1 Prólogo y encamisada

Películas, series, cómics y otros materiales basados en las obras de Pérez-Reverte

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14640
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

1 Prólogo y encamisada

Mensaje por Rogorn » Dom Nov 19, 2006 2:17 pm

Aparece un mapamundi de la época, y se va haciendo zoom lento sobre Europa y luego Flandes.

(Voz en off de Juan Echanove) En el siglo XVII, cercada de enemigos, España aún dominaba el mundo. Reinaba Felipe IV, el ‘Rey Planeta’. Sus territorios los gobernaba con puño de hierro su privado, el Conde-Duque de Olivares. A Flandes, a América, a Filipinas, parte de Italia y el norte de África se habían unido Portugal y sus colonias. Pero era en Flandes, en una guerra larga y cruel, donde se jugaba la supervivencia del Imperio, un Imperio que se sostenía gracias a ejércitos profesionales, cuyo núcleo principal eran soldados veteranos de los temibles tercios viejos de infantería española. Esta es la historia de uno de aquellos hombres.

Título sobre negro: ‘Alatriste’.

Fundido a un canal en Holanda, de noche, entre el croar de ranas. Una figura, sumergida casi completamente, avanza por el canal sosteniendo en alto un arma de fuego con ambas manos para que no se moje. Emerge la cabeza de un soldado bigotudo y cuarentón, Diego Alatriste, que sopla la mecha que lleva enrollada en su muñeca para que no se apague. Detrás de él varios hombres más avanzan también con el agua hasta el cuello y su arma de fuego por encima de la cabeza. Rótulo: ‘Flandes, Invierno de 1622’. Alatriste se reúne con un grupo que va pegado a un muro, en silencio, mientras se oyen voces en holandés. Alatriste pasa su arma hacia atrás y saca un cuchillo. El hombre que va justo detrás de él, el conde de Guadalmedina, tirita de frío en el agua. Alatriste se quita el pañuelo del cuello y se lo pone en la boca para acallarle. Después se vuelve hacia el hombre que está delante de él, Sebastián Copons, y hace gestos para coordinar el ataque. El grupo avanza.

Corte a imagen de la posición holandesa, con sus cañones. Aparece el rostro de un centinela dormido que es degollado al instante por detrás por Alatriste. Copons degüella a otro soldado. Alatriste y Guadalmedina se encargan de otro más echándole una manta por la cabeza y acuchillándolo. Los españoles empiezan a clavar clavos a través de las bocas de los cañones holandeses para inutilizarlos. Tres holandeses más son muertos por arma de fuego. Otro más, que por fin sopla un cuerno para dar la alarma, es acuchillado por hasta tres españoles.

Alatriste: Empuje, señor conde. (Guadalmedina le quita una rueda a un cañón) Señor conde, cúbranos. (Guadalmedina dispara a un holandés que se acerca)

La lucha ya es generalizada, y continúa unos momentos más, hasta que llegan refuerzos holandeses y los españoles huyen dejando el campamento en llamas y varios cañones destruidos. Corte al canal de nuevo. Alatriste, Guadalmedina y Lope Balboa avanzan lentamente en la oscuridad, agua hasta el pecho, mientras tres holandeses hacen lo mismo.

Alatriste: No se separe de mí, señor conde. Agárrese a mi camisa.

Alatriste manda parar al terceto. Unos segundos más tarde estalla un proyectil, y a su luz ven a los tres holandeses justo delante de ellos. Uno de ellos dispara, acertando a Balboa en el pecho. Alatriste y Guadalmedina huyen. El holandés que derribó a Balboa se acerca al cuerpo de éste, que aún vivo, le sorprende tras hacerse el muerto y le mata a puñaladas. Después se acerca flotando al muro y clava su puñal en él para ayudarle a mantenerse a flote.

Guadalmedina avanza por el canal, agua por la cintura. Se da la vuelta y se ve enfrentado a los otros dos holandeses. Lanza su puñal contra uno de ellos y lo mata, pero queda desarmado ante el otro. Éste se acerca a él, mientras Guadalmedina se persigna, y le insulta en holandés mientras le apunta con una pistola. Alatriste sale de improviso de debajo del agua tras él y lo apuñala en el cuello, que después le rompe, matándolo. Los dos vuelven donde Balboa, que sigue agarrado a su puñal.

Alatriste: Mierda. (sostiene a Balboa por la nuca). Lope… (Le mira la herida y niega con la cabeza)
Lope: Mi hijo. Mi hijo, Diego. (Alatriste se inclina para oírle mejor) Mi hijo, Diego. Mi hijo. (Alatriste deja ir el cuerpo de Balboa, que se hunde en el canal)

---

Comentarios del dvd:

ADY: La película la hice porque me llamaron para hacerla. Conocía tres novelas de las cuatro que había publicadas. Me faltaba la segunda, porque no me gustan mucho los temas de Inquisición y no la había leído. Cuando me dijeron que si quería hacerla dije rápidamente que sí, primero porque me parecía que las novelas tenían muy buen material cinematográfico, después porque me gusta mucho el siglo XVII, y tercero, porque en España es casi imposible que te ofrezcan un proyecto así, y no iba a decir que no. Y lo primero que tuve claro es que una película de este tamaño tenía que tener un equipo del mismo tamaño. La primera decisión que se tomó fue que iba a ser en castellano. Si no, yo no la hubiera hecho.

Me era muy fácil el acceso a Viggo, porque mi íntimo amigo Ray Loriga es íntimo amigo de Viggo. Entonces yo le llamé y le dije: ‘Oye, Ray, ¿cómo ves que le pase un guión a Viggo?’ Y me dijo: ‘No te preocpues, que ya se lo paso yo’. Todo fue un poco por azar, y mucho más fácil de lo que se piensa en un momento dado. El Alatriste del guión es menos romántico y menos ‘alatristiano’ que el que ha hecho Viggo. El guión era más seco, y Viggo, al entrar en la película, le dio con su físico, y como héroe de acción, una dimensión que no estaba en el guión. Había una tema un poco delicado, cuando veías que un autor está tan metido en el personaje que ha escrito, le gusta tanto y sabe tanto, te parece duro decir a ver si se lo voy a cambiar y le va a parecer otra cosa. Ahí tuve un poco de cuidado. Mi relación con Arturo Pérez-Reverte ha sido fantástica. No he tenido ningún problema. Desde el principio me dio absoluta libertad.

APR: Tano ha sabido conjugar el espíritu del Alatriste de las novelas con el de la película.

ADY: Fue bastante fácil. Estaba Arturo escribiendo CJA y yo el guión. Él amablemente me pasaba por fax los capítulos, y cuando yo lo leía le preguntaba si tal o cual cosa la podía utilizar.

APR: Pero yo no participaba. Sólo alguna vez me llamaba y me preguntaba qué diría tal personaje en esta situación, yo le respondía ‘diría esto’ y creo que en toda la película hay dos frases mías.

ADY: Sí, pero alguna muy buena. La película empieza con una voz en off que hace Juan Echanove para situar la época y los personajes históricos: el rey Felipe IV y el conde-duque de Olivares. Esto no estaba en el guión, lo pensamos en poner después de ver la película para situarla mejor al espectador, y sobre todo para el extranjero, que quedara claro la época, el rey, y sobre todo la figura de Olivares. El texto procuramos que terminara justo cuando se llega al título de crédito de ‘Alatriste’ y la aparición del protagonista, Viggo Mortensen, que queríamos, como es lógico, que fuera lo más espectacular posible.

El plano está sacado de una foto que muchos conoceréis de la guerra de Vietnam, de un marine cruzando el río Mekong exactamente igual que lo hace aquí Viggo, con la cabeza bajo el agua, sosteniendo el fusil. Cogimos muchas películas de época, y sobre todo cogí mucho Visconti. Para la planificación y el encuadre Paco y yo cogimos ‘El padrino 2’.

Viggo: Me llegó el guión de ‘Alatriste’ y yo no conocía los libros, pero sí un poco de la historia de España. Era un guión mucho mejor de lo que suelo leer, en Estados Unidos o en cualquier otra parte, y al conocer a Tano sentí una conexión inmediata. Le dije que sí porque sabía que como película podía ser algo especial.

El canal, que no es un canal, como es natural, sino una piscina de agua caliente que nos hizo Benjamín Fernández, nuestro director artístico, con la ayuda de Reyes Abades, el director de efectos especiales, tenía un agua tibia, a 30 grados, para que los actores no se helaran, y pudiéramos hacer la presentación de todos los personajes. El arte desde el principio yo quería que lo hiciera Benjamín porque estoy convencido de que en España no hay nadie más con la capacidad técnica como para hacer una película tan grande.

Va saliendo todo lo que es el grupo de los ‘bravos’ en torno a Alatriste y sus compañeros, cuya evolución veremos. Al fondo está Eduardo Noriega, el único que no es un ‘bravo’, es el conde de Guadalmedina. Este plano lo habréis visto en otras muchas películas, pero la reminiscencia principal para hacerlo fue ‘Uno de los nuestros’, de Scorsese, cuando en el bar presentan a los gangsters. Nosotros quisimos hacer una presentación parecida, sobre todo con caras. Creo que todos los actores que están aquí tienen unas caras impresionantes. Aquí quitamos la música para oír sólo los ruidos del agua y los susurros de las voces de los holandeses, porque al principio estaba mezclado con una música muy bonita de Roque Baños, como la de toda la película, pero pensamos que era... no diría más ‘de suspense’, pero sí ‘más atractivo’ dejarlo todo en silencio.

En el lenguaje de la época esto es lo que se llamaba una ‘encamisada’, un golpe de mano en el que los españoles iban vestidos con camisas blancas, como se ve, y atacaban un reducto holandés, como en este caso para inutilizar los cañones. Esta fue la primera secuencia de acción que rodamos, y en la que, tengo que ser sincero, me encontraba yo un poco inseguro, y fui salvado de la quema por mis colaboradores, entre ellos el director de la segunda unidad, Jordi Casares, y el maestro de espadas Bob Anderson, que los errores que íbamos cometiendo nos los iban cubriendo.

Esta secuencia la planteamos como una donde se viera la violencia extrema de la guerra en el XVII, una guerra cuerpo a cuerpo donde los soldados se mataban a poquísima distancia y con una ferocidad brutal. Aquí está Alex O’Dogherty inutilizando los cañones. Tuvimos también mucho cuidado de que todo fuera lo más realista posible, como las armas y el sonido de los disparos. Esta es una de las partes que más nos gustan a Arturo y a mí, donde se ve la ferocidad de los españoles y las razones por las que nos temían tanto en la Europa del XVII. El soldado español se caracterizaba por ser de una ferocidad y una disciplina extraordinarias. Guadalmedina es el único que no es un soldado mercenario, sino un grande de España. No era muy usual, pero sí algunas veces los grandes de España, sobre todo antes de la época de Felipe IV, combatían en las guerras para demostrar que ellos también servían al rey así.

Esta secuencia de acción, a las que yo no estaba acostumbrado, me causó un poquito de pavor cuando empezamos a hacerla porque era la primera y me encontraba bastante nervioso. Después ya fuimos cogiendo más práctica.

Creo que el cambio de plano que hace luego Pepe Salcedo, nuestro montador, con la niebla ocupando toda la pantalla y la aparición de Viggo, Eduardo y Alex a mí particularmente me parece muy bonito, muy logrado y muy inquietante. La niebla la hicimos con un humo que nos puso Reyes Abades y después fue reforzado digitalmente en Ranchito para crear esa impresión que siempre lees en los libros de esa Holanda fría, llena de niebla, durísima.

Luego ya me empezaba a encontrar más a gusto con las escenas de violencia, y me encanta el tono gris azulado que le dio Paco Femenía a toda la secuencia, que creo yo, aunque a lo mejor estoy equivocado, que da una buena impresión de lo que era Flandes para los españoles acostumbrados al sol y al calor y la dureza de esa guerra.

Luego viene un plano definitivo en la película, ya que va a marcar el grado de violencia de Alatriste. Lo discutimos mucho, porque yo quería (y así fue) que fuera lo más realista posible y lo menos ‘héroe convencional’ posible. Aquí marcamos que Alatriste es un soldado durísimo y un hombre acostumbrado a matar.

Con Alatriste tuve muy pocos problemas porque Arturo lo tenía muy bien definido en sus novelas. Creo que es el gran personaje que ha creado literariamente, y tuvo el hallazgo fantástico de contar la historia del XVII a través de un soldado, uno de esos soldados españoles héroes y antihéroes al mismo tiempo, que lo mismo están combatiendo con las tropas en batallas brutales que son pobres de vuelta en España y tienen que alquilarse como espadachines para poder ganarse la vida.

Después viene uno de los regalos que me hizo Luis San Narciso, que fue Alex O’Dogherty, un actor fantástico, que creo que le da una gran emoción a esta secuencia, que a todos nos emocionó mucho cuando la estábamos rodando, cómo se moría y cómo le pedía a Alatriste que cuidara de su hijo.
Última edición por Rogorn el Dom Mar 04, 2007 5:06 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14640
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Dom Nov 19, 2006 2:22 pm

Y comienzo usando cosas que dije en el audiocomentario.

Quizá resulta un poco sorprendente que siendo una película destinada a hablar de España se haga tanto hincapié desde el principio en Flandes. Vamos a ver no sólo cómo el zoom del mapa no acaba en España, como uno esperaría, sino en los Países Bajos, sino que además la narración continúa diciendo: ‘Era en Flandes donde se jugaba la supervivencia del Imperio’. Este tema lo recogeremos más adelante, pero de momento lo que se nos presenta es a una España tan entrampada con otros menesteres derivados del Imperio mundial que poseía que no tenía tiempo para ocuparse de sus propias cosas.

Acabados los títulos y la presentación, entramos en materia. Nos vamos a un canal en Holanda de noche, donde a pesar de ser invierno se oyen croar ranas, cosa que, me dicen los biólogos, es un fallo. Bueno, pues la primera en la frente, nada más empezar. Pero lo importante es que asistimos a la presentación del héroe de la historia. En muchas películas la entrada de un personaje, la primera vez que lo vemos aparecer en pantalla, puede tener gran importancia, ya que el cine es un medio donde dispones de un tiempo limitado para relatar las cosas, y la primera impresión que dés de un personaje cuenta bastante. A mí en particular me parece muy buena la presentación de Alatriste, ya que te dice en una sola imagen lo que necesitas saber: soldado veterano, curtido, que sabe lo que hace y que ha de hacerlo en condiciones difíciles, aquí con el agua hasta el cuello y teniendo no sólo que sostener el arma por encima de la cabeza sino además mantener la mecha encendida en la muñeca para que no se apague. Son unos pocos segundos que te venden no sólo el personaje sino la situación de un solo vistazo, y esta es que él y los soldados que salen detrás han de ganarse la vida así, echándole un par.

No se dice exactamente dónde ocurre la acción ni qué episodio histórico se supone que estamos viendo. La fecha y el lugar del rótulo, ‘Flandes, invierno de 1622’, sugiere que podría ser alrededor de la población de Bergen-op-Zoom, un pueblo holandés que fue sitiado por los españoles en esa época, pero yo supongo que es simplemente un hecho cualquiera en la típica vida de un soldado durante la campaña de Flandes. Dice uno de los historiadores del periodo, Geoffrey Parker, en su libro ‘El camino español’, que la guerra hispano-holandesa es una de las grandes olvidadas de los historiadores militares, a los que les gustan más las batallas campales, con sus típicos ejércitos pintado en rojo a la derecha y el adversario pintado en azul a la izquierda, con flechas indicando las maniobras, listas de bajas, hora de comienzo, hora de fin, aquí los cañones, aquí la caballería, etcétera, todo muy bien indicadito como si fuera una partida de ajedrez... Y en la rebelión holandesa sí que hubo batallas de estas, pero a lo largo de los 80 años que duraron los conflictos, una parte muy importante de la pelea se hacía por medio de acciones casi de guerrilla, de frontera, un grupito con más o menos control militar atacando a otro grupito en el pueblo o en el camino cercano, con mucha escaramuza bajo mano y mucha acción extraoficial, cosa que resulta más tediosa de contar y más aburrida de leer en un libro de historia. Por eso hay muchos menos libros sobre este conflicto que sobre otros, como las guerras napoleónicas, por ejemplo. Pero eso es lo que nos presenta esta escena, un golpe de mano de los llamados ‘encamisadas’, porque los españoles vestían una camisa blanca por fuera, que no se remetían por dentro, para así poder reconocerse en combate, con poca gente sobre una posición que en realidad da igual la que sea, porque esta es la rutina para ellos. Es más, el hecho de que el espectador no sepa cuál es la misión exacta nos da una sensación de no saber muy bien para qué se hace que muchos soldados debían compartir en la época. 'Somos unos mandados y a esto venimos, a rajarles a ustedes las gargantas'. Obsérvese que al acabar la escaramuza ni siquiera sabemos si la misión ha tenido éxito. Los españoles se les ve quemar unas tiendas, matar a unos centinelas y estropear unos cañones, pero luego de lo que tienen que preocuparse es de salvar la vida propia, que esa es la segunda gran batalla.

Entre la compañía de Alatriste vemos también a muchos de los personajes que saldrán después, acabando cada uno de ellos de una forma distinta. Hay varios cambios respecto a los libros, ya que el conde de Guadalmedina no coincidió nunca con Alatriste en Holanda, sino en las Querquenes, ocho años antes de cuando estamos ahora, Balboa se supone que no muere en Holanda sino en Jülich, en Alemania, y gente como Curro Garrote o Nicasio Ganzúa no se encuentran con Alatriste hasta más tarde - algunos ni siquiera fueron soldados con él. Entre ellos está Alex O’Dogherty, el actor gaditano que interpreta a Lope de Balboa, a quien agradecemos que se pasara por el foro a respondernos varias preguntas. Una de ellas por ejemplo, decía que esa supuesta agua helada del invierno holandés no era tal, sino que estaba muy calentita y que se estaba bastante a gusto ahí dentro.

De momento Alatriste se nos presenta como un ángel de la guarda para Guadalmedina: primero le ayuda con su tiritona de esa manera tan peculiar, tapándole la boca con el pañuelo, luego se cubren mutuamente en los tiroteos y luego Alatriste dice su primera frase audible: ‘No se separe de mí, señor conde. Agárrese a mi camisa.

Esto nos lleva fuera de la historia un momento para hablar de uno de los temas más comentados de la película: el acento de Viggo Mortensen. Como es sabido, Viggo es estadounidense, de Nueva York, y habla danés por su familia y español por haber vivido en Latinoamérica de niño. Su acento ‘natural’, digamos, hablando español es un acento argentino, pero el hecho de que conociera el español fue uno de los motivos por los que se le escogió para el papel. Los otros fueron su planta física, que resulta muy apropiada para el papel, por su edad y por sus ojos azules, como los del personaje, su experiencia con las espadas por haber participado en ESDLA y su condición de estrella internacional. ADY, el director, había dicho al comenzar el proyecto que si no había una gran estrella al frente del reparto la película no se haría, y en Viggo había una solución para todas estas cuestiones. El principal pero era el del acento, y él lo que hizo fue venirse a España, cogerse un coche y empezar a investigar la zona de donde los libros dicen que Alatriste venía, que era Castilla la Vieja. Empezó por Salamanca y Valladolid y acabó llegando a León, en particular a la montaña cercana a Asturias, donde no sólo encontró a gente que hablaba un castellano que a él le venía bien, sino un tipo de comportamiento entre la gente que le parecía muy alatristesco, una mezcla de reserva, curiosidad y amabilidad ante el guiri aquel que se presentaba allí en el bar pidiendo una ensalada en pleno invierno y con todo nevado. Así que aquello le llamó la atención, volvió por allí varias veces más, y llamó a APR diciéndole que había encontrado el lugar de donde era Alatriste, y desde entonces APR ha escrito que no le cabe ninguna duda de que así es, aunque el detalle aún no se ha hecho ‘oficial’ digamos en los libros. ¿El resultado final? Hay gente a la que le parece que lo del acento no cuela y que destroza la película y el personaje, que habla como un inmigrante he llegado a oír, cosa que dice más de la persona que dice una cosa así que del esfuerzo de Viggo. A mí me parece que se acerca cuanto es posible teniendo en cuenta que el castellano es su segunda o tercera lengua, y que sólo el hecho de haber aceptado el reto de venir a España a jugar en Segunda B después de convertirse en un galáctico de fama internacional demuestra que el tío tiene el par de cojones que tenía Alatriste. Así que mira, otro elemento más, su valentía, por el que está bien haberle escogido. Yo escribí en el foro, y por coincidencia Javier Marías estuvo de acuerdo varias semanas después, en que el cuidado y la lentitud con que Viggo pronuncia es una debilidad que él convierte en fortaleza, haciendo de esa voz baja y un tanto extraña parte del magnetismo de Alatriste. No quiero atreverme a hacer comparaciones con por ejemplo Marlon Brando en ‘El padrino’, pero es el mismo principio: comenzar el personaje por el aspecto físico y por una voz pecualiar. Dice Ian McKellen, el actor que estuvo con Viggo en ESDLA, que para caracterizar a Gandalf empezó por ahí: el tono de voz que hizo más bajo y un tanto parecido al del propio Tolkien. Así que en este caso Viggo viene de buena escuela. Dice APR a menudo que una de las mejores cosas de todo el proyecto era ver cómo Viggo se convertía tan en español, tanto se españolizaba, que se merece el pasaporte, precisamente por la dedicación que mostró en cosas como ésta.

Avatar de Usuario
juanrahig
Mensajes: 5380
Registrado: Vie Abr 15, 2005 11:00 pm
Ubicación: el sur del sur
Contactar:

Mensaje por juanrahig » Dom Nov 19, 2006 11:52 pm

Genial Idea Rogorn!
veamos, algunas cosas que me llaman la atención de esta primera escena:
-La primera aparición de Alatriste es simplemente Genial. No recuerdo ninguna otra peli en que una primera imagen me dejara tan desconcertado y a la vez tan fascinado como con eso brazos por encima del agua. Sosteniendo el arma y con la mecha enncendida.
Simplemente bestial. De ahí se pasa sin contemplaciones a presentarnos a casi todo los personajes importantes que a lo largo de la peli van a ir protagonizando buena partde la acción. es como en una novela de Agatha Cristie pero a toda leche. vemos a Saldaña, Copons, Garrote, Guadalmedina, Balboa, Ganzua y Pereira. Todos salvo uno la van a palmar delante de nuestras narices.
Después una lucha que a mi me pareció muy real, sin tonterías, sin miraditas ni grandes audacias, queda todo como muy real. Desde el principi recordamos aquello de "Pero aquí se mata de verdad?" que dijo el tio Bob.
Y un detalle que me encanta es el haber escogido exactamente la raza exacta de ranitas que croarian en esa época en Flandes para el ruido de fondo...¡Que no que es Broma!!!!
Iba a decri que el detalle que me encanta es la lectura de Echanove ( confieso que no lo reconocí) y sobre todo esa frase final que a mi me puso los pelos de punta a pesar de que ya la sabiamos: "Esta es la historia deuno de aquellos hombres" que unida a el ya mitico "cuenta lo que fuimos" del final, cierra un circulo perfecto.

Avatar de Usuario
condoscohones
Mensajes: 143
Registrado: Jue Sep 21, 2006 11:00 pm

Mensaje por condoscohones » Lun Nov 20, 2006 5:12 pm

Y esa especie de concurso de camisetas mojadas, ains

Avatar de Usuario
Celadus
Mensajes: 1837
Registrado: Sab Sep 16, 2006 11:00 pm
Ubicación: Cádiz, la de los ahorcados.
Contactar:

Mensaje por Celadus » Lun Nov 20, 2006 7:08 pm

Lo primero agradecer a Rogorn el trabajo realizado y mi más sincera felicitación por el comentario de audio.
Lo segundo decir que me parece una idea fantástica esta para ir comentando la película en bloques, lo que seguramente dará más objetividad a las críticas, que ya no tendrán que ser tan generales.
Sobre este comienzo, pues que quereis que os diga, a mi me parece impecable. Difícilmente se me ocurre buscarle algún pero -vale, lo de las ranas, pero cosas más raras se han visto: en muchos pueblos de España las cigüeñas son sedentarias, así que ¿por qué no iba a haber ranas cantarinas en la Flandes del XVII?-.
Bueno bromas aparte, creo que este comienzo está muy logrado: desde el zoom sobre el mapa con la voz en off (tampoco yo reconocí a Echanove), pasando por la música, la aparición de Alatriste entre la niebla, la fotografía y el ritmo entre acción trepidante y calma relativa, etc, etc.
Para mi fue como ser espectador realmente de lo que debió ser una de aquellas encamisadas y una buena muestra del trabajo de los soldados de los tercios en aquellas tierras.
Sobre la voz de Viggo yo creo que se ha exagerado mucho. A mi desde un principio me pareció muy apropiada. Se ajusta al personaje y no la veo nada forzada. Y conste que yo he sido -y sigo siendo- muy crítico con algunos aspectos de la peli que ya habrá lugar de comentar, pero a cada uno lo suyo. Y este detalle en concreto no me parece que tenga motivos serios para ser criticados. Pero vamos, como dice el dicho: "cada uno es cada uno".
"Morir, ¡que cosa tan estúpida! Yo ya estuve muerto antes de nacer, ahora respiro."

Avatar de Usuario
Sergiolo
Mensajes: 388
Registrado: Sab Jun 03, 2006 11:00 pm

Mensaje por Sergiolo » Mar Nov 21, 2006 5:02 pm

El principio de la película me parece fantástico. El mapa, cómo poco a poco nos va introduciendo y situando en la acción. La frase de: "Esta es la historia deuno de aquellos hombres"... (reconocí a Echanove a la segunda...jeje...)
Y ya la primera escena, con el mosquetón surgiendo de entre las aguas y la bruma y Viggo soplando la mecha... uf! increíble...
La encamisada, clara, concisa y violenta, sin andarse con tonterías. Si hay que ver como degüellan a uno y como cosen a puñaladas a un holandés de casi 2 metros, pues se muestra sin tapujos. Lograda.
El resto de la escena, la inquietud que transmite el saber si los pillan, (aunque todos sepamos ya quién sigue adelante y quién no), la poca visibilidad por la niebla, la muerte de Lope hundiéndose entre las aguas... te hacen decir: joe...esto se presenta bien...
"¿Eres capaz de dar tu mano a quién,
con la suya te señaló?"

edhelgrim
Mensajes: 1029
Registrado: Lun Jun 26, 2006 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por edhelgrim » Mié Nov 22, 2006 4:26 pm

Muy buena idea Rogorn, así me repaso la peli otra vez, que ya tengo ganas de volver a verla (¿cuánto queda para que la saquen en DVD?).
Pues nada, que essta primera escena (¿o es una secuencia?) me impresionó mucho, sobre todo la frase que ya habéis dicho: "Esta es la historia de uno de aquellos hombres". Esa frase me dijo: "La peli va a ser de lo mejor", y mira, no me decepcionó. La presentación del Capitán estupenda, brillante. La encamisada, sobran las palabras, si quieres saber como se acuchilla a un holandés en medio de la noche hay que ver esta escena. Pues eso, que de lo mejorcito de la película.
Cuenta lo que fuimos

Avatar de Usuario
deckard
Mensajes: 139
Registrado: Dom Jul 31, 2005 11:00 pm

Mensaje por deckard » Jue Nov 23, 2006 9:24 am

El inicio de la película es bastante bueno. Con la voz en off de Echanove (se tendría que haber potenciado más) nos permite situarnos perfectamente en el contexto histórico. En esta primera incursión en Flandes nos demuestra como va ser la película: sucia y violenta. El único pero que le encuentro es que teniendo Díaz Yanés tanto que contar porque le dedica tanto tiempo a esta escena.

Pero la escena me gusta y explica muy bien el tipo de guerra de Flandes.

Avatar de Usuario
juanrahig
Mensajes: 5380
Registrado: Vie Abr 15, 2005 11:00 pm
Ubicación: el sur del sur
Contactar:

Mensaje por juanrahig » Mié Feb 14, 2007 5:11 pm

en los audiocomentarios del DVD Diaz Yanez hace referencia a que la aparición de Alatriste con el arcabuz sobresaliendo del agua esta inspirada en una foto de la guerra de Vietnam.
He estado buscando y a lo sumo he econtrado esta foto:
http://www.iltarget.it/PianetaTorino/im ... oldato.jpg
alguien sabe a que foto se refiere?

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14640
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mié Feb 14, 2007 7:55 pm

A esta de Martin Sheen hacia el final de Apocalypse Now
http://img.timeinc.net/ew/dynamic/imgs/ ... ypse_l.jpg

Avatar de Usuario
Sergiolo
Mensajes: 388
Registrado: Sab Jun 03, 2006 11:00 pm

Mensaje por Sergiolo » Mié Feb 14, 2007 8:21 pm

Las dos son muy alatristeras, desde luego!
"¿Eres capaz de dar tu mano a quién,
con la suya te señaló?"

Avatar de Usuario
mastelerillo
Mensajes: 555
Registrado: Jue Mar 17, 2005 12:00 am
Ubicación: Algeciras (Cadiz)
Contactar:

Mensaje por mastelerillo » Vie Jun 21, 2013 9:34 pm

?Qué me parecio "Alatriste" perpetrada por el yanes ese (Una sola vez desde luego)¿..... el DVD me lo compré meses después a un negro en un manta callejero.
"Master & Commander" fui ocho veces a verla al cine .Me compré el DVD cuando salió y después me regalé la caja de coleccionista.
Eso me pareció ............ "Alatriste.

Responder