Enemigos de APR

Noticias, entrevistas, artículos y material diverso sobre Arturo Pérez-Reverte

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Mié May 02, 2012 6:41 pm

:lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol:

Y si no, le ayuda Ataúlfo Domínguez, el de "la arruga es bella" 8)
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
Violette
Mensajes: 212
Registrado: Mié Abr 27, 2011 11:00 pm
Ubicación: Aquí, allí... depende del día y de la hora...

Mensaje por Violette » Sab May 05, 2012 9:13 am

aik escribió:
vetinari escribió:
El_Curioso_Impertinente escribió:

Bastante planchado, la verdad :lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol:


Venga, venga...¡no te arrugues, Curioset!


Al que se arruga, Dios le ayuda. :lol:


¿la arruga es bella?

yo creo que la plancha y los cristales son castigos de la Inquisición que han sobrevivido hasta nuestros días bajo falsas apariencias...

por cierto, ¿alguien puede darme alguna indicación sobre este tal Eduardo Arroyo que ha puesto a Reverte a caer de un burro? por leer alguno de sus libros.. y saber si tiene motivos o no para criticar... igual es un unamuno por descubrir... :lol: :lol:
¿Para qué sirve un libro sin imágenes ni diálogos?

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Dom May 06, 2012 2:46 pm

Pues ni idea de quién es este Arroyo, Violette. ¿No es del autor de Yo, Onán , En busca de mí mismo y Oui, c'est moi? :roll:
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
Violette
Mensajes: 212
Registrado: Mié Abr 27, 2011 11:00 pm
Ubicación: Aquí, allí... depende del día y de la hora...

Mensaje por Violette » Lun May 07, 2012 11:11 am

El_Curioso_Impertinente escribió:Pues ni idea de quién es este Arroyo, Violette. ¿No es del autor de Yo, Onán , En busca de mí mismo y Oui, c'est moi? :roll:


jejejejeje... igual sí... con pseudónimo, por aquello de poder desarrollar múltiples personalidades...
¿Para qué sirve un libro sin imágenes ni diálogos?

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Vie Jun 22, 2012 9:07 am

Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Vie Jun 22, 2012 9:11 am

Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Jue Jul 05, 2012 11:13 am

Enrique Meneses en Jot Down

Enrique Meneses: “El futuro son los bloggers”Posted by Yolanda Gándara


Es imposible hablar de Enrique Meneses (1929) sin hablar de su ascenso a Sierra Maestra como si de un Himalaya del periodismo se tratara. Sus reportajes de Castro y Che, de Martin Luther King, de Kennedy, de la guerra del Canal de Suez, son una parte de la crónica histórica que nos lega. Pero Enrique también es actualidad. Integrado en las redes sociales, los blogs y la comunicación digital, representa como pocos el pasado y presente del periodismo: “De la generación Magnum al 2.0” como acertadamente define su trayectoria el documental de Georgina Cisquella Oxígeno para vivir. Hablar con Meneses es recibir una clase magistral no ya de periodismo, sino de optimismo y pasión por la vida y por el oficio. A sus 82 años sigue levantándose cada mañana para trabajar en su ordenador y dar forma a grandes o pequeñas historias que el ojo entrenado del reportero detecta en lo más cercano, como su reciente visita al hospital que relataba con humor en su blog en el momento de nuestra llegada.

Tu biografía está tan íntimamente ligada al periodismo que es difícil imaginar que pudieras hacer otra cosa. ¿Qué ha supuesto para ti tu trabajo?

Mi trabajo es mi vida. Si yo hubiese sido rico me hubiera arruinado con el periodismo. Creo que todo el que se dedique a esta profesión sin vocación va de culo. Una pregunta que me han hecho mil veces: en el caso de la niña que se está muriendo en África y que tiene un buitre esperando su muerte, ¿tú qué harías en esa situación? Yo haría la foto, que es una centésima de segundo, luego cojo a la niña y la llevo donde pueda salvarla, pero una centésima de segundo me permite que la gente sepa lo que es la hambruna, que la gente sepa lo que es África, lo que está pasando. El primer mundo gasta más dinero en adelgazantes que en dar de comer a los niños de Somalia. Mi filosofía es bastante sencilla aunque un poco burra; he protestado toda mi vida cuando sale el locutor en televisión diciendo “les advertimos que hemos omitido imágenes por su dureza”. O sea, hay un señor que se está jugando la vida en Bagdad o en Afganistán para hacer esas fotografías y llegan los colegas y se las escamotean. ¿Es que no se pueden enseñar las cosas como son?

Pero el fotógrafo también puede manipular mostrando un determinado instante del contexto, aunque sea real. Por ejemplo, la fotografía de la niña y el buitre que mencionas tiene una historia controvertida. [N.de la R. Fotografía de Kevin Carter, premio Pulitzer en 1994]

¿Pero qué manipulación? La niña está ahí. A mí lo que me revienta es que se proteja la digestión de la gente. Los niños que están viendo la televisión en cuanto acaben de comer se van a poner a matar marcianitos o a ver películas de las que mueren mil indios. Están acostumbrados a una especie de muerte artificial, falsa. La muerte es la muerte, después no te levantas y haces otra película. Eso no hay que metérselo en la cabeza a los niños, lo que hay que enseñarles es la realidad.

¿Siempre es necesario mostrar las imágenes impactantes? En el caso del tsunami de Japón, entre las miles de imágenes que nos llegaron, se mostraron muy pocas de muertes. ¿Habrían aportado algo?

Sin imagen no hay nada. Yo no he utilizado jamás ni flash ni trípode porque no quiero falsear las cosas, destruyes la realidad. La realidad es bastante más oscura, no se ve casi nada en algunos sitios y si sueltas un buen golpe de luz la gente cree que estás en el baile de la ópera de Berlín. Otra cosa que no hago jamás es pedirle a una persona que pose. Lo odio, no soy retratista de estudio, soy un cazador en ese sentido. Voy a cazar el instante y no voy a cambiarlo por comodidad.

¿A qué has tenido que renunciar dedicándote al periodismo?

No he renunciado a nada. Bueno, mi padre quería que fuera diplomático y tuve que hacer tres años de Derecho en Salamanca, pero dije ¿por qué tengo que hacer lo que mi padre quiera?

¿Y qué compensaciones has tenido?

Todas.

¿Económicas también?

Llevo 63 años haciendo de freelance, me manejo muy bien. Ha habido veces que he perdido 2000 dólares en hacer un reportaje. Nunca he querido estar en nómina. He hecho los reportajes que me gusta hacer, no los que me dice el redactor jefe, que muchas veces es el sobrino del dueño del periódico o un enchufado y no tiene ni idea de lo que es fotografía. Si no haces algo que te gusta, nunca te saldrá bien. Yo fui a Cuba siguiendo a una chica que me plantó y dije, bueno, una derrota, es cojonudo porque es la mejor manera de reaccionar. ¿Qué es lo que puedo hacer? Primero, para sobrevivir, escribir para Bohemia, para Caretas, para la prensa local; segundo, preparar el salto a la Sierra que todavía nadie ha conseguido subir porque el General Chaviano les intercepta en el aeropuerto de Santiago. A mí no me va a interceptar este. Mandé mis cámaras en una caja de whisky al bar Windsor de Santiago, que era propiedad de una aragonesa, y me las guardó hasta que yo llegué. Luego me metí por una carretera construida por los españoles en el s. XVI, totalmente inutilizada desde hacía siglos; pero los hombres que rodeaban la sierra estaban en la autovía. Tienes que hacer las cosas con inteligencia. Con el reportaje de sierra Maestra me esperaban siete millones y medio de pesetas en París, el 50 por ciento era para París Match y el otro 50 para mí. He vendido también la película, porque no soy de los que dice “soy fotógrafo pero no escribo” o al revés; tienes que ser como un tanque, tienes que trabajarlo todo. ¿Qué hace Gervasio Sánchez? Trabaja para la SER, trabaja para el Heraldo de Aragón, para Blume (el editor de sus libros). Tienes que sacar todo el jugo de ti mismo, no tener un jefe que te diga: “Váyase a la puerta de La Moncloa para sacar la foto de cuando se den la mano”. Qué colección de fotos tiene que haber de los treinta últimos años de gente dándose la mano sin mirarse a los ojos, mirando a las cámaras. Y todavía hay algunos que dicen: “Por favor, dense la mano otra vez que no me ha salido bien la foto”. ¿De dónde sale ese tipo de garrulo? Es tremendo. Y ahora hay 20.000 licenciados que han salido de la universidad, que no vale absolutamente para nada.


Fidel Castro en Sierra Maestra, por Enrique Meneses: “La luz es de una vela. Das un minuto de exposición, aguantas la respiración, abres las piernas para hacer de trípode y pones los codos contra el cuerpo”

Recientemente entrevistábamos a Soledad Gallego-Díaz y nos decía que el periodismo no se aprende en las facultades.

Se aprende en la universidad de la calle. Así de sencillo. ¿Pero qué les van a enseñar en la Universidad? Si lo que les enseñan en la facultad es lo que normalmente se enseña en el bachillerato. A mí me decía uno: “leemos mucho a Galdós”. ¿Y qué hacéis con Galdós en el periodismo?

¿Qué requisitos consideras necesarios para ser un buen periodista?

Descubrir la sencillez de la fórmula del periodismo: ir, ver, anotar, grabar, volver y contarlo. Punto.

Sé que no te hace mucha gracia que te llamen “maestro”, así que hablaremos de otros. ¿A quién consideras referente?

Todos somos maestros. Yo he aprendido mucho de un iraní que se está muriendo ahora en Nueva York gracias a la medicina americana que dice la gente que es tan buena, pero está pagando 15.000 dólares mensuales por el mismo cáncer que yo he curado aquí en La Paz, Sharokh Hatami. Muy bruto, pero muy intuitivo. Es el que hizo las fotos de los ayatolás cuando volvieron a Teherán. Ha habido bastantes, y en estos momentos todavía salen algunos. Está Mayte Carrasco, que es una chica que me encanta porque, entre otras cosas, se ha lanzado. Me he cansado de decirle a los chicos: Tened una idea para sobrevivir. Es una profesión de supervivientes. Yo he dado clases de francés, he doblado películas de documentales de las Pirámides, con 200 libras he llegado a El Cabo. He dado conferencias en ruta hablando del Canal de Suez, algunas veces no hemos tenido que comer, hemos ido a un mercado negro y nos han dado de comer. Mira la que sacó el hashtag #gratisnotrabajo, qué frase tan inteligente, qué valores trae. Esta tendría que ser panadera, pero ¿periodista? Ahora con el tema de la crisis, ¿cómo puede haber gente joven diciendo “vamos a vivir peor que nuestro padres” sin tener ni idea de lo que han vivido sus padres y abuelos? Yo he vivido cinco crisis en mi vida, la gente no se mete en la cabeza que después de la noche viene el día y viceversa. ¿Todo el mundo tiene que entrar en pánico?

Cuando entrevistamos a El Roto nos dijo que algo que consideraba que había perdido la prensa actual eran imágenes de calidad. ¿Estás de acuerdo? ¿Crees que es una faceta que se descuida?

El Roto, que trabajó conmigo en la revista Cosmópolis cuando era Ops, lo que tiene es una cámara en el ojo. Es metaperiodismo lo que hace. Lo primero que leo todas las mañanas es El Roto, Forges, Peridis y Erlich. Lo que hacen realmente son editoriales. Sabes lo que está pasando solo con ver esas viñetas. La fotografía tiene importancia desde siempre. Hay una fotografía que yo llamo notarial: un señor hace un texto y un fotógrafo que dice “esto ha sido así”. Luego hay otras personas, este es mi caso y el de algunos freelance más, que nos preguntamos por qué hay que escribir con una máquina de escribir o con un ordenador, por qué no se puede escribir con una cámara de fotos, por qué no narrar una historia y construirla. Entonces, tienes el fotógrafo testimonial, que ilustra un texto, y el fotógrafo que cuenta una historia y que el único texto que necesita son los pies de fotos o una entradilla. Salgado no necesita un texto largo hablando de los niños de las Minas de Potosí. Él se ha metido en las minas con los niños, ha hecho las fotos, ha mostrado su sudor, su sufrimiento, su cansancio, cómo comen, cómo duermen. Tenemos a gente como Gervasio [Sánchez], que ha hecho cosas como las que yo he hecho en Sarajevo, en el escenario de una ciudad sitiada y luego tiene otra faceta, la de documentalista.

Qué es más importante: ¿una buena técnica, una buena cámara o un buen ojo?

Tienes que dejarte llevar por la intuición. El que hace poesía, ¿dónde ha estudiado para hacer versos? Le sale de dentro. Instintivamente sabes equilibrar los volúmenes. Yo no corto mis fotos, las publico tal y como están. Es como el diseño, ¿qué hace Barceló para hacer esas figuras tan elegantes? Si no te sale bien una, la repites. Tengo 15.000 negativos y hay cosas que no publicaría. Muy pocas, porque justamente la austeridad que teníamos con la película no nos permitía desperdiciar. Si llevabas dos cámaras con 72 disparos tenías que aprovechar. Los consejos que doy a la gente que va a la guerra son: en primer lugar nunca mimetizarte con ninguno de los dos bandos, nunca llevar un uniforme. Jean Roy murió en el Canal de Suez a 500 m de donde estaba yo por ir vestido de paracaidista. Segundo, no llevar armas, en Sierra Maestra Raúl Castro me ofreció un rifle para cazar y le dije que yo disparo con la cámara y me proporciona las mismas emociones. Te aseguro que te sube más la adrenalina si te acercas a un león a 400 m. con la cámara que si lo haces con un rifle de mira telescópica. Es más, a los fotoperiodistas les digo que es menos peligroso acercarte con una cámara de 35 mm. que con un teleobjetivo de 600 mm. Jean Pierre Pedrazzini murió en 1958 en Budapest por llevar un 600 que confundieron con una bazuca. Ya lo dijo Capa: “Si una fotografía no sale bien es porque no te has acercado bastante”. Yo digo: Si quieres evitar riesgos, acércate lo más posible al peligro, no vas a protegerte intentando ponerte más lejos. Y tercero: La bala que te va a matar no la vas a oír, ¿por qué preocuparte protegiéndote de las balas que oyes a tu alrededor?

¿Qué fotografía consideras la más importante de su archivo? ¿A cuál tiene más cariño?

Hay algunas fotografías de África a las que tengo mucho cariño. Alguna sobre el Sudán, de cuando hice el viaje en el año 56. Ahora Hernán Zin, el periodista argentino, quiere hacer el viaje que yo hice: salir de El Cairo y llegar hasta El Cabo.



Javier Espinosa nos decía que África es un continente ignorado.

Totalmente de acuerdo. Es que no nos interesamos por esto. Mandamos más periodistas a los torneos de fútbol que a la revuelta que ha habido en Mali.

¿Nos llega información suficiente para interpretar los conflictos del continente?

Primero: África es el continente más grande; segundo: no está muy poblado. Tú tienes que analizar las grandes diversidades que existen entre los bantúes, los nilóticos, etc. África tiene mucha riqueza y está avanzando más de lo que la gente cree. No estoy totalmente de acuerdo con algunas cosas que ha escrito Espinosa; África está despertando pero, claro, no se hace una revolución de la noche a la mañana. Las revoluciones del norte de África las han hecho los teléfonos, la gente joven sabe manejar las nuevas tecnologías. Actualmente el norte de África se ha quitado de encima una serie de sátrapas. Cada vez que me preguntan qué pienso de estas revoluciones digo: ¡Me encantan, me encantan! Una de las cosas que me ha llamado la atención es que en todas las manifestaciones que he presenciado en siete años se quemaba la bandera de EEUU enseguida, delante de las cámaras; las mujeres estaban en segundo plano y los hombres en primera fila. De repente, vienen las revoluciones del norte de África y las que están en primera fila son las mujeres, en segunda fila los hombres y detrás las banderas de Egipto, Libia o Argelia. Yo escribí un post que se llama “Túnez y nuestros hijos de puta”. Cuando a Kissinger le preguntaron qué pensaba de Anastasio Somoza, que era un cruel tirano en Nicaragua, dijo: Sabemos que es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta. Nosotros en Europa también hemos tenido nuestros hijos de puta. No queríamos estar discutiendo con parlamentos: si queremos comprar petróleo hablamos con el rey Fahd y punto. Para qué vas a pedir que tenga un parlamento y que el parlamento lo apruebe y se discutan los precios. El precio es el que ponemos nosotros: si me subes el precio del petróleo, yo te subo el de los aviones de guerra. Estábamos comprándoles armas. Cuando se quemó a lo bonzo Mohamed Bouazizi y apenas habían empezado las manifestaciones, Sarkozy pidió que un barco anclado en Marsella cargado de material antidisturbios no zarpase rumbo a Túnez. En Europa nunca hemos estado del lado del pueblo. Por eso nace Al Qaeda. Al Qaeda le dijo a los árabes que no se liberarían de sus tiranos mientras que no dieran un escarmiento al mundo occidental: os está expoliando, os está robando, no os deja ser libres.

Desde aquella imagen con Castro en la sierra ha pasado más de medio siglo. Con la salud de Fidel resentida, ¿cómo ves el futuro de la isla?

Fidel tiene tres años más que yo, lo que pasa es que yo no me he pegado la mala vida que se ha pegado él de preocupaciones y de estar todo el tiempo “erre que erre”. En Sierra Maestra no tenía nada que ver con el señor que después ha sido. A Fidel le han robado su revolución. Mira que yo soy de centro-izquierda y me llamaba Fraga y nos poníamos a hablar de la transición que va a haber en Cuba. Conozco muy bien los equilibrios de fuerzas que hay en la isla, tienes una población que está perfectamente formada, “excesivamente” formada. Cuando yo llegué a Cuba el país tenía un ocho por ciento de analfabetismo y España el doce. Eran más cultos que nosotros, Uruguay también. Ahora el analfabetismo es cero, cosa que no ocurría en España cuando muere Franco. Tú no necesitas cincuenta años para haber educado al país. Los adversarios del régimen se han ido a Miami, han hecho todos fortuna. Los hispanos han convertido Miami, que era el geriátrico de EEUU, en su propia capital. Hay un antagonismo entre los primeros balseros que salieron de Cuba con una mano delante y otra detrás; hoy en día los descendientes se han casado con americanos y ya casi les cuesta hablar castellano. Los exiliados seguro que van a aportar dinero para la reconstrucción de Cuba, que está un poco destartalada.

¿Qué medios lees?, ¿cómo te informas?

Por la mañana cuando me levanto tengo en el ordenador el New York Times, el Washington Post, Le Monde, El País, El Periódico de Barcelona, la SER… he cortado ya con los periódicos. Los que me trae la gente los dejo aquí y los uso de mantel. Utilizo El País de mantel mientras veo las noticias.

¿Te informas más por medios internacionales que por los nacionales?

Si hubiesen hecho eso todos los españoles se habrían dado cuenta de muchas cosas.

Por ejemplo, en el caso de la huelga de 29M, los datos de la prensa extranjera difieren de los de la nacional.

Sí, pero hay que tener en cuenta una cosa. Por ejemplo, The Wall Street Journal ha publicado una foto de los antisistema rompiendo las vitrinas en Barcelona. Y eso no ha sido la huelga. No ha habido ningún incidente en Madrid ni en Valencia ni en ningún otro sitio. Solo en Barcelona, donde existe ese núcleo. Entonces, claro, eso se hace dramático, lo que le gusta a una derecha americana que lo que quiere es ley y orden. Los disturbios no han sido una cosa generalizada, lo que pasa es que hay una prensa a la que le encanta sacar el morbo, pero si te informas con tres o cuatro medios distintos tienes la posibilidad de saber la verdad. Se habla ahora de los periodistas esquiroles, ¿qué es eso del periodista esquirol? ¿Se deja la información que viene provocada justamente por la manifestación? Entonces ya no hay nadie que cuente esto, dejamos que sea Esperanza Aguirre la que nos diga cuántos somos. Es inverosímil.

¿Crees que existe la posibilidad de publicar sin una filiación ideológica?

Neutro no existe nada. Yo no soy imparcial. Nunca voy a estar del lado de Israel cuando bombardea Gaza. Lo siento muchísimo. He vivido siete años en Oriente Medio y sé de lo que hablo. Los unos están tirando cohetes americanos y los otros los están fabricando ellos mismos en casa, cuando no reciben alguno procedente de Irán o de Siria. Tienen derecho a su tierra. Te tienes que poner del lado del más débil, el periodista que no sea débil con los débiles y fuerte con los fuertes no está ejerciendo esa profesión; tienes que ser defensor de quien lo necesita.



¿Existe interés en dar un espacio para una información y un análisis pausado en los medios?

Las redacciones de los grandes medios van a cambiar. Eso de 600 redactores en periódicos como en El País, olvidaos de ello. Las redacciones se van a reducir a 50 o 60 grandes periodistas, sobre todo analistas. ¿A qué llamo yo un analista? A una persona que ha vivido seis o siete años en un país, como es mi caso. La información se busca en Google, se copia y pega… ¿pero qué es eso? Buscas las primeras noticias de cualquier tema y es que están hasta igual redactados. Cortar y pegar. No falta información, llega por todas partes, lo único que no hay es gente capacitada para distinguir lo que es importante de lo que no lo es. Que conozcan el terreno, que conozcan la lengua. Con cuarenta o cincuenta analistas así tienes un periódico. Tienes que tener gente que esté trillando la información que llega, pero al mismo tiempo van a depender de una cosa que es importantísima: los blogueros. Tú coges un tío que es entendidísimo en motor y que sigue toda la Fórmula1, y tienes cubierta esa parte de deportes. Para mí un bloguero es como un lingote de oro. Yo he insistido mucho a Rosa María Calaf para que abra un blog, con diez años que se ha tirado en China y el interés que despierta China. Ella se quejaba de que le daban un minuto para hablar de lo suyo porque había fútbol y no daba tiempo. De forma que a lo mejor habían metido fútbol hasta de tercera y a un trabajo que a ella le había llevado tres días le daban un minuto. Pero todo eso ella lo puede soltar en un blog. Yo estoy soltando todas las experiencias que he tenido en todos mis años de periodismo.

Estás convencido de que el papel va a desaparecer.

Totalmente. Hasta Cebrián lo ha dicho hace poco. Yo llevo más de diez años de bloguero. Rosa Jiménez Cano fue quien convenció a Ramón Lobo y a otros veteranos de que abrieran un blog. Ahora Ramón Lobo es un adicto. El futuro son los bloggers. Hasta puedes hacer tu propio periódico. Hay gente que me pregunta cómo he podido adaptarme a esto. Empecé con una máquina de escribir, ¿por qué no voy a seguir progresando y seguir aumentando conocimientos? La gente está acostumbrada a decir “cualquier tiempo pasado fue mejor”. No es cierto. A mí no me gustaría volver a vivir mi juventud, ya la viví. Cuando Fraga leyó mis memorias, Hasta aquí hemos llegado, me dijo: “Hay que ver lo que has follado y lo que has bebido”.

Dirigiste la edición española de Playboy, ¿cómo era aquello?

Los españoles estaban empezando con el alfabeto del sexo, cuando piensas en lo que se han convertido… Ahora las chicas españolas asustan a las suecas. Son más lanzadas. De lo cual me alegro. Yo tengo dos hijas y siempre les he dicho que se acuesten con quien quieran y luego decidan quién les viene bien. Antes de Playboy dirigí Lui, una versión francesa de Playboy con muy buen gusto. Yo he hecho poco desnudo en fotografía, pero lo poco que he hecho ha sido siguiendo las normas de los fotógrafos franceses, que es mezclar la luz diurna con la luz artificial; la piel queda mucho más bonita que con la crudeza de la luz eléctrica o de la luz de sol que también quema.

Para terminar, define con una frase o un titular a los siguientes personajes:

Juan Luis Cebrián.

Les tengo miedo a todos los que han salido del periodismo para ir a la Academia.

Pues otro de esos tres: Arturo Pérez Reverte.

Una chica me dijo: Acabo de entrevistar a Reverte y dice que te admira mucho. Yo le dije: si le vuelves a ver le dices que yo no le admiro absolutamente nada.

Francisco Umbral.

Un divino snob.

Pedro J.

Se ha puesto los tirantes de Bernstein sin haber hecho su Watergate.

Enrique Meneses.

Un loco que se ha divertido en este mundo y considera que vivir es lo más bonito que hay.



Fotografía: Guadalupe de la Vallina
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Jue Jul 05, 2012 6:26 pm

Ada escribió:Enrique Meneses en Jot Down

Les tengo miedo a todos los que han salido del periodismo para ir a la Academia.

(...)

Una chica me dijo: Acabo de entrevistar a Reverte y dice que te admira mucho. Yo le dije: si le vuelves a ver le dices que yo no le admiro absolutamente nada.

(...)

Pedro J.
Se ha puesto los tirantes de Bernstein sin haber hecho su Watergate.


Jodó

Avatar de Usuario
endeavour
Mensajes: 946
Registrado: Jue Ene 21, 2010 12:00 am
Ubicación: Valencia

Mensaje por endeavour » Vie Oct 19, 2012 9:02 pm

Violette escribió:
aik escribió:
vetinari escribió:

por cierto, ¿alguien puede darme alguna indicación sobre este tal Eduardo Arroyo que ha puesto a Reverte a caer de un burro? por leer alguno de sus libros.. y saber si tiene motivos o no para criticar... igual es un unamuno por descubrir... :lol: :lol:


Yo sólo conozco a un Eduardo Arroyo. Y es pintor y escritor. Y me encantan sus exposiciones. No creo que sea el mismo.

Tengo entre mis griales su biografía del gran "Panamá" al Brown. Y es excelente.

Espero que no sea ese.... jeje.

un saludo.

Adeletheresa61
Mensajes: 1492
Registrado: Mar May 03, 2011 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por Adeletheresa61 » Mar Nov 13, 2012 6:54 pm

Pensamientos retorcidos de Eleuterio Fernández Guzmán


http://infocatolica.com/blog/meradefens ... o-y-la-dis


"Pérez Reverte, Arturo, y la distorsión de la verdad"

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Mié Nov 14, 2012 12:17 pm

Adeletheresa61 escribió:Pensamientos retorcidos de Eleuterio Fernández Guzmán


http://infocatolica.com/blog/meradefens ... o-y-la-dis


"Pérez Reverte, Arturo, y la distorsión de la verdad"


El Eleuterio este ni sabe entender, ni saber pensar, ni sabe escribir. :evil:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Mié Nov 14, 2012 12:32 pm

Eleuterio says
Lo digo por eso de la España de “mantilla, peineta y agua bendita”. En realidad, eso se da ya poco.


Imagen
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
vetinari
Mensajes: 2226
Registrado: Mié Jul 25, 2007 11:00 pm
Ubicación: Al sur

Mensaje por vetinari » Sab Nov 17, 2012 7:48 pm

He cometido el "error" de leer la presentación de quien es este señor que aparece arriba a la derecha de la página.
Y, lo admito, soy una cobarde o tengo el estómago delicado, pero no he sido capaz de decidirme a leer el articulito. Me fiaré de vuestro criterio.
"...Efialtes aparecerá finalmente,
y pasarán los persas" Cavafis
"No hay quien pueda comprar el ser marino cuando estás en el mar." APR
"Freedom is just another word for nothing left to loose" Janis Joplin

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14640
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Jue Ene 24, 2013 10:45 am

De lo que no se enteran Pérez-Reverte y demás liberales, jacobinos y etcétera
Antonio Moreno Ruiz - dignidaddigital.com - 24/01/2013

“Los hermanos sean unidos,
porque esa es la ley primera.
Tengan unión verdadera
en cualquier tiempo que sea,
porque si entre ellos pelean
los devoran los de afuera.

Arturo Pérez-Reverte, que no deja de ser un gran escritor, es muy aficionado a echarle la culpa de nuestras miserias a una sempiterna conspiración de malvados reaccionarios, sobre todo curas y aristócratas, que no nos dejan ser libres y desarrollados y que por eso estamos como estamos y somos un país históricamente enfermo; un país al que habría que forzar a ser libre. No es algo exclusivo de él. Otro gran escritor, Benito Pérez Galdós se llevó [sic] desde el siglo XIX al siglo XX también con la misma milonga, que es al fin y al cabo lo que liberales, jacobinos y demás ralea han querido imponer. Ello también se cristalizó en mayor o menor medida en grupos de intelectuales como la Generación del 98 o el regeneracionismo.

Si concretamos en Pérez-Reverte, a través de su novela 'El asedio', en no sé cuántas entrevistas ha vuelto a repetir por activa y por pasiva de que [sic] la culpa de todo la tuvo el exceso de religión. De religión católica, naturalmente. Que nos faltó la modernidad y el comercio, que era lo que había en Inglaterra y en los países del entorno protestante. Pero claro, es que resulta que en Inglaterra por ley tenemos que el rey es el papa (la reina-papisa en este caso), y que a día de hoy, es el país más aristocrático y probablemente más clerical de Europa, como son los países protestantes de iglesias nacionales. Inglaterra todavía tiene la cámara de los Lores, algo que en España sonaría a fascista o algo así. ¿Cómo explicaría esto Pérez-Reverte y demás caterva de liberales, jacobinos y compañía? Y es que no sólo doña Isabel es la reina-papisa para los protestantes británicos. Para muchos súbditos de su imperio también. E incluso así lo consideran no pocos estadounidenses. ¿Qué diremos del Japón, donde la figura del imperio y la religión son tan ligadas como intocables?

Y bueno, en mi tierra abunda la estupidez en aquellos que dicen llamarse andalucistas, que critican amargamente la Reconquista llevada a cabo por la Corona de Castilla (esto es, nuestra identidad) y sacan el tema de la Iglesia, la Inquisición, que la religión es inversamente proporcional a la ciencia, exalten el legado almohade... Una terrible secta norteafricana que entró a sangre y fuego no sólo contra los cristianos, sino también contra los judíos y contra los propios musulmanes hispanos, destrozando viñas por ser sospechosas para hacer vino. Y sin embargo, no se puede negar que nos dejaron un legado arquitectónico magnífico.

Así las cosas, y sin desmerecer hechos históricos, ¿cómo Pérez-Reverte y compañía explicarían que hoy la mayor parte de la aristocracia y el clero hoy están de su lado? Que en verdad lo están desde hace tiempo. Y es que estos propagandistas que al final comparten “tesis” con los comunistas, no saben lo que dijo el gran filósofo alemán Oswald Spengler sobre los ingleses ("los ingleses, considerados como pueblo, son tan imprudentes, tan estrechos y tan poco prácticos en cosas políticas como cualquier otra nación. Pero poseen una tradición de confianza, pese a su gusto por los debates y las controversias publicas. La diferencia esta que el inglés es “objeto” de un Gobierno con antiquísimos y triunfantes hábitos):

“El gran hombre de Estado es raro. Que aparezca, que se imponga, y que esto suceda demasiado pronto o demasiado tarde, depende del azar. Los grandes individuos destruyen a veces más de lo que edifican por el hueco que su muerte deja en el torrente del suceder. Pero crear una tradición significa eliminar el azar. Una tradición crea hombres de un nivel medio superior, con los cuales se puede contar en el futuro. No crea un César, pero sí un Senado; no un Napoleón, pero si un insuperable Cuerpo de Oficiales. Una fuerte tradición atrae talentos y con pequeñas dotes, alcanza grandes éxitos. Demuéstrenlo las escuelas de pintura en Italia y Holanda, no menos que el ejército prusiano y la diplomacia de la Curia romana. Fue una gran debilidad de Bismarck, en comparación con Federico Guillermo I, el que, sabiendo actuar, no supiera crear una tradición. No pudo producir junto al cuerpo de oficiales de Moltke una raza correspondiente de políticos que se siente idéntica con su Estado y los nuevos problemas de este, y acogiese de continuo los hombres importantes de abajo, imponiéndoles para siempre su ritmo de acción. Cuando no sucede esto, queda, en lugar de una capa gobernante, una colección de cabezas que no pueden valerse ante lo imprevisto. Pero si se realiza, entonces surge un pueblo “soberano” en el único sentido digno de un pueblo y posible en el mundo de los hechos: una minoría perfectamente criada y que completa y se renueva a si misma; una minoría con tradición segura, probada en larga experiencia; una minoría que incluye en su esfera a todos los talentos y los emplea, y, por lo tanto, se encuentra en armonía con el resto del país gobernado. Semejante minoría se convierte en una verdadera raza, incuso si una vez ha sido partido, y decide con la seguridad de la sangre y no del intelecto. Esto significa, por decirlo así, la substitución del gran político por la gran política”.

Oswald Spengler, como Gaspar M. de Jovellanos, daba mucha importancia a la tradición. Tradición que, como nos enseñó Juan Vázquez de Mella, es un concepto dinámico. “Purificable”, si se quiere, manteniendo las esencias y no quedándose en una pose estático-caricaturesca. Porque sin tradición no hay progreso. Si un pueblo renuncia a lo que le transmitieron sus antepasados, renuncia a su futuro. Al fin y al cabo está renunciando a su espíritu, que para cumplirlo debería ejercer como una gran familia, y como dijo el poeta argentino José Hernández por boca del gaucho Martín Fierro:

“Los hermanos sean unidos,/ Porque esa es la ley primera/ Tengan unión verdadera/ En cualquier tiempo que sea/ Porque si entre ellos pelean/ Los devoran los de afuera.

Y es que Pérez-Reverte, liberales, jacobinos y etcétera nunca dicen que Austria es un país católico, como en buena medida lo es Francia, a pesar de los pesares; que la mitad de Alemania es católica, que más de la mitad de Suiza es católica, que Liechtenstein es católico y que incluso Inglaterra tiene un porcentaje nada desdeñable. Como católicos españoles fueron los que colonizaron y civilizaron más de la mitad de los actuales Estados Unidos.

En fin, desde que se provocó el gran rupturismo del mundo hispánico a ambas orillas del Atlántico, llevan escupiendo y falseando contra nuestra tradición con las oligarquías iluministas por delante, las cuales han sido ayudadas en no pocas ocasiones del golpismo militar y de la intervención extranjera. Y encima, todo ello ha hallado una inestimable ayuda de la propaganda barata que representan Pérez-Reverte y demás liberales, jacobinos y etcétera, que siguen sin enterarse de qué va la película. O peor: no se quieren enterar, y no quieren que los demás nos enteremos.

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Jue Ene 24, 2013 3:09 pm

8O

Yo pienso de que este hombre, a nivel de periodista y en base a lo que he leído, es un marmolillo.
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Lun Mar 11, 2013 6:10 pm

No sé exactamente donde "colocar" esto. Por el título me parece adecuado en este post. Por contenido podría ir casi en cualquier otro lado (en alguna patente, por ejemplo):

http://www.alertadigital.com/2012/06/25 ... -del-todo/

Arturo, debí dejar que te ostiaran del todo


Mantuve una relación muy cordial con el escritor Arturo Pérez Reverte cuando trabajaba en los informativos de Televisión Española. El autor de ‘La reina del sur’ era a finales de los 80 uno de los anónimos reporteros del incombustible “Informe Semanal” y yo era el responsable en Melilla de la delegación del Diario de la Costa del Sol. Era aquella una época de convulsiones en la ciudad norteafricana, con enfrentamientos, a veces extremadamente violentos, entre miembros de las comunidades española y musulmana.
No es menester que les aclare que aquel diario que yo dirigía en Melilla apoyaba firmemente los valores representados por la población española de origen. Tanto que éramos muy apreciados por los melillenses de origen peninsular, vendíamos más ejemplares que el diario local, de tendencia promusulmana, lo que por añadidura jugaba a nuestro favor. De los apoyos que sentíamos cerca, los más entusiastas procedían de los integrantes de APROME, la mítica Asociación Pro Melilla, que tan mala prensa tenía entre los medios progres españoles.
En uno de sus informativos, RTVE llegó a compararle con el Ku Klux Klan, mientras ‘El País’ pedía abiertamente su disolución. Lo que esa gente quería era una Melilla con una base étnica y cultural española, y mantener esa pretensión les costó muy caro a nivel de imagen. Riachuelos de tinta negra se vertían diariamente contra sus representantes y, muy especialmente, contra su carismático líder, Juanito Díez de la Cortina-León, quien me honró siempre con su afecto. Sorprende el impacto de la propaganda contra personas que lo único que hacen es defender lo contrario de lo que el sistema valida como políticamente correcto. Frente al paulatino proceso de marroquinización y degradación de la ciudad de Melilla puesto en marcha en los años 80 por los gobiernos de Felipe González, el sistema estableció que lo más prudente era permanecer callado. Si te saltabas ese guión, que es lo que a diario hacía la voluntariosa gente de APROME, entonces una torrentera de insultos, anatemas, recusaciones y soflamas acusatorias se vertían contra tí de forma inmisericorde.
Se comprende pues que, en ese clima de linchamiento mediático y aturdimiento moral, de maniqueísmo prejuicioso y sectario, la gente de APROME desconfiara de cualquier periodista progre que se acercara a ellos. Arturo Pérez Reverte no fue una excepción. Cuando viajaba a Melilla por motivos profesionales solía venir a verme. Un día lo hizo para que disuadiera al líder de APROME de que se negara a recibirle, bajo las más solemnes promesas de ecuanimidad, rigor e imparcialidad por su parte.
“Si viene a través tuya, lo recibo en una hora. Mejor es que vengas con él”, respondió mi amigo Juanito a mi petición de árnica para el reportero Reverte.
Una hora más tarde, me planté con Pérez Reverte en la oficina del líder de los españolistas melillenses, a quien un exministro de Franco definió como un revulsivo de la españolidad de la ciudad. Hombre simpático, Juanito nos recibió con suma cordialidad. Al acercarme, el de APROME, sonriente, me espetó con sorna: “Tu amigo no nos quiere nada bien”. Cara de asombro en Reverte ante las primeras gotas de distensión, cuando lo que esperaba era un diluvio de reproches.
Ni Pérez Reverte ni yo reparamos en la presencia al fondo de la habitación de un arquetipo de la estirpe de los ciclópeos. Se trataba de un conocido empresario de Melilla, al que algunos musulmanes acababan de destrozar su negocio de ropa. Los pocos medios nacionales que dieron la noticia, entre ellos la empresa para la que trabajaba Pérez Reverte, pusieron más el acento en las ideas políticas del damnificado que en el atentado terrorista sufrido. Por todo ello habría que atenuar la gravedad de una reacción tan poco racional como la del gigante, al que conocía de vista y a quien precedía la fama de ser algo bruto.
Vino hasta nosotros y lo primero que hizo fue preguntar a Pérez Reverte para qué medio trabajaba. Satisfecha su pregunta, lo segundo que hizo el gigante, sin preámbulo alguno, fue hacer diana con sus rocosos puños en el rostro del escritor, una y otra vez. Antes de que pudiésemos reaccionar a la inesperada avalancha de golpes, que caían como panes, la cara de Pérez Reverte era un patético poema. Decidí instintivamente terciar en la escabechina de mamporros sirviendo de escudo al murciano. Lo que consegui con mi placaje fue que uno de los golpes de la mole, certero y aterrador, impactara en mi maxilar. Han pasado los años y aún me duele al recordarlo. Lo importante es que conseguimos aplacar a la fiera, en mi caso a costa de mi quebrantada mandíbula. Pérez Reverte, entre tanto, aprovechó el revuelo y la confusión para perderse de vista de una forma infame. Desde entonces no he vuelto a verlo.
Por todo lo anterior y por la autoridad moral que me confiere ante él el hecho de haber expuesto mi mandíbula a la defensa de su integridad física, me va a permitir que responda a uno de sus recientes artículos donde aboga por mestizar a los españoles para diluir “en la genética nuestra mala simiente ancestral”. De entre todas las respuestas que se me ocurren, todas guardan relación con el desagradable y doloroso incidente de Melilla. Así que para mala simiente ancestral, la del cobarde que, en medio del fuego cruzado de golpes, dejó tirado a quien, literalmente, dio no sólo la cara por él sino que dejó que se la rompieran. Así que para simiente odiosa, la suya.
En conclusión, que debí dejar que aquel hércules terminara de ostiarlo. Mi mandíbula me lo habría agradecido estoy seguro más que él. Y mi rostro conservaría aún el gozoso privilegio de no haber sido arreado nunca. Que hay manos nada blancas que sí que ofenden. Cosas de la hombría y de la orgullosa simiente hispánica, supongo.
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Lun Mar 11, 2013 6:33 pm

Ya, pero entonces no podría usted haberlo contado, con el único y mezquino fin de pasar usted por valiente y el de hacer pasar a Arturo por cobarde.
Y es que lo normal es que Goliat le de de hostias a David y lo más sensato es largarse por piernas; sobretodo si te llevan a una encerrona y no llevas la honda a punto.

Gracias Ada por traer esta curiosa historia.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14640
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Mar 11, 2013 6:56 pm

Supongo que habrá leído también otras patentes donde no deja nada bien a cierto tipo de musulmanes. Si es eso lo que le preocupa.

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Lun Mar 11, 2013 8:38 pm

La historia esta del gigantón hostiando (del latín "fustigare" y por tanto comenzado en hache) a Arturo y huyendo cual conejo debió de suceder después de que este hombre volviera de pillar en los Conguitos. Que la flipó de kiffi con Ketama, vamos. A mí me suena a historieta..
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Lun Mar 11, 2013 9:23 pm

El_Curioso_Impertinente escribió:La historia esta del gigantón hostiando (del latín "fustigare"

Perdona, hostiando (con "h") del español "dar de hostias". :wink: :lol:

Responder