816 - 22.02.2009 - Esos meteorólogos malditos

Los artículos de la columna de Pérez-Reverte en ‘El semanal’ y otros escritos suyos

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Responder
Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

816 - 22.02.2009 - Esos meteorólogos malditos

Mensaje por Siana » Lun Feb 16, 2009 11:57 am

ESOS METEORÓLOGOS MALDITOS

Decía Joseph Conrad que la mayor virtud de un buen marino es una saludable incertidumbre. Después de quince años navegando como patrón de un velero, y con la responsabilidad que a veces eso te echa encima –el barco, tu pellejo y el de otros–, no sé si soy buen marino o no; pero lo cierto es que no me fío ni del color de mi sombra. Eso incluye la meteorología. Y no porque sea una ciencia inexacta, sino porque la experiencia demuestra que, en momentos y lugares determinados, la más rigurosa predicción es relativa. Nadie puede prever de lo que son capaces un estrechamiento de isobaras, una caída de cinco milibares o el efecto de un viento de treinta nudos al doblar un cabo o embocar un estrecho. Pese a todo, o precisamente a causa de eso, siento un gran respeto por los meteorólogos. Buena parte del tiempo que paso en el mar lo hago en tensión continua: mirando el barómetro, atento al canal de radio correspondiente con libreta y lápiz a mano, o sentado ante el ordenador de la mesa de cartas, consultando las previsiones meteorológicas oficiales e intentando establecer las propias. Hace años las completaba con llamadas telefónicas a los viejos compañeros de la tele –mis queridos Maldonado y Paco Montes de Oca–, que me ponían al corriente de lo que podía esperar. Los medios de predicción son ahora muchos y accesibles. España, que cuenta con un excelente servicio de ámbito nacional, carece sin embargo de cauces eficaces de información meteorológica marina: sus boletines públicos son pocos y se actualizan despacio, y su presentación en Internet es deficiente. Por suerte, funcionan páginas de servicios franceses, ingleses e italianos, entre otros, que permiten completar muy bien el panorama. Para quien se preocupa de buscarla, hay disponible una información meteorológica marina –o terrestre, en su caso– bastante razonable. O muy buena, en realidad.

Debo algunos malos ratos a los meteorólogos. Es cierto. Pero no les echo la culpa de mis problemas. Hacen lo que pueden, lidiando cada día con una ciencia inexacta y necesaria. Me hago cargo de la dificultad de predecir el tiempo con exactitud. Nunca esa información fue tan completa ni tan rigurosa como la que tenemos ahora. Nunca se afinó tanto, aceptando el margen de error inevitable. Un meteorólogo establece tendencias y calcula probabilidades con predicciones de carácter general; pero no puede determinar el viento exacto que hará en la esquina de la calle Fulano con Mengano, los centímetros de nieve que van a caer en el kilómetro tal de la autopista cual, o los litros de agua que correrán por el cauce seco de la rambla Pepa. Tampoco puede hacer cálculos particulares para cada calle, cada tramo de carretera, cada playa y cada ciudadano, ni abusar de las alarmas naranjas y rojas, porque al final la peña se acostumbra, nadie hace caso, y acaba pasando como en el cuento del pastor y el lobo. Además, en última instancia, en España el meteorólogo no es responsable de la descoordinación de las administraciones públicas –un plural significativo, que por sí solo indica el desmadre–, de la cínica desvergüenza y cobardía de ministros y políticos, de la falta de medios informativos adecuados, de los intereses coyunturales del sector turístico-hotelero, de la codicia de los constructores ladrilleros y sus compinches municipales, ni de nuestra eterna, contumaz, inmensa imbecilidad ciudadana.

Hay una palabra que nadie acepta, y que sin embargo es clave: vulnerabilidad. Hemos elegido, deliberadamente, vivir en una sociedad vuelta de espaldas a las leyes físicas y naturales, y también a las leyes del sentido común. Vivir, por ejemplo, en una España con diecisiete gobiernos paralelos, donde 26.000 kilómetros de carreteras dependen del Ministerio de Fomento y 140.000 de gobiernos autonómicos, diputaciones forales y consejeros diversos, cada uno a su aire y, a menudo, fastidiándose unos a otros. Una España en la que el Servei Meteorològic de Catalunya reconoce que no mantiene contacto con la agencia nacional de Meteorología, cuyos informes tira sistemáticamente a la papelera. Una España donde, según las necesidades turísticas, algunas televisiones autonómicas suavizan el mapa del tiempo para no desalentar al turismo. Una España que a las once de la mañana tiene las carreteras llenas de automóviles de gente que dice que va a trabajar, y donde uno de cada cuatro conductores reconoce que circula pese a los avisos de lluvia o nieve. Una España en la que quienes viven voluntariamente en lugares llamados –desde hace siglos– La Vaguada, Almarjal o Punta Ventosa se extrañan de que una riada inunde sus casas o un vendaval se lleve los tejados. Por eso, cada vez que oigo a un político o a un ciudadano de infantería cargar la culpa de una desgracia sobre los meteorólogos, no puedo dejar de pensar, una vez más, que nuestro mejor amigo no es el perro, sino el chivo expiatorio.

XLSemanal, 22 de febrero de 2009

Avatar de Usuario
vetinari
Mensajes: 2226
Registrado: Mié Jul 25, 2007 11:00 pm
Ubicación: Al sur

Mensaje por vetinari » Lun Feb 16, 2009 12:09 pm

Gracias, Siana. Prontito hoy, que ilusión.

Un colectivo que merece el respeto del Jefe. Si es que es un Quijote, saliendo en su defensa frente a políticos en partícular e imbéciles en general.
"...Efialtes aparecerá finalmente,
y pasarán los persas" Cavafis
"No hay quien pueda comprar el ser marino cuando estás en el mar." APR
"Freedom is just another word for nothing left to loose" Janis Joplin

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Lun Feb 16, 2009 1:04 pm

Hay una palabra que nadie acepta, y sin embargo es clave: vulnerabilidad. Hemos elegido, deliberadamente, vivir en una sociedad vuelta de espaldas a las leyes físicas y naturales, y también a las leyes del sentido común.


Chivo expiatorio:
El chivo es el macho joven de la cabra, mientras que "expiar" se entiende como la acción de purificarse de las culpas por medio de algún sacrificio.
La expresión proviene de un ritual del antiguo pueblo de Israel para el cuál se elegían dos chivos; mediante el azar se elegía uno para entregar a la figura de Yaveh (dios), que era sacrificado por el sacerdote durante el rito; el otro era cargado con todas las culpas del pueblo judío, y entregado a Azazel (el demonio). Este último, conocido como "chivo expiatorio" era abandonado en mitad del desierto, acompañado de insultos y pedradas.
En la actualidad se utiliza la expresión para denominar a aquél que ha pagado las culpas de la gran mayoría, librando a estos de represalias.

El chivo expiatorio ritual es una figura mucho más seria y, en cierto modo, sobrecogedora. Porque carga con delitos y culpas de la comunidad de una manera arbitraria, fundada sólo en los signos de selección victimaria, pero al mismo tiempo con una justificación que procede del propio mecanismo electivo y que se considera incuestionable. El ejemplo más clásico es el de los pharmako atenienses, elegidos entre vagabundos, extranjeros y mendigos, que eran mantenidos a costa de la ciudad, y reservados para el caso de que se planteara alguna plaga o desgracia colectiva, en cuyo caso eran ejecutados después de ser sometidos a humillantes castigos. El chivo expiatorio es, por tanto, una víctima elegida al azar, realmente inocente, pero a la que se estima culpable y ella misma acaba por considerarse culpable. En la Roma clásica, la víctima expiatoria era el Mamurius Veturius ( El Viejo Marte)representado por un esclavo al que se revestía de pieles. El primero de Marzo recorría la ciudad y luego se le expulsaba de ella. Con él se iban todos los males.
Tal fue el caso de las brujas de la baja Edad Media, especialmente en Alemania, y no faltan ejemplos más recientes. Es la propia fuerza del rito la que hace de un inocente culpable, para toda la comunidad y para sí mismo. Culpabilidad asignada con la unanimidad que es necesaria para que la inmolación del chivo expiatorio surta el efecto de conjurar la crisis sacrificial, para devolver la "paz y la armonía" a la comunidad. La sangre derramada cura del deseo de derramar sangre y purifica de toda violencia anteriormente cometida. Es lógico, entonces, que la víctima pase de ser maldita a acabar gozando de la bendición de todos." Porque de la atribución y aceptación de su maldad ha surgido un gran bien para todo el pueblo". De ahí que con frecuencia la última fase del proceso sacrificial sea la sacralización, e incluso la divinización, de quien ha sido ejecutado, torturado o expulsado.

¿ Pero con el tiempo, la mayoría de las culturas substituyeron a las víctimas de diferentes formas y circunstacias?Y lo que nos muestra esta patente es una prueba evidente.

Gracias Siana :wink:
Última edición por koora_linax el Lun Feb 16, 2009 1:29 pm, editado 1 vez en total.
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Lun Feb 16, 2009 1:23 pm

Gracias por la patente Siana. El maestro defendiendo a unos grandes profesionales.
Y gracias a ti también, Koora_linax por la información.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
Targul
Mensajes: 785
Registrado: Jue Mar 03, 2005 12:00 am
Ubicación: Granada

Mensaje por Targul » Lun Feb 16, 2009 1:26 pm

En la Roma clásica, la víctima expiatoria era el Mamurius Veturius ( El Viejo Marte)representado por un esclavo al que se revestía de pieles


Bueno, eso sin contar a los cristianos, claro :lol:

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Lun Feb 16, 2009 1:47 pm

Muy interesante patente

Gracias por ponerla
Última edición por bowman el Lun Feb 16, 2009 4:45 pm, editado 1 vez en total.
<div>El último que apague la luz.</div>

Trinidad

Mensaje por Trinidad » Lun Feb 16, 2009 2:03 pm

Gracias Siana y Koora, por el magnífico apunte. :wink:

Me tomo la libertad de resaltar algunas frases de la patente tan cojo... que se ha marcado don Arturo y con las que estoy totalmente de acuerdo.

Don Arturo escribió:Un meteorólogo establece tendencias y calcula probabilidades con predicciones de carácter general; pero no puede determinar el viento exacto que hará en la esquina de la calle Fulano con Mengano, los centímetros de nieve que van a caer en el kilómetro tal de la autopista cual, o los litros de agua que correrán por el cauce seco de la rambla Pepa. (...) Hay una palabra que nadie acepta, y que sin embargo es clave: vulnerabilidad. Hemos elegido, deliberadamente, vivir en una sociedad vuelta de espaldas a las leyes físicas y naturales, y también a las leyes del sentido común. (...) y donde uno de cada cuatro conductores reconoce que circula pese a los avisos de lluvia o nieve. (...) Una España en la que quienes viven voluntariamente en lugares llamados –desde hace siglos– La Vaguada, Almarjal o Punta Ventosa se extrañan de que una riada inunde sus casas o un vendaval se lleve los tejados.


Y llegamos al punto candente: la ignorancia elegida, el "que tú me vas a decir a mí cuándo tengo que coger el coche o dónde tengo que hacerme la casa. Vamos, ¿tú quién te has creído que eres, gilip..." Y así no luce el pelo. Bonito y sedoso.

Avatar de Usuario
Riqy
Mensajes: 566
Registrado: Vie Oct 03, 2008 11:00 pm
Ubicación: En los Mentideros

Mensaje por Riqy » Lun Feb 16, 2009 3:36 pm

Gracias por la Patente, Siana. Y me sumo a las felicitaciones de Trinidad: buen apunte, Koora.

Siempre me ha sorprendido (desagradablemente) esta costumbre de la sociedad occidental 8es decir, la nuestra) de buscar "chivos expiatorios", como dice el Maestro. Me recuerdo de bien pequeño pensando que el castigar al culpable de un problema no iba a solucionar el problema en sí, en especial si había sido un accidente. Pero no falla, si hay una crisis, tiene que rodar la cabeza de alguien. Virtual o físicamente.

Pero el problema es que el problema sigue allí, sin solucionar (y la redundancia es bastante correcta). Otras culturas, como la japonesa, tratan primero de solucionar el problema y luego de averiguar las causas. Si la causa ha sido alguien incompetente, quizá se le pida la cabeza (literalmente). Si no, hoy pan y mañana gloria.

¿Qué solución os parece mejor? ¿Buscar a quién echar las culpas de un desastre, como hacemos nosotros, o solucionar el idem?
Ricard
Los viejos roleros... nunca mueren

Avatar de Usuario
juanrahig
Mensajes: 5380
Registrado: Vie Abr 15, 2005 11:00 pm
Ubicación: el sur del sur
Contactar:

Re: 816 - 22.02.2009 - Esos meteorólogos malditos

Mensaje por juanrahig » Lun Feb 16, 2009 7:03 pm

el tio arturo escribió:Una España en la que quienes viven voluntariamente en lugares llamados –desde hace siglos– La Vaguada, Almarjal o Punta Ventosa se extrañan de que una riada inunde sus casas o un vendaval se lleve los tejados.

vale, reconozco que no sabia que Almarjal significaba eso ( terreno pantanoso en el que se estancan las aguas de lluvia).

Gracias por la patente S.

Avatar de Usuario
Costillo
Mensajes: 2053
Registrado: Lun Feb 12, 2007 12:00 am
Ubicación: Sevilla

Mensaje por Costillo » Mar Feb 17, 2009 12:57 pm

Vivimos en el mundo de la culpabilidad y nos olvidamos de la existencia de la palabra responsabilidad.

Es fácil echar las culpas de todo lo negativo que nos sucede al estamento correspondiente. Que los chavales son unos fieras....culpa de los colegios, que llueve más de la cuenta, culpa de los meteorólogos, que tengo un cáncer de pulmón, culpa de las tabaqueras. Que todo, absolutamente todo nos va de pena, será entonces culpa de la sociedad. No somos resposables de nada. Mientras esto suceda, conseguiremos castigar al supuesto culpable, pero seguiremos sin solucionar los problemas.

Por supuesto, a la hora de colgarse medallas, sobran pechos donde depositarlas.

Un abrazo
Cuando hay intención de condenar, siempre terminan apareciendo pruebas.<br>http://picasaweb.google.es/juan.povedan ... ovedano<br>

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Mar Feb 17, 2009 4:38 pm

Totalmente de acuerdo con Costillo. Llevo todo el invierno (que sí, ha sido crudo, pero vamos, cualquiera diría que es que somos del Caribe, no sé por qué nos asusta tanto un invierno frío, máxime a los del norte!) oyendo quejas y más quejas, viendo enviados especiales a todos los pueblos de España dando la coña micrófono en mano ("Cuéntenos, Fulgencio, ustedes qué hacen con este frío? Pos abrigarnos y quedarnos en casa, señorita") como si no hubiéramos visto nieve en la vida. Y al mismo tiempo, entre tanta queja, la peña se va por ahí en coche, sin cadenas y a lo loco, pasando de los avisos y de las recomendaciones, o se lían a esquiar fuera de pista, o se van de excursión con la mochila y el bocata. Luego, cuando se quedan paraos en mitad de la autopista equis, o se pierden, o se escalabran, de nuevo las quejas, que si no hay derecho, que si el gobierno, que si qué descontrol y qué falta de previsión.

Y coñe, no será porque no dan la coña con el tema. Llevo toda mi vida, toda enterita, prácticamente cada invierno, oyendo en la tele que las comunidades del norte están en alerta (de hecho vivimos en alerta permanente o casi). A renglón seguido y con imágenes nos cuentan: "Vientos fortísimos en La Coruña que tal y cual... En San Sebastián las intensas lluvias..." Lo clásico, siempre nos saltan a Asturias y a Cantabria. Siempre. En un principio yo creía que era porque sí, porque ahorraban tiempo, Galicia y el País Vasco, yastá, resumiendo (tampoco quería verle otras connotaciones de politiqueo, peloteo o favoritismos, que vaya usted a saber) Pero es que luego quedó claro por qué nos saltaban. Es que aquí no pasaba nada. Cientos de veces he tenido que oír que el norte estaba en alerta mientras en Asturias brillaba el sol. Pa mí que tenemos un microclima. O será que si llueve en Galicia y en el País Vasco, dan por sentado que llueve en todo el norte, no sé. Supuestamente en mi tierra siempre llueve, venta y nieva de lo lindo. Pero resulta que, salvo este invierno, no recuerdo yo crudezas semejantes ni de coña (así que ya podían contar que no, que en Asturias no, y eso que ganábamos con el turismo, cuernos!!!) Incluso este año, que ha sido crudo, no ha pasado nada, más que lluvia a todas horas, como no se veía en años, y más frío. Pero nada que nos dificultara la vida especialmente, nada que justificara alertas, sólo las normales precauciones. Y, con todo y con eso, se ha hecho el borrico en varias ocasiones, pero bueno, lo típico. Ni exagerando el percal consiguen que la gente sea sensata. Total, teniendo luego a quien echarle la culpa...
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
Celadus
Mensajes: 1837
Registrado: Sab Sep 16, 2006 11:00 pm
Ubicación: Cádiz, la de los ahorcados.
Contactar:

Mensaje por Celadus » Mar Feb 17, 2009 4:57 pm

Riqy escribió:Pero el problema es que el problema sigue allí, sin solucionar (y la redundancia es bastante correcta). Otras culturas, como la japonesa, tratan primero de solucionar el problema y luego de averiguar las causas. Si la causa ha sido alguien incompetente, quizá se le pida la cabeza (literalmente). Si no, hoy pan y mañana gloria.

¿Qué solución os parece mejor? ¿Buscar a quién echar las culpas de un desastre, como hacemos nosotros, o solucionar el idem?


Para empezar, es francamente difícil solucionar un problema sin conocer previamente la causa. Luego, dudo mucho que ese orden de actuación que citas sea aplicable como norma general.
Por otra parte, no confundamos culpabilidad con responsabilidad. Si hay responsables de un problema que afecta a terceros, en especial si son cargos públicos, deben asumir sus responsabilidades y si no las asumen, hay que hacer que las asuman. Eso no solucionará el problema que se ha creado pero si impedirá -quizá- que vuelva a repetirse si se pone en el cargo a alguien más competente.
Por lo demás, estoy básicamente de acuerdo con don Arturo. Gracias por la patente.
"Morir, ¡que cosa tan estúpida! Yo ya estuve muerto antes de nacer, ahora respiro."

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mié Feb 18, 2009 1:53 am

Gracias por la patente!!!!
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Responder