Cultura para todos

Reuniones, acontecimientos y otras cosas del mundo real

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Jue Mar 29, 2012 10:40 am

Gracias Koora, antes de esta exposición, tuvieron la del Románico catalán o lo he soñado?
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Lun Abr 02, 2012 7:42 pm

El País.com

La Central abrirá en Madrid una librería de 1.200 metros cuadrados
El nuevo local del grupo catalán dispondrá de un fondo de 70.000 volúmenes
Carles Geli Barcelona 2 ABR 2012

¿Cómo han de ser las librerías en estos tiempos de crisis económica, libros digitales, lectores electrónicos y agentes globales como Apple, Amazon y Google? Pues quizá espacios muy peculiares, nada neutros, ideales para el encuentro social de personas y de objetos físicos que no tienen por qué ser solo libros, sino también de su campo cultural cercano, y claro, con una potente oferta de restauración. Como mínimo, con esa idea abrirá la cadena barcelonesa independiente de librerías La Central una nueva tienda en pleno centro de Madrid a mediados del próximo septiembre. Serán nada menos que 1.200 metros cuadrados (tres plantas y sótano) en el centro de la ciudad, en un edificio singular de hacia 1880 en la calle de Postigo de San Martín, en pleno Callao, en la primera plasmación del acuerdo que el grupo librero catalán alcanzó hace ahora un año con el conglomerado editorial italiano Feltrinelli, que posee también 104 librerías.

“Los libreros clásicos tenemos poco juego en el campo de las ventas digitales y ante los monstruos globales; solo nos queda la dimensión física, la librería como un lugar donde se encuentran personas reales con objetos concretos y en momentos específicos”, expone Antonio Ramírez, fundador, junto con Marta Ramoneda, de La Central, cuya primera tienda abrió en 1996 en la calle de Mallorca de Barcelona y que con la nueva de Callao tendrá ocho centros y concesiones entre Madrid (dos) y Barcelona (cinco), con casi un centenar de trabajadores.

¿Qué hacer de las librerías, pues, ante un panorama adverso como el actual? “Hemos de conseguir que sea un placer comprar los libros en un sitio físico y que la gente encuentre en ellas algo que no imaginaba: un libro que lleva a otro, un objeto no esperado… Hemos de vender más un momento, una experiencia, algo más que un libro propiamente dicho”, lanza Ramírez, que corre a especificar qué tipo de complementos: “Todos aquellos que una persona que aprecie el objeto libro pueda estimar en objetos similares: juegos intelectuales, de madera, plumas, otros Moleskine [en referencia a las famosas libretas], vaya…”.

El cambio es notable. “A eso no estamos acostumbrados, ni los clientes, ni nosotros; no será fácil”, avanza el librero, que ha fijado en el 25% el porcentaje de oferta de este tipo de la nueva La Central. La otra gran pata de este cambio debe sustentarse en el restaurante, que aquí ocupará unos 200 metros cuadrados en la planta de entrada: “Es capital en ese concepto de lugar de encuentro social y ha de ser una oferta potente; hay que crear un flujo de gente. Ahora buscamos quién puede gestionarlo”.

Por el lado del producto clásico, Ramírez fija en “unos 75.000 volúmenes” los libros que serán ofertados en las dos plantas superiores de la tienda, que corresponden a unos 50.000 títulos multilingües, una gran librería que atenderán “unas 18 personas”. La existencia en el interior de una cripta (“más bonita incluso que la que tenemos en el local del Raval en Barcelona, en la antigua capilla de la Misericòrdia”) reforzará la singularidad del espacio.

Si bien La Central ya gestiona en Madrid la librería del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (desde 2005) y la de la Fundación Mapfre (2008), la de Callao será la primera “civil”, librería propia, a imagen y semejanza de las dos tiendas insginia de La Central, la fundacional de la calle de Mallorca y la del Raval, y, cree Ramírez, la única de estas características en la capital española. “Nuestro hueco está entre El Corte Inglés, la FNAC y Casa del Libro; no creo que vayamos a perjudicar a libreros independientes como los de Tipos Infames o La Buena Vida; al contrario: un determinado tipo de oferta acaba creando una demanda, también estamos creando cierta ruta, como hemos hecho en Barcelona con otras librerías parecidas a la nuestra”. Y carga contra el gremio del libro: “El sector editorial no ha sabido ayudarlas; incluso ha habido cierta reacción hostil; luego se quejan de que no hay librerías de fondo”.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Mar Abr 03, 2012 6:28 pm

Gracias nexus, es bueno oirlo tras la triste desaparicion de librerías bertrand.desde Hoy un sillón vacío en la rae.Descanse en paz. Mingote.el genial ilustrador de sus felicitaciones.en la capilla ardiente de los jardines cecilio gómez del retiro Ya le despiden anson y laura valenzuela.
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Lun Abr 16, 2012 8:33 am

"Sería una tragedia que la cultura acabe en puro entretenimiento"
Premio Nobel de Literatura. Publica ahora el ensayo ‘La civilización del espectáculo’

Jan Martínez Ahrens 14 ABR 2012 - 00:21 CET159

A Mario Vargas Llosa (Arequipa, Perú, 1936) le asaltaba desde hacía algún tiempo la incómoda sensación de que le estaban tomando el pelo. Lo empezó a sentir al visitar ciertas exposiciones y bienales, asistir a algunos espectáculos, ver determinadas películas y programas de televisión e incluso le ocurría cuando se arrellanaba en el sillón para leer ciertos libros y periódicos. En esos momentos, como él mismo cuenta, le sobrevenía la sensación, poco definida al principio, de que se estaban burlando de él, de que estaba “indefenso ante una sutil conspiración” para hacerle sentir un inculto o un estúpido, para hacerle creer que un fraude era arte; un embuste, cultura.

De esa sensación surgió una convicción y de esta un ensayo, La civilización del espectáculo (Alfaguara). En sus páginas el premio Nobel de Literatura disecciona la conversión de la cultura en un caos donde “como no hay manera de saber qué cosa es cultura, todo lo es y ya nada lo es”. Esa disolución de jerarquías y referentes es consecuencia, para Vargas Llosa, del triunfo de la frivolidad, del reinado universal del entretenimiento. Pero los efectos de este clima de banalización extrema no se limitan a la cultura. Para el escritor, y quizá sea este su juicio más severo, el empuje de la civilización del espectáculo ha anestesiado a los intelectuales, desarmado al periodismo y, sobre todo, devaluado la política, un espacio donde gana terreno el cinismo y se extiende la tolerancia hacia la corrupción, algo que el autor de Conversación en La Catedral ilustra con una anécdota de su tierra natal:

“En las últimas elecciones peruanas, el escritor Jorge Eduardo Benavides se asombró de que un taxista de Lima le dijera que iba a votar por Keiko Fujimori, la hija del dictador que cumple una pena de 25 años prisión por robos y asesinatos.

“¿A usted no le importa que el presidente Fujimori fuera un ladrón?”, le preguntó al taxista.

“No” —repuso este— “porque Fujimori solo robó lo justo”.

Lo justo. La indiferencia moral. La civilización del espectáculo.

El ensayo, un diamante para la polémica, lo explica Vargas Llosa con voz cálida y precisa, que inunda la línea telefónica desde el otro lado de Atlántico, viernes por la mañana en Lima.

P. Mantiene usted que la cultura se ha banalizado, que triunfa la frivolidad en su peor sentido, que el erotismo pierde en favor de la pornografía, que la posmodernidad es, en parte, un experimento fallido y pedante, que el periodismo amarillea, que la política se degrada, que en la civilización del espectáculo el cómico es el rey… ¿Hay escapatoria?

R. Sí, hay escapatoria. La historia no está escrita, no es fatídica, cambia. Justamente nos ha tocado vivir una época en que hemos visto las transformaciones históricas más extraordinarias e inesperadas. Si alguien me hubiera dicho cuando yo era joven que iba a ver la desaparición de la Unión Soviética, la transformación de China en un país capitalista; si alguien me hubiera dicho que América Latina iba a estar en pleno proceso de crecimiento, mientras Europa vivía su peor crisis financiera en un siglo, no me lo hubiera creído y, sin embargo, todas esas cosas han pasado. Desde luego que se puede esperar una renovación de la vida cultural, de las artes, de las humanidades, y que abandone ese sesgo cada vez más frívolo, superficial, que yo creo que es una de sus características principales hoy en día; no la única, porque hay excepciones a la regla, afortunadamente. Pero esa banalización tiene consecuencias no solamente en el campo de la cultura, sino en todos los otros. Por eso en el libro me refiero a la política, incluso a la vida sexual, a la relación humana. Todo eso se puede ver muy afectado si la cultura vive en la banalización, la frivolización permanente.

P. Y eso le produce un cierto enfado, sensación de tomadura de pelo. ¿Desde cuándo?

R. Es un proceso, no llega de una vez, pero sí recuerdo, por ejemplo, el shock que supuso para mí hace algunos años visitar la Bienal de Venecia, que era una vitrina del prestigio y la modernidad, de la novedad, del experimento, y de pronto, después de un recorrido de un par de horas, llegar a la conclusión de que allí había mucho más fraude, embuste, que seriedad, que profundidad. Fue para mí una experiencia bastante importante, que me llevó a reflexionar sobre este tema. Al final del libro, en un texto que es bastante personal, cuento cómo enriqueció mi vida leer buenos libros, conocer la gran tradición pictórica, el mundo de la música, cómo eso dio un sentido, un orden, una organización al mundo que lo hizo para mí muchísimo más interesante, más rico, más estimulante. Yo creo que sería una tragedia que justamente en una época en que hay un progreso tecnológico, científico, material extraordinario, al mismo tiempo, la cultura vaya a convertirse en un puro entretenimiento, en algo superficial, dejando un vacío que nada puede llenar, porque nada puede reemplazar a la cultura en dar un sentido más profundo, trascendente, espiritual a la vida.

P. Hay un momento, cuando habla usted de la añoranza, en el que dice: “Lo peor es que probablemente este fenómeno [la banalización de la cultura] no tenga arreglo y lo que yo añoro sea polvo y cenizas sin reconstitución posible”.

R. Espero equivocarme.

P. Ese pesimismo resulta llamativo en alguien de su éxito.

R. …nostalgia de viejo. A ratos siento, sí, cierta angustia porque… Mire, yo viví en Inglaterra y me acuerdo el deslumbramiento que me produjo ver la televisión; la que había conocido antes era muy pobre, muy mediocre, y de pronto descubrí que sí había posibilidades de utilizar la televisión en un sentido creativo y no solo porque los mejores escritores y dramaturgos escribían para la televisión… Había un programa que veía con pasión, se llamaba Panorama, periodismo de investigación. Me acuerdo, por ejemplo, de una entrega de dos horas sobre los disidentes en la Unión Soviética filmado en Moscú clandestinamente. Y de pronto, al cabo de los años, vi que la televisión de Inglaterra había caído también en la frivolidad total. Los mejores países, los que uno supondría que están más defendidos contra eso, han ido también sucumbiendo a esa especie de mandato generacional hacia el facilismo, la superficialidad, la frivolidad. Hay excepciones, desde luego...

P. …su propia obra es una excepción. ¿No es un ejemplo de que la capacidad de autocrítica sobrevive? ¿Qué no todo es autocomplacencia y frivolidad?

R. Sí, pero es siempre preocupante que el mayor vigor, la mayor riqueza, esté ahora en el pasado más que en el presente; que no sea algo de actualidad, sino que hay que volver la vista atrás… Y hay otro aspecto. Junto a la frivolización, hay un oscurantismo embustero que identifica la profundidad con la oscuridad y que ha llevado, por ejemplo, a la crítica a unos extremos de especialización que la pone totalmente al margen del ciudadano común y corriente, del hombre medianamente culto al que antes la crítica servía para orientarse en la oferta tan enorme.

P. Pero lo que plantea es volver a los patrones culturales. ¿Es eso posible? ¿Existe legitimidad para hacerlo? ¿No hay un cierto aristocratismo en todo ello?

R. Aristocratismo es una palabra que provoca mucho rechazo, pero por otra parte el rechazo de la élite en bloque es una gran ingenuidad. No todos pueden ser cultos de la misma manera, no todos quieren ser cultos de la misma manera y no todos tendrían que ser cultos de la misma manera, ni muchísimo menos. Hay niveles de especialización que son perfectamente explicables, a condición de que la especialización no termine por dar la espalda al resto de la sociedad, porque entonces la cultura deja ya de impregnar al conjunto de la sociedad, desaparecen esos consensos, esos denominadores comunes que te permiten discriminar entre lo que es auténtico y lo que es postizo, entre lo que es bueno y lo que es malo, entre lo que es bello y lo que es feo. Parece mentira que se haya llegado a un mundo donde ya no se pueden hacer este tipo de discriminaciones. Porque eso sí, si desaparecen esas categorías es el reino del embuste, de la picardía… La publicidad reemplaza al talento, lo fabrica, lo inventa.

P. Usted extiende su crítica a la cocina o la moda que están pasando a formar parte de la alta cultura.

R. Justamente esa es una de las manifestaciones de esa banalización y de esa frivolidad. No tengo nada contra la moda, me parece magnífico que haya una preocupación por la moda, pero desde luego no creo que la moda pueda reemplazar a la filosofía, a la literatura, a la música culta como un referente cultural. Y eso es lo que está pasando. Hoy en día hablar de cocina y hablar de la moda, es mucho más importante que hablar de filosofía o hablar de música. Eso es una deformación peligrosa y una manifestación de frivolidad terrible. ¿Qué cosa es la frivolidad? La frivolidad es tener una tabla de valores completamente confundida, es el sacrificio de la visión del largo plazo por el corto plazo, por lo inmediato. Justamente eso es el espectáculo.

P. Pero no encierra esa perspectiva una excesiva idealización del pasado, como esa edad dorada platónica que tanto criticaba Popper, y que tiene como consecuencia fosilizar la sociedad, cerrarla al cambio...

R. No, yo no estoy por la fosilización. No soy un conservador en ese sentido, desde luego que no, y sé que en el pasado, al mismo tiempo que Cervantes y que Shakespeare, existía la esclavitud, el racismo más espantoso, el dogmatismo religioso, la Inquisición, las hogueras para el disidente… Yo sé muy bien que el pasado venía con todo eso, pero al mismo tiempo no se puede negar que en ese pasado había cosas muy admirables, que han marcado profundamente el presente, que enriquecieron la vida de las gentes, la sensibilidad, la imaginación. Y esa era una función que tenía la alta cultura, y hoy día no se puede ni siquiera hablar de alta cultura porque eso es incorrecto, políticamente incorrecto.

P. Hay una defensa muy interesante del erotismo en el libro, como obra de arte frente al “sexo descarnado”.

R. El erotismo fue en el mundo de la experiencia la conversión de un instinto en algo creativo, en una verdadera obra de arte y eso fue posible gracias a la cultura. Yo no creo que el erotismo nazca simplemente de una experiencia pragmática del sexo, ni muchísimo menos. Creo que es la cultura, que son las artes, el refinamiento de la sensibilidad que produce la alta cultura, la que crea el erotismo. El erotismo es una manifestación de civilizaciones, se da en sociedades que han alcanzado un cierto nivel de civilización. Y al mismo tiempo significa el respeto de las formas, la importancia de las formas en la relación sexual. Y ahí yo cito mucho a Georges Bataille, él defendió siempre el erotismo justamente como una manifestación de civilización, y fue muy reticente a la permisividad total porque creía que la permisividad total iba a matar las formas y al final se iba a llegar, otra vez, a una especie de sexo primitivo, salvaje. Y algo de eso ha pasado en nuestro tiempo.

P. Es decir, le falta erotismo a nuestra cultura.

R. Por eso el sexo significa tan poco para las nuevas generaciones. Significa un entretenimiento que es casi una gimnasia. Es como segar una fuente riquísima no solo de placer sino de enriquecimiento de la sensibilidad.

P. ¿Qué pensaría el Vargas Llosa de 25 años del libro que ha escrito el Vargas Llosa de ahora?

R. No me lo puedo imaginar. A nosotros nos ha tocado vivir una diferencia generacional sin precedentes en la historia. Precisamente por la extraordinaria revolución tecnológica, audiovisual, el mundo es tan absolutamente diferente que es muy, muy difícil ponerse hoy en día en la piel de un joven. Hay muchas cosas en el pasado que hay que suprimir, que hay que reformar sin ninguna duda. Pero hay una que yo creo que no, que hay que conservarla renovándola, actualizándola, que es la cultura. Una civilización que ha producido Goya, Rembrandt, Mahler, Goethe no es despreciable, no puede ser despreciable. Eso fijó unos ciertos patrones que deben ser, si se quiere, criticados pero mantenidos, continuados. Y esa continuación es la que yo creo que se pierde si la cultura pasa a ser una actividad secundaria y relegada al puro campo del entretenimiento.

P. Habla del pesimismo, del catastrofismo, incluso como un peligro mayor que la corrupción y cita una juventud apática, recluida en la hostilidad sistemática, aburrida. Fenómenos como el del 15-M, el de Occupy Wall Street, ¿no le generan cierta esperanza?

R. Sí, cierta esperanza sí. Siempre y cuando no se orienten en el sentido equivocado. Porque hay un cierto conformismo en la inconformidad. En eso Foucault escribió cosas muy interesantes. Pero sí, creo que hay estallidos entre los jóvenes que son bastante interesantes. No soy pesimista, sino más bien optimista, las cosas pueden cambiar para mejor. Pero hay algunos aspectos en los que es muy importante una crítica muy radical de un fenómeno representa una decadencia.

P. Una decadencia en la que incluye la corrupción política. Para ilustrarla cita usted una anécdota vivida por el escritor Jorge Eduardo Benavides, en Lima, cuando un taxista le dijo que votaba a Fujimori porque “solo robó lo justo”.

R. A mí me pareció maravillosa la historia. Hay una mentalidad ahí detrás ¿no? Un político puede robar; es más, no puede no robar, pero lo importante es que robe no más de lo debido.

P. Y ese tipo de conductas se están extendiendo…

R. …es por el desplome de los valores, no solamente estéticos, sino otros que antes, por lo menos de la boca para fuera, todos respetábamos. El político ya no debe ser honrado, debe ser eficaz. El ser honrado parece una imposibilidad connatural al oficio. Bueno, si se llega a un pesimismo de esa naturaleza entonces estamos perdidos. Y creo que no es verdad y yo lo digo, eso no es verdad. Pero hay una mentalidad que identifica la política con la picardía, con la deshonestidad. Es peligrosísimo sobre todo para el futuro de la cultura democrática. Si vamos a pensar eso entonces la cultura democrática no tiene sentido y a la corta o la larga va a desplomarse también.

P. Pero hay países donde hay mayor protección frente a la corrupción.

R. Por supuesto. La gran diferencia está en el mundo de la democracia y en el mundo del autoritarismo. En democracia hay corrupción, desde luego, lo estamos viendo todos los días. Pero precisamente lo vemos, sale a flote, existe una justicia más o menos independiente que puede todavía sancionar a los culpables. España es un ejemplo. Se puede decir que hay mucha corrupción pero estamos viendo casos de políticos importantísimos que son sentados en el banquillo de los acusados y que son condenados por pícaros, por ladrones, por traficantes. Bueno, esa es la gran diferencia. Eso no se ve en Cuba o China, donde de repente te enteras de que le cortan la cabeza a un señor porque dicen que delinquió y tenía cargos políticos. Hay diferencias. Y dentro de las democracias también. Las más avanzadas son menos corruptas que las más primitivas, las que son mucho más ineficientes. Recuerdo que en los años en que viví en Inglaterra, el escándalo más grande de corrupción fue el de un ministro de Margaret Thatcher, que no solamente perdió su ministerio sino que fue preso y perdió prácticamente todo su patrimonio por haber pasado un fin de semana en el Hotel Ritz de París, pagado por un jeque árabe. O sea, una corrupción de unos cuantos cientos o unos cuantos miles de libras esterlinas. Como comprenderá, eso en la época de Fujimori en el Perú era lo que robaba normalmente un pequeño alcalde. Ya no le digo los millones de millones de millones que consiguieron Fujimori y Montesinos. La sanción social fue muy escasa, puesto que en las últimas elecciones estuvo a punto de subir otra vez al poder con el voto popular. Esas diferencias sí son muy importantes. Y creo que es fundamental ser muy exigente y riguroso en ese campo, y no pensar que por ser político se tiene derecho a robar hasta cierto límite.

P. En las dictaduras hay evidentemente más corrupción. Pero también se da un fenómeno inverso. Ahí es donde la lucha de los intelectuales cobra mayor sentido. Es el caso de China con un premio Nobel de la Paz encarcelado.

R. Absolutamente. Cuando la libertad desaparece es cuando la libertad de pronto resulta importante. Y cuando la lucha por la libertad se convierte en una prioridad, el intelectual, el escritor, el poeta, el novelista, el pintor, de pronto empiezan a tener una importancia central en esa lucha. Ese es un fenómeno que lo estamos viendo en China, es interesantísimo, el caso de Ai Weiwei. Es una figura que representa hoy en día el espíritu de resistencia, la voluntad de apertura, de modernización, de democratización.

P. Al tratar de la degradación de los valores, incluye también el sensacionalismo en la prensa. ¿Cree usted en la autorregulación como una vía para atajar estas prácticas?

R. Creo que es la única. Que la propia prensa asuma una responsabilidad. Eso no se resuelve con sistemas de censura, ni muchísimo menos. Pero además yo creo que el sensacionalismo es la expresión de una cultura. La prensa forma parte de la vida cultural de un país. Y si la cultura empuja a la prensa a la chismografía, y hace de la chismografía un elemento central, al final el mercado se lo va a imponer a los periódicos, por más responsables y serios que quieran ser. Y eso lo estamos viendo en todas partes. Los periódicos más serios tratan de resistir, pero en un momento dado, si la supervivencia está en juego, tienen que hacer concesiones. El origen no está en los periódicos, el origen está en la cultura reinante, que impone la frivolidad y el amarillismo.

P. Usted ha sufrido el sensacionalismo.

R. Lo he padecido. Toda persona que es conocida hoy en día es irremediablemente víctima de la chismografía. Pasas a ser un objeto que ya no puede controlar su propia imagen. La imagen se puede distorsionar hasta unos extremos indescriptibles. Mucho más si haces política en un mundo subdesarrollado. Allí ya todo puede ocurrir.

P. Y hay un efecto multiplicador con las nuevas tecnologías.

R. Frente a las cuales te puedes defender muy mal. A mí me pasó una experiencia hace un tiempo en Argentina. Una señora me felicitó por un texto que me dijo le había conmovido mucho de homenaje a la mujer. Y yo le dije que muchas gracias, pero que no había escrito ningún homenaje a la mujer. Pensé que era una cosa que se había inventado ella o que se había confundido. Un tiempo después me mandan mi elogio a la mujer, que había aparecido en Internet. Un texto de una cursilería que da vergüenza ajena, firmado por mí y lanzado al espacio con motivo de no sé qué. ¿Cómo te defiendes contra eso? Es absolutamente terrible. De pronto pierdes tu identidad, porque hoy en día hay esos mecanismos que permiten falsificaciones de esa índole. A mí me parece bastante aterrador. Tampoco puedes dedicar tu vida a rectificar. Al final dejas de escribir, dejas de leer, para tratar de rectificar todas las falsedades, invenciones que te atribuyen. Eso es uno de los aspectos justamente de la irresponsabilidad que ha traído la gran revolución audiovisual.

P. Pero también hay que reconocer que el universo de Internet y las redes sociales permiten la exposición universal de un artista o de un pensador al instante.

R. Y burlar todos los sistemas de censura; eso es un progreso. Pero al mismo tiempo también es otra forma de confusión que tiene efectos muy negativos en la cultura, en la información. El exceso de información en última instancia también significa la desaparición de la discriminación, de las jerarquías, de las prioridades. Todo alcanza un mismo nivel de importancia por el simple hecho de estar en la pantalla.

P. Aunque no ataca a las religiones, sino al contrario, se percibe en el libro un canto al ateísmo ilustrado. Hay un momento incluso que identifica cultura profunda con aquella fuerza capaz de reemplazar el vacío dejado por la religión.

R. La idea liberal, tradicional, de que con el avance del conocimiento, la religión se iba a ir desvaneciendo fue una ingenuidad. El grueso de la gente, países cultos o países incultos, necesita una trascendencia, algo que le asegure que no perecerá definitivamente, y que habrá otra vida de la índole que sea, y eso es lo que sostiene la religión. Solo una minoría de personas, y eso ha sido igual en el pasado y en el presente, llega a llenar ese vacío con la cultura, que les da suficiente seguridad, suficiente resistencia para aceptar la idea de la extinción. Pero es una ingenuidad combatir a la religión. Tiene una función que cumplir, y es dar ese mínimo de seguridad que permite vivir a la gente con la esperanza de otra vida, de una defensa contra la extinción que aterra a todas las generaciones, no importa que nivel de cultura tenga esa sociedad. Eso lo debemos aceptar los creyentes o no creyentes, siempre y cuando la religión no pase a identificarse con el Estado, porque entonces desaparece la libertad. La religión por definición es dogmática, establece verdades absolutas, y no quiere coexistir con verdades contradictorias. Pero mientras la religión ocupe el espacio que le es propio, creo que es indispensable para que una sociedad sea verdaderamente democrática, libre, en la que se pueda coexistir en la diversidad.

***

La diversidad, la libertad, la tolerancia. El escritor vive y revive en esas palabras. A lo largo de la entrevista, la amargura que, a veces, asoma en su discurso ante lo que considera la devastación de la cultura, siempre se atempera con ellas. De algún modo, son su anclaje ateo y su religión frente al espectáculo.

—“Hemos escrito otro libro, ¿eh?”, bromea antes de despedirse
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
Ginebrino
Mensajes: 2257
Registrado: Sab Nov 26, 2011 12:00 am
Ubicación: Entre Pinto y Valdemoro

Mensaje por Ginebrino » Lun Abr 16, 2012 9:46 am

Oye, muy bueno Ada. No me lo habia planteado asi.

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Lun Abr 16, 2012 10:35 am

ABC.es

Artes y letras que derriban barreras
El Club de Lectura Fácil de Asprona - Fundación Personas, Teatro Paladio o los proyectos del área social del Auditorio Miguel Delibes trabajan para fomentar una cultura «accesible» a las personas con discapacidad
H. DÍAZ / valladolid 16/04/2012

La Constitución Española recoge que el acceso a la cultura debe ser un «derecho universal». Sin embargo, hasta hace no mucho tiempo, adentrarse en las páginas de un libro, ser partícipe de una obra de teatro o acudir a un concierto era prácticamente imposible para un ciudadano con discapacidad. Desde hace años las asociaciones vinculadas a la discapacidad trabajan para que estas personas puedan acceder o ser partícipes de proyectos culturales, lucha a la que en el último decenio han comenzado a sumarse las instituciones públicas.

Un ejemplo de este avance en busca de una cultura «accesible» son los libros de lectura fácil, con un estilo de redacción caracterizado por la sencillez de la sintaxis y la organización clara y lógica de sus ideas. Éste es el material con el que trabaja el Club de Lectura Fácil de la Fundación Personas-Asprona Valladolid, que nació en 2007 en la propia sede de la asociación y que desde 2009 se reúne dos veces al mes en la Biblioteca Pública de Castilla y León, en la capital vallisoletana. La iniciativa, ya consolidada, tiene como principal objetivo acercar el placer de la lectura a personas adultas con discapacidad intelectual.

Semana tras semana, Sole Carnicer y Nieves Toribio, ambas bibliotecarias, se encargan de preparar las sesiones junto a otras tres compañeras. Este año están leyendo «Romeo y Julieta». «Fue decisión suya», admite Sole, quien cree que «los chicos» están cada vez más implicados con la actividad. El grupo lo forman 18 adultos, con igual presencia masculina y femenina. Las sesiones pasan «volando». Todos leen en voz alta y si hay una palabra que no entienden, se encargan de explicársela. «Lo más difícil para ellos es imaginar la historia que hay detrás. En “Romeo y Julieta” hay un lenguaje oculto que te deja deducir cosas que a ellos les cuesta captar», dice Nieves. Para que nada se les escape tratan de adaptar a la vida real lo que acaban de leer.

Es fácil contagiarse del entusiasmo de estos lectores. Alfredo es el delegado del grupo, así que en un papel toma buena nota de lo que ocurre durante la hora y media que dura la actividad. Es un ávido lector, confiesa. ¿Sus autores de cabecera? «¡Muchos!», exclama con una sonrisa en la cara mientras comienza a enumerar: «Miguel Delibes, Julio Verne, Pérez Reverte...». Dice que no sólo lee en la biblioteca, también en casa, y además le gusta escribir. Todavía no hay muchas obras literarias adaptadas a la lectura fácil, un mercado que acapara la editorial catalana Almadraba. La Biblioteca Pública de Castilla y León ha ido sumando títulos, los últimos han sido 30 libros que fueron otorgados al club por la Asociación de Lectura Fácil como premio a sus Buenas Prácticas.

Once años antes de que naciese este club de lectura, en 1996, se fundó en Segovia Teatro Paladio, perteneciente a la Fundación Anade, que trabaja por la integración social y laboral de los grupos desfavorecidos. Uno de los rasgos peculiares de esta compañía, integrada por 20 actores. es que es una de las pocas de teatro profesional formada por personas con discapacidad física, psíquica o sensorial. Cuando ABC le pregunta a Marta Cantero, su directora, cómo se aborda un montaje en un grupo de estas características, su respuesta es rotunda: «La dinámica es la misma, aunque hay que tener en cuenta las dificultades de cada persona». No obstante, insiste, «muchas veces alguien sin discapacidad tiene más vergüenza y unos “bloqueos” que en una persona con discapacidad no te encuentras. Puede tardar más tiempo en entender algo, pero lo que tiene dentro te lo muestra todo tal y como es».

Trabajan como cualquier otra compañía. «Un día abordamos el tema de la lectura, otro se dedica al ensayo de uno de los montajes que tenemos —el último que ha estrenado lleva por título “Ulisea, (comedia de nautas, monstruos y bodoques” y el resto de la semana nos dedicamos a preparar cosas nuevas». A pesar de que en los últimos diez años se han dado ciertos pasos en España para derribar barreras en la oferta cultural, en lo referente a las artes escénicas nuestro país todavía se encuentra a medio camino entre lo que sucede en Hispanoamérica y lo que está pasando en el resto de Europa, donde se mantienen a la cabeza países como Francia o Alemania «con un nivel profesional impresionante», sostiene Marta.

A esta lucha por defender el acceso al arte y la cultura como un «derecho universal» se ha sumado hace un año y medio el Auditorio Miguel Delibes, que a través de su área socioeducativa y de la mano de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León puso en marcha un Ciclo de Música Accesible paralelo al de Cámara y dirigido a una población con poca o nula movilidad. En el mismo marco, y junto a la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, el Miguel Delibes ha desarrollado una serie de talleres interactivos con una implicación directa de las personas con discapacidad. El primer colectivo en sumarse a esta iniciativa, en febrero de 2011, fue la Asociación de Paralíticos Cerebrales (Aspace) en Valladolid, donde cuatro violonchelistas trabajan con un grupo de 12 personas. En una primera fase se preparó a los músicos que quisieron afrontar su nuevo trabajo con estos colectivos. Vinieron compañeros que habían trabajado en hospitales, psicólogos y nos enseñaron a improvisar, de lo que nosotros andábamos un poco escasos», detalla Jordi Gimeno, responsable del proyecto social del Miguel Delibes, quien ha sido el encargado de contactar con las distintas asociaciones.

«Se ha creado una magia»

Los músicos que trabajan con estas personas son grupos de cámara que han nacido para estos talleres. Las asociaciones pagan dos tercios de su coste y nosotros asumimos una tercera parte, apunta el responsable. Una de las características de este proyecto es que nació con vocación de ser regular y continuado en el tiempo. Tras Aspace se han sumado a los talleres Asprona Valladolid, donde participan 600 personas y la Asociación Vallisoletana de Esclerosis Múltiple (Avem), con 15 integrantes. El trabajo es muy distinto con cada agrupación según la discapacidad. En el último caso, por ejemplo, junto a un grupo de viento y percusión, se trabajaron fragmentos de tango, el Himno de la Alegría y la Novena Sinfonía de Beethoven. Tanto Jordi como Silvia, la coordinadora de Avem, coincide en destacar la evolución anímica de sus participantes. Ha sido tal su implicación que pese a sus dificultades nadie faltaba». El pasado 26 de marzo concluyó este taller con un concierto en el Miguel Delibes. Les das la posibilidad de acceder a un mundo que la mayor parte de la población desconoce, destaca Jordi, quien cree que entre músicos y participantes se ha creado una magia.

El responsable del proyecto social del Auditorio Miguel Delibes es consciente también de que hay otros países europeos que nos llevan la delantera, en el caso de la música, más relacionados con el mundo anglosajón. «Allí tienen la necesidad de mecenazgo y patrocinio». No obstante, el director gerente del Auditorio Miguel Delibes y de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, Félix Alcaraz, subraya el carácter pionero de la iniciativa castellano y leonesa en España, que ha hecho que otras orquestas se fijen en ella. Si entendemos que la cultura es un derecho universal de todos los ciudadanos está claro que tenemos que hacer un esfuerzo para llegar a sectores de la sociedad para los que el acceso a estas artes no es tan fácil o natural», concluye.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Mar Abr 17, 2012 2:51 pm

2012 El año de Hierro
El Instituto Cervantes acogerá este jueves 19 de abril a las 19:30 horas la apertura de Conmemoración Hierro 2012 un programa de actos en homenaje al poeta José Hierro, premio Cervantes (1998) y premio Príncipe de Asturias de las Letras (1981), fallecido hace 10 años.

El Centro de Poesía José Hierro (http://www.cpoesiajosehierro.org), el Ayuntamiento de Getafe y la Comunidad de Madrid organizan un amplio abanico de actividades en memoria del poeta madrileño que vivió en Santander y murió en diciembre de 2002. Colaboran el Instituto Cervantes, Acción Cultural Española (ACE), la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Ámbito Cultural, el Círculo de Bellas Artes y el Centro Clínico Quirúrgico 2000.

José Hierro, poeta universal es el título de la mesa redonda con la que se abrirá, en la sede central del Instituto Cervantes en Madrid, el año conmemorativo del autor de Cuaderno de Nueva York, que habría cumplido este mes 90 años. Los invitados hablarán sobre la figura literaria y humana de José Hierro y sobre la influencia que ejerció sobre ellos.

Participarán Víctor García de la Concha, director del Instituto Cervantes; José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura; Juan Soler, alcalde de Getafe, e Isabel Rosell, directora de Archivos, Museos y Bibliotecas de la Comunidad de Madrid.

A continuación, intervendrán la poeta y narradora Paca Aguirre, amiga de Hierro y premio Nacional de Poesía en 2011 por "Historia de una anatomía"; Fernando R. Lafuente, director de ABC Cultural, profesor y crítico literario y exdirector del Instituto Cervantes; Tacha Romero Hierro, nieta del poeta homenajeado y directora del Centro de Poesía José Hierro; Leonor Watling, actriz y cantante, y Alejandro Pelayo, cantante y compositor.

BREVE RECITAL DE MARLANGO

Estos dos últimos, componentes el grupo musical Marlango, ofrecerán un breve recital de voz y piano con algunos poemas de José Hierro, de quien fueron alumnos en cursos de verano.

Además, se proyectará el documental biográfico Hierro, hombre de radio, que recrea el trabajo que el escritor desarrolló durante décadas en programas culturales de Radio Nacional de España.

Por ello, la emisora pública grabará el homenaje a José Hierro en el Instituto Cervantes y lo emitirá en su programa "La estación azul" del próximo sábado, 21 de abril. Este programa de Radio 3, dirigido por Ignacio Elguero (también director de Radio Nacional) y que lleva 12 años en antena, recibió en 2011 el Premio Nacional del Fomento de la Lectura, otorgado por el Ministerio de Cultura.
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Mié Abr 18, 2012 11:30 pm

La trastienda del genio de Gaudí


Una exposición explica cómo y con qué trabajaba el arquitecto catalán

La muestra descubre al científico, al geómetra y al autodidacta exigente



El propio Gaudí no pudo haberlo explicado mejor: “Sin las experimentaciones a gran escala que hice en la colonia Güell, en sus formas alabeadas, en sus columnas helicoidales, en los paraboloides de las paredes y de las bóvedas, no me hubiera atrevido a aplicar esas geometrías en el templo de la Sagrada Familia”. Es justamente ese tránsito el que invita a recorrer Gaudí Lab, la exposición concebida en Barcelona que la pasada semana desembarcó en el Centro Cultural Blanquerna de Madrid (calle Alcalá, 44).

La colonia Güell es una de las tantas ciudades industriales que se levantaron en Cataluña a finales del siglo XIX. Es también una de las obras cumbre de Gaudí. Su proyecto original incluía una iglesia, pero con el estallido de la I Guerra Mundial solo dio tiempo a terminar la cripta, pronto devenida en hoja de ruta para la construcción de la Sagrada Familia.

Gaudí Lab propone desandar ese camino, tratar de entender la genialidad de Gaudí a través del contacto con su forma de trabajar y sus herramientas, descubrir al científico, al geómetra, al autodidacta exigente y casi obsesivo que hubo detrás del arquitecto. O, como sugiere Marià Marín, comisario del Espacio Gaudí del Museo Diocesano de Barcelona, que ha cedido las piezas de la muestra: “Se trata de descubrir a un Gaudí mucho más complejo de lo que imaginamos, una suerte de Da Vinci, un artista que crea a partir de conceptos y que nunca improvisa. Un profundo pensador”.

¿Cómo se sostiene la enorme estructura de la Sagrada Familia? ¿Cómo hizo Gaudí para calcular las proporciones de una torre de 170 metros? ¿Cómo supo de qué tamaño debía ser cada una de las piedras? Allí están los pequeños sacos de algodón rellenos de perdigones y las marcas que ayudan a responder. Son las piezas clave de la famosa maqueta funicular, ese juego de hilos, pesos y distancias en el que Gaudí se basó para concebir su obra maestra.

Compuesta por más de 40 piezas inéditas, la exposición incluye herramientas de Gaudí que, en otra muestra de su habilidad para aprovechar instrumentos de todas las épocas, van desde un compás medieval de picapedrero hasta un conjunto de compases suizos de máxima precisión. Hay también tricromías en vidrio, que explican parte de la magia que ha hecho con la luz, y uno de los bancos de la cripta hecho con el roble de las cajas en las que llega el algodón a las fábricas de la colonia.

Hay además documentos que dan testimonio de los contactos de Gaudí con Madrid durante su búsqueda de financiamiento para la Sagrada Familia que, por ser un templo expiatorio, debía erigirse solo con limosna o sacrificio. Entre los papeles, cartas y croquis se destaca la factura de un donativo por 16 pesetas que la Junta de la Sagrada Familia entregó a la Junta de la Catedral de la Almudena en 1916. Las piezas se intercalan con vídeos explicativos, las fotos con frases de Gaudí y con definiciones que de él y su obra hicieron Dalí, Miró, Le Corbusier y Maragall, entre otros.

Respuestas, solo algunas, para el mar de interrogantes que despierta la mente de un genio.


Imagen

Banco diseñado por Gaudí.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/04/18/ ... 01799.html

Avatar de Usuario
Violette
Mensajes: 212
Registrado: Mié Abr 27, 2011 11:00 pm
Ubicación: Aquí, allí... depende del día y de la hora...

Mensaje por Violette » Dom Abr 22, 2012 7:45 pm

qué informacion más interesante AdeleTherese. Gaudí y Dalí son dos de los genios más cercanos que más interés me generan. Hace un par de años pude por fin visitar la colección de joyas de Dalí, en su museo de Figueres, y es increíble... Cn las estructuras arquitectónicas de Gaudí me pasa igual, que no solo se valora la estética sino la capacidad de innovar en terrenos tan complicados como la arquitectura, y compaginarlo con una estética apetecible.

Muchas gracias por traer el tema!
¿Para qué sirve un libro sin imágenes ni diálogos?

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Dom Abr 22, 2012 8:39 pm

De nada Violette. No he ido a la casa de Dalí todavía. En Barcelona me gusta mucho la casa de La Pedrera, La Sagrada Familia, la casa Batlló y el Parque Güell. Me gusta también un museo de art nouveau y art déco que es en realidad una casa, bastante espectacular en Salamanca, Casa Lis. Pongo aquí un enlace.


http://www.museocasalis.org/nuevaweb/

(Museo de Modernismo - Salamanca)

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Dom Abr 29, 2012 2:07 am

100 Frases históricas

El Mundo octubre 2006

Hace 70 años, Unamuno se enfrentaba a Millán Astray con una frase, “Venceréis, pero no convenceréis”, que hoy se utiliza en contextos ajenos a la Guerra Civil. No es el único caso de expresión que ha sobrevivido al tiempo en que nació. Magazine propone un viaje por 100 sentencias que han hecho Historia.

Sólo la intervención de Carmen Polo, esposa de Francisco Franco, impidió que la celebración terminara en tragedia cuando el general Millán Astray, increpado por Miguel de Unamuno, echó mano de la pistola para poner las cosas en su sitio. La primera dama cogió a don Miguel del brazo y lo sacó de aquella sala cuando los empresarios de pompas fúnebres ya se frotaban las manos. Era el 12 de octubre de 1936, Día de la Raza en una España que ya se desangraba desde hacía meses por la Guerra Civil. En aquel contexto bélico, el viejo profesor presidía el acto de exaltación de la patria en la Universidad de Salamanca –de la que era rector– junto a Astray, aquel legionario tuerto.

Ante las críticas feroces de Astray hacia Cataluña y el País Vasco –«dos cánceres en el cuerpo de la nación» que merecían ser exterminados–, el filósofo alzó la voz y, con gran dominio de sí mismo, afirmó: «El general Millán Astray quisiera crear una España nueva, creación negativa sin duda, según su propia imagen. Y por ello desearía una España mutilada». El militar, acompañado por una escolta de legionarios con metralleta, saltó como un resorte: «¡Muera la inteligencia! ¡Viva la muerte!». El poeta José María Pemán intentó mediar entre ellos, pero fue inútil. Unamuno, harto de discutir, concluyó tajante: «¡Éste es el templo de la inteligencia! ¡Y yo soy su supremo sacerdote! Vosotros estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis, pero no convenceréis».

Hace ya 70 años, Unamuno convirtió aquella frase en una de las más célebres de la contienda y de la reciente historia de España. Su desafío verbal ha encontrado más eco en su biografía que todas sus obras juntas. Su «venceréis, pero no convenceréis» cumple con los 10 mandamientos del mejor eslogan, aquel que, según el publicista Luis Bassat, puede convertirse en inmortal: corto, memorable, profundo, brillante, simple, único, impactante, perdurable, creíble y relevante.

Pero la de Unamuno no fue la única consigna de aquella contienda que quedó grabada con fuego en el imaginario colectivo. El «No pasarán» de la propaganda republicana ante el asalto a Madrid de las tropas rebeldes también se recuerda, se repite, se reutiliza y se extrapola a otras situaciones. Fuera de nuestras fronteras, Winston Churchill prometía «sangre, sudor y lágrimas» a sus conciudadanos y les dejó una frase para la posteridad. Roosevelt, escocido por el bombardeo japonés de Pearl Harbour, bautizó aquella jornada del 7 de diciembre de 1941 como «el día de la infamia». Como la convirtió en una consigna eterna, muchos periódicos la reciclaron para definir la masacre terrorista del 11-S en sus titulares del 12 de septiembre de 2001. Y es que parece que la Historia se esculpió a base de oraciones célebres, porque cada acontecimiento histórico tiene la suya. Desde el «Alea jacta est» de Julio César hasta el «España va bien» de Aznar, millones de frases jalonan el devenir humano.

Para la Historia de España, «Poderoso caballero es don dinero» (Quevedo), «Con la Iglesia hemos topado» (Cervantes) o «La vida es sueño» (Calderón) son sólo tres ejemplos del enorme poso de frases reutilizables que dejó el Siglo de Oro. Y paradigmas también de lo que han cambiado los referentes culturales de aquella España a ésta son las expresiones de Mariñas («Que te calles, Karmele»), Dinio («La noche me confunde») o Sofía Mazagatos («Estoy en el candelabro»).

De hecho, el mundo de la publicidad y del márketing ha evolucionado hasta el punto de concederle a la frase un valor icónico a la hora de vender un producto o presentar a un candidato a unas elecciones. Es más, hoy representa la diferencia entre el fracaso y el éxito.


1. “Quien da primero, da dos veces”. Hoy es una de las obviedades más repetidas, pero hubo un personaje que enunció ese razonamiento antes que nadie (en el s. I d.C.). Fue Séneca, uno de los más grandes pensadores de todos los tiempos.

2. “Santiago y cierra España”. Dicho popular del s. VIII. Se dice que Santiago apóstol dirigió este grito de guerra a los cristianos en la batalla contra Abderramán II. Cerrar, en castellano antiguo, era embestir, atacar al enemigo.

3. “No se ganó Zamora en una hora”. No fue una hora sino siete meses los que estuvo la ciudad asediada por Sancho II, que fue traicionado al final por Bellido Dolfos en el año 1072. La plaza volvió después a manos de la reina Doña Urraca.

4. “¡Oh, Dios, qué buen vasallo si tuviera buen señor!”. En el Cantar de Mío Cid (alrededor del año 1200) se recuerda cómo Rodrigo Díaz de Vivar se enfrentó con el rey Alfonso por cuestiones personales. Cuando éste le desterró de Castilla, los suyos pronunciaron estas palabras.

5. “No hay tu tía”. Se trata de una alteración de “no hay tutía o atutía”. La tutía o atutía era considerada en la Edad Media como un medicamento de origen árabe (al-tutiya) para las enfermedades de los ojos.

6. “Los amantes de Teruel. Tonta ella y tonto él”. Se aprovecha de un relato del siglo XIII, Los amantes de Teruel, que narra el amor imposible entre Juan Diego Martínez de Marcilla e Isabel de Segura, para dejar claro que no hay que perder el tiempo con objetivos difíciles de cumplir.

7. “Por los cerros de Úbeda”. Fernando III, el santo esperaba a un hidalgo aliado suyo que iba a ayudarle con sus huestes a tomar la ciudad jienense. Éste, con pocas ganas de guerra, llegó tras la conquista del año 1233 diciendo que se había perdido por los cerros de la zona.

8. “Cualquier tiempo pasado fue mejor”. Se difundió en España gracias a la elegía del poeta Jorge Manrique (1440-1478) a la muerte de su padre, Rodrigo Manrique, aunque el poeta la tomó de la Biblia, donde puede leerse tal cual dentro del Eclesiastés.

9. “Tanto monta, monta tanto”. Es lo que ponía en el escudo de armas de isabel de castilla y fernando de aragón, los Reyes Católicos, cuando ambos se casaron en 1469. Suele ir acompañada por la coletilla: “Tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando”.

10. “Que salga el sol por Antequera”. Se emplea para mostrar despreocupación por un asunto determinado. En la toma de Granada, en 1491, las tropas españolas la usaban como un equivalente a “que salga el sol por donde salga”. Desde donde se encontraban, el sol no salía nunca por Antequera, que está al oeste de Granada.

11. “Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”. Granada caía en 1492 por el empuje de las tropas cristianas, mientras que Boabdil, el último rey nazarí de la ciudad, se consolaba ante su madre Aixa, que le reprendía por su actitud derrotista y su falta de habilidad militar para defender la última plaza de Al-Andalus.

12. “Llevarla al huerto”. Es una expresión que se utiliza desde 1499, año en el que la alcahueta Celestina, personaje inmortalizado por Fernando de Rojas, consiguió llevar a Melibea al huerto en que la esperaba su enamorado Calixto.

13. “Hacer las cuentas del Gran Capitán”. Alude a las tan discutidas cuentas millonarias que Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, presentó a los Reyes Católicos después de haber conquistado para ellos el reino de Nápoles en 1504.

14. “Al enemigo que huye, puente de plata”. Es decir, conviene facilitar la huida del enemigo que nos molesta para librarnos de él sin tener que combatir. Esta máxima militar tan sobada en la actualidad pertenece también a Gonzalo Fernández de Córdoba (1453-1515).

15. “Más vale morir con honra que vivir deshonrado”. Frase de Hernán Cortés (1485-1547) que ha sido utilizada y transformada por muchos líderes políticos, pero el que la rescató y la convirtió en inmortal fue Ernesto Che Guevara (1928-1967), que le dio su toque personal: “Más vale morir de pie que vivir de rodillas”.

16. “Se armó la de San Quintín”. En esta batalla casi olvidada (1557), los tercios del Ejército español entraron en Francia desde Flandes y aniquilaron a las huestes francesas, pero perdieron a la vez muchos hombres. De esa victoria pírrica nació esta conocida expresión.

17. “Decíamos ayer”. Tras pasar cuatro primaveras en la cárcel bajo la acusación de haber traducido partes de la Biblia a la lengua vulgar, Fray Luis de León volvió a dar clase en su cátedra de Salamanca en 1576 y utilizó estas mismas palabras para retomar lo que había dejado a medias durante ese tiempo.

18. “París bien vale una misa”. En 1593, Felipe II, interesado en que el trono francés lo ocupara su hija Isabel, accedió a que Enrique III de Navarra, calvinista recalcitrante, se casara con ella y se convirtiera en rey de los galos siempre que renunciara al protestantismo y abrazase la fe católica. Y Enrique contestó: “París bien vale una misa”. Católica, claro.

19. “Mandé mis barcos a luchar contra los ingleses, no contra los elementos”. La Armada Invencible perdió más barcos por las tempestades que por el fuego de los buques ingleses. Por eso, cuando la armada volvió maltrecha a España, Felipe II justificó la derrota con esta frase en 1588.

20. “Quien fue a Sevilla, perdió su silla”. Procede de un acontecimiento verídico: en el siglo XVI, el arzobispo de Sevilla intercambió por un tiempo su puesto con su sobrino, el arzobispo de Santiago, que era incapaz de dominar la ciudad gallega. Cuando quiso volver a su tierra, el sobrino se negó a cederle el sillón.

21. “Con la Iglesia hemos topado”. El Quijote es una fuente inagotable de sentencias célebres extrapolables a cualquier contexto actual. En un pasaje de la obra, Miguel de Cervantes (1546-1616), por boca del inmortal hidalgo manchego, expresa la imposibilidad de enfrentarse con el poder.

22. “Donde una puerta se cierra, otra se abre”. Otra ingeniosidad de Miguel de Cervantes y su Quijote, una versión del “no hay mal que por bien no venga” que se utiliza habitualmente para expresar optimismo ante una situación que parece desesperada.

23. “Ladran, luego cabalgamos”. Cervantes hizo referencia a las consecuencias de nuestras acciones. Si Don Quijote y Sancho se hubieran mantenido quietos sobre sus cabalgaduras, los perros nunca habrían ladrado.

24. “Todos a una, como en Fuenteovejuna”. Como relató Lope de Vega (1562-1635), el Fénix de las letras españolas, en este pueblo cordobés la gente se unió para ajusticiar al Comendador, un auténtico cacique responsable de muchos agravios.

25. “La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come”. Archirrepetida idea de Francisco de Quevedo (1580-1645), tal vez por ser la envidia, ya desde el Siglo de Oro, el mal nacional y el más importante y común de los siete pecados capitales.

26. “Poderoso caballero es Don Dinero”. El célebre soneto de Francisco de Quevedo pone de manifiesto la importancia del capital para progresar en la vida, que ya en el siglo XVII era el billete hacia una existencia terrenal más llevadera. No existe otra aseveración más extrapolable a la actualidad.

27. “Que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son”. En 1636 el dramaturgo Pedro Calderón de la Barca incluyó en su obra más célebre, La vida es sueño, esta frase que habla de lo efímero de los placeres mundanos y de la necesidad de mantener las ilusiones intactas durante toda nuestra existencia.

28. “Tienes más cuento que Calleja”. Dicho popular que tiene como protagonista a Saturnino Calleja Fernández, creador y director de una editorial fundada en 1785, cuya fama se debió a la publicación de los cuentos infantiles más célebres de la época.

29. “Viva la Pepa”. Grito de los liberales ensalzando la Constitución de 1812, la primera de la Historia de España, aprobada el 19 de marzo (San José), después de que el Ejército francés prohibiera vitorearla en público.

30. “¡Vivan las caenas!”. Se remonta a 1814 y pertenece al pueblo, que en oposición al “¡Viva la libertad!”, quiso expresar su adhesión al rey Fernando VII cuando éste estableció el poder absoluto, a su vuelta del destierro.

31. “Los mismos perros con distinto collar”. Lo dijo Fernando VII al pasar revista a las tropas en 1823. Cuando los soldados se presentaron delante del rey, éste se sorprendió al ver que el nuevo ejército realista estaba formado por los mismos liberales que acababa de licenciar.

32. “Así se las ponían a Fernando VII”. Hace alusión a los cortesanos de la camarilla del rey, que cuando jugaban con éste al billar le ponían las carambolas fáciles para hacerle creer que era un experto jugador y así tenerlo contento.

33. “Más feo que Picio”. En el siglo XIX, Picio fue un zapatero granadino condenado a muerte que, de pronto y sin saber muy bien por qué, fue indultado. De la impresión que le causó el perdón, perdió pelo, cejas y pestañas y se convirtió en ejemplo de fealdad.

34. “Más ‘cornás’ da el hambre”. Fue la respuesta del torero Manuel García, El Espartero, cuando un periodista le preguntó si no temía arriesgarse tanto en la plaza. Murió precisamente de eso, de una mala corná en 1894.

35. “Más vale tener honra sin barcos que barcos sin honra”. En 1898, el almirante Cervera decidió sacrificar su flota de navíos de madera y mantener el honor de la valiente pero decrépita España frente a los acorazados estadounidenses en la guerra de Cuba. La expresión quedó para los libros de Historia y para ilustrar la necesidad de mantener el arrojo incluso cuando todo está perdido.

36. “Más se perdió en Cuba y vinieron silbando”. Aparece con ocasión de la liquidación del imperio de ultramar en 1898. Alude a la guerra contra EEUU, a la derrota española y al fatalismo que inundó todo el país tras esa contienda.

37. “La originalidad es la vuelta a los orígenes”. Antonio Gaudí (1852-1926), la máxima figura de la arquitectura catalana, definió así su relación con el arte, su necesidad de acudir a la naturaleza para interpretar sus formas. Esta frase fue su primer mandamiento y el más repetido durante su vida.

38. “No las tiene todas consigo”. Este dicho popular del siglo XX procede del milenario y sabio lenguaje del juego, concretamente del de los naipes. Hace referencia a una baza en la que no se llevan las cartas necesarias para ganar el juego.

39. “España mañana será republicana”. Alocución recurrente para reivindicar la vuelta a los regímenes republicanos y la caída de los reyes. Se escuchó ya antes de la I y la II República españolas y hoy todavía se usa como consigna entre los antimonárquicos.

40. “De Madrid al cielo”.Título de novela, letra de chotis, primer mandamiento del chulapo, esta frase popular la pronuncian los amantes de la vida en la capital de España, aunque pertenece a una época, principios del siglo XX, en la que el alcalde no hacía tantas zanjas.

41. “Si quiere que un problema no se resuelva, cree una comisión”. Ya a principios del siglo XX, en los ambientes políticos del momento descubrieron la inutilidad que supone abrir una comisión para solucionar cualquier problema.

42. “En la pelea, se conoce al soldado; sólo en la victoria, se conoce al caballero”. Los políticos españoles de la primera mitad del siglo XX la tomaron prestada del gran dramaturgo Jacinto Benavente para ilustrar las diferencias entre los que sólo ganan y los que, además, saben ganar.

43. “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. La poesía ha regalado al acervo popular miles de expresiones de uso común. Posiblemente, este verso extraído de los Cantares de Antonio Machado (1912) sea el más célebre de todos ellos. Hasta Serrat le ha puesto música.

44. “A mí la legión”. Grito de guerra de la Legión española, creada por Millán Astray a imagen y semejanza de los antiguos tercios de Flandes y de la Legión Extranjera francesa durante la contienda con Marruecos. Se escuchó por vez primera en 1927.

45. “España es el único país que se acuesta monárquico y se levanta republicano”. En la madrugada del 13 de abril de 1931, al día siguiente de celebrarse las elecciones municipales, el jefe del Gobierno de la Monarquía, el almirante Juan B. Aznar, proclamó la República ante los periodistas gracias a este titular antológico.

46. “Hay gente ‘pa to’”. Tras una corrida en Madrid, el diestro Rafael Guerra, ‘guerrita’ (1862-1941) ofreció una fiesta a amigos y periodistas. En esa celebración le presentaron a D. José Ortega y Gasset, y lo hicieron en calidad de “filósofo”, a lo que el maestro inquirió: “¿Y eso qué es?”. Le explicaron que se trataba de la persona que trabajaba sobre las ideas, a lo que el Guerra respondió: “Hay gente pa tó”.

47. “No pasarán”. Durante la Guerra Civil, con las borlas de los soldados franquistas asomando ya por las trincheras de la Ciudad Universitaria, la propaganda republicana empapeló Madrid con esta célebre consigna. Los rebeldes pasaron, pero el lema sobrevivió a la toma de la capital de España.

48. “Venceréis, pero no convenceréis”. La puntualización que Miguel de Unamuno le hizo a Millán Astray el 12 de octubre de 1936 se usa cada semana en contextos diferentes, como en el deporte, donde cada jornada de Liga siempre hay un equipo que vence pero no convence. ¿El Madrid de Fabio Capello?

49. “Cautivo y desarmado...”. El último parte de la Guerra Civil sigue ilustrando cualquier tipo de derrota en la actualidad. Las palabras emitidas por Radio Nacional han saltado con los años a la crónica parlamentaria, a los resúmenes deportivos, a los análisis económicos…

50. “Tienes más moral que el Alcoyano”. Alude al mundo del fútbol y al equipo del Alcoyano C.F. (de Alcoy, Alicante), que en 1948 iba perdiendo por 13 goles de diferencia en una eliminatoria de la Copa del Generalísimo y aún así luchaba con furia por empatar.

51. “Haga como yo, no se meta en política”. Francisco Franco siempre presumió de no saber demasiado de política y mucho de tácticas militares. Se trata de una frase inmortal que, según cuenta la leyenda, utilizaba para rebajar la tensión entre sus ministros en los años 40.

52. “La poesía es un arma cargada de futuro”. Gabriel Celaya ensalzó el noble arte de la lírica con esta poesía de título sugerente en 1955, que se convirtió en un ejemplo de testimonio y denuncia, en instrumento para transformar el mundo después de la II Guerra Mundial.

53. “El amor es física y química”. Piropo que dedicó el Premio Nobel Severo Ochoa (1905-1993) a su esposa Carmen, y que sintetiza la explicación científica sobre los afectos. Después, Joaquín Sabina lo hizo suyo para titular uno de sus mejores álbumes.

54. “Tengo todo atado y bien atado”. Eso aseguraba en 1975 el entonces Jefe del Estado Francisco Franco, que lo tenía todo preparado para que su régimen autoritario le sobreviviera después de muerto.

55. “No sabe usted con quién está hablando”. Apócrifo y popular, este dicho fanfarrón y amenazante era moneda de cambio habitual para los miembros de la Seguridad del Estado en los oscuros tiempos de la dictadura.

56. “Spain is different”. El ministerio de Turismo del desarrollismo franquista, regido por Manuel Fraga, acuñó este lema para atraer a visitantes de toda Europa. Las primeras suecas que se tostaron en las playas de Benidorm comprobaron eso mismo, que España ya era diferente.

57. “Hay que ganar por lo civil o por lo criminal”. Máxima futbolística de Luis Aragonés desde que comenzó a entrenar en 1974. Su forma de entender el fútbol le ha llevado a ganar muchos títulos, pero también le ha valido alguna que otra polémica al sabio de Hortaleza.

58. “La calle es mía”. En 1976, tras un incidente en el que resultaron muertas varias personas por disparos de la policía durante el desalojo de una asamblea obrera en la iglesia de San Francisco de Asís de Vitoria, Manuel Fraga acuñó esta expresión para dejar claro que nada ni nadie se movería en la vía pública sin su permiso.

59. “El que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos”. Salvador Dalí (1904-1989), el más revoltoso de los artistas españoles del siglo XX, enunció un argumento muy imitado después en el que abogaba por introducir la provocación en las esenciales reglas de la creación.

60. “Ja soc aquí”. El 23 de octubre de 1977, y tras décadas de exilio, el político catalán Josep Tarradellas, posteriormente presidente de la Generalitat, llegaba a Barcelona, pisaba el aeropuerto de El Prat y soltaba la famosa frase [“Ya estoy aquí”].

61. “Soy ateo por la gracia de Dios”. El cineasta Luis Buñuel (1900-1983) reconoció su ateísmo militante con una fórmula original a la altura de su genio: ese dios que él negaba era el mismo que le había convencido de su inexistencia.

62. “Café para todos”. Su autor fue Ernesto Che Guevara y no se refería a la Transición española, aunque siempre ilustrará un proceso en el que lo importante para sus promotores fue que todos, fueran de la ideología que fueran, tuvieran voz en el futuro político que se construía.

63. “¡Se sienten, coño!”. El 23 de febrero de 1981, guardias civiles con tricornio entraron en el Congreso para dinamitar lo que los españoles habían aprobado pocos años antes. Tejero, el jefe de aquella tropa enloquecida, impuso el orden a tiros y gritos. Los unos son aún visibles en la bóveda del hemiciclo. Los otros también: están alojados ya en el disco duro de la memoria colectiva.

“Fútbol es fútbol”. El entrenador de fútbol de, entre otros, el Real Madrid, Vujadin Boskov la utilizó en la temporada 81/82 para referirse a lo imprevisible del balompié. La obviedad quedó registrada como un alarde de originalidad en los anales del deporte.

65. “Puedo prometer y prometo”. El primer presidente de la recién nacida democracia española, Adolfo Suárez, usó esta fórmula reiterativa para convencer a una amplia mayoría de votantes y ganar las elecciones hasta 1982.

66. “A España no la va a reconocer ni la madre que la parió”. Alfonso Guerra pronunció estas palabras cuando el PSOE arrasó en las elecciones generales de 1982. Años después, en plena decadencia de sus políticas, la derecha la utilizó contra los socialistas.

67. “Sí, sí, sí, nos vamos a París”. Eso es lo que gritaba la masa enfervorecida después de que la Selección Española de Fútbol le endosara el mítico 12-1 a Malta en 1983 gracias al cual quedó clasificada para la Eurocopa de Francia.

68. “Ojo al dato”. Las madrugadas de radio alcanzaron, en los años 80 y 90, su punto culminante cuando se escuchaba esta exclamación en los labios del inolvidable gurú del periodismo deportivo, José María García. Anunciaba partidos amañados, conspiraciones, fichajes imposibles…

69. “El que no esté colocado, que se coloque”. En plena movida madrileña, el alcalde Enrique Tierno Galván frivolizó con la ingesta de drogas y la gente que aún no había encontrado su asiento en el Palacio de los Deportes durante la celebración de un festival de 24 horas organizado por Radio 3.

70. “Si bebes, no conduzcas”. Con un fuerte acento guiri, Steve Wonder decía esto al volante de un coche (era ciego) mientras cantaba uno de sus temas más conocidos en 1986. El mensaje se popularizó y aún hoy se escucha en la barra de los bares cuando alguien asegura que tiene que volver a su casa conduciendo.

71. “Póntelo, pónselo”. En 1987, esta campaña en favor del uso del preservativo intentó evitar una peligrosa tendencia entre la juventud: los casos del sida crecían y los embarazos no deseados se convertían en un quebradero de cabeza para muchos adolescentes.

72. “Que te pego, leche”. Eran los 80 y el affaire Rumasa ponía de los nervios al incombustible José María Ruiz Mateos, que se lanzó contra el ex ministro de Economía Miguel Boyer a la salida de los juzgados y le sacudió, rompiéndole las gafas, con este improperio como rúbrica de sus golpes.

73. “Él nunca lo haría”. Desde aquella campaña televisiva, caló la idea de que el amigo más fiel del hombre jamás abandonaría a su dueño en una cuneta. El anuncio se popularizó en los 80 y concienció a muchos propietarios de mascotas.

74. “Hola, ¿es el enemigo?”. El teléfono de Miguel Gila (1919-2001) llenó durante años los espacios televisivos de la noche de los sábados. Repetía sus chistes una y otra vez, pero nadie quedaba indiferente con sus impagables conversaciones entre trincheras.

75. “No es lo mismo estar dormido que estar durmiendo, porque no es lo mismo estar jodido que estar jodiendo”. El Premio Nobel Camilo José Cela (1916-2002) la utilizó para desmentir la infalibilidad de cierta fórmula que afirmaba que el participio y el gerundio venían a significar lo mismo. Pues no.

76. “Busque, compare, y si encuentra algo mejor, cómprelo”. En 1987, Manuel Luque, director general de Camp, pronunció uno de los eslóganes publicitarios más repetidos (y, por tanto, exitosos) de la historia de la caja tonta para anunciar el detergente Colón.

77. “Y hasta aquí puedo leer”. Mayra Gómez Kemp, timonel de uno de los programas con más gancho de la historia de la tele, Un, dos, tres, responda otra vez, leía sus tarjetas y dejaba, con aquella coletilla inquietante, que el enigma calara entre los concursantes y televidentes.

78. “Yo he venido aquí a hablar de mi libro”. Al sentirse engañado por Mercedes Milá, que dedicaba casi todo el tiempo de su programa de televisión a hablar de otros asuntos que no le interesaban, Francisco Umbral reivindicó así su oportunidad para promocionar su obra La década roja en 1995.

79. “El que se mueva no sale en la foto”. Este canto en contra de la discrepancia tuvo como autor al ex vicepresidente Alfonso Guerra, que escenificó así la necesidad de unidad y obediencia a un partido, el PSOE, que se descomponía a mediados de los 90 por los conflictos internos entre guerristas y felipistas.

80. “Por consiguiente, Felipe presidente”. La coletilla utilizada por el ex presidente del Gobierno fue usada por los simpatizantes del PSOE para arengar y animar a Felipe González en los mítines electorales previos a las elecciones generales de 1992 y 1996.

81. “Márchese, señor González”. El ex presidente José María Aznar convirtió este latiguillo, repetido hasta la saciedad en dos debates televisados, en el más célebre en la carrera electoral de 1996.

82. “Programa, programa, programa”. Julio Anguita defendió siempre la conveniencia de mantenerse fiel a unas directrices que, por encima de los nombres propios y de promesas electorales, definieran la política de su partido. Esa ideología quedó registrada de esta manera en la campaña electoral de 1996.

83. “Pujol, enano, habla castellano”. Aznar ganaba las elecciones generales de 1996 y sus simpatizantes lo celebraban en los exteriores de la sede del PP en la madrileña calle de Génova repitiendo esta consigna. Luego, admitiría que ya hablaba catalán en privado.

84. “Los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor”. El trovador Joaquín Sabina ha dejado durante años en su cancionero miles de versos rescatables, pero ninguno tan fusilado como este razonamiento, que muestra la promiscuidad masculina y alaba la astucia femenina.

85. “Todos contra el fuego”. A la altura del “Pezqueñines no, gracias”, este lema televisivo se ha quedado grabado en la memoria de varias generaciones de españoles gracias a la canción que se utilizaba en aquella campaña publicitaria (con Joan Manuel Serrat) y a que el problema que denunciaba se acrecienta verano a verano.

86. “Siempre negativo, nunca positivo”. Louis Van Gaal, aquel entrenador malencarado que, entre 1997 y 2000, llenó el Barça de holandeses, abroncó a un periodista por cuestionar el juego de su equipo en una rueda de prensa histórica. Su expresiva reprimenda aún resuena en los pasillos del Camp Nou.

87. “Manda huevos”. Un micrófono que creía apagado le jugó una mala pasada a Federico Trillo, cuando era presidente del Congreso de los Diputados (1999), y regaló a sus señorías un enunciado para la posteridad. Su “¡Manda huevos!” es hoy una de las expresiones más usadas del acervo popular gracias a la confusión del político con la megafonía.

88. “Vuelve a casa por Navidad”. Los turrones El Almendro son los culpables de la coletilla navideña por excelencia en España. ¿Quién no se refiere a su regreso al hogar familiar durante los últimos días de diciembre de esta manera?

89. “España va bien”. Estas tres palabras las utilizó el ex presidente Aznar para definir el estado de la nación y la validez de su proyecto ante las críticas vertidas desde las butacas socialistas en una sesión parlamentaria durante la primera legislatura (1996-2000) en la que gobernó el PP. El mensaje caló bien hondo entre los miembros de su partido y en los guiñoles televisivos, que la repitieron machaconamente.

90. “No soy pesimista. Soy un optimista bien informado”. El escritor Antonio Gala hizo gala de su lucidez para afirmar que el optimismo bien podía ser una cuestión de ignorancia, y que la información que nos llega sobre el mundo exterior obliga a ser pesimista.

91. “Trata de arrancarlo, ¡por Dios!”. A 200 metros de la meta, el coche de Carlos Sáinz se paró cuando el piloto estaba a punto de ganar su tercer campeonato del Mundo de Rallys en 1999. Su acompañante, el acelerado Luis Moya, se bajó del vehículo y, preso de la desesperación, rogó a su compañero que intentara un imposible.

92. “Unos agitan el árbol y otros recogen las nueces”. Xavier Arzalluz quiso expresar de esta manera la coincidencia de objetivos que mantenía parte de la clase política vasca con los pistoleros de ETA. Unos empuñaban las armas, otros lo aprovechaban en las urnas.

93. “Así han sido las cosas y así se las hemos contado”. El ex presentador Ernesto Sáenz de Buruaga terminaba así sus informativos de Antena 3, una declaración de intenciones que pretendía mostrar el compromiso de su cadena con la verdad.

94. “Ya no soy un verso suelto”. En julio de 2002, Alberto Ruiz Gallardón se definió así para mostrar a su partido que, en algunos asuntos, había ido un poco por libre. El alcalde de Madrid, que gusta de pescar votos en los caladeros de la izquierda y la derecha, logró popularizar la fórmula para nombrar a los políticos díscolos.

95. “La noche me confunde”. El cubano Dinio es el autor de una de las expresiones más recordadas del corazoneo patrio, una aseveración que rivaliza con otra del mismo calado intelectual: “Estoy en el candelabro”, de Sofía Mazagatos.

96. “Nunca máis”. El Prestige sangraba fuel mientras que algunos decidían si era mejor alejarlo, torpedearlo, llevarlo a puerto… “Nunca máis”, surgida en aquellos días de 2003, ha visto cómo su lema es aplicable también a la ola devastadora de incendios que ha pintado de gris la verde Galicia durante este verano.

97. “La guerra es el estado normal del hombre”. El escritor Arturo Pérez-Reverte pudo comprobarlo durante sus años de corresponsal de guerra, ya fuera en el frente o en retaguardia. Para el autor de Las aventuras del Capitán Alatriste, el hombre sigue siendo un lobo para el hombre.

98. “Antes muerta que sencilla”. La pequeña María Isabel popularizó este viejo lema gay vendiendo miles de copias de su No me toques las palmas que me conozco y ganando el Festival europeo de la canción Eurojunior 2004 con su pegadizo y repetitivo rap flamenco.

99. “Florentino es un ser superior”. Hubo una época en la que los jugadores del Real Madrid, los galácticos, dominaban el fútbol mundial y vendían millones de camisetas. En 2003, en plena orgía de títulos, Emilio Butragueño, ex vicepresidente del equipo, se deshizo en elogios hacia el que entonces era su jefe y lo elevó a los altares.

100. “La vida puede ser maravillosa”. El inigualable Andrés Montes, el “cantamañanas” de la televisión, como él mismo se autodefine, popularizó esta consigna vital cuando la Selección Española de Fútbol disputaba el Mundial de Alemania del pasado verano.

http://www.elmundo.es/magazine/2006/367/1159980812.html

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Dom Abr 29, 2012 10:25 pm

DIos Mío Adela, cómo has encontrado esto!!!
Echo de menos esa de "¿por qué no te callas?"
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Dom Abr 29, 2012 11:03 pm

:) :)

Me salio me parece porque estaba buscando algo sobre 'yo soy ateo' y me parecía genial. Sobre todo porque viene muchas expresiones nuevas para mi y de donde vienen, aunque muchas las conozco y otras quizás he oído y otras no.
Pero me gustaba mucho.

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Jue May 03, 2012 7:08 pm

El País.com

Mazinger Z: ¡puños fuera!
El Salón del Cómic de Barcelona rinde homenaje a los robots en el tebeo, el cine y la literatura
Un gran robot del cómic, por JACINTO ANTÓN
José Ángel Montañés Barcelona 2 MAY 2012

Imagen
Vista de Montjuic, con Mazinger Z, protagonista del Salón del Cómic. / CARLES RIBAS

Las historias de Mazinger, el robot gigante construido por el doctor Kabuto con la formidable aleación Z, que legó a su nieto Koji antes de morir, encandilaron a miles de familias españolas a partir del año 1978 cuando, tras el Telediario de la sobremesa de los sábados, contemplaban la lucha de esta máquina y su inseparable compañera de metal Afrodita A. Juntos luchaban contra los malvados robots del Doctor Infierno lanzando sus puños y sus pechos, literalmente, con el objetivo de salvar el Mundo. La serie generó toda una serie de productos de mercadotecnia, cromos, revistas y cómic impresos, como ninguna otra lo había hecho hasta ese momento, en una España que acabada de salir de décadas de dictadura. Las aventuras de Mazinger Z y su piloto Koji Kabuto funcionaron en España por su frescura y su exotismo en la escasa parrilla de entonces y han permanecido en el subconsciente de generaciones de españoles pese a que solo se emitieron 32 episodios en blanco y negro de los 92 de que constaban la serie, ya que Televisión Española consideró que eran “demasiado japoneses y demasiado violentos”. Y siguen vivas a los 40 años. Mazinger Z y su autor, Go Nagai, son dos de los protagonistas de Robots en su tinta, la exposición temática de la 30º Salón Internacional del Cómic de Barcelona que hasta el domingo podrá visitarse en el pabellón 8 de Feria de Barcelona; un repaso de la presencia de los robots en el cómic, la literatura y el cine, que contará, además, con la presencia real de máquinas de aspecto humano capaces de interactuar con las personas.

La palabra robot proviene del teatro. El dramaturgo checo Karel Capek publicó en 1921 R.U.R., la historia de una fábrica donde un científico crea un protoplasma, un ser vivo, al que llamó robota, palabra del checo antiguo que significa esclavo. Este androide, construye a su vez otros seres para utilizarlos como mano de obra barata. Los robots acabaron sublevándose y declarando la guerra a la humanidad. En 1923 se tradujo al inglés y los robots pasaron a ser robots. Antes que estos seres, ya existieron autómatas desde el siglo XVIII y, en 1918, Mary Shelley creó el primer ser autónomo cuando publicó la historia de Frankestein o el moderno Prometeo. En 1920 Paul Wegener dirigió y protagonizó Golem, un clásico del cine mudo alemán sobre una estatua dotada de vida. Después llegó la María de Metrópolis (1926) de Fritz Lang; los robots de Asimov, que estableció las tres leyes de la robótica en 1942; el entrañable Robby, de Planeta prohibido (1956), los replicantes, copias de seres humanos, de Blade Runner (1982) de Ridley Scott, palabra inventada en la película que no esta presente en la novela de Philip K. Dick, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? en la que se basó este éxito del cine protagonizado por Harrison Ford; y los simpáticos C3P0 y R2D2, de la saga de La guerra de las Galaxias, de George Lucas (1977).

Son algunos de los robots, autómatas y androides más famosos de la literatura y del cine fantástico que, de una forma y otra, han repetido el esquema creado por Capek: Servir a quien te creo, aunque la mayoría de las veces acaban rebelándose. A la lista también se sumarían Terminator (1984), de James Cameron, Robocop (1987), de Paul Verhoeven o Inteligencia Artificial (2011), de Spielberg. La mayoría están presentes en la exposición central del Salón mediante los carteles de las películas que protagonizaron.

La aparición de los robots en el mundo del cómic es paralela a la ficción de los años 20 y 30 del siglo XX. Por primera vez aparecen en el año 1928, en Buck Rogers, de la mano de Philip Francis Nowlan y en Flash Gordon, creado por Alex Raymond en 1934; y a partir de los años 50, se generalizan los dibujos en los que los robots aparecen en naves que vienen a la Tierra a invadirnos.

Jordi Ojeda, profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña, amante del cómic y con una amplia experiencia en la divulgación científica a partir de las viñetas, ha reunido para la exposición que comisaria más de 150 originales que muestran cómo el noveno arte ha dibujado e imaginado a estos seres creados por el hombre.

En las viñetas podemos ver a Iron Man, el superhéroe de Marvel, que embutido en una armadura coprotagoniza ahora uno de los últimos estrenos cinematográficos; el ágil, amoral y underground Ranxerox, de Tanino Liberatore, autor que visitará Barcelona, el manga Astroboy, de Osamu Texuka; Los robots bestiajos de Mortadelo y Filemón, los de bolsillo de Superlópez; o el humor infantil de Robin Robot de José Sanchís. También se verán, por primera vez, los robots dibujados de Santiago Valenzuela, ultimo Premio Nacional de Cómic, para Las aventuras del capitán Torrezno 8, cedidos para la exposición; a Carlitos Fax, de Albert Monteys, en el que el protagonista es un fax y todos los personajes máquinas. Viñetas de la siempre sensual Barbarella tras su encuentro sexual y metálico con el robot Diktor y del gorila gigante tripulada Mytek; de Ari, la salvadora del Universo, de Man y Hernán Migoya, premiado en Japón; originales de Archeologist of Shadows, publicado solo en Internet, del argentino Patricio Clarey y la catalana Lara Fuentes, en la que los cyborg acaban convertidos en robots; o RGH, de Carlos y Rubén del Rincón, en el que aparece el único robot gigante creado por autores españoles. Son algunos de los dibujos que se podrán ver.

Para Ojeda, uno de los objetivos de la exposición es acercar los robots a la sociedad y fomentar nuevas vocaciones científicas y tecnológicas ente el público que visite el Salón. “Muchos de los de mi generación nos interesó la robótica tras ver Mazinger Z”, asegura. “Recordaremos nuestra época como importante ya que pasamos de la era de la información a la de la robótica. De hecho, somos como cyborg que vamos cargados de cámaras y maquinas, aunque no nos demos cuenta. Tienen su inteligencia y nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida”, explica Ojeda. Para el investigador la ficción siempre ha ido por delante de la realidad: “Si el concepto de inteligencia artificial se inventa en 1956, muchos años después del Yo robot de Asimov; el primer robot industrial comenzó a funcionar en una fábrica en 1961, mientras que Asimo, el primer robot humanoide capaz de subir escaleras lo creó Honda en 1997. Sorprende ver lo recientes que son", comenta.

En la exposición se han programado talleres, el 15º Concurso Nacional de Robots y la presencia de cinco robots de “carne y hueso”; humanoides de más de metro y medio, que se mueven con piernas o ruedas. Es el caso de la pareja Tibi y Dabo, el robot industrial de la marca ABB, utilizado en el sector de la automoción, y que pintará y dedicará dibujos a los visitantes, Darwin, un prototipo coreano que anda y que ha sido adaptado para jugar a fútbol y REEM, que ha sido proclamado como mejor robot del mundo en Francia y que ha desarrollado Pal Robotics. La robot, por que es chica, es ubicua, podría utilizarse en ferias, hoteles o centros comerciales informando y ayudar en labores de casa. También habla y no se ruboriza cuando asegura que le gustaría ser famosa. En la feria se verá como realiza este tipo de tareas, por lo que seguro que muchos se la llevarían a casa ya. De hecho para Ojeda, la película de robots Eva, el premiado debut de Kike Maillo es “un filme fantástico, una puesta muy fuerte por una tecnología verosímil en un futuro cercano en el que los robots no solo se moverán de forma independiente sino que tendrán emociones”.

Spiderman, Moebius, Little Nemo y mucho más

Los robots protagonizan el 30 Salón Internacional del Cómic de Barcelona que arranca hoy hasta domingo. Pero los seres de metal dotados de movimiento, y algo de sentimiento, no estarán sólo en los 19.000 metros cuadrados que ocupa la feria en el Palacio 8 de Feria de Barcelona; estaran acompañados de una docena de exposiciones, conciertos, encuentros con los autores, talleres y maratones A continuación, una selección de imperdibles para los amantes del género:

Homenaje a Moebius. Originales de Jean Giraud, desaparecido en marzo, y los trabajos de autores españoles que homenajean el autor francés considerado en su país como uno de los nuevos filósofos.

Spiderman. Orígenes y evolución del personaje, alter ego de Peter Parker, que cumple 50 años desde la creación por Stan Lee y Steve Ditko, siempre rodeado de malos como Duende Verde o El Doctor Octopus.

Antológica de Little Nemo. Los originales de la mítica serie del dibujante frenético y convulsivo Winsor McCay (1869-1934), uno de los clásicos del noveno arte, recortes de prensa en que se publicó este cómic y otras series del autor.

52 de los New-52. Los nuevos superhéroes de DC, Superman, Batman o Wonder Woman, vuelven a nacer desde el número 1 vistos desde el siglo XXI.

Malefic Time. Es el 2038 y el mundo es una pesadilla. En Nueva York una serie de personajes se preparan para la batalla final. Este es el ambiente de la última novela de Luis y Rómulo Royo a la cual Norma Editorial dedica una exposición.

50 años de Cavall Fort. Un hecho insólito en el mundo editorial: medio siglo de vida. Se podrán ver muchos de los originales que se han publicado en 1.192 números de esta revista didáctica y lúdica

Jordi Longarón y Paco Roca, premiados en la edición del Salón del 2011, dispondrán de una exposición cada uno. A la del primero, uno de los primeros autores españoles que triunfó internacionalmente, se podrán ver sus westerns y sus Hazañas Bélicas. De Roca, autor premiado con lo Premio Nacional del Cómic por Arrugas y creador del cartel de esta edición, se podrán ver algunos de sus últimos dibujos.

Conciertos. El salón no es sólo música. Durante los cuatro días subirán al escenario grupos como Laxo’ Busto, Terapia de Shock, Avalanch y Los Coronas, además de sesiones de DJ.

Talleres. Clases magistrales de algunos de los autores invitados que explicarán sus secretos.

Videojuegos. Presentación en exclusiva de Darksiders II, el videojuego con diseños de Joe Madureira. Xbox 360 presentará Kinect Star Wars y Nintendo celebrará el concurso Kid Icarus con su 3DS.

Maratón de cine. Los robots también invadirán el cine Urgell durante el Maratón Robótico que ha organizado Phenomena. Se proyectará Matrix, Westworld y Hardware: Programado para matar, de Richard Stanley, que visitará el salón.

La China, el país invitado. El enorme país tendrá 200 metros cuadrados para mostrar la larga historia del cómico chino, un auténtico desconocido en occidente, a pesar de que en este grandioso país hay autores que llegan a vender millones de sus trabajos. Toda una oportunidad.

Invitados. Durante los cuatro días serán muchos los autores que pasarán por el Salón: Go Nagai (Mazinger Z), Milo Mandara (Los Borgia), David Lloyd (V de Vendetta), Gilbert Shelton (Los fabulosos Freak brothers), Craig Thompson (Blankets) y Enrique Breccia (El Eternauta), entre otros.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Vie May 04, 2012 7:45 pm

El País.com

El Prado da a luz a un nuevo ‘tiziano’
Una versión del ‘San Juan Bautista’ del italiano se restaura en la pinacoteca
La obra, propiedad del museo y que se tenía por una copia, estaba en una iglesia
Iker Seisdedos Madrid 3 MAY 2012

Imagen
A partir del motivo religioso de 'San Juan Bautista' destacan dos versiones pintadas por Tiziano: la de la derecha se conserva en la Gallerie dell’Accademia en Venecia y la otra, en El Escorial.

La competencia es dura estos días en el taller de restauración del Museo del Prado, pero incluso entre deslumbrantes rafaeles, goyas y van der weydens, que reciben atenciones en distintos grados en esta suerte de Uvi del arte antiguo, brilla con discreción, apagado por siglos de olvidos, guerras y devastadores repintes, una pintura religiosa de Tiziano (1489-1576). Se trata del último descubrimiento, que se sepa, efectuado por la sección científica del Prado, un equipo de unos 15 conservadores y una veintena de restauradores del más alto nivel que no paran de generar expectación con sus investigaciones: ahora un bruegel inédito y fundamental, ahora una copia de La Gioconda realizada al mismo tiempo que el original.

La imagen del tiziano, que se conserva en el secreto del taller hasta que no se termine de trabajar en él, resulta familiar; es una versión del célebre San Juan Bautista, que el pintor terminó allá por 1542 y que se conserva en la Gallerie dell'Accademia de Venecia. Pero no la única, porque también está, claro, la que se atesora en las salas capitulares del Monasterio de San Lorenzo del Escorial desde su llegada a la colección en 1577 gracias a una donación de Felipe II, fan declarado del pintor. La joya fue puesta a punto por Patrimonio Nacional en 1999, junto a La última cena.

El santo que ahora recibe las atenciones de los restauradores de la pinacoteca madrileña proviene de lo que se conoce como Prado disperso, un conjunto de 3.100 obras que fueron saliendo con rumbo a los más diversos puntos de España cuando la colección creció más de la cuenta tras la anexión en 1872 de los fondos del Museo de la Trinidad. El cuadro acabó en una iglesia de Almería (como consta en un inventario del Boletín del Prado). Allí sobrevivió a la clase de calamidades que le tenía reservado el ingrato siglo XX: del olvido a los cambios del gusto o la Guerra Civil.

En ese insospechado hogar reparó en él Miguel Falomir, jefe del departamento de pintura italiana y francesa, que se halla en el proceso de la redacción de un catálogo razonado sobre Tiziano que promete para final de año. Es una de sus especialidades, a la que dedicó una exposición en 2003 que, todos coinciden en el museo, marcó un hito en la ambición académica del Prado. El conservador pensó que un estudio detenido podría aportar datos interesantes. Y acertó.

Sobre este descubrimiento se pueden entrever pistas en un boletín del Centro de Estudios Avanzados de las Artes Visuales de la National Gallery de Washington, donde Falomir escribió en 2010: “La restauración y el análisis técnico de casi toda la colección del Prado ha coincidido con la elaboración del catálogo razonado y ha contribuido poderosamente a, por ejemplo, cambiar algunas atribuciones y fechas. Además, las radiografías y las reflectografías infrarrojas, así como el análisis de pigmentos han proporcionado nueva información que arroja luz sobre el modo de trabajo de Tiziano y las variadas etapas de su trabajo creativo; la presencia de los dibujos bajo la pintura, más abundante de lo que se creía; los cambios constantes introducidos mientras hacía evolucionar sus composiciones y la reutilización de lienzos en sus últimas décadas. Este material técnico es particularmente útil para entender cómo funciona el taller de Tiziano, especialmente en la producción de réplicas, un tema del que el Prado está bien provisto de ejemplos”.

“Nadie sabía de la existencia”, reconocía ayer desde Venecia Matteo Ceriana, director de la Gallerie dell’Accademia, que ha visto la versión y no duda de que salió del genial pincel, informa Tommaso Koch. “Acabó en una iglesia en el ochocientos, en virtud de una práctica que también era común en Italia. No es exactamente como la nuestra, ni tampoco como la del Escorial, y aun así las tres versiones están interconectadas. San Juan Bautista no es un tema muy complejo. Y un artista como Tiziano, tan grande y que vivió durante tanto tiempo, tuvo que afrontar varias veces los mismos temas. Intentaba no repetirse nunca, por lo menos trataba de reinventarse”.

En efecto, afirman los expertos, era práctica común en los grandes artistas de la época (y si se piensa en Damien Hirst, por ejemplo, también de esta) volver sobre ciertos temas, a menudo, por los deseos de los propios compradores, que deseaban la misma experiencia que habían tenido otros antes que ellos.

Lo que un creador de la talla del pintor veneciano, fuerte indiscutible del Prado, no podía permitirse era una burda repetición de los logros pretéritos. Por eso, este San Juan Bautista —que comparte con las otras dos versiones las imágenes del carnero y el paisaje (en este caso destaca poderoso en un conjunto que se halla en un delicado estado de conservación)— es mucho más que una mera copia efectuada por un taller, como también atestiguan los estudios que se han realizado. Esto, lejos de poner en duda la autoría de Tiziano, la refuerza.

Los detalles de esta importante restauración se guardarán, con todo, hasta otoño, cuando se presente el proceso en una exposición y con el aparato científico que hay detrás de él al completo. Luego llegará la publicación del catálogo razonado, que por definición se trata de un recuento pormenorizado sobre la colección de un artista y el trabajo de su taller, que se presenta, y este es un ejemplo de ello, como una ocasión única para ajustar cuentas sobre el catálogo, nuevas atribuciones y otros difusos asuntos relativos a la autoría. Un concepto que, según los últimos avances en las investigaciones, busca trascender al mero hecho de encontrar una firma para orientarse a terrenos más resbaladizos, pero mucho más estimulantes, sin duda, como la calidad o el estilo.
Imagen
Una radiografía obtenida durante la restauración de la del Escorial.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Sab May 05, 2012 1:32 pm

Gracias Nexus. La cantidad de obras de arte que se encuentran de la nada, seguramente expoliadas por la Iglesia aprovechando algun enfrentamiento del pasado. A ver si podemos acercarnos a la muestra en otoño
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
Violette
Mensajes: 212
Registrado: Mié Abr 27, 2011 11:00 pm
Ubicación: Aquí, allí... depende del día y de la hora...

Mensaje por Violette » Lun May 07, 2012 12:23 pm

Adele, me encanta la recopilación!!!!
¿Para qué sirve un libro sin imágenes ni diálogos?

Avatar de Usuario
Victoria
Mensajes: 1305
Registrado: Jue Mar 01, 2012 12:00 am
Ubicación: Por tierras de España.

Mensaje por Victoria » Lun May 07, 2012 1:06 pm

Por fin.. ¡aquí estaba! Llevo horas buscando por los hilos esa recopilación de frases de Adele y no daba con ella. :roll:
La única salvación de los vencidos es no esperar salvación alguna.

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Lun May 07, 2012 1:19 pm

Gracias chicas!
A mi también me gusta porque así aprendo. Hay muchas frases que conocía y otras que no. Me gusta

74. “Hola, ¿es el enemigo?”. El teléfono de Miguel Gila (1919-2001) llenó durante años los espacios televisivos de la noche de los sábados. Repetía sus chistes una y otra vez, pero nadie quedaba indiferente con sus impagables conversaciones entre trincheras.


Era gran admiradora de Miguel Gila. Durante los años 90 me gustaba verle en la television, con su camisa roja, teléfono y estilo único.

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Lun May 07, 2012 1:25 pm

¿Viste el anuncio de Campofrío?
Aquel de los cómicos...


http://www.youtube.com/watch?v=V-83jNawPdk

Creo que se está desarrollando un próximo programa de televisión tipo homenaje (muy similar al anuncio este, por lo que he podido ver )
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Responder