229 - 23.11.1997 - En la orilla oscura

Los artículos de la columna de Pérez-Reverte en ‘El semanal’ y otros escritos suyos

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Responder
Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

229 - 23.11.1997 - En la orilla oscura

Mensaje por nexus6 » Mié Oct 28, 2009 4:41 pm

EN LA ORILLA OSCURA

Los conocí hace cuatro años, cuando preparaba una novela paseando por aquella ciudad como un cazador al acecho. Esa fase inicial es la más dichosa: todo es posible porque aún está por escribir, y poco a poco, con súbitos relámpagos de lucidez, la historia toma forma. De esos días recuerdo copas de manzanilla y caña de lomo, humo de tabaco y conversaciones hasta las tantas, o desayunos de café con leche y deslumbrantes rectángulos de sol en el suelo. También calles estrechas y silenciosas que olían a azahar, y a jazmín, y a dama de noche.

Así pasaron por mi vida. Primero fue él, que vino con su guitarra hasta mi mesa. Tocaba bien, y eso cuadraba a su aspecto agitanado y guapo, flaco, insólitamente rubio. Le calculé menos de treinta años, y por los tatuajes del dorso de la mano deduje también un par de visitas al talego. Luego pasó la guitarra en demanda de unas monedas, y se entretuvo conmigo cuando, con mis veinte duros, hice un comentario sobre el significado de las marcas que llevaba en la piel. Conversamos sobre lo jodida que está la vida, los que se lo llevan crudo y la puta policía, y al cabo me contó que se llamaba Miguel y que ya no se picaba, o que se picaba poco. -Aún no tengo el bicho-, dijo; y aquel -aún- sonó como una sentencia aplazada. Era amable y con maneras, así que saqué diez libras. Pulsó distraído unas cuerdas, cogió el billete, me acepto una caña. Se sentó a mi lado y volvió a pasar los dedos por las cuerdas. Luego cogió el vaso. Se le perdía la mirada en la cerveza.

Entonces llegó ella. Morena, ojos oscuros, belleza joven y muy cansada. Miguel la presentó como Raquel y pensé que era cierto, que se parecía mucho a la judía guapa de Ivanhoe. -Cuída de mí-, dijo con una sonrisa absorta, y ella le puso la mano en el hombro. Lo hizo con naturalidad; sólo puso la mano allí y la mantuvo, mirándome como si desafiara a desmentirlo. Y supe que era verdad. Que Miguel era un tipo con mucha suerte, tal vez porque era rubio, agitanado y guapo; pero sobre todo porque era buena persona a pesar de los tatuajes y de las marcas en los brazos, y todo lo demás. Y tal vez por eso la chica, que ahora también bebía cerveza mirándome pero en realidad mirándolo a él, lo seguía mientras iba con su guitarra de mesa en mesa para sacarles unas monedas a los turistas, a pesar de que era -eso lo supe antes de que me lo contaran- niña de buena familia, con estudios, con salud, que no se había puesto un pico en su vida pero que un día lo dejó todo para seguir a aquel hombre. Para cuidarlo. Porque, como dijo, hay cosas que no pueden explicarse. Hay cosas que te estallan dentro y comprendes que estaban escritas en tu destino.

Corría la noche, y porque temí perderlos hice ademán de comprar el resto de su tiempo; pero Raquel sonrió muy desde lejos y dijo que no era necesario, que estaba bien y que no era malo descansar un rato, y que con otro par de cañas estábamos en paz. Una vez, en su otra vida, había leído algo mío, y lo recordaba. Conversamos así largo rato los tres, y de vez en cuando ella volvía a ponerle la mano en el hombro o le tocaba el pelo; no con gesto enamorado, sino con el de la madre que trasmite a un hijo, con un roce o una sonrisa, el calor de su presencia. Y Miguel sonreía absorto, mirando al vacío, o pulsaba de nuevo, distraído, las cuerdas de la guitarra. ¿Hasta cuándo?, le pregunté a ella, y vi que se encogía de hombros. Luego estuvo un rato callada, y por fin dijo que mientras pudiera mantenerlo a él lejos de la orilla oscura. ¿Y luego?, insistí. -Luego es luego-, repuso. Lo dijo como quien sabe que no hay finales felices, y yo pensé que, después de todo, quiza era ella quien lo necesitaba a él.

Los encontré otras veces, y siempre repetimos el ritual de las cañas, y la conversación tranquila. Después publiqué una novela en la que ellos no salen, pero en la que están, y anduve por otra ciudades y otros libros. Y hace poco regresé a aquel barrio que olía a jazmín y a dama de noche. Y sin apenas pensar en ellos, casi por instinto, me vi buscándolos hasta que comprendí que ya no andaban por allí. En realidad hubiera sido peor encontrarlo a él, solo. De modo que quien sabe. Quizá Raquel no pudo seguilo hasta la orilla oscura. O quizá si existan, depués de todo, los finales felices, y ella siga cuidando de él en alguna parte.

El Semanal, 23 de noviembre de 1997
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Mié Oct 28, 2009 8:49 pm

El ú romántico del mundo

Jodó con el chico duro. El día q escriba una historia de amor competirá con 'El amor en los t del cólera'. El listón está alto pero al Jefe le van los desafíos. No se va a medir con gente normal. A él que lo echen premiosnobel. Conrad tiene tb alguna historia de amor de esas peculiares. La chavala de Azar, creo recordar. Y Freya, la de las siete islas. Y en Salvamento tb había amor loco.
Sr Duque: la historia ya la tiene. Sólo le queda averiguar en q paran Raquelita y su rubito. Y a desarrollar.
<div>El último que apague la luz.</div>

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Mié Oct 28, 2009 9:40 pm

Vaya, Nexus. Qué bonita historia y la sensibilidad del maestro es de una prosa poética que estalla dentro :!:
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
lansquenete
Mensajes: 4342
Registrado: Mié Oct 19, 2005 11:00 pm
Ubicación: Ahí al lao

Mensaje por lansquenete » Mié Oct 28, 2009 11:15 pm

Muy buena patente, gracias por ponerla.
"El grog es una mezcla secreta que lleva uno o más de lo siguiente: Queroseno, glicol propílico, acetona, ron, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, tinte rojo nº 2, scumm, ácido para baterías, grasa para ejes y/o pepperoni."

Avatar de Usuario
Riqy
Mensajes: 566
Registrado: Vie Oct 03, 2008 11:00 pm
Ubicación: En los Mentideros

Mensaje por Riqy » Jue Oct 29, 2009 3:24 pm

Gracias por la Patente Nexus.

No reconozco al maestro. Me gusta cuando saca el colmillo, pero cuando se pone nostálgico... es casi mejor. Me encanta sobre todo eso de "no hay finales felices... o quizá sí"
Ricard
Los viejos roleros... nunca mueren

Avatar de Usuario
Trinidad
Mensajes: 0
Registrado: Vie May 13, 2005 11:00 pm
Ubicación: Algeciras (Cádiz)

Mensaje por Trinidad » Jue Oct 29, 2009 6:17 pm

Muchas gracias por la patente, nexus. Parece que huele a azahar por aquí.

Don Arturo dixit: "Porque, como dijo, hay cosas que no pueden explicarse. Hay cosas que te estallan dentro y comprendes que estaban escritas en tu destino."

Amén.

Avatar de Usuario
lansquenete
Mensajes: 4342
Registrado: Mié Oct 19, 2005 11:00 pm
Ubicación: Ahí al lao

Mensaje por lansquenete » Jue Oct 29, 2009 9:30 pm

Esa última frase, Trini, recuerdo que se la puso un forero de esta casa como firma.
"El grog es una mezcla secreta que lleva uno o más de lo siguiente: Queroseno, glicol propílico, acetona, ron, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, tinte rojo nº 2, scumm, ácido para baterías, grasa para ejes y/o pepperoni."

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Vie Oct 30, 2009 1:21 pm

Es verdad, Lans. No era Remo?

Avatar de Usuario
Trinidad
Mensajes: 0
Registrado: Vie May 13, 2005 11:00 pm
Ubicación: Algeciras (Cádiz)

Mensaje por Trinidad » Vie Oct 30, 2009 1:52 pm

Cierto, lans. Es que esa frase es genial y cierta. ¿Es remolina, Bronteana...? :roll: No recuerdo.

Avatar de Usuario
Amaranta
Mensajes: 3123
Registrado: Vie Ene 26, 2007 12:00 am

Mensaje por Amaranta » Vie Oct 30, 2009 2:46 pm

Yo. :wink:
Porque hay cosas que te estallan dentro y comprendes que estaban escritas en tu destino.

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Vie Oct 30, 2009 4:05 pm

Eso es iba a decir que yo no era.

¡¡Cuánto tiempo Amaranta!! Me alegro de verte de nuevo por aquí
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
lansquenete
Mensajes: 4342
Registrado: Mié Oct 19, 2005 11:00 pm
Ubicación: Ahí al lao

Mensaje por lansquenete » Vie Oct 30, 2009 10:38 pm

He aquí la prueba :wink:
"El grog es una mezcla secreta que lleva uno o más de lo siguiente: Queroseno, glicol propílico, acetona, ron, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, tinte rojo nº 2, scumm, ácido para baterías, grasa para ejes y/o pepperoni."

Avatar de Usuario
Trinidad
Mensajes: 0
Registrado: Vie May 13, 2005 11:00 pm
Ubicación: Algeciras (Cádiz)

Mensaje por Trinidad » Sab Oct 31, 2009 8:13 pm

¡Ajá! Saludos Amaranta :wink:

Avatar de Usuario
agustinadearagon
Mensajes: 2636
Registrado: Vie Sep 05, 2008 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por agustinadearagon » Dom Nov 01, 2009 9:36 pm

Muchas gracias Nexus. Una Patente muy romántica. Y como dice Sabina, solo hay dos clases de historias de amor, las que matan y las que mueren. Probablemente esta de la historia acabaría siendo de las primeras.
"Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro quizá esté muy oscuro para leer". G.M.

Avatar de Usuario
Riqy
Mensajes: 566
Registrado: Vie Oct 03, 2008 11:00 pm
Ubicación: En los Mentideros

Mensaje por Riqy » Dom Nov 01, 2009 10:25 pm

... porque amores que matan nunca mueren...

Triste, pero cierto.
Ricard
Los viejos roleros... nunca mueren

Responder