613 - 03.04.2005 - La niña del pelo corto

Los artículos de la columna de Pérez-Reverte en ‘El semanal’ y otros escritos suyos

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14547
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

613 - 03.04.2005 - La niña del pelo corto

Mensaje por Rogorn » Dom Ago 19, 2007 2:16 pm

Ya puesta aquí como complemento:
http://www.capitan-alatriste.com/module ... pic&t=1709
pero ahora en solitario.

LA NIÑA DEL PELO CORTO

Además de los perros, me gustan los críos pequeños. Me refiero a los de cuatro, cinco años, o así. Apurando mucho, llego hasta los de siete u ocho. A partir de ahí empiezan a parecerse demasiado a los adultos en que tarde o temprano se convertirán. Deberíamos liquidarlos a esa edad, dice un amigo mío que no destaca por su filantropía. Herodes vio la jugada: habría que despacharlos cuando carecen de currículum y aún no son estúpidos, malvados o peligrosos. Antes de que se desgracien y nos desgracien a todos. Antes de que dejen de ser deliciosos animalitos para convertirse en basura y azote del mundo. Eso es lo que dice mi amigo, que es algo drástico. Yo no llego a ese extremo, pero denme tiempo. Es verdad que a veces me pregunto para qué crecerán. Para qué diablos crecemos.

El caso es que me gusta observar a los críos. Son fascinantes. Como los adultos somos imbéciles, creemos que funcionan sin ton ni son, en plan majareta; pero en realidad actúan y razonan según una lógica rigurosísima de la que sólo ellos poseen la clave. Son metódicos e implacables como un filósofo alemán. Cuando asistes a una discusión entre un niño pequeño y un adulto, al fin descubres, aterrado, que el más consecuente y lúcido siempre es el niño. A veces te miran con una fijeza tan extraordinaria, escrutándote los adentros, que terminas enrojeciendo, inseguro y confuso. Son jueces implacables y honrados; por eso resultan tan tiernos en sus afectos, tan crueles en sus combates, tan cabales en sus sanciones. Son lo que los adultos deberíamos ser un día, o siempre, y al cabo dejamos de ser y ya nunca somos.

Ayer me detuve ante la verja de un colegio infantil. El griterío se oía desde el otro lado de la calle. Era la hora del recreo, y correteaban por el patio los zagales, con sus babis los más pequeños y sus jerséis de pico los mayores. Estuve un rato viéndolos alborotar en corros, reír, pasarse la pelota. Siempre me fijo más en los niños que van por libre; los que juegan solos o vagan a su aire. Me quedo mirando al que camina marcando muy serio el paso militar, como si desfilara, al que desliza pensativo la mano por los barrotes de la reja, a la niña que habla sola mientras hace extraños gestos con las manos, al que corre emitiendo indescifrables sonidos con la boca, al que salta pisando el suelo como si aplastara cosas que sólo él puede ver, y me pregunto qué tendrán en ese momento en la cabeza, a qué ensueño mental, a qué pirueta de su imaginación prodigiosa corresponden aquellas actitudes exteriores que para nosotros, adultos razonables que encerramos en manicomios a quienes hacen eso mismo con unos cuantos años más, constituyen un misterio.

En aquel patio de recreo vi a la niña. Debía de tener cinco o seis años, llevaba el pelo muy corto y estaba sentada en un peldaño de la escalera con un libro ilustrado abierto sobre la falda. Leía con una concentración extraordinaria, ajena al griterío del patio, pasando las páginas enrocada en aquel rincón del mundo, en el refugio que el libro le proporcionaba. No leía con expresión plácida, sino obstinada; baja la cabeza, como si el esfuerzo de mantener a raya el bullicio circundante no fuera fácil. Se diría que aquella singular trinchera no se la regalaba nadie, sino que la conquistaba palmo a palmo, a golpe de voluntad. Enternecedoramente pequeña, sola y orgullosa, con su jersey de pico verde, su falda de cuadros escoceses y sus calcetines arrugados. Deliberadamente ajena a todo. Ella y su libro.

Fue entonces cuando levantó la vista y me vio al otro lado de la verja. Sonreí como un Hermano de la Costa le sonríe a otro, cómplice; pero la niña me miró suspicaz, sin devolver la sonrisa, y comprendí cómo ella realmente me veía: adulto, extraño, intruso, inoportuno. Aquella francotiradora diminuta, deduje, no necesitaba mi presencia, ni mi sonrisa de aliento; estaba lejos de mí y de todos nosotros, en el mundo creado por las páginas de aquel libro y por sus particulares ensueños. Construía un espacio propio, íntimo, en el que mi sonrisa y yo estábamos de más. Así lo demostró bajando de nuevo la vista, ignorándome con el resto del universo hostil que ese libro mantenía a raya página tras página. Y mientras me apartaba con sigiloso respeto de la verja, pensé: Herodes se equivocó. Quizá ella se salve un día. Tal vez esa niña solitaria y tenaz nos haga mejores de lo que somos.

El Semanal, 3 de abril de 2005

Avatar de Usuario
Isabela
Mensajes: 982
Registrado: Mié May 02, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Isabela » Dom Ago 19, 2007 3:50 pm

Una de las patentes más bonitas de Arturo. Increíble en un tipo duro como él, ésa enorme sensibilidad y comprensión que muestra siempre hacia el mundo de los niños. Siempre he creído que cuando vé lo que él considera "niños interesantes", tiene una moviola en el tiempo y, de alguna manera, se vé reflejado en ellos.

Ocurre con todas las patentes que hablan de niños. Siempre es un mismo tipo de niño. El, de niño. :wink:

Avatar de Usuario
Alberich
Mensajes: 9149
Registrado: Vie Ago 18, 2006 11:00 pm
Ubicación: ESPAÑA - EUROPA.

Mensaje por Alberich » Dom Ago 19, 2007 6:06 pm

Sin duda,las patentes de niños se han convertido en una de las especialidades de la casa,como las de "poner de vuelta y media" ( :lol: )....Estos crios se han convertido en parte de mi (nuestra) imaginería...la chica del pelo corto -con la que tantos nos identificamos-,el chaval de la espada..."Nadie dijo que fuera facil",ya sabemos el resto....el chico del tren...Así como otros niños,los del "lado oscuro",como el de los calamares jeje.
Preciosa patente,desde luego.Maravillosa.Derrocha sensibilidad.
"And now I know how Joan of Arc felt
Now I know how Joan of Arc felt..."

Avatar de Usuario
Isabela
Mensajes: 982
Registrado: Mié May 02, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Isabela » Dom Ago 19, 2007 6:20 pm

El de los calamares, Alberich, es que era un espanto. El prototipo de niño horrible...

Avatar de Usuario
hidra
Mensajes: 232
Registrado: Lun Dic 25, 2006 12:00 am

Mensaje por hidra » Dom Ago 19, 2007 7:29 pm

Que bonita por dios :lol: Un canto de esperanza a la raza humana,el ser individualista e ilustrado que es capaz de abstraerse de "la masa" y pensar...a lo mejor tenemos arreglo todavia :wink:

Avatar de Usuario
Isabela
Mensajes: 982
Registrado: Mié May 02, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Isabela » Dom Ago 19, 2007 9:32 pm

Bienvenida Hidra!!, me alegra volver a tenerte por aquí..... :lol:

Avatar de Usuario
hidra
Mensajes: 232
Registrado: Lun Dic 25, 2006 12:00 am

Mensaje por hidra » Dom Ago 19, 2007 10:22 pm

Si,ya lo echaba de menos que me he tirado mas tiempo de vacaciones que la Obregón :oops:

edhelgrim
Mensajes: 1029
Registrado: Lun Jun 26, 2006 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por edhelgrim » Dom Ago 19, 2007 10:52 pm

Qué patente más bonita. Como ya dije alguna vez, me recuerdo a mi misma, hará unos dos años pronto, sentada en una pared baja del patio de mi instituto, mientras mis compañeros de clase se gritaban, acabando de leer 'El son de Breda'. Y me lo acabé aquel recreo.
Cuenta lo que fuimos

Avatar de Usuario
Isabela
Mensajes: 982
Registrado: Mié May 02, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Isabela » Dom Ago 19, 2007 11:00 pm

Puedes creer Edhel ,que estaba pensando en que ibas a intervenir tú en éste hilo? :wink:

Avatar de Usuario
Amaranta
Mensajes: 3123
Registrado: Vie Ene 26, 2007 12:00 am

Mensaje por Amaranta » Lun Ago 20, 2007 11:51 am

Yo no llevaba el pelo corto, vale, pero me llevaba los libros a clase y leía a hurtadillas del profe... es que no podía esperar para llegar a casa y terminarlos, jo... :oops:

Gracias Rogorn, preciosa patente :wink:
Porque hay cosas que te estallan dentro y comprendes que estaban escritas en tu destino.

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Lun Ago 20, 2007 12:40 pm

Yo no me explico como llegué a la universidad y saqué una carrera, porque mi vida académica consistió, básicamente, en leer y en escribir chorradas. No conozco a nadie, honestamente, que haya estudiado menos que yo y que, aún así, tenga un diploma por alguna parte. Ya lo decía mi profe de filosofía: "de verdad, no me explico cómo lo haces". :lol:
Me alegro de no haberte matado todavía...

edhelgrim
Mensajes: 1029
Registrado: Lun Jun 26, 2006 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por edhelgrim » Lun Ago 20, 2007 1:03 pm

Lenka escribió:en leer y en escribir chorradas


Habría que ver mi cuaderno de matemáticas de hace dos años :roll:

Isabela escribió:Puedes creer Edhel ,que estaba pensando en que ibas a intervenir tú en éste hilo?

Era obligatorio, Isabela :wink:
Cuenta lo que fuimos

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Lun Ago 20, 2007 1:40 pm

El prólogo de-No me cogereis vivo-, lo llama Jose Luis Martín Nogales -La coherencia del huracán- y en él enmarca este artículo dentro de los que no carecen de afecto y esperanza.

¿Qué va a encontrar el lector en este nuevo libro de artículos de Arturo Pérez-Reverte? La persistencia en la denuncia, desde luego, y bastante cabreo, ya lo he dicho, pero también unas dosis de humor y algo de afecto. Porque, a pesar de todo, en estos textos no está ausente la esperanza. Se manifiesta, por ejemplo, en uno de sus últimos artículos, «La niña del pelo corto», donde describe a una niña que lee un libro durante el recreo escolar, aislada del bullicio que la rodea. Esa imagen es la expresión de una fuerza más persistente que el impulso racheado del huracán. Ante ella, comenta el autor: «Tal vez esa niña solitaria y tenaz nos haga mejores de lo que somos».


Este artículo lo he leído cienes de veces y cada vez le encuentro cosas nuevas. Ahora mismo al volver a leerlo me ha llamado la atención la frase -En aquel patio de recreo vi a la niña- y no -En aquel patio de recreo ví a una niña-. Este d. Arturo es sorprendente :!:

Los dos últimos párrafos son de una escenografía impresionante. 8O Yo la situaría en otoño :arrow:
Debía de tener cinco o seis años, llevaba el pelo muy corto y estaba sentada en un peldaño de la escalera con un libro ilustrado abierto sobre la falda. Leía con una concentración extraordinaria, ajena al griterío del patio, pasando las páginas enrocada en aquel rincón del mundo, en el refugio que el libro le proporcionaba. No leía con expresión plácida, sino obstinada; baja la cabeza, como si el esfuerzo de mantener a raya el bullicio circundante no fuera fácil. Se diría que aquella singular trinchera no se la regalaba nadie, sino que la conquistaba palmo a palmo, a golpe de voluntad. Enternecedoramente pequeña, sola y orgullosa, con su jersey de pico verde, su falda de cuadros escoceses y sus calcetines arrugados. Deliberadamente ajena a todo. Ella y su libro.

Fue entonces cuando levantó la vista y me vio al otro lado de la verja. Sonreí como un Hermano de la Costa le sonríe a otro, cómplice; pero la niña me miró suspicaz, sin devolver la sonrisa, y comprendí cómo ella realmente me veía: adulto, extraño, intruso, inoportuno. Aquella francotiradora diminuta, deduje, no necesitaba mi presencia, ni mi sonrisa de aliento; estaba lejos de mí y de todos nosotros, en el mundo creado por las páginas de aquel libro y por sus particulares ensueños. Construía un espacio propio, íntimo, en el que mi sonrisa y yo estábamos de más. Así lo demostró bajando de nuevo la vista, ignorándome con el resto del universo hostil que ese libro mantenía a raya página tras página. Y mientras me apartaba con sigiloso respeto de la verja, pensé: Herodes se equivocó. Quizá ella se salve un día. Tal vez esa niña solitaria y tenaz nos haga mejores de lo que somos.
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
adosinda
Mensajes: 4974
Registrado: Lun Feb 20, 2006 12:00 am

Mensaje por adosinda » Lun Ago 20, 2007 7:27 pm

Lenka escribió:Yo no me explico como llegué a la universidad y saqué una carrera, porque mi vida académica consistió, básicamente, en leer y en escribir chorradas. No conozco a nadie, honestamente, que haya estudiado menos que yo y que, aún así, tenga un diploma por alguna parte. Ya lo decía mi profe de filosofía: "de verdad, no me explico cómo lo haces". :lol:


Teneis que ver mis apuntes de clase...En todos hay anotaciones de cuanto falta para acabar la clase, caricaturas de profes y alumnos, restos de cadaveres de mosquitos con su silueta marcada...La verdad que yo tambén apliqué la ley del mínimo esfuerzo.... :roll:
-Eres todo un hombre-añadió al fin-.Capaz de alzar la voz y de matar, por supuesto. Pero también de morir...Procura recordarlo cuando hables conmigo de ciertas cosas. (pag 202. Corsarios de Levante)

Avatar de Usuario
Alberich
Mensajes: 9149
Registrado: Vie Ago 18, 2006 11:00 pm
Ubicación: ESPAÑA - EUROPA.

Mensaje por Alberich » Lun Ago 20, 2007 7:50 pm

Jodo...
Pues yo....
tenía clase de 8 a 15 y prácticas de 17 a 20 h.....

No tenía tiempo ni pa estudiar! :lol:
"And now I know how Joan of Arc felt
Now I know how Joan of Arc felt..."

Avatar de Usuario
adosinda
Mensajes: 4974
Registrado: Lun Feb 20, 2006 12:00 am

Mensaje por adosinda » Lun Ago 20, 2007 7:52 pm

Cómo yo Alb. Y añádele a eso muchos fines de semana salidas al campo para tomar muestras o debidas a las prácticas...Es lo que tiene una carrera de ciencias :lol: :lol:
-Eres todo un hombre-añadió al fin-.Capaz de alzar la voz y de matar, por supuesto. Pero también de morir...Procura recordarlo cuando hables conmigo de ciertas cosas. (pag 202. Corsarios de Levante)

Avatar de Usuario
Alberich
Mensajes: 9149
Registrado: Vie Ago 18, 2006 11:00 pm
Ubicación: ESPAÑA - EUROPA.

Mensaje por Alberich » Lun Ago 20, 2007 7:58 pm

Ciencias?...yo?
:lol: :lol:
"And now I know how Joan of Arc felt
Now I know how Joan of Arc felt..."

Avatar de Usuario
adosinda
Mensajes: 4974
Registrado: Lun Feb 20, 2006 12:00 am

Mensaje por adosinda » Lun Ago 20, 2007 7:59 pm

Valeeee, tu has estudiado alquimia y visceras avanzadas :lol: :lol: :lol:
-Eres todo un hombre-añadió al fin-.Capaz de alzar la voz y de matar, por supuesto. Pero también de morir...Procura recordarlo cuando hables conmigo de ciertas cosas. (pag 202. Corsarios de Levante)

Avatar de Usuario
Alberich
Mensajes: 9149
Registrado: Vie Ago 18, 2006 11:00 pm
Ubicación: ESPAÑA - EUROPA.

Mensaje por Alberich » Lun Ago 20, 2007 8:03 pm

....me gusta..... 8)
"And now I know how Joan of Arc felt
Now I know how Joan of Arc felt..."

Avatar de Usuario
elisheva
Mensajes: 6903
Registrado: Dom May 01, 2005 11:00 pm
Ubicación: Por ahí...

Mensaje por elisheva » Lun Ago 20, 2007 8:03 pm

Creo que los años de facultad fueron una de las mejores etapas de mi vida.
No dudo de que sacárais la carrera sin apenas estudiar, jeje, porque eso me suena un montón :wink:

Creo que ya lo he contado alguna que otra vez, pero esta niña lectora me recuerda mucho a mí.
Cuando cumplí ocho años, la mamá de una amiga me regaló La Odisea.
Al abrir el libro, me llevé una tremenda decepción, porque no tenía ni una sola ilustración.
Mi padre, más sabio de lo que yo jamás seré, me recomendó: Hasta que no lo leas, no me digas que no te gustó.
Así que por orgullo, comencé a leerlo esa misma tarde.
Aún tengo ese ejemplar, casi ajado de las veces que lo he retomado. Esa tarde los libros me abrieron los ojos. Y aún vivo en ese mundo.
...En tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada...

Responder