782 - 29.06.2008 - Miembras y carne de miembrillo

Los artículos de la columna de Pérez-Reverte en ‘El semanal’ y otros escritos suyos

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Avatar de Usuario
adosinda
Mensajes: 4974
Registrado: Lun Feb 20, 2006 12:00 am

Mensaje por adosinda » Vie Mar 13, 2009 7:55 pm

bowman escribió:
Rogorn escribió:
Un lingüista advierte que la mujer es víctima de una discriminación sutil en el uso del lenguaje.-Ellas hablan menos que ellos y aceptan las interrupciones con mayor docilidad


Alguien quiere volvernos locos. Y lleva camino de conseguirlo.


O locas :lol: :lol: :lol: . En serio, estoy de acuerdo contigo.
-Eres todo un hombre-añadió al fin-.Capaz de alzar la voz y de matar, por supuesto. Pero también de morir...Procura recordarlo cuando hables conmigo de ciertas cosas. (pag 202. Corsarios de Levante)

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14550
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Mié Mar 18, 2009 7:46 pm

Ni miembros ni 'miembras'. El Parlamento Europeo propone un rígido manual de estilo para acabar de una vez con el uso sexista de la lengua

Bibiana Aído, ministra de Igualdad, hubiese evitado muchas críticas de haber tenido la suerte de que el Parlamento Europeo hubiese sacado antes el manual de estilo para acabar de una vez con el lenguaje sexista en la Eurocámara, y, por ende, en cualquier Parlamento. "Todos los miembros del comité recibirán la información por escrito" deberá sustituirse no por "todos los miembros y las miembras del comité...", que diría la ministra gaditana, sino por "cada miembro del comité...", de acuerdo al criterio del Grupo de Alto Nivel sobre Igualdad de Género y Diversidad de la Eurocámara, que pretende acabar con usos, normas gramaticales y cortesías seculares e imponer la corrección política caiga quien caiga.

Adiós a la distinción de 'señora' y 'señorita', y el "hombre medio" es "gente corriente"
Interpretan los expertos de ese grupo, con criterio cuestionable, que el lenguaje sexista tiende a implicar que uno de los sexos es superior al otro. Y así recomienda, en sus orientaciones específicas para el español, que en vez de usarse la expresión "los andaluces", que aparentemente excluye a "las andaluzas", se emplee la más ecuménica de "el pueblo andaluz".

Dicen los especialistas, avalados por el secretario general del Parlamento, Harald Romer, que "el uso del masculino genérico puede producir ambigüedades y confusiones que pueden dar lugar a una falta de visibilidad de las mujeres", de ahí que "los médicos" deba ser desplazado por perífrasis como "las personas que ejercen la medicina". Los expertos buscan donde haga falta para evitar la intolerable palabra "hombre" como referencia al conjunto del género humano y proponen sustituirlo por expresiones no excluyentes del sexo femenino como "las personas", "la gente", "los seres humanos" o "la especie humana". Debe evitarse hablar de "el hombre medio" en beneficio de "las personas corrientes". Y quien dice "hombre" dice "niño". Nada de "los derechos del niño", hay que hablar de "los derechos de la infancia".

Al aludir a profesiones o cargos que hagan referencia a un sexo o se perciban como excluyentes del otro hay que optar por el universalismo. "Las azafatas y los pilotos" se convierten en "el personal de vuelo", del mismo modo que "las mujeres de la limpieza" derivan en "el personal de la limpieza". En las fórmulas de tratamiento se elimina la distinción entre "señora" (entendida como mujer casada) y "señorita", por sexista frente al "señor" que no atiende a estado civil, y se encarece el uso del término "señora".

Como cada lengua tiene su historia, tradiciones y gramática, el grupo de Romer, a veces, riza el rizo. En inglés muchas palabras terminan con la sílaba 'man' (hombre), en plural 'men' (hombres). En la Eurocámara se prefiere que 'fireman' (bombero) sea sustituido por 'firefighter' (literalmente: el -o la- que lucha contra el fuego).

Documento completo de 7 páginas:

http://www.elpais.com/elpaismedia/diari ... es_PDF.doc

Técnicas de redacción que evitan el sexismo en el lenguaje:

- Utilización de sustantivos genéricos y colectivos:
Ejemplo: «el interesado», «los andaluces», «los profesores»
Propuesta de cambio: «la persona interesada», «el pueblo andaluz», «el profesorado»

- Utilización de perífrasis:
Ejemplo: «los médicos»
Propuesta: «las personas que ejercen la medicina»

- Utilización de construcciones metonímicas:
Ejemplo: «los directores», «el Presidente de la Comisión»
Propuesta: «la dirección», «la Presidencia de la Comisión»

- Utilización del imperativo:
Ejemplo: «El candidato debe enviar su currículum a la dirección indicada»
Propuesta: «Envíe su currículum a la dirección indicada»

- Utilización de la forma pasiva:
Ejemplo: «El solicitante debe presentar el formulario antes del día 15»
Propuesta: «El formulario debe ser presentado antes del día 15»
(Este recurso debe utilizarse con precaución en textos jurídicos)

- Utilización de estructuras con «se» (impersonal o pasiva refleja)
Ejemplo: «El juez dictará sentencia»
Propuesta: «Se dictará sentencia judicial»

- Utilización de formas no personales del verbo:
Ejemplo: «Es necesario que el usuario preste atención»
Propuesta: «Es necesario prestar atención»
(Este recurso debe utilizarse con precaución en textos jurídicos)

- Utilización de determinantes sin marca de género u omisión del determinante en el caso de sustantivos de una sola terminación:
Ejemplo: «Todos los miembros del comité recibirán la información por escrito»
Propuesta: «Cada miembro del comité recibirá la información por escrito»


Desdoblamientos

La utilización de los dos géneros gramaticales o desdoblamiento («los ciudadanos y las ciudadanas de la Unión Europea») puede evitar la ambigüedad del uso del masculino genérico, si bien conviene recordar que lo que puede constituir un recurso admisible en el lenguaje oral no siempre resulta apropiado en documentos de carácter formal.

Sólo cuando la oposición de sexos es un factor relevante en el contexto, es necesaria la presencia explícita de ambos géneros: «La proporción de alumnos y alumnas en las aulas se ha ido invirtiendo progresivamente», en otros casos es recomendable utilizar alternativas como las mencionadas más arriba.

Barras

Deben evitarse los dobletes mediante barras como «el/la usuario/a».

Empleo del término «hombre» con valor genérico

Para referirnos al conjunto del género humano conviene evitar el vocablo «hombre», o su plural «hombres» y sustituirlo por otras expresiones no excluyentes del sexo femenino como «las personas», «la gente» los «seres humanos», «la humanidad», «el género humano», la especie humana». Conviene igualmente utilizar el adjetivo «humano» en lugar de «del hombre» en expresiones como «el cuerpo humano», «la inteligencia humana».

Ejemplos de expresiones que deben evitarse y posibles soluciones preferibles

Ejemplo: «el hombre medio»
Propuesta: «las personas corrientes»

Ejemplo: «hombre de negocios»
Propuesta: «la gente de negocios, la clase empresarial»

Ejemplo: «hombre de letras»
Propuesta: «la gente de letras»

Ejemplo: «día-hombre»
Propuesta: «día-persona»

Lo anterior es aplicable al término «niño».

Ejemplo: «Los derechos del niño»
Propuesta: «Los derechos de la infancia»
(b) Nombres de profesiones y cargos de responsabilidad

Hay que distinguir entre el nombre de la profesión o el cargo y el tratamiento de la persona que lo desempeña («Se ha cubierto el puesto de director que quedó vacante el mes pasado: la nueva directora, Ana Fuentes, tomará posesión mañana»).

Para hacer referencia a una categoría general de personas entre las que pueden encontrarse hombres y mujeres se utilizará el nombre de la profesión o cargo en masculino genérico, prefiriendo el plural cuando sea posible. («Los diputados podrán organizarse en grupos políticos»).

Cuando nos refiramos a una persona concreta, el nombre del cargo se utilizará en su forma femenina si se trata de una mujer y en su forma masculina si se trata de un hombre. La feminización de los términos que designan profesiones y cargos puede hacerse mediante el morfema de género o mediante el empleo del artículo. («La diputada socialista Cristina Martínez», «la fiscal encargada del caso»).

Algunas mujeres prefieren utilizar la forma masculina para designar su cargo o profesión; si la persona a la que nos dirigimos ha expresado su preferencia por utilizar el tratamiento en masculino, esta debe respetarse.

Para los nombres de las categorías profesionales se utiliza la forma masculina genérica («programador de sistemas», «traductor») como es el caso en los anuncios de vacantes en el Parlamento Europeo que van seguidos de la mención («f/m») para que no haya ninguna duda de que el puesto está abierto a candidatos de ambos sexos.

En el caso de nombres de profesiones o de cargos que hagan referencia a un sexo o se perciban como excluyentes del otro, se recomienda utilizar términos incluyentes de ambos sexos:

Ejemplo: «las azafatas y los pilotos»
Propuesta: «el personal de vuelo, la tripulación aérea»

Ejemplo: «las mujeres de la limpieza»
Propuesta: «el personal de limpieza»

Ejemplo: «los médicos y las enfermeras»
Propuesta: «el personal médico, el personal sanitario»

Ejemplo: «las secretarias»
Propuesta: «el personal de secretaría»

Formas masculina y femenina de nombres de cargos habituales en el Parlamento Europeo

- el presidente - la presidenta
- el diputado - la diputada
- el cuestor - la cuestora
- el director - la directora
- el jefe de unidad - la jefa de unidad
- el ponente - la ponente
- el asistente - la asistente
- el ujier - la ujier

(c) Fórmulas de tratamiento

Tradicionalmente se han empleado dos términos diferentes: «señorita» y «señora» para dirigirse a una mujer soltera o casada respectivamente. Para el varón, sin embargo, se ha utilizado «señor» con independencia de su estado civil.

Para evitar el sexismo debe emplearse el término «señora» para todas las mujeres independientemente de su edad y estado civil.

Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Mié Mar 18, 2009 8:17 pm

Qué tema más cansino, por dios.

Por cierto, que hay ejemplos en los que se ha exagerado el sexismo, o eso parece.

Los médicos y las enfermeras??? Es que no hay mujeres médico ni hombres enfermeros??? Entiendo que, por aquello de la igualdad, se prefiera lo de "personal sanitario", pero esa no debería ser la opción a "los médicos y enfermeros", en plural genérico?? Por qué en el ejemplo se dice "Enfermeras" en femenino? Lo mismo que con "pilotos y azafatas". No se llaman "auxiliares de vuelo" desde que hay hombres? Por qué entonces vuelven a "azafatas"? No da la sensación de que al final se han puesto ellos mismos más sexistas al dar esos ejemplos? Hay más: las mujeres de la limpieza (hace años que se usa "personal de limpieza", desde que los hombres trabajan también en ello), o las secretarias (que hay hombres, aunque sean menos, pero los hay ejerciendo el secretariado). Y si en una empresa resulta que, por lo que sea, todo el personal de limpieza lo conforman mujeres, tampoco se puede decir: las limpiadoras? Y si, en una clínica, todos los médicos son hombres, no se puede decir: los médicos? Pregunto.
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
Alberich
Mensajes: 9149
Registrado: Vie Ago 18, 2006 11:00 pm
Ubicación: ESPAÑA - EUROPA.

Mensaje por Alberich » Mié Mar 18, 2009 8:24 pm

Ofú....
"And now I know how Joan of Arc felt
Now I know how Joan of Arc felt..."

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Mié Mar 18, 2009 11:33 pm

Bueno pues a ver que dice la RAE sobre este manual estilo del Parlamento Europeo y el lenguaje de todos y el tiempo crearán su propio estilo :wink: No se si en los documentos documentos de estudio u oficiales tendremos que aplicar el manual :roll:
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Sab Ago 07, 2010 6:12 pm

El sexo y las palabras

Tabaré Vázquez inauguró su mandato con un mensaje a los "uruguayos y uruguayas", lo que marcó el nuevo camino de lo políticamente correcto en materia de género o de génera de la población, sin importarle un ardite las enseñanzas de la gramática castellana. Le aplicó un KO a la Real Academia. Lo peor es que su ejemplo cundió y el que más o el que menos en el gobierno adoptó esta maravilla: ahora no somos más "todos los uruguayos" los que festejamos la atajada (elijo un término femenino, porque si de un gol se trata ya empezamos mal) de Luis Suárez, sino "todos los uruguayos y todas las uruguayas".

Siguiendo esa línea, la ex intendenta de Montevideo, Hyara Rodríguez -suplente de Ehrlich- en su último acto en el cargo dejó como legado a la también intendenta Ana Olivera, una resolución que declara preceptivo "el uso del lenguaje inclusivo en (…) esta intendencia". Es decir, un lenguaje no sexista que contaría con el respaldo del Congreso de Intendentes (habrá que cambiarle el nombre). Propone "desaprender lo aprendido" porque los hábitos y costumbres nos inducen a "pensar en masculino", fija normas y da ejemplos para la construcción de una sociedad igualitaria de "ciudadanos y ciudadanas" (no explica por qué nombra primero a los "ciudadanos").

Este desdoblamiento -cada vez más continuo- de masculino y femenino olvida la regla de que el género (no el sexo o la sexa) masculino es la forma no marcada o inclusiva del plural, en tanto el femenino es la forma marcada y por tanto resulta excluyente. También otra que aconseja decir todo lo posible con el menor número de palabras posibles ("el día" incluye también "la noche"). Y ello ocurre porque el desdoblamiento es algo artificial: es el fruto de un lenguaje político que el lenguaje común no acepta. El patriotas-patriotos, periodistas-periodistos y todos los disparates que pueden surgir de esas repeticiones bisexuales, han resultado ser un arma política útil para quien busca votos de minorías fundamentalistas, rayanas en este caso con el ultrafeminismo, por un cálculo interesado o por el miedo a que le endose el mote de machista. Ese lenguaje es el que usan los políticos frente a un micrófono, pero no lo hacen en el mano a mano y tampoco lo utiliza el ciudadano común.

El ultrafeminismo parte de la base que las normas de la Real Academia son redactadas por el enemigo y hay que derrotarlo; porque crean barreras sexistas que atentan contra la igualdad. "Lo plantean como si la academia pudiera imponer tal o cual uso de una palabra- dice el periodista, escritor y académico Arturo Pérez Reverte-, cuando lo que hace es recoger lo que la gente, equivocada o no, justa o no, machista o no, utiliza en su habla diaria. La Academia va siempre por detrás, orientando sobre la norma de uso, y no imponiéndola".

Siguiendo con Pérez Reverte, en España se ha ido más lejos y se ha nombrado una ministra de la Igualdad y la Paridad de los Sexos. Bibiana Aído se llama ella, que tiene "un bonito proyecto de conseguir que los cuentos tradicionales para pequeños cabroncetes sean desterrados de escuelas y hogares, y dejen de ser un reducto machista, sexista y antifeminista. O que, expurgados y reconvertidos a lo social y políticamente correcto, contribuyan, ellos también, a la formación de futuras generaciones de ciudadanos y ciudadanas ejemplares y ejemplaras. Como está mandado". Y allí surge Caperucita y el lobo machista. (La siguiente es una síntesis. La versión completa en http://www.perezreverte.com/prensa/patentes-corso/

"Caperucita Roja camina por el bosque, como suele. Va muy contenta, dando saltitos con su cesta al brazo, porque, gracias a que está en paro y es mujer, emigrante sin papeles, tirando a afroamericana de color, musulmana, lesbiana y madre soltera, acaban de concederle plaza en un colegio a su hijo. Va a casa de su abuelita y en éstas aparece el lobo: hirsuto, sobrado, chulo, con una sonrisa machista que le descubre los colmillos superiores. Facha que te rilas: peinado hacia atrás con fijador reluciente y una pegatina de la bandera franquista. Y le pregunta: «¿Dónde vas, Caperucita?». A lo que ella responde, muy desenvuelta: «Donde me sale del mapa del clítoris», y sigue su camino, impasible. «Vaya corte», comenta el lobo, boquiabierto. Luego decide vengarse y corre a la casa de la abuelita, donde ejerce sobre la anciana una intolerable violencia doméstica de género y génera. O sea, que se la deglute. Y encima se fuma un pitillo. El fascista. Cuando llega Caperucita se lo encuentra metido en la cama, con la cofia puesta. «Que sistema dental tan desproporcionado tienes, yaya», le dice. «Qué apéndice nasal tan fuera de lo común.» Etcétera. Entonces el lobo la deglute también, y se echa a dormir la siesta. Llegan en ésas un cazador y una cazadora, y cuando el cazador va a pegarle al lobo un plomazo, la cazadora contiene a su compañero. «No irás a ejercer la violencia contra un animal de la biosfera azul. Y además, con plomo contaminante y antiecológico. Es mejor afearle su conducta.» Se la afean, incluido lo de fumar. Malandrín, etcétera. Entonces el lobo, conmovido, ve la luz, se abre la cremallera que, como es sabido, todos los lobos llevan, y libera a Caperucita y a su provecta. Todos ríen y se abrazan, felices. Incluido el lobo, que deja el tabaco, se hace antitaurino y funda la ONG Lobos y Lobas sin Fronteras, subvencionada por el Instituto de la Mujer. Fin".

Washington Beltrán Storace. El País Digital. 07/08/2010
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14550
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

Mensaje por Rogorn » Vie Jul 18, 2014 10:54 pm

(Retuiteado por @perezreverte hoy)

Avatar de Usuario
El_Curioso_Impertinente
Mensajes: 6241
Registrado: Dom Dic 07, 2008 12:00 am
Ubicación: Regne de Mallorques

Mensaje por El_Curioso_Impertinente » Lun Jul 21, 2014 11:52 am

Washington Beltrán escribió:incluido el lobo, que deja el tabaco, se hace antitaurino y funda la ONG Lobos y Lobas sin Fronteras


...y sin Fronteros :twisted:
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).

Responder