Alatriste en la canallesca

Comentarios y noticias sobre la saga de novelas ‘Las aventuras del capitán Alatriste’

Moderators: Targul, Mithrand, Moderadores

Re: Alatriste en la canallesca

Postby Rogorn on Thu Aug 03, 2017 9:10 am

The Art of the Long Sentence: Arturo Pérez-Reverte
Midori Snyder - midorisnyder.com - 02/07/2017

In the midst of reading 'The King's Gold', Arturo Pérez-Reverte's fourth volume in his swashbuckling series 'The Adventures of Captain Alatriste', I came across one of those brilliant, long, elegant, artfully constructed sentences that takes up almost the entire paragraph. I've read it over several times and just can't get over how gorgeous it is. My editors would kill me if I attempted so ambitious a sentence, mostly because I am completely comma-dysfunctional, though I try very hard. The novel, set in 1626 Cádiz, Spain, opens to the return of soldiers who have fought and survived the bloody siege of Breda, in Holland. It is a bustling port scene, with disembarked soldiers doing what they love best when finding themselves home and alive:

"When we said our goodbyes, Curro Garrote was already back on dry land, crouched beside a gaming table that guaranteed more tricks and surprises than spring itself, and playing cards as if his life depended on it, his doublet open and his one good hand resting, just in case, on the pommel of his dagger, while his other hand traveled back and forth between his mug of wine and his cards, which came and went accompanied by curses, oaths, and blasphemies, as he saw half the contents of his purse disappearing into someone else's."

There is so much happening here, and like the eye of a camera in an opening scene, it visually moves the reader from moment to moment in such a smooth, unbreakable line, so that we see both the details and the entire scene all together. And again, this time in 'The Pirates of the Levant', the latest novel of Captain Alatriste, Pérez-Reverte's narrator provides an observation on the harsh life aboard a galley sailing to battle that mid-way draws the reader in with the switch in viewpoint, from the "sailors" to "you" so that the reader must share personally in the discomfort.

"Years before, he had found it difficult to adjust to the harsh galley life: the lack of space and privacy, the worm-and-mouse-eaten, hard-as-iron ship's biscuits, the muddy brackish water, the cries of the sailors and the smell of the galley men, the itch and discomfort of clothes washed in salt water, the restless sleep on a hard board with a shield as pillow, your body always exposed to the sun, the heat, the rain, and the damp, cold nights at sea, which could leave you either with congestion or deafness."

Pérez-Reverte also marries such remarkable descriptive and gritty sentences with small inserts of poetry, written by some of the most famous poets of the age, visceral commentators on the excesses of their age, especially the seemingly never-ending wars. At the end of this detailed descriptive passage on military galleys, we are to be reminded by the 17th-century poet Francisco de Quevedo of those who have it worst on the ships, the galley slaves who live chained to their oars.

"I'm a scholar in a sardine school,
And good for nothing but to row;
From prison I did graduate,
That university most low."

*Kudos should also got to Margaret Jull Costa, the translator, who has enabled us to smoothly read such densely-packed sentences.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13717
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: Alatriste en la canallesca

Postby Rogorn on Tue Aug 08, 2017 11:12 am

Esto es un Tercio español
granadablogs.com - 06708/2017

Cuando era pequeño, en esa edad maravillosa que me gusta describir como la de Tom Sawyer y Huckleberry Finn, donde todo es aventura y emoción, pero es también cuando no conoces la pasión ni el amor, eso llegará, vaya que si lo hace, de un día para otro, pero no es el momento todavía... Decía que cuando era pequeño, justo antes de entrar en la adolescencia, lo que más me gustaba era el fútbol y el balonmano, el frontón y el tenis, todo lo que se podía hacer en la playa, desde palas a otra vez fútbol, nadar y bucear, saltar de los trampolines de la bahía, y correr por la arena. También adoraba leer a 'Los Tres Investigadores' y 'El Club de los Siete Secretos'. Y si me daba por imaginar, tenía tres planes en mi vida. Me imaginaba siendo un pirata del Caribe o a las órdenes de Sandokán en el Mar de China, con Yáñez y Giro Batol como compañeros de andanzas. Otra idea era ser Mosquetero del Rey. Lo del "Todos para Uno y Uno para Todos" me resultaba terriblemente atractivo. Y, además, los mosqueteros tenían mucho de pendencieros, de amantes del vino y la buena mesa y eran socarrones, lascivos y lujuriosos. Y tremendamente efectivos en eso de meterse en líos. Quedaba otra posibilidad. Maravillosa. Ser pistolero en el Salvaje Oeste. Manejar el Colt 45 o la escopeta con rapidez fulminante. Todo el universo del Far West estaba lleno de aventuras, amores y traiciones, de desiertos que atravesar y de bandadas de indios cherokis y apaches dispuestos a raparte la cabellera a la menor ocasión. Mataba yo, además, que no había probado todavía el alcohol, por entrar por las puertas del Saloon, acodarme en la barra y pedir un whiski doble.

Tengo que agradecer, eternamente, a Arturo Pérez-Reverte, que gracias a su cráneo, ahora, hoy, cualquier chaval pueda sumar a los piratas, mosqueteros y pistoleros la posibilidad de recorrer el mundo de la literatura y la historia de la mano del tercio Viejo de Cartagena, con el Capitán Alatriste y Sebastián Copons. Con toda la panda de soldados antiguos y nuevos que recorrieron el mundo llevando la Gloria de España por todo el Imperio en el que de tanto no ponerse el Sol se quedó en la Sombra. Pero ahí están, todas las aventuras que soñé de pequeño. Mezclados con la historia y los mundos, las naves y las tierras, la aventura, el honor, la vida. Os dejo con la escena final de la película Alatriste, la que cuenta la batalla de Rocroi. La puedo ver horas seguidas, magnífica secuencia que retrata al milímetro lo que fue, será, es, lo que pudo ser, lo que siempre es, también. Cuando los franceses les ofrecen una rendición con honor, Alatriste, tras dar medio paso al frente para acomodar la postura de combate, sujetar a Sebastián Copons que se cae por el peso de las heridas: “Decirle al señor Duque de Enghien que agradecemos sus palabras… Pero esto es un Tercio español“.
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13717
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Re: Alatriste en la canallesca

Postby Rogorn on Tue Aug 08, 2017 11:15 am

Viggo Mortensen relata el día que fue agredido por varios Ultras Sur al ser confundido por un aficionado del Barça
cuatro.com - 06/08/2017

Se convirtió en una estrella de Hollywood tras interpretar al mítico Aragorn en la trilogía de ‘El Señor de los Anillos’. Más tarde, se ganó un hueco en el corazón de los españoles al dar vida al legendario capitán Alatriste, personaje de las obras homónimas de Arturo Pérez-Reverte. Viggo Mortensen, que pese a ser estadounidense habla un perfecto español tras haber pasado su infancia en Argentina y Venezuela, reveló una anécdota que tuvo lugar durante el rodaje de héroe medieval español en Madrid.

Reconocido en numerosas ocasiones como un gran aficionado al fútbol y loco por los colores de San Lorenzo, el actor sufrió un lamentable altercado con varios miembros ultras del Real Madrid en la céntrica Puerta del Sol de Madrid. Tal y como desveló, lucía una camiseta de su equipo, que viste con colores azulgrana, similares a los del Barça. Andaba por el centro de la capital española con varias botellas de vino, de camino a casa del director de la película para ver un partido de su equipo. Fue entonces cuando los miembros de Ultras Sur, que le confundieron con un aficionado del Barça, inexplicablemente comenzaron a agredirle. Sin pensárselo dos veces, Mortensen agarró una de las botellas y se la estampó en la cabeza a uno de ellos, lo que le diola suficiente ventaja para salir corriendo y coger un taxi.

Un hecho completamente deleznable que, sin embargo, hoy recuerda con sentido del humor. Parece que las habilidades que adquirió con la espada en sus experiencias cinematográficas le sirvieron para salir ileso de una situación muy desagradable.

Vídeo: http://www.cuatro.com/blogs/weah/Vigo-M ... 15004.html
User avatar
Rogorn
 
Posts: 13717
Joined: Thu Feb 01, 2007 12:00 am

Previous

Return to Alatriste

Who is online

Users browsing this forum: No registered users and 1 guest