675 - 11.06.06 ~ Parejas bonaerenses

Los artículos de la columna de Pérez-Reverte en ‘El semanal’ y otros escritos suyos

Moderators: Targul, Mithrand, Moderadores

675 - 11.06.06 ~ Parejas bonaerenses

Postby Corsaria on Tue Jun 06, 2006 1:32 pm

Barlés, no te ofendas, pero hoy habla de mi Buenos Aires querido, y te saco el honor de ser quien lo cuelga... solo por esta vez... ¿me perdonas? es que me encanta cuando habla bien de mi ciudad... Me crece el orgullo porteño...

PAREJAS BONAERENSES

El gesto de ternura es natural, sereno. Una mano acariciando la del otro casi con descuido. No furtiva, sino discreta. Los miro con atención y agrado. Es bueno que la gente se quiera, me digo. Son dos treintañeros correctísimos, el aire educado. Uno de ellos –el que acaricia la mano del otro–, muy bien parecido. Visten ropa deportiva pero buena, con un puntito de clase. El cabello lo llevan muy corto. Sobre la mesa, junto a los cafés y las medias lunas, hay un libro cuyo título no alcanzo a distinguir y una guía turística de la ciudad. Hablan bajo, en francés, y observan a la gente que pasea por la Recoleta, entre el café La Biela y la terraza. Es la segunda pareja de homosexuales que veo esta mañana, y la duodécima, o así, en los cinco días que llevo en Buenos Aires. Los he visto paseando por San Telmo, sentados en una taberna de la Boca, siguiendo admirados y atentos, en un local nocturno de Florida, las evoluciones de los tanguistas sobre el escenario. Gente mesurada, observo. Sin estridencias. Y eso me gusta. Una mariquita escandalosa incomoda tanto como un macho brutal y cervecero dando voces en la barra de un bar. Cosa de gustos. Se lo hago notar a Fernando Estévez, mi editor local y mi amigo desde hace diez años. Os estáis homosexualizando mucho por aquí, chaval, le digo. Aunque en plan bien. Cada año veo más parejas así. Gente agradable y guapa. O quizá guapa de puro agradable.

Fernando, que es heterosexual y bellísima persona, me mira inquieto, sin comprender. Por fin observa a la pareja, me ve sonreír, y sonríe a su vez, bonachón. Es lindo verlos así, tranquilos, ¿no?, dice. Le respondo que sí, que es lindo y tranquilizador. Además, de ese modo se despejan un poco las calles de Venecia, añado. Que ya están muy concurridas. Así que celebro que también aquí se apechugue con el asunto. Entonces Fernando me cuenta lo que sabe, poniéndome al día. En los últimos tiempos, Buenos Aires, esta ciudad bella y asombrosa –eso sí, a doce malditas horas de avión de Madrid–, se ha convertido en destino grato para parejas homosexuales con poder adquisitivo razonable. La guía GayBA 2006 señala centenar y medio de lugares amistosos, incluidos restaurantes, bares, salas de baile, milongas y una emisora de radio. También acaba de salir Guapo, una revista con ambiciones –en Argentina, la palabra guapo todavía define al bien plantado, animoso y valiente–, y aunque aquí no hay un barrio gay concreto como en Nueva York, París o Madrid, está prevista la construcción de un hotel de cinco estrellas especializado –el grupo es español, por cierto– en San Telmo, barrio popular lleno de tradición y vinculadísimo al tango: baile que, por historia y por estética, fue siempre uno de los grandes mitos del público homosexual. Además, ésta es una ciudad de precios adecuados para los visitantes, con oferta cultural abrumadora –librerías, bibliotecas, exposiciones, música, museos– y una vida nocturna llena de posibilidades y entretenimiento. Sin contar el hecho incuestionable de que en ningún lugar de América se ven tantos hombres y mujeres atractivos por metro cuadrado, y de que los argentinos son buena gente, parlanchines, amables y hospitalarios, excepto –ni siquiera los porteños son perfectos– cuando hablan de fútbol o de política. Por eso el número de turistas homosexuales en Buenos Aires se ha triplicado, dicen, en los últimos años; y ahora supone el veinte por ciento del turismo total. En su mayor parte son norteamericanos y europeos. ¿Y las mujeres?, pregunto. ¿Qué hay de ellas? Fernando encoge los hombros. También vienen mucho, responde; pero ésas arrastran más complejos que los hombres. Procuran pasar inadvertidas, quizá porque todavía les cuesta mostrar su homosexualidad. El machismo social, o el temor a éste, hacen que a dos señoras se les haga más cuesta arriba pedir, en un hotel, una cama de matrimonio. ¿Comprendes? Aunque todo se andará.

Mientras Fernando Estévez me cuenta todo eso, sigo observando a los dos hombres sentados en la mesa cercana. Al fin, cuando uno de ellos me mira, le sostengo la mirada porque no parezca rechazo descortés, y al cabo de un instante la aparto, para que tampoco piense –cada cual tiene sus opciones– que tocamos la misma tecla. Y me gustaría poder decirle de algún modo que, pese a todo, está bien. Que me alegra infinito que él y su compañero estén hoy aquí, juntos, serenos y afortunados. Haciendo, en la parte que les toca, más hermosa esta mañana de sol en la querida Buenos Aires.

El Semanal 11 de junio de 2006
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.
User avatar
Corsaria
 
Posts: 7731
Joined: Fri Dec 02, 2005 12:00 am
Location: Virreinato del Río de la Plata

Re: Patente de 11.06.06 ~ Parejas bonaerenses ~

Postby Corsaria on Tue Jun 06, 2006 1:39 pm

Corsaria wrote:Sin contar el hecho incuestionable de que en ningún lugar de América se ven tantos hombres y mujeres atractivos por metro cuadrado, y de que los argentinos son buena gente, parlanchines, amables y hospitalarios, excepto –ni siquiera los porteños son perfectos– cuando hablan de fútbol o de política.



Jajaja... otro que no conoce a las rosarinas... esas son las más lindas (al menos eso dicen los porteños)... y para hombres atractivos... ya todos lo saben: mis favoritos siguen siendo los charrúas... hablan con ese acento tan dulce, preparan unos mates buenísimos y unos asados riquísimos...

Y eso de que ni los porteños somos perfectos... vamos, si somos los mejores del mundo ¿o no era así? ¿era solo nuestra mente ególatra? ¿lo habrán torturado mucho con fútbol a este pobre hombre? ¿o lo habrán arrastrado a ver un Boca-River?
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.
User avatar
Corsaria
 
Posts: 7731
Joined: Fri Dec 02, 2005 12:00 am
Location: Virreinato del Río de la Plata

Postby wando on Tue Jun 06, 2006 3:18 pm

Tienes toda la razon
Hay que ser muy valiente para llevar el cipote azul
User avatar
wando
 
Posts: 115
Joined: Fri Dec 23, 2005 12:00 am
Location: Algeciras

Postby Barles on Tue Jun 06, 2006 3:53 pm

No seas boluda. Por supuesto que se te permite la licencia y que no te voy a cagar a trompadas ni nada por el estilo. :lol:
User avatar
Barles
 
Posts: 368
Joined: Sun Dec 18, 2005 12:00 am

Postby Corsaria on Tue Jun 06, 2006 4:00 pm

Ayyyyyyyyyyyyyyyy... menos mal... temía tu ira... igual, prometo no repetir esta infame acción...

Ahhhhhhhhh. Aunque me adelanto... feliz día para mañana, Barlés!
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.
User avatar
Corsaria
 
Posts: 7731
Joined: Fri Dec 02, 2005 12:00 am
Location: Virreinato del Río de la Plata

Postby juanrahig on Tue Jun 06, 2006 4:12 pm

muy buen articulo, si señor, me equivoco o es la primera vez que Arturo trata el tema de la homosexualidad?
User avatar
juanrahig
 
Posts: 5380
Joined: Fri Apr 15, 2005 11:00 pm
Location: el sur del sur

Postby Corsaria on Tue Jun 06, 2006 4:14 pm

Tiene uno sobre una pareja de gays en Venecia...
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.
User avatar
Corsaria
 
Posts: 7731
Joined: Fri Dec 02, 2005 12:00 am
Location: Virreinato del Río de la Plata

Postby juanrahig on Tue Jun 06, 2006 4:15 pm

Asias, Corsaria ahora entiendo esa referencia a Venecia.
User avatar
juanrahig
 
Posts: 5380
Joined: Fri Apr 15, 2005 11:00 pm
Location: el sur del sur

Postby Corsaria on Tue Jun 06, 2006 4:18 pm

Si lo encuentro lo cuelgo... pero no prometo... quizás sea mejor pedirselo a Barlés...
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.
User avatar
Corsaria
 
Posts: 7731
Joined: Fri Dec 02, 2005 12:00 am
Location: Virreinato del Río de la Plata

Postby CristinaOvede on Tue Jun 06, 2006 5:39 pm

Gracias Corsaria.
"No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente".
User avatar
CristinaOvede
 
Posts: 2459
Joined: Wed Sep 14, 2005 11:00 pm
Location: Zaragoza

Postby Corsaria on Tue Jun 06, 2006 5:42 pm

Qué lindo avatar nuevo, Cris!
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.
User avatar
Corsaria
 
Posts: 7731
Joined: Fri Dec 02, 2005 12:00 am
Location: Virreinato del Río de la Plata

Postby adosinda on Tue Jun 06, 2006 5:59 pm

Gracias Corsaria por colgar hoy tu el articulo... La verdad que el de esta semana es un articulo tranquilito. ¿Os habeis fijado en que no ha soltado ni un palabro?
User avatar
adosinda
 
Posts: 4974
Joined: Mon Feb 20, 2006 12:00 am

Postby Corsaria on Tue Jun 06, 2006 6:12 pm

Buenos Aires trastoca a sus visitantes... por eso está tan tranquilito... :lol: :lol: :lol:
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.
User avatar
Corsaria
 
Posts: 7731
Joined: Fri Dec 02, 2005 12:00 am
Location: Virreinato del Río de la Plata

Postby Gabriel on Tue Jun 06, 2006 6:35 pm

¿Os habeis fijado en que no ha soltado ni un palabro?


Será porque está a tono con lo de las libertades de generos y generas y generoas, con lo de la nueva ley y todo eso?

En una de esas, hasta nos inventa un trisexual en la próxima aventura de Alatriste.

:lol:
Las piezas blancas y negras parecían representar divisiones maniqueas entre la luz y la oscuridad, el bien y el mal, en el mismo espíritu del hombre.
G. Kasparov.

Epígrafe en La tabla de Flandes, capítulo VII.
User avatar
Gabriel
 
Posts: 541
Joined: Mon Aug 29, 2005 11:00 pm
Location: México

Postby Sirenita on Tue Jun 06, 2006 6:50 pm

Gracias Corsaria, esta vez.
User avatar
Sirenita
 
Posts: 1304
Joined: Sun Sep 04, 2005 11:00 pm
Location: A Coruña (sin L)

Postby Barles on Tue Jun 06, 2006 7:38 pm

No es la primera vez que trata el tema. Ni siquiera la segunda

PAREJAS VENECIANAS 19 de enero de 1997

Nunca antes me había fijado en la cantidad de parejas homosexuales que se ven paseando por Venecia. Los encuentras caminado por los puentes, a la orilla de los canales, cenando en los pequeños restaurantes del casco viejo. No suele tratarse de dúos espectaculares, sino todo lo contrario: gente discreta, tranquila, a menudo con aspecto educado. Mirando a los demás aprendes cantidad de cosas, y en el caso de estas parejas siempre me encanta sorprender sus gestos comedidos de confianza o afecto, el reparto convencional de roles que suele darse entre uno y otro, la ternura contenida que a menudo sientes flotar entre ellos, en su inmovilidad, en sus silencios.
Pensaba en todo eso el otro día, a bordo del vaporetto que cubre el trayecto de San Marcos al Lido. Sobre la laguna soplaba un viento helado, los pasajeros íbamos encogidos de frío, y en un banco de la embarcación había una pareja, hombre y hombre, cuarentones, tranquilos. Se sentaban muy juntos, apoyado discretamente un hombro en el del compañero, en un intento de darse calor. Iban quietos y callados, mirando el agua verdegris y el cielo color ceniza. Y en un momento determinado, cuando el barco hizo un movimiento y la luz y la gama de grises del paisaje se combinaron de pronto con extraordinaria belleza, los ví cambiar una sonrisa rápida, fugaz, parecida a un beso o una caricia.
Parecían felices. Dos tipos con suerte, pensé. Aunque sea dentro de lo que cabe. Porque viéndolos allí, en aquella tarde glacial, a bordo del vaporetto que los llevaba a través de la laguna de esa ciudad cosmopolita, tolerante y sabia, pensé cuántas horas amargas no estarían siendo vengadas en ese momento por aquella sonrisa. Largas adoslescencias dando vueltas por los parques o los cines para descubrir el sexo, mientras otros jóvenes se enamoraban, escribían poemas o bailaban abrazados en las fiestas del Instituto. Noches de echarse a la calle soñando con un príncipe azul de la misma edad, para volver de madrugada, hechos una mierda, llenos de asco y de soledad. La imposibilidad de decirle a un hombre que tiene los ojos bonitos, o una hermosa voz, porque, en vez de dar las gracias o sonreír, lo más probable es que le parta a uno la cara. Y cuando apetece salir, conocer, hablar, enamorarse o lo que sea, en vez de un café o un bar, verse condenado de por vida a los locales de ambiente, las madrugadas entre cuerpos Danone empastillados, reinonas escandalosas y drag queens de vía estrecha. Salvo que alguno -muchos- lo tenga mal asumido y se autoconfine a la alternativa cutre de la sauna, la sala X, la revista de contactos y la sordidez del urinario público.
A veces pienso en lo afortunado, o lo sólido, o lo entero, que debe de ser un homosexual que consigue llegar a los cuarenta sin odiar desaforadamente a esta sociedad hipócrita, obsesionada por averiguar, juzgar y condenar con quién se mete, o no se mete, en la cama. Envidio la ecuanimidad, la sangre fría, de quien puede mantenerse sereno y seguir viviendo como si tal cosa, sin rencor, a lo suyo, en vez de echarse a la calle a volarle los huevos a la gente que por activa o por pasiva ha destrozado su vida, y sigue destrozando la de los chicos de catorce o quince años que a diario, todavía hoy, siguen teniéndolo igual que él lo tuvo: las mismas angustias, los mismos chistes de maricones en la tele, el mismo desprecio alrededor, la misma soledad y la misma amargura. Envidio la lucidez y la calma de quienes, a pesar de todo, se mantienen fieles a sí mismos, sin estridencias pero también sin complejos, seres humanos por encima de todo. Gente que en tiempos como éstos, cuando todo el mundo, partidos, comunidades, grupos sociales, reivindica sus correspondientes deudas históricas, podría argumentar, con más derecho que muchos, la deuda impagada de tantos años de adolescencia perdidos, tantos golpes y vejaciones sufridas sin haber cometido jamás delito alguno, tanta rechifla y tanta afrenta grosera infligida por gentuza que, no ya en lo intelectual, sino en lo puramente humano, se encuentra a un nivel abyecto, muy por debajo del suyo. Pensaba en todo eso mientras el barquito cruzaba la laguna y la pareja se mantenía inmóvil, el uno contra el otro, hombro con hombro. Y antes de volver a lo mío y olvidarlos, me pregunté cuantos fantasmas atormentados, cuántas infelices almas errantes no habrían dado cualquier cosa, incluso la vida, por estar en su lugar. Por estar allí, en Venecia, dándose calor en aquella fría tarde de sus vidas.


YO TAMBIÉN SOY MARICÓN - 23 de Abril de 2000

“Me dan asco los maricones”, declaró uno de los acusados, para justificar haberle pateado el cráneo a un individuo hasta dejarlo listo de papeles para la UCI, por el simple hecho de verlo salir de un bar frecuentado por homosexuales. El fiscal, que sin duda se muestra implacable en otras facetas de su digno oficio, se había limitado a lavarse las manos con una multa de 270.000 pesetas. Quizá consideraba que salir de un bar gay, además de una mariconada, constituye una provocación por parte de la víctima. El caso es que fue la acusación particular la que apretó las tuercas, y a los apaleadores se les ha aplicado por primera vez un artículo del Código Penal que considera agravante cometer un delito por motivos de discriminación religiosa, étnica, sexo, orientación sexual y cosas de ésas. Por suerte a nadie se le ocurrió aplicar como atenuante la imbecilidad de los agresores. Habrían salido absueltos.
Decía Bartolo Cagafuego - un amigo mío - que en España no hay más justicia que la que uno compra. Por eso alegra comprobar que también a veces hay jueces con vergüenza torera, capaces de hacer compatible la dura Lex sed Lex con palabras como honradez, compasión y sentido común. Recuerdo el caso citado hace días por mi vecino el rey de Redonda, glosando la ausencia de ensañamiento, según sentencia judicial, de un fulano que le asestó siete mil puñaladas a la víctima, porque según los jueces al fiambre sólo le dolieron las primeras quince. El caso es que hoy traigo yo la judicatura a cuento porque en ocasiones brilla la luz en las tinieblas. O sea, que a esos cretinos tan rnachotes y viriles que le dieron las suyas y las del pulpo al homosexual a la puerta del bar, se los han, calzado como Dios manda. Y hoy dedico esta página a tirar cohetes y decir que me alegro.
Y es que, como dice mi ávido lector el notario de Pamplona, yo también soy un poco maricón. No porque me gusten los señores, sino porque no me gustan los hijos de puta que se erigen en justicieros y Mister Proper de su calle o de su barrio y se juntan en grupitos para darse valor miserable en los linchamientos. Quiero decir que soy maricón solidario, ya mucha honra. No simpatizo con la locuela emplumada y escandalosa que va por el mundo exigiendo que le partan la cara - y a veces encantada de que se la partan -, pero desprecio infinitamente más al semental estúpido, al supermacho castigador que marca paquete en función inversamente proporcional a la consistencia de su deprimente masa encefálica. Un imbécil es un imbécil con pluma o sin ella, y la tele y la radio, por ejemplo, son un buen muestrario en los últimos tiempos: cada programa tiene su maricón. Eso me parece bien; lo malo es que cada programa, por aquello de la audiencia, compite a veces por demostrar quién tiene al más maricón. Y eso crea cierto barullo. Y lo que es peor, una imagen que no siempre es representativa, ni justa.
Pero, en fin. En lo que se refiere al homosexual de toda la vida, al gay normal, de infantería, de andar por casa, al que es ingeniero, o bombero, o albañil, y tiene su orientación o su opción sexual definida hacia el mismo sexo, ya de modo asumido y satisfactorio o - lo que es frecuente - como condena a la infelicidad y la soledad más terribles, me gusta dejar siempre clara mi buena voluntad, cuando la vida me lo pone cerca. El deseo sincero de que tenga serenidad y felicidad, en un mundo difícil donde hace sólo tres siglos, a los putos los quemaba en la hoguera la Santa Inquisición - por cierto: no sé si el Vaticano, tan dado últimamente a pedir perdón y envainársela por cosas viejas y prescritas, tiene intención de pronunciarse al respecto uno de estos días, por cosas mucho más actuales y vigentes -. Hace poco, con ocasión de¡ rodaje de Gitano, tuve ocasión de compartir cervezas y paseos por Granada, con alguien cuya sinceridad e inteligencia dieron pie a que yo atendiera con interés, amistad y respeto. Lo que más me conmovió fue la intensa y lúcida tristeza que acompañaba cada una de sus reflexiones. Y sólo de pensar que a ese fulano bueno y sensible lo agarren unas malas bestias para darle una paliza, me quema la sangre y me da - lo siento, pero me da - impulsos de matar. Como me los da ver un campo de exterminio nazi, un violador, un limpiador étnico, un perro abandonado, o un delfín agonizante en una red.
Pero, qué diablos. No todo es tristeza, frustración y acoso. 0 al menos ese tipo de acoso. Sin ir más lejos, uno de los tíos más deseados por las señoras es un gay como la copa de un pino, público y confeso, que se llama Rupert Everett. Hasta Madonna ha querido salir sobándolo en el vídeo de la nueva versión de Amerícan Pie, e incluso una bellísima jovencita, a la que conozco bien, ha visto ocho veces La boda de mí mejor amigo. Imagino la quina que estarán tragando algunos, con mi primo. Eso sí que revienta.

Corsaria wrote:Ahhhhhhhhh. Aunque me adelanto... feliz día para mañana, Barlés!


:?: Como dirían los franceses je ne compre pas. O sea, que no compro pan
User avatar
Barles
 
Posts: 368
Joined: Sun Dec 18, 2005 12:00 am

Enlace a una estupenda pagina con ese y otros muchos más....

Postby mastelerillo on Tue Jun 06, 2006 7:46 pm

el otro articulo se llama "Parejas Venecianas" y hay otros más que tocan el asunto como:"yo también soy maricón".
Se llama el cazador de libros para el que no lo conozca:(jolín Barlés,que rapido)


http://www.elcazadordelibros.com
User avatar
mastelerillo
 
Posts: 555
Joined: Thu Mar 17, 2005 12:00 am
Location: Algeciras (Cadiz)

Postby Udeis on Tue Jun 06, 2006 8:07 pm

Gracias Corsaria!!

adosinda wrote:La verdad que el de esta semana es un articulo tranquilito. ¿Os habeis fijado en que no ha soltado ni un palabro?

Yo estaba pensando lo mismo. La verdad es que el artículo de esta semana no da juego para nada, no se puede discutir porque tiene razón en todo, ni se le puede llevar la contraria porque rozaríamos la homofobia, y encima no pone ni un insulto, por lo que tampoco puedo quejarme...
A ver quién es el guapo que se atreve a refutar esta vez... :twisted:
Udéis es mi nombre, y Udéis me llaman mi madre y mi padre y todos mis compañeros.
User avatar
Udeis
 
Posts: 745
Joined: Sat May 06, 2006 11:00 pm

Postby Corsaria on Tue Jun 06, 2006 8:24 pm

Barles wrote:
Corsaria wrote:Ahhhhhhhhh. Aunque me adelanto... feliz día para mañana, Barlés!


:?: Como dirían los franceses je ne compre pas. O sea, que no compro pan


Mm... mañana es el día del periodista, y con semejante nick asumí que era es tu profesión... Si me equivoqué, mil perdones. Si acerté: Feliz día!
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.
User avatar
Corsaria
 
Posts: 7731
Joined: Fri Dec 02, 2005 12:00 am
Location: Virreinato del Río de la Plata

Postby luthien66 on Tue Jun 06, 2006 8:51 pm

tambien me puedes felicitar a mi con algunos años de antelación Corsaria jejejejejejej :D
luthien66
 
Posts: 542
Joined: Fri Dec 09, 2005 12:00 am

Next

Return to Patentes de Corso

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 3 guests