07.11.2013 - 'Caza al amanecer'

Los artículos de la columna de Pérez-Reverte en ‘El semanal’ y otros escritos suyos

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14021
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

07.11.2013 - 'Caza al amanecer'

Mensaje por Rogorn » Dom Nov 10, 2013 12:15 am

'CAZA AL AMANECER'
Cuadro escrito y asesorado por Arturo Perez-Reverte

Imagen

En la noche del 2 al 3 de noviembre de 1805, la goleta mercante española 'Alejandra' (186 toneladas y diez cañones de 4 libras), tras largo y duro viaje de 81 días desde Veracruz, cruzando el Atlántico con carga de grana, azúcar, tabaco y palo de tinte, intenta entrar en la ría de Pontevedra aprovechando la oscuridad para burlar el bloqueo de la escuadra británica que patrulla la costa.

Retrasada por encalmadas y vientos contrarios, la primera luz del día alcanza a la embarcación aún fuera de la ría, siendo avistada por dos fragatas enemigas que de inmediato emprenden la caza. Amurada la goleta a babor y con todo el trapo arriba, mientras el enemigo dispara contra su arboladura intentando dejarla sin maniobra y detenerla, la tripulación de la 'Alejandra' se juega el todo por el todo y fuerza vela: la roda machetea con violencia la marejada, ciñendo a rabiar el viento nornordeste con la lona tensa al límite y crujiendo palos, gavias y jarcia, a fin de dejar atrás la punta de la Galera e internarse en la ría antes de que las fragatas la alcancen. Cinco horas después, tras larga y azarosa persecución, la goleta fondeará a salvo, bajo la protección de las baterías de los fuertes españoles.

Cuadros Últimos (blog de Augusto Ferrer-Dalmau), 7 de noviembre de 2013

http://cuadrosultimos.blogspot.co.uk/20 ... necer.html

Imagen
Última edición por Rogorn el Dom Nov 10, 2013 12:53 am, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14021
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Dom Nov 10, 2013 12:47 am

'Caza al amanecer'
Begoña Marín - intereconomia.com - 10/11/2013

Mañana la trayectoria de Augusto Ferrer-Dalmau dará otro viraje. Y él lo sabe. Este lunes por la tarde presentará su nuevo cuadro 'Caza al amanecer' junto a Arturo Pérez-Reverte en Marín, Pontevedra. Nada hace presagiar novedad alguna: desayunará un café con leche fría, recogerá al autor de 'El club Dumas' en la estación de Valladolid, donde vive el pintor; se turnarán el volante de su todoterreno hasta avistar mar; contestará a unas diez llamadas de su galerista, su editor y algún cliente que quiere saber cuándo estará listo su cuadro; pronunciará unas palabras ante el “¡ohhh!” del auditorio de la Escuela Naval Militar; ajustará una sonrisa, su mirada de los mil metros, se deshará en agradecimientos y se marchará a dormir, o al menos lo intentará. Habrá culminado el tercer momento clave de su carrera.

Por primera vez un escritor y un pintor se alían para crear un icono de la patria española. Arturo Pérez-Reverte ha redactado el guión de 'Caza al amanecer', un homenaje a los marinos que, embutidas las tripas de sus fragatas con grana, azúcar y tabaco de las Américas, sortearon a los piratas ingleses hasta arribar a costas gallegas hace más de dos siglos. “Hay que ser español para pintar algo así. Si Arturo fuera suizo, no podría haber escrito 'La tabla de Flandes' como lo hizo, ni yo pintar 'Rocroi. El último tercio'”, indica Ferrer-Dalmau.

Este último cuadro, por cierto, es el segundo de sus tres hitos. En 'Rocroi' reflejó “hombres brutales, crueles, arrogantes, amotinadizos y broncos, sólo disciplinados bajo el fuego, que todo lo soportaban en cualquier degüello o asedio, pero que a nadie –ni siquiera a su rey– toleraban que les alzase la voz”. Así describía Pérez-Reverte una obra de la que tuvo conocimiento desde el primer casco negro marfil que dejó secar en el lienzo. “El cuadro tiene para mí un sentido especial, pues nació de una conversación con el pintor mientras despachábamos un cordero con cuscús en un restaurante de Madrid. Un lienzo crepuscular, fue la idea, que reflejase la soledad y el ocaso, la derrota orgullosa, el impávido final simbólico de la fiel infantería que durante dos siglos, desde los Reyes Católicos a Felipe IV, hizo temblar a Europa”.

“Y de aquellos polvos, estos lodos”, como acostumbra a apostillar Ferrer-Dalmau. Entre ambos comenzó una amistad a camisa suelta, de camaradas, donde la vergüenza esconde la cabeza y para llorar hace falta gallardía. Cada vez que a un obra importante le quedan las últimas pinceladas el teléfono de Pérez-Reverte suena y se oye “Arturo, necesito que veas el cuadro". Y en cuanto tiene un minuto, coge su trenca de piel vuelta y se presenta en el estudio. Allí encuentra al pintor y su obra, con una humedad de placenta y el olor a trementina tras el parto. Entonces mira fijamente la “cara de hijo de puta” de los soldados que han sobrevivido a una masacre. Y le estremece el ojo lisérgico de un caballo enterrado bajo cuerpos apuñalados a torniquete. Sonríe y dice: “Lo has clavado, cabrón”. A cambio le pide que dibuje un perro, como el podenco llamado Canelo de 'Rocroi', o el infante tamborilero atravesado por un disparo de 'La batalla de San Marcial'. Y Ferrer-Dalmau lo pinta, claro. Es su trato.

En 'Caza al amanecer' la colaboración ha ido más allá. Durante tres semanas, el pintor de batallas acudió a la casa de Pérez-Reverte en Madrid para asesorarse. El escritor de 'La batalla de Trafalgar' [sic] atesora una biblioteca naval con miles de volúmenes. “Es uno de los mayores expertos en temas marítimos”, puntualiza. Entre copas de vino tinto “me explicó las mareas, cómo tenían que ir las velas en función del viento, estudiamos planos de barcos, maquetas, visitamos el Museo Naval guiados por el Almirante José Antonio González Carrión...”. Finalmente el escritor eligió la goleta que llevaría a la tripulación española, con la bandera mercante según el Decreto Real de 1787, y las dos fragatas inglesas. Fue muy preciso: “El velero debía tener parches y las velas cuarteadas”.Es la huella que dejan las horas y los días de navegación.

De esta manera Ferrer-Dalmau ha recuperado la temática de las marinas, que no pintaba desde sus inicios, a principios de los años noventa. En aquella época era un treintañero triunfador que había culminado sus expectativas en el sector textil. Y los pinceles se convirtieron en un nuevo reto para él. Las noches revival de la "gauche divine" barcelonesa fueron desplazadas por los días en los que dibujaba paisajes de Cadaqués, de la costa catalana. Sin más formación que el recuerdo de las tardes de infancia junto a su madre con un lienzo, comenzó a tomárselo en serio. “Mi marchante me pedía cada vez más cuadros para exponer. Parece que tenía éxito”, indica. Experimentó con el hiperrealismo hasta conseguir que su Gran Vía de Barcelona rivalizase con la de su admirado Antonio López; dio rienda suelta a su vena negra con una serie basada en cementerios, y hasta pintó un Cristo sin rostro cuya presencia infunde más respeto que Moisés tronando con las tablas de la ley. Pero este pirómano de temas encontró su motivo incandescente en la historia de España, en las batallas de los tercios, en personajes como Agustina de Aragón. Incluso se atrevió a inmortalizar a nuestras bases en Afganistán en el cuadro 'La patrulla', convirtiéndose en el único europeo en formar parte del la selecta International Society of War Artists. Este cuadro, por cierto, fue el tercero de sus iconos. Hasta hoy.

Mañana presentará una obra donde no hay caballos, ni soldados con alpargatas y sable de acero ni jóvenes rubios “hijos de una holandesa y medio tercio”. Sólo existe la mar picada y una goleta bateada por los vientos, las millas y las horas. Es la primera vez que se ha escrito un cuadro. Y lo sabe. Tomará una copa de Ribeiro, o quizá tres, y recorrerá los pasillos de la Escuela Naval Militar hasta su catre. Cerrará la puerta, se tumbará y no pegará ojo. Sólo escuchará los velámenes de su corazón macheteados por un pensamiento: 'Alejandra', su goleta.

Imagen

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14021
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Dom Nov 10, 2013 11:20 am

España necesita patriotas que den la batalla
Editorial de 'La Gaceta' - 10/11/2013

No es casualidad que Augusto Ferrer-Dalmau y Arturo Pérez-Reverte hayan unido su talento para crear el cuadro 'Caza al amanecer', que hoy ocupa la portada de nuestro periódico. No está ahí por su valor artístico, sino por su simbolismo. No hay duda de que esta última obra es otra excelente muestra de la virtud y la genialidad de nuestro pintor de batallas, que ya ha logrado superar con creces a su antecesor Cusachs sin haber llegado a los cincuenta años. Pero la importancia de su obra radica en la temática: la valentía de un grupo de mercantes españoles que escapan al pillaje de los ingleses. Sólo un español como él podría reflejar tan bien el sentimiento patrio. Sus cuadros son testimonio de la gallardía que nuestros soldados han demostrado en su lucha contra ingleses y franceses para defender la unidad nacional. 'Caza al amanecer' recrea un episodio de 1805 en el que una goleta española es perseguida con nocturnidad y alevosía por dos fragatas inglesas. Los marinos portan grana, azúcar, tabaco y palo de tinte traído de las Américas. Y defienden con su vida que ni un gramo de azúcar pueda caer en manos piratas para endulzar el té inglés de las cinco.

No es el único cuadro en el que Ferrer-Dalmau enarbola la bandera española. 'Rocroi. El último tercio' es la imagen más desgarradora de unos pobres españoles que, diezmados por el hambre, las noches al raso y las heridas de sable, se enfrentan a su última batalla. En su obra no faltan los soldados que atraviesan parajes nevados con el único calor de una capa negra, el lomo del caballo que montan, y el reflejo del vaho en un riachuelo escarchado. Varias de sus obras aparecen con un “Viva España” al lado de su firma. Y la muerte por la patria es dulce hasta en la cara de un niño, como su tamborilero baleado en 'La batalla de San Marcial'.

Augusto Ferrer-Dalmau está a un paso de la inmortalidad. No sólo porque ya aparezca en los libros de historia del Arte, sino también por las frases lapidarias que ha dejado para las hemerotecas de los periódicos. “Nunca pintaría un ejército catalán”, aseguraba hace ahora exactamente medio año en 'La Gaceta'. Exiliado catalán, renunció a su lugar de nacimiento por sus ideales. Corajudo, bravo y sobrado de idealismo, a Ferrer-Dalmau sólo le falta decir que “restablecería la guillotina”, como declaraba Arturo Pérez-Reverte en la presentación de una de sus novelas.

En España es difícil tener éxito, y más si eres patriota. Él lo sabe muy bien. Gran parte de sus seguidores son america­nos, franceses o incluso ingleses. Es el único europeo miem­bro de la International Society of War Artists y ha recibido varias ofertas para pintar ejércitos extranjeros. De momento tiene encargos aquí para los próximos dos años. Esperemos que siga con nosotros. Necesitamos patriotas con su talento.

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Dom Nov 10, 2013 6:45 pm

Cuán entrañablemente hermoso es esto, pardiez.
Leyéndolo se me ensancha el corazón, sencillamente, como rezan los sobrios versos de la vieja Canción del Soldado.
<div>El último que apague la luz.</div>

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6241
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Dom Nov 10, 2013 9:54 pm

En el diario de Intereconomía se escribió:Corajudo, bravo y sobrado de idealismo, a Ferrer-Dalmau sólo le falta decir que “restablecería la guillotina”, como declaraba Arturo Pérez-Reverte


Faltaba decir eso y a quiénes mandaría a ella. No conozco el pensamiento de Ferrer-Dalmau, pero siendo amigo del cabrón del Reverte, tal vez hubiera sorpresas y se lleva el gato a la guillotina.
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Dom Nov 10, 2013 10:43 pm

El_Curioso_Impertinente escribió: el gato


:wink:
:wink:
:wink:

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14021
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Dom Nov 10, 2013 11:12 pm

El_Curioso_Impertinente escribió:
En el diario de Intereconomía se escribió:Corajudo, bravo y sobrado de idealismo, a Ferrer-Dalmau sólo le falta decir que “restablecería la guillotina”, como declaraba Arturo Pérez-Reverte


Faltaba decir eso y a quiénes mandaría a ella. No conozco el pensamiento de Ferrer-Dalmau, pero siendo amigo del cabrón del Reverte, tal vez hubiera sorpresas y se lleva el gato a la guillotina.

Aparte, Reverte no ha dicho que "restablecería la guillotina". Que debió haberla en el pasado, sí:

-MrErreka: ¿No cree que deberíamos volver a la época de la guillotina y, además, aplicársela a diversos banqueros?
-Ya no podemos. Se nos pasó el arroz. Tuvimos la ocasión entre finales del XVIII y principios del XIX y la perdimos. Ahora es tarde.

-NataliaPastor: Imagino que tras leer 'El primer naufragio' se te habrán quitado las ganas de lamentar la ausencia de guillotina en España.
-Sigo lamentando la ausencia de guillotina en el XVIII en España. Tras ese sarampión habría venido la cura. Males llevan a bienes. Escaparon todos a la guillotina en su momento, y así nos va. Todos siguen ahí.

-dsdlatronera: Bon dia, Don Arturo. Deseando de leer un artículo suyo sobre el 15M o las elecciones y los relevos de chorizos.
-¿Relevo de chorizos? Será en algunos lugares, porque en otros sigo viendo a los mismos. Más los aforados nuevos. Como dije alguna vez, la mejor máquina de cortar chorizos es una guillotina. Pero se nos pasó el siglo de eso. Estábamos demasiado ocupados aplaudiendo a reyes, santiguándonos ante curas y gritando "Vivan las caenas".

-aitoryuste: Cuando no habla de escopetas, habla de colgar. Con usted los paseos serían disciplina olímpica. Miedo da.
-Es que a lo mejor ése fue el problema, como digo siempre. Que aquí en el XVIII se guillotinó poco. Ahora ya no son tiempos, claro. Se perdió la ocasión de ponernos al día.

-ArquiLand: ¿Sabe usted que han abierto en Madrid una tienda de guillotinas?
-Las guillotinas nos habrían hecho mucha falta hace un par de siglos, cuando las cabezas eran recolectables. Hoy quedaría feo. A Robespierre iba a irle Artur Mas con referéndums...

Dicho lo cual:

-SamoBozanovic: Soy un nostálgico de aquella guillotina que no tuvimos.
-Al paso que vamos, tal vez no deba perder usted la esperanza.

-JamiGP: Una República presidida por el Cayo Lara de turno no estaría mal para acabar de decidirnos a hacer el petate y emigrar.
-Una noche, hace mucho, cené con Cayo Lara. Solos. Llamó él y pagué yo. Tuvo la amabilidad de preguntarme qué opinaba. "Guillotina y obispos deportados a Roma", le dije. Me miró muy serio cinco segundos y respondió: "Hombre, tampoco es eso..." No me volvió a llamar nunca más.

-peposaez: ¿El Pérez-Reverte del 2500 escribirá que en España hicieron falta guillotinas en los 2000?
-Guillotinas, no. Napalm. Lo que ahora hace falta es mucho napalm. Y aún así, se escaparían los de siempre.

-Fernandoescapa: ¿Cree usted en la república?
-Creo en una república regida por hombres y mujeres cultos, honrados y decentes. Consiga un centenar y yo pago la guillotina.

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6241
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Dom Nov 10, 2013 11:39 pm

Rogorn escribió:Aparte, Reverte no ha dicho que "restablecería la guillotina". Que debió haberla en el pasado, sí: .


Cierto: no se puede restablecer lo que nunca estuvo establecido. Para conciliar el último e inevitable rigor de la justicia con la humanidad y la decencia en la ejecución de la pena capital, lo que restablecerían algunos sería el garrote vil :evil:
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14021
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Dom Nov 10, 2013 11:52 pm

No, pero me refiero (más allá del tecnicismo del método específico usado para hacer dejar de fumar a alguien) a que no está pidiendo ningún tipo de violencia contra los políticos. Que a veces lo ves todo rojo y lo deseas mentalmente durante unos minutos, vale, pero precisamente por todo lo que ha leído y visto, está claro que aunque antes esa era la manera de hacer las cosas, ahora mismo no lo es.

Ahora, figuradamente... :twisted:

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Lun Nov 11, 2013 9:26 am

Imagen

Imagen

Imagen
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
julito
Mensajes: 2786
Registrado: Jue Jun 08, 2006 11:00 pm
Ubicación: León alatristero

Mensaje por julito » Lun Nov 11, 2013 10:19 am

No pide guillotina ahora, pero sí napalm. No sé qué será peor, juas.
Y pues quien le trae al lado
es hermoso, aunque sea fiero,
poderoso caballero
es don Dinero

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Lun Nov 11, 2013 7:20 pm

bowman escribió:Leyéndolo se me ensancha el corazón, sencillamente, como rezan los sobrios versos de la vieja Canción del Soldado.


Desconocía esa patriótica canción, que primeramente había confundido con ésta, que tampoco conocía.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14021
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Nov 11, 2013 10:45 pm

Imagen

Pérez-Reverte presenta en Marín el cuadro 'Caza al amanecer'
Marcos Gago - lavozdegalicia.es - 11/11/2013

El escritor y académico Arturo Pérez-Reverte presentó esta tarde en la Escuela Naval de Marín el cuadro 'Casa al amanecer', un lienzo creado por Augusto Ferrer-Dalmau. La obra reproduce la fuga de una goleta española que logra romper el bloqueo naval que la flota británica impuso a mediados del siglo XVIII a la costa española. La goleta, una embarcación anónima que sirve como homenaje a todas las que se enfrentaron a situaciones parecidas, está descrita a la entrada en la ría de Pontevedra, navegando a todo trapo, sorteando los buques ingleses y con las islas de Ons y Onza al fondo.

La presentación del cuadro se realizó en la Escuela Naval porque esta pieza se exhibirá en el pañol histórico de la institución castrense de la Armada española, después de que su propietario, un marino pontevedrés, decidiese cederla en depósito a la institución. En el acto oficial estuvieron presentes el director de la Escuela Naval, José Luis Sobrino Pérez-Crespo, autoridades civiles y militares de Marín y de la provincia y de otras partes de Galicia.
Última edición por Rogorn el Lun Nov 11, 2013 10:57 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Lun Nov 11, 2013 10:47 pm

Es un cuadro precioso.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14021
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mar Nov 12, 2013 12:32 am

A historia da goleta 'Alexandra' contada por Pérez Reverte
Iolanda Fernández - duvi.uvigo.es - 11/11/2013

O 21 de outubro de 1805, no marco da terceira coalición iniciada por Inglaterra, Austria, Rusia, Nápoles e Suecia para intentar derrocar a Napoleón Bonaparte, tivo lugar a Batalla de Trafalgar. Unha dura contenda naval na que os exércitos franceses e españois, baixo os mandos de Pierre Villenueve e Federico Gravina respectivamente, se enfrontaron á armada británica liderada polo vicealmirante Horatio Nelson quen obtivo finalmente a vitoria. Pouco tempo despois desta batalla, concretamente na madrugada do día 2 ao 3 de novembro, a goleta 'Alexandra' intentaba regresar a porto despois dunha longa viaxe. Aínda que tanto o capitán coma a tripulación descoñecían o acontecido en Trafalgar, pronto se decataron da presenza de varias fragatas inglesas que poderían dificultar ou incluso impedir a súa entrada na ría de Pontevedra.

Así comezou Arturo Pérez-Reverte unha pequena historia inspirada no último cadro do pintor realista Augusto Ferrer-Dalmau, 'Caza ao amencer', que este luns foi presentado na Escola Naval Militar de Marín ao abeiro da Cátedra Almirante Álvarez Ossorio que promove a Universidade de Vigo. Continuando co relato, o escritor e xornalista, explicou ante os asistentes como o capitán da goleta decidiu pór rumbo a terra ben entrada a noite sen contar co vento ao seu favor. Coas primeiras luces do día, 'Alexandra' foi rapidamente localizada polas fragatas inglesas, intre no que o capitán lle ordenou á súa tripulación pór rumbo cara Pontevedra a sabendas de que os ingleses non lle dispararían á goleta xa que viña cargada de azucre e máis de tabaco. Xusto ese momento de máxima tensión é o que o Augusto Ferrer-Dalmau plasma no seu último cadro, unha obra apadriñada polo escritor murciano e que permanecerá custodiada nas instalacións da Escola Naval Militar de Marín.

Despois de moito cavilar, Arturo Pérez Reverte, descubriu recentemente outro dos enigmas desta goleta chamada 'Alexandra' e da súa aventura para chegar a porto. Fixándose na pintura, o novelista caeu na conta de que para aumentar a velocidade da súa embarcación, foi moi posible que o capitán lles ordenase aos seus homes tirar pola borda os 10 canóns que levaban na cuberta, usados na época como lastre para cadrar o peso neste tipo de embarcacións mercantís. Dúas horas despois do momento que retrata Augusto Ferrer-Dalmau, a goleta estaba de novo en territorio galego.

Imagen

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14021
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mar Nov 12, 2013 10:45 am

(Encontrado por Ada)

Españoles contra ingleses, contado en Marín por Arturo Pérez-Reverte
Ángeles Pazos - diariodepontevedra.galiciae.com - 12/11/2013

Un nombre de mujer, 'Alejandra'; un pedazo de historia de España, el mar y una amistad. Estos son los ingredientes que hicieron posible que ayer la Escuela Naval Militar de Marín recibiese la visita de un "alumno aventajado", el periodista y novelista Arturo Pérez-Reverte.

«Yo soy de Cartagena y para mí un marino, un uniforme azul con coca en la bocamanga es algo familiar desde niño y aquí estoy como en mi casa. Me muevo por la Escuela Naval como por Cartagena o por Cádiz, es un ambiente muy familiar, reconozco las buenas, viejas y nobles costumbres de los marineros de guerra, con los que tantos recuerdos vienen», afirma el escritor. Lo dice después de pasar varias horas en el centro castrense en las que ha tenido ocasión de recorrer las instalaciones y conocer su Pañol Histórico teniendo a su lado al pintor especializado en temática militar Augusto Ferrer-Dalmau.

La presentación del cuadro ‘Caza al amanecer’ de Dalmau es, en el marco de la Cátedra Álvarez Ossorio de la Escuela Naval, la culpable de que ayer en Marín se hablase de la Marina mercante española de 1805, de sus viajes a América, de sus peripecias para burlar el bloqueo que los ingleses ejercían en nuestras costas... Y todo ello narrado de la boca de Pérez-Reverte. El que desgrana con idéntico detalle la mismísima batalla de Trafalgar (con la derrota española a manos de los ingleses) que las guerras de los Balcanes y del Golfo, vividas en primera persona en sus intensos años como reportero de guerra.

«Yo le conté una historia sobre la que pintar un cuadro y él (Dalmau) la ‘escribió’ sobre el lienzo con formas, colores y trazos», explica, sobre la goleta 'Alejandra', que sí burló a los ingleses. «Va siendo hora de que en España haya cultura y contemos la historia militar. Me gusta y me motiva contar nuestras batallas», aseguró Augusto Ferrer en su intervención en la presentación de su obra. Pérez-Reverte, acérrimo defensor de la idea del conocimiento de la propia historia, aseguró incluso que «reivindicar esta pintura es un acto de amor a la historia de España». En esta ocasión, el lienzo describe una acción heroica y arriesgada, que bien podría formar parte de cualquier novela de Pérez Reverte, podría ser cualquiera de las muchas aventuras del Capitán Alatriste.

En la madrugada del 2 al 3 de noviembre de 1805 una goleta de la Marina mercante española regresa cargada de mercancía de América e intenta entrar en la ría de Pontevedra...; «pero las fragatas inglesas están patrullando la costa. La tripulación de la Alejandra intenta ir por las Cíes para meterse a Pontevedra por la noche, pero no hay suerte, el viento es contrario y todo es una pérdida de tiempo. Amanece y aún están fuera de la ría», comienza a relatar Pérez-Reverte a un auditorio que abarrota el salón de actos de la Escuela Naval y que le escucha ensimismado.

La goleta tiene que enfrentarse entonces a un dilema: huir al sur, donde la alcanzarán los ingleses o «viendo que tengo la ría ahí, con viento favorable, jugármela», relata el escritor. Ese momento de máxima tensión con la goleta exprimiendo sus recursos al máximo tras un viaje de 81 días desde el continente americano es el que recoge la escena pintada por Augusto Ferrer-Dalmau.

«¿Por qué esta escena y no otra? Es una goleta normal y corriente de la Marina mercante que está rompiendo el cerco de aquella época», explica. Es, en realidad, la figura del héroe a la que tantas veces apela Pérez-Reverte. «Siempre hay un justo en Sodoma», reiteró el autor ayer en Marín. La representación de la goleta 'Alejandra' quiere ser un homenaje a Galicia, a sus marineros. «Quería que representara a los marinos de la época, que fuera anónimo y que fuera único», apostilló Reverte.

Quizás por ello en el cuadro no aparecen personas, solo la goleta en primer plano, seguida por las dos fragatas inglesas que quieren apresarla, el mar y allá al fondo la isla de Ons. «Hasta la localización del cuadro es absolutamente rigurosa. Augusto consultó cartas náuticas y derroteros antiguos para situar el barco», añadió, no sin que el autor de la obra intervenga para elogiar la labor de asesoramiento que el escritor le prestó para recrear la escena.

Augusto Ferrer quería, necesariamente, que el cuadro se ambientase en Pontevedra. La persona que se lo encargó es de Pontevedra y marino, de ahí que el pintor se embarcase en la historia naval (antes había pintado batallas terrestres y soldados, no marinos), solicitando la colaboración de Pérez-Reverte, y de ahí que la presentación del mismo se hiciese en la Escuela Naval, ya que el cuadro ha sido cedido temporalmente por su dueño a la academia militar.

‘Caza al amanecer’ ha sido para Augusto Ferrer como su bautizo de mar, del que ha salido airoso. «Augusto ha hecho algo magnífico, y es que ningún marino profesional le ha encontrado ni una sola pega. Es un cuadro perfecto desde el punto de vista marinero, aparte de la belleza artística», resaltó Pérez-Reverte. Un alumno de la Escuela Naval podría decirse que hizo ayer un nuevo encargo al prestigioso pintor, planteándole durante el coloquio posterior a la presentación la posibilidad de que en un futuro retratase sobre el lienzo el buque escuela de la Armada, el Juan Sebastián de Elcano. «Sin duda», respondió Ferrer entre las risas de los presentes.

Sobre la mesa se pusieron a continuación inquietudes militares en relación a la estrategia llevada a cabo por la goleta 'Alejandra' para sortear el bloqueo inglés, el cambio en la trayectoria profesional de Arturo Pérez-Reverte de periodista a escritor y la defensa del conocimiento de la historia «porque nadie entiende lo que somos si no entiende lo que fuimos», recalcó una vez más el escritor, apuntando a la educación como el vehículo para conseguirlo. Y el cuadro de Augusto Ferrer viene a completar esa labor de difusión de la historia española, que ha hecho posible que su autor sea el primer español en ingresar en la prestigiosa International Society of War Artists.

¿Podría Pérez-Reverte ambientar una de sus novelas en Pontevedra o Galicia? «Nunca se sabe», respondió. «Uno va contando historias y a medida que uno cuenta historias van saliendo temas. Aunque yo los marinos gallegos ya los tocaba en ‘La Reina del Sur’, había uno que se llama Santiago Fisterra, que es un experto en lanchas planeadoras (ríe, sabiendo que no se trata de un honrado marinero, sino de un traficante). Pero bueno, es gallego y ya hago un homenaje a los duros marineros gallegos. Así que ya he tocado el tema, pero no sé si en el futuro haya alguno más», concluyó.

Por el momento, habrá que conformarse con su narración sobre el momento histórico que representa el cuadro ‘Caza al amanecer’ de Augusto Ferrer.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14021
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mar Nov 12, 2013 10:49 am

La historia de "Caza al amanecer", el último cuadro de Augusto Ferrer-Dalmau, contada por Pérez Reverte
potevedraviva.com - 12/11/2013

Una goleta española logra romper el bloqueo naval que la flota británica había impuesto a mediados del siglo XVIII a la costa española tras la batalla de Trafalgar. Se llama 'Alexandra' y su aventura se recrea a la entrada de la ría de Pontevedra. Es la historia que, narrada por el escritor Arturo Pérez-Reverte, cuenta 'Caza al amanecer', el último cuadro del pintor realista Augusto Ferrer-Dalmau, que fue presentado este lunes en la Escuela Naval de Marín.

La presentación del cuadro se realizó en la institución castrense porque esta pieza se exhibirá en su pañol histórico, tras ser cedida en depósito por su autor, que para pintarla se documentó en la extensa biblioteca naval de Pérez-Reverte. Fue en el transcurso de un acto de la Cátedra Almirante Álvarez Ossorio que promueve la Universidade de Vigo y en el que, entre otros, participó como padrino el periodista y escritor murciano.

Pérez-Reverte recordó que el 21 de octubre de 1805, en el marco de la tercera coalición iniciada por Inglaterra, Austria, Rusia, Nápoles y Suecia para intentar derrocar a Napoleón Bonaparte, tuvo lugar a Batalla de Trafalgar. Una dura contienda naval en la que los ejércitos franceses y españoles, se enfrentaron a la armada británica liderada por el vicealmirante Horatio Nelson quien obtuvo finalmente la victoria. Poco tiempo después de esta batalla, en la madrugada del día 2 al 3 de noviembre, la goleta 'Alexandra', que sirve como homenaje a todas las embarcaciones que vivieron episodios similares, intentaba regresar a puerto tras un largo viaje. Aunque tanto el capitán como la tripulación desconocían lo acontecido en Trafalgar, pronto se enteraron de la presencia de varias fragatas inglesas que podrían dificultar o incluso impedir su entrada en la ría de Pontevedra.

Así comienza la pequeña historia inspirada en el cuadro de Augusto Ferrer-Dalmau. Continuando con el relato, el escritor explicó cómo el capitán de la goleta decidió poner rumbo a tierra bien entrada la noche sin contar con el viento a favor. Con las primeras luces del día, 'Alexandra' fue rápidamente localizada por las fragatas inglesas. El capitán le ordenó a la tripulación poner rumbo hacia Pontevedra a sabiendas de que los ingleses no dispararían a la goleta ya que venía cargada de azúcar y de tabaco. Justo ese momento de máxima tensión es el que el autor plasma en la pieza.

Después de mucho cavilar, Arturo Pérez-Reverte descubrió recientemente otro de los enigmas de esta goleta y de su aventura para llegar a puerto. Fijándose en la pintura, el novelista cayó en la cuenta de que para aumentar su velocidad, fue muy posible que el capitán les ordenara a sus hombres tirar por la borda los 10 cañones que llevaban en la cubierta, usados en la época como lastre para cuadrar el peso en este tipo de embarcaciones mercantiles. Dos horas después del momento que retrata Augusto Ferrer-Dalmau, la goleta estaba de nuevo en territorio gallego.

Avatar de Usuario
Finea
Mensajes: 470
Registrado: Jue Ago 10, 2006 11:00 pm
Ubicación: Granada

Mensaje por Finea » Mar Nov 12, 2013 2:20 pm

Un cuadro hermoso. Qué precioso cielo y qué movimiento, qué fuerza, me encanta.

Ultimamente clamo mucho por la guillotina, pero es cierto que el garrote vil es más nuestro...nos pega más. La eficacia y la limpieza nunca han sido virtudes españolas.

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Mié Nov 13, 2013 10:58 am

Ángeles Pazos, en diariodepontevedra.galiciae.com, escribió:
«Va siendo hora de que en España haya cultura y contemos la historia militar. Me gusta y me motiva contar nuestras batallas», aseguró Augusto Ferrer en su intervención en la presentación de su obra.


Hombre, ¿es que no se han contado poco? La verdad es que no sé muy bien a qué se refiere Ferrer-Dalmau. Sagunto, Numancia, Munda, Guadalete, Salado, Clavijo, la conquista de Mallorca, Navas de Tolosa, la toma de Granada, Ceriñola, San Quintín, Flandes… así, a pelo y sólo de memorieta. Será por batallas y heroicidades, desde Viriato al buen cabo Alemán Ramírez, caballero laureado de voz clara.

http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.e ... 8/011.html

Eso sí, sobre la batalla del Trocadero, silencio total. Tuvo uno que ponerse a preguntar en París y en francés con dieciocho añitos porqué lugar tan emblemático de la capital francesa llevaba nombre tan español. Y ponerse a atar cabos.

En fin, que servidora se crió oyendo contar las glorias y fastos militares de una nación que, vamos a decirlo todo, no gana una batalla a un ejército extranjero, qué sé yo, desde Bailén lo menos. En cuanto a la última gran batalla librada en suelo español, la del Ebro, mejor corremos un velo: cuando se repasa la historia del batallismo español, siquiera sea someramente, sorprende lo que parece gustarnos batallar contra nosotros mismos. ¿Cómo contar, por ejemplo, las tres* guerras carlistas que arrasaron el siglo XIX sin dejar enfriar la ruina que había dejado la guerra de la Independencia? Este cura ve que episodios como el bombardeo de Bilbao, el saco de Cuenca o el sitio de Morella cabalgan, lamentablemente, entre lo trágico y lo chusco y que sus héroes, desde el general Concha a Zumalacárregui y el Tigre del Maestrazgo, parecen salidos de los espejos del callejón de Álvarez Gato más que de plumas como la de Pedro Antonio de Alarcón. Con todo eso es difícil construir relatos épicos de los que sentirse orgulloso, y bien que lo siento, por más que lo intentaran, ya en el siglo XX, epígonos de Alarcón como el Tebib Arrumi o don Manuel Aznar, también corresponsales en África.

En todo caso, esa historia militar que pide Ferrer Dalmau debiera contener TODA la Historia Militar Española, toda, no sólo relatos de batallas que, en plan abuelo cebolleta, recojan lo que los 'héroes' hicieron en ellas, que es el discurso que se viene haciendo desde don Fernando de Herrera, lo menos: un discurso pelín gastado a estas alturas, pienso yo, si exceptuamos las aportaciones de Galdós, Baroja y Valle, tan diferentes entre sí, por otra parte. En este amanecer del siglo XXI, la Historia es una ciencia compleja que exige también un sólido relato de todo lo demás: el relato de la historia militar que se desarrolló fuera de los campos de batalla. A lo de cuenta lo que fuimos, Íñigo, añadiría yo pero cuéntalo todo, cabrón. Insisto en que estaría bien. A ver si así nos encaramos de una puñetera vez con los esperpénticos fantasmas valleinclanescos, deformados héroes clásicos que nos acompañan como quijotes alucinados sin que sepamos ni queramos verlos ni sepamos tampoco qué hacer con ellos. Y, coño, ellos también somos nosotros.

Para empezar, sugeriría algunos 'clásicos' que ahondan en esa historia militar española, aún pendiente, que reclama Ferrer Dalmau como, por ejemplo, El militar de carrera en España, de Julio Busquets, o Ruido de sables: las conspiraciones militares en la España del siglo XX, del mismo autor y Juan Carlos Losada. O el monumental Imperio, de Kamen.

En palabras de Ferrer-Dalmau, va siendo hora de que en España haya cultura y contemos la historia militar. Pues nada, vamos a ello.

* Corrijo pues: no fueron cuatro, en efecto, sino tres las guerras carlistas. Mi somero conocimiento del tema me ha jugado una mala pasada. En efecto, hubo antes del derrocamiento de Isabel II un intento de golpe, asonada o 'pronunciamiento' un tanto alocado que no duró ni un mes y que no se puede llamar guerra, pese a que casi le cuesta la vida al pretendiente carlista al trono. Un episodio triste y siniestro que acabó con la ejecución de alguno de los militares implicados y en el que la sombra del esperpento se alarga y alarga. La historia militar española, desde luego, es algo más que 'batallas'. A veces es circo.
Última edición por bowman el Mié Nov 13, 2013 11:53 pm, editado 1 vez en total.
<div>El último que apague la luz.</div>

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Mié Nov 13, 2013 10:42 pm


Responder