'El tango de la Guardia Vieja' (comentarios de los foreros)

Comentarios y noticias sobre el resto de los libros de Pérez-Reverte

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Dom Nov 11, 2012 1:21 pm

Victoria escribió:
bowman escribió:
La novela no cuenta los cuarenta años de unos amantes furtivos.
Lo que cuenta es otra cosa bastante más salvaje, desoladora y siniestra.



Era de esperar.
Pero gracias por la confirmación. :wink:

Llegado definitivamente al punto final, debo corregirme.
En lo de desoladora y siniestra, mayormente, que sustituiría por compleja y difícil.

No diré más porque el Ro, Nuestro Boss, así lo exige (debido, imagino, a un compromiso verbal y no escrito adquirido con las Fuerzas del Mal).
Aún así, con respecto a ese hipotético compromiso, NOS, David María Baron de Bowman, de la Canonjía de Salvatierra, hemos quedado exentos, y así lo hacemos constar ante esta asamblea, debido a que habemos recibido esta misma mañana venia personal y expresa con dispensa eclesiástica, bula papal y bendición apostólica del propio Duque de Corso, que ha tenido la deferencia de honrarnos con una llamada a nuestra residencia.

Eso sí, como muestra de Amor Filial y Respeto Devoto a la Autoridad de quien nos dirige y lidera con acierto desde hace ni se sabe, NOS, David María Baron de Bowman, de la Canonjía de Salvatierra, nos la envainaremos y, cerrando filas tras Nuestro Boss, juramos ante Dios no hacer uso de tal Privilegio.

Todo por el Foro!
(Casi) todo por el Forro!

DespertaFerro!
Visca Espanya!
Adeu Andreu!
Salut i força al canut!
Última edición por bowman el Dom Nov 11, 2012 2:04 pm, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14268
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Dom Nov 11, 2012 2:12 pm

Duque manda más que jefe, así que proceda, barón.

Avatar de Usuario
Victoria
Mensajes: 1305
Registrado: Jue Mar 01, 2012 12:00 am
Ubicación: Por tierras de España.

Mensaje por Victoria » Dom Nov 11, 2012 4:25 pm

Rogorn escribió:Duque manda más que jefe, así que proceda, barón.


¡Eso, eso!
¿Habemus crítica?
La única salvación de los vencidos es no esperar salvación alguna.

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Dom Nov 11, 2012 6:26 pm

Gracias Ro :wink:

Bow :!: :P
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Dom Nov 11, 2012 6:36 pm

:D :!:

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Dom Nov 11, 2012 10:31 pm

Rogorn escribió:Duque manda más que jefe, así que proceda, barón.


Con la venia.


A Corín Tellado le ha nacido un nieto

No goza de buena prensa entre Los Cultos la prolífica novelista asturiana Socorro ‘Socorrín’ -Corín- Tellado. Autora de ‘historias de amor’ dirigidas a un público mayoritariamente femenino, no he leído jamás nada suyo pese a que durante los años de Franco, Corín Tellado escribió y publicó cientos, tal vez miles, de títulos. Ella sola fue un género dentro de un género, los 'romances' o 'historias de chicas' -'¡jodó, una historia de chicas!'- que no deja de ser, a su vez, una variante temática de un modo de hacer y narrar: el ‘folletín’.

Originalmente, el ‘folletín’ fue un relato por entregas cuyas estrategias narrativas acabarían por generar y denominar un género de límites imprecisos que, nacido en el XIX, resulta difícil deslindar en métodos y temas de lo que hoy llamamos ‘romanticismo’. Los métodos y modos folletinescos se desparramaron por el XX al amparo de los medios de comunicación masivos. Radionovelas, telenovelas, fotonovelas, relatos ilustrados, tebeos, novelas gráficas para adultos, dramas, melodramas, dramones, películas de amor, de aventuras y hasta del oeste y un interminable etcétera pueden tenerse por epígonos de un género que, entre el XIX y el XX, cultivó con premeditación y gusto un autor tan ilustre como Baroja.

Finalmente, ‘folletín’ ha terminado por ser también sinónimo de amores imposibles, tormentosos y desgraciados que rompen las barreras del tiempo, del espacio y de las clases sociales, así como de un modo peculiar de entender la sentimentalidad y las relaciones sexuales, digo, las relaciones que las personas establecen en función, con razón o por motivo y causa del sexo.

Las formas folletinescas se benefician del carácter epidérmico, mecánico y retozón que distingue al romanticismo en general y al relato romántico en particular (vamos: Tolstoi, Bécquer, Clarín, Verne, Dickens, Conan Doyle, Stevenson, Salgari, Poe, Galdós, Hugo, Balzac, Henri Beyle, Maupassant y la biblia en verso). Como toda novela romántica, el folletín esconde una catarata de acontecimientos y sucesos ordenados cronológicamente y descritos con más o menos minuciosidad por un narrador omnisciente que suele valerse de las terceras personas de los pasados del modo verbal indicativo. Él iba, ellos fueron, el había ido, ellos han ido... O bien, en plan memorial, de las primeras personas.

En este punto, vamos a suponer, Tadeo (Joseph Conrad) introduce ‘el alma’ de los personajes en el relato. Quiero decir que, de pronto, se pone a usarla a modo de un elemento narrativo más que, junto a las circunstancias generales, el paisaje y la tradicional 'parte social', digamos, de esos personajes, trabaja a favor de la mecánica argumental. Un crítico de verdad me daría de collejas hasta en el centro del alma por soltar todo esta sarta de ocurrencias, pero bueno. Me viene bien meter aquí al polaco transmutado en británico, al creador de un país como Costaguana, de una pasión como la de Lord Jim y de las complicadas y eficaces estructuras narrativas que embridan los elementos constituyentes de sus novelas, perfectamente ensamblados y atornillados.

Todo este largo exordio se debe a que pudiera ser que de la conjunción tal vez casual y no premeditada -o sí- del sólido Tadeo y de la burbujeante Corín haya nacido la desmelenada epopeya anímica del buscavidas Max Costa a través del siglo XX. Un exuberante torbellino de pasiones y golpes de suerte (buena unas veces, mala otras) que Arturo Pérez-Reverte, más romántico y sentimental que nunca, ha titulado con fortuna ‘El tango de la Guardia Vieja’ por las razones que verá quien lo leyere.

El próximo 21, de hoy en diez días, llega La Aventura a nuestras librerías.

Pónganse cómodos, pues, abróchense los cinturones y, por favor, no fumen. O sí: Montecristos del 2 y un Remigio, plis.

Feliz viaje.

As I walk along the Bois Boolong
With an independent air...


http://www.youtube.com/watch?v=XsfKL2189kg
Última edición por bowman el Lun Nov 12, 2012 12:07 am, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Victoria
Mensajes: 1305
Registrado: Jue Mar 01, 2012 12:00 am
Ubicación: Por tierras de España.

Mensaje por Victoria » Dom Nov 11, 2012 10:48 pm

bowman escribió:
Feliz viaje.


Gracias barón.
Y al duque, por la venia.
Ahora a esperar hasta el 21.
Al menos Bowman nos ha dado el prólogo, para ir abriendo boca. :wink:
La única salvación de los vencidos es no esperar salvación alguna.

Avatar de Usuario
vetinari
Mensajes: 2226
Registrado: Mié Jul 25, 2007 11:00 pm
Ubicación: Al sur

Mensaje por vetinari » Dom Nov 11, 2012 10:57 pm

Gracias, Bow y Ro.

Temo que como es corriente en mí vaya a decir un disparate, pero me está dando que esta novela va a ser tan "atípica" en la trayectoria del Jefe como lo fue en su día El pintor de batallas, aunque por motivos diferentes. No es más que una impresión que me costaría explicar, sobre todo sin haber leído esta ni haber querido seguir lo de "novela en construcción", pero ahí está.
"...Efialtes aparecerá finalmente,
y pasarán los persas" Cavafis
"No hay quien pueda comprar el ser marino cuando estás en el mar." APR
"Freedom is just another word for nothing left to loose" Janis Joplin

Avatar de Usuario
Victoria
Mensajes: 1305
Registrado: Jue Mar 01, 2012 12:00 am
Ubicación: Por tierras de España.

Mensaje por Victoria » Dom Nov 11, 2012 10:59 pm

vetinari escribió:Gracias, Bow y Ro.

Temo que como es corriente en mí vaya a decir un disparate, pero me está dando que esta novela va a ser tan "atípica" en la trayectoria del Jefe como lo fue en su día El pintor de batallas, aunque por motivos diferentes. No es más que una impresión que me costaría explicar, sobre todo sin haber leído esta ni haber querido seguir lo de "novela en construcción", pero ahí está.


Posiblemente. Pero también lo era a su manera "El asedio", ¿no?
Se diría que, aparte de terminar la saga de Alatriste, el Duque ya no está interesado en seguir el mismo molde de sus libros anteriores. Parece que quiere sacarse unas cuantas ideas, y desafíos supongo, de la cabeza. Probar. Puede permitirse el lujo. Y no cabe duda de que en estos años ha aprendido unos cuantos trucos del oficio. Será interesante ver de qué va esta última hornada... y lo que vendrá después.
La única salvación de los vencidos es no esperar salvación alguna.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14268
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Nov 12, 2012 12:28 am

No es atípica ni tampoco rompe moldes. Ciertamente, es diferente, es otra cosa, pero como lo son todas sus demás novelas, que por mucho que él mismo diga que son la misma, no lo son más que lo son. Yo suelo compararlas a ser distintas ciudades del mismo país, distintos paisajes del mismo territorio Reverte. De igual forma que Sevilla no es igual que Madrid o que Cádiz (o que México Deefe o que Buenos Aires o que Nápoles), tampoco sus novelas son iguales, pero el forastero que las visite encontrará familiaridad y novedad al mismo tiempo. De cada uno depende el fijarse más en los parecidos o las similitudes.

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14268
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Lun Nov 12, 2012 12:35 am

(Esto es mi boceto de reseña para Fantasymundo, así que va un tanto en plan explicativo y reseñoso. Más impresiones más adelante)

Tras haber superado la barrera de los 60 años de edad, la carrera literaria de Arturo Pérez-Reverte presenta cada vez más una muy personal mezcla de pasado y presente. Por ejemplo, de las 17 novelas que lleva publicadas (contando la saga Alatriste como un solo título), la mitad (ocho) tienen lugar en el presente del momento en el que se escribieron, y la otra mitad ocurren en los siglos XVII y XIX. Cuando se le pregunta por obras favoritas o sugerencias sobre qué leer, siempre recomienda a los clásicos grecolatinos, al siglo de Oro español y a la novela del XIX antes que a autores posteriores. En el año 2000 fue de los primeros escritores en vender una de sus novelas ('El oro del rey', de la saga Alatriste) en descarga digital (hace ya tanto tiempo de eso que dicha descarga se pagaba en pesetas). Ahora tiene una cuenta en Twitter con más de medio millón de seguidores, en la que cada fin de semana emerge de la Venecia de 1628 o del Cádiz de 1812 para hablar de temas ocurridos el día antes o esa misma mañana. Todo esto sin olvidar el artículo que publica cada domingo en el suplemento 'XL Semanal' desde hace ya casi 20 años, alguno de los cuales ya podría ser considerado histórico de por sí tras tanta veteranía y tanto ser testigo y reflejo de su tiempo.

En el caso de esta nueva novela, la mencionada mezcla ha alcanzado nuevas cumbres: además de ir poniendo al día a sus seguidores de cómo iba la redacción, Pérez-Reverte abrió un blog llamado novelaenconstruccion.com donde iba haciendo una especie de "pista de comentarios" fascinante sobre el proceso de escritura y sus dificultades, e incluso añadiendo algunas imágenes para que los futuros lectores pudieran hacerse una idea visual de algunos de los personajes o lugares de la obra. Además, tras anunciar que iba a abandonar la novela histórica (Alatristes aparte) durante una temporada larga, luego dijo que esta nueva obra iba a estar ambientada entre 1928 y 1966. "¿Y eso no es novela histórica?", le preguntaron. "No para mí", respondió. "Tenga en cuenta que mis abuelos nacieron en el siglo XIX".

El pasado, el presente, cómo se mezclan y lo que esa mezcla significa para cada persona es, pues, uno de los temas principales de su nueva novela, 'El tango de la Guardia Vieja'. La historia trata de un hombre y una mujer (Max Costa y Mecha Inzunza) que se encuentran tres veces durante sus vidas, una a los veintintantos años de edad en un crucero entre Lisboa y Buenos Aires en 1928, la segunda en Niza en 1937 en plena Guerra Civil española, y la tercera en Sorrento en 1966, ambos ya sexagenarios, durante una partida de ajedrez entre un comunista soviético y un "capitalista" chileno en tiempos de la Guerra Fría y el Telón de Acero. Durante esas tres ocasiones los encuentros (y/o desencuentros) entre los protagonistas mezclan en proporciones diferentes el amor, el deseo, el sexo, el status de cada uno (él buscavidas hispanoargentino, ella niña bien española), y sobre todo las peculiares circunstancias externas de cada vez. Ambos personajes son Reverte de solera destilada: él hábil, baqueteado, con talento acompañado de industria, paciente calculador de riesgos, y "de los que sueñan con irse y se van", y ella bella, con mundo e inteligencia, que busca activamente lo que quiere y de las que coge el rifle cuando atacan los indios, según las describe el propio Pérez-Reverte. Sus encuentros producen chispas.

Quienes tengan a Pérez-Reverte como autor de convicciones rudas y sin concesiones y hayan estado oyendo hablar de que esta su nueva novela va a ser una historia de amor, que no se preocupen, que lo es, pero a lo revertiano, sin nada melifluo, y con cada personaje pagando el precio de sus decisiones y sus cicatrices. A los personajes de sus novelas siempre se les ha permitido amarse "ma non troppo", y ese motivo continúa aquí. Además, teniendo él mismo ya 61 años, posee la experiencia suficiente para poder saber lo que un veinteañero, treintañero y sesentón puede sentir respecto a seis décadas de vida intensa, viajes, amores que no duran para siempre y situaciones delicadas en un mundo que ha cambiado lo indecible en apenas un siglo. De hecho, según él mismo ha dicho, la idea para esta novela la lleva teniendo desde 1990, pero ha decidido esperar veinte años más a que le llegara su momento justo de sazón. Él también es un cazador paciente.

En común con la mayoría de sus novelas, esta nueva obra presenta a un personaje profesional y experto en su campo (otras veces fotógrafo, espadachín, cazador de libros, marino o restauradora, en este caso bailarín mundano de transatlántico de lujo y frecuente amigo de lo ajeno) que se ve envuelto en intrigas, enigmas y aventuras, en esta ocasión hasta tres diferentes. Otro elemento típico de los relatos de Pérez-Reverte son las minuciosas descripciones de uno o dos temas concretos relacionados con el protagonista. Si en otras ocasiones eran movimientos de esgrima, maniobras de barcos, técnicas pictóricas y fotográficas o trayectorias de balas, aquí son la ropa y la música.

A pesar de jurar en arameo que la investigación de detalles del pasado es divertida pero lleva demasiado tiempo, y que esa es la causa principal de su abandono momentáneo de la escritura de más novelas históricas, en esta ocasión de nuevo Pérez-Reverte se ha vuelto a sumergir irremediablemente en un ancho mar de libros, fotos, mapas, planos, imágenes de ayer y hoy y recuerdos personales para poder describir al detalle a sus personajes y lugares. Y lo hace minuciosamente, no quedándose en un simple "iba elegante" o "descuidado". Cada prenda, cada sombrero, par de guantes, collar, pañuelo o modelo de reloj aparecen retratados con precisión de fotógrafo -o cronista de páginas de sociedad-, y lo mismo con los coches, habitaciones, salones y demás sitios por donde se desarrolla la acción y los objetos que contienen, algunos de ellos de estilos reconocibles y rabiosamente de moda en su momento. A su favor tiene además que estemos hablando de tres décadas muy jugosas en sus modas y estilismo, en medio del auge creciente de la fotografía, las revistas, el diseño y la imagen pública de personajes admirados internacionalmente (músicos, actores, millonarios, nobleza más o menos en declive), y esto es una baza jugada a tope por el autor. Luego siempre hay algún lector que se le acaba quejando de "demasiada descripción" en sus novelas, pero quizá quien lo haga no se da cuenta de que precisamente por esas descripciones tan "demasiadas" es por lo que se ha podido imaginar tan vívida y exactamente lo que ocurre, cómo y dónde ocurre y a quién le ocurre. Son parte esencial de sus relatos, incluso cuando no se sabe mucho de diafragmas de cámara, palos de un barco, o relojes Patek Philippe.

La música es el otro tema minuciosamente detallado en esta novela. En muchas escenas suena música, identificada por su título y a veces su intérprete. Los tangos que baila Max a bordo del transatlántico 'Cap Polonio' o las canciones italianas de los 60 que se oyen en las radios de Sorrento añaden un sentido más al relato: si ya teníamos unas descripciones muy visuales, también podemos saber lo que escuchaban los personajes y, en un nuevo enlace entre pasado y presente, con su golpe de hipertextos e interactividad incluido, cualquiera puede encontrar en internet esas piezas musicales casi al instante, para aumentar aún más la inmersión del lector -no ya solo lector, sino también oyente y casi espectador-, en el ambiente descrito.

Las intrigas son también dignas de consideración, aunque quizá sea mejor no mencionarlas demasiado, porque es la principal zona de spoilers. Baste decir que cada una es muy de su tiempo, con tangos y transatlánticos en los rugientes años 20, justo antes del crash bursátil, una guerra civil de fondo y otra mundial a punto de empezar en el 37, y una delegación soviética con típicas malas pulgas en el "degenerado" occidente del 66. En cada caso, alguien quiere algo que no tiene, conseguirlo es peligroso, y hay que recurrir a las armas que cada uno maneja mejor.

También puede comentarse la estructura, que es algo a lo que Pérez-Reverte siempre presta especial atención y hasta experimentación. Esta novela está escrita con narrador ominisciente y con saltos continuos entre el "presente" de 1966, narrado además en presente de indicativo, y los pasados de 1928 y 1937, narrados en pretérito indefinido (o como se llame ahora). Tengo entendido que la cosa iba a ser más complicada, con saltos continuos entre los tres momentos, pero finalmente solo hay dos acciones, la del 66, y la que comienza en el 28 continúa hasta el 37. Bien hiladas y fáciles de seguir.

Luego está el sexo. Seguramente será uno de los temas por los que más le pregunten a Pérez-Reverte en las entrevistas de promoción, y la famosa palabra aparecerá en muchos titulares como reclamo de lectores. Y lo cierto es que si en las novelas de Alatriste a veces se viene "a matar, y mucho", aquí no falta "sexo, y mucho". O más que mucho, el necesario, porque tampoco abruma ni mucho menos. Es más, a menudo hay un tenso tono de deseo más o menos contenido por las circunstancias que otra cosa... hasta que el asunto encuentra espacio para liberarse. Es un ingrediente importante en la relación entre los dos personajes principales (y alguno más), y el tipo de encuentro sexual que se produce también es otro tema que necesita su detalle para entender la trama, porque en esta ocasión no basta con apartar discretamente la cámara a la chimenea. En una de sus entradas del blog novelaenconstruccion.com Pérez-Reverte se ocupó precisamente de este tema, y de su preocupación por encontrar las palabras adecuadas para no quedar ni mingafría ni chabacano. Como él mismo lo explica: "Yo tenía un problema grave con esto. Tenía que resolver tres o cuatro escenas de sexo explícito y nada convencional. Era muy fácil caer en lo vulgar y yo no quería eso. Mantener un digno envoltorio para situaciones bastante tórridas ha sido un desafío técnico, porque todo en la vida es técnica. Antes de escribir, me planteaba el plano de la situación y pensaba mucho los adjetivos, verbos, adverbios, porque hay lectores a los que no puedo asustar ni escandalizar, pero al mismo tiempo hay lectores a los que no puedo decepcionar y que se crean que los trato como a gilipollas. Conseguir esa armonía asequible a un montón de públicos diferentes y, al mismo tiempo, quedar yo contento con mi trabajo ha sido un desafío enorme. Al final hay escenas de sexo duro, y yo creo que no he caído en la vulgaridad".

Entonces, finalmente, ¿se amaban o no se amaban, y qué significa eso y habría podido significar en el pasado? Pues quinientas páginas y cuarenta años más tarde, quizá los personajes por fin lo sepan. O no.
Última edición por Rogorn el Sab Nov 17, 2012 9:57 am, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
grognard
Mensajes: 4077
Registrado: Dom May 01, 2011 11:00 pm
Ubicación: emporiae

Mensaje por grognard » Lun Nov 12, 2012 9:31 am

Gracias chicos.
Rogorn escribió: en un nuevo enlace entre pasado y presente, con su golpe de hipertextos e interactividad incluido, cualquiera puede encontrar en internet esas piezas musicales casi al instante, para aumentar aún más la inmersión del lector -no ya solo lector, sino también oyente y casi espectador-, en el ambiente descrito.

¿No tendrás, por casualidad, lista la lista de reproducción?

Avatar de Usuario
Ada
Mensajes: 5717
Registrado: Jue Ago 16, 2007 11:00 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Ada » Lun Nov 12, 2012 10:00 am

A mí me estáis dejando con la miel en los labios... más que novelaenconstruccion.com
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es

Avatar de Usuario
aik
Mensajes: 2334
Registrado: Dom Feb 18, 2007 12:00 am
Ubicación: En la Hansa

Mensaje por aik » Lun Nov 12, 2012 10:52 am

Jodó, no paráis de impresionarme. 8O

Gracias al Barón y al Jefe (por orden cronológico).

Me dejáis presumir de amigos? Anda porfa. :lol:
"Son Españoles los que no pueden ser otra cosa". (Cánovas)

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Lun Nov 12, 2012 10:53 am

Eterna espera. Muchas gracias, chicos.
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
Victoria
Mensajes: 1305
Registrado: Jue Mar 01, 2012 12:00 am
Ubicación: Por tierras de España.

Mensaje por Victoria » Lun Nov 12, 2012 1:01 pm

grognard escribió:Gracias chicos.
Rogorn escribió: en un nuevo enlace entre pasado y presente, con su golpe de hipertextos e interactividad incluido, cualquiera puede encontrar en internet esas piezas musicales casi al instante, para aumentar aún más la inmersión del lector -no ya solo lector, sino también oyente y casi espectador-, en el ambiente descrito.

¿No tendrás, por casualidad, lista la lista de reproducción?


:lol: :lol: :lol:
Muy buena pregunta.

8O
¿La tenéis?
Si no, pasadme los títulos y ya me encargo yo de buscarlas y de pasársela al personal.
La única salvación de los vencidos es no esperar salvación alguna.

Avatar de Usuario
aik
Mensajes: 2334
Registrado: Dom Feb 18, 2007 12:00 am
Ubicación: En la Hansa

Mensaje por aik » Lun Nov 12, 2012 1:31 pm

grognard escribió:Gracias chicos.
¿No tendrás, por casualidad, lista la lista de reproducción?


Me uno a la petición y a colaborar en lo que haga falta, legal o ilegal, para crearla.

Ah! Y deberíamos incluir Europa de Santana como un añadido, por lo que pudiera haber sido y no fué. :wink:
"Son Españoles los que no pueden ser otra cosa". (Cánovas)

Avatar de Usuario
bowman
Mensajes: 5203
Registrado: Lun Ago 07, 2006 11:00 pm
Contactar:

Mensaje por bowman » Lun Nov 12, 2012 4:13 pm

Podéis, como primera medida, ir practicando el leit-motiv, musical y primera gran frikada, de esta nueva novela (y, mira tú, no es ningún tango).

Yo soy quien hizo saltar la banca del casino de Montecarlo

http://www.youtube.com/watch?v=XsfKL2189kg

As I walk along the Bois Boolong
With an independent air
You can hear the girls declare
"He must be a Millionaire."
You can hear them sigh and wish to die,
You can see them wink the other eye
At the man who broke the bank at Monte Carlo.


Aquí, en español en el tubo canturriada por Antolín García doblando a Peter O´Toole (minuto 29, segundos 50)

http://www.youtube.com/watch?v=4C2c6uRoqVw


Hala, a disfrutar como canallas. O como Max Costa (que, pal caso, lo mismo es: canalla simpático pero canalla. Claro que un canalla que canturria esto entre dientes, o lo silba, no puede ser ilimitadamente canalla, o sea, hijoputa sin remedio, cabrón hasta más allá del límite de la cabronez. Cuanto más pienso en ello, más creo en el amor de Max y Mencha. No es un amor blando y baboso, pero a la hora de la verdad es un amor auténtico y entregado hasta más allá de lo que a nadie se le puede exigir)

Avatar de Usuario
aik
Mensajes: 2334
Registrado: Dom Feb 18, 2007 12:00 am
Ubicación: En la Hansa

Mensaje por aik » Lun Nov 12, 2012 4:50 pm

Gracias Comandant.
Genial comienzo.
No sé si tiene que ver, pero en este enlace hay una curiosa historia sobre la canción; y conociendo al Duke, me huelo que sí tiene que ver. :wink:
"Son Españoles los que no pueden ser otra cosa". (Cánovas)

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Lun Nov 12, 2012 6:47 pm

Extraordinarias introducciones. Muchas gracias Bow y Ro.

Mecha y Max. Este par darán qué hablar.

Me habéis despertado aún más ganas de leer la novela! Descontando días, oye :D .

Responder