825 - 26.04.2009 - Mediterráneo

Los artículos de la columna de Pérez-Reverte en ‘El semanal’ y otros escritos suyos

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Responder
Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

825 - 26.04.2009 - Mediterráneo

Mensaje por Siana » Lun Abr 20, 2009 9:49 am

Gracias camaradas Trini y Koora, la de esta semana me toca especialmente la fibra :D !

MEDITERRÁNEO

Amarrar un barco bajo la lluvia, en la atmósfera gris de un puerto mediterráneo, suscita a veces una melancolía singular. Es lo que ocurre hoy. No hay sol que reverbere en las paredes blancas de los edificios, y el agua que quedó atrás, en la bocana, no es azul cobalto a mediodía, ni al atardecer tiene ese color de vino tinto por cuyo contraluz se deslizaban, en otro tiempo, naves negras con ojos pintados en la proa. El mar es verde ceniciento; el cielo, bajo y sucio. Las nubes oscuras dejan caer una lluvia mansa que gotea por la jarcia y las velas aferradas, y empapa la teca de la cubierta. Ni siquiera hay viento.

Aseguras los cabos y bajas al pantalán, caminando despacio entre los barcos inmóviles. Mojándote. En días como hoy, la lluvia contamina de una vaga tristeza, imprecisa. Hace pensar en finales de travesía, en naves prisioneras de sus cabos, bolardos y norays. En hombres que dan la espalda al mar, al final del camino, obligados a envejecer tierra adentro, recordando. Esta humedad brumosa, impropia del lugar y la estación, aflige como un presentimiento, o una certeza. Y mientras te vas del muelle no puedes evitar pensar en los innumerables marinos que un día se alejaron de un barco por última vez. También, por contraste, sientes la nostalgia del destello luminoso y azul: salitre y pieles jóvenes tostadas bajo el sol, rumor de resaca, olor a humo de hogueras hechas con madera de deriva, sobre la arena húmeda de playas desiertas y rocas labradas por el paciente oleaje. Memoria de otros tiempos. De otros hombres y mujeres. De ti mismo, quizás, cuando también eras otro. Cuando estudiabas el mar con ojos de aventura, en los puertos sólo presentías océanos inmensos e islas a las que nunca llegaban órdenes judiciales de busca y captura, y aún estabas lejos de contemplar el mundo como lo haces hoy: mirando hacia el futuro sin ver más que tu pasado.

En el bar La Marina –reliquia centenaria, sentenciado a muerte por la especulación local–, Rafa, el dueño, asa boquerones y sardinas. A un lado de la barra hay tres hombres que beben vino y fuman, junto a la ventana por la que se ven, a lo lejos, los pesqueros abarloados en el muelle próximo, junto a la lonja. Los tres tienen la misma piel tostada y cuarteada por arrugas como tajos de navaja, el aire rudo y masculino, la mirada gris como la lluvia que cae afuera, las manos ásperas y resecas de agua fría, salitre, sedales, redes y palangres. A uno de ellos se le aprecia un tatuaje en un antebrazo, semioculto por la camisa: una mujer torpemente dibujada, descolorida por el sol y los años. Grabada, supones, cuando una piel tatuada –mar, cárcel, milicia, puterío– todavía significaba algo más que una moda o un capricho. De cuando esa marca en la piel insinuaba una biografía. Una historia singular, turbia a veces, que contar. O que callar.

Sin preguntarte casi, Rafa pone en el mostrador de zinc un plato de boquerones asados, grandes de casi un palmo, y un vaso de vino. «Vaya un tiempo perro», dice resignado. Y tú asientes mientras bebes un sorbo de vino y te llevas a la boca, cogiéndolo con los dedos y procurando no te gotee encima el pringue, un boquerón, que mordisqueas desde la cabeza a la cola hasta dejar limpia la raspa. Y de pronto, ese sabor fuerte a pescado con apenas una gota de aceite, hecho sobre una plancha caliente, la textura de su carne y esa piel churruscada que se desprende entre los dedos que limpias en una servilleta de papel –un ancla impresa junto al nombre del bar– antes de coger el vaso de vino para llevártelo a los labios, dispara ecos de la vieja memoria, sabores y olores vinculados a este mar próximo, hoy fosco y velado de gris: pescados dorándose sobre brasas, barcas varadas en la arena, vino rojizo, velas blancas a lo lejos, en la línea luminosa y azul. Tales imágenes se abren paso como si en tu vida y tus recuerdos alguien hubiera descorrido una cortina, y el paisaje familiar estuviese ahí de nuevo, nítido como siempre. Y comprendes de golpe que la bruma que gotea en tu corazón sólo es un episodio aislado, anécdota mínima en el tiempo infinito de un mar eterno; y que en realidad todo sigue ahí pese al ladrillo, a la estupidez, a la desmemoria, a la barbarie, a la bruma sucia y gris. El sabor de los boquerones y las sardinas que asa Rafa en el bar es idéntico al que conocieron quienes, hace nueve o diez mil años, navegaban ya este mar interior, útero de lo que fuimos y lo que somos. Comerciantes que transportaban vino, aceite, vides, mármol, plomo, plata, palabras y alfabetos. Guerreros que expugnaban ciudades con caballos de madera y luego, si sobrevivían, regresaban a Ítaca bajo un cielo que su lucidez despoblaba de dioses. Antepasados que nacieron, lucharon y murieron asumiendo las reglas aprendidas de este mar sabio e impasible. Por eso, en días como éste, reconforta saber que la vieja patria sigue intacta al otro lado de la lluvia.

XLSemanal, 26 de abril de 2009

Avatar de Usuario
lansquenete
Mensajes: 4342
Registrado: Mié Oct 19, 2005 11:00 pm
Ubicación: Ahí al lao

Mensaje por lansquenete » Lun Abr 20, 2009 10:08 am

Gracias, Siana. Esta semana toca la nostalgia de tiempos mejores, mezclada con la esperanza de que los malos no se quedarán por mucho tiempo, y mientras se aguarda a que pasen, resguardados en un puerto seguro, se recurre a la memoria de lo que nos recuerda a nosotros mismos, de dónde venimos. Es lo bueno de los días grises. Y es una suerte, para quien aún los conserva, poder regresar a esos lugares donde el tiempo parece que no pasa y te acoge incondicionalmente, como los brazos de tu madre.

Por eso, en días como éste, reconforta saber que la vieja patria sigue intacta al otro lado de la lluvia.
"El grog es una mezcla secreta que lleva uno o más de lo siguiente: Queroseno, glicol propílico, acetona, ron, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, tinte rojo nº 2, scumm, ácido para baterías, grasa para ejes y/o pepperoni."

Avatar de Usuario
juanrahig
Mensajes: 5380
Registrado: Vie Abr 15, 2005 11:00 pm
Ubicación: el sur del sur
Contactar:

Mensaje por juanrahig » Lun Abr 20, 2009 12:39 pm

ummmm boqueronessssssss!!!! ( lease con tono de Homer Simpson)


Muy bonita patente me gusta cuando describe ambientes marineros.

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Lun Abr 20, 2009 2:50 pm

Gracias, Siana. Y gracias también a Trinidad y Koora. :wink: :wink: :wink:
Esta es de las de muchísima nostalgia. Mil gracias chicas.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
Riqy
Mensajes: 566
Registrado: Vie Oct 03, 2008 11:00 pm
Ubicación: En los Mentideros

Mensaje por Riqy » Lun Abr 20, 2009 5:45 pm

Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar....

Nostálgico y romántico, se nos ha puesto el Maestro... Estos días de lluvia a rachas nos están afectando a todos... Y ya le queda bien, la estética de Piratilla feroz de espronceda

Gracias chicas, por el adelanto.
Ricard
Los viejos roleros... nunca mueren

Avatar de Usuario
Riqy
Mensajes: 566
Registrado: Vie Oct 03, 2008 11:00 pm
Ubicación: En los Mentideros

Mensaje por Riqy » Lun Abr 20, 2009 5:47 pm

juanrahig escribió:ummmm boqueronessssssss!!!! ( lease con tono de Homer Simpson)
Muy bonita patente me gusta cuando describe ambientes marineros.


Con una ensalada verde, pan tierno y vino blanco.... Ahhhh, no hay comida mejor bajo el sol :wink:
Ricard
Los viejos roleros... nunca mueren

Trinidad

Mensaje por Trinidad » Lun Abr 20, 2009 8:30 pm

Por fortuna, siempre queda un cobijo. Y un buen plato de boquerones, ¡qué buenos! :D

Avatar de Usuario
agustinadearagon
Mensajes: 2636
Registrado: Vie Sep 05, 2008 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por agustinadearagon » Lun Abr 20, 2009 9:32 pm

Permitidme una canción de El último de la fila, hoy que está la cosa romántica:

Dejé la estepa
cansado y aturdido;
pasto de la ansiedad
no hay otros mundos
pero si hay otros ojos,
aguas tranquilas,
en las que fondear.
Mar antiguo, madre salvaje,
de abrigo incierto que acuna el olivar.
muge mi alma, confusa y triste;
ojos azules en los que naufragar.
Te he echado tanto de menos
patria pequeña y fugaz;
que al llegar cruel del norte el huracán
no se apague en tu puerto el hogar.
Mar antiguo, madre salvaje,
en tus orillas de rodillas rezaré.
tierra absurda que me hizo absurdo,
nostalgia de un futuro azul en el que anclar.
Triste y cansado, con los viejos amigos
el vino y el cantar;
mientras quede un olivo en el olivar
y una vela latina en el mar.
Viejos dioses olvidados
mantenednos libres de todo mal.
Mar antiguo, dios salvaje
de la encina y del gris olivar.
"Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro quizá esté muy oscuro para leer". G.M.

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Lun Abr 20, 2009 10:42 pm

Me encantan estas patentes costumbristas y nostálgicas del maestro. Pero que bien escribe el puñetero :D

Y dígale a Rafael que no se preocupe. Todavía se puede salvar el Bar La Marina. A la normativa me remito. Es un inmueble centenario en un contexto portuario milenario.

Ley 4/2007, de 16 de marzo, de Patrimonio Cultural de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia

Portal del Patrimonio Cultural de la Región de Murcia

El Puerto

Gracias Siana :wink:
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
Riqy
Mensajes: 566
Registrado: Vie Oct 03, 2008 11:00 pm
Ubicación: En los Mentideros

Mensaje por Riqy » Lun Abr 20, 2009 11:56 pm

Ya que estamos sensibleros...

Itaca (de Lluis Llac)
La traduciré como buenamente pueda abajo.

Quan surts per fer el viatge cap a Itaca,
has de pregar que el camí sigui llarg,
ple d'aventures, ple de coneixences.
Has de pregar que el camí sigui llarg,
que siguin moltes les matinades
que entraràs en un port que els teus ulls ignoraven,
i vagis a ciutats per aprendre dels que saben.
Tingues sempre al cor la idea d'Itaca.
Has d'arribar-hi, és el teu destí,
però no forcis gens la travessia.
És preferible que duri molts anys,
que siguis vell quan fondegis l'illa,
ric de tot el que hauràs guanyat fent el camí,
sense esperar que et doni més riqueses.
Itaca t'ha donat el bell viatge,
sense ella no hauries sortit.
I si la trobes pobra, no és que Itaca
t'hagi enganyat. Savi, com bé t'has fet,
sabràs el que volen dir les Itaques.

II

Més lluny, heu d'anar més lluny
dels arbres caiguts que ara us empresonen,
i quan els haureu guanyat
tingueu ben present no aturar-vos.
Més lluny, sempre aneu més lluny,
més lluny de l'avui que ara us encadena.
I quan sereu deslliurats
torneu a començar els nous passos.
Més lluny, sempre molt més lluny,
més lluny del demà que ara ja s'acosta.
I quan creieu que arribeu, sapigueu trobar noves sendes.

III

Bon viatge per als guerrers
que al seu poble són fidels,
afavoreixi el Déu dels vents
el velam del seu vaixell,
i malgrat llur vell combat
tinguin plaer dels cossos més amants.
Omplin xarxes de volguts estels
plens de ventures, plens de coneixences.
Bon viatge per als guerrers
si al seu poble són fidels,
el velam del seu vaixell
afavoreixi el Déu dels vents,
i malgrat llur vell combat
l'amor ompli el seu cos generós,
trobin els camins dels vells anhels,
plens de ventures, plens de coneixences

Traducción al castellano:

Cuando inicias el viaje rumbo a Ítaca
ruega para que largo sea el camino
lleno de aventuras, lleno de consecuencias.
Ruega para que largo sea el camino.
que muchas sean las madrugadas
en las que atraques en puerto que tus ojos desconocían
y visites ciudades para aprender de los sabios.
Ten Ítaca siempre en tu corazón.
Pues tu destino es llegar alli,
pero no apresures la travesía.
Mejor es que dure muchos años
que seas anciano cunado fondees en la isla
enriquecido con todo lo que habrás ganado a lo largo del camino,
no esperes que se te den más riquezas,
Ítaca que habrá dado su hermoso viaje,
sin ella nunca lo habrías emprendido
Y si la encuentras humilde, no es que Ítaca
te haya engañado. Sabio como eres ahora
sabrás lo que quieren decir las Ítacas.

II
Más lejos, has de ir más lejos
de los árboles caídos que ahora te encarcelan
y cuando finalmente los superes
ten bien presente nunca detenerte.
Más lejos, siempre más lejos
más lejos del hoy que te encadena
Y cuando finalmente seas liberado
vuelve a empezar de nuevo los pasos..
Más lejos, siempre mucho más lejos
más lejos del mañana que ahora se acerca
Y cuando creas haber llegado, busca y encuentra las nuevas sendas.

III

Buen viaje para los guerreros
que a su pueblo fieles son
bendiga Dios con buenos vientos
las velas de su navío
y pese a aquél viejo combate
tengan placer de los cuerpos de las gentiles amantes.
Que llenen las redes de queridas estrellas
llenos de aventuras, llenos de experiencias
Buen viaje para los guerreros
si son fieles a su pueblo
las velas de su navío
bendiga el Dios de los vientos
y pese a aquél viejo combate
se llene de amor su generoso corazón
encuentren el camino de viejos anhelos
llenos de aventuras, llenos de vivencias.
Ricard
Los viejos roleros... nunca mueren

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mié Abr 22, 2009 3:10 am

Gracias!!!! Me encantó la patente...
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Lun Jun 04, 2012 12:16 pm

Traducción publicada en El Corriere Della Sera

http://archiviostorico.corriere.it/2010 ... 3068.shtml


IL RACCONTO IL SAPORE DELLE ACCIUGHE E DELLE SARDINE È LO STESSO CHE CONOBBERO I MARINAI DIECIMILA ANNI FA
il mio Mediterraneo, un mare Eterno
Uomo libero, amerai sempre il mare! Il mare è il tuo specchio: contempli la tua anima nel volgersi infinito dell' onda che rotola (Charles Baudelaire) La pioggia contagia una tristezza vaga, ma la vecchia patia rimane sempre lì intatta
O rmeggiare un' imbarcazione sotto la pioggia, nell' atmosfera grigia di un porto mediterraneo, suscita, a volte, una strana malinconia. Succede anche oggi. Non c' è sole che riverberi contro i muri bianchi degli edifici, e l' acqua che ti sei lasciato indietro, sfociando in mare, non è blu cobalto a mezzogiorno, e all' imbrunire non ha quel colore di vino rosso nel cui controluce scivolavano, in altri tempi, navi nere dagli occhi dipinti sulla prua. Il mare è grigioverde; il cielo, basso e sporco. Le nuvole scure lasciano cadere una pioggia calma che gocciola sull' attrezzatura e sulle vele serrate, e inzuppa il teck della coperta. Non c' è neppure vento. Fissi gli ormeggi e ti abbassi il risvolto dei pantaloni, mentre cammini lentamente tra le barche immobili. Bagnandoti. In giorni come oggi, la pioggia contagia una tristezza vaga, indefinita. Fa pensare a fine traversata, a navi prigioniere dei loro cavi, pali e piloni d' ormeggio. A uomini che voltano le spalle al mare, al termine della strada, costretti a invecchiare nell' entroterra, ricordando. Quest' umidità brumosa, impropria del posto e della stagione, affligge come un presentimento o una certezza. E mentre ti allontani dal molo, non puoi fare a meno di pensare agli innumerevoli marinai che, un giorno, si sono staccati da una barca per sempre. E poi, per contrasto, rimpiangi lo scintillio luminoso e azzurrino: salnitro e pelli giovani tostate sotto il sole, rumore di risacca, odore di fuochi fatti con legni alla deriva, sulla sabbia umida di spiagge deserte e scogli scolpiti dal paziente moto delle onde. Memoria d' altri tempi. D' altri uomini e altre donne. Di te stesso, forse, quando anche tu eri un altro. Quando studiavi il mare con occhi d' avventura, nei porti intuivi solo oceani immensi e isole dove non arrivavano mai i mandati di cattura della polizia giudiziaria, ed eri ancora ben lungi dal vedere il mondo come lo vedi oggi: guardando verso il futuro senza vedere altro che il passato. Nel bar La Marina - reliquia centenaria, condannata a morte dalla speculazione edilizia locale - Rafa, il proprietario, sta grigliando acciughe e sardine. A un lato del bancone ci sono tre uomini che bevono vino e fumano accanto alla finestra dalla quale si vedono, in lontananza, i pescherecci attraccati nel molo vicino alla borsa merci. Hanno tutti e tre la stessa pelle bruciata e solcata da rughe che sembrano ferite di coltello, l' aria rude e virile, lo sguardo grigio come la pioggia che cade fuori, le mani ruvide e secche di acqua fredda, salnitro, lenze, reti e palamite. Sull' avambraccio di uno, seminascosto dalla camicia, fa capolino un tatuaggio: una donna disegnata in qualche modo, sbiadita dal sole e dagli anni. Fatto, immagini, quando una pelle tatuata - mare, carcere, milizia e prostituzione - ancora significava qualcosa di più di una moda o di un capriccio. Quando quel segno sulla pelle insinuava una biografia. Una storia singolare, a volte torbida, da raccontare. O da tacere. Senza neanche chiedertelo, Rafa mette sul banco di zinco un piatto di acciughe alla piastra, grandi quasi un palmo, e un bicchiere di vino. «Tempo di merda» dice rassegnato. E tu annuisci mentre bevi un sorso di vino e ti porti alla bocca, prendendola con le dita e cercando di non gocciolarti con l' unto, l' acciuga che cominci a mordicchiare dalla testa alla coda, spolpando la lisca. E d' un tratto, quel sapore forte di pesce condito con appena un goccio d' olio e cotto su una piastra incandescente, la consistenza della carne e quella pelle bruciacchiata che si stacca tra le dita che pulisci con un tovagliolo di carta - un' ancora stampata accanto al nome del locale - prima di prendere il bicchiere di vino e portartelo alle labbra, innescano echi della memoria antica, sapori e profumi legati a questo mare vicino, oggi cupo e velato di grigio; pesci che s' indorano sulle braci, barche varate sulla sabbia, vino rosato, vele bianche in lontananza, nella linea luminosa e blu. Quelle immagini si fanno largo come se qualcuno avesse aperto una tenda sulla tua vita e sui tuoi ricordi e il paesaggio familiare fosse di nuovo lì, nitido come sempre. E capisci di colpo che la bruma che stilla sul tuo cuore è solo un episodio isolato, un aneddoto irrilevante nel tempo infinito di un mare eterno; e che in realtà è sempre tutto lì, malgrado il mattone, la stupidità, l' oblio, la barbarie, la bruma sporca e grigia. Il sapore delle acciughe e delle sardine che griglia Rafa nel suo bar è lo stesso che conobbero quanti, nove o diecimila anni fa, navigavano già questo mare interiore, utero di quanto fummo e siamo. Commercianti che trasportavano vino, olio, vitigni, marmo, piombo, argento, parole e alfabeti. Guerrieri che espugnavano città con cavalli di legno e poi, se sopravvivevano, tornavano a Itaca sotto un cielo che la loro lucidità cominciava a spopolare di dei. Antenati che nacquero, combatterono e morirono accettando le regole apprese da questo mare saggio e impassibile. Per questo, in giorni come questo, conforta sapere che la vecchia patria è sempre lì intatta, oltre la pioggia. (Traduzione di Roberta Bovaia) © Arturo Pérez-Reverte
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
Violette
Mensajes: 212
Registrado: Mié Abr 27, 2011 11:00 pm
Ubicación: Aquí, allí... depende del día y de la hora...

Mensaje por Violette » Mar Jun 05, 2012 6:38 am

que quieres que te diga Ada... me encanta como suena en italiano!
¿Para qué sirve un libro sin imágenes ni diálogos?

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Vie Jun 08, 2012 3:24 pm

Misia canta a Maria del Mar Bonet - Gavina
http://www.youtube.com/watch?v=j_MDEgobhas

:oops:
Marina Rosell, perdón

Responder