Pérez-Reverte, Duke of Corso del Reino de Redonda

Noticias, entrevistas, artículos y material diverso sobre Arturo Pérez-Reverte

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Dom Ene 29, 2012 5:04 pm

El senyor Martí i el seu pare
29/01/2012

Cuantos escribimos en prensa estamos acostumbrados a recibir cartas de protesta y reproche. A menudo son agrias, u ofensivas, en ocasiones insultantes. Debe de ser cosa de estos tiempos, en los que ha disminuido la cortesía. A veces le afean a uno haber dicho lo que no ha dicho o callado lo que no ha callado, lo cual -todavía, lo reconozco- resulta un poco desesperante: "¿Qué diablos han leído o han creído leer?", se pregunta uno. "¿Es defecto mío (tan mal me sé explicar) o de ellos (saben leer, pero no entender un texto breve)?" Hay quienes se la tienen jurada al columnista y no quieren atender a lo expresado por éste, sino que "deciden" cuál ha sido su postura o sus palabras, para así arremeter contra él. Un tipo de corresponsal con el que todos estamos familiarizados es el que toma invariablemente la parte por el todo, el ejemplo por la norma, el caso por la generalidad. Si uno cuenta su desagradable experiencia con un funcionario, o con un taxista, o con un policía, habrá funcionarios, taxistas o policías que se den por aludidos y vean la anécdota como un ataque global a sus respectivos gremios. A estos individuos susceptibles es a quienes menos atención hay que prestar.

Pero para todo hay excepciones, y hace unos días me llegó una carta que en verdad me hizo desear no haber escrito una frase que escribí aquí hace siete semanas, aunque sólo sea por haberle causado un sinsabor a mi gentil remitente, que me hacía su reproche "sin acritud" y con extremada educación. El señor Josep Martí Barberà, de La Masò (Tarragona), se quejaba de que en mi pieza "Adolescentes como bisabuelos" hubiera dicho de aquéllos (de los actuales, y a tenor de una encuesta reciente): "... en lo relativo a su concepción de las relaciones sentimentales o de pareja, son unas antiguallas, unos simples y unos catetos de mucho cuidado, y su visión es en esencia la misma que la que podían tener los campesinos más ignorantes y arcaicos bajo la Dictadura de Primo de Rivera ..." (de ahí que los asemejara a sus bisabuelos, ni siquiera a sus abuelos).

Me cuenta el señor Martí que tiene ochenta y dos años, que desde los catorce ha trabajado en el campo, que su padre fue agricultor en tiempos de Primo de Rivera, "tenía libros, un diccionario y en el pueblo de cuatrocientos habitantes se 'divertían' con su grupo de teatro, y como él muchos más. No era un hacendado sino un humilde agricultor". Amablemente, me incluye la fotocopia de un cartel del 8 de marzo de 1936 en el que se anuncia una de esas funciones ("Grandiós esdeveniment teatral", se lee arriba), en cuyo reparto figura su progenitor. El señor Martí continúa (espero que no le moleste que lo cite; si sí, mil perdones): "No creo que usted pueda imaginarse lo feliz que me sentía, por los años cincuenta y sesenta, cuando ya antes de salir el sol me encontraba labrando la vinya, con mi esposa todavía en esta cama, cuidando a mi rubita niña y mi robusto hijo, y soñando un día poder comprar aquella huerta de avellanas, yo que sabía contabilidad y escribir a máquina, no podía imaginar que alguien del lejano Madrid pudiera equipararme de 'cateto', 'ignorante' y 'arcaico'. He leído infinidad de veces, campesinos-ignorantes, como si otros obreros de las ciudades fueran más ilustrados..."

No hace falta decir que me apresuré a contestarle. Me permitía señalarle que mi frase, por fortuna, había sido "los campesinos más ignorantes y arcaicos", y no "los campesinos ignorantes ...", lo cual habría sido imperdonable, pues habría dado a entender que todos lo eran, y jamás he pensado tal cosa. Aun así, le escribí, comprendía que hubiera leído el párrafo en cuestión con amargura, y me disculpaba por él. Pero no me ha parecido suficiente, y de ahí esta pública rectificación o matización.

El señor Martí y su padre pertenecen sin duda a esa clase de personas dignas y admirables que cada vez se dan menos en nuestro país. Aun a riesgo de ponerme cursi (creo que no suelo serlo), conmueve la gente que, sin tenerlo fácil, ha procurado instruirse y ha considerado un tesoro cuanto conseguía en ese terreno. Me conmueve en particular que el señor Martí destaque con orgullo que su progenitor tenía "un diccionario", eso a lo que tantos individuos restan hoy toda importancia y a lo que otros se la han dado máxima, preocupados por saber con precisión lo que las palabras significan y por escribir sin faltas de ortografía y con propiedad, precisamente lo que demasiados desdeñan ahora con soberbia ("Qué más da"). Al lado de quienes alcanzan la Universidad sin saber redactar dos frases con sentido; de quienes tienen a gala exhibir su incultura en las tertulias de las televisiones y radios; de los numerosos políticos que, con sus carreras terminadas y sus puestos de responsabilidad, hablan como perros y son incapaces de construir una sola oración coherente y correcta ante un micrófono o en el Parlamento, campesinos como este señor Martí son dignos de alabanza y del mayor respeto. Si incurrí en el común error de atribuir más ignorancia y arcaísmo a la gente de campo que a la de ciudad, la verdad es que basta pasear por estas últimas para darse cuenta de que son incontables los descerebrados y cafres que pululan por ellas, algunos con títulos superiores y lo que ustedes quieran, pero que no parecen haberse asomado en la vida a un libro ni menos aún a un diccionario. Una vez más lo lamento de veras, mi querido señor Martí.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Dom Ene 29, 2012 5:34 pm

Hace poco leí que habían quitado 'inculto' de la definición de 'rural' en el DRAE.
Inculto será sólo cuando no está 'cultivado'...

5 min. después...

http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual
rural.
2. adj. Inculto, tosco, apegado a cosas lugareñas.

P***** académicos.
urbano, na.
2. adj. Cortés, atento y de buen modo.

La RAE suprime los términos "tosco" e "inculto" en la definición de ...
http://www.lavanguardia.com/.../rae-sup ... lto-defini...

http://www.traveler.es/viajes/mundo-tra ... culto/1310
'Rural' ya no será más sinónimo de "inculto" ni de "tosco". La Real Academia de la Lengua Española ha anunciado que, en su nueva edición del diccionario (prevista para 2014) retirará ambos adjetivos de la definición que, hasta ahora, ofrecía de la palabra 'rural': "inculto, tosco, apegado a las cosas lugareñas".

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Dom Ene 29, 2012 6:50 pm

Me parece una buena decisión...

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14640
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Dom Feb 05, 2012 10:47 am

De cómo M y F me han quitado del fútbol
05/02/2012

Mi pareja es barcelonesa y muy del Barça, y durante años, cada vez que había un enfrentamiento entre su equipo y el Real Madrid, nuestra buena relación se veía momentáneamente en peligro. Alguna ocasión ha habido en que hemos evitado hablarnos un día o dos, hasta que se hubiera disipado el mal humor de quien hubiera saboreado la derrota, sobre cuya justicia o injusticia solíamos discrepar, como es natural. Eran fechas delicadas. Ahora ya no lo son, y me parece que ella echa de menos la antigua tensión, los viejos piques, tengo la impresión de que se divierte menos sin ellos, pese a los enfurruñamientos pasajeros a que daban lugar. "Hace mucho que no te concentras antes de los partidos", me reprochó hace poco, justo antes del de ida de los cuartos de final de Copa, en Chamartín. "No es culpa mía, sino de Mourinho", le contesté. "Con él ya sé lo que va a pasar", y le pronostiqué un 1-2, de la misma manera que en el anterior choque de Liga le había vaticinado un 1-3. Ambos resultados se cumplieron, quizá debería jugar a las quinielas o apostar en Internet.

Hace casi nueve meses que publiqué aquí mi último artículo futbolero, titulado "Un chamán de feria". Entre otras cosas, decía en él de Mourinho: "... un entrenador omnipotente, omnipresente y malasangre, un quejica que acusa a otros siempre, un individuo dictatorial, ensuciador y enredador, soporífero en sus declaraciones, nada inteligente, mal ganador y mal perdedor ..." Más adelante, el excelente periodista John Carlin comentó que en su momento le había parecido excesivo lo de "nada inteligente", pero al final de su columna tenía la gentileza de reconocer que me asistía la razón y que había visto esa carencia antes que muchos. Carlin, sin embargo, ha reivindicado más de una vez, con humor, la figura de Mourinho como fuente inagotable de entretenimiento y diversión, tanto para los periodistas como para los lectores y espectadores. Tal vez esté en lo cierto, pero no sé si compensa a quienes nos hemos tomado en serio el fútbol y al equipo de nuestros amores desde la infancia, con esa seriedad que los niños ponen siempre en sus juegos, como si supieran que en ellos empiezan a ejercitarse para la vida y las relaciones con los demás, también para la ética y la moral.

Sí, hace tiempo que no me "concentro" antes de los partidos, porque me cuesta anhelar la victoria no del Madrid, sino de quien se va a apropiar de ella si se produce, y con ella se va a fortalecer. Mourinho, lo habrán notado, habla sólo en primera persona de singular: "He ganado títulos en cuatro países ...", "He obtenido tantas Ligas y tantas Copas de Europa ...", como si él hubiera saltado al campo y los jugadores no contaran en absoluto. Es obvio que sólo le importa su palmarés personal, nunca el de los clubs que lo contratan, meros soportes suyos. A mí no me cabe duda de que sus pasados triunfos han sido a pesar de él, por la bondad de los futbolistas o por casualidad (del mismo modo que fue una casualidad que Grecia ganara una Eurocopa, hace no demasiados años, prueba irrefutable de que el azar también interviene en este juego, como en todos). No me cabe duda de que es muy mal entrenador y de que no sabe de fútbol, como queda demostrado en cada enfrentamiento con el Barcelona, y van ... Escribo esto cuando aún no se ha disputado la vuelta de la eliminatoria de Copa en el Camp Nou, pero tanto da. Y me reafirmo en mi idea de que no es nada inteligente, o, si quieren ustedes convertir esta frase en afirmativa, no seré yo quien se lo impida.

Amén de todo esto, y en consonancia con ello, a Carlin no le falta razón: Mourinho resulta involuntariamente cómico, lo peor que le puede ocurrir a quien se tiene a sí mismo en un altar. Según crónica de Diego Torres en este diario, la cabeza visible del actual Real Madrid (no lo es Florentino, rebajado a Presidente más pusilánime y agravioso de la historia del club) acusó a su plantilla de haber vuelto en mal estado de forma de las vacaciones navideñas, de haberse dedicado a viajar y a comer en casa de los padres, los abuelos y los tíos, y la amenazó con denunciar en público a los culpables: "Daré los nombres a la prensa", les dijo. Si aún les queda algo de sentido del humor en medio de tanto avinagramiento, me imagino que los futbolistas se debieron de tronchar de risa. "Huy qué miedo, mira cómo tiemblo", pensarían todos y cada uno. Lástima que Mourinho no cumpliera su amenaza, porque habría sido de traca verlo sacar una lista y enumerar, por ejemplo: "Cristiano ha volado a las Maldivas y se ha atiborrado de turrón; Casillas fue a cenar con padres y primos y se excedió con los piñones; Ramos ha bailado en Triana y se hartó de pavo con sus abuelos". Sí, definitivamente Mourinho es pueril, por no decir el adjetivo que todos ustedes tienen ya en la cabeza. Arrastra por los suelos la imagen del Madrid, embrutece a los jugadores, los obliga a comportarse como desalmados y a jugar mucho peor de lo que saben, los tontifica y los envilece. Entre él y su valedor Florentino -más bien ya su criado-, no me han quitado del fútbol (el título es una exageración), pero sí me han privado de la pasión por mi equipo. Y sin pasión, créanme, se evaporan tres cuartos del gusto y de la diversión. A este paso serán también los culpables de que mi pareja me considere un sin sangre y un soso. Otra cosa más que nunca les perdonaré.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14640
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Dom Feb 05, 2012 10:55 am

Este Barça, señor Marías, ganaría a cualquier entrenador que estuviera en el Madrid. Como de hecho está ganando a todos los entrenadores de todos los equipos contra los que juega. No es culpa de Mourinho, que al menos ha ganado una Copa del Rey (y personalizo en él porque usted personaliza más que el propio Mourinho) y tiene al Madrid ahora mismo con posibilidades reales de ganarle la Liga al Barça aunque pierda ambos partidos de liga.

Mourinho es muy peculiar, no lo niego, y tiene una tendencia a usar lo extradeportivo que no me gusta. Pero le está entrando a usted una barcelonitis mal digerida típica de la madriditis que durante mucho tiempo sufrió el Barça.

En fin, debe ser que escribe así porque, como él mismo reconoce, la pasión son tres cuartas partes.

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Dom Feb 19, 2012 5:07 pm

Allá por el pasado septiembre, cuando todavía eran ocho o nueve los candidatos que competían por la nomina­ción republicana para las próximas elecciones a Presi­dente de los Estados Unidos, hubo en la prensa resúme­nes de sus respectivas posturas, que, a decir verdad, diferían poco o tan sólo en matices. Según el corresponsal Antonio Caño, para esos hombres y mujeres la solución a los problemas nacionales pasaba en todo caso por “menos regulación, menos control, más libertad a las empresas y menos impuestos o ninguno en absolu­to… Se presentaron propuestas como la de retirar a los policías de los aeropuertos y dejar la seguridad en manos de las compa­ñías aéreas, o la de negarle al Estado toda autoridad en materia educativa y entregársela plenamente a las familias”. Al parecer, la mayor ovación que se oyó en el debate que tuvo lugar enton­ces fue cuando alguien recordó que Texas había ejecutado hasta aquella fecha a 234 presos, un récord nacional. El Gobernador de ese Estado desde hace diez años (ahora ya retirado de la carrera, no sé si por suerte o desgracia), defendió con orgullo esa marca y apostilló, como si hiciera falta: “Eso no me quita el sueño”. Por supuesto, todos los aspirantes echaron pestes de la tímida reforma sanitaria de Obama -que intenta que no se mueran sin más quienes enfermen y no dispongan de medios para costearse la carísima atención médica privada- y juraron eliminarla en su hipotético primer día en la Casa Blanca.

Otra cosa en la que también coincidie­ron -y esto es lo más llamativo- fue en rechazar la teoría de la evolución de Darwin porque, “a su entender, el hombre fue creado por Dios”. Si digo que es lo más llamativo no es -o no solamente- por su primitivo e irracional repudio a la ciencia, sino porque, mientras negaban la selección natural de las especies, con sus propuestas intentaban impulsarla y desarrollarla, reim­plantarla entre los humanos y dejarle el camino expedito, sin fre­nos ni trabas. Si el papel del Estado y de los Gobiernos queda redu­cido al mínimo, como ellos pretenden; si las empresas deben campar por sus fueros sin control ni normas, y la educación de los niños depender tan sólo de los medios económicos y las peculiares creencias de cada familia; si la doctrina es que cada cual se las arre­gle por sí solo y el que sufra pobreza, o mala salud, o ancianidad desvalida, o impedimento físico o psíquico, o simplemente mala suerte, que allá se las componga o perezca, no me digan que esto no es una entronización de la ley del más fuerte, también llamada ley de la selva, a fin de que sobrevivan sólo los agraciados por la fortuna o por la naturaleza, los que nacen ricos y sanos, y -claro está- los depredadores más fieros. Una de las cosas que nos distinguen de los animales -a los hombres” creados por Dios”, según estos individuos-, es nuestra disposición a renunciar voluntaria­mente a parte de nuestro poder y de nuestra fuerza, a dotarnos de leyes que no condenen a la desaparición “natural” a los débiles y desfavorecidos, así como nuestra capacidad para sentir cualquiera de las palabras modernas -”empatía”, “solidaridad”- que han ve­nido a sustituir a otras más tradicionales, como “caridad” o “pie­dad” o “misericordia”. Pero, según buena parte de la actual dere­cha mundial, esos conceptos están de sobra, de tal manera que los que más dicen detestar a Darwin resultan ser, en realidad, los más fervientes partidarios de lo que él se limitó a describir y exponer.

Y esa no es la única contradicción o hipocresía flagrantes. Esa derecha que aboga por el “Sálvese quien pueda, y el que no púdra­se”; que se opone a la intervención del Estado para ayudar a la gente en apuros; que detesta la sanidad pública y la educación universales; que considera meros parásitos a quienes no se pueden valer por sí mismos o ya han nacido casi abocados a la margina­ción y la indigencia; que culpa a quienes enferman o se ven arruinados por el motivo que sea; esa derecha, digo, se reclama “cristiana” invariablemente. Y, o yo he olvidado mi catecismo, o el cristianismo predica con énfasis lo que sus supuestos representantes hoy repudian: la compasión, la piedad, la caridad y la misericordia.

Esperanza Aguirre, confesa admirado­ra del Tea Party que inspira y domina a los beatos candidatos republicanos, ha im­puesto recortes del salario a los funciona­rios madrileños que no puedan acudir al trabajo por enferme­dad. Se trata de luchar contra el “absentismo”, según ella, pero lo cierto es que un médico, un celador o un enfermero de hospi­tal público perderán el 40% de su sueldo a partir del cuarto día de baja; otros funcionarios, adscritos a otras consejerías de la Co­munidad de Madrid, tardarán más tiempo en perder y perderán algo menos. Pero a quien enferme de veras y durante largo tiem­po se le añadirá el castigo de ver muy mermados sus ingresos, precisamente cuando es probable que deba afrontar muchos más gastos. Sé de una maestra que lleva muriéndose varios me­ses, que no va a mejorar ni a volver al trabajo. Se está muriendo, ¿comprenden?, sólo le queda irse despidiendo y esperar a que suceda. Pero mientras agoniza y espera se ve condenada a ser mucho más pobre y a angustiarse más por la situación en que dejará a sus hijos. Si eso no es lo contrario de la piedad y la misericordia -si eso no es crueldad y ensañamiento con los desampa­rados y los desventurados y débiles-, que venga el Cristo al que adoran y que sea él quien lo vea.

JAVIER MARÍAS

El País Semanal, 19 de febrero de 2012
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Dom Feb 19, 2012 5:13 pm

Javier Marías escribió:Sé de una maestra que lleva muriéndose varios me­ses, que no va a mejorar ni a volver al trabajo. Se está muriendo, ¿comprenden?, sólo le queda irse despidiendo y esperar a que suceda. Pero mientras agoniza y espera se ve condenada a ser mucho más pobre y a angustiarse más por la situación en que dejará a sus hijos. Si eso no es lo contrario de la piedad y la misericordia -si eso no es crueldad y ensañamiento con los desampa­rados y los desventurados y débiles-, que venga el Cristo al que adoran y que sea él quien lo vea.


Esta cuadrilla de hijos de puta, de tarados morales, no sé si creen o no creen Cristo o si sólo lo utilizan como excusa para cualquier burrada que se les ocurra y que los favorece aun a costa de destrozar a quien haga falta. Por eso no me gustan las religiones, ninguna. Porque los dogmas tienen dentro el germen del fanatismo y esta gentuza son una panda de fanáticos.Y ojalá me equivoque y Dios exista y venga a la Tierra pero no a verlos sino a llevárselos a todos a arder durante toda la eternidad en el infierno :evil:
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Dom Feb 19, 2012 6:29 pm

Gracias El_Curioso_Impertinente.

lo cierto es que un médico, un celador o un enfermero de hospi­tal público perderán el 40% de su sueldo a partir del cuarto día de baja


Y lo que no cuenta es que los primeros 4 días de baja son 0% que cobran. Mi pareja es médico, estaba enfermo y le quitaron un día de sueldo. Le han dado la plaza por fin y a los 800 médicos en Madrid que ganaron la plaza en 2011 solo la mitad han recibido el cobro de la carrera y los trienios. Lleva a casa una nomina de 2300 euros netos después de 33 años en la profesión. Curioso por en otros países Europeos un médico tiene estatus y renumeración. En el RU el sueldo de un médico recién titulado ronda 140 mil euros anuales. Han abierto una página en facebook 'Médicos Sin Cobrar' y esta en fase arranque. En Madrid son 400 afectados

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Lun Feb 20, 2012 9:03 am

Adeletheresa61 escribió:Y lo que no cuenta es que los primeros 4 días de baja son 0% que cobran


Pero eso nos pasa en la empresa privada hace mucho. Si yo me cojo dos días de baja no cobro, así de simple. Según la ley, la empresa no tiene ninguna obligación de pagarte los días de baja y la Seguridad Social no empieza abornártelo hasta el 3er día. Hasta ahora había empresas que "solidariamente" se hacían cargo de esos 3 días y te los pagaban porque sí, pero desde que empezó esta bendita crisis, los empresarios han decidido que es un gasto muy grande y que quizás así, sin pagar esos 3 días, conseguirán reducir el absentismo laboral. Y no digo yo que no sea una medida disuasoria para los múltiples jetas que campan a sus anchas por estas nuestras empresas españolas, pero es lo de siempre, al final acabamos pagando justos por pecadores. :cry: :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Lun Feb 20, 2012 7:11 pm

La Vanguardia.es

Javier Marías: Luchar contra el deterioro de la lengua "es una batalla perdida"
El escritor presenta 'Lección pasada de moda' que reúne medio centenar de artículos relacionados con el idioma español
Madrid. (EFE) 20/02/2012

El escritor Javier Marías tiene "cada vez más la sensación" de que luchar contra el deterioro de la lengua "es una batalla perdida" y afirma que, "al ritmo que vamos", dentro de cincuenta años los lectores tendrán dificultades no ya para entender el Quijote sino lo que escriben los novelistas actuales. "Creo que es una batalla perdida la que todavía nos empeñamos en librar unos pocos, llamando la atención sobre los disparates que se dicen", asegura Marías en una entrevista telefónica con Efe con motivo de la publicación del libro Lección pasada de moda, que reúne medio centenar de artículos de este gran escritor relacionados con el idioma español.

En ese libro, publicado por Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores y con prólogo de Alexis Grohmann, responsable también de la edición, Marías trata de hacer frente a la "marea continua de disparates" que se oyen y escriben a diario y reflexiona sobre incorrecciones gramaticales y ortográficas, el lenguaje grosero e injurioso o el políticamente correcto, entre otras cuestiones. Tradicionalmente, los hablantes han tratado de dominar la lengua, "unos con mayor soltura y otros con menos conocimientos", le dice el escritor a Efe, pero "ahora da la sensación de que la lengua domina a los hablantes, de que es una especie de magma".

"La lengua es una especie de sopa boba en la cual la gente chapotea. Todos los dichos, frases y modismos se utilizan indiscriminadamente", asegura Marías antes de recordar que hace unos días escuchó la expresión "la relación de esta pareja va 'miel sobre hojuelas'". "Eso no significa nada. 'Miel sobre hojuelas' quiere decir una cosa buena sobre otra cosa buena, pero ya se confunde con 'ir como la seda'". También oyó en un telediario que un determinado ciclista "se conoce los Pirineos 'como anillo al dedo'. Será "como la palma de la mano", dice con resignación.

Elegido académico de la Lengua en 2006, este novelista cuya obra está traducida a más de cuarenta lenguas no ve bien que la Real Academia Española acabe aceptando ciertas incorrecciones con el argumento de que "están muy extendidas". "Eso es un error", afirma tajante. "Evidentemente, la Academia no puede imponer nada; su función es orientar, sugerir y responder dudas" pero, "si se rinde ante los usos incorrectos, la gente se siente con permiso para utilizarlos".

Y es que, recientemente, Marías descubrió "con estupefacción" que la Academia ha aceptado la expresión "hacer aguas", que "se emplea ahora continuamente en prensa y televisión para lo que es 'hacer agua'". Como recuerda el novelista, tradicionalmente "hacer aguas menores sería hacer pis y aguas mayores, hacer caca". Por eso, cuando en un partido de fútbol dicen que "el Barcelona empezó a hacer aguas a mitad de tiempo", a Marías le suena "como si el equipo entero se hubiera puesto a orinar". Tampoco "hace aguas" un bote ni la relación de un matrimonio.

"Pero me temo que es una batalla perdida", insiste Marías a quien le preocupa la creciente pobreza de vocabulario que tienen los hablantes, para muchos de los cuales "empiezan a ser molestas y poco comprensibles las frases largas, con subordinadas o subjuntivos". "Un lector actual puede entender bien, con ayuda de notas a pie de página, el Quijote, un libro escrito hace cuatro siglos, pero creo que al ritmo de deterioro que lleva la lengua, sobre todo en España, dentro de cincuenta años más los lectores tendrán dificultades para entender, por ejemplo, mis novelas, las de Pérez-Reverte o las de Eduardo Mendoza", señala.

A la hora de buscar culpables, Marías señala a la televisión y a los medios de comunicación en general. "La gente que interviene en ellos cada vez habla peor y se contamina todo". "Hasta en los propios telediarios se dicen barbaridades continuamente", añade. Con frecuencia el escritor arremete en sus artículos contra la corrección política aplicada al lenguaje, que desaconseja emplear términos como "judiada" o "negro", entre otros.

"Normalmente quienes están tan preocupados por ese tipo de cosas son los verdaderos racistas", subraya el autor de "Los enamoramientos", esa excelente novela, considerada la mejor de 2011 por medios especializados y que se está traduciendo a más de veinte idiomas. Las lenguas, concluye Marías, "se han ido haciendo a lo largo de siglos y cada vez han sido más exactas y precisas, pero ahora tenemos la tendencia contraria: da igual matizar, da igual un término que otro, si al fin y al cabo nos entendemos". "Es cierto que nos entendemos, pero acabaremos haciéndolo como los hombres de las cavernas", subraya.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Mar Feb 21, 2012 11:50 am

No estoy de acuerdo con Javier Marías en muchísimas cosas, pero aquí le tengo que dar la razón de forma total. No sé si es una batalla perdida o no, pero es cierto que a la gente le importa un bledo el hablar bien o no. :cry: Y de escribir ya ni hablamos.
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Mar Feb 21, 2012 11:57 am

Carca, antigua, remilgada, fascista :evil:
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Mar Feb 21, 2012 12:53 pm

El_Curioso_Impertinente escribió:Carca, antigua, remilgada, fascista :evil:


¿¿Me habla usted a mí caballerete?? 8O :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
Ina
Mensajes: 2651
Registrado: Jue Nov 17, 2005 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Ina » Mar Feb 21, 2012 1:41 pm

Totalmente de acuerdo. Y mucha culpa es de (presuntos) periodistas, o personajes televisivos en generla, que patean el diccionario con una soltura...

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Mar Feb 21, 2012 9:27 pm

Remo escribió;

No sé si es una batalla perdida o no, pero es cierto que a la gente le importa un bledo el hablar bien o no


:( Estoy de acuerdo. Pero no solo pasa en Español. En inglés pasa lo mismo. Llevo casi 24 años fuera del país. Ahora trabajo con diferentes nacionalidades – ingleses muy ingleses y muchos menos cultos que un ladrillo. Los que menos tiempo llevan aquí y sobre todo con 20 ó 30 tantos, pasan la vida intentando hablar ‘yanqui’. No quiero ofender a nadie, pero no me va. Algunos intentan decir que mi inglés es anticuado. Que orgullosa soy de esto. Y encima en español uso mucho 'usted' cuando me da la gana.

Marias dice

"Pero me temo que es una batalla perdida", insiste Marías a quien le preocupa la creciente pobreza de vocabulario que tienen los hablantes, para muchos de los cuales "empiezan a ser molestas y poco comprensibles las frases largas, con subordinadas o subjuntivos"


Esto creo. Escucho a la gente joven en el tren y metro y a veces me siento como estuviera sentada en medio de una granja. Estaba el otro día con una amiga en el metro y dos jóvenes empezaban llamarnos pijas. Hablábamos en español. Bueno si eso es el caso, estoy orgullosa de hablar 'pija'. Vivan las pijas!

Pero quiero seguir creyendo que habrá gente que lee y que habla bien. Quiero créemelo. Más bien, necesito créemelo.

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Mié Feb 22, 2012 2:02 am

Ciertamente es una batalla perdida, porque lo que se lleva ahora es ser ignorante. "El habla de la calle", lo llaman. Con orgullo. Es la exaltación de lo mediocre. La mayoría de la gente parece apañárselas muy bien con un vocabulario de cien palabras. La cosa no da para más. Hablar con propiedad o tener un vocabulario extenso es de pedantes, de ridículos. Supongo que el fenómeno del empollón al que sacuden en la escuela no termina cuando dejamos el colegio. Antes la gente se pasmaba ante quienes eran cultos ("está muy leído", decían) y hablaban bien. La cosa causaba admiración. Ahora causa descojone.

Nada en contra del lenguaje coloquial, que conste. Yo lo uso. Lenguaje camioneril, incluso. Lo grave, creo, es cuando una persona es incapaz de dejar a un lado la jerga, y te suelta las mismas burradas en una entrevista de trabajo o por escrito en un examen. Y es que si no tienes vocabulario no puedes sacártelo de la nada. Si lo tienes (un mínimo) siempre puedes recurrir a él cuando lo creas necesario o te apetezca. Así que habría que preguntarse de qué se ríen esos zoquetes. :lol:

Ahora que me dedico a transcribir puedo confirmar aquello que en su día nos contaba Reverte y de lo que yo no había sido consciente hasta ese momento: cualquier persona humilde de sudamérica habla mejor, con más propiedad y con un vocabulario más extenso que un españolito veinteañero con estudios y biblioteca pública en su barrio. Doy fe, es así. El otro día transcribía conferencias de un encuentro sobre Derechos Humanos en argentina, con ponentes de varios países sudamericanos: chilenos, peruanos, colombianos... Recuerdo cómo un señor que apenas pudo cursar la enseñanza básica y que trabajó toda su vida en una fábrica decía textualmente: "según la citada ley las empresas tenían la obligación de proveer de vivienda a sus trabajadores". Proveer. Con un par. Intenté recordar la última vez que había oído esa palabra en mi entorno, en los medios, en cualquier parte o situación. Nada, cero, ni idea. Es posible incluso que no me la hubiera encontrado jamás antes de aquel día fuera de los libros y quizá de alguna escena cinematográfica en la que alguien pronunciara la frase: "Dios proveerá".

Produce mucha vergüenza transcribir a estas personas casi sin formación hablar tan correctamente en comparación con los "osea, tía, sabes, lo flipo, chaval, a ver si me entiendes, qué fuerte, colega, mola, va el nota y me dice, no?" con los que tantos se bastan y se sobran por estos lares. Algunos incluso peinando las primeras canas.
Por otra parte tranquiliza saber que en algunos sitios aún se cuida el idioma.
A este paso eso de que el mejor español se habla en Valladolid se quedará en mito. El mejor terminará siendo el de Perú, Bolivia o Ecuador. Al tiempo.
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Mié Feb 22, 2012 9:22 am

Desgraciadamente de acuerdo. El problema es no distinguir niveles, no saber cuándo toca hablar de una manera u otra, por lo que la gente no se preocupa de mejorar su vocabulario para usarlo en un nivel que no domina y que le importa un bledo. Toda palabra que no sea de uso común (y de uso común son siete u ocho) es una pedantería y provoca desconfianza o directamente pitorreo ("pitorreo", dicho sea de paso, es una palabra demasiado rara para mucha gente, manda huevos). Una vez vi cómo reconvenían a alguien que usó la palabra "Belcebú": "No sé quién es ese señor", le dijeron. Y estábamos en la cafetería de la Universidad 8O

La otra noche estuve chateando un buen rato con nuestra amiga Corsaria, allá en su Buenos Aires querido. En un momento dado ella empleó la palabra "prolijo" y me dejó pasmado: las tres cuartas partes de españoles no saben qué coño significa "prolijo"... y el resto no nos atreveríamos a usarla, por si acaso :oops:
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Mié Feb 22, 2012 10:58 am

Sí...la famosa parodia del hijo prolijo. 8)

El mes pasado en 'Pasapalabra' concursó una chica rusa, Lilit. Ya me gustaría a mí tener el vocabulario que tenía ella.

Recomiendo encarecidamente (nótese el cambio de registro) el juego de mesa Verbalia (en versión castellana y catalana) de Marius Serra, verbívoro y lletraferit. Está también en facebook.

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Mié Feb 22, 2012 11:15 am

Huy, si nos metemos en lenguas periféricas... Aquí en Mallorca con el cuento de "Això serà en català, en mallorquí se diu..." cualquier burrada vale y no me refiero a palabras mallorquinas sino castellanismos y pedestreces. Una cosa es decir "fems" en vez de "escombraries", pero me da grima oír decir "bassura" :?
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
Ginebrino
Mensajes: 2257
Registrado: Sab Nov 26, 2011 12:00 am
Ubicación: Entre Pinto y Valdemoro

Mensaje por Ginebrino » Mié Feb 22, 2012 11:29 am

Me estais recordando a una profesora de Derecho Administrativo! Que argumentaba que la mayoria de la gente vive usando no mas de 50 palaras al dia, incluidas interjecciones, articulos, conjunciones y demas... Cuando dices esto, la gente se echa manos a la cabeza, pero resulta que es verdad. Tenemos nuestros accesos directos de vocabularios y cuando alguien dice: "Como se encuentran vuestras mercedes hoy" Choca bastante con el mas que tipico: "Que pasa tio?"

Lo de Belcebu me ha recordado a una historia de un compañero en la Mili:

Durante una imaginaria le pillaron a el y otros dos mas: Uno durmiendo, otro leyendo un libro y el fumando. Vamos, las tres cosas que no se debian hacer.

La cosa es que el cabo primero que los pillo les dijo de todo, y les pregunto de quien era el libro (para ver si se podia calzar un cuarto soldado) La cosa es que mi compañero le dijo que el libro era de Julio Verne.

Al parecer al dia siguiente en formacion busco al tal Julio Verne para ajusticiarlo por prestar libros. Y claro, como mi compañero de trabajo habia sido quien le dijo de quien "era" el libro, pues creia que lo estaba encubriendo por que no salia de formacion, hasta que el comandante se entero y pillo por banda al cabo primero diciendole de analfabeto e inculto para arriba.

Librandose mi compañero de una buena.

Esto tendria mucha gracia de no ser por que mi compañero de trabajo hizo la mili en el año 80 o en el 86.

Responder