Hola!

Si no conoces bien nuestra página, lee esto para orientarte

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
riannee
Mensajes: 1
Registrado: Mié Feb 27, 2008 12:00 am

Hola!

Mensaje por riannee » Mié Feb 27, 2008 7:42 am

¡hola cada uno! Soy justo un lector del artículo aquí y decido ensamblar después de que lea algunos artículos agradables aquí.. que esto sitio es realmente interesante.. Alegre estar aquí..

Hola, estoy a punto de empezar un curso ingles Australia y escribo para pedir consejos de aquellos que ya han ido a Australia, específicamente el “estado de sol”, Brisbane, que será mi hogar durante las próximas 3 meses…Ya he hecho un “sprachaufenhalt” para aprender alemán pero esto era a un nivel muy básico y sólo por 2 semanas. Dado que mi excursión a Australia será 6 veces más largo que mi estancia en Alemania, me gustaría escuchar sugerencias – trabajillos podría hacer para integrarme en la cultura, libros para leer, películas para ver….Mi inglés ya está a un nivel que se considera como alto pero lo que falto es un acento bueno y vocabulario especializado (el curso en que participaré será uno de inglés de negocios para ayudar con esto). A mi, sería muy importante mezclar con los nativos para coger el acento, su manera de hablar, etc. Por favor, ¿hay alguien quien me pueda dar consejos en cuanto a este tema? ¡Quiero que esté aprovechando de mi tiempo al máximo!

Avatar de Usuario
acuario
Mensajes: 1371
Registrado: Mar Mar 29, 2005 11:00 pm

Mensaje por acuario » Jue Feb 28, 2008 9:00 pm

¡Bienvenido! :D
Aquí hay gente muy culta que seguro te dará buenos consejos, yo no he estado en Australía ,lo siento.
creer que un cielo en un infierno cabe.
dar la vida y el alma a un desengaño:
esto es amor:quien lo probó lo sabe.

Avatar de Usuario
lansquenete
Mensajes: 4342
Registrado: Mié Oct 19, 2005 11:00 pm
Ubicación: Ahí al lao

Mensaje por lansquenete » Vie Feb 29, 2008 7:24 am

Pues bienvenido seas. Aquí encontrarás mucho sobre España. ¿De dónde eres?
"El grog es una mezcla secreta que lleva uno o más de lo siguiente: Queroseno, glicol propílico, acetona, ron, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, tinte rojo nº 2, scumm, ácido para baterías, grasa para ejes y/o pepperoni."

Avatar de Usuario
julito
Mensajes: 2786
Registrado: Jue Jun 08, 2006 11:00 pm
Ubicación: León alatristero

Mensaje por julito » Vie Feb 29, 2008 8:41 am

Bienvenido, estás en tu casa. :wink:
Y pues quien le trae al lado
es hermoso, aunque sea fiero,
poderoso caballero
es don Dinero

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Vie Feb 29, 2008 12:09 pm

Bienvenido al foro :wink:
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
ERPAY
Mensajes: 174
Registrado: Sab May 03, 2008 11:00 pm
Ubicación: HAITI
Contactar:

Mensaje por ERPAY » Dom Jul 27, 2008 3:33 pm

Bienvenida, aunque yo soy tan nuevo como tú, me gustaría ayudarte en lo de Australia, así que aquí te mando esto:

Australia es un estado de Oceanía formado por la propia isla de Australia, Tasmania y otras pequeñas islas. La capital es Canberra. Limita al N, al O y al S con el océano Índico, donde se hallan las islas Christmas y las Cocos. Al E sus costas están bañadas por el océano Pacífico y el mar de Coral, en el que se encuentran las islas Norfolk. Además, dispone en el océano Austral de las islas desiertas de Macquarie y Heard y una importante parte de continente antártico.
Australia es una federación formada por seis estados (Nueva Gales de Sur, Victoria, Australia Meridional, Australia Occidental, Queensland y Tasmania), a los que deben sumarse el Territorio del Norte y el Territorio Federal de la capital, Canberra. Es un país casi llano, con una media de altitud de unos 210 metros; su cima más alta es el Monte Kosciusko (2 229 m), al SE de la isla, en la Cordillera Australiana. Ésta, la mayor del continente, corre desde el cabo de York hasta la misma isla de Tasmania, y está formada por amplias mesetas cortadas por profundos valles y amplios escarpes sobre una llanura litoral. A lo largo de la cordillera se encuentran altitudes como los Alpes Australianos, Bartle Frere, de 1 610 m, o las Snowy Mountains.
Ya en Tasmania, la cordillera se presenta más irregular a causa de la erosión de los grandes glaciares cuaternarios, y la altura máxima es la del Monte Ossa, de 1 588 m. Al N, la costa del Pacífico se caracteriza por la Gran Barrera Australiana, una larguísima cordillera de arrecifes que muere en la costa de Rockhampton y que se forma en el litoral sur de Nueva Guinea. La zona central de la isla de Australia está constituida por una depresión limitada al N por el golfo de Carpentaria y al S por Adelaida, hallándose sus máximas alturas en los Montes Flinders (1 188 m) y en Broken Hill.
La gran depresión central está dividida en dos cuencas: al N, una hondonada de tierras cretácicas cuyo fondo desciende por debajo del nivel del mar hasta llegar a 11 m en el lago Eyre, y al S la cuenca marcada por el río Murray, constituida por terrenos terciarios. Australia Occidental está formada por una meseta y tres grandes zonas desérticas: desierto de Gibson, Gran Desierto de Arena y Gran Desierto Victoria, inmensas extensiones cuya altura media va de los 200 a los 600 metros y que presentan territorios formados por laterita, gres y arena. Dos importantes elevaciones destacan en esta llanura: los montes Musgrave (altura máxima, 1 440 m) y los montes Macdonnell (1 510 m). Al S se encuentran las llanuras de Nullarbor, una meseta calcárea que anuncia la Gran Bahía Australiana; al O, una pequeña cordillera alcanza su máxima altura en el monte Bruce, de 1 227 m; y al SO se halla la estrecha llanura cercana a la ciudad de Perth, una de las zonas más antiguas del globo.
Australia es el continente más desértico; un 40% del territorio es demasiado árido para permitir grandes asentamientos de población, y otro 40% está compuesto por tierras marginales que reciben muy poca lluvia. El clima del país es, en su conjunto, cálido y seco. Los territorios que reciben mayor cantidad de lluvias constituyen sólo una pequeña franja que podría situarse al E y al SO de la isla, apenas unos cientos de kilómetros. Existen varias zonas climáticas. En el centro se encontraría la de mayor extensión, una zona árida de elevadas temperaturas y débiles y escasas precipitaciones (150 mm y temperatura media de 23º). El aire es sumamente seco y la variación diurna de temperatura muy acusada, con heladas durante la noche. En la zona SO, cercana a Perth, y del S el clima es casi mediterráneo, de secos y calurosos veranos (diciembre a marzo) y suaves y húmedos inviernos. Al N y NE, zona tropical, las temperaturas son elevadas (media de 27ºC en Darwin o en Tierra de Arnhem), alternándose con copiosas lluvias en verano y sequía durante la estación menos cálida.
El área más templada, que corresponde a la zona de Tasmania, Melbourne o la misma Canberra, la capital, al SE, vive temperaturas medias (de 12 a 14ºC) y lluvias en todas las estaciones (mínimas en la temporada invernal). El clima templado va convirtiéndose en subtropical cuanto más al N, y llega en Queensland a ser completamente tropical. Esta variación climática provoca una irregularidad en la globalidad de la vegetación. Es al E y al SO donde se halla la auténtica selva, repleta de árboles, epífitos y lianas. Al S, la selva austral esconde ejemplares de eucaliptos. El paso de la selva a la sabana (grassland) da lugar al scrub, matorrales de acacias o de eucaliptos rechonchos; y el proceso final termina con lentitud en el desierto de guijarros o de arena, plagado de spiniflex (hierbas puerco espín). El predominio, en definitiva, corresponde a eucaliptos y acacias, y la mayor parte de las variedades cultivadas provienen de plantas foráneas.
La fauna se caracteriza por sus especies arcaicas, debido con toda seguridad al aislamiento geográfico de la zona. Existen mamíferos inferiores, monotremas (como el ornitorrinco) y marsupiales (canguro, ualaby). Pueden hallarse también serpientes venenosas. Las aves son muy variadas, pero se puede citar típicamente el emú.
El río más caudaloso es el Murray, pero en general los cauces se pierden en hondonadas interiores, como es el caso del lago Eyre. Las zonas del centro y O se hallan regadas por los creeks, que crecen en época de precipitaciones intensas.
Australia es un país poco poblado, con una densidad media que no supera los dos habitantes por kilómetro cuadrado. Una pequeña parte de la población (alrededor de 140.000 personas) es aborigen, mientras que el resto es de raza blanca y de procedencia europea, ya que Australia ha tenido siempre una elevada inmigración.
Los habitantes de la isla son blancos en su inmensa mayoría, una pequeña parte son asiáticos, y alrededor del 1,5% aborígenes. La religión dominante es la protestante (41,3%), seguida de la católica (más del 25%), y una pequeña parte ortodoxa (menos del 3%).
La población se reparte muy desigualmente, estando los territorios del centro y O prácticamente deshabitados, los del E muy poblados y las zonas SE y SO, donde el clima húmedo favorece la agricultura, con una alta densidad de población.
Más de tres cuartas partes de los habitantes de Australia viven en las zonas urbanas, y de éstos casi la mitad en las ciudades de Sydney y Melbourne, éstas constituyen junto a Brisbane, Perth y Adelaida los núcleos urbanos más importantes del país.
En lo referente a la economía, tanto la ganadería como la agricultura han constituido desde siempre la base esencial de las exportaciones de país, así como su alta producción de minerales. Australia constituye uno de los países con más alto índice de ganadería en relación con su población. Su cabaña ovina es la más importante del planeta, y ello deriva igualmente en la más alta producción de lana. También la carne resulta una de sus más rentables exportaciones. Es en las regiones relativamente áridas y en las zonas de agricultura mixta donde más abunda la población ovina.
En cuanto a la bovina, concentrada primordialmente en los territorios de SE, tiene gran importancia la producción de leche y de carne, ésta última en la Australia más tropical (Territorio del Norte), sobre todo de buey y ternera. El clima irregular australiano permite al país el cultivo de numerosas variedades agrícolas, aunque tanto la sequía que ocupa gran parte del país como la mano de obra limitada y cara, constituyen serios inconvenientes. El trigo supone la producción esencial, muy relacionado con la cabaña ovina; puede decirse que casi la mitad de las tierras de cultivo se dedican a este cereal, gran parte del cual es exportado. Otros cereales de menor pero no poca importancia son la cebada, es sorgo y la avena. El arroz se cultiva principalmente a lo largo del río Murray, y la producción de maíz no es excesivamente alta.
En las zonas tropicales la caña de azúcar es la gran protagonista, nacida en su mayor parte en explotaciones de carácter familiar y exportada en un buen porcentaje a países del SE asiático. El cultivo de viñedos es también importante, y en consecuencia la elaboración de vino, que llega a ser exportado. No ocurre tal cosa con las frutas y hortalizas, cuya producción cubre solamente el ámbito nacional. La pesca, la madera y el algodón tienen una incidencia muy baja en la producción global, así como el tabaco. Una tercera parte de las exportaciones que lleva a cabo el país proviene de sus yacimientos minerales, cuya explotación ha sido realizada en su mayor parte por empresas de origen internacional.
En la segunda mitad del siglo XIX la producción de oro ocasionó el rápido enriquecimiento del país, pero en la actualidad la capacidad de los yacimientos (sobre todo en Australia Occidental) se ha visto muy disminuida. Plomo, cinc y cobre, además de plata, aunque en menor cantidad, son las principales explotaciones, concentradas sobre todo en los territorios meridionales (primordialmente Broken Hill, Tasmania y Tennant Creek). El aluminio, el manganeso (Territorio del Norte), la bauxita, que se exporta a Japón o se transforma en alúmina (Gippsland, Darling Range) y el mineral de uranio (South Alligator River, Mary Kathleen, Rum Jungle) constituyen también importantes producciones. Australia produce minerales poco frecuentes como ilmenita, rutilo, circón, y también piedras preciosas (ópalo, en Lightning y Andamooka). El mineral de hierro aporta en la actualidad grandes ganancias a la economía australiana, destacando los yacimientos de alto contenido de Pilbara y Hamersley. En cuanto al carbón (Newcastle, Collie y la región de Bowen), la producción puede considerarse bastante alta, y la mayoría de las exportaciones de este mineral van a parar al Japón. El lignito (Victoria) se utiliza para la producción de electricidad y forma parte de la industria química.
El petróleo proviene del estrecho de Bass, al SE, y el gas natural se produce en diferentes zonas del territorio, como en el estado de Victoria, Gidgealpa o Moomba. Las centrales hidroelécticas proporcionan solamente el 2% de la energía que necesita el país, así que gran parte de las centrales térmicas se alimentan con carbón o fuel. Diversos factores como el incremento de la población, la prosperidad económica y la entrada de capital extranjero han sido los causantes del espectacular auge vivido por la industria australiana desde la segunda mitad del siglo XX. La industria alimenticia tiene una gran variedad y es rentable; la manufacturera participa en buena parte de la exportaciones; la automovilística, cuyas empresas son filiales de centrales norteamericanas o británicas, obtiene una producción que permite las exportaciones; la industria metalúrgica es rica porque aprovecha los grandes recursos minerales del país.
La industria textil es una de las más débiles a causa de la baja producción de algodón; la industria química, la cementera y la papelera van en auge, y toda la producción y comercialización del acero está en manos de una empresa nacional del SE, en Broken Hill. En lo referente al sector de los transportes, es la aviación, por el tamaño del territorio, el que más desarrollado está. En los transportes terrestres, la gran red de carreteras australiana permite que este medio supere al ferroviario. En cuanto al tráfico marítimo, son más numerosos los buques de origen extranjero, aunque en el ámbito nacional se destina gran parte del transporte por mar a la carga de mercancías pesadas como el carbón, el mineral de hierro o el azúcar. Los mejores y más capacitados puertos son los de Sidney, Melbourne, Fremantle y Adelaida.
El primer cliente de Australia es el Japón, seguido de los Estados Unidos y el Reino Unido, y las principales exportaciones de carbón, lana, cereales y carne. los mayores proveedores son Estados Unidos y Japón, por este orden, y el origen de las importaciones viene del transporte, los productos derivados del petróleo, la maquinaria y algunos productos tropicales como el café, el cacao o el té. Australia posee un comercio aún inmaduro, sobre todo a causa de su rápida y reciente industrialización. En lo referente a su balanza comercial, generalmente es positiva.
Drante la regresión general de los mares, en los grandes períodos glaciares, Australia era un territorio mucho más extenso que el actual en el que se hallaban fundidas Nueva Guinea, Tasmania, la propia isla de Australia y las mesetas que hoy han sido cubiertas por el océano. Los primeros habitantes viajaron desde el Asia continental a través de Indonesia, aunque muy poco se sabe de los aborígenes que comenzaron a ocupar la isla. En la zona del S se hallaron huellas que demuestran esta teoría, seguramente de hace unos 40 000 años. El hallazgo de grandes rascadores nucleiformes, lascas y hojas de filo esculpido y el descubrimiento de los restos de una mujer (25 000 años) cuyos rasgos coinciden en gran parte con los de los aborígenes actuales, confirman la existencia de esos habitantes.
Con el recalentamiento poswürmiano vienen a modificarse los medios naturales, y así aparecen puntas unifaciales o bifaciales y microlitos cuyo origen se desconoce, pero que pertenecen a una industria que permanecerá hasta el período europeo. Las pinturas rupestres halladas en las cuevas de Koonalda, es el S del país, tienen una antigüedad de unos 20 000 años y representan escenas con hombres y animales y simbología desconocida. Se estima que en el lapso que va del año 1507 al 1529 los portugueses arribaron a la isla, a la que denominaron Java Grande.
En 1606 los holandeses abordaron la costa australiana desde el N, tras cruzar el estrecho que aproximadamente un año antes había descubierto el navegante español Luis Váez de Torres y que hoy lleva su nombre. El neerlandés Willen Janszoon bordeó el Cabo York, en la punta norte de Australia, tras cubrir en su viaje el golfo de Carpentaria. En 1624 el marino neerlandés Abel J. Tasman demostró, al descubrir Tasmania y circundar Australia, que las nuevas tierras eran insulares, y bautizó su hallazgo como Nueva Holanda.
En 1770 el capitán James Cook tomó posesión de la isla en nombre de Gran Bretaña y comenzó su exploración; la colonización se iniciaría 18 años después con la llegada de los primeros penados bajo las órdenes del capitán Arthur Phillip. En 1798 George Bass descubre la insularidad de Tasmania y bautiza con su nombre el estrecho que la separa de Australia. Los convicts mandados por el capitán Phillip constituyeron la solución del Gobierno británico para vaciar las repletas cárceles inglesas, conviertiendo de ese modo la isla en una colonia penitenciaria.
De 1801 a 1803, el inglés Matthew Flinders exploró con detenimiento la costa sur de la isla, donde entró en contacto con el navegante francés Baudin, y ya en 1821 se ampliaron las concesiones de tierras a particulares, con lo cual creció el número de inmigrantes, sobre todo de origen europeo. De este modo se crearon diversos núcleos colonizadores de carácter agrícola (Tasmania, Albany) hasta que los británicos decidieron reclamar para sí la soberanía insular. Con el crecimiento de la población fueron creándose nuevas colonias y confirmándose las de mayor relevancia, que con el tiempo llegarían a convertirse en estados: Nueva Gales del Sur, Tasmania, Australia Occidental, Australia del Sur, Victoria y Queensland. Cada una fue organizando su territorio con arreglo a una política y administración propias, unas más alejadas que otras del predominio del gobierno imperial; sólo una de ellas, Australia Occidental, favoreció el dictado gubernamental de deportar a los trabajadores forzados, que hacían la competencia a los libres. Las demás lo rechazaron. Con todo, los enfrentamientos entre colonos e indígenas llegaron a manchar de sangre las tierras australianas, y como consecuencia se exterminó por completo la población autóctona tasmana y se aisló a los aborígenes en el desierto.
En el año 1851 la inmigración sufrió un espectacular aumento a consecuencia del descubrimiento de oro en el territorio, metal que enriqueció en mayor medida el estado de Victoria y más concretamente a la ciudad de Melbourne. En 1880 las colonias se vieron obligadas a crear una federación para defenderse del avance europeo y estadounidense en los territorios del Pacífico. En 1901 se crea la Asamblea Legislativa (Parlamento) y la Commonwealth of Australia como miembro soberano del Imperio británico. A lo largo de la primera década del siglo XX cobró mayor importancia el poder federal, que vio la necesidad de administrar su elevado presupuesto a través de un régimen severo, cuyos primeros objetivos fueron la creación del estamento militar y la conservacion de las ventajas sociales de la población blanca.
En 1914 el país participó junto a Gran Bretaña en la Primera Guerra Mundial. En 1929 se estableció el poder central en Canberra, la nueva capital federal. En el mismo año el Partido Laborista accedió al poder, como consecuencia de la crisis que no supo afrontar el partido agrario. Las medidas adoptadas por los laboristas para relanzar la economía del país tampoco obtuvieron su fruto, y así en 1939 llegó al poder el partido United Australia. La Segunda Guerra Mundial cogería a Australia demasiado cerca de Japón como para no verse amenazada por los ataques nipones (Port Darwin fue bombardeado en febrero de 1942), así que se convirtió en primera aliada de EE.UU., cuyo general, MacArthur, estableció cuartel general en Melbourne. Finalizada la contienda, los laboristas, que habían visto crecer su popularidad gracias al empuje de su líder J. Curtin, fueron superados por su férrea política económica, hasta que en 1949 las elecciones generales dieron clara victoria a los herederos de la United Australia, los liberales de R. Menzies. Su política de coalición con el partido agrario llevó al país una época de auge económico, fomentada por las inversiones extranjeras estadounidenses y japonesas (estas últimas a partir de 1956). Menzies basó su gerencia en un evidente pro-americanismo que se vio confirmado en el apoyo de Australia a los E.U.A en las guerras de Corea y Vietnam
En 1969, retirado ya Menzies, el empuje laborista fue visto con buenos ojos por una población que empezaba a quejarse de los servicios y no veía con claridad la presencia de sus tropas en Vietnam. La postura del Gobierno ante la inmigración, su poca flexibilidad con los problemas de los aborígenes (que reclamaban justamente parte de sus territorios) y en general el desgaste político, terminó con la victoria de los laboristas en las elecciones de 1972, liderados por E.G. Whitlam. Éste inició pronto una política liberalizadora que inauguró con el reconocimiento de la China Popular y Vietnam del Norte, la autonomía de Nueva Guinea y el rechazo de los procedimientos nucleares. Sin embargo, el país se sumergió en una crisis, a la que decidió poner fin el propio gobernador general, sir John Kerr, con la destitución del primer ministro Whitlam y el nombramiento de Malcolm Fraser como jefe de un gobierno provisional, refrendado en diciembre de 1975 en las elecciones generales.
En 1978, el propio John Kerr presentó su dimisión ante las críticas con respecto a las irregularidades de todo este proceso. El gobierno de Fraser se debilitó y perdió su mayoría ante los laboristas en 1983. Robert Hawke fue nombrado primer ministro y su gestión respaldada mayoritariamente cuatro veces consecutivas, hasta las elecciones de marzo de 1990. El gobernador general de Australia desde un año antes, nombrado por la reina Isabel II, fue William George Hayden. Desde 1991 el cargo de primer ministro lo ostenta Paul Keating, que resultó vencedor en las elecciones de marzo de 1993.
Con arreglo a la Constitución de enero de 1901, el jefe de Estado es el soberano de Reino Unido, representado por un gobernador general. El poder ejecutivo lo ejercita el Consejo Ejecutivo Federal, presidido por el primer ministro. El Parlamento Federal ejerce el poder legislativo y está compuesto por dos cámaras: Senado (76 miembros, elegidos por sufragio durante 6 años) y la Cámara de Representantes (148 miembros, elegidos por sufragio para un período de 3 años).
En las primeras obras literarias trasciende un sentimiento de añoranza y fueron escritas por colonos como Barron Field, poeta de origen inglés; los primeros poemas patrióticos fueron escritos bajo la influencia del Romanticismo (primera mitad del XIX). Ya en 1850, la novela comienza a obtener una mejor repuesta por parte del público, en detrimento de la poesía. Las auténticas raíces de la prosa australiana pueden hallarse en Marcus Clarke (1846-1881) y su For the term of his natural life, un melodrama acerca de las prisiones del país, o en Rolf Boldrewood, decantado ya hacia una escritura más naturalista.
A finales del XIX el sentimiento nacionalista creció en el alma de los poetas australianos y dio frutos verdaderamente interesantes. En ello colaboró la revista Bulletin (fundada en 1880) en cuyas páginas publicaban periodistas y escritores del momento: Henry Lawson, gran autor de novela corta, pesimista y sentimental; A.B. Paterson, más alegre y campestre; o Barcroft Boake, poeta melancólico cuyos temas preferidos eran los más cercanos al hombre de la calle. También Australia tuvo que buscar en su literatura (como ocurre en muchos países coloniales) la propia definición de sus raíces y descernir entre lo heredado y lo auténtico. Christopher Brennan promovió el contacto con las culturas de los países occidentales (principios del XX, mientras que Norman Lindsay, desde las páginas de la revista Vision animaba a los escritores para que dejasen correr sobre el papel su imaginería más íntima, su fantasía y sus predilecciones.
Las vanguardias influyeron durante la década de 1930 en la poesía de los Jindyworobaks, que hacían de lo auténticamente aborigen su mayor inspiración. El período de los 50 estuvo dominado por la literatura de mujeres como Henry Handel Richardson (1870-1946) o Kylie Tennant, cuyas obras abordaban problemáticas y tipos sociales. Xavier Herbert es el máximo representante de la literatura de esta época (Capricornia, 1938). Ya en la posguerra destacan autores como Patrick White y Martin Boyd, decantados por un tipo de escritura más creativa apartada de cánones y reivindicaciones. Morris West (Las sandalias del pescador, 1936) es conocido por su literatura de carácter popular y sus obras has sido traducidas a numerosos idiomas. La literatura contemporánea destaca actualmente por la imitación de la novela norte y latinoamericana: búsqueda de nuevas formas, dosis de fantasía y preocupación social.
La pintura australiana vivió tres épocas principales: colonial (finales XIX), impresionista (finales XIX hasta mediados XX) y contemporánea. La primera está marcada por la influencia inglesa, en aquel momento realista (John Glover). La segunda abre una etapa más espiritual (Tom Roberts); y la tercera, influida por las vanguardias, tiene destacados representantes en Fred Williams y Brett Whileley.
Louis Esson (1879-1943) es el promotor del teatro australiano. Más tarde, Ray Lawler, y con más ímpetu, Alan Seymour, vieron en la tradición realista el verdadero núcleo del teatro contemporáneo australiano.
Espero que te sea util.
<div><strong>             " La Nobleza no es un bien de nacimiento, se adquiere por nuestros propios actos".</strong></div>

Responder