Vida y tiempos de Diego de Alatriste y Tenorio (4ª edición)

Comentarios y noticias sobre la saga de novelas ‘Las aventuras del capitán Alatriste’

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14510
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mié Sep 07, 2005 2:19 pm

1640 ( 58 ) – 6 de enero: España retoma Salces a los franceses. La Corona decide mantener una presencia militar permanente en la frontera con Francia para asegurar la tranquilidad de la región, y para poder tener tropas ya preparadas cuando pase el invierno y recomenzar la pelea. El problema es dónde acampar a los soldados. Los campesinos catalanes rechazan alojarlos en sus casas, como quiere la Corona, y se producen varios incidentes, con ataques a los soldados por una parte y saqueo de pueblos por la otra. La Generalidad, con Pablo Claris al frente, considera la presencia militar de la Corona anticonstitucional, y se opone. Las relaciones se crispan durante todo el invierno.

Enero: A pesar de los levantamientos religiosos en Escocia, el plan de los disidentes fracasa y Carlos I decide no convocar al Parlamento. Es la primera vez que no se llama al Parlamento en tiempo de guerra desde 1323. Sir Thomas Wentworth, conde de Stafford y virrey de Irlanda los últimos siete años, convence al rey para que lo haga.

18 de marzo: Para dar un escarmiento, el virrey Santa Coloma decide ordenar detener a dos de los diputados catalanes más agresivos, Francisco Tamarit y el propio Claris, que logra huir. Ante la incómoda situación, empiezan a producirse deserciones. Para evitarlo, se cambia de alojamiento a las tropas valonas e italianas de los tercios, lo cual empeora las cosas.

30 de abril: En un mesón de Santa Coloma de Farners es quemado vivo un alguacil que llegaba al pueblo a organizar el alojamiento de un contigente de soldados napolitanos. Toda la comarca se levanta en armas, y campesinos de toda Gerona acuden en apoyo de los colomenses, que obligan a retirarse a los soldados a sangre y fuego. Dos semanas después, al volver los soldados en venganza y represalia, se encuentran una población desértica y abandonada.

Mientras, el obispo de Gerona dice que los tercios han saqueado y profanado iglesias y lugares sagrados, lo cual convierte ahora a los catalanes en defensores de la fe ultrajada, con la misión de expulsar a los sacrílegos.

13 de abril – 5 de mayo: Carlos I finalmente convoca al Parlamento, por primera vez en once años, pero los desacuerdos son demasiado grandes, y se clausura al mes siguiente, al temer Carlos que la Cámara de los Comunes pueda estar preparando una declaración de simpatía con los escoceses.

22 de mayo: Habiéndose corrido el rumor de que Barcelona corre peligro, acuden allí masas de campesinos de toda Cataluña, que irrumpen en las cárceles y liberan a Tamarit y otros presos. El virrey es impotente para enfrentarse a ellos, y sólo los obispos de Barcelona y Vic logran hacer que los campesinos se retiren.

7 de junio: Los segadores congregados en Barcelona con motivo de la procesión del Corpus Christi y para ajustar los contratos de siega como cada año, se sublevan, y blandiendo sus hoces como símbolo a la vez que arma, asesinan al duque de Santa Coloma, virrey de Cataluña, en plena playa mientras huía hacia el puerto. Íñigo está presente en estos episodios. Los ministros de la Real Audiencia huyen y es nombrado nuevo virrey el duque de Cardona, hombre de avanzada edad. Mientras, Tortosa también se levanta contra los representantes del rey.

Junio: Un emisario español visita a Richelieu en Compiegnes para parlamentar, pero el cardenal, viéndose en una posición muy favorable, rechaza los términos ofrecidos.

Julio: Fallece el duque de Cardona, sin haber podido hacer apenas nada sobre el asunto de Cataluña. Este vacío político es aprovechado por Claris para encauzar el descontento popular y convertirlo en un movimiento independentista en toda regla.

10 de agosto: Francia captura Arras y la mayor parte de Artois a España.

20 de agosto: ‘Segunda Guerra de los Obispos’: los covenanters escoceses invaden el norte de Inglaterra. Los principales disidentes ingleses piden que el Parlamento se vuelva a convocar.

28 de agosto: El ejército de Carlos I de Inglaterra es arrasado en la batalla de Newburn. Es la primera victoria escocesa sobre los ingleses desde Bannockburn con Robert Bruce, en 1314.

30 de agosto: Los covenanters entran en Newcastle.

Septiembre: Claris convoca la llamada ‘Junta de Brazos’ en Cataluña para sustituir a las Cortes, sin representación del Rey.

Septiembre: El Emperador Fernando III convoca la Dieta Imperial por primera vez desde 1613. Tras sus desastres en el campo de batalla, el Emperador ha de aceptar que el Edicto de Restitución sea derogado, y a pesar de la condena del Papa, las tierras secularizadas hasta el 1 de enero de 1627 permanecerán así.

Noviembre: La Corona española aprueba un ‘donativo general por fuegos’, es decir, un impuesto encubierto a cada hogar, por valor de ocho reales, que se considera un abuso intolerable. Surgen revueltas en varios lugares, como por ejemplo en Tarifa, donde los vecinos matan al oficial real llegado allí para recaudar el impuesto, abandonan el lugar, cruzan al norte de África, se apoderan de una plaza fuerte y se aprestan a resistir las represalias.

3 de noviembre: Tras su derrota militar, y en bancarrota total, Carlos I de Inglaterra se ve obligado a convocar al Parlamento (conocido como ‘Parlamento Largo’) otra vez.

Una de las primeras medidas del Parlamento es juzgar a Thomas Wentworth por azuzar al rey contra los escoceses, pero el principal objetivo es garantizar nunca un rey inglés pueda volver a ejercer el estilo de ‘gobierno personal’ de Carlos I: los poderes del Privy Council y la Star Chamber son derogados, las fuentes alternativas de ingresos reales (el Ship Money y las multas de los bosques y los caballeros) se ilegalizan, y los principales colaboradores de Carlos son ejecutados, apresados o huyen al extranjero. Luego se establece que el Parlamento a partir de ahora deberá reunirse cada tres años al menos. Todas estas reformas se aprueban por mayorías aplastantes, lo cual demuestra cuán en contra del estilo de gobierno carlista estaba la clase política inglesa.

1 de diciembre: En Portugal los descontentos, incitados por un clero fuertemente nacionalista, asaltan el palacio de la virreina, la princesa Margarita, toman las torres de Belém, San Giao y Cascais, y asesinan al secretario Miguel de Vasconcelos. Mientras, hay preocupación en Madrid porque no llega el correo de Lisboa, y en palacio sobre todo porque no llega el lenguado que como tradición Portugal manda al rey de España cada fiesta de la Inmaculada Concepción.

7 de diciembre: Llega el correo portugués con las noticias de la sublevación. La Corona, cogida entre dos fuegos por las rebeliones simultáneas de Portugal y Cataluña, decide prestar mayor atención al frente catalán, ya que tras él aguarda Francia, el gran enemigo. Los tercios del marqués de Los Vélez avanzan hacia Barcelona sin apenas resistencia. Cambrils es saqueada y Tarragona se rinde.

15 de diciembre: El duque de Braganza es proclamado Rey de Portugal con el nombre de Juan IV. Ceuta, posesión oficialmente portuguesa, se inclina por formar parte de la Corona española. Mientras, todos se preguntan cómo es posible que todo un reino haya podido levantarse en armas tan rápidamente y con tanto éxito. El prestigio de Gaspar de Guzmán, conde de Olivares, sale muy dañado, en particular porque la esposa de Juan IV de Braganza es Luisa de Guzmán, pariente suya.

Diciembre: Muere Jorge Guillermo de Brandemburgo y le sucede Federico Guillermo.

Otra flota española es destruida por la holandesa, ahora en Pernambuco, Brasil, que se pierde definitivamente. Mientras, España pierde varias plazas en la propia Holanda, y en Italia las cosas tampoco van bien.

La ofensiva franco-sueca sobre el Imperio se recrudece. En los próximos cuatro años, el Imperio perderá batalla tras batalla, lo que provoca el pavor y las peticiones de paz a cualquier precio por parte de los príncipes católicos alemanes.

Julio Mazarino trabaja a tiempo completo para Richelieu, que empieza a considerarle su sucesor.

Annus horribilis este 1640 para España. Se calcula que en los 19 años que lleva Felipe IV reinando la Corona española ha ingresado 237’5 millones de ducados y ha gastado 249’8 millones.
Última edición por Rogorn el Vie Oct 28, 2005 7:36 pm, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14510
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mié Sep 07, 2005 2:22 pm

1641 (59) – Enero: Los franco-suecos sitian Regensburg, pero el Danubio se hiela, y el cerco se levanta.

16 de enero: En un movimiento desesperado, la Junta de Brazos catalana decide, para hacer frente a los españoles, pedir auxilio a los franceses, llegando a nombrar a su Rey, Luis XIII, Conde de Barcelona, ‘como en los tiempos de Carlomagno’.

26 de enero: Batalla de Montjuich, donde las tropas españolas del marqués de Los Vélez son derrotadas por los franco-catalanes.

8-9 de febrero: Una vez delimitados los poderes del rey, cosa en la que casi todos están de acuerdo, comienzan a debatirse en el Parlamento inglés las cuestiones más espinosas: los temas de religión. Cuando se presenta la propuesta de abolir los obispos en Inglaterra para organizar la Iglesia Anglicana, la Cámara de los Comunes se divide por la mitad: mientras que unos querían una reforma a la manera presbiteriana escocesa, otros están contentos con haber apartado a Laud y a los arminianos del poder y no desean más cambios – la palabra ‘innovator’ se usa con sentido peyorativo en muchos escritos de esta época. Los debates sobre estos temas se prolongan sin acuerdos y se hacen cada vez más acalorados.

Primavera: En Francia, nueva conspiración contra Richelieu, dirigida por Luis de Borbón, conde de Soissons, el duque de Guisa y el duque de Bouillon, que cuenta con dinero español para reclutar un ejército.

2 de mayo: María, hija de Carlos I de Inglaterra, se casa con Guillermo, hijo del príncipe de Orange.

10 de mayo: Sir Thomas Wentworth es condenado a muerte y ejecutado dos días después.

20 de mayo: Muere el general sueco Juan Banér, y sus tropas se amotinan.

Verano: El duque de Lorena y el Cardenal Infante don Fernando entran en Francia por Sedan y consiguen derrotar a las fuerzas reales francesas mandadas por Chatillon en la batalla de La Marfée, pero Soissons muere por accidente – se dice que se fue a levantar el visor del casco con el cañón de la pistola y ésta se le disparó – y todo queda en agua de borrajas.

Julio: Paz entre Brandemburgo y Suecia que permite a los suecos volver a avanzar hacia el sur.

20 de agosto: Carlos I firma la ratificación de los acuerdos de 1640 con Escocia.

Muere en Bruselas el cardenal-infante don Fernando, gobernador de los Países Bajos y hermano menor de Felipe IV.

Fallece el duque de Alba y se nombra al conde de Castrillo, a quien Olivares cuenta como amigo, como mayordomo mayor de palacio, pero éste comienza a confabularse con la reina Isabel en su contra.

También hay otra conspiración contra Olivares, del duque de Medina-Sidonia, y del marqués de Ayamonte, ambos parientes suyos. Pero ésta más grave, porque al parecer va más allá: es un intento de levantamiento de toda Andalucía al modo de los de Portugal y Cataluña. Olivares envía emisarios a ambos cabecillas.

20 de agosto: Tratado de Londres por el que Carlos I de Inglaterra acepta las peticiones de los covenanters escoceses, mientras siguen los interminables debates religiosos en el Parlamento. Los escoceses se retiran de Inglaterra y dan por acabada su alianza con el Parlamento inglés.

10 de septiembre: Medina-Sidonia llega a Madrid y se entrevista con Olivares, que al parecer le garantiza el perdón del rey si confiesa.

21 de septiembre: Felipe IV recibe a Medina-Sidonia, que confiesa su delito, pidiendo perdón y culpando de todo a Ayamonte.

23 de octubre: Espoleados por el éxito que los escoceses han tenido en su levantamiento contra los ingleses, y temiendo por el futuro de su religión, los católicos de Irlanda ahora también se sublevan y masacran a los protestantes del Ulster.

29 de octubre: En un estrafalario suceso, Medina-Sidonia ha retado al rey de Portugal a singular combate en la frontera, y el duque allí se presenta, esperando inútilmente ante el ridículo general. Sin embargo, todo esto no convence a los mentideros madrileños, donde aumenta la ojeriza contra Olivares y todos los Guzmán tras dos años protagonizando noticias negativas.

Noviembre: Leonardo Torstensson, nuevo jefe de las tropas suecas, llega con 7.000 nuevos hombres y apaga los motines de mayo.

Noviembre: En estos momentos el sorprendente resultado de los debates parlamentarios ha sido que el rey ha pasado de no tener partidarios hace dos años a tener un poderoso partido ‘realista’ que representa a la ley y el orden de la religión establecida contra aquellos que buscan cambios religiosos más radicales. En éstas llegan noticias de la rebelión irlandesa a Londres y la cuestión pasa a ser si el parlamento puede confiar en Carlos I para liderar al ejército nacional contra los rebeldes.

23 de noviembre: Tras un largo y acalorado debate de doce horas, los opuestos al mando militar del rey ganan la votación por 159 a 148, lo cual demuestra cómo de polarizada se ha hecho la cuestión. Carlos I rechaza el resultado y el debate continúa.

Mientras, empieza a tomar cuerpo la idea de que sólo si el rey se pone personalmente al frente de las tropas españolas, podrá obtener la victoria sobre los catalanes. Es más, tal concepto se tiene de la realeza que se cree que ese solo acto garantizaría el triunfo, galvanizando a los acomodados nobles españoles. Como razones en contra se dan la posibilidad de que Felipe IV pudiera morir en batalla, como le pasó a Gustavo Adolfo de Suecia siete años antes, o la de que pierda su prestigio definitivamente si la contienda no se gana. Olivares está en contra, lo cual basta para poner a casi todos los demás a favor, incluida la reina, diciendo que el valido quiere mantener al rey aislado e ignorante. Un motivo oculto, además, es la esperanza de que el rey vea el maltrecho estado de España en su viaje y destituya a Olivares él mismo. Por su parte, Felipe es un mar de dudas: su débil voluntad ve obstáculos e incomodidades en todas partes, pero su conciencia, reconcomida tras años de pecados y existencia fácil, le impulsa a cambiar de vida. Al final se decide que lo hará, pero con el tiempo y la preparación necesarios, así que la cuestión se pospone hasta la primavera. Además, para empezar hace falta... recaudar dinero.

Holanda ocupa Angola hasta 1648.
Última edición por Rogorn el Vie Oct 28, 2005 7:37 pm, editado 3 veces en total.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14510
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mié Sep 07, 2005 2:23 pm

1642 (60) – 4 de enero: En un desesperado intento de hacerse con el control de una vez por todas, Carlos I de Inglaterra intenta arrestar a cinco de sus principales opositores en la Cámara de los Comunes y uno en la de los Lores. El intento sale rana y provoca una indignación tal que el rey ha de irse de Londres, estableciéndose en York y luego en Nottingham.

5 de marzo: El Parlamento inglés aprueban la Ordenanza de Milicias por la que en caso de emergencia nacional el Parlamento tiene no sólo el derecho sino el deber de tomar control de las fuerzas armadas en lugar del rey. Esto también sale rana y muchos que lo ven como un intento del Parlamento de hacerse con el poder absoluto se unen al partido realista. A la vez, Carlos comienza a reclutar tropas por su cuenta en el norte. Muchos indecisos o poco informados prefieren en la duda seguir al rey.

En Francia, se produce el último de los complots contra Richelieu, protagonizado por Henri Coiffier de Ruzé, marqués de Cinq-Mars, un guapo joven veinteañero que Richelieu presentó a Luis XIII y que ahora es su favorito social. La relación entre ambos sigue el petrón de la extraña necesidad de Luis de tener un ‘paramour’ masculino dado su general desinterés por las mujeres. Esto no le impide al rey, sin embargo, reprender a Cinq-Mars sus costumbres disolutas, lo cual les lleva a lo que parecen broncas domésticas en toda regla. Dado que Richelieu apoya al rey, Cinq-Mars piensa que debe deshacerse del cardenal, cada vez más viejo y decrépito, y se encuentra el móvil en el deseo generalizado en Francia de acabar la guerra con España, deseo con el que encuentra fácilmente aliados, desde el propio rey hasta Gastón y sus partidarios. Una vez decididos a conspirar, se envía un emisario a España, ofreciendo ayudar a invadir Francia a cambio de dinero, destitución de Richelieu y restitución mutua de las conquistas de ambos países.

13 de marzo: Se firma el tratado entre Cinq-Mars y Olivares.

Primavera: Torstensson derrota a los sajones en Schweidnitz.

‘Huelga de los Grandes’. Lo más que logran hacer los mediocres enemigos de Olivares es dejar de asistir a las celebraciones de la Corte en protesta contra el valido. Sin embargo, por la calle el ambiente es mucho más grave. El embajador inglés escribe: ‘Si leyeses todos los libelos y oyeses todas las necias mentiras que el público inventa contra el conde, jamás tendrías la tentación de envidiar a un favorito.

Felipe IV, en sus preparaciones para marchar hacia Cataluña, hace testamento y da el inusitado paso de reconocer oficialmente a su hijo con ‘la Calderona’, Juan José de Austria, que además es nombrado Gran Prior de la Orden de San Juan de Jerusalén.

26 de abril: Finalmente, la comitiva real sale de Madrid. Olivares, repitiendo sus reticencias y aludiendo otra vez a sus ganas de dejar el poder, se queda unos días para resolver unos asuntos. La lucida caravana se dedica varias semanas a deambular por los alrededores de Madrid: Barajas, Alcalá de Henares, Loeches y Aranjuez (donde Felipe IV se para a cazar, y donde recibe a dos enemigos jurados de Olivares, la duquesa de Mantua, última virreina de Portugal, recluida por el valido en Ocaña, y el duque de Alba). ¿Busca Olivares que el rey se lo piense? Hay quien dice también que lo que no hay es dinero para salir de Madrid. De hecho, Olivares usa sus días en la capital para buscarle dinero al rey.

23 de mayo: Se inicia por fin la partida como tal, vía Cuenca hasta Zaragoza.

Junio: Los suecos toman Olomouc, la capital de Moravia, donde establecen su cuartel general hasta el final de la guerra.

12 de junio: Tras varias semanas de recoger datos sobre la conspiración de Cinq-Mars, Richelieu presenta todas las pruebas sobre ella a Luis XIII en Narbona, incluyendo el texto del tratado con Olivares. Cómo se ha enterado no está claro, pero se piensa que ha sido la reina Ana con quien los conspiradores hablaron al principio, quien se lo ha revelado. Luis, muy molesto con la noticia, ordena arrestar a Cinq-Mars y los principales cabecillas, Francois de Thou y el duque de Bouillon. A Gastón se le promete perdón real si cuenta todo lo que sabe, y éste le echa toda la culpa a Cinq-Mars. Bouillon se libra ofreciendo la ciudad de Sedan a la Corona francesa.

3 de julio: Muere María de Médicis en Colonia.

22 de agosto: Carlos I iza su estandarte en guerra contra el Parlamento en Nottingham.

Francisco de Melo, sustituto del cardenal-infante don Fernando al frente del ejército de Flandes, logra una soprendente victoria sobre los franceses en Honnecourt.

10 de septiembre: Los franceses toman Perpiñán tras agotarse los víveres de los cercados dentro. Cuando la noticia llega a la Corte en Zaragoza, los ánimos caen por los suelos. Olivares llega incluso a preguntarle teatralmente a Felipe IV si le da permiso para tirarse por una ventana. Pese a lo avanzado de la estación, se decide que el ejército, al mando del marqués de Leganés, intente tomar Lérida.

12 de septiembre: Mientras Richelieu sigue el proceso desde una casa cercana, Cinq-Mars y de Thou son juzgados en Lyon y decapitados ese mismo día. Al igual que con Chalais dieciséis años antes, se usa un verdugo no profesional que hace un estropicio de ejecución.

Richelieu, sin embargo, queda muy mosqueado con Luis, pensando que los conspiradores no podrían haber llegado tan lejos sin su apoyo o al menos su mirar hacia otro lado. Bajo amenaza de dimitir, consigue que Luis despida a cuatro guardas socios de Cinq-Mars y que prometa por escrito nunca escoger un favorito de fuera del consejo y no firmar ningún tratado de paz que prive a Francia de sus conquistas.

15 de septiembre: Se decreta una deflación de proporciones alarmantes: las monedas de 12 y 8 maravedís pasan a valer 2, las de 6 y 4, 1, y las de 1, las denostadas ‘blancas’, pasan a valer medio. El premio de la plata llega al 200%. La medida es tan brutal y chapucera (unas monedas se reducen más que otras, con algunas de dos valores distintos reduciéndose a lo mismo) que todo el sistema pierde cualquier respeto, y en muchos lugares no se quiere moneda por nada. Castilla pasa un invierno del 42-43 muy negro y mísero. Además, la falta de dinero y de confianza en él hacen que no haya nuevos soldados decididos a alistarse, con lo que se recurre a levas forzosas de mozos sin espíritu militar ni deseo de estar en el ejército.

7 de octubre: Las tropas españolas, a pesar de gozar de superioridad numérica, sufren una humillante derrota a manos de las franco-catalanas en las cercanías de Lérida. Cuando la noticia llega a Zaragoza, aumenta el desencanto.

Noviembre: Segunda batalla de Breitenfeld: los suecos vencen a los imperiales, que sufren 5.000 muertos y 5.000 prisioneros, por 2.000 muertos y 2.000 heridos graves suecos. Antes de acabar el mes, Torstensson toma Leipzig.

1 de diciembre: El rey se vuelve de Zaragoza a Madrid, ya que su presencia carece de sentido si el deseado efecto revulsivo no se produce.

Cuando el coche del valido llega a Alcalá de Henares, los estudiantes le insultan al grito de ‘cobarde’. Olivares decide no quedarse a cenar y continúa camino a Madrid.

4 de diciembre: Fallece el cardenal Richelieu. Luis XIII conserva sus colaboradores y políticas, pero muestra más clemencia a la nobleza, permitiendo el regreso de varios personajes de sus exilios y prisiones, incluyendo Gastón de Orléans. Muchos esperan hacerse ricos pronto a expensas de las posesiones de Richelieu y sus ‘créatures’, lo cual siembra semillas de discordia en la corte francesa..

6 de diciembre: A mediodía, Felipe IV llega al Retiro, donde ve a la reina, y por la noche va al Alcázar. Durante la ausencia de su esposo, Isabel ha mostrado buenas cualidades para el gobierno.

25 de diciembre: La ‘huelga de nobles’ se hace notar más que nunca en la misa solemne de Navidad, a la que sólo asiste un grande, el conde de Santa Coloma, en medio de los bancos vacíos reservados para ellos. Estas Navidades resultan muy tensas y tristes, aunque Olivares pretende aparentar lo contrario en público. En privado, continúa trabajando sin descanso, como siempre, negociando préstamos para hacer los presupuestos de 1643 y preparando las campañas militares de Cataluña y Portugal.

En Francia, Julio Mazarino, mano derecha de Richelieu en sus últimos años, es nombrado cardenal.

Se ordena cerrar los teatros en Inglaterra (hasta 1660).
Última edición por Rogorn el Vie Oct 28, 2005 7:38 pm, editado 3 veces en total.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14510
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mié Sep 07, 2005 2:24 pm

1643 (61) – 3 de enero: Se organiza un gran revuelo en la Corte con la llegada de la duquesa de Mantua, que tras abandonar el confinamiento en el convento de Ocaña donde Olivares la tenía, consigue entrevistarse con los reyes en el Alcázar.

Resulta difícil atar todos los cabos de los que pasa en estos días, pero la cantidad de personajes femeninos de importancia envueltos en el tema lleva a muchos a hablar de una ‘conspiración de mujeres’ contra Olivares. A la inquina ya conocida que le tiene la reina Isabel y a la inesperada visita de la duquesa de Mantua hay que añadir las opiniones de la antigua nodriza de Felipe IV, Ana de Guevara, y hasta de una monja, Sor María Jesús de Ágreda, que tienen trato con el rey desde que era niño y a las que tiene afecto. Olivares, mientras, intenta lo que parece una treta para conseguir o bien una licencia con honores o bien confianza absoluta en él por parte del rey: le pide a Felipe IV permiso para retirarse de la Corte y le envía todos los documentos sobre asuntos pendientes de resolución. Al ver el rey el volumen de los papeles, le ordena que continúe en su puesto.

10 de enero: Llegada a Madrid la noticia de la muerte de Richelieu, se reúne el Consejo de Estado. Con el temible cardenal muerto y su rey Luis XIII a punto de seguirle, se piensa que es un buen momento para firmar una paz ventajosa con Francia, pero el Consejo pinta a Olivares como el principal escollo para esta paz, ya que tanto los catalanes como los franceses le odian, y por lo tanto sería bien visto por ambos que Olivares abandonara el poder. Es irónico que cuando por fin desaparece Richelieu, el gran rival político de la carrera de Olivares, ello se convierte en la gota que hace colmar el vaso en favor de su destitución.

17 de enero: Felipe IV, que estaba de cacería, firma el documento en el Palacio de El Pardo accediendo a la petición de licencia de Olivares para abandonar su cargo. Ese mismo día el hasta ahora valido lo recibe, y avisa a su esposa, que está en Loeches.

Durante los días siguientes, la ausencia de Felipe IV de la capital se alarga, para dar tiempo a Olivares a irse y que el rey no tenga que volver a verle. Luis de Haro, también de la familia Guzmán, y por tanto pariente de Olivares, es nombrado valido del rey en su sustitución.

22 de enero: Regresando al Alcázar, un grupo de nobles le dice al rey que Olivares aún no se ha ido, cosa que le irrita. Olivares apresura sus preparativos.

23 de enero: De mañana, Olivares abandona el palacio por una puerta secundaria para evitar a la muchedumbre, desterrado a Loeches.

Todavía hay quien busca un castigo mayor o incluso un proceso que acabe con él en el cadalso, como él mismo había hecho al inicio de su mandato con sus antecesores. Andrés de Mena, instigado por los Grandes, escribe un ‘Memorial’ lanzando graves acusaciones que derraman el odio de años. Olivares reacciona publicando un opúsculo, ‘El Nicandro’, ayudado por el poeta Rioja, amigo y bibliotecario suyo, que provoca un gran escándalo. Vuelven a pedirse mayores castigos para él.

13 de mayo: Victoria de Oliver Cromwell sobre los realistas en Grantham.

14 de mayo: Muere Luis XIII de Francia y le sucede su hijo, Luis XIV, de cuatro años de edad, por lo que es la reina, la española Ana de Austria, quien queda como regente junto al sucesor de Richelieu, el cardenal Mazarino.

18-19 de mayo: Rocroi. Los tercios de infantería españoles, habiendo cruzado desde Alemania a través de las Ardenas, son derrotados por las tropas francesas mandadas por Luis II de Borbón, duque de Enghein e hijo del príncipe de Condé, superiores en número por 23.000 a 18.000. Esta derrota, de poco valor estratégico, tiene un gran peso moral, por significar el final del mito de unas tropas, las españolas, que han sido el terror de Europa durante siglo y medio, y ahora han sido derrotadas en su fuerte: la lucha a pie en campo abierto, la primera en cien años. El 18 los españoles hacen valer su mayor número de cañones, pero el 19 Enghein aísla a la infantería española, causándole tremendo daño: 8.000 muertos y 7.000 prisioneros, con 60 estandartes capturados. Los franceses sufren 2.000 muertos. Alatriste muere e Íñigo es hecho prisionero, aunque logra huir y regresar a España.

A España se le hará imposible desde ahora poder volver a atacar a Francia desde los Países Bajos. Las posesiones españolas en la zona irán cayendo una tras otra en los próximos tres años.

12 de junio: Olivares sale exiliado hacia Toro por Felipe IV, accediendo a una petición del propio ex-valido. Su hermana, la marquesa de Alcañices, tiene un palacio allí.

Octubre: Francia vuelve a la ofensiva en Alemania.

24 de noviembre: Batalla de Tuttlingen: Lorena y el Imperio arrasan a Francia y Weimar con un ejército considerado relativamente pequeño de 18.000 hombres.

En Aragón, alborotos por el alojamiento del ejército.

Francia toma Lérida y derrota a la armada española frente a Cartagena.

El café se consume en París por vez primera.

Quevedo, tras la caída de Olivares, es liberado de San Marcos, con gran dificultad, ya que su prisión había sido calificada de ‘por causa grave’.
Última edición por Rogorn el Vie Oct 28, 2005 7:38 pm, editado 3 veces en total.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14510
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mié Sep 07, 2005 2:25 pm

He corregido y aumentado la cronología a partir de 1609, con datos sobre todo relativos a la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), así que lo nuevo es más bien una ensalada de fechas y nombres mayormente germánicos, pero como los nuestros andaban metido en ella, creo que es útil de todas formas. Como ya dije, cuando estoy fuera me va a ser difícil encontrar material sobre España.

No voy a ponerlo todo en el hilo de comentarios cada vez que lo cambie, así que las novedades se verán solo aquí. Disculpas si resulta poco conveniente para guardar e imprimir. Cuando lo acabe, vere qué se puede hacer.

Pondré más cuando lo escriba o se me mande. Gracias por el apoyo y hasta otra.
Última edición por Rogorn el Mar Sep 27, 2005 5:22 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14510
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Vie Oct 28, 2005 7:42 pm

Nueva edición, con nueva introducción y novedades sobre todo acerca de Richelieu y de Lerma hasta 1604.

( Por favor, no responder en este hilo. Aportaciones y comentarios aquí: http://www.capitan-alatriste.com/module ... =8115#8115 )

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14510
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Jue Sep 07, 2006 12:13 am

Bump

Responder