David Bowman ha escrito un libro

Relatos, poemas, fotos, blogs, partidas de rol y otras creaciones de los miembros del foro

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
aik
Mensajes: 2334
Registrado: Dom Feb 18, 2007 12:00 am
Ubicación: En la Hansa

Mensaje por aik » Mié Abr 23, 2014 1:15 pm

bowman escribió:Lujo, poco. Pero seguro que hacemos unas risas.

Jodope amigo, a estas alturas y con la que está cayendo (y va a caer), te parece poco lujo? :lol:
"Son Españoles los que no pueden ser otra cosa". (Cánovas)

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6241
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Mié Abr 23, 2014 1:41 pm

aik escribió:
bowman escribió:Lujo, poco. Pero seguro que hacemos unas risas.

Jodope amigo, a estas alturas y con la que está cayendo (y va a caer), te parece poco lujo? :lol:


Un lujazo :D
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6241
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Mié Abr 23, 2014 1:44 pm

Bossu escribió:con Terenci Moix (QEGE)


¿"QEGE"? 8O
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
agustinadearagon
Mensajes: 2636
Registrado: Vie Sep 05, 2008 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por agustinadearagon » Mié Abr 23, 2014 2:37 pm

Bow, cuando seas famosos y vayas de tertuliano por las teles, tienes que seguir acordándote de nosotros, y nombrarnos de vez en cuando. No te vayas luego a estirar y mirarnos por encima del hombro, que con tu estatura es lo lógico, por otra parte, y pasar airado sin dirigirnos la palabra.
Las generaciones venideras te estudiarán en la asignatura de Literatura, si existe, y hablarán de tus fuentes e influencias, y quizá aparezcamos nosotros. El foro en el que participabas, una especie de Café Gijón, pero virtual.
"Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro quizá esté muy oscuro para leer". G.M.

Avatar de Usuario
aik
Mensajes: 2334
Registrado: Dom Feb 18, 2007 12:00 am
Ubicación: En la Hansa

Mensaje por aik » Mié Abr 23, 2014 2:50 pm

agustinadearagon escribió:
Las generaciones venideras te estudiarán en la asignatura de Literatura, si existe,

Ahora sí que me has tocado la fibra Agus. Y el caso es que puede que tengas razón. :(
"Son Españoles los que no pueden ser otra cosa". (Cánovas)

Avatar de Usuario
Victoria
Mensajes: 1305
Registrado: Jue Mar 01, 2012 12:00 am
Ubicación: Por tierras de España.

Mensaje por Victoria » Mié Abr 23, 2014 4:41 pm

El_Curioso_Impertinente escribió:
Bossu escribió:con Terenci Moix (QEGE)


¿"QEGE"? 8O


Que en gloria esté. :wink:
La única salvación de los vencidos es no esperar salvación alguna.

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Mié Abr 23, 2014 5:49 pm

Veo, no sin emoción, que ya habéis empezado a beber.
Tened cuidado porque la Siana es peligrosa y embriaga
Cheers
<div>El último que apague la luz.</div>

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Jue Abr 24, 2014 10:41 pm

agustinadearagon escribió: Las generaciones venideras te estudiarán en la asignatura de Literatura, si existe, y hablarán de tus fuentes e influencias, y quizá aparezcamos nosotros. El foro en el que participabas, una especie de Café Gijón, pero virtual.

Dí que sí Agus.

Algo nos ha hecho este Foro. Sin duda. Aunque el Ro nos diga que ya no estamos pendientes, y razón no le falta por lo menos en mi caso, que llevo tanto sin dedicarle tiempo a las cosas que seguís colgando por aquí. Pero después de casi diez años...aquí seguimos.

Hoy me es particularmente grato poder deciros que este forero al que se dedica el hilo estará por los madriles firmando su primera novela, que no la última, en la Feria del Libro de Madrid :D. Todavía no se sabe la fecha con exactitud, y en cuanto nos lo confirmen os lo diremos, pero caerá en un de los tres fines de semana de la Feria (31-1 / 7-8 o bien 14-15 de junio).

Enhorabuena, Bow.

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Vie Abr 25, 2014 12:13 pm

Ahora que lo pienso, yo el día 31/5/2014 tengo que estar en Madrid. Si fuera ese fin de semana, sería genial. Claro que a mi sobrina no creo que le parezca bien que me "pire" su Comunión para ir a una firma en La Feria del Libro. No sé, no sé. :roll: :roll:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Vie Abr 25, 2014 12:22 pm

Yo me piré hace dos años de una comunión (con viaje en tren por medio) para una firma de Violette
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Vie Abr 25, 2014 12:52 pm

Mierda, le iba a dar a "Me gusta". Tanto tiempo en el Facebook que se me olvida que aquí no hay.

Ya, pero no creo que a mi sobri le pareciera muy bien, pobrecica, que soy su tía y su madrina. :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Vie Abr 25, 2014 12:57 pm

Ser madrina lo cambia todo
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Vie Abr 25, 2014 1:39 pm

Imagen

Sin comentarios
<div>El último que apague la luz.</div>

Avatar de Usuario
aik
Mensajes: 2334
Registrado: Dom Feb 18, 2007 12:00 am
Ubicación: En la Hansa

Mensaje por aik » Vie Abr 25, 2014 1:43 pm

Es esta tu elección David?
"Son Españoles los que no pueden ser otra cosa". (Cánovas)

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Vie Abr 25, 2014 3:24 pm

Hala
A petición del Gro. Va por ustedes y a morir por Dios. Sin editar y a pelo. Tal cual. Al fin y al cabo este puto foro es culpable. No tanto como yo, pero un poco. Las cinco o seir primeras páginas de 'Juana La Maliciosa'. Una mujer con nombre de montaña. O una montaña con nombre de mujer, yo que sé.

.......

Nadie sabe lo que tienen los demás en la cabeza, reflexionaba yo una tarde ante el desfile de turistas que discurría frente a la terraza de C’an Cosmi, en la isla de Ibiza. Es imposible saber en qué creen ni lo que esperan en sus sueños y, desde luego, es imposible saber lo solos que están. ¿Quiénes serán todos estos, concluí adormilado, tan bronceados bajo sus gafas de sol y sus camisetas de marca?

Había empezado a dar francas cabezadas cuando, sin venir a cuento, sonó a mi espalda un vozarrón con acento catalán, o tal vez isleño, que me despertó.

-Es difícil ganarse la vida, ¿verdad?

Me encontraba de vacaciones en Santa Eulalia del Río, Santa Eulària des Riu, abotargado tras una mañana playera y una paella bien regada, y volví la cabeza sin gana para descubrir que un sujeto estirado y redicho me miraba dos mesas más allá.

-Muchos, ni lo consiguen-, recalcó.

En la terraza no había nadie más, salvo dos camareros que sudaban empujando un barril de cerveza, y me encogí de hombros. Menuda obviedad, pensé. Alguien tendrá que servir las mesas: nadie regala nada. Toma y daca. Pero como no lo había visto en mi vida, ni me molesté en contestar. Me dio igual. A propósito de ganarse la vida, exclamó, le voy a contar la historia de una chica que conocí. Yo tragué saliva y el catalán, o lo que fuera, se sentó conmigo: su frescura era inaceptable. Los dos estamos solos, se justificó. Cierto, pero eso no bastaba para hacer menos impropia su actitud ni, mucho menos, que me agradase su persona: al fin y al cabo no soy español y no pego la hebra con el primero que se me cruza, lo que no impide que ame con desmesura este país que conozco razonablemente y que, de algún modo, se ha convertido en mi profesión: soy escocés, enseño filología española en el Reino Unido y tengo editados algunos textos de clásicos españoles. Bueno, es igual: no voy a contar mi vida. El caso es que me gusta estar solo, y ya está.

Mi nuevo y extraño amigo, por llamarlo de alguna manera, vestía ropa cara, una americana oscura y una camisa blanca que colgaban desmadejadas sobre su cuerpo, como si en vez de ponérselas se las hubiera tirado encima. Rubiejo y bronceado, sonreía sin parar, necesitaba un buen afeitado y, pese a su altanería insufrible, resultaba interesante debido a una imprecisa forma de melancolía que lo humanizaba.

No le voy a decir como se llamaba esa joven, me adelantó con mucho misterio. A estas alturas es una investigadora con un prometedor futuro en el campo de la biogenética y, si se lo dijera, su historia perdería el interés que tiene por sí misma para quedarse en mero cotilleo: todos los nombres que me oirá, por tanto, si es que decide seguir escuchándome, son inventados. En cuanto a mí, apostilló extendiendo los brazos, poco hay que añadir a lo que se rumorea por
ahí, en los clubs náuticos pijoteros y en los bares de los puertos de Vila y de Sant Antoni. Pues que, además de navegante, soy aficionado a charlar y, de modo especial, a escuchar y repetir después historias tan peculiares como ésta.

Además de inmodesto, dado que el único que escuchaba era yo, mi contertulio, en efecto, era tan popular allí como las hierbas de C’an Mari Mayans, circunstancia que debí haber imaginado: los camareros lo trataban con especial deferencia y él se complacía intercambiando saludos con los transeúntes, gente de la isla y no turistas. ‘Uep, Ferrer!’ le gritaba, por ejemplo, a uno que pasaba. Y el aludido, sonriente, levantaba un brazo. ‘Jaume! Força Barça! Tot el camp es un clam! Fue así como supe su nombre, Jaume, puesto que en ningún momento nos presentamos.

Éste último verano, de nuevo en la isla, me enteré de que también lo llamaban el Gran Tagomago y de que se trataba de un tío importante de Barcelona, además de un conocido navegante del Canal de Ibiza que acabó molt malament. El pasado mes de abril desapareció con su barco en el otro lado del mundo, nada menos que en los Cuarenta Rugientes. Me contaron en Ibiza que el Gran Tagomago estaba empeñado en dar la vuelta al mundo a vela en solitario, así que todo apunta a que en este momento yace para siempre en algún punto del Índico, entre el golfo de Bengala y la Tierra del Emperador Guillermo II, a no menos de 3.000 metros de profundidad. Una desgracia que ha conferido un nuevo sesgo a cuanto me relató y quizá por eso me decido a contarlo ahora sin ahorrar ningún detalle, aunque me temo que el recuerdo resulte traidor, la memoria, débil y mi fidelidad, escasa pese al sincero esfuerzo que estoy haciendo para reconstruir sus gestos, emociones y palabras.

La chica se hacía llamar Petra, cacareó el voluble personaje ya instalado en mi mesa. Petra ¿eh? Tal cual, aunque su nombre real sea otro que, como ya le he indicado, no le voy a decir. Una noche de lluvia, en mi casa de Barcelona, esta atractiva joven se puso a darme detalles sobre su vida personal. Fue la primera y única vez que me habló de sí misma, y eso que nuestra relación duraba ya dos años y aún había de durar cinco más, al cabo de los cuales, para terminarlo de arreglar, fui y me enamoré. De ella, ja ho crec, de quien iba a ser. Una tontería, usted verá: igual que enamorarse del dependiente del estanco. El Gran Tagomago se detuvo con una sonrisa cínica en la cara. O de una caja de puros: Petra era mi proveedor, pero también era el producto.

Semejante revelación me descolocó, aunque procuré no dejarlo ver. El producto, la mercadería, la mercancía que ella le procuraba y que, según creí entender, no era otra que ella misma. La tarde caliente parecía concentrarse en el rostro enrojecido del Gran Tagomago y me erguí en la silla de paja de la terraza del bar.

Sí, señor, me confesó más serio que un ministro. Petra misma era el producto y, a la vez, quien me lo servía ¿comprende? Lo que no impidió que cuando quise darme cuenta me hubiese enamorado. De ella, sí, qué se le va a hacer.

De una mujer de ésas.

El sol atacaba con saña quemando los contornos de las cosas y el Gran Tagomago puso una cara rara subrayada por una sonrisa equívoca. En mi descargo, añadió, sólo puedo decir que Xesc, el propietario del estanco que frecuento, es feo hasta decir basta. Y abrió las manos en un gesto de disculpa por la travesura de mostrarse tan impío con su estanquero. Pero feo de cojones, ya le digo. Vamos, que aunque se desviva por satisfacer mi debilidad por los ocho-nueve-ochos no me voy a enamorar de él. Ni de sus puros, eh, je, je. Y eso que también me gustan mucho.

Como corroborando su afirmación, sacó una purera de piel y me ofreció un oloroso habano que rechacé: no fumo y la sola visión de aquel petardo me produjo náuseas. Él se lo pasó por la nariz. Pero Petra... Y lo acarició entre los dedos analizando sus textura y grado de frescor. Una hembra de otra dimensión. Abstraído, se hundió en un silencio ausente, el primero de los muchos que sazonarían su relato. O de muchas dimensiones, matizó concentrado en sí mismo. Petra posee algo. Y emitió un sonido gutural. Clase, ponderó bajando la voz hasta convertirla en un susurro arrastrado, casi un quejido. El Gran Tagomago rebanó el extremo del cigarro con una pequeña guillotina. Clase, repitió ensimismado mientras hacía girar con parsimonia el cigarro en la boca. La operación de encenderlo le llevó sus buenos tres o cuatro minutos. Con la primera bocanada, sus ojos buscaron en los míos algún asomo de burla, pero no lo encontraron. Y añadió, ufano. Petra, además, se había aprendido mis más íntimas perversiones.

No pude evitar preguntarme a qué se refería con tanta finura, ‘íntimas perversiones’. Ni cuales podrían ser, no ya sus ‘más íntimas perversiones’ sino las mías: alguna tendré también, digo yo. Él exhaló una humareda azul y su atención vagó hacia el mar, al final de la popular S´Alamera de Santa Eulalia, cuajada de turistas.

Cuando sentí galopar aquí el caballo del amor, dijo señalándose el pecho, lo embridé. Pura comodidad, no se vaya a pensar. Las fantasías pequeño-burguesas me tocan los cojones, así que de ningún modo quería que cambiara el tipo de relación que mantenía con ella: las relaciones comerciales no generan malos entendidos -tanto me das, tanto te doy- mientras que la afectividad es una fuente de equívocos ingobernables, no sé si me sigue.

Lo seguía a las mil maravillas. La afectividad es fuente inacabable de equívocos, así que él se pagaba un simulacro y santas pascuas: a paseo las ‘fantasías pequeño-burguesas’. Sólo hechos. El Gran Tagomago movía mucho los brazos para dar énfasis a sus palabras. Nunca me he desenvuelto bien con los afectos, qué quiere que le diga. Carecen de medida y, por tanto, no hay manera de tomársela. Con Petra me fue bien hasta que rompió por su cuenta la relación de estricto carácter comercial que manteníamos. La rompió sin más, de manera unilateral: siete años tirados a la basura sin demasiadas explicaciones. ¿Para qué darlas? Ella es así. Y no fue porque estuviera a disgusto conmigo, que quede claro: es que tenía otros planes.

Otros planes. El Gran Tagomago escupió las dos palabras con una hebra de tabaco. Tonto de mí, meditó. Mira que me lo dijo así de veces, pero yo la escuchaba como a una niña que te dice que está enamorada de Justin Bieber. Cuando me dí cuenta de que no faroleaba, le rogué que no me dejara. Para que siguiese conmigo hubiera sacrificado mis habanos, mi barco y mis caprichos, me hubiera humillado de rodillas y hubiera dejado de ser un niño. Sí, me hubiera hecho un hombre de una vez, cosa que a los cincuenta años parece conveniente, rió de manera infantil y ostentosa. Pero me dio igual: Petra me abandonó y, loco de amor, obsesionado por cuanto había perdido, volqué mi frustración en un afán enfermizo por saber más de ella. Por primera vez en siete años me la tomé en serio. No se ría, llevo meses siguiendo su rastro. Le repito que, pese a todo, aquella niña-mujer pertenece a otra dimensión. A varias dimensiones diferentes, insisto: first level, una persona como no hay otra, ni siquiera parecida, entre un millón, ya ve en lo que ha acabado: en un prometedor científico, quien me iba a decir a mí que una mujer de ésas…

Yo abrí la boca para protestar. ‘Una mujer de ésas’. ¿A qué podía referirse con semejante expresión? ¿No abominaba de las ‘fantasías pequeño-burguesas’? Concebir dos clases de mujeres, ‘ésas’, por un lado, y las ‘otras’, por otro, no deja de ser una refinada ‘fantasía pequeño burguesa’, a mi modo de ver. Por fortuna, cambié mi pregunta en el último momento: no quería discutir. ¿No la estará usted idealizando? El Gran Tagomago meneó la cabeza asintiendo a su pesar. Claro que sí, por supuesto que la idealizo. El amor es idealización, a ver, lo que no significa autoengaño ¿eh? Que me enamorase no quiere decir que me haya vuelto gilipollas, no se me confunda. Yo seguí preguntando. ¿Y no ha intentado verla? ¡Hombre! I tant! Ya lo creo que he intentado verla. Vive fuera, en un país europeo que tampoco le diré y la he llamado muchas veces sin obtener otra cosa que palabras corteses.
<div>El último que apague la luz.</div>

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Vie Abr 25, 2014 3:56 pm

Gracias.

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Vie Abr 25, 2014 4:22 pm

Con permiso.
La madre que me parió...
Enhorabuena, Maese. A usted y a nosotros.
Y déjeme decirle una cosa: no me sorprende en absoluto. Nada. Y, menos que nada, el entusiasmo y desenfreno de los editores.
Deseando leerlo. Es una amenaza formal.
Que salga todo como desea y mucho éxito.
Y joder con la Siana, el dúo del sombrero y el hombre misterioso... Qué cracks!!
Eh, mándele uno firmado al Reverte! ;)
Besos a todos.
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
Victoria
Mensajes: 1305
Registrado: Jue Mar 01, 2012 12:00 am
Ubicación: Por tierras de España.

Mensaje por Victoria » Vie Abr 25, 2014 5:54 pm

Pero no te vuelvas a ir ahora Lenka... quédate, quédate por dios.... Que te echamos de menos :cry:
La única salvación de los vencidos es no esperar salvación alguna.

Avatar de Usuario
Redsonja
Mensajes: 1719
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Ubicación: Madrid, villa y corte

Mensaje por Redsonja » Vie Abr 25, 2014 6:25 pm

Ha sido como si me lo estuvieras leyendo en persona Bow. Lo he leído como con voz en off contigo de narrador. Como cuando me lo resumiste el sábado. Cuando nos los dediques, nos vamos todos a Ibiza a celebrarlo!???
yo pongo una espada y una mirada.. y vosotros ponéis el resto...

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Vie Abr 25, 2014 6:47 pm

Bueno, eso de Ibiza son palabras mayores. Ya me gustaría. Pero ojo con Ibiza, que emborracha: un sitio peligroso.

En cuanto a lo que dice Lenka, comentar sólo que el sorprendido soy yo.
No sé si 'entusiasmo y desenfreno', pero vaya, algo así, sí.
'Entusiasmo y desenfreno' el de este foro. Y, bueno, mención aparte merecen la Siana y su equipo. Los del Club del Sombrero y Le Bossu, el 'misterioso desconocido'.
Sin ellos, cada uno con labores fundamentales, esto no hubiera llegado a ninguna parte. Ahora a ver si los que lean esto no me cuelgan. De un pino, digo. Aún recuerdo la estupefacción de Siana la primera vez, la explosiva bronca de la Rackham y el juicio inapelable del Club del Sombrero. 'La edición en España está en manos de mujeres. No es difícil pronosticar que te matarán cuando lean esto. Lo difícil es averiguar de qué forma, pero seguro que no será agradable'. Pero la fe de la Siana mueve montañas y cuando el monstruo fue tomando unas dimensiones y una forma aceptables, eligió editorial y ¡bingo! A la primera. Y, en efecto, entre mujeres. Y con una mujer de jefa que, eso sí, lleva toda la vida en el negocio. Así que mira. Ahora en la editorial a la Siana la llaman 'mi agente'. 'Ha llamado su agente, sr Bowman'. 'Pues su agente ha dicho no se qué'. Vamos, que no doy crédito. Como reflexiona el narrador -Bowman- en algún momento 'nadie es nadie si está solo'.

Gracias por estar ahí. Ahora sólo queda esperar que guste un poco.

Aquí, algo sobre la montaña esa, tan 'atractiva desde lejos pero temible cuando te adentras en ella' sin respeto.

http://es.wikipedia.org/wiki/La_Maliciosa
<div>El último que apague la luz.</div>

Responder