http://twitter.com/perezreverte

Noticias, entrevistas, artículos y material diverso sobre Arturo Pérez-Reverte

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14592
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Abr 30, 2012 4:33 pm

Hoy vuelven a arreciar las críticas, quizá a raíz, otra vez, de haber oído o leído solamente unas frases sueltas. Y esta vez ya se llega al hijo de puta, a lo de putas y gentuza lo serán en tu familia, como vuelvas a Sevilla a ver cómo sales, etc.

Una frase que se repite a docenas es "lávate la boca antes de hablar de Sevilla". No parece copiada unos de otros, lo cual me sugiere que es una frase que ya se usa mucho y que se tiene ya preparada por allí.

Lo que se nota un montón son los que responden tras haber leído 'El ombligo de Sevilla' y los que no. O sea, los que se han informaod y enterado y los que no.

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Lun Abr 30, 2012 4:45 pm


-BenuR9: por suerte o por desgracia no me dejaré engañar más por el cine español. Ni con una recomendación de alguien a quien admiro

No entiendo la frase.


-OscarDuncanDhu: Dígame alguna película de terror que realmente le haya gustado. Y una copa, ya la pago yo si no se enrolla.
-"Vampiros" de John Crpenter, me parece un peliculón divertidísimo. Pruebe, amigo mío.


8O

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14592
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Abr 30, 2012 4:46 pm

Pérez Reverte incendia Twitter al hablar de esa Sevilla “real de putas, gentuzas, la que nunca saldrá en ¡Hola!”
Agustín Rivera - elconfidencial.com - 30/04/2012

Cada domingo por la tarde Arturo Pérez Reverte se desfoga en Twitter con comentarios libérrimos, la mayoría políticamente incorrectos. Ayer le tocó a Sevilla. “Maderos, yonquis, putas y gentuza. La vida misma. La Sevilla real. La que incomoda y nunca saldrá en el ¡Hola!”. El escritor se refería a la película Grupo 7, dirigida por Albert Rodríguez, que retrata la Sevilla preExpo92.

“Es Sevilla más real que ese otro camelo de ferias de abril, semanas santas y rocíos varios que nos venden a diario”, apunta Pérez Reverte, quien relata que el sábado vio la película y no ahorra elogios a la cinta. “Ayer estuve viendo Grupo 7. Me gustó mucho. La película, en mi opinión, es soberbia. Tan buena que no parece española”.

En su cuenta de Twitter el académico de la Lengua Española también ha tildado a Sevilla de “cutre”. “Era así en el 92 y lo sigue siendo”, apunta Pérez Reverte, que ante la ingente cantidad de interacciones negativas a sus comentarios sobre la capital andaluza publicó en Twitter un link de un artículo de Antonio Burgos de octubre de 2004, publicado en ABC, en el que el columnista sevillano bendice al creador de la saga de El capitán Alatriste.

El texto al que se refiere Burgos es el siguiente: “La Semana Santa, la Feria, el Betis no son la Sevilla a la que me refiero. Cuando digo que la amo, hablo de una conversación sorprendida en un bar, de dos señoras charlando con el carrito de la compra volviendo de la plaza, unos amigos cenando en Casa Becerra o ver amanecer frente a la Maestranza y sentirse como Juncal”. Y Burgos le contesta: “Bingo. Una Sevilla sustancial, con mucha América dentro, con mucho río, mucho silencio de cal, de patio, de siesta, de piano de una solterona que llora con un vals de Chopin amores que se fueron a Cuba”.

Pérez Reverte, que ha interactuado con una veintena de tuiteros sobre sus comentarios sobre Sevilla, también ha publicado en su cuenta de Twitter el enlace de un artículo publicado en XL Semanal llamado El ombligo de Sevilla: “Siempre que viajo allí me pregunto lo que podría ser esa ciudad si dejara de mirarse en su espejo autista y se abriera al mundo con la cultura como reclamo y bandera. Hablo de la cultura de verdad, no de la caduca soplapollez de diseño que pretenden vendernos políticos y mangantes en busca de la foto y el telediario del día siguiente, o del folklore demagógico y sentimental con el que quienes manejan el cotarro pretenden –y lo consiguen desde hace siglos– llevarse al huerto a la ciudadanía”.

Los comentarios de los tuiteros son constantes. Los hay que recuerdan su novela La piel del tambor, ambientada en Sevilla: @kurt_godel escribió: “Sevilla real la de su Piel del Tambor, aun recorro los bares de Triana” o @aosunama “Nadie puede inventar una ciudad como Sevilla #lapieldeltambor :-). Otros son críticos como @Gonzalo_Gragera: “La Sevilla que ud. comenta no es la que veo yo a diario. Le rectifico, porque me duele y que conste, no soy sevillano. Btardes”.

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Lun Abr 30, 2012 6:30 pm

A mí lo del Garrote Bil me ha llegao al alma. :lol:

En serio, se puede ser más animal, más asilvestrao y más tarao mental?
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
Bronteana
Mensajes: 910
Registrado: Lun Mar 21, 2005 12:00 am
Ubicación: Sevilla

Mensaje por Bronteana » Lun Abr 30, 2012 6:57 pm

Hace siglos que no escribo por aquí, pero a petición de Rogorn dejo caer esto.

Mi opinión sobre toda la movida ésta en el Twitter es que los problemas de comprensión lectora se están convirtiendo en un mal endémico en toda España. Repito, en toda España.

Ahora bien, lo que sí me gustaría resaltar es que Don Arturo parece tener un especial empeño en abrirnos los ojos a los sevillanos (y sevillanas, ¡ja!) con respecto a la realidad de nuestra ciudad y en mi humilde opinión lo hace con una actitud rayana en el paternalismo.

Yo dudo mucho que cualquier sevillano con 2 dedos de frente y que no se haya criado entre algodones ignore el hecho de que existen mucha cutrez, mucha ignorancia y por supuesto mucha delincuencia a su alrededor. Yo me crié en un barrio especialmente azotado por el "caballo", donde no era muy extraño despertarse con la noticia de que un vecino se había tirado por el balcón (el último caso, y no hace demasiado, el de una madre de 2 hijos yonkis que no paraban de entrar y salir de la cárcel); o donde el pan nuestro de cada día era presenciar algún tirón o pasar por un callejón con 2 tíos chutándose cara a la pared... (a veces hasta te decían cosas "bonitas", como: "¡por ti, morena, le dan ganas a uno de quitarse de tó!" :roll:)

Como digo, no creo que los sevillanos en general estemos ciegos ante lo que acontece a nuestro alrededor, pero no considero que eso sea motivo para renegar nuestra ciudad o pensar que esa Sevilla de los problemas y de la miseria humana sea la única Sevilla que existe o que sea la "Sevilla real", como Don Arturo la llama. Yo creo que hay tantas Sevillas como vivencias tenga cada persona.
Y desde luego no entiendo por qué considera que nuestra Feria o nuestra Semana Santa son un "camelo". Sinceramente no veo por qué alguien que viva alguna de esas 2 cosas intensamente tiene necesariamente que ser más falso, más ciego o más ignorante que el resto. Como digo, me parece que eso es caer en un paternalismo muy peligroso.

¡Un saludito a los foreros! :wink:

Avatar de Usuario
aik
Mensajes: 2334
Registrado: Dom Feb 18, 2007 12:00 am
Ubicación: En la Hansa

Mensaje por aik » Lun Abr 30, 2012 7:22 pm

Lenka escribió:
Y esos Estudio 1 en blanco y negro casi (y a veces sin casi) en directo.


Ahí le has dado. Sobre todo en los "sin casi". Otro enorme recuerdo de mi infancia que debo a mi madre, absoluta devota del teatro que me envició por completo, y que, en cuanto tuvo vídeo, se dedicó a atesorar todas las funciones que pudo. De unos años para acá internet hizo el resto (y hasta aquí puedo leer).


Y como Lenka me ha hecho recordar, he encontrado que en la web de RTVE, reponen estas maravillas.
Un ejemplo:
Doce hombres sin piedad

A ver quien puede darse el lujo de poner a 12 primeros actores como estos.
"Son Españoles los que no pueden ser otra cosa". (Cánovas)

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14592
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Abr 30, 2012 10:39 pm

(Hey Bron)

Ahora bien, lo que sí me gustaría resaltar es que Don Arturo parece tener un especial empeño en abrirnos los ojos a los sevillanos (y sevillanas, ¡ja!) con respecto a la realidad de nuestra ciudad y en mi humilde opinión lo hace con una actitud rayana en el paternalismo.

No creo que esté diciendo nada que no digan los propios sevillanos, y muchos de ellos así se lo están comentando en Twitter (sobre todo los que están leyendo artículos enteros anteriores, en vez de solamente un par de tuiteos sueltos). No sé si será paternalismo, pero no está diciendo de Sevilla nada que no diga de España entera o de otras ciudades, como Cádiz o sobre todo Madrid, de la que ha escrito yo creo que más que sobre Sevilla (bien recientemente le pegaba bastante más palos respecto al tema de las putas en público, por ejemplo). Ni siquiera Cartagena, con lo poco que se pasa por ella, se ha librado.
Como digo, no creo que los sevillanos en general estemos ciegos ante lo que acontece a nuestro alrededor, pero no considero que eso sea motivo para renegar nuestra ciudad o pensar que esa Sevilla de los problemas y de la miseria humana sea la única Sevilla que existe o que sea la "Sevilla real", como Don Arturo la llama. Yo creo que hay tantas Sevillas como vivencias tenga cada persona.

Y así lo ha dicho él. El tuiteo del que se está olvidando todo el mundo es el que dice:

-saenzcalatrava: YO SOY SEVILLANA, PORQUE ES CUTRE?? DE CUTRE NO TIENE NADA
-Señora mía, aprenda a leer. Y a hablar bajito. Toda Sevilla no es cutre. Hay una parte que sí. ¿Se lo canto?

Es esa parte de la vida de una ciudad la que él estuvo sacando a flote en la radio, la que ha sacado en Alatriste o en LRDS y la que fue viendo a menudo, en otras circunstancias, en las guerras, a menudo libradas en ciudades. Elogiar 'Grupo 7' o decir que esa Sevilla (esa parte de Sevilla) no desapareció en el 92 y que sigue ahí ahora no es más que continuar una línea coherente desde hace toda la vida.
Y desde luego no entiendo por qué considera que nuestra Feria o nuestra Semana Santa son un "camelo".

No lo son. Lo que sí lo es es vender eso, o el 92 de postal y exposiciones, como la única Sevilla. "Sevilla más real que ese otro camelo de ferias de abril, semanas santas y rocíos varios que nos venden a diario". Hasta lo de rocíos varios está puesto en minúscula y mal aplicado (es Huelva) aposta como lo confundiría un guiri.

Nadie que conozca Sevilla puede ver otra cosa, yo creo, y es lo que él ha dicho que ve.

Gracias por escribir. :wink:

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14592
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Abr 30, 2012 11:50 pm

Enlace a un blog italiano puesto por Arturo (y que incluye un enlace a este foro):

-A traducir tocan: http://rottasudovest.typepad.com/rotta_ ... verte.html

Siviglia, il narcisismo, le confraternite, by Arturo Pérez Reverte
rottaasudovest.typepad.com - 30/04/2012

Arturo Pérez Reverte ha visto il film 'Grupo 7', di cui si è ampiamente parlato su 'Rotta a Sud Ovest', e ne è rimasto entusiasta. Tanto da consigliarlo anche su Twitter, con parole che non sono affatto piaciute ai sivigliani (e probabilmente neanche a Mario Casas, visto che ha fatto i complimenti al regista per aver fatto parlare poco chi meno si capiva). La protagonista del film, accanto al gruppo di poliziotti che deve ripulirne le strade in vista della Expo92, è Siviglia. Ma una Siviglia diversa dagli stereotipi e anche per questo Pérez Reverte ne ha parlato con entusiasmo.

"Sbirri, drogati, puttane, gentaglia. La stessa vita. La Siviglia reale. Quella che mette a disagio e mai uscirà su Hola" ha scritto ieri sera Pérez Reverte "La Siviglia più reale di quell'altra burla di Ferie de Abril, Settimane Sante e Rocíos vari che ci vendono quotidianamente. Questa Siviglia squallida che era così nel 92 e continua a esserlo ". Io mi sono entusiasmata, perché la triade che Siviglia "ci vende quotidianamente" mi stufa tanto quanto Roma-Firenze-Venezia quando si parla di Italia e ho voglia di avere chiavi di lettura, conferme o proposte, diverse, tanto quanto propongo triade a caso, tipo Trieste-Napoli-Torino, a chi non esce dagli stereotipi italiani. Non viene voglia di scoprire com'è e dove si muove questa Siviglia scomoda, che 'Hola' ignorerebbe?

Ma i sivigliani, che ti ripetono sempre che "como Sevilla no hay otra" (come Siviglia non c'è un'altra), aspettandosi il tuo cenno di consenso entusiastico, ci sono rimasti malissimo e hanno iniziato ad attaccare lo scrittore su Twitter. I sivigliani, del resto, ci rimangono sempre malissimo quando non gli dici che sono i più simpatici, i più accoglienti e i più gentili che abbia mai incontrato e che Siviglia è la gloria (che posso pure pensarlo però "ni muerta en la vida", lo direi a un sivigliano). Sono talmente convinti, vivono talmente in un mondo a parte (penso sempre a universi paralleli, che si scorrono accanto senza incontrarsi e senza interessarsi gli uni agli altri, una sensazione che mi dà solo Siviglia, tra le città in cui mi è capitato di vivere), che alla fine ti dispiace che ci rimangano male, perché, per una volta, sono sinceri e non stanno recitando il ruolo che pensano ti aspetti da loro.

Sono poche le cose che non sopporto dei sivigliani. E una di queste è il culto che hanno della propria città, la convinzione di vivere nella migliore città del mondo. "Ci hai fatto caso che ti dice che Siviglia è il miglior posto in cui vivere chi non è mai stato altrove?!", mi diceva in una conversazione di tempo fa un amico sivigliano, appena tornato in patria dopo due anni di Germania dietro a un amore tedesco andato poi male. E' probabilmente per quest'ignoranza di fondo (e il rifiuto di conoscere "perché Siviglia ha tutto e sto già nel miglior posto del mondo") che non sopporto il "como Sevilla no hay otra" che chiunque sia stato a Siviglia per più di qualche giorno si sarà sicuramente sentito dire, da più di un interlocutore.

E' un concetto che se rimanesse a un livello di conversazione superficiale, sarebbe solo l'ennesimo aneddoto da raccontare sulle idiosincrasie locali, ma essendo la sintesi di una mentalità e di un atteggiamento, finisce con il danneggiare una città davvero speciale e straordinaria.

Lo hanno dimostrato i permalosi interlocutori di Arturo Pérez Reverte, ieri sera, che si sono offesi nonostante lui sia l'autore del libro più bello mai scritto su Siviglia, 'La piel del tambor' ('La pelle del tamburo' in italiano), uno dei pochi che abbiano saputo penetrare nell'anima della città attuale e abbiano saputo dare poesia alle sue idiosincrasie. Ma lo dimostrano anche le lacune di cui Siviglia è vittima e che si ritrovano descritte perfettamente in uno dei due articoli scritti in passato e che Arturo Pérez Reverte ha pubblicato su Twitter, quando si è stufato di dover rispondere a tanta indignazione sivigliana.

Così mi sono passata la serata di ieri a leggere questi due articoli, immersa in un'atmosfera sivigliana e familiare, descritta con affettuosa ironia da Arturo Pérez Reverte, trovandomi ad assentire, perché riconoscevo situazioni, frasi e persone. Questo amore che i sivigliani sentono per la loro città, questa ostentazione delle emozioni, di cui le processioni sono espressione, che fa sì che alla fine non se ne provi davvero nessuna, questa sostanziale freddezza di una città narcisista, che si mostra per quello che gli altri si aspettano che sia e che è difficile che faccia vedere la sua vera anima. A volte dubito ce l'abbia davvero, al vedere quanto siano i "trajes de flamenca", lo studio degli accessori, le "cervecitas", le "sevillanas" a scandire lo scorrere dei giorni e l'indifferenza con cui accoglie lo straniero, presa da se stessa, dai suoi ritmi e dalle sue occupazioni.

E non c'è cattiveria nel riconoscere i difetti e le mancanze, ma un'affettuosa indulgenza, quella che si ha sempre verso ciò che si ama, perché sono cose rassicuranti, al tornare a Siviglia. Sentire di nuovo il pesante accento delle conversazioni ascoltate nei bar, dove si va apposta "a desayunar", a fare colazione, per immergersi in queste atmosfere "de barrio", in cui gli stranieri sono pochi e il Betis, il Sevilla e l'ultima "corrida del Fandi" sono l'unica cosa che importa. Beccare un'altra processione spuntata da chissà dove, ma non importa, perché a Siviglia c'è sempre qualche Vergine dal nome inimmaginabile in cammino. E fermarsi da qualche parte a fare una foto, perché è impossibile uscire di casa a Siviglia senza una macchina fotografica in mano e non importa che Santa Cruz, la Giralda e il Guadalquivir non ne possano più, e ascoltare il commento divertito di qualche sivigliano/a di passaggio, che deve sempre chiamarti "hija" o "cariño". E' rassicurante, è essere di nuovo a casa. E' Siviglia.

Ed è quello che ho pensato mentre leggevo questi due articoli di Arturo Pérez Reverte. E' Siviglia! Senza altri commenti possibili. Il verbo essere, del resto, non li ammette. E'. Punto.

Lascio le parti che mi sono piaciute di più e che, probabilmente, potranno riconoscere altri cultori di Siviglia.

(…) Nel fondo, anche se lo nega, quello che il 90% degli uomini sivigliani vorrebbe essere è "Hermano Mayor" della Macarena o del Gran Poder (due delle più prestigiose e antiche hermandades sivigliane, NdRSO). Qui, essere l'Hermano Mayor di una confraternita unica è come essere presidente del Betis o del Sevilla: un'autorità. Magari ti rovini mentre eserciti la carica, ma non ti lasciano pagare nei bar e la gente cede rispettosamente il passo per strada. Chissà com'è la cosa che un buon amico mio, conosciuto scrittore andaluso, voltairriano e guascone, sposato con una bella sivigliana di peineta e mantilla nera, quando esce il Giovedì Santo al braccio della moglie, tutto elegante, con giacca scura e cravatta, si mette al collo, per essere all'altezza della signora e delle circostanze, la spettacolare medaglia dell'Instituto de Estudios Jienenses, che assomiglia a quella delle confraternite sivigliane, e la gente gli apre il cammino nella calle Sierpes come se fosse Curro Romero o Paco Gandía. Che è come essere, prima, capitano generale.

(…) Il "capillita" (l'uomo che vive per le Hermandades e sa tutto di loro, NdRSO) si passa l'anno parlando della Settimana Santa, che, come tutto il mondo sa, è la cosa più grande del mondo. Vive per la sua "hermandad", a cui dedica più tempo che alla famiglia; e quando agguanta un forestiero è capace di martirizzarlo per ore con la minuziosa descrizione di come il Cachorro ti fa venire la pelle di gallina al passare, mentre fa notte, sul "puente de Triana" (anche se, ovviamente, è impossibile capisca questo sentimento così grande se hai la disgrazia di non essere nato a Siviglia). In quanto a ideologia o posizione sociale, il capillita non ne ha una determinata e ti può finire addosso da qualunque ambiente. Non importa che sia ateo, baciapile, elettore comunista o fan dei programmi di Isabel Gemio. Si affratella con i suoi simili, piangendo lacrime vive quando, nella madrugá, esattamente all'1.45, vede passare per la calle Feria la Esperanza Macarena, questa Vergine che si è messa a lutto quando Joselito fu ucciso da un toro a Talavera, o quando ascolta le saetas vibranti e sentite, quasi aggressive, con cui sembra che Pepe Peregil, il maestro, non canti ai Cristo, ma li rimproveri. O quando alle 5 in punto, in Castelar, sgrida il forestiero perché stia zitto, perché non gli lascia ascoltare il passo racheao, il suono delle espadrillas dei costaleros del Gran Poder, e dopo, quando si allontana il Nazareno con la croce sulle spalle e questo passo lungo e potente, si riempie d'orgoglio e ti dice solenne: "Questo sì che è Dio e non l'altro, che messo vicino a questo non è né Dio né niente".

(…) In realtà, dicano quello che dicano, il capillita è Siviglia, o la sintetizza. O forse Siviglia continua a essere quella che è grazie a questo singolare personaggio, depositario di un'eredità più sentimentale che religiosa, conservata in una città che considera come una proprietà privata ("Come sta oggi, la mia Siviglia!"), e che, per di più, lo è. Perché, per quanto si sforzino di imitare il modello, e tutta l'Andalusia, persino l'Andalusia grave e seria di sempre, si è impegnata a diventare una grottesca e maldestra imitazione del suo capoluogo e del suo folklore, Siviglia non è la Spagna, ma un'irripetibile città italiana del Rinascimento. Una città-Stato che va per fatti suoi e si basta con se stessa, perché ha in sé tutto quello di cui ha bisogno. Per avere, ha persino i suoi contrari: due città in una, Siviglia e Triana. Senza contare che ha due Vergini principali, due Cristi, il Betis e il Siviglia, Joselito e Belmonte e tutta serie intrecciata e duale, contraddittoria, che culmina in questo barocco delle confraternite, già inserita nei trattati d'arte, il rococò del rococò, che si alimenta di se stesso, riccio su riccio, trionfo assoluto sull'antico terrore medievale del vuoto.

(…) Forse per questo durante tutto l'anno Siviglia è la Settimana Santa; perché la Settimana Santa è, in fin dei conti, il mormorio del ricordo, il ritorno di vecchie sensazioni: l'odore delle torrijas fatte dalla madre, il nonno che si veste per la processione e si avvolge con la tunica del nazareno, la mano ferma del padre per strada, tra la musica e l'incenso, il tintinnio dei rosari d'argento delle Vergini, gli occhi impressionanti del nazareno incappucciato che ti guarda dai buchi del tessuto, le strade che sanno di primavera e gloria benedetta. Non si tratta più del culto di Dio, ma del culto della città che contiene tutta questa memoria.

(…) non è casuale che la Chiesa Cattolica non sia riuscita a controllare del tutto, nonostante i tentativi, la Settimana Santa sivigliana. E adesso la controlla meno che mai. Questa è la festa principale, l'omaggio che la stessa città concede a se stessa, alle sue apparenze e alle sue nostalgie. E' il rifugio e la consolazione: uno sperpero di generosità, orgoglio e paganesimo, nella ricerca disperata della sicurezza e dell'infanzia perduta.

(…) E quando, già con il chiarore del giorno, nell'angolo tra Relator e Parra, vedi venire da lontano la Macarena, allo stesso tempo splendida e ombrosa, con le candele spende e i ceri coperti dalle forme capricciose che la cera ha preso allo sciogliersi, con le occhiaie e afflitta sotto la luce cruda della mattina, dopo 12 ore di percorso per le strade, è possibile anche sentire un sivigliano qualunque, un uomo fatto, mormorare, guardandola assorto, un viene cansá (arriva stanca), che suona spezzato, come un singhiozzo. In realtà, Siviglia è la città dei bambini perduti.

http://www.capitan-alatriste.com

(...) Nonostante gli sforzi, quasi suicidi, di eroici paladini locali, per rompere la bolla in cui la città vive immersa in se stessa, la maggior parte degli sforzi culturali sivigliani passa per l'imbuto delle confraternite locali, struttura sociale intorno alle quali si ordina la vita pubblica. Il resto è secondario, non interessa. I Musei illanguidiscono, le mostre arrivano a contagocce, e solo se c'è Siviglia di mezzo, le librerie chiudono, le biblioteche non esistono o si ignorano. Se si trattasse di una città in cui impera la modestia, uno crederebbe che sente vergogna per quanto l'ha resa bella e immortale. Ma non è modestia, è egoismo autocompiaciuto, indifferenza a quanto non sia farsi belli il Giovedì Santo per uscire con la medaglia della confraternita al collo, dipingerla per la Feria prendersi una manzanilla a Las Teresas o Casa Casa Román, guardandosi intorno mentre si pensa, o si dice, che Siviglia è la cosa più grande del mondo e che disgrazia vive, chi non è nato sivigliano.

Tutte le volte che vado lì mi chiedo cosa potrebbe essere questa città se la smettesse di guardarsi nel suo specchio autistico e si aprisse al mondo, con la cultura come reclame e bandiera.

xlsemanal.finanzas.com

Avatar de Usuario
aik
Mensajes: 2334
Registrado: Dom Feb 18, 2007 12:00 am
Ubicación: En la Hansa

Mensaje por aik » Mar May 01, 2012 8:50 am

Me tiene un poco hasta el gorro esta polémica "Sevilla es cutre, Sevilla o lo es".
Como casi siempre que interesa (a algunos), se ha tomado todo fuera de contexto (por algunos también) para abrir un frente que, en mi opinión, él no tenía intención de abrir. Aunque imagino que ahora estará disfrutando como gorrino etc. y riéndose de lo analfabetos y cretinos que podemos llegar a ser a veces. (Hablo en general, no me refiero a nosotros como este foro en concreto).

Para mi es más importante y más directa su indicación a lo mal que está el cine y porqué y lo bien que se queda uno cuando asiste a la, por desgracia, no muy usual proyección de un trabajo bien hecho.

Poco se ha dicho sobre eso, aunque bien dicho, por otro lado.

Supongo que estas cosas pasan y que las intenciones de uno las mueven los vientos que soplan los demás y que puede hasta ser interesante, a veces.

Pero de verdad es tan importante hablar sobre si Sevilla es una joya de ciudad o tan solo un poco de bisutería más o menos fina?

Solo estuve una vez en Sevilla. 12 horas de un domingo de agosto en el que el infierno se congelaba porque todo el calor estaba allí arriba. Me pareció una ciudad bonita, como de postal. No había un alma en la calle (a ver a quien se le ocurría!). Pero las ciudades las hacen los que en ellas las habitan. Todos, no solo parte de ellos. Los que la quieren de estampita y lucecitas y los que llevan "gorrillas". Y hay que ser muy estúpido o muy mala gente para no entender eso.

Asi que, al final, también hable de Sevilla.

Si es que no pue ser... :roll:
"Son Españoles los que no pueden ser otra cosa". (Cánovas)

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14592
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mar May 01, 2012 11:51 am

Pérez-Reverte
Lucas Haurie - larazon.es - 30/04/2012

No es cosa de responder la pregunta capciosa con que se tortura a los niños, si quieren más a mamá o a papá. Es una mera cuestión geográfica. Igual que Córdoba nos coge más cerca que Moscú, algunos nos situamos más próximos al universo retratado por la (excelente) película «Grupo 7» que al concurso de enganches del domingo de preferia. Y no por ello dejamos de ser sevillanos quienes lo seamos, ni ha de ser declarada persona non grata por pecado de lesa sevillanía quien haya nacido en Cartagena como Arturo Pérez Reverte, enamorado de esta ciudad, también de su cara B. Se han rebrincado nuestros más rancios paisanos, ciegos ante la evidencia que denuncia el escritor: que el ensimismamiento autocomplaciente es el mayor lastre de Sevilla, el que la mantiene paupérrima, postrada ante un turismo de cada vez peor estofa, colonizada y con la necesidad de malbaratar su esencia (ahí están las visitas guiadas por la Feria con los guiris dando propinas por bailar sevillanas) para subsistir. Es doloroso oír ciertas verdades, y más todavía escucharla en boca de un forastero. Alguien tan célebre y triunfante que no necesita ganarse el favor del respetable con tópicas alabanzas al «mejormundismo» sevillano. Pues eso es lo que hay.

--

La «Sevilla real», según Pérez-Reverte
G. R. - abcdesevilla.es - 01/05/2012

El periodista, escritor y miembro de la Real Academia Española desde hace casi una década Arturo Pérez-Reverte, que está muy vinculado a Sevilla por sus asiduas visitas —tiene incluso un rincón dedicado en un conocidísimo restaurante—, ha provocado una encendida polémica por un comentario que realizó el domingo por la noche en la red social Twitter en el que reflexionaba sobre la película 'Grupo 7', una obra que narra la historia de la unidad antidroga de la Policía sevillana durante la Expo'92. Concretamente, Pérez-Reverte escribió, al referirse al ambiente mostrado en la cinta y con intención de alabar el trabajo de su director, lo siguiente: «Maderos, yonquis, putas y gentuza. La vida misma. La Sevilla real. La que incomoda y nunca saldrá en el Hola». Justo después, añadió: «Esa Sevilla cutre que era así en el 92 y lo sigue siendo». Y apenas un minuto después, remató: «Sevilla más real que ese otro camelo de ferias de abril, semanas santas y rocíos varios que nos venden a diario».

Muchos de sus seguidores en esta red social se sintieron molestos y contestaron a sus «tuits». E inmediatamente matizó sus palabras: «Toda Sevilla no es cutre. Hay una parte que sí». No obstante, la situación ya no tuvo alivio.

Y hasta el portavoz del Gobierno municipal, Curro Pérez, fue cuestionado por este asunto, al que quiso restar importancia explicando que «el Gobierno no puede reaccionar a cualquier comentario de Twitter». Pérez-Reverte, de hecho, fue condecorado por el Ayuntamiento en 1996 con el Premio Día Mundial del Turismo por situar en esta ciudad la trama de su novela 'La piel del tambor', algo que también recordó mientras intentaba explicar que «hay cutrerío en todos lados» y que en este caso se había referido a esta ciudad porque la película «Grupo 7 transcurre allí». «Es triste tener que subrayar lo obvio. Un abrazo a mi Sevilla», concluyó entre quejas y comentarios de apoyo.

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Mar May 01, 2012 12:01 pm

Rogorn escribió:Enlace a un blog italiano puesto por Arturo (y que incluye un enlace a este foro):

-A traducir tocan: http://rottasudovest.typepad.com/rotta_ ... verte.html



me pongo :wink:

Sevilla, narcisismo y cofradías por Arturo Pérez-Reverte. 30 de abril de 2012

Arturo Pérez-Reverte ha visto la película “Grupo 7” de la que ha hablado ampliamente en “Rotta a Sud OVest” y le ha causado entusiasmo. Tanto como para recomendarla por Twitter, con palabras que de hecho no han gustado a los sevillanos (y probablemente ni siquiera a Mario Casas visto que ha felicitado al director por hacer hablar menos a quienes menos se entiende). La protagonista de la película, junto al grupo de policías que debe limpiar las calles de cara a la expo del 92, es Sevilla, distanciada de los estereotipos, por esto Pérez Reverte lo ha comentado con entusiasmo.
“Maderos, yonkis, putas, gentuza”. La vida misma. La Sevilla real, aquella que se incomoda y que nunca saldrá en el Hola” escribió ayer Pérez-Reverte. “Una Sevilla más real que la farsa de la Feria de abril, Semanas Santas y Rocíos varios que nos venden a diario. La Sevilla escuálida que lo era en el año 92 y continúa igual.
(Opinión de la articulista del blog: ) Yo me he entusiasmado, porque la triada que Sevilla nos vende continuamente me harta tanto como hablar de Roma- Florencia- Venecia cuando se menciona Italia y tengo ganas de tener claves de lectura, propuestas o confirmaciones, diferentes, como cuando propongo, por ejemplo, Trieste-Napoles-Turín, a quien no se sale de los estereotipos italianos. ¿No existe la necesidad de descubrir cómo y dónde se mueve esta Sevilla incómoda a quién Hola ignoraría?
Pero los sevillanos que siempre te repiten “como Sevilla no hay otra” esperan tu gesto de consenso entusiasta, se han indignado y han comenzado a atacar al escritor a través de Twitter. Los sevillanos, por otro lado, se indignan siempre que no les dices que son los más simpáticos, los más acogedores, los más gentiles que jamás has encontrado y que Sevilla es la gloria (lo puedes pensar pero “ni muerte en la vida” se lo dirías a un sevillano). Están plenamente convencidos, viven en un mundo aparte (pienso siempre en universos paralelos que se cruzan sin encontrarse y sin interesarse los unos de los otros, una sensación que sólo me da Sevilla, entre todas las ciudades en las que he vivido) que al final te molesta que se indignen, porque por una vez, son sinceros y no están interpretando el papel que piensan que esperas de ellos.
(todo esto continua siendo opinión de la blogger)
Son pocas las cosas que no soporto de los sevillanos. Una de ellas es el culto que tienen a su propia ciudad, la convicción que tienen de vivir en la mejor ciudad del mundo. ¿te has dado cuenta de que quien te dice que Sevilla es el mejor sitio para vivir nunca ha vivido en otra parte? Me decía en una conversación hace tiempo un amigo sevillano que acababa de volver a la patria dos años después de haberse ido a Alemania tras un amor alemán que terminó mal. Es seguramente por esta ignorancia de fondo (y el rechazo de conocer porqué Sevilla lo tiene todo y está situada en el mejor sitio del mundo) por la que no soporto el “como Sevilla no hay otra” que cualquiera que haya estado en Sevilla durante algo más de un par de días habrá oído seguramente procedente de más de un interlocutor
Es un concepto que si permaneciese únicamente en un nivel de conversación superficial sería solo la enésima anécdota que contar sobre la idiosincrasia local, pero siendo la síntesis de una mentalidad y de un comportamiento, termina por dañar una ciudad de verdad especial y extraordinaria.
Lo han demostrado los susceptibles interlocutores de Arturo Pérez-Reverte, que ayer tarde se han mostrado ofendidos a pesar de que Arturo sea el autor del libro más bello jamás escrito sobre Sevilla, “La piel del tambor”, uno de los pocos que han sabido penetrar en el alma de la ciudad actual y han sabido dar poesía a su idiosincrasia. Pero lo muestran además las lagunas de las que Sevilla es víctima y que se encuentran descritas perfectamente en uno de los dos artículos (escritos hace tiempo) que Arturo ha publicado en Twitter cuando se ha cansado de tener que responder a tanta indignación sevillana
Así me he pasado la tarde ayer leyendo estos dos artículos, inmersa en una atmósfera sevillana y familiar, descrita con ironía afectuosa por Reverte, me he encontrado dándole la razón, porque reconocía situaciones, frases, personas. Este amor que los sevillanos sienten por su ciudad, esta ostentación de emociones, de las que las procesiones son máximas expresiones, que hace que al final no se prueba de verdad ninguna, esta frialdad sustancial de una ciudad narcisista que se muestra del modo en que los demás esperan que sea y que es difícil que deje ver su alma verdadera. A veces dudo de que la tenga de verdad, al observar ya sean los trajes de flamenca, el estudio de sus accesorios, las cervecitas, las sevillanas, a paladear el transcurrir de los días, la indiferencia con que se acoge lo extranjero, enganchada en si misma, en sus ritmos y sus ocupaciones
Y no hay maldad en reconocer los defectos y las faltas (en el sentido de” lagunas”, no defectos) sino una indulgencia afectuosa, aquella que se tiene siempre ante lo que se ama, porque son calmantes, al volver a la ciudad. Sentir de nuevo el acento pesado de las conversaciones en los bares donde se va a desayunar, sumergirse después en las atmósferas de barrio donde hay pocos extranjeros y el Betis, el Sevilla y la última corrida del Fandi son lo único que importa. Sorprenderse con otra procesión que ha salido quien sabe de dónde, pero no importa, porque en Sevilla siempre hay una Virgen cualquiera, de nombre inimaginable en procesión. Pararse en cualquier parte a hacer una foto porque es imposible salir de casa en Sevilla sin una cámara de fotos en la mano y no importa que Santa Cruz, la Giralda y el Guadalquivir no puedan más, y escuchar el comentario divertido de un sevillano que pasa y que siempre te ha de llamar “hija” o “cariño”. Es seguro sentirse de nuevo en casa. Es Sevilla.
En esto he pensado mientras leía estos dos artículos de Pérez Reverte. ¡Es Sevilla!. Sin otros comentarios posibles. Con el verbo ser, no admite otros. Es y punto.
Dejo las partes que me han gustado más y que probablemente podrán reconocer otros apasionados de la ciudad.
(…) Nel fondo, anche se lo nega, quello che il 90% degli uomini sivigliani vorrebbe essere è "Hermano Mayor" della Macarena o del Gran Poder (due delle più prestigiose e antiche hermandades sivigliane, NdRSO). Qui, essere l'Hermano Mayor di una confraternita unica è come essere presidente del Betis o del Sevilla: un'autorità. Magari ti rovini mentre eserciti la carica, ma non ti lasciano pagare nei bar e la gente cede rispettosamente il passo per strada. Chissà com'è la cosa che un buon amico mio, conosciuto scrittore andaluso, voltairriano e guascone, sposato con una bella sivigliana di peineta e mantilla nera, quando esce il Giovedì Santo al braccio della moglie, tutto elegante, con giacca scura e cravatta, si mette al collo, per essere all'altezza della signora e delle circostanze, la spettacolare medaglia dell'Instituto de Estudios Jienenses, che assomiglia a quella delle confraternite sivigliane, e la gente gli apre il cammino nella calle Sierpes come se fosse Curro Romero o Paco Gandía. Che è come essere, prima, capitano generale.

(…) Il "capillita" (l'uomo che vive per le Hermandades e sa tutto di loro, NdRSO) si passa l'anno parlando della Settimana Santa, che, come tutto il mondo sa, è la cosa più grande del mondo. Vive per la sua "hermandad", a cui dedica più tempo che alla famiglia; e quando agguanta un forestiero è capace di martirizzarlo per ore con la minuziosa descrizione di come il Cachorro ti fa venire la pelle di gallina al passare, mentre fa notte, sul "puente de Triana" (anche se, ovviamente, è impossibile capisca questo sentimento così grande se hai la disgrazia di non essere nato a Siviglia). In quanto a ideologia o posizione sociale, il capillita non ne ha una determinata e ti può finire addosso da qualunque ambiente. Non importa che sia ateo, baciapile, elettore comunista o fan dei programmi di Isabel Gemio. Si affratella con i suoi simili, piangendo lacrime vive quando, nella madrugá, esattamente all'1.45, vede passare per la calle Feria la Esperanza Macarena, questa Vergine che si è messa a lutto quando Joselito fu ucciso da un toro a Talavera, o quando ascolta le saetas vibranti e sentite, quasi aggressive, con cui sembra che Pepe Peregil, il maestro, non canti ai Cristo, ma li rimproveri. O quando alle 5 in punto, in Castelar, sgrida il forestiero perché stia zitto, perché non gli lascia ascoltare il passo racheao, il suono delle espadrillas dei costaleros del Gran Poder, e dopo, quando si allontana il Nazareno con la croce sulle spalle e questo passo lungo e potente, si riempie d'orgoglio e ti dice solenne: "Questo sì che è Dio e non l'altro, che messo vicino a questo non è né Dio né niente".

(…) In realtà, dicano quello che dicano, il capillita è Siviglia, o la sintetizza. O forse Siviglia continua a essere quella che è grazie a questo singolare personaggio, depositario di un'eredità più sentimentale che religiosa, conservata in una città che considera come una proprietà privata ("Come sta oggi, la mia Siviglia!"), e che, per di più, lo è. Perché, per quanto si sforzino di imitare il modello, e tutta l'Andalusia, persino l'Andalusia grave e seria di sempre, si è impegnata a diventare una grottesca e maldestra imitazione del suo capoluogo e del suo folklore, Siviglia non è la Spagna, ma un'irripetibile città italiana del Rinascimento. Una città-Stato che va per fatti suoi e si basta con se stessa, perché ha in sé tutto quello di cui ha bisogno. Per avere, ha persino i suoi contrari: due città in una, Siviglia e Triana. Senza contare che ha due Vergini principali, due Cristi, il Betis e il Siviglia, Joselito e Belmonte e tutta serie intrecciata e duale, contraddittoria, che culmina in questo barocco delle confraternite, già inserita nei trattati d'arte, il rococò del rococò, che si alimenta di se stesso, riccio su riccio, trionfo assoluto sull'antico terrore medievale del vuoto.

(…) Forse per questo durante tutto l'anno Siviglia è la Settimana Santa; perché la Settimana Santa è, in fin dei conti, il mormorio del ricordo, il ritorno di vecchie sensazioni: l'odore delle torrijas fatte dalla madre, il nonno che si veste per la processione e si avvolge con la tunica del nazareno, la mano ferma del padre per strada, tra la musica e l'incenso, il tintinnio dei rosari d'argento delle Vergini, gli occhi impressionanti del nazareno incappucciato che ti guarda dai buchi del tessuto, le strade che sanno di primavera e gloria benedetta. Non si tratta più del culto di Dio, ma del culto della città che contiene tutta questa memoria.

(…) non è casuale che la Chiesa Cattolica non sia riuscita a controllare del tutto, nonostante i tentativi, la Settimana Santa sivigliana. E adesso la controlla meno che mai. Questa è la festa principale, l'omaggio che la stessa città concede a se stessa, alle sue apparenze e alle sue nostalgie. E' il rifugio e la consolazione: uno sperpero di generosità, orgoglio e paganesimo, nella ricerca disperata della sicurezza e dell'infanzia perduta.

(…) E quando, già con il chiarore del giorno, nell'angolo tra Relator e Parra, vedi venire da lontano la Macarena, allo stesso tempo splendida e ombrosa, con le candele spende e i ceri coperti dalle forme capricciose che la cera ha preso allo sciogliersi, con le occhiaie e afflitta sotto la luce cruda della mattina, dopo 12 ore di percorso per le strade, è possibile anche sentire un sivigliano qualunque, un uomo fatto, mormorare, guardandola assorto, un viene cansá (arriva stanca), che suona spezzato, come un singhiozzo. In realtà, Siviglia è la città dei bambini perduti.

http://www.capitan-alatriste.com

(...) Nonostante gli sforzi, quasi suicidi, di eroici paladini locali, per rompere la bolla in cui la città vive immersa in se stessa, la maggior parte degli sforzi culturali sivigliani passa per l'imbuto delle confraternite locali, struttura sociale intorno alle quali si ordina la vita pubblica. Il resto è secondario, non interessa. I Musei illanguidiscono, le mostre arrivano a contagocce, e solo se c'è Siviglia di mezzo, le librerie chiudono, le biblioteche non esistono o si ignorano. Se si trattasse di una città in cui impera la modestia, uno crederebbe che sente vergogna per quanto l'ha resa bella e immortale. Ma non è modestia, è egoismo autocompiaciuto, indifferenza a quanto non sia farsi belli il Giovedì Santo per uscire con la medaglia della confraternita al collo, dipingerla per la Feria prendersi una manzanilla a Las Teresas o Casa Casa Román, guardandosi intorno mentre si pensa, o si dice, che Siviglia è la cosa più grande del mondo e che disgrazia vive, chi non è nato sivigliano.

Tutte le volte che vado lì mi chiedo cosa potrebbe essere questa città se la smettesse di guardarsi nel suo specchio autistico e si aprisse al mondo, con la cultura come reclame e bandiera.

xlsemanal.finanzas.com
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14592
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mar May 01, 2012 1:54 pm

Arturo retuitea lo siguiente:

-@perezreverte semejante hijo de puta de tu calibre se merece que aun existe el Garrote Bil.Para hablar de Sevilla, te lavas la boca.MUERETE

-El tuiteo anterior es mi favorito desde el domingo. No me digan que no es maravilloso. España en un tuit.

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6241
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Mar May 01, 2012 2:49 pm

Lenka escribió:A mí lo del Garrote Bil me ha llegao al alma. :lol:

En serio, se puede ser más animal, más asilvestrao y más tarao mental?


Mira que eres cruel, Lenka. Cruela... de Bil :lol: :lol: :lol: :lol: :lol: :lol:
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Avatar de Usuario
agustinadearagon
Mensajes: 2636
Registrado: Vie Sep 05, 2008 11:00 pm
Ubicación: Madrid

Mensaje por agustinadearagon » Mar May 01, 2012 3:20 pm

La hija de un vecino se fue a la Expo 92 con 26 años y mucha ilusión. Que había mucho "curro" allí. Volvió con los pies por delante. Una sobredosis.
"Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro quizá esté muy oscuro para leer". G.M.

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Mar May 01, 2012 3:21 pm

[quote="Rogorn"]Arturo retuitea lo siguiente:

-@perezreverte semejante hijo de puta de tu calibre se merece que aun existe el Garrote Bil.Para hablar de Sevilla, te lavas la boca.MUERETE

-El tuiteo anterior es mi favorito desde el domingo. No me digan que no es maravilloso. España en un tuit.[/quote
En ese tuiteo veo tres erratas,el que falte alguna letra o tilde casi lo entiendo, por aquello de la economía del lenguaje.Pero,?nadie en este santo país sabe usar el subjuntivo?
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
Bronteana
Mensajes: 910
Registrado: Lun Mar 21, 2005 12:00 am
Ubicación: Sevilla

Mensaje por Bronteana » Mar May 01, 2012 4:04 pm

Ya sé que Don Arturo también le da caña a otras ciudades, Rogorn, pero yo sigo viéndole un empeño especial en abrirnos los ojos a los sevillanos sobre el hecho de que existe mucha cutrez en nuestra ciudad, cuando repito: no creo que sea necesario porque ya tenemos ojos en la cara y vemos (es un poner, como decimos aquí) al cani de turno conduciendo sin camiseta ni nada por plena Ronda del Tamarguillo en cuanto llega Junio... :roll:

El caso es que Don Arturo siempre usa esa misma idea, que la Sevilla real no es la de la Semana Santa y la Feria (lo del Rocío es una especie de extensión del tema cofrade, ya que los romeros siempre suelen tirar a Huelva junto a alguna hermandad y no por libre). No estoy de acuerdo, yo considero que esa Sevilla es tan real como la de los canis o como la de gente, digamos, con otras inquietudes. ¿Que hay pocas alternativas a lo de siempre? Pues sí y no, siempre depende del punto de vista y de con qué otra ciudad compares. ¿Que lo de siempre es negativo para la ciudad? Pues no, o pregúntale a las familias que prácticamente viven todo el año del dinero que hacen en la Feria o pregúntale a los orfebres, o a las bordadoras que se ganan la vida gracias a las procesiones de Semana Santa... ¡diles a ésos que todo es mentira!

En cuanto al amor de los sevillanos por nuestra ciudad, es indudable que existe, pero no creo que necesariamente tenga que ser algo tan negativo o censurable, y desde luego no creo que sea un obstáculo a la hora de apreciar la belleza y las bondades de otras ciudades o lugares. Tanto yo misma como muchas de mis amistades y familiares hemos vivido fuera de Sevilla o bien viajamos con regularidad y sabemos apreciar lo de fuera.
Es verdad que también me he encontrado muchos casos de gente que decía "como Sevilla no hay ná" (gente provinciana la hay en Sevilla y en Pekín), pero también recuerdo infinidad de compañeros de viaje diciendo lo mismo en el extranjero, por ej, ahora mismo me vienen a la cabeza unos valencianos asqueados de los fish and chips en York y que decían que ni punto de comparación con el pescaíto que se comía en Andalucía (esos mismos también se empeñaban en que les aliñaran las ensaladas con aceite de oliva); o unos canarios que se encogían de hombros ante la catedral de Durham diciendo que no era para tanto y que la catedral de Burgos, o la Plaza de España de Sevilla eran más bonitas (óle ahí, mezclando churras con merinas :lol: ), mientras que a mí se me caían los lagrimones de emoción ante la tumba de Beda.
Pero no, si eso último sobre la Plaza de España lo llego a decir yo o cualquier otro sevillano no es simplemente porque estemos orgullosos de algo nuestro y que es valioso y bonito, sino porque es propio de nuestra idiosincracia (lo cual equivale a decir que es propio de nuestra ignorancia ¿no?). Pues eso, que para mí ese tipo de pensamiento es puro paternalismo.

¡Saluditos y hasta otra! :wink:

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14592
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mar May 01, 2012 4:10 pm

El caso es que Don Arturo siempre usa esa misma idea, que la Sevilla real no es la de la Semana Santa y la Feria (lo del Rocío es una especie de extensión del tema cofrade, ya que los romeros siempre suelen tirar a Huelva junto a alguna hermandad y no por libre). No estoy de acuerdo, yo considero que esa Sevilla es tan real como la de los canis o como la de gente, digamos, con otras inquietudes.

Te repito que no dice que esa Sevilla no sea verdadera. A esa Sevilla le ha dedicado artículos enteros. Lo que no es verdadero, y a eso va, es venderla como la única que existe, tapando lo sucio o lo cutre. De ahí el elogio a 'Grupo 7', donde se ve todo eso.

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Mar May 01, 2012 4:22 pm

Ya sé que Don Arturo también le da caña a otras ciudades, Rogorn, pero yo sigo viéndole un empeño especial en abrirnos los ojos a los sevillanos

A don Arturo, no sé bien lo que lo veo pero a algunos los veo un empeño especial en mirarse el ombligo.
:lol: :lol: :lol: :lol:

tenemos ojos en la cara y vemos (es un poner, como decimos aquí) al cani de turno conduciendo sin camiseta ni nada por plena Ronda del Tamarguillo en cuanto llega Junio... :roll:

¡Jesús, qué espanto!
Inconcebible, vamos.
Última edición por bowman el Mar May 01, 2012 4:27 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
aik
Mensajes: 2334
Registrado: Dom Feb 18, 2007 12:00 am
Ubicación: En la Hansa

Mensaje por aik » Mar May 01, 2012 4:26 pm

bowman escribió:
Ya sé que Don Arturo también le da caña a otras ciudades, Rogorn, pero yo sigo viéndole un empeño especial en abrirnos los ojos a los sevillanos

A don Arturo, no sé bien lo que lo veo pero a algunos los veo un empeño especial en mirarse el ombligo.
:lol: :lol: :lol: :lol:


Vamos, vamos... :roll: Bowman también... :roll:
En fin... no semos ná.
Y menos en calzoncillos :D
"Son Españoles los que no pueden ser otra cosa". (Cánovas)

Avatar de Usuario
Ginebrino
Mensajes: 2257
Registrado: Sab Nov 26, 2011 12:00 am
Ubicación: Entre Pinto y Valdemoro

Mensaje por Ginebrino » Mar May 01, 2012 4:28 pm

Bronteana, no te quito razon.


Y es lo que has comentado, para que va hacer un sevillano turismo si tiene Sevilla? Pues igual. Y sevillanos habrá como todo (aunque yo solo conozca canis y sevillistas, pero no me cabe la menor duda de que existen, en ti me fijo) Pero si siempre estan con que Andalucia es Sevilla, que el Guadalquivir es mas bonito en Sevilla, que la feria de Sevilla es la mas mejor de Andalucía y España, Si en la feria se ponen carteles tan majos como: "Perros si, cordobeses no"

En fin, y esto generalizado.Y una cosa es amor por la patria chica, otra cosa es el talibanismo que algunos se gastan. Y hombre, podria ser un lunatico. Que tambien. Pero hay no pocos tuits de gente mosqueada, y digo mosqueada en plan pillamos a Reverte y lo rajamos (bueno, tanto no :lol: :wink: ) Y es una lastima por que seguro que hay muchos sevillanos que son muy buena gente y le daria mejor fama a la tierra.

Hace tiempo lei en la universidad de Jaen: "Andalucia es mi orgullo, Sevilla mi deshonra" y en la misma linea: "Si quieres salvar Doñana mata romeros" Me sorprendio. Que un universitario escriba esto es por que existe un sentimiento contra esta actitud. No en vano hay varias formaciones para separar andalucia oriental de la occidental.
-Mi Tcol, esto es un desastre! Falta de todo: Morteros, chopos, ballonetas, acémilas...
-Si se fija bien, verá que también faltan soldados.

Responder