Diario de asiento

Relatos, poemas, fotos, blogs, partidas de rol y otras creaciones de los miembros del foro

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
Udeis
Mensajes: 745
Registrado: Sab May 06, 2006 11:00 pm

Mensaje por Udeis » Mié Ago 02, 2006 10:11 am

La esencia de la vida

La infancia de Blanca fue diferente, porque Blanca era una niña diferente. Conocía el nombre de todos los insectos, minerales y reptiles del lugar. Sabía manejar una cometa, subir a los árboles y silbar como Bernardo, el pastor. Pero también sus padres eran diferentes. Iban con Blanca al acantilado a recolectar moluscos para su colección, la llevaban al río para estudiar a los renacuajos y le enseñaban cosas maravillosas sobre la naturaleza. Una vez, incluso, subió a un globo aerostático.

Blanca era una niña muy especial que lloraba cuando moría una flor y se preocupaba del agujero de ozono. Quería que todos fueran felices y se entristecía cuando veía en el telediario cómo esos niños de abdómenes hinchados permanecían inmóviles mientras nubes de moscas cegaban sus miradas perdidas.

Blanca, tan blanca como la nieve. Tan pura como la lluvia. Libre como los pájaros que vuelan en un cielo sin nubes. Niñas como Blanca no hay muchas pero yo tuve la suerte de ser una. En cambio ahora soy más negra, menos pura. Esa niña ya no quiere volar en un cielo sucio de humo que no le deja ver la sonrisa de los niños. No quiere nadar en un mar contaminado de petróleo que no le deja jugar con los peces de colores. No quiere caminar por un mundo infestado de mentiras que no le dejan conocer a las personas.

Blanca de niña estaba viva. Cuando era pequeña no existía el miedo que tienen las madres de hoy. Los coches no atropellaban a los niños en la calle porque no había coches y porque existían numerosos lugares para jugar diferentes a las calles. Cuando Blanca era niña los animales se podían acariciar sin el temor de un mordisco porque los animales de antes no mordían, simplemente jugaban.

Cuando Blanca era niña los amigos eran verdaderos amigos. Si alguien llevaba la merienda al parque siempre ofrecía el primer bocado y se inflaban de chocolates y cremas sin tener miedo del colesterol porque antes el colesterol no existía.

La amistad era más fuerte porque se jugaba más juntos, eran juegos de grupo, juegos de amigos. Los juegos eran inventados por los niños y en la tele sólo daban el telediario y algún programa cultural.

Aunque cuando Blanca era niña también surgían problemas, como por ejemplo cuando no había agua y del grifo sólo salía un ruidillo lejano. Pero Blanca cogía el agua de lluvia que había almacenado y medido con el pluviómetro casero que le había ayudado a construir su padre, su héroe. Porque los héroes de antes no tenían capa, ni la inicial en el pecho. Sólo había un héroe y se llamaba Papá, y dormía en la habitación de al lado.


Este fin de semana lo he pasado con mi padre. Hacía mucho tiempo que no compartía un día en la naturaleza con él. De niña era una actividad habitual salir con toda la familia de excursión. Visitábamos pueblos, arroyos, ríos, montañas y disfrutábamos con el paisaje. Fueron años estupendos porque no sólo gozaba de una familia de espíritu explorador, sino que lo admiraba especialmente a él, a mi padre. Un verdadero conocedor del mundo físico y natural. Me fascinaba. En mi mente de niña nacía y crecía mi atracción por la naturaleza y cuando giraba la cabeza allí estaba siempre él, levantando piedra a piedra mi amor por la vida natural, que se ha convertido en la actualidad en mi particular refugio de tranquilidad, en mi recurso infalible en ciertos días de soledad, de tristeza, de hastío... en mi secreta vía de escape.

No hay nada como huir de la prisión tecnológica y adentrarse en el aire libre para ser sólo eso, libres, y sumergirnos en esa atmósfera serena, de tranquilidad infinita, en la que percibimos las sensaciones con la mayor intensidad. Allí olvidas los ruidos de la ciudad y vuelves a recrear los sonidos del pasado; allí olvidas los humos industriales y descubres un agua como brisa fresca que fluye desde el acantilado hasta tu cara, y que te deja en la piel esa esencia dulce aunque salada, fría pero a su vez cálida.

Y es que olvidas tus obligaciones y tus empeños y casi sin querer te limitas a seguir ese sendero que te conduce hacia tu yo interior, a reencontrarte contigo mismo, a descubrir tu verdadera esencia, y te sientes aislado y solo, y eres sólo tú y tus pensamientos, y estás como en otro mundo... y escuchas una voz jovial y llena de vida - cuando más absorto estás- que te dice “¿qué flor es esa?” y su dedo apunta hacia una flor carnívora que de repente adorna tu melena. Y vuelves a la vida, y comprendes que para sentirte bien no tienes por qué escapar siempre porque, aunque la naturaleza nos proporcione grandes sensaciones, sin salir de casa encontramos refugio en las personas que nos rodean, en las personas que amamos, en los que se preocupan por nosotros y que sin querer nos impregnan de su esencia como el aire del mar nos llena sin querer de su sal.

He disfrutado el fin de semana. He vuelto a hallar a aquella niña que admiraba tanto a su padre, y que ahora siente haber perdido un poco de aquella alegría que dejamos los adultos por el camino y que nos impide expresar con la misma emoción de antes la que creo que es la verdadera esencia de la vida.

Porque a veces, cuando siento ciertos olores, sabores, sonidos vuelvo a ser Blanca, me olvido de los problemas y veo la vida con los ojos de una niña. Quizá todos podamos ser un poco más niños y quizá así las guerras, el hambre, la crueldad, la envidia, desaparezcan. Quizá aún podamos construir esa vida para nuestros vástagos, dejar de ser adultos y olvidar por un momento los problemas y jugar con nuestros hijos, escucharlos, ir con ellos a la montaña, caminar por la arena de una playa en invierno, y quizá subir también a un globo aerostático.
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mié Ago 02, 2006 1:34 pm

Me encantó! Gracias por compartir una parte tuya con nosotros!
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
adosinda
Mensajes: 4974
Registrado: Lun Feb 20, 2006 12:00 am

Mensaje por adosinda » Mié Ago 02, 2006 6:15 pm

Udeis me has echo recordar muchas cosas...El de hoy ha estado emotivo...

Paloma
Mensajes: 463
Registrado: Mar Jun 20, 2006 11:00 pm

Mensaje por Paloma » Mié Ago 02, 2006 8:02 pm

Udeis escribió:Paloma, podría tratarse de los bombones de Baci Perugina?

¡¡¡¡Esos!!!! (os doy los mios, a mi no me gustan)

Por cierto, me ha gustado mucho lo que ha escrito.

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Jue Ago 03, 2006 12:39 am

Paloma escribió:¡¡¡¡Esos!!!! (os doy los mios, a mi no me gustan).


Traelos a la quedada de mañana... :wink:
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
Udeis
Mensajes: 745
Registrado: Sab May 06, 2006 11:00 pm

Mensaje por Udeis » Mié Ago 09, 2006 10:42 am

Libertad vs. Tolerancia

Indagando en el significado de ciertas palabras he descubierto que soy racista. En realidad todos lo somos. Según el diccionario de la RAE, racista es la persona que exacerba el sentido racial de un grupo étnico, especialmente cuando convive con otro u otros. Por lo que el racismo no es malo, sino todo lo contrario. Nos permite hacer un estudio y descripción antropológicos de las razas y de los pueblos, comprobar los avances y progresos de ciertos grupos y el estancamiento de otros. ¿Qué hay de malo en exacerbar y aplaudir los avances? El color es sólo una excusa fácil para las mentes necias. Y de necios está el mundo lleno. Ya lo dijo Lope de Vega en su Arte nuevo de hacer comedias:

"escribo por el arte que inventaron
los que el vulgar aplauso pretendieron,
porque, como las paga el vulgo, es justo
hablarle en necio para darle gusto."


Es por eso que me califico como racista, porque yo discrimino a ese grupo étnico que hace distinciones por el color del pellejo. El racismo sólo posee un sentido negativo cuando la maldad humana hace acto de presencia y pretende imponer a la fuerza ese sentimiento racial.

Cada nación anima a su selección de fútbol en los mundiales, y no son considerados racistas.
-Es normal animar a los tuyos-.

Si tu hijo compite en una carrera junto con otros niños de su edad los demás padres no te miran mal si sólo lo animas a él.
-Es normal, es mi hijo-.

Pero si exacerbas el sentido racial de tu grupo étnico llueven los insultos del nubarrón social que son los no-racistas con su muletilla “libertad y tolerancia”. Estas dos palabras son totalmente yuxtapuestas. No existe libertad con tolerancia. El muchacho de Sierra Leona que escapa de una muerte segura y atraviesa el desierto y salta vallas de seis metros arriesgando su vida sin importarle los huesos rotos y las carnes desgarradas por las alambradas, llega a España y se encuentra un mal menor, el racismo. Yo pienso que el racismo les sienta peor a los no-racistas que al chico de Sierra Leona.

Por eso, desde hace tiempo, los no-racistas pronuncian estas dos palabras en todos los informativos, debates, leyes y demás. “Libertad y tolerancia”, unidas por una conjunción copulativa. Un nexo que conecta ambos sustantivos como si de imanes se tratase. Pero yo pretendo girar los polos de estas dos palabras. Deben separarse y expresar lo que verdaderamente significan, individualmente, la una sin la otra, repeliéndose.

Aún con el diccionario de la RAE en mis manos compruebo lo siguiente:

Tolerancia:
1. tr. Sufrir, llevar con paciencia.
2. tr. Permitir algo que no se tiene por lícito, sin aprobarlo expresamente.


Lo mismo que un padre tolera que su hijo de cinco años le falte al respeto, igual que un muchacho tolera que se aprovechen de él para estar en el grupito de los más populares, o de la misma manera que una mujer tolera mil vejaciones por parte de su marido, el racista que no quiere ser tachado de tal modo se llama a sí mismo tolerante.

Tolerancia es la palabra más racista que conozco, porque tolerar significa aguantar al otro. Los no-racistas se proclaman tolerantes, es decir, que aguantan, que soportan. Soportar es una palabra negativa y entraña un cierto odio o molestia hacia algo o alguien. Por eso la palabra tolerante es negativa a su vez. Decir "yo soy tolerante" es igual que decir "soporto a los negros, chinos, indios..." y ya se hacen distinciones. Cuando hablas de los blancos no dices tolerante, aunque muchas veces hay que aguantar a vecinos molestos, hijos maleducados, madres pesadas... pero no los metemos en el saco de la tolerancia porque “son de los nuestros”.

Tengo amigos chinos. No sé por qué extraña razón a los españoles les ha dado por nombrar a las féminas de origen chino chinitas. A ellas les molesta, y las comprendo. Seguramente al negro de Senegal le molestaría también que le dijeran negrito, o al hijo de nuestro vecino Manolo, ese que viaja tanto, le molestaría que le dijesen, al pasar cerca de una jaima polvorienta en Marrakech, que tiene un bebé españolito muy mono. Ya me lo imagino:
-¡Ohhh, Abderrahim, mira qué españolito tan mono!-.

Tenemos dos opciones, imitar a los pulpos, jibias y camaleones y mimetizarnos con el grupo racial predominante, o progresar verdaderamente y demostrar que somos racistas de verdad porque discriminamos a esos que, independientemente del color, aún no comprenden que la piel sólo es un embalaje y que lo que realmente vale la pena es lo que reside dentro, que al fin y al cabo es del mismo color para todo el mundo.

Por esta razón me reitero y seguiré siendo racista hasta que no haya igualdad, sino diversidad, hasta que no haya tolerancia, sino integración. Porque integrar significa completar un todo con las partes que faltaban. Y es que es eso, somos como un puzzle. Pero algunos niños necios se han empeñado en separar ciertas piezas.

Sin embargo, me gusta creer que tarde o temprano llegará esa madre pesada a la que todos toleramos que les dirá que el puzzle les pertenece y que hay que cuidar lo que poseemos. Porque cada pieza forma parte de un todo y sin ellas ese todo permanece incompleto.
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mié Ago 09, 2006 1:31 pm

Muy bueno el diario de asiento de esta semana. Gracias, Udéis.
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
adosinda
Mensajes: 4974
Registrado: Lun Feb 20, 2006 12:00 am

Mensaje por adosinda » Mié Ago 09, 2006 6:12 pm

Yo soy de las que piensan que una palabra es racista dependiendo del uso que le des.
Me ha gustado el diario de esta semana.

Avatar de Usuario
Udeis
Mensajes: 745
Registrado: Sab May 06, 2006 11:00 pm

Mensaje por Udeis » Mar Ago 22, 2006 5:13 pm

Corazones de jabón

A veces, en la vida, hay desafíos.
A veces la edad de quien lucha no es la oportuna.
Otras veces, es el momento el equivocado.
A veces el problema es demasiado complicado.
Y a veces es la sociedad la que no quiere comprender
que en el amor sin fronteras radica el verdadero sentido de las cosas.


Os voy a contar un relato. Se trata de una historia real. Una historia que puede ocurrirle a cualquier persona, en cualquier ciudad, en cualquier país. Os quiero hablar de una historia de amor. Una historia como tantas otras, pero única al mismo tiempo, porque el amor tiene esa magia especial que hace que sea tan igual y tan diferente a la vez.

Os voy a hablar de un amor joven, fresco, discreto. Un amor que mezcla amistad, timidez, secretos, sentimientos únicos, anónimos. Pero, sobre todo, lo que diferencia a este amor del resto, es un gran sentimiento de posesión.

Amantes dominados por una atmósfera fantástica y desgraciadamente por algo más obtuso, menos armónico y más cruel: la soberanía paterna. Autoridad suprema, aderezada con toques de fervor religioso y amonestaciones denunciadas de antemano por quienes nunca han conocido el verdadero sentido de las cosas.

Dominio, detentación, abuso, poder. Es exactamente lo que abunda en esta historia y en tantas otras historias. Os quiero hablar de corazones de jabón que sobrevuelan el exterior, aislados, como burbujas herméticas de sentimientos.

Un corazón de jabón exprime el deseo de ser uno mismo en una sociedad que constantemente nos mutila las alas; en un mundo que limita nuestra personalidad hasta someternos a unas leyes impuestas por gente que se estanca en un tiempo. Por gente que no quiere abrirse a los cambios. Por quienes no progresan. Por quienes no quieren comprender el verdadero sentido de las cosas.

Esto fue lo que ocurrió con dos adolescentes, Hans y Laura.
Hans era noruego, hijo de un pastor Testigo de Jehová. Vivía con su familia en alguna parte de un pueblo de España, aunque Laura no sabía exactamente dónde. Sus padres no le permitían asistir a las fiestas, ni a las salidas y excursiones que organizaban Laura y sus amigos y ni siquiera podía ir a sus casas porque su padre decía que era pecado.

Hans acataba las normas impuestas por su progenitor, pero sólo en su presencia, y llevaba su relación con Laura en secreto para no despertar la ira de su familia. La tiranía de su padre no representaba un problema demasiado grande para él. Al menos no antes del desenlace de esta historia.

Así trascurrieron unos meses maravillosos en compañía de Laura. Se amaban, se respetaban, se complementaban. Pero un día la campanilla de casa de Laura sonó y la expresión de su cara se tornó sombría, incrédula.

Se marchaba.

Hans se iba y no volvía más.

Sus padres regresaban a Noruega y debía acompañarles.

Un beso en la mejilla, un adiós y una mirada vítrea que reflejaba destellos irisados como burbujas de jabón.

Sus corazones de disolvieron como pompas perseguidas por un niño inquieto. El hermetismo se disipó y con él se fueron los sueños. Ya no podrían volver a sobrevolar las fronteras de la ignorancia.

Muchos años más tarde he oído decir a Laura que a veces piensa en él y que por más grasa y sosa que reúna no tiene el valor suficiente para hacerlas saponificar y emulsionar las manchas de su memoria. Su corazón está lleno de burbujas diluidas que turbian palabras lejanas, borrosas:

“Perdóname, era demasiado joven y no tuve elección”.

Un corazón de jabón puede materializarse en cualquier escenario, en cualquier persona, en cualquier ciudad, en cualquier país. Existen amores extraños, difíciles, increíbles. Existen amores entre personas de nacionalidades diferentes. Existen amores entre personas de edades bien distintas. Existen amores entre personas de ambos sexos, y entre personas del mismo también.

Los que nunca han disfrutado de un corazón de jabón no ven más allá de las apariencias. Estas personas jamás entenderán que alimentar ese corazón nos hace más fuertes, nos da ánimos para seguir adelante. Quien nunca ha disfrutado de un corazón de jabón piensa que todo debe ser como dictan las normas. Pero, ¿qué normas?

Todos los que alguna vez en la vida hemos disfrutado de un corazón de jabón miramos con melancolía y emoción a aquellos que ahora poseen uno. Miramos con codicia a los ancianitos que se casan con mulatas jóvenes y ardientes porque ambos tienen su corazón de jabón. Envidiamos al ecuatoriano que se sitúa a la entrada del mercadillo, ese que sigue el son de los sonidos de su flauta con los muñones de sus piernas, porque también él tiene su corazón de jabón. Deseamos que el semáforo de la avenida cambie al rojo para que un rumano salga de entre los arbustos y nos dibuje corazones de jabón en el parabrisas lanzándonos un beso y regalándonos una sonrisa.

Los corazones de jabón trascienden las leyes del mundo real. No existe hombre capaz de disolverlos. Pero quizá sea demasiado tarde para creerlo.
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mar Ago 22, 2006 5:28 pm

Mmmmm. Así como digo los diarios de asiento que me gustan, hoy digo que este no es completamente de mi agrado. Lo noto muy "en el aire", queriendo ser algo que no es. Me gustan mucho más los diarios en que sale tu veta más mordaz y agresiva que en los que te volves más filosófica. Pero reconozco que el estilo de escritura es impecable.
Gracias por compartirlo con nosotros.
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
Udeis
Mensajes: 745
Registrado: Sab May 06, 2006 11:00 pm

Mensaje por Udeis » Mar Ago 22, 2006 9:08 pm

Corsaria, aprecio tu opinión de cada semana y agradezco tu sinceridad, sobre todo las veces en las que no te gusta del todo lo que escribo. Siempre he dicho que las mejores críticas son las más duras (apréciese el juego de palabras).
La verdad es que el asiento de esta semana se me ha resistido debido a un achaque de la edad, ejem, ejem. Cuando estoy malita me sale la vena nostálgica y escribo ciertas cosas...
Pero la semana que viene espero no defraudarte y si Arturo no despotrica lo haré yo!!!

Muchas gracias ;)
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mar Ago 22, 2006 9:19 pm

Eso, eso... a despotricar se ha dicho... ¿estás malita? ¿querés que te convide chocolate?
Peor si tampoco es que me defraudaste, por favor... fue que me sorprendió el tono, me tenés acostumbrada a otros tonos...
No queda sino despotricar.
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Mié Ago 23, 2006 2:41 am

Lo que no se puede negar, hermana, es que la chica vale!! Hay talento aquí!!! (Y valor!! Yo ni loca colgaría en un foro lo que escribo!!!) :oops:

Sigue Udéis. Adelante!
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mié Ago 23, 2006 3:25 am

Pero en eso estamos de acuerdo. La chica tiene pasta, pero tampoco vamos a estar todas las semanas tirandole rosas... :wink: Yyo tampoco me atrevería a colgar lo que escribo (sobre todo por que no escribo, pero bueh...), así que punto también para Udéis por su valentía...
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
castellana
Mensajes: 260
Registrado: Lun Ago 21, 2006 11:00 pm
Ubicación: Graná

Mensaje por castellana » Mié Ago 23, 2006 10:43 am

Porque los héroes de antes no tenían capa, ni la inicial en el pecho. Sólo había un héroe y se llamaba Papá, y dormía en la habitación de al lado.

Gracias, mil gracias.
Soy nueva por aqui, y revisando vuestros mensajes encontre de nuevo recuerdos sobre mi héroe. Yo también salía con él al campo. Me enseñó a reconocer los sonidos de la naturaleza, las huellas de animales, los nombres de plantas y minerales... me enseñó a montar tiendas de campaña, a encontrar madrigueras y nidos, a construir silvatos con brotes de cebada. Sentada a su lado en una roca viendo amanecer comprendí que solo un ser superior podía haber creado un universo tan complejo como aquel y una vida tan minuscula como la mía. A él le debo el amor por la que hoy es mi profesión, y aunque mis conocimientos son ahora mayores que los suyos en ese aspecto, cada vez que voy al campo con él, recibo una lección magistral.
Lo ha dado todo por mi, lo sigue dando y lo hará hasta el día en que muera... y más allá. Y yo había olvidado que un día fué mi heroé y no sabía que sigue siéndolo.

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mié Ago 23, 2006 1:48 pm

Castellana, qué lindo lo que escribiste... Me humedeciste los ojos... (y eso porque estoy en la ofi, de haber estado en casa se me hubiera piantado el lagrimón...)
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
castellana
Mensajes: 260
Registrado: Lun Ago 21, 2006 11:00 pm
Ubicación: Graná

Mensaje por castellana » Jue Ago 24, 2006 11:32 am

Gracias, Corsaria. La verdad es que me salió la vena sensible leyendo a Udeis, a la que felicito y animo a seguir deleitándonos con su prosa, y ayudándonos a recordar cosas olvidadas, pero importantes... Besos para todos

Avatar de Usuario
lavega
Mensajes: 46
Registrado: Mié Ago 23, 2006 11:00 pm

Mensaje por lavega » Jue Ago 24, 2006 2:45 pm

Hola, hay tanto que leer y todo tan interesante. Tardaré días, que digo semanas o meses en enterarme bien, pero este rincón me gusta por lo que se dice. Estoy de acuerdo con Udeis en que vivimos extremadamente rápido y dejamos para después cosas como estar con nuestros hijos simplemente mirándoles porque hay cosas que aparentmente son ¿más? prioritarias. Que estamos metidos en una especie de espiral que nos arrastra como borregos y nos dejamos arrastrar porque...así es la vida de hoy! Quizá sean disculpas que queremos creernos. Yo sinceramente a veces dudo si lo que debería hacer es quedarme en casa con mi hija y dedicarle todo ese tiempo que ella necesita, tambien entiendo que hay que vivir y pagar facturas y que hay que trabajar obligatoriamente (a no ser que te toque la Primitiva, eso si juegas por que lo que es yo...)
Tambien estoy de acuerdo en tu defensa y elogio a la naturaleza y en que debemos concienciarnos de que es igual de importante, que digo igual, muchísimo más importante que los humanos y que la tratamos con absoluto desprecio y desconsideración, cuando deberiamos tratar de no alterarla ni mover una piedra ni una flor, pero nada, a cortar, a quemar, a cargarse todo un bosque de cientos de años porque aquí quedan muy bien unos chalets todos gemelos, que no sabes en cúal meter la llave porque son todos iguales, pero que al constructor le reportan unos beneficos... y a los de alrededor también. Qué más da, la naturaleza no viene a nuestras puertas a pedir responsabilidades...de momento, pero cuando venga no lo hará por escrito y no avisará.

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Jue Ago 24, 2006 2:54 pm

¿Te parece que no viene? Tsunamis, tifones, inundaciones, volcanes, terremotos...

En la provincia del Chaco (la tierra donde se crió Viggo) arrasaron con "El impenetrable". ¿El resultado? Grandes inundaciones hasta marzo y desde marzo hasta hoy no ha llovido una sola gota. Y la próxima lluvia se espera para octubre o noviembre (que es cuando se inunda todo de nuevo...). Y así vuelta a empezar...
¿Te parece que no nos está pasando factura?
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
Redsonja
Mensajes: 1719
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Ubicación: Madrid, villa y corte

Mensaje por Redsonja » Jue Ago 24, 2006 2:55 pm

no puedo con vosotras... no doy a basto para leer...
no doy a basto para dejar de sorprenderme con este foro...
no doy a basto para entender este mundo y sus radicales extremos. :oops:
yo pongo una espada y una mirada.. y vosotros ponéis el resto...

Responder