Me piden os ponga esto

Si no conoces bien nuestra página, lee esto para orientarte

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
aenobarbo
Mensajes: 3
Registrado: Lun May 05, 2008 11:00 pm

Me piden os ponga esto

Mensaje por aenobarbo » Mar May 06, 2008 9:01 pm

Hola a todos. Un amigo que supongo anda por aquí me ide os ponga este suceso que me aconteció y que le conté en otro foro y contexto:

Nadie imaginó que tal energía pudiera caber en semejante envergadura. De hecho Simón levantaba del suelo apenas metro sesenta y era de esos que, cuando ibas a su habitación en desesperada búsqueda de apuntes, que él siempre tenía, te abría la puerta en bata, taza de té en mano y de fondo Puccini. Sí, definitivamente Simón era el auténtico “hombre tranquilo”. Por eso constituyó para todos una satisfacción cuando supimos que nos acompañaría al viaje a Roma, viaje cultural por supuesto, que le venía como anillo al dedo al bueno de Simón. Ahí donde hubiera cultura ahí estaba él y ahí donde fuere necesaria la cordura ahí estaría él para controlarnos a los demás… no en vano algún catedrático exclamó: “Menos mal que va Simón, ¡panda de bestias!”.

Que la urbs tiene “embrujo” es algo de sobra conocido los últimos dos mil quinientos años pero lo que nadie sospecha es que la historia que rezuman sus piedras, calles y edificios se apodera de voluntades y despierta los monstruos que residen en nuestro interior. Pronto nos dimos cuenta de ello y a las primeras de cambio, ya anocheciendo, nuestra decisión fue partir en busca de alguna tabernae pues no imaginábamos manera más adecuada de empaparnos del espíritu de Roma y así regresar ahítos de su cultura. Y conste que la culpa no la tuvo el vino, no, lo que pasa es que allí lo embotellan en recipientes enormes y, claro, nuestra hidalguía no consintió que romano alguno nos reprochara el desprecio. Simón comenzó con “La Canción del Pirata”, (ya sabéis, Con diez cañones por banda…) y nos dijimos: mira tú el Simón que gracia y que chisposo está!. Todo iba bien y el barco pirata iba navegando, que si “olas de plata y azul”, que si “allá a su frente Estambul”, etc… y hasta se puede afirmar que a los nativos la cosa les hacía cierta gracia. Pero he aquí que Simón a cada estrofa subía el volumen y hacia la mitad del poema ya lo estaba recitando a voz en grito mientras caminaba entre las mesas y dejaba tres o cuatro versos en cada una de ellas… cosa que empezó a molestar a algún que otro romano toda vez que no gusta eso de que de digan muy fuerte y muy cerca eso de: “Que es mi barco mi tesoro, que es mi Dios la libertad”… y además con olor. ¡Había que sacar al bueno de Simón de allí!, o eso o una pequeña legión romana nos iba a correr a gorrazos en nuestra primera noche en la capital del Imperio. Nos levantamos, fuimos redireccionando a Simón hacia la salida (él ya estaba con “El Cantar de Mio Cid”) y mentiría si no dijera que algún aplauso creí escuchar mientras abandonábamos la Casa de Baco… nunca sabré si por el arte o por la marcha.

Ahora sólo era cuestión de que a nuestro trovador se le pasara el “embrujo” y para ello teníamos disponible toda la Piazza del Popolo con sus asientos, su fuente… su todo. Y a ella nos dirigíamos cuando Simón dijo algo que me heló la sangre: “!Estos romanos pagarán su afrenta!... ¡Voto a Bríos que recuperaré estas tierras para la Corona de Castilla!”, cosa que si la dice de broma y tal pues hasta te ríes… pero es que Simón lo dijo en serio. Todo ello unido a que al llegar a la fuente de la Plaza uno del grupo, haciendo cómo no el tonto, se cayó dentro de la misma pintando un cuadro en el que el resto le seguimos sin pensar, y ya desde dentro de la fuente pudimos ver al caballero andante gritar: “!POR CASTILLA Y ARAGON!, ¡POR MI REINA!, ¡DESDE ESTE MOMENTO TOMO POSESION DE ESTA TIERRA A MAYOR GLORIA DEL REINO DE ESPAÑA!... ¡VIVA ESPAÑAAAAAA!”… y salió corriendo como un poseso hacia no se sabe dónde. En tanto, un par de imprudentes adolescentes en ciclomotor se habían parado junto a la fuente a contemplar a aquéllos insensatos chapotear y, claro, uno de ellos acabó en la fuente… y no por voluntad propia. Ni que decir tiene que ya era de noche, era tarde y poco a poco se fue arremolinando gente alrededor de semejante espectáculo.

Así las cosas tenemos a Simón corriendo y los demás no tardamos en salir de la fuente cuando emprendí su persecución ya que no sabía de qué era capaz. Alcancé a Simón cuando se abalanzaba sobre un grupo de tranquilos paseantes al grito de “!MUERTEEEEEE!!!!!!” y aquí fue cuando descubrí la energía que puede desplegar un cuerpo debidamente sazonado pues yo, con mi metro ochenta y mucho y en buena forma como estaba, era incapaz de dominar al insignificante Simón. “!Soltadme Caballero!... ¡o probaréis mi acero!” (no me lo podía creer). Ni que decir tiene que no era mi intención batallar pero la cosa se puso fea cuando Simón me encajó un doble crochet estilo Hollyfield que hirió sobremanera mi rostro y orgullo. De modo que armado con la fuerza de la ira momentánea agarré al pobre Simón y lo lancé contra la cercana pared para luego, no sin tremendo esfuerzo, sentarme sobre él en el suelo. Todavía consiguió, mientras gritaba “!TRAIDOR!... ¡TRAIDOR!... HABÉIS FALLADO A VUESTRA REINA Y ME ENCARGARÉ DE VOS!!!!!..., colocar un par de ganchos antes de que consiguiera poner mis rodillas sobre sus brazos momento en el que usó la única arma que le quedaba en forma de enorme lapo sobre mi rostro. Aquello fue demasiado. Reconozco que en ese momento perdí los estribos y le devolví los golpes corregidos y aumentados. Y en eso estaba, aplicando el tratamiento a mi reducido oponente, cuando me tocan en el hombro con insistencia. Al primer toque moví el hombro impaciente como al que le molesta que le interrumpan pero al notar que la mano insistía terca, me di la vuelta para contemplar a un enorme Carabinieri, con bigote y todo, que con movimientos rítmicos de sus dedos me instaba a levantarme. Me quedé helado y por supuesto obedecí pero he aquí que al liberar al Caballero de la garra que lo aprisionaba éste salto como un resorte hacia el Carabinieri de nuevo al grito de “!MUERTEEEEEE!!!!!!”… Lo que siguió fue toda una lección (vamos que ni el señor Miyagi), ese agente dominó a Simón con sólo tres dedos de una mano en una suerte de movimientos que sólo había visto hacer antes al señor Spock y en un abrir y cerrar de ojos tenemos a Simón de rodillas en el suelo, esposado, sin poder moverse y el Carabinieri aplicándole una serena presión, entre el cuello y los hombros con una sola mano, mientras se preguntaba si reducirme a mí con la otra. Por suerte el Nazareno quiso que se diera cuenta más o menos de que en esa situación yo no era peligroso y no me cayó la que me podía haber caído.

Volviendo al “campamento base” comprobé que el campo de batalla en la fuente era realmente desolador: mis compañeros de expedición chorreando agua y alineados cual reos ante el pelotón y un par de coches de policía con las puertas abiertas, luces girando y sus efectivos desplegados tratando de averiguar qué narices había pasado ahí. Sólo necesité de una mirada del oficial para comprender lo que me decía sin palabras: “Bien, ahora te vas a ir ahí donde están tus colegas y te vas a quedar quieto parao en la fila mientras discutimos si os damos una paliza u os deportamos. Y ahí estaba yo, al frente del grupo, cuando llegó una ambulancia de la que bajaron dos enfermeros, enormes también (esa noche todo era enorme), poniéndose guantes de látex con movimientos certeros y mecánicos. A mi lado David exclamó: “la cagamos!”. Simón fue introducido, como no por la fuerza, en la ambulancia y en ese momento Manolo perdió los nervios y se puso a chillar de desesperación pues, como confesaría al día siguiente, creía que se llevaban al bueno de Simón a Tiro a encadenarlo a un remo por el resto de su vida. Así, el resto pasamos a acaparar la atención de los agentes del orden.

“!Que todo el mundo saque su documentación ahora mismo!”… y por no tener allí nadie tenía ni vergüenza. No había papeles y con lo único que contábamos era con mi DNI que de pura suerte no quedó en el fondo de la fontana. Para entonces el tumulto de gente ya era considerable y flashes de cámaras de adivinaban aquí y allá. Momento surrealista si cabe: un camión de bomberos cruza la Plaza, sirenas a todo tren, y Manolo dice: “no me lo puedo creer, no puede ser… ¡también bomberos!”… pero el camión pasó de largo, eso sí, con todos sus ocupantes asomados para ver la que se había montao en medio de la Plaza.

Era el momento de dar explicaciones y el oficial sólo accedió a hablar con el que estaba documentado, esto es, menda. Que si es que somos estudiantes, que si es que a nuestro compañero le ha debido sentar mal la cena, que no que mire que ya está, que nos lo llevamos al hotel y tal… me explicó que estaban examinando a Simón porque era tal su estado que no sabían si había drogas por medio y que, en su caso, nos fuéramos preparando que habría remos para todos. Por supuesto no había drogas y eso nos salvó. Al rato desataron a Simón y lo sacaron de la ambulancia para introducirlo, todavía esposado, en un coche de policía hasta que se calmara “al menos lo suficiente para que nos lo lleváramos”. Ya con Simón dentro del coche y mis datos debidamente anotados pedimos que si le podían quitar las esposas, que parecía que ya estaba mejor a lo que el oficial accedió y ordenó a una Carabinieri que fuera a quitárselas. La agente lo hizo y se quedó de pie junto al coche. A Simón, al gran Simón, viéndose ya libre de las cadenas que le impedían actuar de acuerdo a su dignidad de caballero, no se le ocurre otra cosa que colocar una mano en cada nalga de la agente. David repite: “la cagamos!”. Pero hete aquí que aquél gesto gallardo del caballero sin par hizo gracia entre los carabinieris y mientras ella trataba de zafarse de tamaño cortejo le decían: “!Mira!... ¡ya te ha salido novio!...jajaja”.

El oficial luchó por no sonreír y nos dijo: “!Vale!... ¡lleváoslo!, y como la volváis a hacer se acabará la broma”. Algo le debieron administrar a nuestro caballero andante pues se iba calmando por momentos aunque todavía le quedaban fuerzas para tocar los timbres de los edificios, intentar gritar y cosas así… y claro, como ya estábamos más que quemados, me viene una representación del grupo y me dice: “Oye, que hemos pensao una cosa… mira… nosotros lo sujetamos, tú le metes una leche y lo dejas inconsciente y así ya nos lo llevamos y yastá”. Por supuesto no accedí y gracias a Dios que así fue pues al día siguiente, cuando Simón amaneció y el resto de gente del viaje lo vio aparecer medio hinchao multitud de rostros se giraron en actitud desaprovadora hacia mí… pero claro, ellos no habían estado la noche anterior. “!Joer como te has pasao!”… “!Al pobre Simón!”… “!Con lo bueno que es!”… aquella noche de vuelta al hotel Simón cantó ópera, habló gritando en idiomas desconocidos y repartió juramentos de venganza en cada calle (que fueron muchas porque por supuesto nos perdimos varias veces entre tanto monumento, tanta plaza y tanto arte que distraía nuestro sentido de la orientación).

Sí, el embrujo se apoderó de nosotros y se hizo cierto eso de que cuando te bañas en una fuente de Roma lo tienes que hacer en las demás. Corría el año de gracia de 1993, España estaba de moda y el mundo nos conocía como esa nación diversa que somos, capaces de la más exquisita exactitud suiza y de la extravagancia más cómica posible. Y si no ahí estaban, un año antes, la flecha que encendió en pebetero en Barcelona y al “Curro” debatiéndose en Sevilla por permanecer en pie en aquella “Santa María” zozobrante.
Última edición por aenobarbo el Mar May 06, 2008 11:28 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
pichuneke
Mensajes: 5
Registrado: Lun May 05, 2008 11:00 pm

Mensaje por pichuneke » Mar May 06, 2008 9:21 pm

Hola a todos. Hace mucho tiempo que os leo a todos los de estos foros y no pensaba en realidad que aenobarbo iba a poner este texto por aquí cuando le puse el enlace a esta página en los otros foros. Pero el pobre se ha pensado que ya estaba por aquí y... bueno, pues aquí estoy por fin.

Devoro cada novela de Alatriste que pasa por mis manos. Y por eso os leo y os conozco. Reverte me suele gustar, la última que leí fue la de Cabo Trafalgar. Muy sencilla y por eso te llegaba.

En fin, que esto ha sido una incursión "de los frikis del teatro romano de Cartagena", que esperamos que visitéis cuando lo abran en junio.

Nos vemos por aquí :wink:

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mié May 07, 2008 1:29 am

Bienvenidos a los dos!
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Mié May 07, 2008 7:33 am

¡Bienvenidos ambos!

Gracias por poner la "aventura". :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Mié May 07, 2008 8:17 am

Bienvenidos al foro :wink:
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
julito
Mensajes: 2786
Registrado: Jue Jun 08, 2006 11:00 pm
Ubicación: León alatristero

Mensaje por julito » Mié May 07, 2008 10:31 am

Bienvenidos. La panzá de reir que me he dado al leer la aventura. Si en verdad fue así, me hubiera gustado contemplarla en directo. :D
Y pues quien le trae al lado
es hermoso, aunque sea fiero,
poderoso caballero
es don Dinero

Avatar de Usuario
CristinaOvede
Mensajes: 2459
Registrado: Mié Sep 14, 2005 11:00 pm
Ubicación: Zaragoza

Mensaje por CristinaOvede » Mié May 07, 2008 11:28 am

Bienvenidos ambos!!!

Gracias por la aventura. :wink:
"No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente".

Avatar de Usuario
Valeria
Mensajes: 580
Registrado: Dom Sep 17, 2006 11:00 pm
Ubicación: Et in Arcadia ego

Mensaje por Valeria » Mié May 07, 2008 12:05 pm

Bienvenido aeonobarbo :D
Uno a uno, todos somos mortales, juntos somos eternos. F.Quevedo.

Avatar de Usuario
aenobarbo
Mensajes: 3
Registrado: Lun May 05, 2008 11:00 pm

Mensaje por aenobarbo » Mié May 07, 2008 12:07 pm

julito escribió:Bienvenidos. La panzá de reir que me he dado al leer la aventura. Si en verdad fue así, me hubiera gustado contemplarla en directo. :D


Es cierto... !vive Dios! Y no me consta que ninguno de los presentes (en la alineación éramos seis si no recuerdo mal) haya pasado a mejor vida, aunque hace años que no los veo. Nos alojábamos en el maravilloso Hotel Taormina (de una o ninguna estrella) que tenía su aquél porque, entre otras muchas cosas, tenía la escalera apuntalada y claro, como estudiábamos Arquitectura pues eso, que también hacíamos prácticas sobre procedimientos constructivos en el extranjero.

Madre mía!... Dios bendiga a Michele (el "encargao" del Hotel) y su infinita paciencia...

Avatar de Usuario
Alberich
Mensajes: 9149
Registrado: Vie Ago 18, 2006 11:00 pm
Ubicación: ESPAÑA - EUROPA.

Mensaje por Alberich » Mié May 07, 2008 5:20 pm

Bievenidos!!
"And now I know how Joan of Arc felt
Now I know how Joan of Arc felt..."

Avatar de Usuario
robles
Mensajes: 242
Registrado: Dom Mar 09, 2008 12:00 am
Contactar:

Mensaje por robles » Mié May 07, 2008 6:03 pm

Bienvenidos los dos!
1º El camino de las Artes Marciales comienza y termina con cortesía. Por lo tanto se genuinamente cortes en toda ocasión.

Avatar de Usuario
aenobarbo
Mensajes: 3
Registrado: Lun May 05, 2008 11:00 pm

Mensaje por aenobarbo » Mié May 07, 2008 6:29 pm

Gracias a todos por la acogedora bienvenida.

Avatar de Usuario
pichuneke
Mensajes: 5
Registrado: Lun May 05, 2008 11:00 pm

Mensaje por pichuneke » Mié May 07, 2008 10:10 pm

Aenobarbo, si te dije que la historia era muy propia para estos foros, que vive Dios que lo iban a entender... :lol:

Vamos a animarnos a decirles de que foros venimos, que con este recibimiento es lo menos que podemos hacer...

http://www.skyscrapercity.com/showthrea ... 9&page=166

Y estamos dos frikis del 3D que nos dedicamos a hacer renders de como era. Conforme trabajamos en ellos en los ratos libres, damos aviso.

Los míos los podéis ver en estos otros foros:

http://www.urbanity.es/foro/showthread. ... 85&page=15

Avatar de Usuario
adosinda
Mensajes: 4974
Registrado: Lun Feb 20, 2006 12:00 am

Mensaje por adosinda » Jue May 08, 2008 6:44 pm

:lol: :lol: :lol: por dios, que pasada de reir.
Bienvenidos a los dos.
-Eres todo un hombre-añadió al fin-.Capaz de alzar la voz y de matar, por supuesto. Pero también de morir...Procura recordarlo cuando hables conmigo de ciertas cosas. (pag 202. Corsarios de Levante)

Avatar de Usuario
acuario
Mensajes: 1371
Registrado: Mar Mar 29, 2005 11:00 pm

Mensaje por acuario » Jue May 08, 2008 7:27 pm

:D :D :D
Muy bueno chicos!
¡Bienvenidos al foro!
creer que un cielo en un infierno cabe.
dar la vida y el alma a un desengaño:
esto es amor:quien lo probó lo sabe.

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Dom May 11, 2008 12:02 am

:lol: bienvenidos ambos!!

Responder