne, inconformista, cabal— se había emancipado del creador, aunque la mafaldamanía alcanzaría proporciones universales en las décadas siguientes, con la publicación de sus libros en todo el mundo y la lluvia de honores y distinciones al dibujante. Como todos los grandes, Quino es humilde. “Es una persona absolutamente bondadosa y muy tímida que nunca intenta ser el más brillante”, subraya uno de sus mejores amigos en España, el dibujante Peridis. Del creador destaca su capacidad para inventar un mundo, “más difícil que hacer un personaje”, y su coherencia: “En Quino se da una total correspondencia entre lo que piensa, lo que cuenta y lo que dibuja; y jamás ha renunciado ni a ese estilo ni esa ideología”. Peridis siente debilidad por Manolito, que hereda de su padre tendero simpleza y tacañería y opina que “nadie puede amasar una fortuna sin hacer harina a los demás”. En los niños de Mafalda se reflejan vicios y virtudes adultas. Expresan con abrumador sentido común lo que han olvidado por alguna parte los mayores. “Yo, lo que quiero que me salga bien es la vida”, dice el metafísico Miguelito. “¿No sería hermoso el mundo si las bibliotecas fueran más importantes que los bancos?”, interpela Felipe, el más soñador. “No es cuestión de herir susceptibilidades, sino de matarlas”, sentencia Susanita, esa niña rancia, que repele porque siempre recuerda a alguien. Y el gran Guille: “¿No es increíble todo lo que puede tener dentro un lápiz?”. Colofón de la genuina Mafalda: “Como siempre; apenas uno pone los pies en la tierra se acaba la diversión".
Imagen
Homenaje a la Mafalda de Quino / ENMA REVERTER / MÀRIAM BEN-ARAB
Imagen
Imagen
FERNANDO VICENTE
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Jue Mar 15, 2012 4:15 pm

Los internautas preguntan a Gervasio Sánchez

Gervasio Sánchez
Fotoperiodista y Premio Nacional de Fotografía
Jueves, 15 de Marzo de 2012


Una exposición en Madrid recorre la trayectoria y la mirada humanista del fotoperiodista Gervasio Sánchez, Premio Nacional de Fotografía y Premio Ortega y Gasset de Periodismo. Con este motivo, el fotógrafo charlará con los lectores sobre esta muestra y sobre su carrera profesional.

diego
1. 15/03/2012 - 11:05h.

Sostienes que el periodista lo haga por hobbie, que "la cosa está muy mal". Sin embargo, observo unos cuantos periodistas que se están largando a Siria y colaboran con agencias y medios extranjeros. ¿Es esa la salida a nuestras pasiones?


Buenos días. Gracias por vuestro interés. Espero que os pueda responder al máximo número de preguntas. Lo que yo he dicho es que muy dificil en España vivir del periodismo internacional si quieres trabajar de forma independiente. Hoy, ayer y hace tres décadas cuando yo empecé. En mi caso trabajé como camarero muchos años para viajar donde quería, aprendía a escribir y a hacer radio. Como fotógrafo no hubiera sobrevivido. Ahora mismo hay una docena de jóvenes fotógrafos que están haciendo un trabajo magnífico en Siria (Ricardo Vilanova), Yemen (Samuel Aranda), Pakistán (Diego Ibarra), Libia (Manu y otros). Todos están trabajando con medios extranjeros. Publican en España el material sobrante.

Jesús
2. 15/03/2012 - 11:08h.

Llevo unos años siguiendo tu trabajo, tus libros, la semana pasada visité tu exposición en Tabacalera y escuché tu impresionante ponencia en Fotogenio. Sólo puedo darte las gracias por remover nuestras conciencias y mi admiración por tu trabajo. ¿Qué le dirías a un joven fotógrafo sin apoyos que quiere contar con su cámara las injusticias de este mundo?

Doy clases en el master de la escuela Efti y dirijo un seminario desde hace 11 años en Albarracín. Siempre empiezo mis clases diciendo a los alumnos que va a ser muy difícil que puedan vivir de la fotografía. Para evitar que se desmoralicen les digo que busquen la manera de financiar sus viajes con otros trabajos y que cuando puedan equilibrar gastos e ingresos hagan el salto. Yo tarde muchos años en hacerlo. En el verano de 1991 todavía trabajaba de camarero para suplir el dinero que no ingresaba por el abuso de las personas que hacían las valoraciones en los medios con los que colaboraba. Salvo en Heraldo de Aragón en el resto siempre mi trabajo fotográfico fue valorado a la baja.

Palu Peligro
3. 15/03/2012 - 11:11h.

Gervasio, ante todo felicidades por tu antología. Sin embargo, me ha llamado la atención la música elegida para las proyecciones. ¿No crees que puede llegar a banalizar el dolor que muestran las imágenes?

Los montajes de los videos, que creo que son muy buenos, los ha hecho Mario Castro, el hijo de Juan Manuel Castro Prieto (un gran fotóggrafo y el mejor copista que hay en España).Le he dado total libertad. Hay músicas que ya hemos escuchado muchas veces (Albinoni, etc) para este tipo de videos. Era una forma de ver las imágenes de otra manera.

Canelo
4. 15/03/2012 - 11:14h.

¿Hasta que punto eliges el tema de tus fotos? ¿O, por el contrario, crees que el tema es el que te elige a ti?

Desde que era muy joven siempre he decidido dónde voy y qué es lo que hago. Es uno de los beneficios de mi trabajo como camarero a destajo. No tenía que pedir financiación para viajar. Al principio fotografíaba lo más evidente de la guerra: los muertos, los heridos, los bombardeos, los refugiados. Después empecé a darme cuenta de que lo duro de la guerra era sobrevivir y me centré en documentar la dignididad de los seres humanos (que desconocen por qué sufren o mueren) en medio del caos. Yo decidí hacer Vidas Minadas y Desparecidos. Y busqué la financiación.

ROCIO
5. 15/03/2012 - 11:18h.

Buenos días, soy una chica que hace tiempo empezó en esto de la fotografía, sin obtener pues ningún resultado. Por ello, mi pregunta va relacionada con esto. ¿Cómo ha conseguido ser una personalidad de la fotografía española sin perder el ánimo? Gracias.

Yo tuve mi primera cámara con 20 años. Era una Chinon. Durante los primeros años hice fotos de turista accidental. Después empecé a buscar la forma de enfrentarme a la violencia de la guerra y algunas de esas fotos que se pueden ver en la Tabacalera o en el libro publicado por mi editor Leopoldo Blume las hice con 30 años. La verdad es que nunca hice un curso de fotografía y en España (salvo excepciones) los gurus de la fotografía periodística, mediocres más preocupados por evitar que el trabajo de los jóvenes resaltasen para que no se viesen sus propias limitaciones, tampoco me ayudaron. Pero tuve la suerte de conocer a los mejores fotografos del mundo sobre el terreno y es una verdad como un templo: los mejores son los más humildes casi siempre y ejercen de faros para los jóvenes. Busca tu faro, es mi consejo, pero evita a personas malignas que te pueden hacer daño.

inFocusDC
6. 15/03/2012 - 11:21h.

¿Hasta qué punto crees que es viable apostar por el mundo de la fotografía sabiendo las escasas salidas que tiene hoy en día (me refiero para un joven actual)? Enhorabuena por tu trabajo y por el premio!

Creer que va a ser un camino fácil es un error. Hay que armarse de razones que permitan capear los malos temporales. Hoy en dia un joven lo tiene más fácil. Ha aprendido a leer imágenes antes que palabras. Con pocos años ya sabe mover una cámara y sé de niños que hace imágenes sorprendentes. Con 18 años puedes hacer buenos cursos de fotografía. Y luego hay que creer en lo que haces e ir avanzando paso a paso hasta conseguir el objetivo. Es difícil pero no imposible.

Gustavo
7. 15/03/2012 - 11:24h.

¿El futuro del periodismo está en Internet? ¿Y de las fotos también?

El futuro estará en internet el día que las empresas periodísticas se tomen en serio internet y paguen los trabajos en internet como se pagan en el papel. Mejor dicho cómo al menos se pagaban hace cinco años. Creer que todo lo que se respira en internet es gratis es un grave error que puede cerrar todas las puertas. En los últimos años recibo continuas peticiones para donar mi trabajo a diarios dgitales, webs, redes sociales, etc. Si sigo haciéndolo pronto no tendré trabajo que donar porque mo podré seguir trabajando.

Alex
8. 15/03/2012 - 11:28h.

Como periodista gráfico, qué opinión te merece el "laboratorio" del siglo XXI, photoshop... ¿Crees que se está perdiendo la virtud de la instantánea en favor del retoque y la falsa perfección?

Sé tanto de photoshop como de laboratorio tradicional: nada. Mando siempre mis fotos digitales sin retocar. Pido a los que la van a usar que lo hagan. Hace poco fui jurado del Premio de Fotoperiodismo que da la Fundación Nuevo Periodismo de Gabriel García Marquez. Teníamos que premiar con 25.000 dólares un trabajo. Uno de los mejores se cayó por el abuso del photoshop. La luz natural había sido completamente manipulada. Una pena porque el trabajo de fondo era muy bueno. Me preocupa más los fotografos que montan imágenes y los periodistas que engañan. Hay televisiones en España que permiten que periodistas que engañan descaradamente sigan trabajando cuando lo normal sería ponerles de patitas en la calle.

Irene
9. 15/03/2012 - 11:31h.

¿Cómo lo podemos hacer los fotografos jóvenes para vender nuestras fotografías a periódicos si no tenemos ningún contacto?

Es el problema de toda la vida. Hay editores que dedican más tiempo a pelotear a sus jefes que a atender a las personas con propuestas. Pasa hoy y pasaba ayer. Yo dejé de trabajar con medios de referencia por el comportamiento de estos hombres y mujeres. Samuel Aranda lo dijo nada más recibir el World Press Photo: "Espero que este premio me sirva para que se pongan los editores al teléfono". Si yo fuera director de un medio exigiría a mis responsables en fotografía o en cualquier sección que atendiesen todas las peticiones. Yo siempre respondo a todos mis correos y atiendo todas las peticiones de entrevistas y tengo mucho más trabajo que algunos de estos responsables.

Juan Blanco
10. 15/03/2012 - 11:33h.

Enhorabuena por toda una carrera en curso, que espero que dure muchos años más. ¿Cómo podemos los periodistas seguir cubriendo guerras sin el apoyo de medios y aseguradoras de años atrás?

El tema de los seguros es el princial caballo de batalla. Entre mis 24 y mis 40 años viajé a muchos sitios sin seguro.Y supuestamente colaboraba con medios que ganaban mucho dinero pero en las redacciones había personas si atributos que les daba igual este tipo de problemas. Yo no te voy a decir que vayas a un lugar conflictivo sin seguro pero hay muchas personas sobre el terreno que están allí sin él.

Julio
11. 15/03/2012 - 11:39h.

"Periodista comprometido": ¿es una redundancia?

El periodismo es compromiso tan importante para una sociedad como la educación y la sanida. Por tanto es redundancia. Lo que pasa es que muchos periodistas se dedican a pastelear con el poder económico y político, a realizar entrevistas pactadas, a destrozar diariamente el periodismo. Y algunos periodistas creen que son más importantes ellos o ellas que lo que cuentan. Me molesta los periodistas que hablan más de los que les pasa a ellos o ellas que de lo que pasa. Vuelves de una cobertura dura y te dedicas a perder el tiempo hablando de lo que has sufrido. Si no estás dispuesto a sufrir lo mejor es que no vayas. Es obligatorio sufrir para trasnmitir con decencia. Durante toda la guerra de Bosnia (estuvo mucho tiempo allí) nunca acepté que se me hiciera una entrevista sobre lo que yo sentía en la guerra. Esperé cuatro años para escribir en Heraldo de Aragón (con el que llevo 25 años por el respeto de sus responsables con los protagonistas de mis trabajos) para escribir en primera persona. Ahora la moda es el periodista estrella que le encanta contar batallitas.

Nacho
12. 15/03/2012 - 11:42h.

¿Se puede pensar en un futuro en un mundo sin guerras? ¿Cres que no va a existir otra manera de resolver los conflictos?

No existe ni existirá en la historia un tiempo sin guerras simplemente porque la guerra es un gran negocio que beneficia a empresas sin escrúpulos y que potentan mandatarios cínicos y obscenos. Todos los gobernantes de nuestro país ha utilizado los conflictos de otros para hacer negocios desde el primer gobierno democrático (Suarez, Calvo Sotelo, González, Aznar). Zapatero ha rizado el rizo: el más pacifista de todos ha triplicado la venta de armas y ha convertido a España en las sexta potencia del mundo. El PP ha dado una vuelta de tuerca. Rajoy ha nombrado directamente a un vendedir de armas como ministro de Defensa. Esto ocurre ante la pasividad de los votantes de los partidos principales.

rebeka1960
13. 15/03/2012 - 11:45h.

¿Como se estabelce el diálogo entre la cámara y el personaje que va a fotografíar?

Tienes que buscar la manera de que entienda para que sirve tu trabajo. Por eso me gusta cada vez hacer proyectos a largo plazo. Porque tengo tiempo para establecer acuerdos tácitos que permitan hacer mi trabajo sin golpear a los protagonistas de ellos. Hacer buenas fotos es fácil hoy en día con los automatismos de las cámaras de última generación. Lo dificil es hacer un buen proyecto.

El viejo Árbol
14. 15/03/2012 - 11:46h.

¿Cuál es el reto de un fotógrafo ya consagrado? Felicidades por tu trabajo

Ejercer de faro para las nuevas generaciones. Demostrar que se puede estar consagrado y ser una buena persona. Crear inquietudes entre los jóvenes valores y ser generoso con quienes quieren aprender.

Sergio Noguera
15. 15/03/2012 - 11:48h.

¿cuando empezaste en el mundo de la fotografia?

Mis primera fotografías las tomé en Estambul en septiembre de 1980 durante un golpe de Estado. Después viaje por la antigua Yugoslavia como turista. Acudía a Israel en septiembre de 1982 durante la invasión del sur del Líbano. Aprovechaba el impasse de los primeros meses de la universidad para viajar con el dinero calentito que había ganado sirviendo paellas.

Guerrero
16. 15/03/2012 - 11:52h.

Don Gervasio, conocí de su existencia gracias a Don Arturo Pérez-Reverte. ¿Qué opina usted de este caballero, 1- como reportero, 2- como escritor? Y segundo, ¿era usted consciente de la magnitud del horror que tenía delante cuando tenía puesto el ojo en la mirilla de la cámara? Un saludo

Conocí a Arturo en 1991 y estuvimos juntos en el sitio de Vukovar. Siempre nos hemos llevado bien aunque últimamente no contesta ni a mis correos ni a mis llamadas. Igual es porque ya no pisa tierra y siempre está navegando. Su mejor libro es El Pintor de batallas que tuve el honor de leer el primero y corregirlo (no hace muchas faltas). Es el mejor porque es el que se enfrenta más al fondo a los fantasmas de las guerras. En la guerra se ve lo peor del ser humano y también lo mejor. El hombre mata pero también salva. Se divierte matando y llora. El hombre hace negocios con la muerte a miles de kilómetros y el hombre crítica la comercialización del dolor. En ese equilibrio está nuestra salvación.

Jaume
17. 15/03/2012 - 11:55h.

Gracias por tu trabajo Gervasio, ¿Que papel otorgas a la educación para conseguir un mundo más justo o menos injusto? ¿Que opinas de que tanta juventud bien formada vaya a emigrar estos proximos años de España a otros paises.

Mi exposición Desaparecidos ha estado tres meses en el Centro de Historia de Zaragoza. La han visitado decenas de institutos. He recibido decenas de cartas de estudiantes (en su mayoría chicas) haciendo reflexiones impresionantes a sus 15 ó 16 años. Espero que las nuevas generaciones cambien el mundo. Es duro tener que emigrar pero el que emigre de España a Alemania irá mejor preparado que el que ha emigrado de Ecuador, Senegal, Nigeria, Pakistán a España. Es bueno abandonar el dulce escondrijo que papá y mamá nos han construido para crecer.

Corso
18. 15/03/2012 - 11:56h.

Buenos días, quisiera darle las gracias por mantenernos alerta y por admirable (y hoy escaso) compromiso. Envié la misma pregunta a Márquez hace unos días en el chat de RTVE. Hoy se la hago a usted. ¿Qué consejo puede darme para que cuando vaya a cubrir un conflicto no "me salga a pagar"? Muchas gracias.

Insisto vaya a un conflicto con la financiación asegurada. Trabajé antes de camarero a tanto por ciento en una playa llena de gentes. Eso sí asegurese de que la paella es la mejor como ocurriía en el restaurante donde yo trabajaba. No se me ocurre otra idea. Lo siento

Tess
19. 15/03/2012 - 11:58h.

¿Para cuando esa misma exposicion en Donosti? Un cordial saludo. Tess.


Pues para la semana que viene. El jueves 22 de marzo se inaugura Desaparecidos en Donosti en la sala Okendo y yo estaré allí para saludarla. Espero que los habitantes de San Sebastián acudan con tantas ganas a verla como los aragoneses.

Mensaje de despedida
Muchas gracias por vuestras preguntas. Espero que os haya gustado la entrevista. Os copio aquí la dedicación de mi Antología que podéis conseguir a través de la editorial Blume. Aqui os dejo el link del libro (http://www.blume.net/catalogo/581-antol ... 16239.html) La exposición está dedicada a mis compañeros muertos en zona de conflcito. Creo que es la mejor manera de despedirme. Un abrazo Esta Antología está dedicada a todas aquellas personas que me ayudaron en este largo viaje de un cuarto de siglo. No hace falta dar nombres porque los imprescindibles saben que siempre les estaré agradecido. Pero sobre todo está dedicada a Juantxu Rodríguez (muerto en Panamá en 1989), Jordi Pujol (muerto en Sarajevo en 1992), Luis Valtueña (muerto en Ruanda en 1997), Miguel Gil (muerto en Sierra Leona en 2000), Julio Fuentes (muerto en Afganistán en 2001), José Couso y Julio Anguita Parrado (muertos en Irak en 2003) y Ricardo Ortega (muerto en Haití en 2004). Todos ellos murieron o fueron asesinados mientras ejercían el periodismo con mayúsculas en la delgada línea que separa la vida de la muerte. Todos ellos embellecieron, fortalecieron y dignificaron este oficio tantas veces pisoteado por hombres y mujeres sin escrúpulos que, desde sus puestos directivos, se dedican a defender a cualquier precio los intereses enmascarados de sus empresas.

http://www.elpais.com/edigitales/entrev ... entro=8912

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Vie Mar 16, 2012 8:48 pm

El País.com

Don Francisco de Goya coge el AVE
Los fondos del Prado viajan a Barcelona para una exposición de un centenar de obras
La cita coincide en CaixaForum con otra sobre Delacroix
J. M. Martí Font Barcelona 15 MAR 2012

Goya ha salido del Prado para recalar en Barcelona, y este breve viaje le ha sentado muy bien, lo ha iluminado con otros tonos, otros matices, de la misma manera como cuando en casa cambiamos de lugar un objeto y de pronto adquiere cualidades insospechadas. Ver El pelele al lado de La maja vestida, o los retratos de Floridablanca y del melancólico Gaspar de Jovellanos, casi mirándose, y encontrarse con la intensidad del Autoretrato de 1815, en el que el pintor se retrata como artista, sin los pinceles, con su propia frente como discurso central, es una experiencia que añade capas y dimensiones a la figura y la obra del genio aragonés.

Son casi un centenar de obras procedentes del Museo del Prado las que forman la exposición Goya. Luces y sombras, que desde ayer y hasta el 24 de junio pueden verse en CaixaForum de Barcelona, coincidiendo —y esta es una de las circunstancias que la hacen aún más especial— con la antológica dedicada al gran pintor romántico francés Eugene Delacroix; en el mismo museo, casi pared con pared y gratis en ambos casos. Goya no es un romántico; llega allí donde arranca Delacroix. Aunque es el francés quien queda fascinado con Los caprichos cuando pasa por Madrid en 1932 camino del norte de África y los usa como modelo para su serie sobre el Fausto de Goethe. Podrá comprobarlo el visitante, porque ambas series están ahora en CaixaForum.

Pudo haber influencias en sentido opuesto, al menos así lo apuntaba ayer Manuela B. Mena, la jefa de conservación de Goya del Prado, que ha comisariado la exposición junto al jefe del departamento de dibujos y estampas del museo, José Manuel Matilla, señalando el viaje de Goya, ya exiliado, a París y su posible visita al Salón del Louvre donde ya se exhibía el trabajo de los pintores románticos y, más concretamente su novedosa aproximación al retrato. Y probablemente viera La matanza de Quíos. Lo cierto es que en las pocas semanas que lleva abierta al público la muestra de Delacroix, ya la han visitado más de 60.000 personas, y han pasado casi 35 años desde la última muestra de Goya en Barcelona, lo que anticipa auténticas avalanchas en los próximos meses. Para asimilarlo, CaixaForum ampliará su horario y abrirá los martes y los jueves hasta las 22.00.

La muestra de Goya está estructurada de forma cronológica y recorre prácticamente todas las etapas de su vida, e incluye piezas realizadas con casi todas las técnicas pictóricas que utilizó: oleos, dibujos, cartones, estampas e incluso cartas manuscritas. “No es una antológica”, dijo ayer el director del Prado, Miguel Zugaza, “pero sí una antológica de Goya en el Prado, ya que hemos construido un relato verosímil que le muestra en todas sus vertientes; como pintor de la corte, pero también como dibujante y grabador y como un hombre comprometido con el tiempo que le tocó vivir”.

Mena, por su parte, estaba especialmente satisfecha con el resultado final de su trabajo. “Aunque se trate de Goya”, dijo, “no se puede decir que todo está contado”. Entre otros aspectos ha querido incidir en el mito del supuesto amor del pintor por los toros, destacando que Goya “pinta la tauromaquia como la guerra” y que muchos de sus cuadros son una crítica feroz, no tanto de las corridas, como de “la muerte de los toros a manos de la canalla”, precisamente en un momento histórico en el que se prohibió la fiesta por los desmanes que provocaba. La crítica social se extiende a las costumbres, como la que se da en el cartón del tapiz La feria de Madrid, donde aparecen la figura de una lavandera agarrada del brazo de su marido señalando con el abanico un mueble con un espejo, que le gusta. “Las lavanderas eran consideradas mujeres fáciles, y Goya utiliza el símbolo del espejo para aludir a la vanidad femenina”.

Extraordinaria es la carta de Goya a su amigo Martín Zapater, en la que dibuja su propia caricatura con el labio inferior grotescamente salido, que representa un gesto de altivez con el que asume su capacidad de sátira y su desenfado.

La exposición es el punto culminante del décimo aniversario del CaixaForum de Barcelona, y tanto la de Goya como la de Delacroix son posibles gracias a los acuerdos establecidos entre la Fundación La Caixa y museos como el Louvre y El Prado. En el caso de este último, todavía hay comprometidas otras tres exposiciones que se nutrirán con fondos del museo madrileño.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Vie Mar 16, 2012 11:45 pm

Ortografía para 'dummies'

16/03/2012 El Mundo

La Real Academia Española lanza el 20 de marzo la 'Ortografía básica de la lengua española', más breve y manejable que la versión mayor y con redacción más sencilla, pero con las mismas normas, algunas tan polémicas como la supresión de la tilde en 'guion' o la recomendación de llamar 'ye' a la 'i griega'.

"La Ortografía básica va muy al grano, es fácil de consultar y de transportar", afirma en una entrevista con Efe el académico Salvador Gutiérrez, coordinador de la versión amplia que se publicó en diciembre de 2010, y de la nueva que aparece ahora, llamada a ser "la 'Ortografía' de todo el mundo que habla y escribe español". El contenido normativo "es el mismo" que en la amplia, una obra panhispánica fruto de la colaboración entre las 22 Academias de la Lengua Española.

Publicada por Espasa, que en los próximos meses la distribuirá en los países hispanoamericanos, la 'Ortografía básica' cuesta 13,50 euros y tiene 228 páginas, frente a las 745 de su 'hermana mayor' Contiene varios apéndices y un índice de materias que no figuraba en la versión de 2010.

"Es un libro de bolsillo, muy fácil de manejar y muy fácil de leer porque se han eliminado los razonamientos teóricos y las explicaciones enciclopédicas". Es una ortografía "muy cercana al usuario", asegura Gutiérrez, académico de la Lengua española y gran experto en estas materias.

"Tocar la ortografía es como tocar el alma", le decía a EFE el anterior director de la Real Academia Española y actual director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, cuando se aprobó la versión amplia y se produjo un enorme revuelo por algunos de los cambios que se proponían. Los mismos que ahora se incluyen en la básica.

Polémica causó -y sigue causando- la recomendación de suprimir la tilde del adverbio 'solo' y de los pronombres demostrativos, incluso en casos de posible ambigüedad ("voy solo al cine" o "llega esta tarde").

Con la nueva Ortografía es obligatorio no poner tilde en monosílabos con diptongo ortográfico del tipo de guion, truhan, Sion, aunque algunos hablantes pronuncien esas palabras con hiato. Revuelo inmenso produjo también la pretensión de las Academias de unificar las distintas denominaciones que reciben en cada país las letras del alfabeto.

Al final la sangre no llegó al río y se recomienda decir 'be', 'uve', 'uve doble' y 'ye', pero se deja libertad para llamarlas, allí donde sea costumbre, 'be larga' o 'be grande'; 've corta' o 've baja'; 've doble', 'doble ve' o 'doble uve' e 'i griega'. A la 'i' también es correcto llamarla 'i latina'.

La 'ch' y la 'll' dejan definitivamente de ser letras del alfabeto y se quedan en dígrafos, algo que no causó polémica porque en la edición de 2001 del Diccionario ya no figuraban como letras independientes.

El prefijo 'ex-' debe escribirse unido a la base léxica si afecta a una sola palabra: exmarido, exministro, expresidente, pero se dirá "ex capitán general".

La 'Ortografía' establece que la escritura con 'q' de algunas palabras (Iraq, Qatar, quásar, quórum) representa "una incongruencia con las reglas". Para evitarla han decidido escribirlas con 'c' o con 'k', según los casos: Irak, Catar, cuásar cuórum.

Esta obra de referencia no se olvida de las nuevas tecnologías y se muestra consciente de que "la rapidez y la economía suelen ser factores determinantes" en los correos electrónicos, foros, chats, y mensajes de móvil.

Por eso, se considera admisible que se prescinda de las mayúsculas en los mensajes de móvil y en los chats, pero no en las comunicaciones electrónicas, en las que se deben "aplicar con rigor las normas ortográficas".

Los hispanohablantes se han tenido que olvidar también de escribir con mayúscula inicial los sustantivos que designan títulos nobiliarios, dignidades y cargos (ya sean civiles, militares, religiosos, públicos o privados), y deberán poner 'majestad', 'rey', 'reina' o el 'papa'.

En cuanto a Dios, depende. Se escribirá con mayúscula cuando se aluda al ser supremo de una religión monoteísta ("Dios envió a su hijo para salvarnos"), pero con minúscula cuando se refiera al ser supremo de modo genérico o a divinidades de religiones politeístas ("Jehová es el nombre hebreo del dios de judíos y cristianos"). Y se escribirá "Se cree Dios", pero "se cree un dios".

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/03/1 ... 91976.html

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Dom Mar 18, 2012 6:16 pm

El País.com

Modernos e inmortales
La traducción de clásicos universales vive su gran momento
Los editores recurren a ellos porque los derechos de autor son de dominio público
Se recuperan originales que antes se publicaban mutilados y las versiones son muy rigurosas
‘La señora Bovary’
Virginia Collera 17 MAR 2012

Es un tema delicado. Luis Magrinyà, editor de Alba Clásica, afirma: “Los pies causan una extrañeza que no está en el original”. A su izquierda, Ismael Attrache asiente; a su derecha, Carmen Francí niega con la cabeza. Ambos han traducido La pequeña Dorrit, de Charles Dickens. De ahí viene el contencioso por el sistema métrico. ¿Mantener las millas, libras y yardas o hacer el texto más accesible con los kilómetros, kilogramos, metros? Nota de los traductores: el sistema métrico decimal no se introdujo hasta finales del siglo XIX y Dickens publicó por entregas La pequeña Dorrit entre 1855 y 1857. Y precisamente para no caer en anacronismos han buceado en glosarios dickensianos, diccionarios de 1829 y 1870 o el Corpus Diacrónico del Español (CORDE). Attrache coincide en que el sistema anglosajón despista al lector, a Francí sólo le queda la resignación. El libro ya está fuera de su alcance. Pero María Teresa Gallego Urrutia, que tiene entre manos la traducción de La señora Bovary, advierte de que ella no va a dar su brazo a torcer. “Está en leguas, y Luis se puede poner como le dé la gana porque cuando Flaubert la escribió ya estaba establecido el sistema métrico decimal, así que si él conocía el kilómetro y quiso la legua, él sabrá. No seré yo quien lo cambie”.



“La fidelidad ahora es un valor”, justifica Francí. ¿Y antes? “En muchos casos, más que traducciones eran adaptaciones. Ha cambiado mucho el concepto de traducción”. También el código deontológico de la profesión. “Antes era común eso de ‘la frase difícil me la cargo’, por eso insistimos en que no eran traducciones en el sentido que hoy le damos”, explica esta veterana traductora que se las ha visto, entre otros, con Henry James, George Eliot o Dorothy Parker. “Se vuelve tanto sobre los clásicos porque ahora los niveles de exigencia son mayores”, tercia Gallego. Antaño no quedaba más remedio que ceder ante la censura, conformarse con traducir desde el inglés o el francés de una obra en sueco o japonés, o aceptar con impotencia que era imposible hacer las indagaciones que exigía un texto clásico.

“Al acortar el libro para poder reducir su coste lo despojan de todas las reflexiones religiosas y morales que, además de constituir la mayor belleza de la obra, están calculadas para el infinito beneficio del lector”, se lamentó el escritor Daniel Defoe. Su Robinson Crusoe se publicó en 1719 y cuarenta años más tarde, según contabiliza Enrique de Hériz en el prólogo de la nueva edición publicada por Edhasa, tenía 41 reimpresiones y 15 imitaciones. “Eran textos abreviados que sacaban la tijera allá donde había una reflexión moral y que forzaron que se quedase en una mera historia de aventuras”. A finales del siglo XVIII llegaron a España las versiones infantiles de la novela de Defoe. Los adultos, en su mayoría, habrán leído la traducción que Julio Cortázar hizo en 1944. A ella acudió De Hériz en 2004 cuando se disponía a citar un párrafo para una reseña. No encontró la equivalencia en castellano. Solución: “Faltaba en torno al 30% del texto original, y esa es la traducción más común, la que encuentras en cualquier librería”. Revisó las ediciones en español y “alarmado, incluso escandalizado”, comprobó que o partían de un texto mutilado o se limitaban a la traducción del primer volumen del libro, que consta de tres: Robinson Crusoe, Nuevas aventuras de Robinson Crusoe y un tercero de ensayos morales que De Hériz está ultimando y se publicará en otoño. En total, cinco años de fortuita aventura. “En la traducción íntegra el lector no verá una novelita de aventuras, podrá apreciar por qué es considerada la primera gran novela en lengua inglesa”.

Entre la traducción de La señora Bovary y la del primer clásico de María Teresa Gallego, el Diario del ladrón de Jean Genet, median más de tres décadas. “Seguramente es el que más me ha costado porque tuve que meterme en un mundo muy ajeno siendo muy joven. Tuve que investigarlo todo y aprenderlo todo, y entonces nada de Internet. A traducir la jerga carcelaria me ayudó el bedel del instituto donde trabajaba, que era un guardia civil jubilado. Él me ayudó a discriminar lo que era caló de lo que no. Aun así, metí mucho la pata. Isabel Reverté y yo pagamos una serie de novatadas y, por supuesto, indagar era complicadísimo”. Ahora la investigación es una mera cuestión de tiempo. Ella acaba de pasarse una tarde entera buscando el nombre de una tela mencionada por Flaubert. “El barbero llevaba una chaqueta de lasting y me llevó mucho Internet hasta que llegué a sempiterna, su equivalente en castellano”. Afortunadamente, dice Francí, esas tardes en la Biblioteca Nacional tratando de encontrar —sin éxito— referencias a mundos que ya no existen son historia. “Por ejemplo, para traducir Dorrit Carmen y yo nos hemos tenido que hacer un minimáster en urbanismo londinense del siglo XVIII. Teníamos hasta un plano de la cárcel. Antes se apañaban como podían. Nunca ha sido un oficio bien pagado y no se podían permitir viajar en busca de información”, aclara Attrache.

Los tres —Francí, Attrache y Gallego— rechazan esa convención que dice que cada generación necesita su traducción de Homero. Que las traducciones, a diferencia de los originales, envejecen. “Por lo general ahora tenemos los medios para hacer traducciones lo bastante buenas, diría que casi definitivas. Aunque siempre se podría revisar alguna cosita, por si se ha colado alguna expresión moderna”, juzga Francí. Para Gallego la clave está en la calidad. “Si una traducción es buena, es eterna”. El traductor y profesor de la Universidad Pompeu Fabra Gabriel Hormaechea es menos categórico. “Mi modelo de lengua para la traducción de Gargantúa y Pantagruel ha sido, aparte de Cervantes, la generación del 98. He empleado, por un lado, ese castellano recio, sobrio, como de Unamuno y, por otro, el de mi abuela, esa lengua tan rica, colorida, sabrosa. Tengo la impresión de haber traducido con la lengua de principios del siglo XX y no me extrañaría que dentro de cien años se quisiera hacer lo mismo con la de principios del XXI”. “Desde luego, esas actualizaciones son legítimas”, añade De Hériz.

En los últimos años se ha impuesto una tendencia a la publicación de nuevas ediciones y traducciones de autores clásicos, pero Luis Magrinyà recuerda que en 1995, cuando inauguró la colección Alba Clásica con la intención de establecer un diálogo entre las novedades y los clásicos, “editar estas obras para que compitieran en la mesa de novedades parecía una temeridad”. En cambio, hoy el clásico es un valor más seguro, admiten Luis de la Peña e Irina C. Salabert, de Nocturna Ediciones. Según De la Peña: “Para una pequeña editorial es difícil encontrar una voz nueva y de calidad. Hace poco un librero me comentaba que los españoles se venden mal, sólo son rentables los conocidos. Por ello se tiende hacia los clásicos, porque no tienes que explicar quiénes son Flaubert o Maupassant”. Tampoco Rabelais. Una de las recuperaciones más celebradas de los últimos meses han sido los cinco libros de Gargantúa y Pantagruel (Acantilado), cuya traducción firma Gabriel Hormaechea. Toda una heroicidad, dicen los de su gremio. “Me ha costado Dios y ayuda”, reconoce entre risas. “Mezcla cultismos, arcaísmos, jerga de convento, vocabulario especializado de derecho, teología, fortificación o navegación a vela, a un chiste soez le sigue un discurso ciceroniano… Te vuelve loco y es maravilloso porque se inventa el francés. Hace fuegos artificiales con el idioma”. Y muy celebradas han sido, también, las esclarecedoras notas que antepuso a cada capítulo. “Revisé una por una las diez traducciones anteriores del libro y extraje dos conclusiones. La primera, que Rabelais habla de cosas de su época, se mete con todo, políticos, curas, y si no eres especialista en el XVI es fácil que te pierdas en esos ataques soterrados. Las ediciones o no estaban anotadas o lo estaban escasamente. Alicia Yllera hizo un trabajo chapeau con su traducción [para Cátedra], pero contenía demasiadas notas, era para eruditos. La segunda conclusión fue que los juegos de palabras o no se traducían o muchos se traducían literalmente, con lo cual no tenían sentido”. Su propuesta —fue él quien presentó el proyecto a Acantilado— fue: ni una nota, sólo “una guía de lectura” para poner en contexto al lector y, a partir de ahí, “dejarle leer tranquilo”. Ah, y no saltarse ni un juego de palabras. Costase lo que costase.

En la buena acogida que tienen los clásicos es fundamental el papel de la traducción, razona Luis de la Peña. “El escritor extranjero no suena tan antiguo porque las traducciones lo han modernizado. El lector ve más lejano a Galdós que a Dickens”. Las traducciones actuales evitan los arcaísmos —¡pardiez!—, las naturalizaciones —Oliverio Twist— y, en general, ese lenguaje impostado asociado a la obra clásica. “Dickens es un autor de una modernidad sorprendente y esa es una de las cosas que más nos ha importado, no queríamos que tuviera ese tonillo arcaizante. En la época Dorrit no sonaba vetusta, por eso hemos tratado de trasladar esa frescura que encontraban en el texto los lectores del XIX. Muchas veces la rimbombancia es ajena al texto original, el traductor tiene que quitarse prejuicios”, dice Attrache.

En el catálogo de Nocturna hay una única obra de Charles Dickens, La tienda de antigüedades. En este caso, era imprescindible realizar una nueva traducción. “Existía una adaptación de unas 300 páginas, y a nosotros nos han salido más de 700. ¡Una inversión enorme!”, exclama Salabert. De la Peña se explica: “Si se mira tanto al pasado también es por una cuestión económica: las ediciones de clásicos son asequibles porque los derechos suelen ser de dominio público y, además, existen ayudas”. También es más asequible recurrir a la cesión de derechos de una traducción ya publicada (la tercera vía, también vigente, es simplemente imprimirla y cruzar los dedos para que el traductor no se queje o no se entere, pero esa es otra historia). En Nocturna lo hicieron con Diario de un viaje a Rusia de Lewis Carroll, pero prefieren abordarlas de nuevo. “Se trata de ofrecer algo más”, explica Salabert, que admite que sintió una punzada de culpa cuando, apresurada, le encargó a Bernardo Moreno Carrillo La tienda de antigüedades. Le dio sólo cuatro meses de plazo. “Pensaba que se iba a quedar ciego por nuestra culpa”.

En el sprint final de La pequeña Dorrit quien sí tuvo problemas oculares —aliviados con abundante colirio— fue Ismael Attrache, que le dedicó una media de 10 horas diarias. “Sé que no volveré a enfrentarme a muchas otras de esta envergadura. Además, no puedo invertir medio año largo en un solo libro”, reconoce. La cronología de La pequeña Dorrit, publicada en enero pasado, comienza en diciembre de 2010. 1.200 páginas. Francí traduce las primeras 200, y en marzo de 2011 se suma Attrache. Al principio la velocidad de crucero es de cinco o seis páginas al día; al final, de 10 o 12. En total, le consagraron unos nueve meses.

Todos coinciden en que la traducción de clásicos suele ser costosa para el editor y no muy lucrativa para el traductor. “Hay una gran desproporción entre lo que das y lo que recibes. El tiempo que dedicas a una traducción bien hecha es infinito”, opina Gallego. Por otro lado, apunta Attrache, “es impagable vivir desde dentro una obra maestra de un artista en plenitud, ser capaz de desmenuzar todos los mecanismos que maneja y tener la suerte de que un escritor te siga asombrando después de 500 páginas”.

La pequeña Dorrit. Charles Dickens (Alba). Traducción de Carmen Francí e Ismael Attrache. La tienda de antigüedades. Charles Dickens (Nocturna). Traducción de Bernardo Moreno Carrillo. Robinson Crusoe y Nuevas aventuras de Robinson Crusoe. Daniel Defoe (Edhasa). Traducción de Enrique de Hériz. Gargantúa y Pantagruel. François Rabelais (Acantilado). Traducción de Gabriel Hormaechea. Biblioteca de traductores (Alianza Editorial): Meaulnes el Grande. Alain-Fournier. Traducción de Ramón Buenaventura. Silas Marner. George Eliot. Traducción de José Luis López Muñoz. Por qué la traducción importa, Edith Grossman (Katz). Traducción de Elvio E. Gandolfo.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Mié Mar 28, 2012 4:55 pm

EL GÓTICO INVADE EL MNAC

Cataluña 1400. El gótico internacional
Fecha: 29 de Marzo de 2012 - 15 de Julio de 2012
Comisario: Rafael Cornudella, Jefe del área de gótico del MNAC

El MNAC prepara la primera gran exposición sobre uno de los ciclos más creativos en la historia del arte catalán, que coincide con la etapa del arte gótico europeo conocida como “gótico internacional”. Este periodo, que se inicia a finales del siglo XIV y se alarga hasta finales del XV, ha dado algunos de los artistas catalanes más relevantes de todos los tiempos y que ocupan un merecido lugar en la historia del arte europeo, como es el caso de Lluís Borrassà, Rafael Destorrents, Pere Joan y Bernat Martorell.

Cataluña 1400 reunirá grandes obras maestras como las cuatro tablas con escenas narrativas del Retablo de Sant Jordi de Bernat Martorell, hoy en el Louvre, seguramente procedentes de la Capilla de Sant Jordi del Palau de la Generalitat; así como también otros retablos completos de Lluís Borrassà, Joan Mates, el propio Martorell o Jaume Ferrer. También se expondrán los dos principales monumentos de la miniatura gótica catalana, un tipo de obras que en contadas ocasiones se exponen al público: el célebre Missal de Santa Eulàlia, de Rafael Destorrents –que hace numerosos años que no sale de la catedral de Barcelona - y el Salterio y libro de Horas de Martorell, conservado en el Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona.

La exposición incluye también una muestra muy selectiva de esculturas, objetos de orfebrería y bordados, entre los que destaca el frontal y una de las dalmáticas del terno de Sant Jordi, de la misma capilla del Palau de la Generalitat, que se está restaurando con ocasión de la exposición. Recientemente, los conservadores de arte gótico del MNAC han descubierto que los bordados del terno fueron confeccionados a partir de modelos pictóricos proporcionados expresamente por Bernat Martorell.

Con esta exposición culmina un importante ciclo de investigación que en los últimos años se ha concretado en otros proyectos ya materializados, especialmente la remodelación de la exposición permanente de arte gótico (mayo 21010) y la publicación del libro El Gótico en las colecciones del MNAC (2011). La nueva perspectiva sobre el periodo llamado “gótico internacional” que aporta la exposición Cataluña 1400 constituye, entre otras cosas, la prolongación de esta línea de investigación y reinterpretación de uno de los momentos más creativos del arte catalán.
http://www.mnac.es/exposicions/exp_futures.jsp?lan=002
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Responder