Diario de asiento

Relatos, poemas, fotos, blogs, partidas de rol y otras creaciones de los miembros del foro

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
Udeis
Mensajes: 745
Registrado: Sab May 06, 2006 11:00 pm

Diario de asiento

Mensaje por Udeis » Mié Jun 21, 2006 9:00 am

Diario de asiento


Soy Udéis y Diario de asiento es un libro que he creado para registrar mis cuentas pendientes. El objetivo principal es plasmar mi visión personal del mundo viajando a través de la cotidianidad y haciendo una particular crítica de ella con el fin de ofrecer al lector una oportunidad de reflexión y quizá un punto de partida hacia la acción.

Este libro pretende apuntar con un dedo a las imprudencias e injusticias que se cometen diariamente y que quedan impunes, al desinterés general de los miembros de esta sociedad y a la ignorancia en particular.

Pero también persigue liberar mis sentimientos más profundos y agradecer la existencia a pesar de las desavenencias.

Esta sociedad necesita una transformación y ese cambio sólo lo podemos efectuar los individuos, los miembros que integramos esta sociedad. Pero sobre todo los que tenemos la ventaja y las posibilidades de interactuar con la población, de hacer llegar a las personas esos mensajes.

No hablo sólo de los políticos, porque la mayoría de las veces, aunque prometan y actúen, siempre lo hacen bajo unos ideales que no son aceptados por todos, e incluso siguiendo unos medios que poco tienen que ver con los fines. Me refiero sobre todo a los docentes, a los maestros, a los profesores, a los médicos, a los comunicadores, en resumen, a todos los que pasan parte de sus vidas trabajando para “educar” a los demás. Hago alusión a ellos en masculino porque no creo en esa premisa coeducativa de plasmar los supertoleradores “es/as”, o aún más moderna @, cada vez que haya que mencionar un sustantivo no neutro. Para mí este hecho no es más que una forma de olvidar que existen diferencias de sexo; y ese es uno de los numerosos planteamientos que debemos objetivar: hay diferencias entre los sexos, como también las hay entre las razas, e incluso hay diferencias entre hermanos gemelos. Pero ahí está lo maravilloso, la diversidad es lo que nos hace únicos, y divulgando esa singularidad derivamos en la pluralidad.

Tampoco deberíamos caer en la exageración y alterar una lengua por razones vacías. ¿A quién se pretende engañar diciendo que la igualdad de sexos se consigue poniendo “/as” al final de las palabras cuando en cada hogar los roles femeninos y masculinos de antaño se personifican continuamente?

Si quieren cambiar la lengua, y que el extendido masculino generalizador se convierta en mixto que se creen nuevas palabras, como lo han hecho otras lenguas, por ejemplo el inglés (niño=boy, niña=girl, niños/niñas=children) y no es precisamente de riqueza lingüística de lo que pueden presumir los ingleses. Así todos/as estarían contentos/as…

Cada día me entristezco más cuando veo a los pequeños no hacer nada en un mundo lleno de oportunidades aunque viciado por la tecnología. Niños que se aburren en sus casas por no saber jugar, ya que no los han enseñado. Hoy en día no se tienen ilusiones ni pasiones. Y en todo ello hay muchos culpables.

Tengo amigos docentes de todas las edades y siempre se dirigen a mí con el mismo argumento y culpan a los padres de este asunto, y de muchos otros. Y padres que por la otra vertiente del problema echan la culpa a los maestros. Pero son pocos los que realmente se dan cuenta de quién es el “culpable”, si es que se le puede llamar así. La culpable, señoras y señores, es la inteligencia. Nos creemos inteligentes cuando llevamos a nuestros hijos al aula matinal a las siete y media de la mañana y los recogemos a las seis de la tarde porque necesitamos ir a trabajar para poder vivir. Pero no nos planteamos si de verdad esto es vida. No hay que ser muy inteligente para darse cuenta que no es nada beneficioso para un niño ser abandonado por sus padres en un lugar frío (porque todos las escuelas lo son aunque nos esforcemos por evitarlo) e ir de mano en mano durante la mitad de la jornada. Luego, ese pobre niño, llega a su casa y pretende contar a su madre lo que le ha pasado en el recreo y ella con voz autoritaria le dice: -¡Ahora no estoy para tonterías!-

Señora, esas tonterías forman parte de su hijo y cohibirlo de esa forma solo contribuye a crearle traumas infantiles que luego se transforman en problemas mayores.

Después llega el padre. El niño va ilusionado a contarle lo que le ha dicho Manolito, y el progenitor le responde: -¡Ahora no, que estoy cansado!-

¿Cansancio? Un adulto que trabaja ocho horas al día, con tiempo libre para el desayuno y el almuerzo, habla de cansancio mientras su hijo de tres o cuatro años pasa casi diez horas bajo un techo sin raíces y siendo sólo uno más…

Son hechos que no atienden a la razón, pero sin embargo suceden todos los días.

Este tipo de casos me hacen sentir mal, porque tal vez yo viví otros tiempos, tal vez la mujer se ha liberado de las milenarias ataduras, tal vez la vida sea mejor ahora, tal vez se hayan producido muchos cambios… pero ¿los necesarios?

Cambio. Es lo que necesita la sociedad para avanzar. Familias mestizas, nuevas tecnologías, progresos médicos. Pero lo que no hay que cambiar es la razón humana. Razón es sinónimo de inteligencia y es lo que parece ir en decadencia. Y lo peor es que ser inteligente está mal visto y las elecciones más inteligentes son las más criticadas.

Por ello me gustaría hacer algo, desde mi individualidad, para que la sociedad sea consciente de la importancia de la educación, de la vida y sobre todo de la sociedad en sí misma.

Diario de asiento es el primer paso. Aportar mi esencia al mundo. Quizá no llegue nunca a comprenderse, pero al menos lo habré intentado y en el fondo eso es lo verdaderamente importante.

Udéis.
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.

Avatar de Usuario
Lakota
Mensajes: 17
Registrado: Jue Jun 08, 2006 11:00 pm

Mensaje por Lakota » Mié Jun 21, 2006 1:54 pm

Tu reflexion me ha dejado francamente emocionada y sorprendida, no por que yo misma no hubiese llegado antes a esa conclusion, si no por tu valor al expresarla con crudeza y sin medias tintas, hoy en dia, en el mundo de lo politicamente correcto muy pocos se atreven a meter el dedo directamente en esa yaga sangrante y purulenta en la que se ha convertido la Educacion (con letras mayusculas y en el amplio sentido de la palabra)
Yo soy profesora, recien diplomada a decir verdad, y mi corta experiencia, maravillosa en terminos profesionales, tambien ha sido en lo personal como un jarro de agua fria, me he quedado completamente aterrada de la nueva generacion de padres ( gente entre los treintra y los treinta y cinco, mas o menos) su manera de tratar a los niños de dirigirse a ellos y educarlos; en los tiempos que corremos donde lo que te convierte en el lider del patio es tener el movil de ultima generacion, es casi un milagro divino encotrar gestos tan simples como un "gracias" o un "por favor" en esas pequeñas personitas que manejan la tecnologia mejor que sus propios fabricantes, lo peor de todo, lo que me ha dejado mas helada no es que no sepan decirlo porque no se lo han enseñado en su casa, si no que ni siquiera sienten la necesidad de hacerlo porque la educacion que han recibido choca completamente con los viejos valores de la educacion y la cortesia, cosa curiosa porque por la edad de los padres ellos si recibieron esas enseñanzas de las que sufren una total amnesia, tienen hijos como quien tiene una mascota y pagan su culpabilidad por no pasar tiempo con ellos con actitud de consentimiento total, lo que hace que lleguen a la escuela libres, salvajes y sin ninguna disciplina, cosa muy necesaria en la convivencia social.

Me resulta tremendamente dificil entender que es lo que nos esta pasando, en que momento olvidamos todo lo que nos enseñaron cuando nosotros eramos niños, porque efectuamos tal ejercicio de desprecio hacia nuestros mayores en algo que en el fodo sabemos que es tan necesario ¿Realmente queremos crear esta clase de adultos, esta es la clase de futuras personas que deseamos para el mañana? Es casi un suicidio social, Cuándo decidimos dejar de pensar por nosotros mismos y convertirnos en borregos al auspicio de unos cuantos "listos" que de pronto ( y por chupar del bote, no perdamos la perspectiva del asunto) les da por decir que los niños son de cristal, que se vana romper si les ponemos limites y le enseñamos la verdad del mundo, esa cruda realidad en la que nadie da nada gratis y donde al final es el esfuerzo el unico que te puede llevar de una manera segura a la cima de tus propias espectativas.

No puedo evitar preguntarme una y otra vez en que momento las personas decidimos pasar pagina de nuestro pasado educativo de una forma tan absurda, no dire que todo esataba bien , todas la cosas son siempre susceptibles de cambios y mejoras, pero ese extraño odio irracional hacia el pasado nos ha llevado justamente ha realizar todo lo contrario, retrocedemos en lugar de avanzar, destruimos en lugar de crear guiados unicamente por la comodidad de dejarnos llevar al huerto por una panda de desalmados a los que poco les importan los hijos del vecino, puede que ni si quiera los suyos propios, al menos no tanto como sus cuentas bancarias. Si verdaderamente apreciamos el futuroa de nuestros niños, por favor ¡¡¡No perdamos la Perspectiva¡¡¡

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mié Jun 21, 2006 2:04 pm

Me gustó mucho tu estilo de escritura. Además se ve que conoces demasiado bien el tema... ¡Quiero leer más!
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
CristinaOvede
Mensajes: 2459
Registrado: Mié Sep 14, 2005 11:00 pm
Ubicación: Zaragoza

Mensaje por CristinaOvede » Mié Jun 21, 2006 3:14 pm

Me gusta mucho Udeis. Estoy deseando leer más. :wink:
"No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente".

Avatar de Usuario
Sirenita
Mensajes: 1304
Registrado: Dom Sep 04, 2005 11:00 pm
Ubicación: A Coruña (sin L)

Mensaje por Sirenita » Mié Jun 21, 2006 3:15 pm

Bueno, yo aún no soy madre, y en estos temas opino con prudencia, sé lo que quiero para mis hijos y espero ser capaz de llevarlo a cabo. Quizás hoy en día la educación que yo tuve se consideraría muy dura, y entonces a mi tambien me lo parecía, pero ahora desde la distancia adulta me alegro mucho de tener los padres y profesores que tuve.

Avatar de Usuario
adosinda
Mensajes: 4974
Registrado: Lun Feb 20, 2006 12:00 am

Mensaje por adosinda » Mié Jun 21, 2006 5:46 pm

Me ha gustado mucho Udeis, espero que sigas escribiendo más.

Avatar de Usuario
juanrahig
Mensajes: 5380
Registrado: Vie Abr 15, 2005 11:00 pm
Ubicación: el sur del sur
Contactar:

Mensaje por juanrahig » Mié Jun 21, 2006 6:30 pm

Bien escrito, pero se me ocurre una pregunta:
¿que significa Diario de Asiento?

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mié Jun 21, 2006 6:32 pm

¿Un diario donde se asientan los hechos del día? ¿Un asiento hecho de diarios? :D
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
Udeis
Mensajes: 745
Registrado: Sab May 06, 2006 11:00 pm

Mensaje por Udeis » Mié Jun 21, 2006 7:25 pm

Gracias a todos.
Diario de asiento significa muchas cosas. En mi vida, cada vez que he tenido que buscar un nombre a algo (una mascota, un título, o mi nick), lo he hecho siguiendo un razonamiento "lógico" sólo para mí, aunque explicándolo cobra significado para el resto del mundo. El nombre tiene que estar relacionado con aquello que será asignado, pero también conmigo misma y con la situación en la que viva en ese momento. Así, Udéis, tiene algo de Odiseo, de Julio Verne, de APR y de mí misma, entre otras cosas.
Diario de asiento pretende ser una lista de cuentas pendientes, un diario personal en el que se plasme todo lo que en mi opinión debería cambiar, o que al menos se debería tener en cuenta. Me gusta jugar con el significado de las palabras, y las que he elegido como título cumplen en muchas de sus acepciones con lo que quiero decir, a parte del hecho de que ambas comparten la palabra "libro" en una de sus acepciones. Por ello el nombre para mi libro Diario de asiento
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.

Avatar de Usuario
Hanibal
Mensajes: 501
Registrado: Jue Mar 02, 2006 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Hanibal » Mié Jun 21, 2006 7:37 pm

"...¿Cansancio? Un adulto que trabaja ocho horas al día, con tiempo libre para el desayuno y el almuerzo, habla de cansancio mientras su hijo de tres o cuatro años pasa casi diez horas bajo un techo sin raíces y siendo sólo uno más… "

Si señor, me ha encantado. Eso es lo que hace falta en esta sociedad, dedos que señales sus errores. Personas valientes que saben mirar por encima del manto de niebla y señalan porque va el barco a la deriva.

Gracias Udeis, por mirar, por alzar la vista un poquito más alto que el resto y mostrar un camino. Deseoso estoy de leer tu libro.

Las diferencias no deben suponer superioridad ni inferioridad, solo eso, diferencias. Y de ellas nos tenemos que nutrir para construir una sociedad en la que todos respiremos aire sano. Y eso se empieza a hacer desde que eres chiquitin hasta que tienes garrota.

Espero nuevos capítulos.

PD: solo una pega, no mencionas a los psicólogos como educadores, jejejejeej.

Un abrazo.
"Vivimos como soñamos, solos"

Avatar de Usuario
Sirenita
Mensajes: 1304
Registrado: Dom Sep 04, 2005 11:00 pm
Ubicación: A Coruña (sin L)

Mensaje por Sirenita » Mié Jun 21, 2006 7:45 pm

Lo de las ocho horas de trabajo me recordó a Don miguel, nos escribió en la pizarra:

24 horas al día.


8 horas para dormir
8 horas para trabajar/ estudiar..ir a clase
8 horas...... .....

:roll:

Y desde entonces, no me quejo de falta de tiempo, y es que soy escrupulosamente disciplinada y aprovecho mucho mi tiempo libre :D , espero tener hijos apra disfrutar de ese tiempo con ellos...yo en mi bici con mi pequerrecho....ya lo veo..lo veo.... :roll:

Avatar de Usuario
loukubes
Mensajes: 1311
Registrado: Jue Feb 10, 2005 12:00 am
Ubicación: Valencia
Contactar:

Mensaje por loukubes » Jue Jun 22, 2006 12:51 pm

Pues como madre soltera os dire q no es tan sencillo,q no es tan blanco y negro,veamos nadie abandona a su hijo por gusto a esas horas(y quien lo haga pues mira no le entiendo)sino porq tiene q trabajar para vivir no para comprarse un abrigo de pieles sino para comer.No creeis q igual los horarios estan mal,q los sueldos son insuficientes?q las hipotecas son caras?,amos antes con un sueldo una familia de 6 personas llegaba no solo ha fin de mes sino q conseguia ahorrar y de esa forma la mama podia decidir entre trabajar o no,pero hoy no se puede....te tienes q joder y abandonar a tu hijo.Coño , despues de ocho horas seguidas de curro sin parar,por q yo no tengo descansos estoy cansada y hay no termino,tengo q ir a casa y seguir currando,pues q quereis hay dias en q no puedo y pago mi mala leche con mi hija....
Gracias a q tengo la ayuda de mi madre nunca tube q dejar a mi hija en el cole tan pronto,pero no todos tiene esa ayuda y conozco muchos casos.
Mi hermana es profesora asi q conozco bien de q hablo por ambos lados y generalizar me parece mal,y echar la culpa de todo a los padres peor,a mi nunca se me ocurriria decir q si mi hija ha suspendido "solo" por culpa del profesor o q toda la culpa es de este pues no. Asumo q no soy super-mami,q lo hago lo mejor q puedo y espero q los profesores me entiendan y me apoyen,no q me pongan verde....ojala yo pudiera pasar mas horas con mi hija,pero es q la niña tiene la mala constumbre de querer comer todos los dias y no una,sino más veces...ajjajajajajjja!!!!!
Como madre solo os pido q no juzgues tan a la ligera a los padres,q hay de todo,pero la mayoria son currantes q a las 5 ya estan en la fabrica,q hacen 9 o 12 horas con descansos de risa(30 minutos o 1 hora),q solo quieren lo mejor para sus hijos,q no pueden acceder a un curro genial de esos de 8 horas ,con dos para comer,1 para almorzar(coño,q no todos somos de la elite o funcionarios),si os los encontrais un dia intentar ayudarles no les machaqueis más.
Imagen

Avatar de Usuario
Udeis
Mensajes: 745
Registrado: Sab May 06, 2006 11:00 pm

Mensaje por Udeis » Jue Jun 22, 2006 2:58 pm

Loukubes, hablo de padres que prefieren ir al bar a echar una partidita al dominó antes que asistir a una reunión con el tutor de su hijo.
Y sí, exagero, dramatizo y meto el dedo en la llaga, pero qué quieres que haga si ayer mismo llegó por primera vez en todo el curso la madre de mi "hija" (muy bien arreglada, maquillada y perfumada), comenzó a husmear a través de la ventana y en vez de entrar para preguntarme cómo le ha ido la niña irrumpió en el aula sin pedir permiso y sin saludar y sueltó la frase: -¿Así es como tú aprendes informática?-
Vamos... ¿me estaba juzgando? ¿a mí? ¿a la que le había organizado una fiestecilla a su hija y a sus compañeros y además de repartir refrescos, galletas y frutos secos dejó que jugaran un poco con el ordenador? ¿va a venir la irresponsable ésta con argumentos de pedagogía barata que no sabe siquiera que el juego es la base de la enseñanza?
Vamos hombre...

Loukubes, lo que yo critico es lo irracional, y si esta tía tiene tiempo para ir a comprar maquillaje y trapitos caros también puede emplear una hora alguna tarde para ir a hablar con el tutor de sus hijos. Vamos, digo yo.
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.

Avatar de Usuario
wando
Mensajes: 115
Registrado: Vie Dic 23, 2005 12:00 am
Ubicación: Algeciras

Mensaje por wando » Jue Jun 22, 2006 7:30 pm

Al final te han dejado.
Me ha gustado mucho. Y estoy de acuerdo contigo.
¿Para cuando la siguiente?
Hay que ser muy valiente para llevar el cipote azul

Avatar de Usuario
loukubes
Mensajes: 1311
Registrado: Jue Feb 10, 2005 12:00 am
Ubicación: Valencia
Contactar:

Mensaje por loukubes » Jue Jun 22, 2006 7:42 pm

Ya he dicho q no entiendo a ese tipo de padres,pero es q en tu escrito no especificas q hables de ellos sino q hablas de todos,asi q me siento aludida y perdona pero estoy muy cansada de q la gente me juzge q seguro q no es tu caso,pero la mayoria de la gente lo hace...pues mira por donde no voy siempre a las reuniones y como me dijo mi hermna "pero q no has ido,madre mia van a pensar q te importa un cuerno la educación de tu hija y la daran de lado" yo la mire con cara de sopresa e incredulidad,como? osea q sino voy creen q paso de mi hija,a nadie se le ha ocurrido pensar q sera por q estoy trabajando,enferma,muriendome....cuando yo era nana mi madre dejo de ir en 5 y nadie la miro mal ni la juzgo.Asi q entiende q este muy cansada q q me juzgen,de q me echen la culpa de todo,q cada uno asuma la suya.Yo hago todo lo q puedo y claro q hay quien prefiere irse a comprar perfume en lugar de ir a una reunion(y no me extraña,hay veces q son mortales de necesidad...ajajajajajajjajaj) para saber como va su hijo,si hay gente pa to.
Imagen

Avatar de Usuario
lansquenete
Mensajes: 4342
Registrado: Mié Oct 19, 2005 11:00 pm
Ubicación: Ahí al lao

Mensaje por lansquenete » Dom Jun 25, 2006 7:56 pm

Gracias Udéis por tu iniciativa tan valiente. Estoy de acuerdo contigo y con lo que decís. Personalmente creo que esta sociedad mal llamada del "bienestar" no es más que una reproducción en acero y asfalto de la selva que vió surgir al homo sapiens-sapiens.

Tal vez hubo épocas en que, aun sin los adelantos y conocimientos actuales, la calidad de vida era mejor. Porque no estaba todo tan diseccionado, y las personas (antes la sociedad la formaban personas, ahora sólo gente) eran capaces de regular por sí mismas las carencias afectivas. Ahora todo, hasta lo inconmensurable, se intenta encajar con calzador en estadísticas, porque se cree que así se hará todo mejor. No nos damos cuenta de que estamos deshumanizándonos, nos tratamos como se trata la producción de una fábrica, hasta en los aspectos más frágiles y sutiles, que no son susceptibles de intervención ajena. Es el peligro del conocimiento inconsciente, es decir, de aprender los conceptos sin entenderlos, del modo en que un ordenador instala un programa en su disco duro y lo ejecuta siguiendo las pautas de su código.

Lo peor es que no nos damos cuenta de que cada vez estamos más alienados. Porque estamos sobresaturados de información que no somos capaces de asimilar ni comprender, y nos desvía la atención de las cosas que nos van a servir para solucionar nuestra vida. Porque la sociedad cambia cada vez más deprisa, superando ya no sólo la velocidad del relevo generacional, sino que nos obliga a todos a estar aprendiendo constantemente nuevos métodos de trabajo, nuevos conceptos, y cada vez cambian éstos a mayor velocidad. Y estamos tan preocupados por aprenderlos que nos olvidamos de todo lo demás, y la vida pasa de largo ante nosotros hasta que, ya inservibles a una maquinaria rápida e implacable que trabaja al límite de su capacidad y desgasta sus piezas tan rápido que apenas se pueden reemplazar, somos expulsados del ritmo de vida vertiginoso. Y entonces despertamos del letargo en que habíamos estado sumidos, como si despertáramos de un coma ligero y largo. Y nos damos cuenta de que nuestros sueños se han perdido en el tiempo, y que ya no tenemos más tiempo para realizarlos. Que la vida se nos ha acabado.

¿Alguna vez os habéis parado a imaginar cómo se sentirían, si fueran capaces de sentir, una rueda pinchada abandonada en el arcén, o una pieza rota por el desgaste y tirada a la basura después de haber sido usada hasta su rotura? Así nos vamos a sentir dentro de unos años, y así se sienten ahora los que ya son viejos. La clave de una sociedad sana es que sepa integrar todos sus componentes. Pero la nuestra está enferma: los exprime hasta el agotamiento y luego los apila como residuos que se acumulan.

El fondo del asunto es éste: la sociedad en que vivimos es capitalista, y el capitalismo funciona por las mismas leyes de la selva. Eso nos convierte a todos en cazadores solitarios, panteras que buscan su propio provecho, comportamiento que curiosamente mantiene funcionando el sistema. Al intervenir en los asuntos personales, la sociedad está capitalizando la vida privada de cada uno, enajenando nuestra intimidad. Nos obliga a seguir unas pautas elegidas por estadísticas y nos convierte en autómatas insensibles a la realidad. Y si perdemos el contacto con la realidad nos extinguiremos, por la ley de la selva.

Por último, quiero decir que las personas como Loukubes son muy valientes, porque su situación no es estándar, no entra en los manuales de sociología, y como ante la ignorancia se juzga por las apariencias, tienen que aguantar además la injusticia de la incomprensión social.

Un saludo 8)
"El grog es una mezcla secreta que lleva uno o más de lo siguiente: Queroseno, glicol propílico, acetona, ron, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, tinte rojo nº 2, scumm, ácido para baterías, grasa para ejes y/o pepperoni."

Avatar de Usuario
Udeis
Mensajes: 745
Registrado: Sab May 06, 2006 11:00 pm

Mensaje por Udeis » Lun Jun 26, 2006 7:40 pm

Gracias a ti por leerlo, lansquenete.
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Mar Jun 27, 2006 11:59 pm

Gracias, Udéis. Sinceramente, metes el dedo en la llaga, y en la llaga adecuada además. Y, francamente, no eres nada dura. Teniendo en cuenta que tu trabajo es VITAL, porque le procuras educación y conocimiento a los niños, lea acompañas en el principio del camino, en sus principios como personas, como seres pensantes, me imagino la frustración y el asco al dar con padres que no sólo "pasan" de involucrarse en lo que debería ser primordial para ellos (la formación de sus retoños), sino que, muchas veces, hasta cuestionan y pisotean tu trabajo.

Te puedes imaginar la impotencia que siento yo cuando ejerzo mi profesión, cuando trato de hacer algo por colectivos que ya han sido deshauciados, dados por insalvables, apartados y marginados. Resulta penoso que alguien se vea tirado como una colilla por su raza, su profesión, por una adicción, por errores del pasado... pero cuando los "tirados" son niños y adolescentes que se ven abandonados por padres incompetentes, egoístas, pasotas, brutales o simplemente imbéciles integrales... eso sí que jode.

Antes me las tenía que ver con niños que habían sufrido todo tipo de abusos. Ahora, aunque también hay de esos, resulta que los más habituales son los verdugos, los niños esos que desconocen el "no", los que lo han tenido todo excepto atención, cariño, diálogo y tiempo. Los que piden límites a gritos. Sí, esos que pegan a sus profesores, insultan a sus padres, roban, dan palizas... De esos tengo montones y más que voy a tener. Por eso sigo afirmando (lo admito, soy una radical) que la mayoría de la gente parece que tiene hijos "porque toca". Costumbre, lo normal, ya sabes, tantos años de novios, tantos de casados, hala, vamos al lío, a ver si nos sale rubito como el abuelo. Pero coño, hay que ver lo plastas que son luego los jodíos chiquillos, la guerra que dan, lo que chillan... quita, quita. Mejor que esté quince horas en el cole, y luego que se lo lleve la abuela, o mejor llamamos a una canguro, o siéntalo delante de la tele, y, por dios, cómprale la consola a ver si se calla un rato, y dale treinta euros a ver si se va al cine y deja de tocar las pelotas!!

En fin, me conozco, me caliento, empiezo a soltar improperios y no acabo. Mejor lo dejo, que no son horas. Pero te comprendo, Udéis, vaya que si te comprendo!!!
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
Udeis
Mensajes: 745
Registrado: Sab May 06, 2006 11:00 pm

Mensaje por Udeis » Mié Jun 28, 2006 7:40 am

Gracias Lenka por compartir tu opinión. Conozco tu trabajo y sé que tienes que lidiar con niños que no lo son tanto, parecen adultos en miniatura. Tienen un lenguaje y un comportamiento impropio de la edad y todo esto debido a la vida que les han ofrecido. Esos niños han vivido situaciones que muchos de nosotros ni siquiera sabemos que existen y tienen necesidades básicas que no han sido cumplidas nunca. De esos niños tengo unos cuantos, pero la satisfacción que da cuando ves que una simple caricia, un poco de atención por lo que cuentan o una felicitación por el trabajo bien hecho los vuelve más niños, y te lo agradecen mostrándote su cariño y hasta su amistad, eso no se paga con dinero.
Desgraciadamente muchos, la mayoría, por no decir todos, tienen un destino escrito, y la sociedad no hace mucho por quitarles esa etiqueta y darles una oportunidad, pero gracias a personas como tú ellos pueden conocer las palabras cariño y atención y tener un apoyo cerca que los guíe por el "buen camino".

"Conseguir la sonrisa de un niño sin utilizar recursos materiales es conseguir su respeto y admiración".
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.

Avatar de Usuario
Udeis
Mensajes: 745
Registrado: Sab May 06, 2006 11:00 pm

Mensaje por Udeis » Mié Jun 28, 2006 8:24 pm

La dislexia

Esta madrugada, mientras corregía las numerosas anotaciones que tintan de rojo mi embrionaria novela, advertí que un nuevo mensaje acababa de aparecer en mi buzón de correo electrónico. Normalmente recibo mensajes de amigos que me animan a seguir escribiendo y que me aportan sus pareceres y opiniones sobre los textos que les mando. Aprecio francamente los consejos de las personas cercanas ya que me dan fuerza y entusiasmo para seguir adelante. A veces me encuentro a la deriva entre tantas palabras, frases e ideas que el apoyo de un recio salvavidas es casi como un regalo divino.
Aunque, a decir verdad, aprecio mucho más las críticas de mis enemigos. Sin ellas me invadiría la despreocupación y me estancaría en la rutina. Es de esta última sobre la que os quiero hablar. De la crítica.

El citado mensaje, con dirección de un antiguo conocido, descalificaba cada palabra escrita por mí con tal pasión que me empujaron a seguir leyendo. Una persona que se toma tantas molestias sólo para ofender a alguien bien merece un ápice de atención. En el fondo las críticas son buenas aliadas si sabes aceptarlas y cuando alguien se toma demasiado en serio un simple texto, es que realmente ha llegado a calarle hondo.

Entre tanta palabrería, y haciendo caso omiso a las palabras malsonantes, me quedé con ciertos consejos muy válidos y sobre los cuales, desde aquí, le quiero agradecer profundamente. Uno de ellos hacía alusión a una falta ortográfica. Las faltas de ortografía son la gripe del escritor, aunque uno se vacune siempre termina por sobrevenirle, sobre todo cuando más bajo se está de defensas. Y eso es lo que me ocurrió a mí. Cometí un fallo. Es verdad. Pero me alegro de haberlo corregido, y que no os extrañe si en alguno de mis textos cometo alguna “aberración disléxica”, como diría uno de mis profesores. El tener tantas cosas en la cabeza a veces juega malas pasadas.

Yo tengo mi propia teoría de por qué pasan algunas cosas, y la dislexia al escribir y las faltas de ortografía creo que se deben a que el cerebro reestructura continuamente las denominadas carpetas de información.

Esto quiere decir que ocurre como cuando buscas algo en tu mesa de trabajo. Tienes folios, documentos, facturas y cuadernos en lugares donde no deberían estar. No encuentras los dos últimos recibos de la comunidad para terminar de archivar la carpeta de las facturas. Te faltan los folios 14 y 36 del anexo del proyecto que estás llevando a cabo. Has mezclado tus documentos de la declaración de la renta con los de tu padre.

Y claro, llega un momento en que decides comprarte un traje nuevo para la boda de tu primo porque no consigues encontrar el resguardo de la tintorería. Entonces decides que es hora de poner en orden tu escritorio, frenas en seco, te olvidas de todas las cosas que tienes pendientes de hacer y ordenas lo que ya hay. Porque si sigues recopilando información sin haber almacenado correctamente todo lo anterior se produce un caos cerebral que conduce al temido bloqueo mental.

Es como cuando entras en un centro comercial el día antes de Navidad. Luces, colores, personas, movimiento, ruido, sonidos, voces, olores, empujones... el cerebro no puede procesar tanta información en tan corto espacio de tiempo y te mareas, te baja la tensión, empiezas a sudar y sientes ganas de echar a correr hacía el exterior. Sombrío. Austero. Tranquilo. Pero sales a la calle y te ciegan las bombillas. Pasas de un estado de obnubilación total a un proceso de confusión paranoide en la que el berrido incombustible de “castañas a dos leiros el cartucho” retumba en cada resquicio de tu mente, envuelto en una extraña nubecilla de aroma penetrante.

Tienes dos opciones; aparecer a página completa en la sección de sucesos con un cuchillo ensangrentado en una mano y un cartucho de castañas en la otra; o detenerte, respirar profundamente y tratar de poner calma en tu cerebro para luego seguir adelante, entre la multitud, iluminado por cientos de papa noeles brillantes y sonrientes, oyendo los cánticos desafinados de algún coro de ancianitas y estremeciéndote cada vez que el maldito hijo de tu vecina enciende un petardo de mecha negra.

Por ello, una simple falta ortográfica te puede conducir a un estado anímico nefasto y propiciar la aparición de más errores, hasta que el texto por completo se convierte en un cartucho de castañas en el que el vocablo leiro cobra significado. O, por el contrario, puedes ceder ante la adversidad, frenarte en seco, respirar profundamente y reemprender la travesía por donde la dejaste, con nuevas fuerzas y con el semblante sereno y rebosante de gratitud.
Por esta razón, cuando terminé de leer el mensaje, añadí más anotaciones en rojo en los márgenes de mi novela y me volví a sumergir en las profundidades del argumento, agradeciendo en silencio la gran ayuda que me había proporcionado esa última crítica para resolver un párrafo que se me antojaba incompleto.
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.

Responder