Entrevistas con Arturo

Noticias, entrevistas, artículos y material diverso sobre Arturo Pérez-Reverte

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14211
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Entrevistas con Arturo

Mensaje por Rogorn » Vie Feb 17, 2006 11:22 am

Bueno, pues según creo hace no mucho se han cumplido 10 años desde la aparición de 'Las aventuras del Capitán Alatriste', el primer libro de la serie. Así que felicidades y tal y tal.

Lo que sigue es un poco batallita del abuelo Cebolletas, pero os lo voy a encasquetar de todas formas, jeje.

Hace años, cuando vivía en la patria, me compraba El País Semanal todos los fines de semana (era cuando te dejaban escoger si llevártelo el sábado o el domingo. E incluso alguno quedaba para el lunes, qué guay). Y como siempre he sido muy aficionado al cine, empecé a quedarme con todos los artículos y entrevistas de cine que salían en ese suplemento, ya que me parecían mucho mejores que lo que sacaba cualquier revista especializada. Luego, cuando tenía un buen montón de ellos, los colocaba por orden alfabético (yo es que soy muuuy freak para lo que quiero) y mi padre, que era un manitas, me los encuadernaba. Tengo así un par de tomos de cinco o seis años de artículos.

Por gran coincidencia, en el primer número en que empecé a hacer esto, venía una entrevista con Arturo Pérez-Reverte, mayormente con él como personaje, pero también con motivo de la próxima salida del primer Alatriste. No tengo una primera edición, así que no sé si viene el mes en que salió. De todas formas, en esa entrevista, de noviembre de 1995, dice que 'sale esta semana'.

En fin, que oficialmente no tendría que haberme quedado con dicha entrevista, pero como ya existían 'El maestro de esgrima' y 'Territorio comanche' como películas, me lo pensé. Aparte, la sección en la que habla de cómo se escribió Alatriste (el libro de 8º de EGB, Carlota, el mapa de Madrid de Pedro Texeira, etc) prometía tanto que pensé 'huy, un día van a hacer una peli de esto seguro.'

Y diez años más tarde, voilà (o vualá de los allonsanfáns, en román arturino), ya va llegando la peli. Mira tú qué cosas, las vueltas que da el mundo, etc etc. Ahora que estoy unos días de vuelta me acordé del tema, me fui hasta el pueblo, empecé a mirar por armarios, encontré el tomo de marras, me fui a la P (freak, ya ya, jeje) y allí estaba el artículo, entre Candela Peña y Brad Pitt.

Fin de la batalla, con victoria de los tercios, obviamente. Ahora, para compensar por lo anterior, os pongo la entrevista:

Espadachín y mosquetero
Sol Alameda - El País Semanal - 24/11/1996

Entre guerra y guerra, Arturo Pérez-Reverte recordó sus lecturas de niño en la biblioteca de su abuela y escribió 'El húsar'. Con ella inauguró una carrera literaria que le ha colocado en la lista de los autores que más venden en el mundo. Ahora, esta mezcla de Dumas y reportero se ha disfrazado de mosquetero del siglo XVII en su última obra, 'El capitán Alatriste', que sale a la venta esta semana, publicada por Alfaguara.

Arturo Pérez-Reverte no resulta fácil de catalogar. Lo que enseña de sí mismo es una desconcertante seguridad, y no sabes si es una de las personas más pretenciosas que has conocido o si la parafernalia oculta a un tipo inseguro, miedoso o que guarda algún secreto. Claro que cuando trabajaba en TVE y fue enviado especial a varias guerras, algunos colegas le llamaban 'Rambo'; pero no hay que olvidar que Arturo camina con la cabeza muy erguida, se ríe a mandíbula batiente y manifiesta contundentemente sus opiniones. Cosas, todas ellas, que no suelen provocar el amor de algunos colegas. Y sin embargo, e´l mismo reconoce que a los 20 años era un joven bastante chulo, cuya mayor aspiración consistía en ir a las guerras para enamorar princesas, emborracharse, correr un sinfín de aventuras y ser un machote.

Luego está su imaginación, que tal vez únicamente por ser tan poderosa induce a pensar si, además de usarla para inventar intrincados argumentos literarios, la desparrama por la propia vida. Y así, cuanto cuenta provoca la sospecha de haber ido adornando algunos pasajes biográficos. Pero, claro, acaso le resulte inevitable, ésa sea su forma de ser; vivir inventándose una vida que le gusta más que la real. Lo que explicaría también que se pusiera a escribir, hace diez años, las aventuras que le hubiera gustado protagonizar. Se llama Arturo por su abuelo. A éste, que era marino, le dieron el nombre de una estrella náutica, porque Arturo es la estrella guardiana de la Osa del Norte.

-¿Está seguro?
-Yo no soy un parlanchín, todo lo contrario, pero cuando me preguntan contesto.

Los hechos probados de este escritor de 45 años se refieren a su carrera literaria. Su primera novela, El húsar, no llamó la atención de nadie, pero con ella se inauguraba una carrera sorprendentemente exitosa. La tabla de Flandes, el tercer título, obtuvo ventas millonarias, se tradujo a 15 idiomas y colocó a Pérez-Reverte entre los escritores de best-sellers más leídos del mundo. A continuación, el cine le compró los derechos de El maestro de esgrima, y luego los de otras dos obras. Territorio comanche acaba de rodarse en Sarajevo. Cuando se publica La piel del tambor, su último libro, comprende que es la hora de sentirse satisfecho. Ha logrado mucho más de lo que pretendía cuando imaginó su primer argumento. Porque esa primera vez, y luego siempre ha sido así, no se puso a escribir, se puso a imaginar, y él quiere dejarlo claro. Es capaz de contar de cabo a rabo una novela de seiscientas páginas, antes de empezar a escribirla, y luego, de escribirla tal y como la contó.

Aquella primera vez..., Arturo salía de una sangrienta batalla en Eritrea. La unidad de guerrilleros con la que marchaba, diezmada, a duras penas logró alcanzar la frontera se Sudán, entre bombazos de la aviación y tras un largo mes de camino; huyendo de noche y escondiéndose de día. "Llegamos 200 de 1500, y me sentía como un ciervo acosado. Nadie se ocupaba de mí, y me dije: 'Joder, toda la vida queriendo ir a la guerra y ahora ves que todo es miedo y enfermedad'". Entonces, asegura, fue cuando se dijo que había leído muchas batallas heroicas, pero que le gustaría escribir una historia en la cual contase de verdad lo que era la guerra. Se dijo a sí mismo que si salía de ésa, le gustaría contar cómo uno cree que va al heroísmo, pero va a la mierda. Así se comenzó a imaginar El húsar.

Él piensa que en ese momento maduró toda una vida de lecturas y que aquello de escribir era una forma de querer definir cosas que no podía contar en una crónica para la tele. No es que Reverte necesitase contar todo aquello, puntualiza, lo que quería era contárselo a sí mismo. "Yo soy egoísta incluso en eso, la escritura es un acto intransitivo para mí; lo transitivo viene por azar, del mercado". Y lo que busca con la escritura, ¿qué es? "Serenidad, envejecer con clama. Quiero que cuando los fantasmas vengan, poder decirles: sentaos, vamos a charlas. Me he dado cuenta de que escribir sirve para eso". Así piensa pagar las deudas. "Porque he hecho muchas cosas malas en mi vida. Por ejemplo, he corrido para mandar una crónica y no me he parado a recoger a alguien que me decía: llévame contigo. Y a veces debí parar. El periodismo de guerra te quita humanidad. Si has dejado a un herido en el suelo, tienes remordimientos, y ojo, que también consigues momentos de orgullo. La literatura me ayuda a apaciguar todo eso, a envejecer sin depresiones, con dignidad. Claro que yo no he estado deprimido ni un puto día de mi vida".

Territorio comanche es un libro escrito con el estómago, según dice su autor, donde Pérez-Reverte cuenta su experiencia en la guerra de Yugoslavia. Ahí dice, a propósito del cámara con el que ha viajado a muchos conflictos: "Márquez parecía un samuray hosco y solitario que se bastara a sí mismo sin necesitar un solo amigo en el mundo". A Reverte le gusta ese tipo de gente que se le parece. Así son sus amigos, elegidos uno por uno, que no proceden de grupos o pandillas, sino fruto de una cuidada y larga selección. Sus amigos son siempre gente con la que ha compartido situaciones singulares.

-¿Gente a la que ha podido poner a prueba?
-Exacto.

También en Territorio comanche se lee: "La guerra de verdad fue Kukunjevac; cielo gris, soldados moviéndose por la carretera, tristeza inmensa, soledad. Tenía la certeza absoluta de que ese día Márquez había sido feliz". Y en otro momento, Pérez-Reverte escribe: "Todo cuando los hombres echaban en falta, él [Márquez] lo encontraba en la guerra". Este tipo de consideraciones, unidas a su confesada añoranza de valores como el sentido del honor, la palabra dada, la patria, la fe religiosa, pero no de otros, como la justicia o la solidaridad, sugieren a un autor amante de la valentía, de lo que se consideran viejas virtudes masculinas que salen a flote en la confrontación y hasta en la batalla. Le digo si no habrá mitificado la guerra, que sus valores los suscribiría, por ejemplo, un legionario Él se enfada, no está de acuerdo y asegura que quien lo diga se equivoca. Al plantearle la paradoja de que acaso la guerra provoque en algunas personas una dualidad de sentimientos -hay gente que reconoce que un tiempo de guerra fue casualmente la época más feliz de su vida-, expone su punto de vista: "La guerra produce una sensación de desarraigo muy especial. En la guerra, la familia, los jefes, los amores, los odios, desaparecen, se difuminan. De pronto te encuentras solo ante el hecho brutal. Es como si la guerra te liberase de todo aquello que te ata y como tal te hace vulnerable en lo personal, en lo sentimental. La guerra te limpia la cabeza y te libera. Te hace huérfano y libre. Nadie va a ocuparse de ti, pero nadie va a darte el coñazo. Y entonces sientes una serenidad nueva, que nace de la aceptación de que el mundo es así. De esa lucidez es de lo que se trata. "Pero odio las guerras, conocerlas me ha servido para odiarlas, y a los generales que las hacen. Pero hay algo de lo que tengo nostalgia; un mundo en el cual uno tenía cosas por las que... Echo en falta la fe. Me gustaría creer en Dios, en la patria, en los políticos, en el amor, en la solidaridad de los pueblos, en las barricadas de Octubre del 17, en la Revolución Francesa. Echo en falta la ingenuidad que hacía que si a mí me mataban en la guerra de Annual, mi madre dijera: ha ido al cielo, o ha muerto por la patria, y se consolara".

Luego asegura que en la guerra aprendió que el serbio que dispara contra la cola del pan no es un serbio malo, sino el lado oscuro de ti mismo. La guerra es conocimiento y escuela personal, pero, y quiere que esto quede claro, la detesta. Prefiere a un mercenario antes que a un general. Siempre prefiere a un mercenario bien pagado antes que a un voluntario entusiasta. Porque el voluntario te dice: perdón, es que tengo que ir a ver a mi familia, y te dejo tirado. El mercenario bien pagado, mientras dure tu contrato, te sirve.

-Prefiere a la gente que se puede comprar antes que a la gente con ideales.
-Vamos a ver, es que yo personalmente sólo recurro a profesionales. Si tuviera que matar a alguien contrataría a un buen profesional, no a un chapucero. Jamás se me hubiera ocurrido contratar a Amedo, por ejemplo.

Entre eso mundo de la guerra, que ha sido su profesión durante años, mientras fue periodista, y el mundo anterior, el de las lecturas de la infancia y la juventud, llenas de fantásticas aventuras y que cautivaron su imaginación, se ha hecho este escritor millonario al que la crítica francesa, en este caso la que más debe saber del asunto, le compara con Alejandro Dumas. Llevas diez años escribiendo lances y batallas propias de los folletones del siglo XIX. Y acaba de escribir El capitán Alatriste, lo que en cierto modo viene a ser lo mismo que disfrazarse de mosquetero, cosa que hacía a los diez años. Alatriste es un capitán que utiliza la espada, frecuenta las mismas tabernas que Quevedo y es un mercenario. Como siempre, en esta próxima novela, el argumento incluye la intriga, los amores románticos, unos personajes que respetan la palabra dada y que en el fondo luchan por su honor. El personaje central es un insolente, tanto como el escritor que lo inventó; pero Alatriste mata por dinero. Reverte, rizando el rizo, asegura que a él el éxito le ha dado libertad e insolencia, porque el éxito permite la libertad de no tener que inclinarse ante los poderosos. Mientras lo dice apoya los codos sobre la mesa y mira fijamente para explicar una anécdota que prueba hasta qué punto puede permitirse la insolencia. Luego se ríe largamente, como si sólo imaginar la situación fuera lo más jocoso del mundo. Acaba diciendo que no, que sólo son palabras, que no siente el placer de la venganza; ya se siente bastante reconfortado con poder imaginarla. Y además hay algo que le frena definitivamente; él es una buena persona. Y añade:

-La verdad es que nunca remato al enemigo. Soy un buen jugador de ajedrez, que nunca pierde los papeles, pero puedo matar a un tipo si hace falta.
-¿Se cree capaz de matar?
-Soy capaz de matar.
-¿Lo ha hecho?
-No, pero sé que soy capaz de matar.
-¿Y cómo mataría?
-No sé, dependería de las circunstancias.
-A veces me parece usted Antoñita la fantástica.

Y él vuelve a reír largamente, igual que si pretendiera que yo no dejara de albergar una duda razonable. Es un tipo que se divierte desconcertando al otro y, aún más, quizá juegue a eso porque en realidad es desconcertante. Y esa duda surge otra vez ante la valentía que Reverte se atribuye como periodista. "No es que parezca valiente, es que lo soy. ¿Por qué voy a decir lo contrario? Pero eso no es nada especial, es una circunstancia, y un hecho; es decir, no soy cobarde. No lo soy".

Cuando se encontró con la literatura, creía que a los 40 años uno es viejo para hacer una guerra; no quería pasarse el resto de su vida apoyado en la barra de un bar de hotel en algún lugar del mundo. La literatura le salvó de todo eso. Reverte, el escritor, es hijo de esas guerras tanto como de Alejandro Dumas. Aunque, sobre todo, es un hijo aventajado de Dumas, y de sus personajes. Pero un hijo bastardo. Es el más legítimo, fiel y el más amante de los hijos. Es ese hijos que sólo ve en su padre virtudes, que llega a mayor queriendo que su vida sea como la de su progenitor porque no puede imaginar mejor destino. Eso le convierte en un creyente, y en un escritor en cierto modo inocente. Es lo que los lectores detectan, la razón por la que buscan sus libros. Es más, tras hablar un rato con él, hasta puede parecerte un creyente excesivo, de una lealtad peligrosa. Alguien que no puede distinguir claramente la frontera entre el sueño y la realidad. Es una idea que late constantemente en la conversación. ¿Patológico? -se pregunta él mismo-; puede ser. Y es como si dijera: polvo seré, mas polvo enamorado.

Su fidelidad a un modelo literario, la novela de aventuras o el folletín del siglo XIX, cuya raíz está en las lecturas de la infancia, es para Pérez-Reverte una elección consciente y voluntaria, pero, de creerle, no la única que podría haber tomado. Dice que la innovación en la literatura nunca le ha interesado, no tolera que le digan que sólo ésta es válida y que la literatura de siempre, la que llenó sus juegos, no vale. Él, si le obligan a elegir, se queda con Quevedo antes que con Góngora; con Scott Fitzgerald antes que con Faulkner; con el Ulises de Homero antes que con el de Joyce. "Pero no me gusta elegir. Te hacen adoptar esa actitud los cretinos que están justificando su literatura, y que a veces no han leído nada que sea más viejo que Joyce. Es que yo me cojo El jugador, de Dostoievsky, o las novelas de Dickens, o La cartuja de Parma, de Stendhal, y tengo un gustazo terrible. ¿Que eso está caducado? ¡Que no me toquen las narices!"

-Ésas son obras clásicas, pero quienes las escribieron en su tiempo fueron innovadores. En cambio, los personajes que usted escribe son bastante convencionales.
-No me considero un mero seguidor de lo que otros hicieron. Mis personajes son arquetípicos aparentemente, pero tiene muchos matices y ángulos oscuros. Cuando hay un relámpago, en El conde de Montecristo se dice: fatalidad, y el sudor perló su frente. Eso ya está, yo no lo repito. Mi talento, el que pueda tener, es coger esa fatalidad y jugar con ella. Transformarla dándole una entidad. Salvando la distancia tremenda, es como cuando Cervantes escribió El Quijote partiendo de un prototipo al que le dio la vuelta. Uno puede decir que la vida es una mierda en 500 líneas, o puede decir lo del capitán Alatriste: hay que buscarse la vida, chaval.
-Y usted no pierde un día buscando un adjetivo.
-No.

No está de acuerdo con que cada uno hace sólo lo que puede, lo que sabe hacer, y que meterse en territorios ajenos suele significar el fracaso. Al contrario, piensa que él podría escribir a la manera de Faulkner, hacer una novela por la que le respetasen los que él llama los mandarines de las grandes letras. Se define como un lector que es tan feliz leyendo que no puede resistir la tentación de ir más allá y reordenar el mundo según los libros que amó. Y si es un lector humilde, como escritor tampoco ha traspasado ese lado de la infantería. Por eso no pretende deslumbrar ni crear una obra de arte, sólo pretende pasarlo bien escribiendo. Para conseguirlo, Pérez-Reverte tiene sus recuerdos, su biblioteca y unas herramientas de trabajo que otros inventaron antes que él y que utiliza porque están ahí y sería muy vanidoso por su parte despreciar lo que ya existe. ¿Para qué volver a inventar el martillo?

Tiene una panoplia de posibilidades donde sabe encontrar información útil. Para la preparación de personajes, revisa a Galdós; para su tratamiento, a Conrad; el punto de vista es de Ford Madox Ford; para que las reflexiones sobre el tiempo se fija en Thomas Mann. "Lo que pasa es que hay que saber dónde buscar y hay que saber utilizar esos conocimientos. Y eso no tiene nada que ver con copiar. Cuando leo a Conrad para recordar una descripción del ruido del mar, me quedo con ese ruido, me voy a mi mesa y pienso en él. Luego puedo escribir mi propio ruido, mi propia percepción. Eso es muy divertido. Los libros de mi biblioteca están vivos, los consulto constantemente. Hay escritores que pierden de vista su condición de lector y otros no; yo espero formar parte de este grupo por el resto de mi vida".

Y siendo como es sobre todo un lector, tiene una certeza; acierta con sus libros, los vende por cientos de miles desde Madrid hasta Japón. Y según él es muy sencillo; resulta que a sus lectores les pasa lo mismo que a él; el mundo que él escribe es el que les gusta, y cuando él protagoniza es la misma voz del que narra, es decir, la suya, y a él, Pérez-Reverte, le gustan aquellas aventuras, sabe que el lector se unirá a ellos y la narración funcionará. "Es como si dijera: mira, lector, vamos a jugar a ser piratas durante 500 páginas. Si en el primer momento acepta, ya no se saldrá del juego. La cuestión estriba en ser capaz de jugar; aunque uno sea adulto, o sea Fulano de Tal; ser capaz de renunciar a su propia mismidad para convertirse en otro. Si juega, es un verdadero lector, un lector de raza. Ese lector que hace que un escritor sea feliz. Y, francamente, si tengo a ese lector, que es como yo, que juega conmigo, si eso lo tengo, comprenderás que todo lo demás me importa una mierda".

--

Bueno, pues eso, felicidades por el cumple, y que sean muchos más (libros, me refiero) :wink: .
Última edición por Rogorn el Dom Dic 27, 2009 12:37 pm, editado 3 veces en total.

Avatar de Usuario
quienfueraflorete
Mensajes: 533
Registrado: Mié Mar 30, 2005 11:00 pm
Ubicación: madrí, madrí, madrííííiíí......pedazo de la españa en que nacíííííí......

Mensaje por quienfueraflorete » Vie Feb 17, 2006 11:28 am

pues nada, felicidades Capitán! que os disfrutemos mucho más!!!(en todos los sentidos.. :lol: :lol: :lol: :lol: )

Avatar de Usuario
elisheva
Mensajes: 6903
Registrado: Dom May 01, 2005 11:00 pm
Ubicación: Por ahí...

Mensaje por elisheva » Vie Feb 17, 2006 11:32 am

Gracias por recordarlo, Rogorn. Ya abrimos un hilo en su momento.

http://www.capitan-alatriste.com/module ... opic&t=457

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14211
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Vie Feb 17, 2006 11:51 am

Verdad es. Gracias, Eli

Avatar de Usuario
Sirenita
Mensajes: 1304
Registrado: Dom Sep 04, 2005 11:00 pm
Ubicación: A Coruña (sin L)

Mensaje por Sirenita » Vie Feb 17, 2006 12:00 pm

Gracias por ser tan freake, y por recordárnos lo del aniversario. :wink:


diez años.......

Avatar de Usuario
quemeplace
Mensajes: 4395
Registrado: Mar Feb 08, 2005 12:00 am

Mensaje por quemeplace » Vie Feb 17, 2006 12:27 pm

Muy potita la batallita, Rogorn. Por cierto, qué "friki" más metódico estás hecho :wink:

Gracias por recordarnos el aniversario del capi. Habrá que celebrarlo. Creo que era en noviembre.
Hay en su jaula esta inscripción:
"Cuidado: sueña"
-Nicolás Guillén-

Avatar de Usuario
Agualuna
Mensajes: 530
Registrado: Vie Abr 29, 2005 11:00 pm
Ubicación: Málaga

Mensaje por Agualuna » Vie Feb 17, 2006 1:43 pm

Diez años ya...., y el jefe sigue igual, es que es don erre que erre jajaajajaaja :P .
El tiempo pasa y afortunadamente es para todos.... :roll:
<a href="http://agualunaylilith.spaces.live.com/"> <strong>http://agualunaylilith.spaces.live.com/</strong></a> Recuerdo...aquel espeso bigote que le ocultaba el labio superior, su delgada silueta envuelta en la capa y el sombrero de ala ancha bajo c

Avatar de Usuario
CristinaOvede
Mensajes: 2459
Registrado: Mié Sep 14, 2005 11:00 pm
Ubicación: Zaragoza

Mensaje por CristinaOvede » Vie Feb 17, 2006 3:15 pm

Muchas gracias Rogorn por recordarnos la fecha del aniversario. FELICIDADES Capitán.
"No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente".

Avatar de Usuario
Grimaud
Mensajes: 119
Registrado: Vie Nov 18, 2005 12:00 am

Mensaje por Grimaud » Vie Feb 17, 2006 3:21 pm

Rogorn escribió: Claro, que yo no he estado deprimido ni un puto día de mi vida.


¿Será verdad? ¿Ni un solo día? 8O

mmm... quiero ser como él... :lol: :lol: :lol:

Saludos
Necesitas la posición del silencio.
Si tu cuerpo no está en armonía con el del caballo,
no puedes escuchar lo que él te está diciendo.

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Vie Feb 17, 2006 3:26 pm

El libro del Capitán vio la luz el 25 de noviembre de 1995... Cumpleaños del Jefe. Y en noviembre de este año ve la luz el sexto volúmen... ¿Quién lo hubiera dicho? Felicidades para el capitán, para el Jefe y para nosotros lectores...
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
juanrahig
Mensajes: 5380
Registrado: Vie Abr 15, 2005 11:00 pm
Ubicación: el sur del sur
Contactar:

Mensaje por juanrahig » Vie Feb 17, 2006 5:04 pm

Grimaud escribió:
Rogorn escribió: Claro, que yo no he estado deprimido ni un puto día de mi vida.


¿Será verdad? ¿Ni un solo día? 8O






Pues yo creo que yo tampoco.
Puedo haber estado de mala leche, o pesimista, o directamente vago...pero deprimido creo que nunca.
A cambio de eso, si he tenido piedras en el riñón y cientos de dolores de muela os lo cambio por un par de dias depres :)



Y volviendo al tema, feliz aniversario señor capitán, espero que cumpla usted muchos mas manteniendo la frescura y el interés.

Avatar de Usuario
Barles
Mensajes: 368
Registrado: Dom Dic 18, 2005 12:00 am

Mensaje por Barles » Vie Feb 17, 2006 6:34 pm

Pues ya que estamos, creo que también es oportuno recordar otro aniversario revertiano que se celebra este año. Y es que en 1986, es decir, hace 20 años, fue cuando se publicó "El húsar", la primera novela de Arturo Pérez-Reverte. Y aunque el tango diga que veinte años no es nada yo creo que sí es mucho.

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Vie Feb 17, 2006 6:52 pm

Qué de acontecimientos!! Gracias, foreros, qué buena memoria!!
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Vie Feb 17, 2006 8:47 pm

En la entrevista con Quintero, él señalando su reloj, decía que ese artefacto lo había hecho hacer cosas espantosas en la guerra, de las que no se sentía nada orgulloso.
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Sab Feb 18, 2006 5:56 pm

Qué grande es!!!

Gracias, Rogorn.
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
elisheva
Mensajes: 6903
Registrado: Dom May 01, 2005 11:00 pm
Ubicación: Por ahí...

Mensaje por elisheva » Sab Feb 18, 2006 6:42 pm

¡Genial! Gracias, Rogorn.

Avatar de Usuario
Ina
Mensajes: 2651
Registrado: Jue Nov 17, 2005 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Ina » Sab Feb 18, 2006 9:14 pm

Gracias Rogorn, me han encantado, la entrevista y la introducción :wink:

Avatar de Usuario
Corsaria
Mensajes: 7731
Registrado: Vie Dic 02, 2005 12:00 am
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

Mensaje por Corsaria » Mar Oct 31, 2006 10:47 pm

AP-R escribió:"Es como si dijera: 'mira, lector, vamos a jugar a ser piratas durante 500 páginas. Si en el primer momento acepta, ya no se saldrá del juego. La cuestión estriba en ser capaz de jugar, aunque uno sea ya adulto o sea Fulano de Tal, ser capaz de renunciar a su propia mismidad para convertirse en otro. Si juega, es un verdadero lector, un lector de raza, ese lector que hace que un escritor sea feliz. Y francamente, si tengo a ese lector que es como yo, que juega conmigo, si eso lo tengo comprenderás que todo lo demás me importa una mierda."



Yo juego con usted a ser pirata... ¿podrán ser 1000 páginas, así dura más el juego? Le prometo acatar las reglas del juego y ser una lectora atenta... :wink:
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Señores!!!

Mensaje por bowman » Mié Nov 01, 2006 12:39 am

Señores
Hay q revitalizar este foro, post o como se diga
una pregunta, Rogorn
¿quién firmaba la entrevista?
Gracias
<div>El último que apague la luz.</div>

Avatar de Usuario
Alberich
Mensajes: 9149
Registrado: Vie Ago 18, 2006 11:00 pm
Ubicación: ESPAÑA - EUROPA.

Mensaje por Alberich » Mié Nov 01, 2006 10:32 am

Rogorn...ere un crack
"And now I know how Joan of Arc felt
Now I know how Joan of Arc felt..."

Responder