222 - 05.10.1997 - El guardamarina Hornblower

Los artículos de la columna de Pérez-Reverte en ‘El semanal’ y otros escritos suyos

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Responder
Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14359
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

222 - 05.10.1997 - El guardamarina Hornblower

Mensaje por Rogorn » Jue Sep 11, 2014 8:48 am

EL GUARDIAMARINA HORNBLOWER

Los amantes de los relatos sobre el mar, con treinta nudos aullando en la jarcia, abordajes, astillazos y cañoneos penol a penol, estamos de enhorabuena. Por fin se ha iniciado en España la publicación de las aventuras completas del capitán Hornblower, de la marina británica. Una serie legendaria iniciada en 1937 por Cecil Scott Forester, que ya era mundialmente conocido desde un par de años antes por ‘La reina de África’. El protagonista de las novelas náuticas de Forester es Horatio Hornblower: un marino, coetáneo de Nelson, a quien también vimos en el cine, encarnado por Gregory Peck, en ‘El hidalgo de los mares’. Y nada resume mejor la fama mundial de los diez volúmenes en que están agrupados sus relatos y novelas, que las palabras con que cierto almirante inició una reunión de estado mayor durante la Segunda Guerra Mundial en vísperas de una batalla naval: «Caballeros, en nuestro lugar, ¿qué habría hecho Hornblower?”.

Imagen

Enmarcadas en la muy sólida tradición de la novela histórica anglosajona, las novelas de C.S. Forester constituyen la más importante aportación a la literatura del mar después de los relatos de Marryat, Stevenson, Melville y Conrad; y son un dignísimo antecedente de la serie de novelas sobre la armada inglesa escritas a partir de 1970 por Patrick O’Brian, y protagonizadas por Jack Aubrey y el doctor Maturin. Las narraciones de O’Brian son sin duda más reales, más intensas y más literarias. Pero los lectores adictos a ellas, los miembros de esa solidaria e inmensa tripulación que ha navegado fielmente a bordo de la ‘Sophie’, el ‘Polychrest’ o la entrañable ‘Surprise’, naufragado con el ‘Leopard’ o pasado al abordaje con Bonden, Pullings y los otros camaradas sobre la cubierta resbaladiza por la sangre de la ‘Torgud’, agradeceremos sin duda la traducción de las novelas de Forester. Para los que somos, por derecho, viejos amigos del capitán Aubrey, el encuentro con Horatio Hornblower, más rígido y menos simpático quizás que Jack El Afortunado, deparará, con toda certeza, el singularísimo placer de descubrir en él y en sus compañeros de mar y aventuras un grato aire de familia.

Imagen

Sólo dos puntos negros a señalar en el asunto. Uno es la mediocre edición con que la editorial Edhasa deshonra la serie, o al menos ‘El guardiamarina Hornblower’, que es el primero de los volúmenes publicados siguiendo -eso muy acertadamente- la cronología interna de los relatos. En contraste con las aventuras de Aubrey y Maturin, la serie de Hornblower aparece en pequeño formato, muy pobre de presentación, y sin tan siquiera un prólogo que haga justicia al autor o a la obra. Imperdonable, por cierto, si tenemos en cuenta que hasta la edición francesa en rústica de estas novelas, publicada en dos tomos por Omnibus en 1995, abundaba en prólogos, apéndices e ilustraciones siempre útiles y a veces imprescindibles. La otra pega corresponde al espíritu interno de la propia obra. Como ocurre con frecuencia en la novela histórica inglesa, el lector español puede sorprenderse al descubrir, en algunas páginas de Forester, que frente a la eficacia, disciplina, valor acrisolado y solidez moral de los súbditos de Su Majestad británica -majestad antepasada de la suegra de la difunta Diana Spencer- los marinos franceses son valientes pero torpes, y los españoles son cobardes, crueles, perezosos, desorganizados y poco limpios. Punto de vista que no es exclusivo del amigo Forester, sino característico, ahora y toda la vida, de un modo muy inglés de mirar el mundo; y que también se pone de manifiesto en otra serie histórica: las aventuras de Richard Sharpe, el supersoldado de Wellington creado por Bernard Cornwell, quien nos cuenta cómo la guerra de España contra Napoleón la ganaron los ingleses a pesar de los sucios españoles, que se pasaron las campañas huyendo ante el enemigo, durmiendo la siesta o tocándose los huevos.

Pero eso no es grave, ni empaña el placer de la lectura. Incluso con semejante punto de vista, las novelas del amigo Hornblower merecen mucho la pena. Todo es cuestión de, llegados al lugar en que se narra alguna vileza de las degeneradas razas ibéricas, acordarse de la reina Isabel tragándose el reciente marrón de su nuera, de la cara del Orejas con vocación de tampax, del actual estado del imperio británico, de las vacas locas, y de la puta que las parió. Luego puede uno soltar la carcajada, pasar tranquilamente la página y seguir leyendo, como si nada.

El Semanal, 5 de octubre de 1997

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Lun Sep 15, 2014 11:50 am

Han pasado siete años y no se ha hecho nueva edición con prólogo.
Respecto a la "pobre edición". Bueno, es un cartoné...pero la imagen de portada de varios de los títulos de la serie tiene una resolución espantosa
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Mar Sep 16, 2014 8:56 pm

Yo es que es leer "Aubrey" y se me ponen los pelos como escarpias. Cuando acabe de conseguir todos los libros de Jack el Afortunado, lo mismo me pico y me pongo con Hornblower. :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Mié Sep 17, 2014 8:13 am

Una recomendación previa,Remolina: La fuerza y el viento de Óscar Lobato.
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6241
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Dom Sep 21, 2014 5:13 pm

De Hornblower (en traducción libre "Soplagaitas", tiene narices la thing) compré y leí los dos primeros cuando se reeditaron en 1997. Y me gustaron, sí, pero ni de lejos como los de Jack Aubrey. Andevaparar.
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Dom Sep 21, 2014 7:46 pm

From the deservedly high character borne by the captain of the frigate which I was ordered to join, he was employed by Lord Collingwood on the most confidential services; and we were sent to assist the Spaniards in their defence of the important fortress of Rosas, in Catalonia. It has already been observed that the French general St. Cyr had entered that country, and, having taken Figueras and Gerona, was looking with a wistful eye on the castle of Trinity, on the south-east side, the capture of which would be a certain prelude to the fall of Rosas.

My captain determined to defend it, although it had just been abandoned by another British naval officer, as untenable. I volunteered, though a supernumerary, to be one of the party, and was sent: nor can I but acknowledge that the officer who had abandoned the place had shown more than a sound discretion. Every part of the castle was in ruins. Heaps of crumbling stones and rubbish, broken gun-carriages, and split guns, presented to my mind a very unfavourable field of battle. The only advantage we appeared to have over the assailants was that the breach which they had effected in the walls was steep in the ascent, and the loose stones either fell down upon them or gave way under their feet, while we plied them with every kind of missile. This was our only defence, and all we had to prevent the enemy marching into the works, if works they could be called.

There was another and very serious disadvantage attending our locality. The castle was situated very near the summit of a steep hill, the upper part of which was in possession of the enemy, who were by this means nearly on a level with the top of the castle, and on that eminence, three hundred Swiss sharpshooters had effected a lodgement, and thrown up works within fifty yards of us, keeping up a constant fire at the castle. If a head was seen above the walls, twenty rifle-bullets whizzed at it in a moment, and the same unremitted attention was paid to our boats as they landed.


http://www.gutenberg.org/files/21554/21 ... 1554-h.htm

The Naval Officer, or Scenes in the Life and Adventures of Frank Mildmay, Frederick Marryat.

Frank Mildmay o El oficial de la Marina Real : novela escrita en inglés / por el Capitán Marryat
Uno buscaba a Frank de la jungla y le salió esto:
http://cataleg.bnc.cat:2082/search~S13* ... C1%2C#*cat

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Mié Sep 24, 2014 12:50 pm

Ada escribió:Una recomendación previa,Remolina: La fuerza y el viento de Óscar Lobato.


Gracias guapa. :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Mié Sep 24, 2014 1:36 pm

Y está en bibliotecas públicas :lol: :lol: :lol:
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Mié Sep 24, 2014 3:36 pm

Ada escribió:Y está en bibliotecas públicas :lol: :lol: :lol:


Thanks again. :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6241
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Mié Sep 24, 2014 7:34 pm

Y su autor sale en La piel del tambor y La reina del sur. Se ve que se salió de cura y se hizo periodista :wink:
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Responder