'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Películas, series, cómics y otros materiales basados en las obras de Pérez-Reverte

Moderators: Targul, Mithrand, Moderadores

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 20, 2017 3:58 pm

Raúl Arévalo: "El agotamiento que expresan los actores de Oro es real"
Efe - 13/11/2017

El actor Raúl Arévalo ha afirmado hoy que el agotamiento que expresan los protagonistas de la película 'Oro' dirigida por Agustín Díaz Yanes es "real" debido a un rodaje que fue "muy intenso", en mitad de la selva, donde pasaron horas rodeados de fango y agua. Raúl Arévalo (Madrid, 1979) y Agustín Díaz Yanes (Madrid, 1950) han presentado en Zaragoza 'Oro', una película que se estrenó el pasado viernes y que se encuentra entre las diez más vistas por los espectadores este fin de semana, junto a otras cinco películas españolas.

'Oro' viaja al pasado para narrar la expedición de un batallón de hombres que en el siglo XVI se adentra en el nuevo mundo, en el Amazonas, en busca de la mítica ciudad de El Dorado. A partir de ahí, comienza una historia donde la violencia y la muerte se imponen. "No es que me guste la violencia, pero sí me gustan las películas que cuentan las cosas como fueron y esa época era así de violenta", ha indicado Yanes, quien, después de dirigir 'Alatriste', ha llevado a la gran pantalla otro texto, éste inédito, de Arturo Pérez Reverte, a quien le ha gustado "mucho" la película.

Para Raúl Arévalo, que comparte reparto con José Coronado, Bárbara Lennie y Óscar Jaenada, todos con un Goya a sus espaldas, el rodaje ha sido "intenso", tanto que el cansancio que los actores muestran en pantalla era "real". "Ha sido incómodo, pero llegabas al hotel con la satisfacción del trabajo bien hecho", ha manifestado. A su juicio, el director de la película tomó una decisión acertada, al pedir a los actores que estuvieran disponibles durante todo el tiempo del rodaje, algo que, en su opinión, era totalmente "necesario" para el largometraje.

De hecho, los actores protagonistas han hecho también de figurantes en algunos planos de la película. "Jaenada cuenta que a veces esperaba hasta seis horas ahí en la selva, entre la lluvia, el agua y el barro, para hacer uno o dos planos, de tal forma que cuando le tocaba actuar realmente estaba agotado, y eso ha ayudado mucho", ha subrayado. Precisamente, Arévalo se queda con los días de rodaje en la selva, porque fue entonces cuando los actores convivieron e hicieron "piña", ha dicho.

También para el director de 'Oro' esa convivencia entre los actores es fundamental para hacer una película. "Sales a cenar, hablas de la película, de la vida y el grupo se va haciendo", ha explicado. "Los directores estamos sobrevalorados; las películas las cuentan los actores y cuanto más contentos están con su papel y con su trabajo, mejor sale todo", ha precisado Díaz Yanes. Por su parte, él ha intentado hacer una película "clásica", porque entiende que no había otra forma de rodar esta historia. "Habría sido un error, los personajes se hubieran diluido", ha manifestado.

Esta vez, Raúl Arévalo, mejor director novel en los Premios Goya 2017 por su ópera prima 'Tarde para la ira', se ha puesto delante de la cámara para interpretar al conquistador Martín Dávila. Ha reconocido que disfruta igual tanto si dirige una película como si interpreta a un personaje, aunque ha apuntado que tras su experiencia en 'Tarde para la ira', respeta todavía más las decisiones de los directores. "A veces los actores podemos llegar a ser un poco pesados", ha indicado Arévalo, quien ha añadido que ahora intenta hacer su trabajo lo mejor que puede sin cuestionar las decisiones del director.

Los actores han mantenido un encuentro con el público en el Edificio Paraninfo de Zaragoza dirigido por el periodista Luis Alegre, en una nueva sesión del ciclo de La Buena Estrella de la Universidad de Zaragoza.

--

Díaz Yanes: "Soy un cineasta naturalista y no puedo ni quiero adaptar nuestra historia al presente"
Antón Castro - heraldo.es - 13/11/2017

"Me ofrecieron el texto de ‘Oro’ de Arturo Pérez-Reverte y me encantó. Es muy bueno. No es muy largo pero sí lo suficiente y teníamos incluso más personajes que los 32 de la película, pero se quedaron por el camino en la redacción del guión. Es la historia de unos expedicionarios en busca de fama y fortuna, que parten en pos de El Dorado, vinculados más a los cronistas de Indias que a figuras como Lope de Aguirre. No tienen ese tipo de locura", dice Agustín Díaz Yanes, que presentó ayer la película en ‘La buena estrella’ en diálogo con su actor Raúl Arévalo y Luis Alegre, coordinador del ciclo. Hacía ocho años que no rodaba.

El cineasta explicó a 'Heraldo' que invirtió más de dos años y medio en la preparación y la grabación de una película en la que domina la crudeza, la hostilidad de los elementos y la violencia. Como siempre este licenciado en Historia Contemporánea, enamorado de los toros y seguidor apasionado del Atlético de Madrid, empezó a leer libros y más libros. Se preparó a conciencia, con el asesoramiento de su amigo Pérez-Reverte, de quien ya había adaptado ‘Alatriste’. "Quise hacer una película de verdad, donde la gente se manchase de verdad, sin trampa ni cartón ni figuritas de papel, donde se percibiesen el peligro y las condiciones terribles. Yo soy un director realista y esta es una película naturalista. ‘Oro’ empieza con Raúl Arévalo que se arroja al fango, frío y sucio. Y como él lo hicieron los demás", agrega el director, a la vez que desmiente que el clima de la conquista y de su película ser parezca a Vietnam.

"Lo dije pero creo que no es exacto. El Vietnam español fue Flandes. En la conquista los españoles emplearon la violencia con algunos indígenas y otros grupos nativos se aliaron con los españoles". Con todo, recuerda que sí se interesó por el clima opresivo y a veces salvaje de algunas películas sobre Vietnam como ‘Platoon’ o ‘Apocalypse now’, aunque explica de inmediato que no son las referencias de ‘Oro’. "He dicho que mi película es un western, porque es un género maravilloso, quizá el mejor del cine, y mis expedicionarios viven su travesía como los vaqueros. Sí tuve en la cabeza otras películas, especialmente ‘La venganza de Ulzana’ de Robert Aldrich", matiza Díaz Yanes.

Tampoco ha querido aludir, al menos simbólicamente, a la incapacidad de los españoles de entenderse entonces y compararla con la situación contemporánea. "Yo no quiero dar lecciones a nadie ni de historia ni de la convivencia. Cuento historias, hago películas. Sí es cierto que hay varios niveles de violencia: la de la conquista, que admite muchos matices, y la de los españoles entre sí, que son como un pelotón de desesperados del siglo XVI. Son de pueblos y lugares distintos, y esa tensión está ahí presente". Es la violencia sorda que padece un colectivo en circunstancias adversas en plena selva. Matiza el director que es una violencia de daga y puñales y de ballesteros, "directa a los ojos, porque las circunstancias eran así". Casi todos tenían sus ambiciones: la codicia, el deseo de emprender una aventura grandiosa en un lugar más bien desconocido, el puro placer de descubrir accidentes, ríos, gentes. O, sencillamente, deseaban redimirse lejos de casa y regresar luego con el orgullo y ya leyenda del vencedor.

‘Oro’ es, entre otras cosas, una película coral, en la que participan grandes actores: Raúl Arévalo, cuyo personaje Martín Dávila se enfrenta al alférez que encarna Óscar Jaenada; son compañeros ante las amenazas ajenas pero entre ellos hay una tensión soterrada. Están José Coronado, José Manuel Cervino, Luis Callejo, Antonio Dechent, Juan José Ballesta, entre otros, y tan solo dos mujeres: Bárbara Lennie y Anna Castillo. "Bárbara Lennie hace un trabajo impresionante. De entrega absoluta. Creo que, en el fondo, es el personaje más ‘poético’ del relato. Para ella la travesía es un poco distinta que la de los demás: es su territorio de libertad, es la travesía donde podrá materializar sus propios sueños, en todos los órdenes de la palabra –explica Díaz Yanes–. No he querido que sea un objeto decorativo, ni su personaje ni el de criada de Anna Castillo, pero también debemos entender cómo se trataban a las mujeres del siglo XVI. Lo que no puede un director es acomodar la historia al presente", concluye.

"Claro que he visto las películas sobre El Dorado. Pienso en la de Carlos Saura, que es un gran maestro, y en la de Werner Herzog, ambas sobre Lope de Aguirre. ‘Oro’ tiene poco que ver con cualquiera de las dos. Es más pequeña. No es una superproducción ni nos hemos podido manejar en esos espacios tan amplios aunque esté hecha con intensidad", dice Díaz Yanes. El director reconoce que ha leído la novela ‘La aventura equinoccial de Lope de Aguirre’ del aragonés Ramón J. Sender, que recrea la expedición por el Amazonas de Pedro de Ursúa y la rebelión de Lope de Aguirre . "La leí hace muchos años y lo he vuelto a hacer. Es una pasada: maravillosa. Hay algunos guiños a algunos de sus términos. Sender habla de ‘la soldada de los perros’, y uno de mis personajes también. Lo he tenido en la cabeza, y Saura me gusta mucho". Hay otro guiño aragonés, del propio Pérez-Reverte: José Coronado encarna al expedicionario Bastaurres, que es de Barbastro. "No era frecuente que hubiera aragoneses en la Conquista", señala Díaz Yanes.

Raúl Arévalo está muy feliz. "Quería trabajar con Agustín Díaz Yanes desde hace años y me encanta que sea mi primera película como actor, de nuevo, tras el estreno de la mía: ‘Tarde para la ira’. Trabajar con él es todo un sueño para mí. Lo admiro y lo sigo desde hace años", cuenta el actor. Y revela algo curioso. "No sé qué he aprendido con él. De entrada, he aprendido tranquilidad. Es todo lo contrario que yo. Y eso me ha encantado. ¿Mi papel? Tenía que hacerlo de verdad, y si estoy sucio y cansado, que sea de verdad. Ha sido muy placentero trabajar con un equipo tan estupendo", dice Arévalo.

--

Raúl Arévalo: «El cansancio que reflejan las caras de los actores era real»
Adrián San Román - elperiodicodearagon.com - 14/11/2017

Tras ocho años de silencio cinematográfico, Agustín Díaz-Yanes vuelve a sumergirse en la historia de España, una historia que ahora se teje más polémica que nunca a modo de selváticas enredaderas en mitad del Amazonas, narrada por hombres adustos de pocas palabras y grandes ambiciones. Oro supone su segundo trabajo de adaptación de un texto de Arturo Pérez Reverte, y narra la expedición de los conquistadores Lope de Aguirre y Núñez de Balboa en su búsqueda de la legendaria Ciudad de Oro a mediados del siglo XVI. Estos adustos conquistadores están interpretados por José Coronado, Óscar Jaenada, Barbara Lennie y Raúl Arévalo. Fue este último quien acompaño ayer al director y licenciado en Historia por la Complutense, que como parte del ciclo de charlas La Buena Estrella visitó Zaragoza para hablar de la película.

Una película que rodaron en gran parte en los bosques de laurisilva de Canarias, en unas condiciones ambientales que distaban mucho de ser las más cómodas y confortables. «Fue un rodaje intenso, lleno de agua y barro, realmente en muchas ocasiones las caras de cansancio que teníamos durante las escenas eran reales, cuando finalmente llegabas al hotel por la noche tenías la sensación de haber hecho algo auténtico» comentó ayer Arévalo, que asimismo quiso destacar que esa condiciones resultaron ideales para la creación de los personajes. «Mi personaje tenía que ser interpretado de aquella manera, si hubiese estado cómodo durante el rodaje no hubiese sido auténtico» comentó el actor, cuya actuación ya se ha comparado con el trabajo que el estadounidense Leonardo Dicaprio realizó en 'El renacido' de Alejandro González Iñarritu.

Agustín Díaz-Yanes, por su parte, dijo haber buscado intencionadamente aquellas reacciones en sus actores. «Realizamos lo que antes se solía llamar la ‘citación a lo John Ford’, que consiste en que todos los actores estaban en el set durante toda la jornada de rodaje a disposición del director, a veces simplemente grababan dos planos en todo el día, pero eso fue un acierto ya que los actores convivieron en la selva y se vieron obligados a lidiar con el agotamiento» comentó Yanes. Arévalo incluso indicó que durante los tiempos muertos del rodaje, y con el objetivo de mimetizarse con el ambiente, comenzó a realizar pequeñas tallas de madera, algo que posteriormente incluyo en su personaje.

Asimismo, Yanes comentó el marcado clasicismo narrativo en el que navega su película, una elección que le ha valido comparaciones con otra de las grandes películas de este año, La ciudad perdida de Z de James Gray, que también trata sobre exploradores en la selva amazónica. «Hemos intentado hacer una película clásica, ya que no encontramos otra manera de rodarla. Teníamos 16 protagonistas y la única forma de conseguir narrar sus historias era hacerlo mediante el grupo, lo que ha hecho que en muchas ocasiones la presencia de grandes actores se quede diluida al papel de secundarios al aparecer como figurantes en planos abiertos en los que se muestra a todo el grupo avanzando por la selva» comentó Yanes, que asimismo quiso destacar que el trabajo con los actores ha sido distendido y participativo. «Esto es algo que ya se inventó Francis Ford Coppola en El padrino y se la hemos copiado, y es que esa cosa de ensayar con los actores, yo simplemente no la hago. En cambio, si sales a cenar con ellos comienzas a hablar de la película y de la vida y de ahí salen cosas, las películas las cuentan los actores, cuanto mejor se llevan entre ellos mejor saldrá la película» comentó el director.

Momentos antes del inicio del encuentro, Yanes se ausentaba para atender a una llamada de Pérez Reverte. «Acaba de verla y me ha dicho que le ha gustado mucho» comentó el director, que va en camino de firmar una de las películas españolas más taquilleras del año después de un excelente fin de semana.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 20, 2017 4:13 pm

Crítica de la película 'Oro'
Joaquín R Fernández - taquilladecine.com - 11/11/2017

Tras la prescindible 'Alatriste', el director Agustín Díaz Yanes vuelve a colaborar con Arturo Pérez-Reverte en 'Oro'. La película, que toma como referencia un relato del escritor, no es nada del otro mundo, si bien parece que el cineasta ha aprendido de sus errores (bueno, al menos de algunos).

La cinta se desarrolla en la primera mitad del siglo XVI. Un grupo de españoles se adentran en la selva para encontrar el oro del que todo el mundo habla. No sólo tendrán que enfrentarse a la naturaleza o a los nativos de la zona, sino que surgirán disputas con otros españoles e incluso entre ellos mismos. Por desgracia, la rica Historia de nuestro país, al menos la de aquélla anterior a la Guerra Civil, no ha sido muy explotada por el cine patrio. 'Oro' recupera una fecha en la que España era la mayor potencia del mundo, pero lo hace fijándose únicamente en los aspectos negativos de la denominada conquista de América.

El filme es bastante irregular, pues va alternando pasajes discretos con otros de mayor calidad. Por tal y como están descritos en el guión, resulta difícil empatizar con los personajes, de ahí que en ocasiones al espectador le importe bien poco las desventuras que les acontecen. Algo que también provoca que uno se salga de la película es el hecho de que se modernizan ideas y palabras. De hecho, a ratos uno no comprende por qué ciertos personajes se tratan de usted y otros se tutean.

Las escenas de acción son discretas y parcas (a pesar de que en 'Oro' no falte precisamente la sangre). Sabedor de que no dispone de un presupuesto digno de una gran producción cinematográfica, el realizador solventa con acierto determinados pasajes. Así, se utiliza el sonido para, por ejemplo, hacernos creer que ciertos personajes están rodeados de nativos. Es una sabia decisión que ojalá se hubiera empleado también en la mencionada 'Alatriste'. Si no puedes disponer de muchos extras, sé inteligente y aplica otros recursos.

En ocasiones, la música parece una versión muy endeble de 'La misión', atosigándonos con insulsos ritmos y sonoridades que nos sacan de la película. La fotografía es oscura, quizás hasta demasiado, si bien entiendo que con ello se busca adaptarla al relato que se nos narra. La mayoría de los actores hablan con una voz aún más grave que la suya, caso de Óscar Jaenada y de un Raúl Arévalo carente de carisma. Del reparto destacaría el trabajo de José Manuel Cervino y de José Coronado. Juan Diego apenas aparece unos minutos en pantalla.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 20, 2017 4:17 pm

'Oro': Luces y sombras
Asier Manrique - diariovasco.com - 14/11/2017

Me habían hablado muy bien de ‘Oro’, gente cercana y en medios de comunicación. Una de estas películas que el cine español se saca de pronto de la chistera y te acerca al gran cine americano. No voy a negar que tiene sus grandes virtudes, pero tampoco voy a ser tan optimista como muchos compañeros que se han rendido en elogios hacia lo nuevo de Agustín Díaz Yanes.

La película tiene una muy buena premisa, retratar cómo era el periplo de los conquistadores españoles que se iban a la recién descubierta América a buscar el dorado. Una historia de codicia, de traiciones, de épica y de mucha locura vista ahora con la perspectiva del tiempo. Un grupo de 32 personas (30 hombres y 2 mujeres) cruzan el charco y esperan encontrar ese lugar que los haga inmensamente ricos. Nada de eso les esperará allende los mares. Se encontrarán con un lugar hostil, un entorno que no les espera precisamente con los brazos abiertos y una situación en la que se verán rodeados de codicia y violencia.

La cinta utiliza elementos ya vistos en el cine en películas como ‘Apocalypse Now‘, donde varias secuencias de este ‘Oro’ nos transportan a ese Vietnam de Coppola. Pero ‘Oro’ no remata tan bien como la mítica película de Marlon Brando aquí nos queda un poso tristeza que no se fe satisfecha con un final a la altura. Si bien es cierto, ese final de altura no se iba a dar, porque nunca existió. Es quizá la crudeza total de la realidad la que no encaja en los cánones habituales del cine actual, pero la que inevitablemente debemos aplaudir porque fue tal cual. Llegaron a un lugar donde no existía aquello que les habían prometido.

Con ciertas pinceladas cómicas, la mayoría a costa de un cura realmente odioso, nos encontramos ante una película directa y ruda. Se trata de un relato sin cortapisas, centrado en aportar al espectador la suciedad, la dureza y lo tremendo de este grupo de pobres desgraciados que antepusieron las riquezas a todo y todos. Por esto no es de extrañar que nos encontremos con un nivel sangriento muy elevado.

Punto muy positivo para los diálogos, donde se nota la mano de un Arturo Pérez-Reverte que se mueve como pez en el agua con este tipo de historias. Así mismo, la fotografía de Paco Femenía merece otro aplauso, ya que nos mete de lleno en la profundidad de esa selva angosta y asfixiante. Igual que los personajes, nos sentimos apresados entre los árboles, las amenazas invisibles dentro del agua, los lodazales, los locales que se esconden tras la vegetación y un largo etcétera.

Mención especial para todo el elenco. Absolutamente todos están muy metidos en faena, totalmente entregados y creíbles en unos papeles que hacen suyos. Gracias a ellos, en gran parte, esta película nos transporta directamente en el tiempo.

Lo mejor: Consigue transmitirnos directamente a la época, sin anacronismos demasiado llamativos. Lo peor: Deja un poso de frustración del que es complicado desprenderse.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 20, 2017 4:21 pm

'Oro'
Teresa Suárez - clm24.es - 15/11/17

Finales del Siglo XVI. A las órdenes de Don Gonzalo de Baztán, gastado y viejo oficial que comete dos graves errores (hacerse acompañar de su esposa, mucho más joven, y pretender comandar a un grupo de soldados rudos y ambiciosos que, riqueza aparte, codician a Doña Ana), una expedición española, compuesta por dos mujeres y treinta y dos hombres, emprende un épico viaje a través de la selva amazónica en busca de un mito: la ciudad de oro. La temeridad y la indisciplina están garantizadas.

Un puñado de hidalgos (los menos), aventureros y desarrapados (“A la guerra me lleva mi necesidad. Si tuviera dineros no fuera, en verdad”), con mucha ambición y pocos escrúpulos, que huyendo de la dureza de una vida sin perspectivas ni futuro allá en su Andalucía, Extremadura o Aragón natal, emprenden un viaje a lo desconocido, sin posibilidad de retorno, persiguiendo el poder y la gloria:
-Soy un soldado que busca oro,- escupe el Alférez Juan de Gorriamendi a la cara del soldado Martín Dávila.
-Yo también,- responde éste.
-No, tú buscas otra cosa.

Sin dejar de mirar la pantalla, reflexionaba sobre las escasas opciones de las mujeres en esa época: putas, sirvientas o esposas, categoría esta última que, las más de las veces, solía englobar a las otras dos. Pensaba, igualmente, en lo disparatado de preferir morir de un espadazo (con honor) o morir por garrote (con vileza), ya que, salvo que el motivo fuese acortar la agonía, en ambos casos se trataba de morir a secas. Hallábame, pues, en la oscuridad de la sala mofándome de los absurdos valores masculinos cuando, sin mediar palabra, el espíritu de Reverte me poseyó y no precisamente en el sentido bíblico. De repente me vi transportada a un mundo de hombres, asfixiante y violento, en el que me sentí agresiva, febril y desencantada. Los mosquitos silbaban en mi oído, sudaba con un cerdo y la maleza y el barro dificultaban mi paso. Serpientes sibilinas, caimanes que no respetan los galones e hincan el diente en la pieza más sabrosa que no siempre es la más prescindible… ¡Maldita selva!

Mascullaba improperios contra el Alférez Gorriamendi quien, por su chulería y por navarro, a cada paso me hacía preguntarme si plantándole cara cumpliría o no el lema de la espada ("No me saques sin razón, ni me envaines sin honor"). Maldecía al páter Vargas, amigo del conflicto, porque lejos de proporcionar con sus sermones consuelo espiritual y paz al rebaño incitaba a sus ovejas a amotinarse contra Dios y su representante en la Tierra. Mientras me regocijaba con cada baja, por el incremento de beneficios que reportaba a quienes íbamos quedando, renegaba de ese rey lejano con derecho a una parte del botín mayor que la mía sin correr el riesgo de ser atrapado por los indios flechadores o de los “tres pecados” (no creían en dios, eran sodomitas y caníbales… en ese orden me temo).

Miraba de soslayo a Mediamano, guía nativo de la expedición, cuando a la pregunta sobre la agresividad de una tribu concreta respondió reivindicativo: "todos los indios son hostiles con los soldados: es su tierra”. ¡Mediamano, Mediamano, no te me pongas chulo que te cambio el nombre a Medialengua! Esperando superar mi humilde condición gracias a su pluma, acechaba al licenciado Ulzama, escribano del rey, buscando que en la crónica de tamaña gesta mi nombre pasara a la posteridad indultado de toda ignominia.

Descubrimiento, conquista o barbarie, llámenlo como prefieran, pero había que estar allí (“Fuimos violentos, crueles, bestias, violadores y genocidas en algunos aspectos, pero también había una grandeza, una aventura fascinante que está ahí y que es educativo conocer. No renegar de nuestro pasado y tampoco glorificarlo”, Arturo Pérez-Reverte). Chanflones deseos de oro mezclados con otros más elevados de dejar su impronta en territorios hasta entonces inexplorados. Movidos unos por la codicia y otros por el ansia de trascender (aún a sabiendas de que la posteridad es dama que gusta codearse con el alto mando e ignorar a la purrela), luchábamos contra el clima, los indígenas y las enfermedades; cuando todos ellos nos daban un respiro luchábamos entre nosotros para mantenernos engrasados. La contagiosa fiebre que nos aquejaba y hacia delirar, no era dengue ni malaria pero si amarilla…

“Madre, yo al oro me humillo:
él es mi amante y mi amado,
pues de puro enamorado
de continuo anda amarillo;
que pues, doblón o sencillo,
hace todo cuanto quiero,
poderoso caballero
es don Dinero”.

Siempre me atrajo, no voy a negarlo. Pero no el aspecto de reportero de guerra anclado en la treintena sino el más reciente, el de hombre maduro de vuelta de todo. Al lenguaraz académico de la lengua, con alma de soldado raso, en vez de a puñetazo limpio, por precaución o simple cálculo coste-beneficio, le gusta librar sus batallas contra todo tipo de disidentes o insultadores profesionales en Twitter, la ciénaga de los improperios, alimentando con ello su fama de insolente y chulesco. Me gustan arrogantes, lo confieso, y en eso Don Arturo no tiene rival. Me sedujo con 'Falcó' y lo está intentando con 'Eva', en cuya lectura me encuentro actualmente inmersa. Con 'Oro', última película de Agustín Diaz Yanes basada en un relato suyo inédito, Pérez-Reverte ha terminado de ganarme para la causa: fascinante historia, preciosa fotografía, excelente banda sonora, magníficas interpretaciones y un sentido del humor chusco y con mucha mala hostia.

Una aventura que te atrapa y no te suelta hasta que se encienden las luces de la sala. Sorprendentemente, me emocionó.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 20, 2017 4:23 pm

'Oro'; cine de aventuras con realidad española
José Humanes - ciempiesmagazine.com - 09/11/2017

Agustín Díaz Yanes vuelve a la dirección tras casi diez años de inactividad desde su última película. Esta vez vuelve a adaptar otra novela de Arturo Peréz- Reverte como ya hizo en la fallida 'Alatriste'. Esta vez nos cuenta la historia de de una expedición de soldados españoles que en el siglo XVI se embarcaron en una aventura por la selva amazónica en busca de la Ciudad de Oro. Son un grupo de personas que lo único que buscaban era salir de la pobreza y para ello estaban dispuestos a cualquier cosa y a utilizar la violencia continuamente.

No estábamos teniendo un buen año en lo que se refiere a cine de calidad español, si no tenemos en cuenta la genial 'Verano 1993', pero por fin nos encontramos con una cinta a la altura de nuestro. Una cinta muy dura, de puras aventuras, como veíamos en los 70 en el cine americano, y con un reflejo de la sociedad de la España del siglo XVI que bien podría trasladarse hasta nuestros días, Traición, nacionalismos, religión y sexo se ven mezcladas en esta aventura por el Amazonas en que nada es lo que parece. Siempre se suele presentar la conquista de América desde un punto de vista heroico por parte de los colonizadores, pero aquí se muestra crudo y real y no tan ideal como se ha visto en otras cintas.

Quizá el peor punto de la película sea el triángulo amoroso por parte de Raúl Arévalo, Oscar Jaenada y Bárbara Lennie que detiene mucho la narración de la película y te saca completamente de ella. Afortunadamente no ocupa demasiado tiempo de metraje y se puede perdonar este pequeño quiste. En el apartado actoral se ha contado con uno de los mejores repartos del cine español en los últimos años. Raúl Arévalo, José Coronado, Bárbara Lennie, Óscar Jaenada, Luis Callejo Juan Diego, José Manuel Cervino, Antonio Dechent cumplen con creces y profesionalidad demostrando que son los mejores actores del panorama hispano. Mención aparte para tres actores, un recuperado Juán José Ballesta al cual hace mucho no veíamos en la gran pantalla, Anna Castillo en un breve papel volviendo a dejar demostrado que es el futuro del cine español y Diego París, un actor afincado en la comedia y que deja una buena imagen como el verdugo del grupo.

La fotografía de Paco Femenía es alucinante sumergiéndonos directamente en la jungla del amazonas y casi pudiendo tocar esas hojas. Excelente papel en departamento de vestuario y maquillaje que logran credibilidad al mostrarnos las ropas y los vestidos de esa época y la música de Javier Limón que logra mezclar los ritmo de los indígenas de la isla con las más tradicionales canciones de folclore español. En resumen, 'Oro' es puro cine de aventuras, dónde además podemos encontrar una crítica a la sociedad española que no ha cambiado tanto con el paso de los siglos. Sin duda una de las películas españolas de este 2017. Ya veremos como funciona en taquilla, ya que el tema no gustará a todos.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 20, 2017 7:49 pm

Agustín Díaz Yanes habla de su más reciente 'Oro'
Sofía Barrantes - lasemana.es - 16/11/2017

Cae la noche en Gran Vía, en el auditorio Telefónica ubicado en la esquina de la calle Fuencarral entran aficionados del cine a tener un encuentro con el director de cine ganador de ocho Goyas, Agustín Díaz Yanes. El director llega acompañado de uno de los actores de su última película, 'Oro', Andrés Gertrúdix. Esta película sería el tema a tratar en confianza con los cinéfilos.

El evento llamado Pelis y Tuits, en su edición número 18, hizo que la sala se llenase de admiradores de Díaz Yanes y Gertrúdix. Detrás de los profesionales, una pantalla muestra los tuits del evento, todo lo que se compartiese de los que ellos dirían aparecería allí. Lo principal es la presentación del director, Díaz Yanes, es mayormente reconocido por sus películas 'Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto' y 'Alatriste'. En seguida se presenta a Gertrúdix: ha participado en 'Que Dios nos perdone', un episodio de 'El ministerio del tiempo', 'Morir' y, por supuesto, 'Oro', entre otras más.

Todo comenzó con: "¿cómo surge 'Oro'?" El director explica que recibió una llamada en la que le propusieron leer la obra de Arturo Pérez-Reverte y considerase hacer un guion sobre ella. Díaz Yanes dijo que sí, al cabo de 7 meses le pidieron que fuese el director de la película. El actor recibió una propuesta de casting, el papel de Gertrúdix es muy particular, pues en la película no tiene mucha presencia por ser el escribano del rey. Sin embargo, él haría la voz en off de la película entera, él sería el narrador. Entonces, cuando fue llamado al casting se le pidió simplemente leer un texto.

'Alatriste' tiene en común con 'Oro' a su autor original: Pérez-Reverte. Esta es la segunda vez en la que Díaz Yanes y el autor trabajan juntos. El director cuenta que suelen reunirse en el Café Gijón cuando colaboran y cuenta la trama de la película por encima: un grupo de españoles de pocos recursos se aventuran en las Indias para conseguir oro, pero entre esta búsqueda se enfrentan a su avaricia además de una selva imponente. "A mí lo que me gusta de la película es que no hay épica, no hay héroes. No hay voluntad de dotarles de un carisma especial", comentó el actor y prosiguió por afirmar lo afortunado que se siente de ser parte de 'Oro'.

"¿Qué música puedo poner en la selva?" se preguntó a sí mismo el director contaría sobre la banda sonora de 'Oro'. Él siempre trabaja con el músico Javier Limón, que le llevó canciones basadas en la música flamenca y latinoamericana hechas con un violín iraquí. Además los técnicos del sonido de la película incorporaron los ruidos de selva a la música de Limón.

El rodaje fue complicado: tomó lugar en la selva canaria, los ríos fueron rodados en Andalucía, también en un plató (aunque no se nota) y en El Molar (Madrid). "Tengo la costumbre de empezar a rodar la escena más difícil para ponernos las pilas", comentó Díaz Yanes sobre el rodaje. En cuanto a sus inspiraciones para hacer esta película están producciones como 'Zulú' (1964) y 'La venganza de Ulzana' (1972).

"El cine es para inconscientes y valientes. El cine es un animal salvaje que te devora sin que te des cuenta, comentan ambos al ser preguntados sobre el mundo de este arte. El evento concluye tras hablar de 'El Padrino' I, II y III, las películas favoritas de Díaz Yanes, y con toda la confianza se quedan hablando en la sala con quienes asistieron al evento para tener un encuentro personal con ellos.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 20, 2017 8:07 pm

La tinerfeña que viste la conquista del Nuevo Mundo
Miguel Ayala - laopinion.es - 19/11/2017

La presencia de indígenas es constante en 'Oro', donde la diseñadora de vestuario Tatiana Hernández se ha encargado de crear y vestir al inmenso elenco. Pero si complicado es adaptar a la actualidad ropajes del siglo XVI o XVII qué decir del atuendo de los indígenas, que en mucho metraje de la película de Agustín Díaz Yanes van casi desnudos. "En el caso de los indios hicimos muchas pero muchas versiones distintas, tratando también de mantener un equilibrio entre el tópico y una renovación", explica Hernández, que también diseñó los collares que llevan los caníbales con quienes se topan los aventureros españoles que buscan El Dorado. "Compramos dientes de animales y de personas, quijadas y otros huesos para ir creando los accesorios", cuenta la tinerfeña sobre una labor que también incluía el diseño de tocados. Ya visto con distancia, Hernández recuerda con pasión aquel rodaje de hace dos años en Tenerife, su tierra natal, donde, junto a 14 personas más, se dedicaba a vestir y a desvestir al numerosísimo elenco en un pequeño albergue de Anaga. "Luego", recuerda, "los bajaban en coche a las localizaciones".

"Estoy muy satisfecha con este trabajo que ya durante el rodaje, aunque fue una experiencia durísima, nos dio muchas alegrías tanto al equipo de dirección y producción como a los actores", cuenta Tatiana Hernández, la tinerfeña responsable del vestuario de 'Oro', la épica película de Agustín Díaz Yanes, que se ha colocado a nivel nacional entre los cinco largometrajes que más espectadores ha reunido en las salas de cine.

Para realizar el vestuario que en la película (basada en un texto inédito de Arturo Pérez-Reverte que relata una expedición española en la selva amazónica durante la Conquista) lucen los actores Raúl Arévalo, José Coronado, Bárbara Lennie u Oscar Jaenada, entre otros, Tatiana Hernández, además de consultar material del mucho que existe sobre el vestuario entre los siglos XV, XVI y XVII, llegó a la conclusión de que "debíamos plantear nuestros diseños como si se tratasen de la ropa de unos warriors -guerreros- más que unos viajeros de antaño; no se trataba de una película de época ni un biopic", añade.

La diseñadora buceó también en muchos cómics, de los cuales se confiesa admiradora, "además de consultar muchas publicaciones de moda con el fin de contemporizar el vestuario para que resultara atractivo al espectador de hoy. Luego", reconoce la ganadora de un Goya al Mejor Vestuario por 'Lope', en 2011. "viene la parte de la imaginación". Selva, humedad, barro, mosquitos, frío, lluvia... "Las incomodidades" que surgían de rodar en un lugar como el Parque Natural de Anaga, en Tenerife, en pleno mes de febrero, casi que se convirtieron en un protagonista más al que Tati Hernández tuvo que adaptarse. "Cada personaje", explica, "lleva en la mayoría de los casos un único vestuario, pero hubo que multiplicarlos porque entre la lluvia y las propias condiciones del rodaje se mojaban o se estropeaban". Cuenta Tatiana que el primer día de filmación "llovió muchísimo, y a eso habría que sumarle que las localizaciones eran de acceso muy complicado, con lo cual tampoco podíamos contar con un espacio físico en el cual cambiar a los actores y mantener resguardada la ropa". La diseñadora de vestuario recuerda que "ya el primer día se estropearon todas las botas y el resto del calzado del elenco, debido al agua, y hubo que enviar a un zapatero parte de las piezas para que las reforzara" porque, literalmente, el cuero se estalló. "Fue un rodaje muy complicado técnica y emocionalmente, porque rodar en febrero en Anaga bajo la lluvia y con una humedad, bruma... fue un desgaste para todos. Sin embargo", reconoce, "la situación encajaba con la imagen tan dura que se relata en 'Oro'".

'Oro' es una aventura de época inspirada en las épicas expediciones de los conquistadores españoles del siglo XVI Lope de Aguirre y Núñez de Balboa, a través de la selva amazónica en busca de una mítica ciudad que, según se creía, estaba hecha completamente de oro. La película retrata con crudeza la violencia existente tanto en los acontecimientos como en las personalidades de aquellos españoles que se embarcaron en la mayor proeza de la historia como fue el descubrimiento y la conquista de América, y la permanente búsqueda del mítico El Dorado. Un barranco de Tenerife, por tanto, se convirtió en la selva Amazónica pero la lluvia, inesperada con semejante intensidad, "complicó todo de tal manera que incluso creamos un camión secadora con ventiladores de aire caliente para secar la ropa y mantener así a los actores secos en la medida en la que se podía. De hecho", dice sobre su responsabilidad de mantener a los actores lo más confortable posible, "en el caso de los indígenas, que salen casi desnudos en la película, se idearon unos anorak de cuerpo entero para mantenerlos seco entre toma y toma".

Tatiana Hernández explica que el vestuario, "que partió de cero", recuerda, "se confeccionaba y luego se machacaban para que tuvieran el aspecto de ropa usada que requería la película, aunque siempre teniendo cuidado para que se mantuviera bien todo el rodaje". Para la confección de largo centenar de piezas creadas para 'Oro' la tinerfeña empleó algodón, seda, cuero y tintes naturales "que yo puedo manejar a mi antojo para que las prendas no tengan un aspecto perfecto, como industrial, sino más acorde a aquella época". Tatiana Hernández dice, además, que la película de Agustín Díaz Yanes relata "una aventura cuando ya ha transcurrido buena parte de la expedición, al menos ya han soportado la durísima travesía en barco desde España a América, con lo cual la ropa tenía que parecer, por lo pronto, usada".

La diseñadora de vestuario habla también maravillas de la colaboración que tiene con Leticia Palomares, responsable de la ambientación de la película: "Muchas veces tiras también de ella y su visión", dice la tinerfeña. Y no se deja atrás ni a Mónica G. Lancha ni Javier Pan Alvaro ni a Rodrigo Zaya, el responsable de los bocetos finales que crea Tatiana -y que se reproducen sobre estas líneas-. "Ha sido un trabajo muy bonito de hacer y fue apasionante ver el entusiasmo de los actores", cuenta sobre el elenco, a quienes, para evitar que enfermaran durante el rodaje debido al agua y la humedad, en muchas de las escenas que no salen de cuerpo entero llevaban botas de agua para mantenerse secos durante las escenas.

La diseñadora del vestuario de 'Oro', película que aún está en las salas de cine, destaca también lo importante que fue para sus creaciones "el haber tenido en cuenta la personalidad y el físico de cada uno de los intérpretes". En especial destaca a Oscar Jaenada, "que es capaz de llevar cosas muy diferentes, es muy 'moda'; eso nos permitió jugar más con su vestuario". De Raúl Arevalo destaca "su presencia en pantalla" y de Coronado, "que es un tipo generoso además de un galán".

Eso sí, sobre su trabajo con la actriz Bárbara Lennie, Doña Ana en la cinta, dice "estar muy satisfecha; también es verdad que es la que más ropa luce de todo el elenco", bromea esta canaria afincada en Madrid que cuenta con uno de los currículums más interesantes del panorama nacional. "No me puedo quejar de como me trata mi profesión", dice sobre un trabajo, que califica de "apasionante" pero reconoce que también "tiene una parte dura y aburrida quizá, que es la parte de gestión y que el público desconoce", habla del lado menos conocido de la labor del responsable del vestuario. En 'Oro', además de la ropa, también son creaciones de Tatiana muchos complementos, como los collares. Mientras, el atrezzo ha sido cedido por el Director de Arte de la peli y las espadas fueron cedidas por la empresa de efectos especiales Reyes Abades.

-¿Y el director, Agustín Díaz Yanes, le dió alguna indicación?
-Sí; me pidió que incluyera a algún personaje, como homenaje, el casco de Aguirre, la cólera de Dios. Y es uno de los que lleva Juanjo Ballesta en la película. Tano y yo somos muy fans de esa película", concluye la figurinista canaria.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 20, 2017 8:09 pm

'Oro', la aventura dorada de Díaz Yanes y Pérez-ReverteCrítica de cine
Pepe Alfaro - lasnoticiasdecuenca.es - 19/11/2017

El cine de géneros se ha convertido casi en una rareza en el ámbito de la industria cinematográfica española, por ello es necesario recibir la última propuesta de Agustín Díaz Yanes con cierta expectación y un enfoque positivo, mayormente cuando tiene la osadía de bucear en momentos históricos tan poco complacientes como habitualmente manoseados por cierta historiografía oficial. Para este viaje al siglo XVI, cuando el Imperio Español domina en Europa y América, el director se ha servido de un relato inédito de Arturo Pérez-Reverte, que partiendo de las crónicas auténticas de aquellos conquistadores articula la peripecia de una expedición imaginaria, formada por cuarenta hombres, a la búsqueda de una quimera forjada con el brillo del metal dorado, la única puerta posible para abandonar una existencia de miseria, incluso a costa de lo único que poseen, la propia vida.

Según ha manifestado Díaz Yanes, la película pretende reflejar la épica violenta del western, pero el resultado se acerca más al género de aventuras (coloniales o de conquista) donde un grupo de hombres, que desde el primer momento respiran un aire contaminado por el fatalismo, intentar sobrevivir en un ambiente hostil, la tupida selva tropical en este caso. El acierto de los guionistas, probablemente debido a la pluma de Pérez-Reverte, es hacer una lectura del relato desde la óptica de la situación que atraviesa nuestro país actualmente, buceando en las raíces de la podredumbre social y moral de las dos instituciones más poderosas que nos han gobernado a través de los siglos: la Corona y la Iglesia. Por otra parte, no es gratuito que en la historia se acentúen los matices y las afinidades regionales (autonómicas diríamos hoy) de los personajes a la hora de despellejarse los unos a los otros, con el único fin de no compartir un espejismo de oro. Por ello la película se recrea en las escenas de mayor violencia al reflejar el sinsentido cainita entre los diferentes pueblos que conforman la piel de toro que habitamos. Tal cual.

Además, en general, 'Oro' consigue un tono bastante verosímil a la hora de ambientar la acción y de recrear a unos personajes al borde del abismo, y aunque el relato pueda sufrir algún altibajo puntual en el desarrollo narrativo, nos mantiene atados a ese grupo de desheredados bien caracterizados por algunos de los mejores intérpretes de nuestro cine: Óscar Jaenada, José Coronado, Antonio Dechent, José Manuel Cervino, Luis Callejo, Raúl Arévalo, Andrés Gertrudix, Juan Diego… Desde mi punto de vista, el casting cojea un poco por el lado femenino, y tanto la expresión delicada como la piel nacarada de, por otro lado estupenda, Bárbara Lennie no favorecen la composición de un personaje procedente de algún lupanar perdido. Lo único que se le puede achacar al film es la deuda contraída con 'Aguirre, la cólera de Dios' (Werner Herzog, 1972) con la que comparte no solo el hilo argumental central consistente en buscar una falacia de oro exterminadora, sino también el importante papel destructivo otorgado a la mujer de la expedición. Menos mal que los autores atinan al cambiar el sentido para este nuevo relato del cine español, simplemente 'Oro'.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 20, 2017 8:15 pm

'Oro': negra leyenda
Fidel García Martínez - revistaecclesia.com - 19/11/2017

La película recién estrenada 'Oro' es un panfleto basado en todos los tópicos contra España. La leyenda negra que solo la defienden hoy ciertos intelectuales historiadores, artistas, políticos o directores de cine, además académicos de RAE, como Don Arturo Pérez-Reverte, que si no da la nota contra algo o contra alguien que suene a clero o Iglesia Católica no está tranquilo, y parece que está en desacuerdo, porque la película no refleja lo que dice haber escrito en su relato breve sobre el tema. Afirmar, como lo hace el director de 'Oro' de forma velada, que la ingente labor que España llevó a cabo durante siglos en Hispanoamérica se puede comparar con la de USA en Vietnam es pura Leyenda Negra. En el legado que España dejó en las tierras que fueron parte de su gran Imperio hubo mucho más que lo que refleja la película: violencia, cainismo, avaricia, lujuria. La negación de estas mentiras negras está en parte en la herencia que España dejó en su Imperio. El extraordinario barroco del catolicismo latinoamericano en todos los campos de la literatura, música, escultura, arquitectura civil y religiosa es la muestra más verificable pesar de algunos errores y horrores, de una de las aventuras más grandiosas de la Historia, como fue el descubrimiento de la América de la que el gran y mestizo, Rubén Darío cantaba: "Cree en Jesucristo y habla en Español". La película 'La misión', narra mucho mejor que 'Oro' la gran labor de España Hispanoamérica.

Resulta sorprendente y más aún después del magistral ensayo de María Elvira Roca Barea, investigadora en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y docente en la Universidad de Harvard, que tiene como título 'Imperiofobia y leyenda negra', alguien pueda ver la película 'Oro' y no deduzca lo que es, un tributo calumnioso a la leyenda negra. En el capítulo de la segunda parte que tiene como título 'América' se pulveriza con argumentos todos los tópicos de la negra, en que se basa la película 'Oro'. Así hablando en la parte dedicada a la propaganda de Fray Bartolomé a la izquierda indigenista, afirma: “Produce estupor y lastima a partes iguales. Nadie con un poco de serenidad intelectual y sentido común defiende una causa por noble que sea como lo hizo el dominico (…) La brevísima relación de la destrucción de las Indias fue sacada de contexto y usada por la propaganda hispanófoba. La propaganda es un invento protestante, y el mundo católico no ha sabido usarlo adecuadamente hasta hace muy poco si es que lo ha logrado”.

El director de 'Oro' no sólo parece admitir la leyenda negra, sino que en ella fundamenta parte del film. Además se ha sumado a la corriente de algunos clérigos, que parece que sostienen que habría sido mucho mejor dejar a los indígenas con sus sangrientos cultos idolátricos tradicionales, sin molestarles con el anuncio del Evangelio, escribe Vittorio Messori en su libro 'Leyendas Negras de la Iglesia Católica'. Como afirma el grande hispanista Stanley Payne, las mayores mentiras sobre la historia de España se deben a los españoles desde que pareció la leyenda negra hasta hoy.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 20, 2017 8:38 pm

Agustín Díaz Yanes, en Cibra: "En mis inicios nunca pensé en ser director de cine"
Jose Verdugo - encastillalamancha.es - 20/11/2017

El director y guionista de cine Agustín Díaz Yanes ha sido el encargado de abrir el ciclo de encuentros de cine del Festival del Cine y la Palabra, Cibra, en una cita a la que han acudido cerca de 260 estudiantes de diferentes institutos toledanos, quienes han preguntado al cineasta sobre todo lo relacionado con el cine y acerca de su última película, 'Oro', que acaba de ser estrenada.

El ganador de dos premios Goya y un Ondas se ha mostrado muy sorprendido a la par que cómodo ante una sala de cine que se ha llenado de jóvenes. “Viendo cómo tengo la sala, Cibra me parece que es un festival brutal y los organizadores son unos genios”, ha subrayado el cineasta, quien tampoco ha dudado en reseñar los encantos de Toledo: “me gusta todo, es una joya y me encanta su gastronomía”. “Es una de las grandes ciudades europeas”, ha señalado.

Durante su coloquio con los estudiantes, Díaz Yanes ha hablado de su relación con el séptimo arte. Para él es “más cómodo y sencillo ser guionista que director”, ya que se siente más acostumbrado a la hora de escribir. Además, ha confesado que en sus inicios, nunca pensó “en ser director de cine”.

El cineasta no ha podido dejar a un lado su última creación, 'Oro', una adaptación de un relato breve de Arturo Pérez-Reverte que acaba de llegar a los cines. Sobre el rodaje, el director ha contado que fue “bastante fácil” en el ámbito del reparto de la película, ya que “no causaron ningún problema de egos”. “No me han puesto ninguna pega”, ha resumido Díaz Yanes. “Yo elijo a los actores y dejo que hagan su personaje”, ha resaltado el director de Oro, que además ha hablado en Toledo de muchos otros entresijos y curiosidades “entre bambalinas” del rodaje del film. “El 30 por 100 de la selva se recreó en un plató de Madrid”, ha desvelado el cineasta, quien no ha dudado en agradeder el trabajo de todo el equipo de producción de la película.

Díaz Yanes ha hecho un primer balance sobre la película, que “va bien en los cines”, aunque no ha augurado más resultados sobre las taquillas.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Mon Nov 27, 2017 6:43 pm

'Oro' podría haber sido mejor
Miguel Anxo Fernández - lavozdegalicia.es - 25/11/2017

Asumido que, sobre la demencial gesta del alucinado Lope de Aguirre y los suyos, ya Werner Herzog hizo en 1972 la fascinante e inimitable 'Aguirre, la cólera de Dios', retomar el personaje y sus circunstancias era todo un desafío para Agustín Díaz Yanes, alejado de la pantalla grande desde 'Solo quiero caminar' (2008) y del taquillazo 'Alatriste' (2006). Vista 'Oro', la conclusión es que pudo haber sido mejor, sobre todo en su estructura narrativa -de road movie, pero en la selva amazónica-, pues podría decirse que concluye como arranca, sin gradarse su intensidad emocional más allá de las bajas que se van produciendo en el grupo, y otro tanto en los personajes, que tampoco admiten demasiados matices, pese a que los actores resultan convincentes del primero al último.

Puede que la obsesión por orillar hacia el realismo y evitar los tics de género haya llevado al director y al propio autor del relato original y coguionista, Arturo Pérez-Reverte, a que los decesos se produzcan de modo casi ordinario, en donde una puñalada, un degüelle o un garrote parezcan como tomarse un té con pastas a media tarde... Por no citar los escarceos adúlteros de doña Ana, en los que conviene poner mucha imaginación para creérselos. Pase que ni una maldita rama con espinas dañe su rostro entre tan densa vegetación, y pase que ella y su asistenta sean las únicas mujeres entre tanto machote, pero el personaje pide a gritos otro tratamiento. En fin, más allá de saber a priori del triste desenlace de aquella suicida expedición por la Amazonia del XVI en busca de una ciudad que creen edificada en oro, verdaderamente lo muy notable es todo lo relativo al trabajo de arte, ambientación y localizaciones (exteriores en Canarias, Panamá y Colombia), bien arropados por la fotografía de Paco Femenía. Un diez para esos profesionales, pues se siente la mugre, la roña y hasta sus orines -que suponemos...-, pero de nada vale al no haber dotado de intensidad emocional una gesta de perdedores que ni su dignidad administran. La forma, impecable; el fondo, liviano.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Wed Nov 29, 2017 12:08 am

El oro que desluce todo lo que toca
Pablo Peña Delfargue / Tonia Pi Sánchez - rebelion.org - 24/11/2017

Hace unos días fuimos a ver la película 'Oro', del director y coguionista Agustín Díaz Yanes. Y lo primero que nos llamó la atención fue: qué es realmente lo que quiere contar la película, después a quién va dirigida, más tarde habría que plantearse qué pretende comunicar y por último para qué.

En algunas crónicas periodísticas se nos induce a error cuando se dice que 'Oro' es una película histórica sobre el descubrimiento hispánico de América. Obviamente en el guion hay multitud de ocasiones para hacernos creer eso. Desde los nombres de los protagonistas hasta la repetición de la parte que le correspondería -del oro que los criminales españoles encontraran- al emperador hispanogermánico: Carlos Iº de España y Vº de ¿Alemania? Ese cambio de su parte alícuota en el trato es clave para entender la presunta trama de la película, pues la rebelión de los soldados del ejército imperial es reescrita desde un quinto a los dos quintas partes del oro que se localice en las tierras americanas. También las sediciones tienen su costo económico y se verán restablecidas oficialmente en el reparto que se haga del botín. Pues la conquista americana desde estos parámetros sólo se puede ver como un robo cometido por ladrones, aunque algunos usen las máscaras y los disfraces de la realeza imperialista. Una historia imperial que está aún por escribirse en clave y en consonancia con la picaresca literaria de un Imperio del hambre formado por harapientos, analfabetos, buscarruinas y ladrones.

Ya ha habido varias críticas a la película por la forma de contarnos la historia española de la conquista de América. Muchos comentarios digitales a las reseñas de esta película se centran en el tópico de la leyenda negra. Desde un tiempo a esta parte parece que no se puede criticar el papel de lo que se ha venido en denominar como España, de tal manera que ni siquiera a los españoles se les puede afear su conducta en un tema como la conquista a no ser que se quiera ver estigmatizado con el tópico de caer en esa etiqueta mítica de la crítica negrolegendaria.

Se hace necesario conocer algunos de esos referentes para poder hacer otra cosa: conocer la historia real tal y como realmente ha sido. Pues parece que el oficio de los críticos de los que ellos suponen que son negrolegendarios no es otro que hacerse cómplices de otra leyenda: la de la sacralización del desorden monárquicamente establecido. Un rey extranjero impuesto a la nobleza más innoble de Castilla y Aragón y asumiendo de manera subjetiva y voluntaria las cadenas de la esclavitud más deliberada y moderna. De tal manera que muchos de sus coetáneos no tuvieran más salida vital que la de hacer, como fuera, las Américas.

Gustavo Bueno, Iván Vélez, María Elvira Roca Barea o Jesús González Maestro son claves para poder enfrentarnos a ese renacer de un determinado españolismo frente a la historia. Y habría que saber explicar con rigor algo más que el pasado realmente sido, así como los cambios y transformaciones que en ese tiempo fueron y han sido. Pues se juegan muchas cuestiones entre las bambalinas de ese circo intelectual.

A qué género literario de la cinematografía pertenece la película 'Oro' de Díaz Yanes. ¿Pretende ser del mal llamado cine histórico? Pues, sin duda, no lo es. Claro que aparece un cronista del rey que va tomando nota de los más variados aspectos de las excursiones españolas para dar cuenta del discurso monárquico de la conquista tan peculiar y característico de los cronistas de Indias. Pero se hace insuficiente esa presencia. Por muchos motivos 'Oro' no es cine al que se le pueda dar la connotación de histórico: sólo los últimos cinco minutos de la película se hacen totalmente incomprensibles desde una perspectiva diacrónica. Una flecha indígena matará al personaje que encarna el actor Coronado. Y, para más guasa, en las últimas escenas los dos últimos personajes representados por Raúl Arévalo y Antonio Dechent se verán en una playa donde los indígenas no hacen ninguna mueca de estupor a que junto a ellos dos "enemigos" hablen y se vayan a una playa para proclamar con una bandera -¡anda que no es actual el esconder las miserias sociales con trapos de colores!- que aquellas tierras pertenecerán desde ese momento a la corona imperial española. Muy digno tal detalle para poder ser analizada de manera racional desde las cátedras de Psiquiatría actuales: ¿qué pasaría si un puñado de inmigrantes africanos nada más bajarse de una patera proclamaran que todas las tierras europeas han de ser rebautizadas por las culturas africanas y que sus propietarios fueran cualquier reyezuelo tiránico de África?

¿Pretende, entonces, ser cine de aventuras o de mero entretenimiento comparable a las películas como 'Tarzán', 'Avatar' o, peor aún, a 'Tintín en África'? ¿Y por eso se hace cómplice, tanto el director como su coguionista Arturo Pérez-Reverte, de la ignorancia que se le inculca a determinado público "juvenil"? Pues nos tememos que la película carece de los motivos más elementales para atraer a esa gente. No hay una explicitud clara de una trama. Los soldados españoles que se muestran extremadamente avaros y que buscan oro compulsivamente como la gran razón de su existencia no lo encuentran y parece que es lo único que les mueve a actuar de forma tan ruin y sanguinaria. Pero, ¿eso es realmente cierto? ¿Fue ese el motivo real? ¿Es el oro la única causa que motivara a las incursiones ibéricas en otros continentes?

El oro parece ser desde el mismo título la única explicación de la conquista española de América. Y eso es darle la razón al simplismo más aberrante de los apologetas del dinero como única razón de ser del individualismo posesivo del capitalismo "neoliberal". Y en esa concepción hay muchos errores implícitos. Se sabe que en los diarios de Colón el oro aparece en momentos muy decisivos. Pero también sabemos que el dinero no se puede confundir ni siquiera con el capital. Y éste no es simple chatarra crematística financiera, aunque hoy eso se crea que es lo único que existe y a lo que merece la pena dedicarle todo en nuestras miserables existencias.

Y habría muchas más cosas que no se explican sólo desde un punto de vista financiero. Poner en la película a dos mujeres como doña Ana y su criada no es más que un recurso demasiado torpe para reclamar la cuota de pantalla de la femineidad oficial de estos tiempos de infamia posmodernista. No habría que contar cómo han llegado allí, de dónde salen, por qué están donde están, etc.

Cómo explicar la existencia de indígenas que pueden ser utilizados ya en 1527 como traductores de las lenguas indígenas a la española renacentista del siglo XVI. De qué manera han aprendido su labor, pues parece que ni siquiera con nuestros actuales gobernantes resulta fácil la tarea de hacerles conocedores de varias lenguas para su desenvolvimiento personal y político. No hace falta, pues parece hablar del analfabetismo crónico del populacho español: ¡no parece ser otra la fuente de ese partido popular corrupto de nuestros trágicos y dramáticos días!

La crueldad y la violencia son permanentes en la película. Y lo peor es que se presentan en cualquier momento y sin explicar las causas. Parece que el cine gringo de pistoleros y de serie negra se ha aposentado en nuestras mentes y que no hace falta pensar que, curiosamente, la extorsión, la dominación y la violencia (y más si es armada, esto es: militar) son más racionales de lo que en nuestra postmodernidad ideológica se nos quiere hacer creer (¿o pensar?) que no hay nada que contar ni relacionar. Que ni siquiera la literatura vale nada. Pareciera que la injusticia, como la violencia, siempre se han de ver como gratuitas, arbitrarias y hasta naturales. Y no necesitan de ningún tipo de explicación sociológica, económica o histórica.

Así que ni históricamente ni desde el punto de vista del argumento espectacular la película 'Oro' es sostenible. Su fracaso nos parece que está más que cantado. Ni siquiera se llegará a recaudar en las salas de cine los varios millones de euros que ha costado su producción. Y ese costo antieconómico que es realmente fundamental el tener que explicarlo, debería ser clave para interpretar (e interpelar) el milagro de la producción ideológica (cinematográfica, en este caso) de nuestro tiempo. Y decimos lo de milagro de manera bastante provocadora. Pues, es ininteligible que ese costo no se quiera -ni se sepa- explicar cómo sucede. Si se hiciera la explicación neoliberal de la economía, ésta tendría ya no sus días sino sus horas de existencia más que contados y finiquitados. Pues ni el Sol, ni el agua, ni el oro, ni el fútbol, ni la cultura, ni la literatura, ni el derecho, ni el cine, ni el amor, ni el odio, ni la propia economía, etcétera y etcétera se puede reducir a simples cálculos economicistas. Pero el ecocidio capitalista es ciego y no sabe ver ni siquiera lo que tiene delante de sus narices.

Por otra parte, nos parece que ni el director ni el guionista han calculado los daños que una exhibición tan torpe de la crueldad hispánica en la conquista de América pueden acarrear en las hornadas de inmigrantes "latinos" que se refugian en la actual España huyendo de sus sociedades del malestar donde la criminalidad y los negocios imperialistas son algo así como el pan diario con el que se ha de comulgar si se quiere conservar la vida en estos instantes tan mostrencos. Se vuelve a usar el pasado de manera muy torpe para generar discordias sentimentales y malentendidos etnicistas y culturalistas.

Una película que carece de argumento lógico, una historia de crueldad y de sangre que no tiene ni pies ni cabeza lo único que puede hacer es generar más problemas que beneficios; ya que cual ideología postmodernista se cree que no existe relato que se deba de abordar y de contar, con lo que se anula la misma posibilidad de contar algo que tenga una mínima coherencia en la propia secuencialidad de las escenas cinéticas. Y lo peor es que las élites culturales que dominan en España querrán hacernos creer que 'Oro' es una película de izquierdas y que por eso mismo refleja la mediocridad de los planteamientos de aquellos que queremos construir una sociedad mejor donde haya más igualdad, mayores libertades y mejores relaciones fraternales entre todos y cada uno de los seres que pueblan en la actualidad nuestros presente histórico. Y no es verdad, puesto que 'Oro' no hace más que deslucir -o sea: oscurecer increíblemente- todo lo que toca en el film: la historia, la psicología, la literatura, la política, la economía y hasta la ecología. Así que otro cine no es sólo posible, sino que es urgente y necesario que se haga. Y, como María Elvira Roca Barea hace en su artículo reseñado anteriormente, no dejamos perder la oportunidad para ofrecer nuestros conocimientos para que lo intentemos con todas nuestras energías posibles haciendo posible otra literatura y otro cinematografía más complejas e históricas que den cuenta de nuestras existencias de fromas más cabales y racionales.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Wed Nov 29, 2017 12:15 am

No es 'Oro' todo lo que reduce
María Elvira Roca Barea - elmundo.es - 18/11/2017

Un poco menos de cojonudismo exhibicionista y un poco más de hombría hubiera estado bien. Dicho esto, hay que señalar que la película se deja ver, dentro de lo previsible del argumento y de unos personajes más bien planos y con poca trastienda. Se agradece por demás el uso comedido del ordenador, una gran delicadeza en estos tiempos. Lo mejor: sin duda la interpretación de Bárbara Lennie en el papel de doña Ana. La fórmula de 'Oro' es eficaz y, como ya ha sido ensayada con éxito en múltiples ocasiones, puede ser repetida ad infinitum mientras sea rentable. ¿A costa de qué? De volver a vender con beneficios la imagen sancionada por los siglos del Imperio español de América. La única posible al parecer e, insisto en ello, rentable.

No falta detalle. Como si pasaran lista, ahí están todos. Los perros feroces de fray Bartolomé que fueron tan bien dibujados en los grabados de De Bry. Hombres sin entrañas repartiéndose indias a destajo. Una aparición fugaz pero efectiva del Edén indígena primordial, y hasta una mención -forma parte del canon- del Saco de Roma. Que ya es difícil que dos soldados que participaron en el Saco de 1527 vayan a encontrarse de nuevo en las selvas americanas, pero la puesta en escena tradicional de la "furia española" exige dicha mención y la mención se hace, claro está. Lo bueno que tienen los géneros literarios es que está todo previsto y no hace falta arriesgar nada. Y la Historia de España es el género literario más fecundo de Occidente. En lengua flamenca se dice "da spaanse furie" y es un clásico de su historia, de su literatura y de su vida. ¿Es mucha maldad suponer que en el presente contexto la película será un éxito en Bélgica cuando se estrene?

El repugnante dominico no podía faltar (ah, Schiller) y con ello además se paga la cuota anticlerical que permite colocar la producción de la película a prudente distancia de la derecha nacionalcatólica. Porque el cojonudismo está siempre a punto de ponerse a cantar 'Soy el novio de la muerte', y ya sabemos todos de qué lado está la Legión. Protegido este flanco, el de mayor peligro, podemos seguir avanzando por las selvas. En algún helecho feroz se quedaron enredados los pronombres y vamos de tú a tú, con usted y usted, y una inesperada aparición de vos, no se sabe por qué, cuando ya nos habíamos acostumbrado al familiar tuteo selvático. Pelillos a la mar.

La película tiene algunas deudas. La más evidente es la de 'El Dorado' de Carlos Saura (1988), que venía de abundar en el adorado asunto de los españoles enloquecidos en busca de oro tras la sin duda magnífica 'Aguirre, la cólera de Dios', de Werner Herzog (1972). También el alférez Gorriamendi desafía la autoridad del rey y se proclama libre del vínculo con su señor natural, como hizo Lope de Aguirre. El hecho es absolutamente excepcional en la vida del Imperio y por eso lo conocemos. Pero esta inclinación a convertir lo excepcional en norma ha sido lo tradicional en la visión sancionada por los siglos de la historia de España. Expediciones enloquecidas hubo algunas, pero la mayoría no lo fueron. Nada es nuevo ni sorprendente, sin embargo. Si acaso produce cierta inquietud intelectual tan sorprendente unanimidad. Aguirre el loco ha merecido más películas y más relatos que los miles de españoles que armados de paciencia, conocimientos... y hombría, se echaron al mar en unos barquitos que parece mentira que fueran capaces de atravesar el Atlántico y levantaron tantas ciudades que, como dice Philip Wayne Powell, no se ha visto impulso constructivo semejante desde los tiempos de los romanos. Pero esto es muy poco gore y da escasas oportunidades de que el chorro de sangre de la yugular seccionada por un magnífico e impresionante puñal salpique al espectador de la fila séptima, que igual también lamentaba no verse chorreado. Vaya usted a saber. Están los tiempos para no sorprenderse de nada. Y la sangre peliculera lo que tiene es que salpica y parece que no mancha. Pero resulta que hace las dos cosas, aunque no se vea a simple vista.

Ante semejante panorama, conviene señalar que con un poco de paciencia y conocimientos (de la hombría podemos prescindir en este trance y el cojonudismo es absolutamente innecesario) se pueden escribir y hasta filmar magníficas historias con los pronombres en su sitio. Quedaría bien, por ejemplo, como protagonista don Antonio de Mendoza. Este hijo del Marqués de Tendilla se crió en Granada. Hablaba el árabe como un árabe y como un árabe acostumbró a vestir hasta bien entrado en la edad adulta. Su tío Bernardino le escribió al padre que, por favor, antes de mandarlo a Castilla, lo acostumbrara a llevar el jubón acuchillado de los castellanos. El joven Mendoza no era partidario de cambiar de indumentaria y vestido de moro al mando de una tropa mora de más de 3.000 hombres participó en Villalar. Luego fue diplomático y soldado competente en los caminos de Europa. Fue el primer virrey de la Nueva España y con dosis abundantes de paciencia y conocimientos organizó la administración del virreinato, impartiendo justicia y afianzando los pactos con los caciques. No tuvo inconveniente en sentarse a escuchar sobre cuanta manta indígena le ofrecieron lo que tenían que decirle aquellos nuevos súbditos del rey vestidos con plumas. Ya era políglota y cuando volvió de América, lo era más. Su peripecia personal desde la juventud mora en Granada hasta su madurez como interlocutor de jefes indios en América es extraordinaria. Pero habiendo algún Aguirre o algún trasunto suyo a mano, para qué vamos a fijarnos en un Mendoza.

Y si nos ponemos estupendos y en vena aventurera, que también está muy bien, podemos sacar del armario al vasco-mexicano Juan de Oñate que, como Mendoza, se ha conservado magníficamente para la Historia sin necesidad de naftalina. Debieron intuir estos hombres extraordinarios que sus descendientes iban a salir no sólo flojos sino un poco gilipollas y que era mejor no contar con ellos para nada. Oñate nació allí, en Zacatecas, y murió aquí, en Sevilla. Abrió la ruta del Camino Real casi 1.000 kilómetros hacia el norte; fundó San Juan de los Caballeros, primera ciudad que existió en el territorio de lo que hoy es Estados Unidos; llevó burros, caballos, merinas y cabras hacia los nuevos asentamientos; exploró el río Colorado y es seguramente responsable de la existencia del western, pues sus caballos andaluces fueron los primeros que cabalgaron por las praderas. Porque el caballo, no lo olvidemos, no existía en América antes de la llegada de los españoles y los que cabalgan con tanto brío los apaches o los sioux en las películas del oeste debieron llegar a ellos por medios que Hollywood nunca cuenta. Pero que estaría bien que nosotros contáramos, siquiera sea para sacudirnos esta mugre que nos hemos creído como la única verdad posible de nuestro pasado. Me ofrezco gratis a escribir los guiones si hay por ahí algún productor con la gallardía suficiente como para atreverse a ganar dinero simplemente contando lo bueno de nuestra historia, sin apartarse un gramo: paciencia, esfuerzo, conocimientos, capacidad de innovación, espíritu emprendedor... sin apartarse un gramo de la verdad.

La crítica cinematográfica en realidad daba para poco aquí. Cuajar una de esas películas que uno daría algo porque no se acabaran nunca es una alquimia cuasi sobrenatural. Así que si el producto sale aceptable y vendible, pues ya está bien. Pero 'Oro' viene a cultivar más de lo mismo, y lo de siempre, y esto es ya muy cansino, o como decimos los andaluces, muy jartible. Pero sobre todo no es neutro ni aséptico. Salpica y mancha. Y no damos abasto a limpiar tanto. Vamos a necesitar paciencia, conocimientos y toda la progesterona y la testosterona que seamos capaces de amasar para conseguir que la Historia de España deje de ser carroña a la que vaya a alimentarse cuanta tendencia destructiva surja no sólo en España sino también en Europa, según estamos viendo. Porque o la sacamos de ahí o con ella nos hundimos. Y lo molesto, lo verdaderamente molesto, por decirlo suavemente, es que proporcionemos munición al enemigo con tanta alegría y quiero creer que con inocencia, aunque no lo tengo muy claro.

María Elvira Roca Barea es autora de 'Imperiofobia y leyenda negra: Roma, Rusia, Estados Unidos y el Imperio español' (Siruela, 2016).
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Fri Dec 01, 2017 6:11 pm

Díaz Yanes, un cineasta plata de ley
Rubén Amón - elpais.com - 01/12/2017

Puede que los tiempos de Agustín Díaz Yanes (Madrid, 1957) no sean los de la conquista de América —el apellido compuesto sugiere un aire nobiliario y una proeza amazónica—, pero tampoco se le observa demasiado cómodo en la sociedad aséptica que le rodea y acecha. Fumador. De izquierdas. Fetichista en el hábito cotidiano de comprar el periódico, mayormente 'El País'. Carnívoro. Bohemio genuino rodeado de hipsters impostados. Y podría decirse que aficionado a los toros, aunque definirlo así, aficionado a los toros, restringe a una expresión anecdótica la gran pasión del cineasta y el hábitat donde acaso se siente más dichoso. Porque Tano, así lo conocen sus amigos, lo que quiso realmente fue ser torero. Tiene clase con los avíos cuando los maneja de salón. Y siente en sus muñecas el temple de su padre. Michelín se apodaba. Un banderillero de clase. Un torero de plata. De plata de ley.

'Oro' se titula la última película de Díaz Yanes, no por adhesión a un metal que se le antoja extraño o perverso, sino como metáfora totémica de El Dorado que persiguen unos aguerridos conquistadores en la hostilidad y la claustrofobia de la selva tropical. Y que introduce en ellos el veneno de la codicia, hasta el extremo de terminar extinguiéndolos. No iba a hacer Díaz Yanes una película correcta. Ni por el guion descarnado de Pérez-Reverte ni por sus propias convicciones. Valen más mil imágenes que una palabra, 'Oro', y Tano las enjaeza en un fresco expresionista, asfixiante, que trasciende el debate amanerado del genocidio indígena y que sitúa al hombre como amenaza de sí mismo, en la pulsión creativa y destructiva.

Le sorprendió el éxito a una edad, 45 años, en la que se asimila con escepticismo y prudencia. Eros y Tánatos. Erotismo y muerte. La dialéctica fundacional de la tauromaquia se abre camino a espadazos y disparos de arcabuz en el viaje a la tierra prometida que emprenden unos aventureros primitivos en el siglo XVI. Blasfema y brutal es la película de Díaz Yanes, pero también estética y poética. Habrá influido que algunos pasajes se hayan rodado en la finca de Morante de la Puebla. Habrá influido la devoción a John Ford. Porque todas las películas son un wéstern encubierto, aunque el wéstern de Tano evoque la jungla vietnamita de 'Apocalypse Now' y exude la violencia y la épica de los pobres que alientan el 'Grupo salvaje' de Sam Peckinpah.

Difícil el asunto de las influencias que se reciben y se ejercen, sobre todo en la naturaleza polifacética de un cineasta accidental. No ya por la frustración del torero, sino porque Díaz Yanes no había pensado en saltar del escalafón de los guionistas —'Baton Rouge' (1988), 'A solas contigo' (1990), 'Demasiado corazón' (1990), 'Belmonte' (1994)— hasta que Victoria Abril le obligó a hacerlo con el material incandescente de 'Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto'. “O la diriges tú, o la dirijo yo”, amenazó la actriz poniéndose en peligro ella misma. Díaz Yanes asumió el desafío con la caballerosidad de un quijote de adarga antigua y fue reconocido en la ceremonia de los Goya de 1995 con los máximos galardones a los que aspiraba: mejor director, mejor guion. Le sorprendía el éxito a una edad, 45 años, en la que los éxitos se asimilan con escepticismo y prudencia, pero es cierto que sobrevino una carrera de cineasta original, descarnado, a la que sucedieron los estrenos de 'Sin noticias de Dios' (2001), 'Alatriste' (2006) y 'Sólo quiero caminar' 0(2008).

Ocho años ha tardado en volverse a vestir de luces, pero el periodo de reflexión o de barbecho le permitió concretar sus cualidades de novelista. Lo hizo en 2012 con un thriller oscuro que retrataba la España nauseabunda de las corruptelas. Y cuyo título, Simpatía por el diablo, alojaba un homenaje más conceptual que musical a la canción homónima de los Rolling Stones ('Sympathy for the Devil'). No habita Dios en el mundo de Díaz Yanes ni lo hace en el cielo de los conquistadores. O brilla por su ausencia, como el oro de El Dorado. Y como los alamares de los matadores a los que tanto ha admirado (Ordóñez, Antoñete, Curro Vázquez) y tanto admira ahora.

Tano es partidario de la plasticidad de Ponce y del misterio de Talavante, aunque se abandona todavía más con el trance dionisiaco de Morante, maestro exuberante, hondo y hasta doloroso en el arte extremo. Una especie protegida es el matador de La Puebla. Y puede que lo sea la tauromaquia misma, expuesta a las presiones de una sociedad inodora, incolora e insípida a la que Díaz Yanes opone su incredulidad y su resistencia.

Sabe de lo que habla porque fue afiliado del PCE en los tiempos de Franco. Porque corrió de verdad delante de los grises. Porque conoció el calabozo y hasta la disidencia. Y porque perteneció a la agitación cultural de la movida en su acepción más sofisticada. No porque Tano aspirara a convertirse en la versión ibérica de la gauche caviar —imposible—, sino porque fue hombre de buena formación —licenciado en Historia—, de buenas lecturas cuando Salinger sí era dios y de inquietudes cosmopolitas.

Estudió en Connecticut. Habla inglés. Y tiene entre manos un guion, una película, que ya ha rodado hacia dentro desde hace 20 años —Madrid Sur es uno de sus títulos provisionales— y que conjetura una distopía futurista donde las corridas de toros están proscritas y sólo pueden celebrarse en la clandestinidad.

No le han faltado aptitudes visionarias a Agustín Díaz Yanes. Buen conversador. Buena gente. Y plata de ley, por herencia y por decencia. Asoman los destellos en su melena de intelectual sesentayochista. Se reflejan en su armadura quijotesca. Y ennoblecen un rostro de gitano solanesco que se confunde a compás con sus andares de torero frustrado. Tan frustrado que Agustín Díaz Yanes reduciría a cenizas su pacto con el diablo con tal de hacer el paseíllo en la plaza de Las Ventas.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Wed Jan 03, 2018 2:03 pm

Bárbara Lennie: “Estoy seca, no puedo más”
Íñigo López Palacios - elpais.com - 31/12/2017

Bárbara Lennie lleva un año sin parar, algo que no es habitual entre los intérpretes españoles. En 2017 ha rodado cuatro películas y ha estrenado tres –rodadas el año anterior–, además de una serie de televisión y una obra de teatro. Hay que sumar María y los demás, que es un filme de 2016, pero le proporcionó una candidatura al Goya a Mejor Actriz. No ganó. Tampoco era básico.

El 10 de noviembre fue su último estreno de 2017, 'Oro', porque el de 'El reino', previsto para diciembre, se ha retrasado. Oro, dirigida por Agustín Díaz Yanes y basada en un relato de Pérez-Reverte, es una película ambientada en la América de los conquistadores. Un grupo de desgraciados buscando una quimera. Más cercana al asfixiante Aguirre, de Herzog, que a una película épica y rodada en Canarias, no fue precisamente un trabajo cómodo.

Ocho semanas de barro y frío. “Algún día sí que me hubiera gustado llevarme una metralleta y liarme a tiros. Tano nos hacía lo que llamaba ‘citaciones a lo John Ford’. Ibas cuando empezaba el rodaje y terminabas al anochecer, independientemente de lo que te tocara trabajar. Hay que estar en forma para este oficio”, dice. “Son muchos días fuera de casa, comiendo mal, durmiendo poco…”.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Sun Mar 04, 2018 12:02 pm

Conquistadores extremeños y un difunto en el cine
Sergio Lorenzo - hoy.es - 04/03/2018

Vi al espíritu de Sanjosé removerse en la butaca de al lado, cuando al ver la película 'Oro', escucho este diálogo entre dos conquistadores que estaban cruzando un río lleno de caimanes:

–¿De dónde eres?
–De Extremadura.
–Malas tierras, mala gente.

Después de, entredientes, llamar «hideputas» a los guionistas, que no son otros más que el malauva de Arturo Pérez-Reverte y el director de la película, Agustín Díaz Yanes, el viejo periodista se tranquilizó al ver que el personaje extremeño salía bien parado en el conjunto de la narración. Raúl Arévalo es el actor que interpreta, bastante bien, por cierto, al conquistador Martín Dávila, natural de Trujillo. Un personaje inventado por Pérez-Reverte, que también se inventa a los aventureros a los que da vida José Coronado y Óscar Jaenada, buenos actores al igual que la actriz Bárbara Lennie. Es una película entretenida, que relata la búsqueda de El Dorado por un grupo de 40 aventureros españoles, entremezclando historias reales de Lope de Aguirre y Vasco Núñez de Balboa.

Cuando salimos del cine, Sanjosé dijo que le parecía bien que naciera una nueva película sobre los conquistadores, «es que hay muy pocas películas, para lo que significó esa proeza. Si la conquista de América la hubieran hecho los norteamericanos habría más películas de conquistadores que de vaqueros». Lo que no entendíamos es por qué Pérez-Reverte había hecho un batiburrillo y no se había centrado en un personaje. «En Trujillo no nació ese Martín Dávila de la película –dijo el viejo periodista– pero sí lo hizo Francisco Pizarro, conquistador del Perú; o Francisco de Orellana, el descubridor del río Amazonas; o Diego García de Paredes y Vargas, que fundó la ciudad de Trujillo en Venezuela...».

También me señaló que había bastantes conquistadores naturales de Cáceres. «El Ayuntamiento celebró en 1892 el cuarto centenario del Descubrimiento de América, colocando en un medallón de madera policromado los nombres de cinco hijos de la ciudad que según quedó escrito ‘más se distinguieron en la conquista del Nuevo Mundo’. Los cinco eran: García de Holguín, que participó en la conquista de México; Lorenzo de Aldana, que fue gobernador de Quito; Juan Cano de Saavedra, que participó en la conquista de México y se casó con Isabel de Moctezuma; Francisco Godoy, teniente general de Pizarro; y Perálvez Holguín, que participó en la conquista de Perú». Comentó que teníamos olvidados en Cáceres a estos increíbles hombres, que bien merecían una película cada uno por lo que hicieron en América.

Bajando por la avenida de la Virgen de la Montaña, llegamos a la zona de Colón, a la Plaza de Conquistadores. «De lo poco que se ha hecho en Cáceres por esos valientes –siguió hablando–, está el haber levantado en 1958 este monolito, que se llamó de los conquistadores, y dio nombre a la plaza. Y aquí, en este monumento, hace unos pocos años hemos demostrado la gran ignorancia que tienen algunos en Cáceres sobre nuestra historia». El monolito fue encargado por el Ayuntamiento al arquitecto municipal Ángel Pérez y al escultor Eulogio Blasco. En el monumento se recuerda a un total de 29 conquistadores extremeños, cuyo nombre aparece en una placa. Eulogio Blasco aportó al monolito un trabajado relieve de la Virgen de Guadalupe y un escudo de España de la época de los Reyes Católicos. Ese escudo es el que originó una sorprendente noticia en el año 2010, que salió a nivel nacional por lo ridículo, casi como cuando el Cabo Piris retiró de la librería Figueroa una lámina de la maja desnuda de Goya por indecente. Ocurrió el 25 de marzo de 2010, cuando el Ayuntamiento mandó a dos operarios a que retiraran el escudo de los Reyes Católicos, poniendo uno actual de España. Los regidores municipales dijeron que retiraban el escudo porque era franquista. El Instituto de Estudios Heráldicos y Genealógicos de Extremadura puso el grito en el cielo, y empezaron a escucharse voces que señalaron que el escudo no tenía que ver con Franco. Explicaron que hay tres maneras de distinguir claramente uno de otro. En el escudo franquista aparece en uno de los cuarteles, bajo la corona, las cadenas que representan a Navarra; también puso Franco la divisa ‘una, grande y libre’, y las dos columnas de Hércules con el lema ‘Plus Ultra’. El Ayuntamiento tardó en dar su brazo a torcer. Dijo que había dudas y que iba a consultar al Ministerio de Cultura, que tardó poco en decir que la corporación municipal había metido la pata. Cuatro meses y diez días después, el Ayuntamiento mandó a otros operarios para poner en su sitio el escudo de los Reyes Católicos.

Sanjosé me siguió hablando de cacereños conquistadores mientras tomaba una sabrosa pizza barbacoa en el Restaurante Bartolo, en donde la camarera me miraba de reojo cuando me veía gesticular y hablar, al pensar que estaba solo. Al terminar de cenar y subir al Paseo de Cánovas, volvimos a pasar cerca del cine y la amable vendedora de entradas que estaba fumando fuera, se me acercó:
–Perdone… una curiosidad. ¿Por qué siempre paga dos butacas de la fila 7, cuando siempre ve las películas solo?
–Por comodidad. –le respondí–. Me gusta tener libre el reposabrazos de la derecha, sin miedo a tropezarme con el brazo de otra persona.
Le dije lo primero que se me ocurrió, ¡cómo iba a decirle que veo películas con un amigo muerto!, y que me gusta hacer lo mismo que hacía mi abuela, cuando acompañaba a familiares difuntos a San Andrés de Teixido, el lugar de Galicia al que vas de muerto si no has ido de vivo. En el momento en que ella sabía que un familiar había muerto sin ir al pueblo de los espíritus, acudía un amanecer al cementerio de Ferrol, a Catabois, se ponía en la puerta principal y llamaba al muerto. Caminaba con él unos dos días hasta llegar al pueblo que está en el acantilado más alto de Europa, a 612 metros sobre el nivel del mar. Hablaba con él y hasta le dejaba comida en las paradas. Cuando ya hubo autobús desde Ferrol hasta el pueblo santuario, mi abuela pagaba dos asientos: el suyo y el del muerto. Y... ¡ay de aquel que intentara sentarse en el asiento del difunto! Hacía lo mismo que hago yo cuando alguien intenta sentarse a mi derecha en el cine. «¡Está ocupado!», grito inmediatamente enseñando las dos entradas. Y me da igual que piensen que estoy loco al ver que no se sienta nadie en la butaca en toda la película: ¡Hay que respetar a nuestros muertos cinéfilos!
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Sat Mar 24, 2018 3:42 pm

Oro
ChuacheFan - mundodvd.com - 21/03/2018

Pese al nefasto recuerdo que aún guardo de 'Alatriste' (anterior adaptación de un libro de Arturo Pérez Reverte por parte de Agustín Díaz Yanes), tenía curiosidad por ver esta nueva colaboración entre el director madrileño y el escritor murciano, pues el tema a tratar me parecía muy interesante, con grandes posibilidades, sin embargo, mucho me temo que mis peores presagios se han confirmado: estamos ante una película a todas luces fallida.

Una de mis quejas más habituales cuando hablo del cine patrio es la escasez de películas alejadas del drama y de las denuncias sociales, por eso, cuando oí hablar de 'Oro' me resultó ciertamente refrescante, pues sin duda la historia a priori se prestaba para una gran película de aventuras. Por desgracia, el escaso talento (por no decir nulo en algunos casos) de los implicados en la producción ha hecho imposible la que sin duda habría sido una verdadera gesta, teniendo en cuenta la calidad tan mediocre de nuestro cine. Los actores, en su inmensa mayoría apestan, tan sólo salvaría a un puñado: la doncella (Anna Castillo), muy natural en su interpretación, claramente la mejor de la película (lástima que durase tan poco), Luis Callejo como el Pater, Andrés Gertrudis (el “escribano” que documenta la aventura), el actor que da vida al verdugo y en general los actores andaluces (a excepción de Juan Diego). José Coronado está correcto. El peor de todos es Juan José Ballesta, sencillamente apesta, no transmite nada. También destacar (negativamente hablando) el trabajo de mi paisano José Manuel Cervino, dando vida a Don Gonzalo, realmente penoso. Raúl Arévalo, el protagonista, se pasa toda la película con la misma cara, da igual que esté pensando, luchando o foll…, siempre luce con la misma cara de dormido, está como… ido.

Las escenas de acción deberían tener un lugar destacable en una película como ésta, sin embargo apenas las tiene, la película es mayormente blablabla, amenaza verbal, blablabla, nueva amenaza, blablabla y así hasta que por algún tipo de milagro meten algo que teóricamente debería considerarse acción, pero que en realidad es todo menos eso. La forma de filmar dichas secuencias resulta torpe, confusa y carente del más mínimo sentido del espectáculo.

Una película de este tipo bien merece una b.s.o. que luzca especialmente, que nos ponga en tensión, pero nada de eso se encuentra en la composición de Javier Limón, pasa completamente desapercibida.

Es complicado encontrar algo bueno que reseñar, lo cual habla mucho de la calidad del film, pero obviamente las tiene y es que aparte del trabajo de los anteriormente mencionados actores, considero que el vestuario está correcto, pues aunque si bien no es muy vistoso, sí que cumple correctamente con su función. La fotografía de la película también es otro punto ciertamente reseñable. De todas formas, donde verdaderamente destaca la película, es en sus localizaciones, en los parajes naturales de la isla de Tenerife, concretamente del Parque Rural de Anaga, un espectáculo visual que sin duda ayuda a crear la atmósfera necesaria para un film de este tipo; lástima que la película no estuviese a la altura de la belleza de la isla canaria.

Por lo visto la película contó con un presupuesto de 8 millones de € e ingresó 4,5. Visto lo visto, está claro que estamos ante un nuevo fracaso de taquilla para la última colaboración entre Díaz Yanes y Reverte.

Nota: 1,5/10
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: 'Oro' (estreno 10 de noviembre)

Postby Rogorn on Sat Mar 24, 2018 3:46 pm

Analizamos el Blu-ray de 'Oro', la nueva película de Agustín Díaz Yanes
Eduardo Quintana - alfabetajuega.com - 21/03/2018

Making of (21 minutos): El director Agustín Díaz Yanes explica que 'Oro' es una película sobre un grupo de españoles que cruza la selva sudamericana en busca de oro, y que cuenta todas las vicisitudes que les ocurren durante ese viaje. Para Óscar Jaenada, que encarna a Gorriamendi, es un viaje sobre la obsesión, y cómo la ambición se apodera de la mente de las personas. Mientras que para Juan Diego, que interpreta a Manuel Requena, es una gran aventura del cine español, una aventura sobre la conquista.

El actor Raúl Arévalo, que da vida a Martín Dávila, comenta que la historia cuenta cómo los españoles conquistaron el Nuevo Mundo, para bien y para mal, sobre todo. Pero que también es una lucha contra los nativos, entre ellos, contra las enfermedades, contra la propia selva y, en el fondo, contra ellos mismos.

Agustín Díaz Yanes expone que el germen de 'Oro' es un relato de Arturo Pérez Reverte, que le pareció perfecto para adaptarlo al cine, porque cree que lo tenía todo, dado que disponía de buenos protagonistas, tenía personajes interesantes y una buena trama; así como también contaba con pasión, venganza, crueldad y estaba muy bien escrito y documentado. El director añade que 'Oro' es una película muy coral, porque aunque hay cuatro protagonistas esenciales (los encarnados por Raúl Arévalo, José Coronado, Bárbara Lennie y Óscar Jaenada), hay otra docena de personajes que aparecen constantemente durante la cinta. Así pues, los diferentes protagonistas describen brevemente sus personajes en 'Oro', destacando la intervención de dos mujeres entre esta "jauría de perros" como la denomina el cineasta; como son los personaje de Doña Ana y su criada, encarnados por Bárbara Lennie y Anna Castillo.

Junto a esto, el director confiesa que el casting que tiene es muy completo, repleto de rostros conocidos del cine y de la televisión españolas; y, aunque no había trabajado con la mayoría hasta entonces, le han parecido geniales. Además, explica que fundamentalmente rodaron en Canarias, porque sus selvas son muy parecidas a las sudamericanas. También grabaron planos en Panamá, y rodaron escenas en interiores en Madrid. A su vez, también grabaron secuencias en Sevilla, concretamente las que son en los ríos.

Finalmente, el reparto habla de que fue un rodaje muy duro, porque les llovió e hizo mucho frío, pero que esto les ayudó a meterse mejor en la piel de sus respectivos personajes.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13841
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Previous

Return to Cosas veredes

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 3 guests