972 - 19.02.2012 - Italianos e italianos

Los artículos de la columna de Pérez-Reverte en ‘El semanal’ y otros escritos suyos

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

972 - 19.02.2012 - Italianos e italianos

Mensaje por nexus6 » Jue Feb 16, 2012 3:26 pm

ITALIANOS E ITALIANOS

Me encontraba en Italia cuando el 'Costa Concordia' naufragó en la isla del Giglio. Y una mañana, comprando películas de Totó y Alberto Sordi en la Feltrinelli para regalar a los amigos 'I due colonnelli', 'Guardie e ladri', 'Il vedovo', 'Una vita difficile' observé que el chico que atendía el punto de información estaba conectado a Internet y escuchaba el diálogo telefónico mantenido en la noche del viernes 13 de enero entre el capitán Francesco Schettino, que acababa de abandonar barco, pasaje y tripulantes a su suerte, y el comandante de la Guardia Costera de Livorno, Gregorio De Falco. «¿Quiere irse a su casa porque está oscuro, Schettino? -sonaba recia la voz del oficial-. ¡Vuelva a bordo, carajo!».

Me acerqué, interesado, y escuché también. Estuvimos un rato los dos en silencio, mirándonos de vez en cuando, en las pausas entre las instrucciones que De Falco daba al otro con serenidad y firmeza, y los balbuceos desconcertados del pingajo humano que era Schettino. A veces, tras advertir que yo no era italiano, el joven empleado de la librería me dirigía ojeadas incómodas cuando los balbuceos del capitán del 'Costa Concordia' eran especialmente patéticos; como si el chico se avergonzara de que yo escuchase aquello. Quizás por eso, en un momento en que la voz del oficial de la Guardia Costera sonó especialmente firme «¡Le estoy dando una orden, comandante!», el chico me miró de nuevo, y como si hablase consigo mismo, aunque dirigiéndose a mí, murmuró con un toque admirativo: «Ha le palle». Ése sí tiene cojones, en traducción libre. Referido a De Falco.

Me gustó el detalle. Que le importase mi opinión, quiero decir. La de un extranjero al que suponía ajeno a las cosas de Italia y los italianos. Que se avergonzara ante mí de la vileza del cobarde; y que, a cambio, se enorgulleciera de la firmeza y la calma del que sabía cumplir con su deber. Son las dos Italias, insinuaba el encogimiento de hombros con que remató la situación. Dos mentalidades y actitudes ante la vida. La esperpéntica y la otra: la que, pese a todo, sigue siendo admirable y decente. Y no es extraño que a menudo aparezcan juntas, en contraste elocuente de lo que es esta tierra vieja, cínica y sin embargo, con frecuencia, espléndida. Como espejo de lo mejor y lo peor. De lo que a los italianos nos han hecho, de lo que fuimos y somos.

Me fui de la librería pensando en aquello. En una expresión que, incapaz de mejor definición, aplico siempre a cierto espíritu que es fácil encontrar en todo italiano sin distinción de clase social, educación o ideología: patriotismo cultural. Entiendo por eso cierta fatiga tolerante, sentimiento de quien mil veces fue invadido, engañado, puesto en almoneda; pero que conserva, a veces sin darse cuenta, un vago e instintivo orgullo por las tumbas de los antepasados, las viejas piedras que aún se tienen en pie, la memoria de cuando sus ancestros aún creían, luchaban, soñaban y dominaban el mundo. La facultad de identificar todavía a los honrados y a los héroes, dedicando un «ha le palle» a esa Italia decente que ni siquiera la mala suerte, la estupidez, la codicia, la grosería, la corrupción, los pésimos gobiernos, lograron borrar del todo; y que sigue ahí, asombrosa y evidente para quien haga el esfuerzo de fijarse, en el lado luminoso, enternecedor, de esas dos caras de las que son encarnación perfecta el buen comandante De Falco y el mísero capitán Schettino. Tan despreciable a causa de hombres como el segundo; tan noble por hombres como el primero.

A menudo envidio a los italianos. Quisiera para España su sentido del humor sabio y tranquilo, su fatalismo inteligente, su naturalidad para conciliar cosas que nosotros, enrocados en vileza y mala leche, creemos inconciliables. Algunos de mis amigos italianos estuvieron situados ideológicamente en la izquierda dura, radical, de los círculos intelectuales del Milán de los años setenta. Los veo, bebemos vino, comemos pasta y hablamos de los viejos tiempos y de los nuevos. Peinan canas y perdieron la fe en casi todo, como mi querida Laura Grimaldi, última gatoparda comunista. Pero he visto brillar sus ojos cuando la Italia noble y admirable sale en la conversación. Recuerdo a Paolo Soracci, cinismo y extrema inteligencia personificados, hablando con fervor de los buceadores italianos que durante la guerra atacaban navíos ingleses en Gibraltar. O a Marco Tropea, que además de mi amigo es mi editor, emocionándose al contar cómo un rehén de los talibán afganos, durante su ejecución grabada en vídeo, se arrancó la capucha y gritó «Mirad cómo muere un italiano» un segundo antes de ser degollado. En España, comenté yo, lo habríamos llamado fascista.

XLSemanal, 19 de febrero de 2012
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Jue Feb 16, 2012 3:47 pm

Gracias.
Última edición por grognard el Jue Feb 16, 2012 7:03 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Jue Feb 16, 2012 3:49 pm

Gracias, Nexus!!!!
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Jue Feb 16, 2012 4:09 pm

Muchas gracias Nexus
Esta admiración al patriotismo italiano ya lo ha sacado a relucir en alguna otra ocasión, creo recordar que fue en la presentacion de El Puente de los asesinos.
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
vetinari
Mensajes: 2226
Registrado: Mié Jul 25, 2007 11:00 pm
Ubicación: Al sur

Mensaje por vetinari » Jue Feb 16, 2012 4:31 pm

Gracias, Nexus.
"...Efialtes aparecerá finalmente,
y pasarán los persas" Cavafis
"No hay quien pueda comprar el ser marino cuando estás en el mar." APR
"Freedom is just another word for nothing left to loose" Janis Joplin

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6241
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Jue Feb 16, 2012 6:27 pm

Reverte escribió:un rehén de los talibán afganos, durante su ejecución grabada en vídeo, se arrancó la capucha y gritó «Mirad cómo muere un italiano» un segundo antes de ser degollado. En España, comenté yo, lo habríamos llamado fascista.


:(
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Jue Feb 16, 2012 9:35 pm

Gracias Nexus. Muy interesante la patente.

Estoy loca por volver a Italia pronto. Después de leer la patente estoy casi yendo a la página de Easy Jet a reservar un vuelo.....

Avatar de Usuario
agustinadearagon
Mensajes: 2636
Registrado: Vie Sep 05, 2008 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por agustinadearagon » Jue Feb 16, 2012 10:26 pm

Sí, últimamente está muy italianista. Creo recordar que también hizo una mención en la conferencia de la Fundación Juan March. Decía que admiraba a los italianos que después de todo se reconcilian y se sienten unidos, a diferencia de los españoles que tira cada uno para un lado.
En España si hubiese que rescatar ahora un sentimiento común creo que es el de que cada uno quiere salvar su culo, su hipoteca y su nómina. Nada más. Ni derechos, ni ideología, ni sentimiento. Todo vaciado gracias a las viviendas, que más que en hogares se han convertido en tumbas en las que se han enterrado los sueños.
"Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro quizá esté muy oscuro para leer". G.M.

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Vie Feb 17, 2012 8:50 am

APR escribió:A menudo envidio a los italianos. Quisiera para España su sentido del humor sabio y tranquilo, su fatalismo inteligente, su naturalidad para conciliar cosas que nosotros, enrocados en vileza y mala leche, creemos inconciliables


No sé. El mismo Arturo nos ha mostrando mil veces, por medio de sus patentes en las que descubre a héroes anónimos, o no anónimos, sino solamente dejados caer en el olvido por la historia, que hay otra España, valiente y orgullosa, sin necesidad de ser fascista. No veo tanta diferencia entre lo que narra en esta patente y lo que nos ha contado muchas veces de nuestro propio país. :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
Ginebrino
Mensajes: 2257
Registrado: Sab Nov 26, 2011 12:00 am
Ubicación: Entre Pinto y Valdemoro

Mensaje por Ginebrino » Vie Feb 17, 2012 11:08 am

Antes siquiera de comenzar daré las gracias a Nexus. :D

Pero discrepo de Reverte. No en todo, pero si parcialmente. Cierto es que hay Italianos nobles y valientes, y para citarlos tengo a Messe, Balbo, el Regimiento de Caballería Saboya (cuando en 1942 en plena Rusia cargaron a sable contra los cosacos soviéticos en lo que fue la ultima carga de caballería de la historia) La división de carros Ariete, o los paracaidistas de la Folgore.

Los hubo buenos, bravos y valientes.

Pero no me tiren de la lengua. Por que para muestra un botón: Imagínense, Isola Pantelaria. Más tarde Isola Mussolini. Que luego volvió a su nombre común y recientemente conocida por el motín de inmigrantes libios llegados a Italia recluidos en dicha isla. En esta Isla próxima a Malta el Duce creo una base naval de proporciones épicas. Tan épica que debia llevar un nombre epico: Isola Mussolini.Todo rociado de bunkers, pasadizos, almacenes con viveres para varios años. Figúrense, lo que podría ser una Numancia moderna. El alto mando aliado se planteo muy seriamente como podría ser ese desembarco y sus catastróficos efectos (los americanos sabían lo que era desembarcar en sitios así a raíz de las campañas en el pacifico contra los japos) Pues la isla se rindió sin un solo disparo. Cuando ingleses y americanos llegaron a las costas, los bravos soldados y fascisti tiraban los veretta al suelo y decían eso de: “Io morto, guerra finita”.
Y no es de ahora, se nombran batallas en el Principe, donde hubo batallas donde los muertos habían sido soldados que por accidentes se habían caído del caballo, pues los Condottieri negociaban el resultado de la batalla, y solo si no llegaban a un acuerdo se liaban a palos.

Por otro lado, el carácter del italiano, sobretodo el del sur, me cae bien. Muy bravucones y engreídos. Pero quien no tiene un amigo así? Y es cierto lo que habla sobre su humor, y su forma de estar tranquila y serena. Pero sobre lo que es valentía, citare a una mujer que odio:

-“Cuanto cree que durara la guerra Primera Ministra?”
-“Depende, si son hijos de italianos será una guerra rápida, si por el contrario son hijos de españoles puede durar toda la vida.

(No es literal, cito de memoria) :oops:

Avatar de Usuario
Ginebrino
Mensajes: 2257
Registrado: Sab Nov 26, 2011 12:00 am
Ubicación: Entre Pinto y Valdemoro

Mensaje por Ginebrino » Mar Feb 21, 2012 10:43 am

Se que el otro día arremetí contra la valentía de los italianos, pero tenia un resquemor por dentro. Por que existe un personaje en la historia de Italia que como diría Fuller: “Su valentía hace que sus nombres sean recordados y por eso serán mencionados”. Este héroe casi anónimo no es otro que Giovanni Giustiniani.

Me permitiréis que os comente su historia, por que la suya es un poco la nuestra, la de un último romano. Situémonos: 1453, Constantinopla a punto de caer en manos del Turco y la otrora arrogante segunda Roma se ve obligada a pedir ayuda a los antiguos barbaros. Europa que tenia mejores que hacer le dice que con Dios y que se las compongan con el Turco como mejor puedan. De todos los restos del Imperio Bizantino no se reúnen más de 5000 jóvenes para la defensa de la ciudad, y con los refuerzos de otras naciones se llega a duras penas a 8000. Pero hay un grupo de ocho hombres que se envían desde Occidente, un grupo con ingenieros, artilleros y estrategas donde esta nuestro héroe. Un genovés emparentado con los Doria ni mas ni menos.
Nuestro joven amigo, devoto católico, recluta 700 voluntarios en la Republica de San Marcos y marcha al combate. Su valentía que ya le precedía,hace que el Emperador le nombre Comandante de la Guardia de la Ciudad de Constantinopla. Y el ahí, 8000 hombres, 22km de muralla y dos cojones aguanta frente nada mas y nada menos que entre 80.000 y 10.000 turcos, sin contar su armada y su novedosa artillería pesada.
Pues Giustiniani no se acobarda y le mete una buena zurra al arrogante Sultán, que había ideado uno de esos planes magistrales de conquista. Pero las arremetidas turcas solo se estrellan contra las viejas pero poderosas murallas de Constantino. Imaginaos el asalto, los jenízaros endurecidos por el combate y fanáticos, un ejército turco crecido por las constantes victorias y los nuevos cañones que harían de Constantinopla una nueva Jericó. Y solo hizo falta un único hombre para frenar la horda turca. El número de bajas es tan alto que el Sultán oferta a Giustiniani su vida y la de sus hombres a cambio de su deserción y ponerse al mando de sus ejércitos. Nuestro genovés, devoto católico le dijo que podía irse por donde gotea la jarra. Y la cosa no pintaba mal hasta que en un momento de flaqueza de la batalla se descubre una pequeña poterna en la muralla, casi olvidada, que sirvió para evacuar residuos en otros tiempos de paz. Hueco que aprovecha el Turco para colarse. En un primer momento son parados, con huevos y nada más. Pero la superioridad numérica ahora se impone y los hombres de Giustiniani tampoco quieren ser matados como corderitos y le dicen al Emperador que a Dios muy buenas y que fue bonito mientras duro. Pero el genovés, aun herido de un cañonazo continúo en la ciudad hasta ultimísima hora, donde en barca huyo a Quíos donde murió a causa de sus heridas.

Para mí, todo un héroe. Y no solo fue el único italiano memorable en el sitios de Constantinopla, los habría venecianos y genoveses que se saltaron cerco marítimo turco con sus galeras para llevar el trigo a la hambrienta Constantinopla con autentico valor propio de los antiguos héroes de la región que defendían. Así que no todos, fueron los que defendieron la Isola Pantelaria.

Perdonad la brasa que os he dado con este “articulillo” que me he marcado con mi horrible prosa.
:oops:

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Mar Feb 21, 2012 11:36 am

Ginebrino escribió:Perdonad la brasa que os he dado con este “articulillo” que me he marcado con mi horrible prosa.
:oops:


Nada de pedir perdón, muchas gracias. Me ha gustado mucho la historia. No conocía al señor Giustiniani, pero parece un personaje de los que le gustarían a D. Arturo. :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
romarie
Mensajes: 890
Registrado: Mar Abr 26, 2005 11:00 pm

Mensaje por romarie » Mar Feb 21, 2012 1:37 pm

Solo un par de preguntas:
¿A caso conocéis todo los italianos? No, ¿verdad?
¿A casos todos los españoles sois iguales? Otra vez no, ¿verdad?

¿A caso hablo yo de “los españoles” como si fuerais todos iguales?
Y acabo porque no quiero pasarme, pero en serio esta manía de “hacer de todos uno” siempre me ha molestado y, creo, siempre me molestará.
War it's not the Answer : we are all connected

Avatar de Usuario
endeavour
Mensajes: 946
Registrado: Jue Ene 21, 2010 12:00 am
Ubicación: Valencia

Mensaje por endeavour » Mié Feb 22, 2012 1:52 pm

Gracias Nexus, como siempre. Y a D. Arturo.

Y en esta ocasión también al hermano y recién llegado, Ginebrino. Ya conocía la historia pero no la recordaba.

Evidentemente no se puede generalizar. Y es lo que me gusta tanto de los españoles como de los italianos. Que no se puede generalizar. Nuestro carácter, aunque hoy día no lo parezca, es el de protestar, el de criticar, el de poner en duda lo que se nos dice. Por eso los italianos se rendían en la segunda guerra mundial. Porque pa tontos los alemanes dirían ellos, que esto no lleva a ningún sitio, que yo no muero por el duce como los alemanes por Hitler.

Pero es verdad que últimamente habla mucho de Italia y los italianos. Será por la nueva novela que tiene entre manos.

un saludo.

Avatar de Usuario
agustinadearagon
Mensajes: 2636
Registrado: Vie Sep 05, 2008 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por agustinadearagon » Mié Feb 22, 2012 8:38 pm

Cuando se generaliza se cometen injusticias, por supuesto, pero también es cierto que dentro de las comunidades existen rasgos que se reproducen de manera mayoritaria. El clima, el terreno, las circunstancias parejas hacen que el caracter, el temperamento de los individuos pueda asemejarse. El vivir bajo una misma influencia cultural y bajo unas mismas constumbres uniformiza bastante.
"Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro quizá esté muy oscuro para leer". G.M.

Avatar de Usuario
Ginebrino
Mensajes: 2257
Registrado: Sab Nov 26, 2011 12:00 am
Ubicación: Entre Pinto y Valdemoro

Mensaje por Ginebrino » Mié Feb 22, 2012 8:41 pm

agustinadearagon escribió:Cuando se generaliza se cometen injusticias, por supuesto, pero también es cierto que dentro de las comunidades existen rasgos que se reproducen de manera mayoritaria. El clima, el terreno, las circunstancias parejas hacen que el caracter, el temperamento de los individuos pueda asemejarse. El vivir bajo una misma influencia cultural y bajo unas mismas constumbres uniformiza bastante.

Da gusto leer a esta mujer

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Mié Feb 22, 2012 8:42 pm

Endeavour escribió;

Evidentemente no se puede generalizar. Y es lo que me gusta tanto de los españoles como de los italianos. Que no se puede generalizar.


Bravo! Stoy de molto acuerdo. Los estereotipos son peligrosos. Trabajo rodeada de españoles, ingleses, alemanes, austriacos, suecos, italianos, finlandeses e irlandeses. Somos todas personas con sus más y sus menos..... :D

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Mié Feb 22, 2012 9:24 pm

Tampoco a mí me gustan especialmente las generalizaciones. Miro a mi país y me asombra lo poco que pueden tener en común un cordobés y un asturiano, por ejemplo. Ni clima, ni folclore, ni costumbres. Vamos, que seguramente es que ni comemos lo mismo. Y eso no hace que unos sean mejores que otros, desde luego. Ni tampoco convierte a unos en más españoles que los otros.

Así que imagino que pueda pasar lo mismo en otros países. De hecho estoy casi segura de que pasa. Esas "dos Italias" que menciona Arturo seguramente no sean dos, sino cientos. Como cientos de Españas, de Holandas o de Argentinas. Generalizamos "pa entendernos", pero no, no suele ser justo.
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6241
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Jue Feb 23, 2012 9:17 am

Completamente de acuerdo, Romarie: mi cuñado es rubio, tiene los ojos azules, habla bajito, despacio y bastante poco y...¡es italiano!
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Jue Feb 23, 2012 9:22 am

Lenka escribió:Generalizamos "pa entendernos", pero no, no suele ser justo.


Eso es una verdad muy grande, pero también lo es lo que dice Agus. Que siempre hay unos rasgos, que a lo mejor se dan más en unas zonas que en otras, pero siempre hay algo característico que tiende a darse en la mayoría de la población de un país. No tiene por qué ser físico, puede ser la forma de actuar ante determinadas situaciones, o algo así. ¿Por qué si no cuando estás en el extranjero, reconoces a la legua a un grupo de españoles? ¿Eh? :lol: :lol:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Responder