La Reverteca

Noticias, entrevistas, artículos y material diverso sobre Arturo Pérez-Reverte

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mar Oct 18, 2011 6:04 pm

El mar que une a todos
Melchor Mateo - diariodecadiz.es - 18/10/2011

La UCA quiso hacer partícipe a toda la sociedad de que el proyecto del CEIMAR no se queda sólo en el ámbito universitario. Una foto en la playa de La Caleta con todos los representantes de empresas e instituciones escenificó esa comunión. Si la decisión que se tiene que tomar el jueves en Madrid dependiera del apoyo de los sectores empresarial, político y social, la consecución del CEIMAR sería pan comido o, ya que hablamos de términos marinos, el pescado estaría vendido.

La Universidad de Cádiz se apuntó ayer un tanto con la presentación en sociedad del campus de excelencia. La UCA y el resto de instituciones académicas tienen mucho que decir en el desarrollo de esta iniciativa pero perdería toda su esencia si fuera un proyecto que viviera de espaldas a las empresas e instituciones que le rodean. Muy claro lo dice el lema: "El mar que nos une".

La UCA lanzó ayer un guiño de que éste es un proyecto de todos, de la sociedad gaditana al completo y para ello desde el Rectorado se quiso que la foto que ilustrara el acto fuera en La Caleta y con todas las instituciones y empresas que estuvieron en la presentación en la facultad de Filosofía y Letras. Y es que hasta el lugar de la presentación estaba cargado de simbolismo, ya que a pesar de que es un campus relacionado con las ciencias medioambientales, tiene un componente humanístico muy importante, por lo que la elección de Filosofía y Letras no era una mera casualidad.

Hubo asistencias físicas y otras virtuales. En el vídeo promocional del CEIMAR, que estaba muy bien elaborado, aparecían dando su apoyo a la iniciativa de la Junta entre otros, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; el director del Centro Superior de Investigaciones Científicas, Rafael Rodrigo; y el escritor y miembro de la Real Academía de la Lengua Española, Arturo Pérez-Reverte. "Cádiz es una puerta perfecta para la memoria".

En la primera fila de asientos de una de las columnas laterales estaban en sendas esquinas el pasado y el presente de la Universidad de Cádiz. El rector que dejó su puesto hace unos meses, Diego Sales, y el actual Eduardo González Mazo. El primero y su equipo fueron los que dieron forma a la idea. El segundo es el que le va a tocar defenderla y, si se consigue, gestionarla. Sin embargo, el reconocimiento y el gran aplauso se lo llevó la coordinadora del proyecto, Carmen Garrido, cuando Eduardo González Mazo le hizo un reconocimiento expreso. En un acto institucional como el de ayer, las diferencias políticas quedan en un segundo plano. Francisco Menacho, el consejero de Gobernación y Justicia, se sentaba al lado de por ejemplo José Ignacio Landaluce, alcalde de Algeciras. El Ayuntamiento estuvo representado por la teniente de alcaldesa de Medio Ambiente, Paloma Bordons, pero no por la alcaldesa Teófila Martínez.

Menacho venía a refrendar el apoyo que la Junta da a este campus de excelencia y a las propias manifestaciones de José Antonio Griñán.

La Armada también estuvo muy presente en el acto, sobre todo a través del Instituto Hidrográfico de la Marina y el Real Observatorio de la Armada. Este precisamente ya tienen numerosos contactos de colaboración e investigaciones con la Universidad de Cádiz, donde muchos también ejercen de profesores.

Política, economía, empresas, sociedad..... Pero una de las patas fundamentales para que el CEIMAR llegue a buen puerto es la implicación de los alumnos de la Universidad de Cádiz y del resto de instituciones académicas del mismo tipo en Andalucía. Ayer también había muchos alumnos en el Aula Magna de Filosofía y Letras. Algunos de ellos después podrán convertirse en empresarios y desarrollar algunos de los proyectos que se ideen en este macro-laboratorio que será el campus de excelencia del mar.

En ocasiones se ha dicho que Cádiz vive de espaldas al mar pese a estar rodeado del mismo. Este puede ser el momento para que sea aprovechado de verdad. Ayer se dio un gran paso, el siguiente y definitivo tiene que venir el viernes con la decisión que tome el tribunal internacional en el museo Reina Sofía en Madrid.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Oct 24, 2011 4:27 pm

"Saldremos de esta como antes salimos de todas las demás"
EcoDiario.es - 24/10/2011

Con motivo de la inclusión de Arturo Pérez-Reverte en una lista con el título '35 españoles para nuestro orgullo' publicada en un suplemento de 'ABC', el escritor ha querido responder a tal honor con unas sentidas palabras. El periodista asegura estar muy agradecido por el hecho de que un periódico con la trayectoria de 'ABC' le haya incluido en dicha nómina, rodeado de "más de un siglo de personalidades relevantes en todos los órdenes de la vida española".

Los comentarios que Pérez-Reverte dedica cada semana en 'XL Semanal' a la situación de España suelen ir cargados de pesimismo porque, como él mismo dice, "no hay muchos motivos para ser optimista". "Ser lúcido y español, como dice Alatriste, aparejó siempre mucha amargura", así justifica su desesperanzada visión de lo que le rodea.

Sin embargo, y sin que sirva de precedente, en este texto nos sorprende con una conclusión positiva y optimista sobre el futuro de nuestro país. El escritor nos confiesa que, a diario, después de concluir que todo va cuesta abajo y sin frenos acaba dejándose convencer mientras se toma una cerveza en la barra de un bar, observando y escuchando a la gente, de que hay esperanza. "Hay algo en el español de los bares, en el de infantería, en la gente normal, que siempre acaba convenciéndome de que merece la pena y saldremos adelante de esta como antes salimos de todas las demás".

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Dom Oct 30, 2011 10:35 am

Añoranzas del Poblado de Repesa
Guillermo Jiménez - laverdad.es - 30/10/2011

Cerca de medio siglo de existencia dan para mucho al intentar resumir la historia del Poblado de Repesa, en el Valle de Escombreras. Fueron 447 viviendas construidas escalonadamente. La primera tanda, de 223, se inauguró en 1950, el año de la puesta en funcionamiento de la refinería. A posteriori se construyeron en dos etapas 108 y 163 casas, también de una y dos plantas, las últimas de ellas en 1963. Daban cobijo a empleados y sus familias con trabajo en el emporio industrial que iba a potenciar a Cartagena en todos los aspectos.

Al Poblado no le faltaba el menor detalle. Comenzando porque estaba totalmente urbanizado, algo elemental y normal pero que no siempre se da en este mundo de chapuzas. El administrador de aquel núcleo de más de dos mil vecinos era Alberto Duelo Liarte y poco a poco se construyeron los servicios que demandaban los residentes. El templo de la Virgen de la Caridad dio actividad al primer cura destinado en ella, Francisco Candel Crespo. La iglesia destacaba por una talla de la Virgen realizada por Lozano Roca y no se quedaban atrás las vidrieras de los Cuatro Santos cartageneros. El último sacerdote destinado en el templo fue Pascual Hellín, pero no debo dejar en el olvido al religioso que puso en marcha la rondalla, Francisco Marín Villagordo.

La rondalla en cuestión alcanzó cotas interesantes y se hizo muy popular. No había fiesta en la zona en la que no actuase y hasta llegó a tocar en directo en TVE. Su primer director fue el granadino José Bernabeu, y el último, Juan Ruipérez. También en el ámbito musical en el Poblado surgió el grupo Progression, dándole a la guitarra eléctrica.

Para la diversión se puso en marcha una sala de cine, equipada convenientemente y sin reparar en gastos, y aquellos residentes en el Valle de Escombreras dispusieron asimismo de un Casino Cultural , del que fue primer responsable José Caparrós Morales, después sustituido por Gaby. Alguna vez pudieron presenciar espectáculos taurinos mediante la instalación de una plaza portátil, con actuación del torero de la tierra Manuel Sánchez Juárez, entre otros. En las fiestas tampoco había restricciones para contratar artistas con buen cartel.

También funcionaba el Club Cultural Recreativo Repesa en el que estuvo involucrado el presidente José Luis Meseguer, quien llegó a ser hermano mayor de la Cofradía Marraja. Otra persona relevante por su trabajo fue Pencho Rosique. Se disponía de unas buenas instalaciones deportivas, adecuadamente cuidadas, y al amparo de ellas surgió el primer equipo de fútbol, La Antorcha Deportiva, paso clave hacia el lanzamiento de otros deportes. Alessón, Gonzalo Resines, Villada, Caro, Platas, Pepe Pozuelo y Blas fueron futbolistas que patearon allí el balón, varios de ellos trasladados después a la Refinería de Tarragona. Y en el ámbito del atletismo, Gregorio Lorente Rosas, hoy el más veterano corredor, ejercía de deportista. El doctor Eduardo Borgoñós, que después fue presidente del Cartagena, también arrimó el hombro para el desenvolvimiento de aquel club.

La clínica que instaló Repesa funcionaba con la dirección del médico Cristóbal Torres, quien contaba con el practicante José Fenoll, de quien se dice fue la primera persona que comenzó a residir en una vivienda del Poblado. Y en el aspecto asistencial con el tiempo funcionó una farmacia, de María Sanz, una señora valenciana.

Para la escolarización de los niños no hubo problema. El área de la enseñanza primaria, incluido párvulos, estaba resuelta. Son recordados, entre los maestros que ejercieron, doña Micaela, Vicente Campillo, Antonio Yuste y Saturnino. Seguramente de esas escuelas surgió el hoy académico de la Lengua Española Arturo Pérez-Reverte, que nació en la calle Sol del Poblado.

El callejero estaba centrado en nombres de ríos, de santos, principalmente, con el epicentro de una plaza Circular, con la arteria dedicada al Generalísimo.

Personajes populares en el Poblado, donde todo el mundo se conocía, fueron Anita Cervantes, que regentaba una peluquería; el señor Paco, dueño de una peluquería de caballeros; Emilio, el de la pescadería; María Jiménez, al frente de una carnicería; Pascual y Rafaela, dueños de una verdulería; Agustina y Diego, dueños de la lechería. Otra persona muy conocida era Manresa, el vigilante.

El Poblado, que también contaba con los servicios de entidades financieras (la Caja de Ahorros del Sureste de España, hoy CAM, y una oficina de Correos) estaba bien comunicado con Cartagena, por medio de cuatro autobuses y un servicio de guagua con parada en la plaza de los Héroes de Cavite, aunque durante bastante tiempo se utilizaba el ferrocarril de vía estrecha, 'el chicharra', desde el apeadero de Alumbres.

La suerte de la Lotería Nacional le hizo un guiño en diciembre de 1981 a las gentes de aquel núcleo al ser agraciados muchos de sus habitantes con el premio gordo en el número 23786. Cada décimo adquirido representaba embolsarse 25 millones de pesetas. La riqueza de Repesa, dirigida por el catalán José María Rosell Abelló, llamaba a riqueza.

A partir del trágico incendio de la Refinería, de octubre de 1969, de ocho días de duración, se gestó la firme decisión de ir clausurando el Poblado, por el teórico riesgo por el que podían pasar sus ocupantes en caso de siniestro. Paulatinamente fueron cerrándose las casas y la empresa ofreció compensaciones económicas, de hasta un millón y medio de pesetas de la época, para cada empleado que firmase su marcha voluntaria de aquel lugar que había sido entrañable y al que Antonio Fernández Paredes 'Antoñín' dedicó un libro con el apoyo de Repsol y las colaboraciones de compañeros de trabajo que viene a recoger con amenidad la historia de aquel núcleo urbano a tiro de piedra de los tanques de petróleo.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Sab Nov 12, 2011 12:43 pm

La vuelta al mundo
Jesús Cabrera - eldiadecordoba.es - 12/11/2011

El Gobierno central ha puesto en marcha el mecanismo para la creación de una comisión nacional para la conmemoración del quinto centenario de la primera vuelta al mundo, hecho que acontecerá en 2019. Por lo pronto es todo un detalle que se acuerden de la gran gesta de Fernando de Magallanes y de Juan Sebastián Elcano que, a lo mejor, ya ni figura en los libros de texto.

El alcance de los preparativos llega nada menos que a nueve ministerios que trabajarán de forma coordinada en la preparación del programa de actos que se desarrollarán dentro de ocho años mal contados. Aquí es donde está la parte más delicada, porque en ese programa es donde se verá qué es lo que realmente se conmemora. Se corre el riesgo de que se haga una celebración acomplejada en la que todos los españoles pidamos perdón por esta hazaña. También existe el peligro de que todo se vea salpicado por una corriente revisionista que eche por tierra lo logrado por tan bravos marineros y atribuya el mérito a unos navegantes de otro lugar. No hay que olvidar que siempre está la posibilidad de que algún rencoroso se manifieste en contra de esta primera vuelta al mundo, porque fue una muestra soterrada de un imperialismo incipiente que tanto mal trajo a toda la humanidad.

La solución estaría en que Arturo Pérez Reverte haga una novela sobre Magallanes y Elcano, plagada de marineros escuálidos y de firmes ideales. Será la única manera de que esta primera vuelta al mundo sea de nuevo un orgullo para todos los españoles.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Jue Nov 24, 2011 8:06 pm

De reportero de guerra a superventas: Pérez Reverte cumple 60 años
Elena Box - dpa - 24.11.2011

Académico de la lengua, novelista, ex corresponsal de guerra y autor de uno de los personajes más emblemáticos de la narrativa actual en español: Arturo Pérez-Reverte cumple mañana 60 años con ganas de seguir contando historias. Y llamando a las cosas por su nombre, como manda el sello de la casa.

Su cumpleaños llega apenas un mes después de que publicara la esperada nueva entrega de 'El capitán Alatriste': 'El puente de los asesinos'. La saga de aventuras enmarcada en el siglo de Oro lleva ya más de cuatro millones de ejemplares vendidos y, gracias a ella, además de ocupar el sillón T de la Academia, Pérez-Reverte es lectura casi obligada en los colegios.

Quién se lo iba a decir aquel noviembre de 1996, cuando apareció por primera vez en las librerías aquella novela histórica y de aventuras sobre un espadachín a sueldo amigo de Quevedo, y que firmó junto a su hija Carlota. Pérez-Reverte era ya un escritor de éxito que había publicado su primera novela, 'El húsar', diez años antes. Pero el oficio de escribir, como él insiste en llamarlo, venía de atrás.

Nacido en Cartagena, a orillas de ese Mediterráneo que tanto aparece en sus novelas, se licenció en Periodismo y cursó simultáneamente Ciencias Políticas. Pronto se labró una carrera como corresponsal para diversos medios, entre ellos TVE, y cubrió los conflictos bélicos de Eritrea, Chad, El Salvador, Nicaragua, las Malvinas o la guerra de Bosnia.

En 1994 decidió dedicarse exclusivamente a la literatura, pero sus experiencias como reportero lo acompañan en mayor o menor medida en muchas de sus obras. Especialmente en 'Territorio Comanche', terminada ese mismo año y en la que retrata un modo de entender la profesión, homenajeando a algunos de sus compañeros y ajustando cuentas con otros. Una década después, en 2006, publicó 'El pintor de batallas', enmarcada en la guerra de Yugoslavia pero de corte mucho más intimista, donde saca a relucir recuerdos y fantasmas.

Y es que a medida que las canas iban apareciendo en su barba, el escritor perdía también la inocencia de sus primeros libros, como 'El húsar' o 'El maestro de esgrima', dejando paso a una cierta negrura, un pesimismo crítico y un tono más autobiográfico. "Una novela es como una borrachera", dijo una vez, y "nadie escribe impunemente".

Muchas de sus obras dieron después el salto a la gran pantalla, desde 'La tabla de Flandes' (Jim McBride) o 'La carta esférica' (Imanol Uribe) a 'La novena puerta', la adaptación que firmó Roman Polanski sobre 'El club Dumas', con Johnny Depp como protagonista. Aunque quizá, la más famosa sea de nuevo 'Alatriste' (Agustín Díaz Yanes, 2006), en la que Viggo Mortenssen se transforma en el valiente soldado del siglo XVII.

Menos suerte tuvo 'La Reina del Sur', enmarcada en el mundo del narcotráfico. Después del éxito de la versión latinoamericana -"un culebrón perfecto", según el propio Pérez-Reverte-, la versión reducida que se emitió en España fue un auténtico fiasco. "Un disparate infumable (...) una bazofia como el sombrero de un picador", escribió el pasado mes de junio en su Twitter.

Y es que igual que pasa horas buceando entre los archivos en busca de palabras olvidadas que rescatar en sus novelas, tampoco tiene problemas en afilar su lengua cuando lo cree oportuno. Son famosos ya algunos de sus comentarios en Twitter, como cuando llamó "perfecto mierda" al ex ministro del Exterior Miguel Ángel Moratinos cuando éste se emocionó al ceder la cartera a Trinidad Jiménez.

O más recientemente, en sus afiladas columnas "Patente de Corso", donde calificó al presidente José Luis Rodríguez Zapatero de "imbécil", "payaso de Europa" y "vergüenza del telediario". Con un tono mucho más comedido, pertenece también al grupo de académicos que no están de acuerdo con algunas de las últimas reformas de la RAE, y no las aplican. Y entre tanto, fue declarado culpable de plagio por el guión de 'Gitano', aunque ha recurrido la sentencia ante el Tribunal Supremo.

Así, con seis agitadas décadas a sus espaldas, Pérez-Reverte confesaba hace un mes en una entrevista con dpa que se siente "cansado", que no podrá mantener este ritmo y trabajar "con vigor" durante más de diez años. Incluso tiene ya calculados los libros que le quedan por escribir: cinco o seis, dos de ellos para 'Alatriste'. El resto, tendrá que seleccionarlo con cuidado, pues historias por contar, afirma, no le faltan.

Avatar de Usuario
remolina
Mensajes: 5017
Registrado: Jue May 03, 2007 11:00 pm
Ubicación: León

Mensaje por remolina » Vie Nov 25, 2011 9:08 am

APR escribió:que no podrá mantener este ritmo y trabajar "con vigor" durante más de diez años. Incluso tiene ya calculados los libros que le quedan por escribir: cinco o seis, dos de ellos para 'Alatriste'.


...Y vuelta la burra al trigo. :wink:
"Aprecio a esos cabrones" APR

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Sab Nov 26, 2011 7:11 pm


Avatar de Usuario
viveDios
Mensajes: 455
Registrado: Lun Ene 29, 2007 12:00 am
Ubicación: León

Mensaje por viveDios » Sab Nov 26, 2011 10:40 pm

Qué fotografías tan bonitas. Gracias Ro
"La magia de la vida son los encuentros"
Alberto García-Alix

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Dom Nov 27, 2011 10:42 am

¡Salud, Arturo!
Antonio Arco - laverdad.es - 27/11.2011

60 años redondos cumple Arturo (Pérez-Reverte), ¡salud! Las ha pasado putas en su viaje alrededor del mundo y de sí mismo, llevando al límite su imaginación y su coraje, muerto de miedo a veces e inmensamente feliz otras, viéndoselas cuerpo a cuerpo con Lestrigones y Cíclopes y el airado Poseidón, tocando con su manos sangre y fango, ámbar, ébano, coral y madreperla, y cadáveres de todas las edades y guerras y calaveras inocentes y bastardas. Miseria a la hora de comer, de respirar y de irse a dormir. Y un gozo infinito en las entrañas, ese gozo que hizo exclamar a Shakespeare «esta es la más espléndida y hermosa y encantadora contemplación», otras tantas veces. A Pérez-Reverte, Kavafis lo tendría por un alumno aplicado y valiente, porque cuando apenas se tenía en pie emprendió un viaje a Ítaca del que nunca ha regresado, llenando el mar y el mundo de jirones de inocencia y del sabor picante de su chulería a cuestas y de un envidiable arrojo.

«No se me escapa ni una migaja de la vida», dice este lector contador de historias que, enigmático y triunfante, incansable o agotado, ensalzado o demoledoramente solo, arrastra consigo una herida abierta, misteriosa e impenetrable, en busca de los mejores vergeles, abismos y paraísos donde sanarla. Conoció las guerras y los fracasos que siempre conllevan, sigue campeando a sus anchas en la realidad y en la ficción, y estos días anda también celebrando que su personaje más popular, Alatriste, que lleva habitando entre nosotros 15 años, protagoniza 'El puente de los Asesinos'. Me gusta la forma en que me cuenta cómo se inventó al capitán: «He vivido muchas veces en países en guerra y en lugares en situaciones de crisis, y en esos lugares siempre he deseado tener a mi lado a un amigo sólido». Alatriste lo es. Hay amigos que te hacen la vida mejor y que, cuando desaparecen entre la niebla, te dejan desorientado. Vi a Pérez-Reverte quebrado sin aspavientos cuando perdimos para siempre a José Perona, maestro de Gramática, y agradecido con el destino por haberle permitido, al menos, conocerle y darse a su lado un buen baño de inteligencia. Alatriste y su creador comparten plenamente el saber que «la batalla está perdida desde hace muchísimos siglos, que no hay nada que hacer». Lo dice también muy claro Estragón en 'Esperando a Godot', de Beckett: «No hay nada que hacer». Vaya por Dios. Bueno, al menos habrá que no resignarse, que pelear.

Arturo (Pérez-Reverte) explica que hay dos formas de resignarse, «como un cordero o como un cerdo», y que él detesta las dos variantes: «Yo detesto las dos, porque hay que pelear aunque sepas que no hay victoria posible. ¿Pelear por qué?... Pues porque la misma pelea ya justifica la vida, pelear para que no te confundan con corderos y los cerdos se queden con la nariz sangrando». Repaso con él su vida -qué apasionante aventura- y del recorrido por un laberinto de fuego y mar salen fortalecidas y lustrosas palabras que deberían acompañarnos siempre: compasión, solidaridad, caridad, sentido común, lealtad, honradez, decencia. Cree en ellas, las custodia y las mantiene con pulso. Da gusto comprobar el aplomo con que se enfrenta al paso del tiempo, que casi siempre ha ido jugando a su favor porque ha sabido conquistarlo, y contemplar la maestría con la que gestiona la libertad que preside su vida, la independencia que lo envuelve todo a su alrededor. De pronto, aparece como recién aterrizado en el mundo de los vivos tras un viaje fantástico, ideal para soñar, al cuadro de Arnold Böcklin 'La isla de los muertos' -disfruta estudiando, investigando, con el arte, en los museos...-, y el tono general de sus palabras, lanzadas a veces como dardos, durísimas, sombrías, certeras, recuerdan en su lúcida oscuridad y en la riqueza del lenguaje utilizado a 'La tierra baldía' de Elliot. Ahí lo tienes, hecho todo un hombre de quien poder fiarte, recomendándote libros y jugando maravillosamente todo el tiempo mortal con el lenguaje. Tras él, millones de libros vendidos en varios idiomas y una biografía con solera que parece escrita por su propia mano.

Su deseo de conocer no ha desfallecido. Si lee a Virgilio contar que «la aurora del océano surgiendo estaba», él no quiere perdérselo. Arturo (Pérez-Reverte), que admira a Conrad, sabe que le da un aire al personaje del capitán Marlow, porque ambos pueden confesar en igualdad de condiciones: «Y sabéis que no soy particularmente tierno; he tenido que golpear y que esquivar golpes». Ya conocen bien que el escritor no cree en los mundos de Yupi ni en Mary Poppins ni en Paulo Coelho, que es más Mary Poppins que Mary Poppins, y que piensa que el mundo no deja de ser una trampa muy peligrosa y que la gente está cada vez menos preparada para sobrevivir, entre otras verdades como Australia de grandes, porque «tristemente, no hacemos caso a las dos cosas que más consuelan: los libros y la gente sabia, los abuelos, los mayores». Y como todo eso es cierto, ha buscado para sí mismo y para compartirlos con sus lectores «mecanismos de compensación». Les recomiendo que lean 'El pintor de batallas', una historia hermosa y desgarradora, rebosante de dolor y de alivio, cuyo germen es una frase que se instaló en la cabeza del joven traductor de Homero que fue y que un día, lejano, pronunció mientras charlábamos en la Calle Mayor de Cartagena: «Llueve en las orillas de Troya mientras zarpan las naves». Una novela -en ella se dejó buena parte de la carne de su carne-, en la que defiende la cultura, el amor, el arte, la amistad...

Cuenta Chavela Vargas que no poder dormir es lo más horrible que hay, una noche tras otra en vela. Para Arturo (Pérez-Reverte) lo peor son los amaneceres, que siempre asocia con los momentos de más miedo, soledad y amargura que ha pasado en su vida. Cuando estaba en la Guerra del Golfo tenía en la pared un cartel que decía: «El único día fácil fue ayer». Ha cumplido 60 años y sigue sin asustarle la vida, esa laguna que hierve.

Avatar de Usuario
mastelerillo
Mensajes: 555
Registrado: Jue Mar 17, 2005 12:00 am
Ubicación: Algeciras (Cadiz)
Contactar:

a ver si conocen ustedes esto puesto en Icorso

Mensaje por mastelerillo » Mar Nov 29, 2011 5:54 pm

http://ababol.laverdad.es/literatura/28 ... z-reverte-

escrito por Don Jose Monerri Murcia

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mar Nov 29, 2011 6:15 pm

Ese y los demás artículos del suplemento están aquí desde el sábado:

http://www.capitan-alatriste.com/module ... &start=449

Gracias.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Dic 05, 2011 6:31 pm

Cuando España luchaba
Amador Guallar - diariosigloxxi.com - 05/12/2011

El otro día me encontraba visitando una de las bases de la OTAN en Kabul, la conocida como Warehouse, situada en la siempre peligrosa y vulnerable a los ataques de Insurgentes carretera de Jalalabad. Accedí gracias a un amigo contratista que por negocios a menudo frecuenta el lugar, y mientras éste andaba entre barracones y pedidos decidí esperarlo en uno de los bares sin bebidas alcohólicas donde soldados y contratistas se relajan e intentan olvidar la aburrida vida en ese inmenso cuartel fortaleza del que, en la mayoría de las ocasiones, sólo salen para ir de permiso a Dubai, India, Kuwait y demás países amigos. Un bar muy decente con un local grande, sofás, barra estilizada y un camarero afgano, decorado con banderas de los países representados, fotografías de compañeros muertos en acción, una mesa de billar, y varias televisiones en las que retransmiten las 24 horas deportes de todos los continentes. Béisbol, cricket, fútbol, básquet, NFL, NHL, y demás.

Sólo, sentado en la barra con una coca-cola Zero, consciente de mi pinta de tonto fuera de lugar, un oficial norteamericano se me acerca y me pregunta si soy hispano. Ha escuchado mi acento al pedir al barman y como su padre es de Puerto Rico y chapurrea un spanglish decente, siente curiosidad. Inmediatamente el instinto paranoico con el que Kabul me ha infectado tras más de tres años de residencia, me dice que es otro oficial de inteligencia controlando a un periodista dentro de la base. Pero lo dicho, es sólo paranoia, el tipo sólo quiere hablar.

La charla empieza sin más interés. Nombres y demás, Afganistán y lo jodidas que están las cosas, la guerra civil que se avecina, el trabajo, el tiempo en el país, la putada que es no tomarse una cerveza en un lugar como éste, y bla, bla, bla. La típica charla de sabelotodos sobre el lugar. Una cortina de humo que usamos todos los extranjeros viviendo en Afganistán para no aceptar un hecho probado: ninguno de nosotros entenderá o cambiará nunca este país, ni a sus gentes, odios tribales y cultura ancestral e injusta desde nuestro punto de vista. Sólo los afganos pueden convencer a los afganos de que otra sociedad es posible. Y ahora no están por esa labor. Así que dejemos el tema, concluimos.

Al cabo de unos minutos el oficial norteamericano, que resulta que sí trabaja para la inteligencia militar pero que ahora no está de servicio, y por eso debo ahorrar su nombre, me pregunta, con todo el respeto del mundo y sonriendo para que sus intenciones parezcan lo más honestas posible: ¿por qué España no lucha? Al principio no sé que contestar. Pienso unos segundos en todo el rollo ese sobre la misión de paz y demás, pero la pregunta me desarma y sigo en silencio. Y entonces el oficial me deja mudo. Me gusta mucho leer, me dice, y como aquí no hay cerveza, ni vino, ni nada, casi todas las horas en las que no estoy de servicio me las paso leyendo. Hay un autor español que me gusta, Pérez Evete, creo que se llama, Pérez Reverte, corrijo sonriendo, asombrado. He leído un libro suyo en inglés –resulta ser 'El sitio de Breda'– sobre los ejércitos españoles en la Edad Media –para los norteamericanos todo lo que sucedió antes de su independencia es edad media, aunque esta vez no corrijo– y eran tan bravos, añade, que me pregunto por qué no luchan en Afganistán como lo hacen casi todos los ejércitos extranjeros. Sé que el tipo no quiere insultar a las tropas españolas, que hacen una gran labor de reconstrucción en el país y que, como tropa, obedecen a sus mandos que, en última instancia, obedecen las órdenes de Madrid. Pero la verdad es que la pregunta y posterior explicación me toca las narices sobremanera. Por no decir los cojones. Y lo hace porque dentro de mí algo me dice que el tipo tiene razón.

Hace años que sigo a Pérez Reverte. Su prosa es clara y digna de los grandes. En mi opinión un Stendhal moderno en píldora. Leyendo sus obras aprendes sobre el tiempo en el que España combatía por reyes imbéciles, caudillos despiadados, barones de tres al cuarto, gloria de pobreza, orgullo desmedido, curas e iglesias de oro y demás ideas de tres al cuarto. Y ahora, a principios del siglo XXI, cuando España tiene la oportunidad de luchar por los valores que ensalzan al hombre y a la mujer –es importante recordar a la mujer en un país como Afganistán donde es constantemente vejada, como esa pobre chica que tiene que casarse con su violador y que por ser violada se pudría en prisión–, que ensalzan la libertad y el derecho a existir con un futuro digno, cuando llega una lucha justa, España se la enfunda.

Pero no le digno nada de esto al oficial norteamericano. El orgullo me puede. Así que le contesto sonriendo que esa fue una gran España, diferente, lejana, y que la de ahora está en bancarrota, literalmente. Que ahora España es otra cosa, y que además acabamos de ganar el mundial de fútbol. Como si eso contara de algo. El oficial me mira un segundo intensamente y gracias a ésta última frase abro el camino hacia una nueva conversación muerta. El fútbol siempre lleva a eso. Resulta que soy de Barcelona y que a él le encanta ese deporte. Messi y demás y los periódicos y las televisiones en portada destacando que un jugador ha cambiado su estilo de pelo. La noticia del día, sin duda.

De nuevo, he podido evadir la respuesta a una pregunta que no es la primera vez que un militar, o miembro de seguridad, me ha hecho estando en Afganistán. Aunque el precio sea siempre sentirme como un gilipollas. Y más aún al estar viviendo una Transición en el país que según todos los analistas no durará, y que debido a la marcha de la Coalición en 2014 seguramente acabará en guerra civil. Y España se habrá marchado de Afganistán con muertos a las espaldas, pudiendo haber hecho mucho más si no fuera porque esta guerra, en nuestro país, se ha convertido en moneda de cambio para la política, y no en lo que realmente significa para el ciudadano de a pie afgano. Si la pierden los Talibán volverán, con todo lo que eso significa, y si la ganan tardarán mucho en resolver sus problemas, pero al menos lo harán viviendo en un lugar que sueña con ser de nuevo libre y productivo.

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6240
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Mar Dic 06, 2011 4:35 pm

No sé por qué España no lucha. Tampoco sé por qué no lucha el tal Amador Guallar si tanto lo avergüenza que no luche España :roll: A lo mejor es que quiere que luchen (y, si es necesario, mueran) otros para que no tener que avergonzarse él, pero no tiene coraje de irse a luchar y quitarse la vergüenza él mismo. Al flanco derecho.
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Jue Dic 08, 2011 7:51 pm

La Brilat aguarda instrucciones para conocer el destino de su nueva misión internacional en 2012
Europa Press, 08/12/2011

La Brilat de Pontevedra prevé participar a lo largo de 2012 en una nueva misión internacional cuyo destino y fechas aún se desconocen. La decisión depende del Gobierno entrante y de "que se pronuncie el nuevo presidente y el ministro de Defensa", según el general de la Brilat, José Antonio Alonso, que recordó que los efectivos de la Brilat son "profesionales y haremos lo que se nos ordene en cada momento".

La base General Morillo ha acogido la celebración de la tradicional parada militar con motivo del día de la Inmaculada Concepción, patrona de Infantería y que, por primera vez, estuvo presidida por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. El titular del Ejecutivo recibió honores militares con la interpretación del himno de España, pasó revista a las tropas y saludó a las autoridades que asistieron al acto.

En su alocución previa al desfile, el general Alonso hizo un balance de 2011, calificándolo como un año "duro e intenso, pero también muy positivo y enriquecedor", como consecuencia del despliegue de la Brilat en Afganistán durante el primer cuatrimestre. En cuanto a 2012, ha asegurado que será "duro y exigente" para alcanzar la "óptima preparación que exigen las nuevas misiones asignadas". En este sentido, y al término de la celebración, José Antonio Alonso precisó que los efectivos de la Brilat tienen que "estar preparados siempre para salir a donde se les ordene como brigada de proyección y alta disponibilidad". Mientras no se concrete el objetivo de la próxima misión internacional, durante el primer semestre de 2012, la Brilat seguirá vinculada a la NRF -NATO Response Force, en sus siglas en inglés- o Fuerza de Respuesta Rápida de la OTAN, un cometido que mantendrá hasta el 1 de julio.

Tras citar un texto del escritor y académico Arturo Pérez-Reverte sobre la Infantería española en el siglo XVII, José Antonio Alonso ha reivindicado que los regimientos y batallones de la Brigada Galicia VII son "herederos de aquellos viejos Tercios" de Flandes, de los que destacó que hayan transmitido valores como "la austeridad, el valor y la abnegación".

Precisamente, sobre el actual contexto de crisis económica, el general Alonso ha abogado posteriormente por "ser austeros y eficientes con los recursos" que reciben, al recordar que la Brilat es "una pieza más del esfuerzo colectivo que todo el país tiene que hacer" para superar la situación.

Unos 1.500 militares de distintas unidades participaron en este desfile conmemorativo, al que también asistió el general de División, jefe de la Fuerza Logística Operativa y representante institucional del Ejército de Tierra en Galicia, Juan Enrique Aparicio, que calificó la parada militar de "conmovedora y solemne".

Núñez Feijóo ha protagonizado el brindis posterior al acto oficial, en el que agradeció el "alto honor, como presidente de la Xunta, como gallego y como español" recibido, por presidir esta parada militar. El titular del Ejecutivo autonómico ha trasladado a los responsables de la Brilat "el orgullo que siente Galicia por tener, en su ámbito territorial, esta brigada" que, con sus más de 2.200 efectivos, ha calificado como "una de las más profesionales del Ejército de Tierra y más importantes de la OTAN". También ha destacado que "lleven la bandera de España y el nombre de Galicia" a los países en los que actúa. "Como gallego me siento orgulloso de tenerles en casa y quiero que se queden aquí todo el tiempo del mundo", añadió Núñez Feijóo en su intervención, en la que también elogió la "defensa de la España constitucional y de los valores de libertad" que representa la Brilat.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Sab Dic 10, 2011 9:29 am

Con el abrigo en otra percha
Elisa Silió - El País - 10/12/2011

En 2010, pocos meses antes de concederle el Nobel, Mario Vargas Llosa confesaba que el género infantil es el más difícil, "porque no es escribir para niños, es escribir como lo haría un niño". Por ello sudó tinta para dar forma a su cuento 'Fonchito y la Luna', que presentaba ese día, y hace años tiró otro a la basura. De su complejidad hablaba también Miguel Delibes, tan cercano a ellos: "Escribir para niños es un don, como la poesía, que no está al alcance de cualquiera". Nadie duda de que la naturalidad es la clave. "No tenerla no significa ser un mal escritor", precisa Andrés Barba (Madrid, 1975), que va por el tercer libro infantil. "Hay que tener pureza, ausencia de maldad. Por eso 'Yo mataré monstruos por ti' no tiene el sarcasmo de las canciones. Tardé media hora y pensaba: ¡menos mal que no le he dado vueltas durante tres horas! Un adulto lo llena de suciedad", reconoce Santi Balmes, cantante de la banda indie Love of Lesbian, que tiene como insignia en sus letras la ironía.

Acercarse a los adolescentes resulta, a priori, más accesible y las editoriales, conscientes de su tirón comercial -son la franja de edad que más lee-, animan a los autores a entrar en este campo. Estos tienen unos recuerdos más fidedignos, comparten gustos con los jóvenes y las estructuras narrativas pueden ser más complejas que las infantiles. Incluso a veces conviven con ellos. "Tengo hijos preadolescentes y supongo que 'El Bebedor de Lágrimas' me acerca a ellos", sostiene Ray Loriga (Madrid, 1967), que se ha sentido distanciado en su estreno: "Escribir género es como si cuelgas tu chaqueta en el perchero de otro". Inma Chacón (Zafra, Badajoz, 1954), finalista del Premio Planeta 2011, se ha adentrado en el género juvenil por y a través de su hija: "Su primer amor, con el que luego estuvo cinco años, se enamoró de ella por Internet pensando que era otra persona. Mi hija está muy orgullosa y me parecía que un Cyrano del siglo XXI merecía un libro. 'Nick. Una historia de redes sociales y mentiras' me ha servido para entenderla y espero que a ella para entenderme. Además, quería que volviese a engancharse a la literatura y lo he conseguido".

Lo importante es que la literatura infantil ayude a salvar la lectura para que no desaparezca. Los lectores puros son el germen y hay que cuidarlos. "A lo mejor es una perversión literaria, pero solo me llaman la atención los niños de 8-9 años, cuando empiezan a leer solos. Son libros determinantes, experiencias intensas", argumenta Barba, que se acercó a la literatura infantil a través de amigos ilustradores. Él no fue aficionado hasta los 19, pero no olvida sus "encuentros en la tercera fase" con 'Charlie y la fábrica de chocolate' (Roald Dahl) y 'Jim Botón y Lucas el maquinista' (Michael Ende). En 2007 debutó con 'Historias de Nadas', y desde entonces cada dos años saca un título en Siruela.

"El canon infantil de Carroll y Dahl no se ha roto, continúa vigente: una estructura de novela adulta -con argumentos que progresan y personajes ambiguos, ni buenos ni malos- para niños, pero sin sentido pedagógico", piensa Barba. ¿En qué se inspiran los escritores? Como no podía ser de otra manera, sus nebulosos recuerdos de infancia se mezclan con deseos incumplidos o sueños. Lo decía Michael Ende: "Entre el niño que yo solía ser y el adulto que soy no existe abismo alguno".

Así, la idea de 'Arriba el cielo, abajo el suelo', de Barba -un librito que recuerda en su surrealismo a la película 'Amanece que no es poco'- surgió mientras traducía 'Alicia en el país de las maravillas': "Carroll se dio cuenta de que inconscientemente había escrito un catálogo de pesadillas infantiles: no ser visto, caer, no volver a casa... Pensé que era bonito darle la vuelta, y que caer sea lo normal y tocar el suelo pesadilla". Balmes también partió de un mal sueño y un verso de 'Un día en el parque', ilustrado por Lyona. En él Martina teme a unos monstruos que viven cabeza abajo y su padre la calma.

"Hay un tipo de literatura infantil que habla a los niños como si fueran torpes o bobos. Y los niños tienen una lucidez y una lógica que ya quisiéramos los mayores", asegura Arturo Pérez-Reverte, autor de 'El pequeño hoplita', y director de la colección 'Mi Primer...' en la que ya han colaborado grandes firmas como el citado Vargas Llosa, Eduardo Mendoza y Javier Marías. Así era en sus libros poblados de humor negro Dahl, socarrón, iconoclasta. Esta falta de prejuicios hacia los pequeños tiene que continuarse con los adolescentes. El mercado está plagado de títulos facilones de escasa calidad y caer en ello, pecando de vagancia, es fácil. Loriga, que se ha documentado hojeando superventas como 'Crepúsculo', ha hecho encaje de bolillos para no repetir estereotipos y frases hechas en su divertida y diabólica novela que formará parte de una trilogía. Una novata desbocada en un campus universitario americano, unos fantasmas que se dedican al trapicheo y un policía con complejo de Edipo que investiga la decapitación de dos jóvenes son los ingredientes de 'El Bebedor de Lágrimas'. "No he sido condescendiente por escribir para un lector menos preparado. Todo lo contrario, lo he escrito como me sonaba más natural". Su referencia ha sido la serie 'Twin Peaks', de David Lynch. "Quiero jugar con los géneros, que se vayan retorciendo, alejándose cada vez más de la orilla".

No pecar de simple obsesionaba a Chacón, obligada a usar un lenguaje sincopado, abreviado, como el que se utiliza en las redes y los SMS. "Me han ayudado mucho. Por un lado, hay una historia lineal, con pequeños saltos hacia atrás; y por otro, diálogos entre los jóvenes que son siempre muy pobres y repetitivos. Por eso, aunque quería escribir con un vocabulario accesible a ellos, he intentado que cuando habla el narrador no se repitiesen las palabras. Enriquecerlo".

Interactuar en la Red con los nativos digitales es una parte importante de la labor de un autor juvenil, pero resulta muy ajeno a los novelistas, acostumbrados a cruzar opiniones con sus lectores en las ferias y alguna conferencia. Loriga se muestra reacio, a diferencia de Chacón, que se ha implicado al máximo. Volverá al género juvenil, encantada con el feed-back con los lectores: "Las críticas siempre son constructivas. Me han dado muchos consejos en sus páginas y foros: otro final, una protagonista de más edad... Es más, si pudiese, volvería a escribir el libro".

El único de los cuatro que trabaja en una continuación es Loriga, que no puede tardar pues los adolescentes son ávidos y maduran. "El lector de 16 años no es la misma persona cuando tiene 18. Probablemente, ni lea ni le interese lo mismo. Son etapas de desarrollo muy violentas y rápidas. Aunque este no es un libro exclusivamente para adolescentes". Barba pretende seguir sacando un librito cada dos años, mientras Balmes conciliará la música con "una novela marciana para mayores que es lo que la gente espera del cantante de Love of Lesbian". El título 'Vidas ejemplares de un antiguo niño prodigio' ya da qué pensar y para colmo le acompaña un supuesto disco del protagonista, 'Por qué me comprasteis un walkie-talkie cuando soy hijo único'. Lo opuesto a este cuentito inocente y limpio.

En paralelo, otros profesionales se han animado a colgar la chaqueta en ese perchero. El cardiólogo Valentín Fuster ('Monstruos supersanos' y 'La pequeña ciencia de la salud') repite; se reedita 'La conejita Marcela' (1980), de Esther Tusquets; Shakira se ha embarcado en 'Dora la exploradora en la aventura del Día Mundial de la Escuela' -no editado en España- impulsada por la cadena Nickelodeon y sus fines benéficos. Y, el más esperado, John Grisham, el rey del suspense legal, que convierte en sabueso a un niño de 13 años en 'Theodore Boone. Joven abogado'. Es el mismo y la prensa le recibió con un "puro Grisham".

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Dic 19, 2011 12:44 am

César Vidal - libertaddigital.com - 18/12/2011

Como hemos ido viendo en las semanas anteriores, el hecho de que España no se encontrara entre las naciones donde triunfó la Reforma tuvo consecuencias considerables como la de verse alejada a la ética del trabajo del norte de Europa, a una alfabetización más acelerada, a una revolución científica en la que no participó, a una nueva cultura crediticia indispensable para mantener un imperio, a la aceptación de la primacía de la ley sobre cualquier institución, al sentimiento de un notable horror frente a conductas reprobables como la mentira o la violación de la propiedad ajena y a la integración en su sistema político del principio de separación de poderes. Lamentablemente, no se detuvieron ahí nuestras diferencias compartidas con naciones como Italia, Portugal o las repúblicas hispanoamericanas. Se extendieron a la forja de un sistema constitucional cuya historia fue trágica.

He comprobado últimamente con no poca satisfacción que no sólo Hermann Tertsch sino Arturo Pérez-Reverte han realizado declaraciones en las que asumen una visión de nuestra diferencia con otras naciones sustancialmente idénticas a las que vengo sosteniendo en esta serie. En el caso de Tertsch lo comprendo porque conoce muy bien la realidad de otras naciones, en el de Arturo Pérez-Reverte porque es un gran conocedor de la realidad –que no del mito– de los Siglos de Oro. Cuando ha afirmado que España se equivocó de bando en Trento no practica el diletantismo: demuestra que sabe Historia y además sabe reflexionarla, cualidades que no suelen ir juntas. Lo que me recuerda una anécdota. Hace tiempo me contaron la historia de un cabo del ejército de Franco cuyo nombre omitiré por caridad. El sujeto en cuestión gustaba de comenzar a humillar a los reclutas echándoles en cara su supuesta ignorancia porque no sabían ni siquiera lo que era el metro. Ante el silencio paciente de los quintos, el cabo daba a continuación una definición del metro a la altura de la Enciclopedia Álvarez y se sentía soberbiamente satisfecho de su sapiencia. Un día, entre los que sufrían la altivez ignorante del cabo se encontraba un ingeniero que le dio una definición del metro de acuerdo a los parámetros de la alta ciencia. El cabo, colorado como un tomate, comenzó a gritar: "Así no es, así no es" para, acto seguido, comenzar a insultar al muchacho. Es el gran problema de los ignorantes que creen saber –y que, por ejemplo, pontifican diciendo que aprender inglés no entra dentro de lo que debería aprenderse fundamentalmente porque las lenguas extranjeras no son lo suyo o que ponen raros a los ciudadanos de los Estados Unidos– y que se encuentran con que no saben. Sólo saben decir "Así no es, así no es" e insultar. No dan más de sí.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Vie Dic 23, 2011 10:58 am

Pérez-Reverte no pasa la criba para ser doctor honoris causa de la UCA
lavozdigital.es - 23/12/2011

La Universidad de Cádiz celebró ayer el claustro en el que se dio el visto bueno a la propuesta del consejo de gobierno de la entidad por la que se nombrará doctores honoris causa a los siete ponentes de la Constitución española. El mismo consejo desestimó la proposición de honrar con este título al escritor Arturo Pérez-Reverte y aprobó el nombramiento para los reyes de España, aunque estos «declinaron amablemente el ofrecimiento», como apuntan fuentes de la UCA.

De este modo el claustro ratificó lo que ya adelantó 'La Voz' hace un par de días, que los siete ponentes de la Constitución reciban el honoris causa. Los honrados con este nombramiento serán: Jordi Solé Tura (Partido Comunista) y Gabriel Cisneros (UCD), Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, y José Pedro Pérez Llorca (de UCD); Manuel Fraga Iribarne (entonces de Alianza Popular); Gregorio Peces-Barba (PSOE); y Miguel Roca (Convergència i Unió). Los dos primeros ponentes recibirán el honoris causa a título póstumo. El nombramiento fue propuesto por un grupo de siete profesores de la UCA: José María Maestre, Sara Acuña, Francisco Gala, Antonio Lorenzo, Luis Machuca, José Guillermo Montes y Miguel Ángel Parrón. Esta idea gozó del visto bueno del consejo de dirección de la UCA, después del consejo de gobierno y por último, ayer, del claustro de la universidad gaditana, donde la defendió el catedrático de Filología Latina, Josá María Maestre.

Este nombramiento de la UCA se enmarca en la agenda del Bicentenario, siendo una de las 600 iniciativas que ya presentó la universidad el pasado 12 de diciembre para pormenorizar su implicación en la celebración del Bicentenario.

Además, en el último claustro de la Universidad de Cádiz en 2012 se aprobó el Informe de Gestión del rector de la UCA (con 137 votos a favor, 7 abstenciones y ningún voto en contra). En el transcurso del acto, se entregó la medalla de la UCA a 28 trabajadores del Personal Docente e Investigador y del Personal de Administración y Servicios, al cumplir 25 años en la plantilla de la universidad. Hoy mismo, la UCA presentará la segunda parte de su agenda del Bicentenario, para ir desgranando en qué consiste la aportación de la entidad académica gaditana a la celebración de esta efeméride. La universidad desarrollarán en total 81 programas y se prevé una participación aproximada de más de 130.000 personas, entre conferenciantes, intervinientes, participantes, espectadores y usuarios.

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Vie Dic 23, 2011 5:02 pm

[/quote]El mismo consejo desestimó la proposición de honrar con este título al escritor Arturo Pérez-Reverte y aprobó el nombramiento para los reyes de España, aunque estos «declinaron amablemente el ofrecimiento», como apuntan fuentes de la UCA.[/quote]

Vaya consejo rancio. Ellos se lo pierden y que con pan se lo coman :o
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Sab Dic 24, 2011 11:11 am

El debate de la piratería llega a las letras
J Albaladejo, A Valdés, J Zotano - laopiniondemurcia.es - 24.12.2011

La escritora Lucía Etxebarria ha despertado esta semana el debate sobre la piratería de los libros digitales. La autora valenciana anunció que va a dejar de escribir «durante unos años» porque es mayor el número de obras descargadas de forma ilegal que las compradas. «Es tan simple como que no me puedo poner a escribir otra novela porque tengo que comer para vivir», afirmó.

Al margen de la polémica, la realidad es que la Coalición de Creadores alerta de un incremento de diez puntos en la tasa de piratería de libros entre enero de 2010 y enero de este año que ya alcanza el 49,3% de las obras editadas. Tras la música y el cine, la batalla contra las copias ilegales se libra ya en el hasta ahora tranquilo dominio de los escritores, aunque no todos están de acuerdo a la hora de valorar la situación.

La postura contraria a la de Etxebarria la mantiene, por ejemplo, el poeta murciano José María Álvarez, quien pone a disposición de todo el mundo, y de forma gratuita, sus libros en su web «para que se los baje quien quiera y como quiera». Gracias a Internet, dice, «mis libros recorren libremente el mundo y saltan cualquier barrera, hasta la censura; llegan a lugares donde nunca serían publicados y eso, además, no impide que quien quiera los pueda comprar, porque muchas personas siguen necesitando tener en sus manos el libro». Respecto a la autora valenciana, Álvarez asegura que al enterarse de su decisión de abandonar la literatura solo pensó «que era una muy buena noticia». «Es que no debería haber empezado nunca», añade con ironía.

Jerónimo Tristante tampoco coincide con Etxebarria, y cree que sus declaraciones «son un intento más de llamar la atención. Nadie se cree que se descargan más libros suyos de los que se venden, el mercado digital es aún muy pequeño», apunta el autor murciano, "padre" del detective Víctor Ros. Tristante coincide asimismo con José María Álvarez cuando señala que, para él, Internet «es una oportunidad para llegar a más gente». «Hoy por hoy la situación no es para alarmarse, y no hay que tener miedo a la Red, porque si a alguien le gustas comprará tus libros... aún somos muy fetichistas y necesitamos oler las páginas».

Uno de los autores más vendidos en España, el cartagenero Arturo Pérez-Reverte, va más allá y ya ha comentado en varias ocasiones, de forma pública, que está a favor de la piratería. «A ver qué novelista que no sea un demagogo o un cretino se resiste a que lo lean más, en lugares donde el libro de papel no llega», ha escrito sobre el tema, y no ha dudado en afirmar, en alguna presentación de sus libros, que su aspiración comercial es «que la mayor parte de los lectores se apropien de la novela por el morro, gratis».

Pero hay también quien ve la piratería como «una batalla perdida», como el caravaqueño Luis Leante, ganador del Alfaguara 2007, quien opina que a los escritores solo les queda «rasgarse las vestiduras», opción que tomó Etxebarria -«está en su derecho», advierte- «o resignarse». «No está en manos del escritor combatirla, sino en las de políticos y educadores» apunta el autor.

Por su parte, Lola López Mondéjar, no sin cierto miedo a que tras lo ocurrido con la Ley Sinde el debate sobre la piratería se frene, espera que los políticos regulen pronto la situación actual. «Hay que hacer algo, hay que conciliar el derecho a la cultura con el derecho de autor y es necesario pagar por la cultura, aunque sea poco, porque si no vamos a acabar con ella», apunta la autora murciana, quien dice compartir «la inquietud» de Etxebarría. «Entiendo su irritación y está bien que se haya creado esta polémica, porque en el futuro, la piratería en los libros será igual que en la música», añade, convencida de que posiblemente nosotros seremos «la última generación embelesada con el libro de papel; poco a poco nos habituaremos al formato digital, por comodidad, por motivos ecológicos, de espacio».

Ya fuera de la Región, Vicente Molina Foix, ganador del Premio Nacional de Narrativa de 2007, es uno de los autores que de forma más rotunda ha hablado esta semana, al calificar a quien «se descarga todo lo descargable» como «delincuentes que se amparan en argumentos ridículos como la libertad de expresión para enriquecerse», y recordó que él ya avisó hace años «del inminente peligro de la piratería de libros».

Antonio Soler, ganador del Nadal en 2004, tampoco logra comprender la impunidad con la que la gente «roba» cine, música y literatura en Internet: «Claro que me preocupa la piratería; es un delito que, curiosamente, para la inmensa mayoría que lo comete no es tal». «La prevención es fundamental» para este autor, que sostiene que «las cosas hay que pagarlas, como se paga el pan o el alquiler de una casa».

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14634
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mar Dic 27, 2011 11:24 am

Pérez-Reverte colocó el "no hay billetes" en el Centro de Derecho
Rafael Viso – Europa Sur - 19/06/2001 ?

Arturo Pérez-Reverte dio ayer noche un repaso a lo divino y humano en una conferencia que ofreció, ante una multitudinaria audiencia, en el aula magna de la Fundación Municipal Universitaria.

El periodista y escritor de Cartagena se vio sorprendido por la enorme expectación que había despertado el acto, y así lo confesó con un “gracias por ser tantos” nada más tomar la palabra. Siguió explicando de qué manera hizo la transición del periodismo a la literatura y dijo al respecto que él, lector precoz, un día cogió la mochila, echó cuatro cosas dentro y comenzó a viajar con la intención de vivir lo leído. Todo cuanto vio, en un periodo que duró veintiún años, lo fue recogiendo en un saco, y ahora, ayudándose de la documentación que siempre se procura antes de comenzar a escribir una novela, lo vierte al papel para hacerlo llegar a los lectores. “La literatura siempre estuvo ahí como si fuese un analgésico. Me sentía bien al trasladar al papel cuanto veía, y me ayudaba a comprender el enorme dolor que me tocó presenciar en Angola, Beirut o Sarajevo”, dijo.

Con las paredes del aula sudando, comenzaron las preguntas del público. "¿Cómo se siente ante tan masivo auditorio?" fue la primera, a la que Pérez-Reverte contestó que bien como escritor porque eso quería decir que le leían, pero agobiado porque siempre detestó las multitudes. Dijo también que no tiene fórmulas mágicas y por eso sólo se siente responsable de sus actos.

Con respecto a los nacionalismos, dijo que le parecen bien porque la memoria es buena ya que nos ayuda a comprender el futuro; pero “cuando esa memoria tiene mala fe se convierte en fanatismo y estupidez que llena bosques de cruces de madera”.

Se disculpó, ante otra pregunta del auditorio, del éxito que tienen sus novelas y dijo que sí que le daban caña pero que a él esto no le preocupaba porque poco o nada tiene que perder.

Siguiendo fiel a su estilo valiente, de “ciudadano de a pie, de infantería”, el escritor comentó, a petición del público, otros temas como el de Pinochet, sus ideas políticas, su manera de tramar los hilos que argumentan una novela y parte de las muchas experiencias vividas durante su anterior profesión de informador de guerra.

Responder