[ Registrarse ]
 
 
Principal
· Home
· Archivo de Noticias
· AvantGo
· Contactar
· Descargas
· Enciclopedia
· Enlaces
· Enviar Noticias
· Foro
· Galería de Imágenes
· Reportajes
· Tu Cuenta
Artículos Pasados
Domingo, 04 enero
· Estreno de la serie de televisión 'Las aventuras del capitán
Domingo, 30 noviembre
· Nueva edición escolar de 'DonQuijote'
· 'Perros e hijos de perra'
Sábado, 11 octubre
· Estreno de la obra 'Patente de corso'
Miércoles, 20 agosto
· Se prepara adaptación al cine de 'La piel del tambor'
Miércoles, 13 agosto
· Arturo, premiado en La Unión (Murcia)
Sábado, 10 mayo
· Arturo en las Jornadas de Arqueología Subacuática
· Arturo en Argentina
Domingo, 16 febrero
· 'Letras y espadas' por Madrid
Sábado, 01 febrero
· Arturo, premiado en Santiago de Compostela

Artículos Viejos
Últimos mensajes

 IMPORTANTE: MUDANZA DEL FORO
 Iros a leer este hlo
 1254 - 16.07.2017 - Carta a una chica muerta
 1253 - 09.07.2017 - Una Historia de España (LXXXVIII)
 1252 - 02.07.2017 - Mi tío Lorenzo
 1251 - 25.06.2017 - Una Historia de España (LXXXVII)
 1250 - 18.06.2017 - Perros de la Recoleta
 1249 - 11.06.2017 - Una Historia de España (LXXXVI)
 1248 - 04.06.2017 - Claro que nos representan
 4 - 20.06.1993 - Sobre lobos y japoneses

El Capitán Alatriste Forums


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el monitoreo de las costumbres de uso de su navegador. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar el modo de tratamiento de estas cookies o negarlas.

Ecke Ecke
www.Capitan-Alatriste.com :: Ver tema - 15.04.2015 - Hombres de la mar, barcos de leyenda
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

15.04.2015 - Hombres de la mar, barcos de leyenda
Ir a página 1, 2  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Patentes de Corso
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Lun Mar 09, 2015 10:43 am    Asunto: 15.04.2015 - Hombres de la mar, barcos de leyenda Responder citando

HOMBRES DE LA MAR, BARCOS DE LEYENDA

El mar, la mar, no es sólo aventura o leyenda. Es también memoria. Desde que el primer ser humano se agarró a un tronco de árbol para cruzar un río o mantenerse a flote, la navegación ha jalonado los siglos y la Historia, dejando en ellos su impronta. Hasta fecha muy reciente, pocas cosas en el largo devenir de la Humanidad pueden explicarse sin el mar, la navegación y los marinos como elementos clave. Como piezas fundamentales de cada acontecimiento.

Desde el albor de cuanto conocemos, los hombres se han enfrentado al mar. Lo han hecho por necesidad, ambición, aventura o cualquiera de los móviles, tan legítimos unos como otros, tan comprensibles, que mueven el corazón del ser humano. Lo han hecho obteniendo a veces su recompensa y pagando, muy a menudo, su elevado precio. Por eso el mar y quienes lo navegaron constituye la más rica e importante escuela de vida, lucha y muerte. De superación, de coraje, de pericia y de supervivencia. El mar es una lección antigua, inmensa, constante; y la peripecia de quienes lo surcaron, de quienes triunfaron o perecieron en él, de quienes navegaron sus aguas y reconocieron sus accidentes y costas, de quienes combatieron en sus aguas, de quienes exploraron mundos nuevos y unieron orillas remotas, es útil a la comunidad de los hombres.

Desde la más lejana antigüedad, los nombres de los marinos han estado vinculados con los nombres de sus barcos. La Historia y la literatura, y más tarde el cine, los han llevado de aquí para allá, combinando realidad y ficción, leyendas y rigurosos hechos reales. Hoy, hasta quienes nunca navegaron o viven de espaldas al mar encuentran familiares nombres como la 'Bounty', el 'Nautilus', el 'Santísima Trinidad', el 'Titanic'. En el imaginario de los pueblos, los auténticos hombres de la mar y los nombres de marinos míticos o literarios, los barcos que realmente surcaron los océanos y los que sólo lo hicieron en la imaginación de poetas y novelistas, se mezclan a menudo, difuminándose, a veces, los tenues límites entre realidad y ficción. Y en ese maravilloso y ambiguo territorio, hoy, tanta realidad formal pueden tener el navío 'Glorioso', la fragata 'Numancia', el corsario 'Emdem' o el 'U-47' del comandante Prien, como la fragata 'Surprise' del capitán Jack Aubrey, el 'Narcissus' de Joseph Conrad, el 'Pequod' de Moby Dick o la 'Hispaniola' en la que el joven Jim Hawkins, Long John Silver y sus compañeros viajan a la isla de los piratas.

'Hombres de la mar, barcos de leyenda' se mueve precisamente en ese territorio. O en esas aguas. Cuando el almirante don José Antonio González Carrión, director del Museo Naval de Madrid, me encargó organizar la estructura de esta exposición, lo hizo con la idea de reunir aquí una serie de barcos, reales o imaginarios, cuyos nombres constituyeran también, en la medida de lo posible, la rica historia del mar y de quienes lo navegaron. La nómina de algunos de los barcos que, por diversas razones, pueden considerarse los más famosos de la Historia. No ha sido fácil elaborarla. Afinarla hasta lo que ahora es. El espacio es limitado, los medios son los que son, y la relación de barcos y marinos reales o de ficción, dignos todos de figurar aquí, resulta enorme. Por eso la decisión del comisario ha sido seleccionar once de ellos; los que, por una u otra razón, pueden servir para ilustrar, de forma razonable aunque no exhaustiva, el ambicioso propósito de esta muestra. Desde los navegantes de la mitología griega a las actuaciones contra la piratería moderna en el Índico, desde los viajes de exploración a las acciones de los ecologistas defensores de las ballenas, 'Hombres de la mar, barcos de leyenda' pretende narrar la historia y la aventura del mar y los navegantes a través de once barcos famosos, y también de lo que éstos pueden sugerir: la nave 'Argo' que fue en busca del vellocino de oro, la nao 'Victoria' que circunnavegó el globo, la galera 'La Marquesa' en la que combatió el soldado Miguel de Cervantes, la goleta 'Hispaniola' de 'La isla del tesoro', el 'San Juan Nepomuceno' que se batió en Trafalgar, la 'Bounty' de la famosa rebelión a bordo, el 'Pequod' que perseguía a la Ballena Blanca, la fragata 'Numancia' y su larga aventura, el 'Nautilus' del capitán Nemo, el 'Titanic' y su naufragio, el más famoso de la Historia, y el 'Bismark' y sus horas finales, ejemplo notable de los duelos en el mar que llenaron de combates legendarios las páginas de la Historia Naval.

La idea principal que inspira esta exposición es convertir todo lo anteriormente citado en materia visual eficaz, utilizando elementos que en buena parte se expliquen por sí mismos, apuntando no a un sector especializado -lo que no lo excluye, tampoco- sino a visitantes escolares y al gran público. Por eso se ha recurrido principalmente a maquetas y modelos de barcos, de los que se ofrece una magnífica muestra, rodeado cada uno de ellos de los elementos que pueden hacerlos más comprensibles y atractivos, aunque procurando no desviar nunca la atención de lo principal. No se trata, por tanto, de una acumulación de objetos más o menos curiosos o notables, sino de una cuidada selección que busca, ante todo, la eficacia sobria de lo didáctico.

Para materializar este magnífico recorrido por la historia del mar, sus barcos y sus marinos, ha sido fundamental la labor de búsqueda y adquisición realizada por el equipo de investigadores del Museo Naval que el almirante director puso a disposición del comisario, y que ha perseguido con tenacidad piezas lejanas o difíciles de obtener. A todos sus miembros manifiesto mi caluroso agradecimiento.

Arturo Pérez-Reverte
Comisario de la exposición
Gran Cruz del Mérito Naval
Medalla de la Marina Mercante
Miembro de la Real Academia Española

http://hombresdelamar.fundacionmuseonaval.com/

--

Mensaje de @Museo_Naval en Twitter: En abril el Museo Naval en Madrid inaugurará "Hombres de la mar, barcos de leyenda" comisariada por @perezreverte.


Ultima edición por Rogorn el Mie Abr 15, 2015 9:49 pm, editado 2 veces
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Lun Mar 09, 2015 8:04 pm    Asunto: Responder citando

Pérez-Reverte vuelve al mar
Esther Alvarado - elmundo.es - 09/03/2015

El escritor Arturo Pérez-Reverte será el comisario de la exposición temporal 'Hombres de mar, barcos de leyenda', que el Museo Naval de Madrid acogerá a mediados de abril, según una breve nota difundida hoy por el museo.

El mar es la gran pasión del escritor y periodista, natural de Cartagena, que es autor de infinidad de artículos sobre esta temática, recogidos en el volumen 'Los barcos se pierden en tierra' (Alfaguara). De hecho, la columna que firma cada semana en el 'XL Semanal' de ABC el también académico lleva por nombre 'Patente de corso'. El Museo no ha facilitado por el momento más información sobre el contenido de la exposición ni sobre las fechas exactas de inauguración y clausura, remitiéndose a una información posterior.

La última gran exposición que acogió el Naval fue 'El último viaje de la Fragata Mercedes', en la que rememoraba el episodio del ataque del Cabo de Santa María por la armada británica contra cuatro fragatas con bandera española, que provocó el hundimiento de la Mercedes. El expolio del cargamento de plata y oro de este navío por parte de la empresa Odissey, obligó al Estado español a litigiar para recuperarlo ante los tribunales estadounidenses.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Victoria
Alférez


Registrado: Mar 01, 2012
Mensajes: 1305
Ubicación: Por tierras de España.

MensajePublicado: Jue Mar 12, 2015 2:35 pm    Asunto: Responder citando

Supongo que ya irán contando más, pero todas las exposiciones temporales que yo he visto en el Naval me han parecido estupendas, así que ésta no será menos. A ver con qué nos sorprenden ahora.
_________________
La única salvación de los vencidos es no esperar salvación alguna.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5719
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Jue Abr 09, 2015 10:23 am    Asunto: Responder citando

Fotos de la Rueda de prensa






_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Abr 09, 2015 2:03 pm    Asunto: Responder citando



Los 11 barcos de Pérez-Reverte
Francisco Apaolaza - Colpisa - 09/04/2015

Incluso si alguien nunca ha sentido la necesidad del Ismael de ‘Moby Dick’ de poner los pies al borde del mar, se podrá hacer una idea de la fabulosa aventura del hombre sobre el océano en la nueva muestra que abre en el Museo Naval de Madrid. ‘Hombres de mar y barcos de leyenda’ es una exposición que explica las historias de once naves fantásticas. La labor titánica de la elección de los barcos ha correspondido al escritor Arturo Pérez-Reverte, que ejerce de comisario de la muestra y que pretende que “tanto un niño como un adulto se puedan hacer una idea de la historia de la navegación”.

Desde la nave 'Argos', en la que Jasón y los Argonautas buscaron el vellocino de oro hasta el ‘Bismarck’, el ‘Titanic’ o el ‘San Juan Nepomuceno’, la muestra ofrece una serie de hitos navales, unos reales y otros legendarios, que en realidad son puertas a otras historias y la entrada a una red de conocimientos. El ‘Pequod’ que dibujó Herman Melville explica las vidas de los balleneros y la relación del hombre con los cetáceos. El ‘Nautilus’ del capitán Nemo, la evolución del submarino; la fragata ‘Numancia’ de Méndez Núñez, la heroicidad de los marinos españoles y la pérdida de un imperio, la ‘Bounty’ de la vida en el mar y la ‘Hispaniola’ de Robert Louis Stevenson, habla de la piratería del Caribe de hace siglos y también la lucha contra la piratería en el Índico de nuestros días.

La muestra combina intencionadamente las naves reales y las creadas por la mente del hombre. “Hay barcos que nunca existieron que están igual de presentes en el imaginario de los marinos. A veces es difícil distinguir cuál existió y cuál no”, admite Pérez-Reverte, que también ha intentado saldar una deuda histórica. El escritor lamentó que Inglaterra se volcara con sus marinos y España, no. “Es curioso que no haya películas sobre nuestros barcos. Si fueran ingleses, estarían en todas partes. España, que ha sufrido una mala suerte histórica, ha estado en todos los mares y hay que recordarlo. Todos los fondos están llenos de huesos de españoles y todas las playas de sus tumbas”, ha subrayado el escritor en la presentación.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5719
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Jue Abr 09, 2015 2:40 pm    Asunto: Responder citando

La España naval en la exposición 'Hombres de la mar, barcos de leyenda'
Europa Press - 09/04/2015

El Museo Naval de Madrid ha presentado este jueves la exposición 'Hombres de la mar, barcos de leyenda', con la que, según su comisario, Arturo Pérez-Reverte, pretende "otorgar a España el protagonismo del papel que jugó en el mar", recordando a los visitantes que "la historia esta llena de marines españoles y los mares de todo el mundo, de huesos españoles". En este sentido, Pérez-Reverte ha criticado que la historia no haya puesto en su sitio a la España naval y ha indicado que es "significativo" que no haya películas españolas sobre el mar mientras que sí hay cintas inglesas, francesas o italianas sobre el mar y los marinos.

'Hombres de la mar, barcos de leyenda' acerca al gran público la historia del mar, los marinos y la navegación a través de once barcos emblemáticos tomados tanto de la realidad como de la ficción. Desde la mítica nave de los argonautas al desastre del 'Costa Concordia'; desde Lepanto y las batallas navales hasta los barcos de ficción como el 'Pequod' de 'Moby Dick' o el 'Nautilus' de Julio Verne, desde la literaria Isla del Tesoro hasta las tragedias navales del 'Titanic' y del 'Bismarck'.

El comisario de la exposición ha recordado que "España es un país con mala suerte histórica", pero que sin embargo, "siempre hubo una presencia española en el mar. El mar fue de España durante muchísimo tiempo". "Era de justicia recordar que España navegó todos esos mares y sus compatriotas surcaron esos mares y murieron, lucharon y trabajaron allí", ha señalado. En este sentido, el almirante director del Museo, José Antonio González Carrión, ha subrayado que con la exposición pretenden transmitir los valores asociados al mar como "la dedicación, la constancia y el trabajo en equipo, ya que todo el mundo que está navegando es consciente de que dependen unos de otros y lo que hace uno influye en la vida de los demás".

González Carrión, que ha estado acompañado por la directora técnica de la muestra, Carmen López Calderón, ha afirmado que también se quiere resaltar la "dureza de la vida en un submarino, el espíritu de sacrificio, tenacidad y ganas de superación y un caracter científico ilustrado que ha tenido la marina en el siglo XVIII" y que les gustaría poner en valor "en esta época en la que la referencia de los valores es tan importante en la actualidad". Así, la exposición pretende trasportar al espectador por más de 30 siglos de historia naval, anécdotas, instrumentos naúticos, piezas arqueológicas, maquetas de barco, cuadros famosos, objetos de la vida a bordo, retratos de marinos, fotografías y cuanto abarca de la Historia a la Naútica.

'Hombres de la mar, barcos de leyenda' se articula entorno a la nave 'Argo', la nao 'Victoria', la galera 'Marquesa', la 'Hispaniola' o la 'Bounty', esta última con un especial protagonismo, ya que según Pérez-Reverte, refleja "factores ejemplares a la hora de analizar los comportamientos de los hombres en el mar". Se dio una rebelión a bordo que despúes una gesta marina consiguió una reacción asombrosa, recorrer el pacífico y llegar a buen puerto solo a basede constancia, disciplina marina, coraje y tesón". Por eso, ha recordado que se ha destacado especialmente en la exposición.

Por otro lado, los organizadores han señalado que la muestra se completa con buques que han jugado un papel "fundamental" en la relación del hombre con el mar y del mar con la historia. Cada uno de ellos ha sido tomado como símbolo de una época desarrollan con los que se analizan distintos aspectos de su contexto histórico y social, su construcción, los hombre que los tripulan y su relación con el mar y su tiempo.
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Abr 09, 2015 4:27 pm    Asunto: Responder citando

Once barcos, reales y ficticios, reconstruyen 30 siglos de historia naval
EFE - 09/04/2015

A través de once barcos, reales o ficticios, 'Hombres de la mar, barcos de leyenda' reconstruye más de treinta siglos de historia marítima en occidente, desde la nave 'Argo' hasta el acorazado 'Bismarck'. Una historia en la que España ha jugado un papel fundamental "pero que ha sido injustamente tratada y olvidada", en opinión del escritor y académico Arturo Pérez-Reverte, comisario de la muestra que abrirá sus puertas el día 15 en el Museo Naval.

Desde la mítica nave de los argonautas al desastre del 'Costa Concordia', la exposición reconstruye la historia con instrumentos náuticos, piezas arqueológicas, atractivas maquetas de barcos, cuadros, objetos de la vida a bordo, retratos de marinos o fotografías. Un largo túnel, en el que se proyecta un vídeo del mar y en el que se pueden leer citas de grandes marinos, introduce al visitante en una exposición compuesta "por un conjunto de buques singulares y de hombres excepcionales que han dejado huella en la historia, transformando su vida en leyenda", en opinión del almirante José Antonio González Carrión. Para el director del Museo Naval es importante también "los valores" que reflejan estas vidas y que pueden influir en los jóvenes. "Es una exposición diversa, didáctica y rigurosa, dirigida al público en general y a visitantes más especializados".

Amante del mar, Pérez-Reverte ha tenido "el placer personalísimo de elegir once barcos emblemáticos, mezclando la realidad y la ficción, para montar un recorrido fluido y riguroso por miles de años de cultura naval". Mezclar realidad y ficción es uno de los puntos "más simpáticos" de la muestra. En el imaginario de esta larga historia "tanto pesa un barco mítico como uno real. Pensamos que lo mejor era mezclarlos en buena compañía, como si todos fuesen reales o de ficción". Además del contenido didáctico y de entretenimiento, otro aspecto fundamental para el comisario es recuperar una historia. "Cuando hablamos de mar pensamos en Inglaterra, pero el peso del mar en España es fundamental. Creo que es un acto de justicia devolver a España su protagonismo en el mar, que fue nuestro durante muchos años". Ejemplo de este desinterés es que no existan películas españolas sobre el mar y sus marinos. "Es un hecho muy significativo, hemos vivido siempre de espaldas a nuestra historia marina, aunque los mares de todo el mundo están llenos de huesos de navegantes españoles. El abandono sigue existiendo".

Con la nave 'Argo', la embarcación más antigua y famosa de todo el imaginario griego que protagonizó el viaje épico de Jasón y los argonautas, se inicia este paseo por la historia en la que tiene un protagonismo especial la nao 'Victoria'. En septiembre de 1522, 18 hombres, de la expedición formada por 237, desembarcaron enfermos y exhaustos en Sanlúcar de Barrameda después de haber dado la vuelta al mundo con la nao 'Victoria'. Si esta hazaña la hubieran realizado ingleses o americanos "sería mucho más conocida", según el director del Museo Naval, para quien la gesta no ha sido valorada suficientemente. "Se trata de la expedición que más ha aportado al conocimiento del mundo, al mismo nivel que los viajes espaciales".

La galera 'Marquesa', con el joven soldado de infantería Miguel de Cervantes a bordo, combatió en octubre de 1571 en Lepanto. Durante toda su vida, por encima de su obra literaria y de 'El Quijote', el escritor universal recordó con orgullo aquel combate. La 'Hispaniola', buque insignia de cuantos han surcado los mares de la literatura bajo bandera negra a través de las páginas de 'La isla del Tesoro', lleva al visitante a conocer la realidad del fenómeno de la piratería. El combate naval de Trafalgar está presente en el navío 'San Juan Nepomuceno', bajo el mando de Cosme Damián Churruca, "el marino español más admirable que podemos recordar, con gran coraje, valor, disciplina, tesón, conocimiento técnico. Sin hombres de hierro como él, las naves no son más que barcos de madera".

La 'Bounty', de la marina británica, fue escenario en 1788 de la más famosa "y vergonzosa" rebelión de la historia del mar, mientras que el ballenero más famoso de la historia pertenece a la ficción, el 'Pequod' de la novela 'Moby Dick'. La 'Numancia', uno de los barcos más importantes de la historia de la Armada Española; el 'Nautilus', fruto de la imaginación de Julio Verne; el 'Titanic', el barco más grande y teóricamente mas seguro, que se hundió en 1912 y el acorazado alemán 'Bismarck', el buque más conocido de la Segunda Guerra Mundial, son también protagonistas de 'Hombres de la mar, barcos de leyenda'.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Abr 09, 2015 7:14 pm    Asunto: Responder citando

Desde la mítica nave 'Argo' hasta el 'Concordia': historias de mar
Paula Arenas - 20minutos.es - 09/04/2015

"Cuando Inglaterra soñaba con navegar, España estaba ya en todos los mares": palabras de Arturo Pérez-Reverte en la presentación -esta vez no era de un libro-, de la exposición de la que es comisario, 'Hombres de la mar, barcos de leyenda'. El Museo Naval apuesta así por hacer la justicia que reclama el creador de Alatriste para los marinos españoles y la importancia histórica de nuestro país.

Once barcos, unos reales y otros de ficción: "mezclados como si fueran todos reales o todos de ficción" (matiza Reverte), han sido los elegidos. Desde la nave 'Argo' hasta el 'Costa Concordia' la muestra lleva al visitante a un viaje de historia y aventura. "Hemos eliminado hasta 30 barcos", comenta el comisario, un entusiasta del mar y de la justicia histórica, uno de los pilares de la muestra. "El mar fue nuestro y sigue siendo una página olvidada en el presente, espero que no en el futuro. La historia del mar está llena de nombres españoles; y el mar, de huesos españoles". Un tributo también a los hombres de mar: "Hombres de hierro gracias a los que estos barcos son míticos. El mar es coraje y valentía". Once barcos de leyenda.

1. La nave 'Argo'. Hace más de 3.000 años este fue el barco en el que viajaron Jasón y los argonautas tras el vellocino de oro. "La leyenda de los argonutas se sitúa en la Edad del Bronce. Su versión más completa es la de Apolonio de Rodas, autor griego del siglo 111 aC. Tripulada por Jasón y medio centenar de compañeros reclutados entre los más distinguidos de toda Grecia, la 'Argo' habría realizado un arriesgado viaje desde Tesalia hasta la Cólquide", escribe Carlota Pérez-Reverte en el catálogo que acompaña a la exposición. "Las exploraciones y viajes marítimos de la Antigüedad se mueven entre la leyenda y la realidad histórica, aunque suelen basarse en hechos auténticos", continúa Carlota.

2. La nao 'Victoria'. Esta embarcación fue la única que sobrevivió de las cuatro que zarparon el 10 de agosto de 1519. Tres años después sólo la nao 'Victoria' y 18 de los 239 hombres que formaban la expedición bajo el mando de Magallanes en busca de un paso al Pacífico (hoy Estrecho de Magallanes) desembarcaban en Sanlúcar de Barrameda en condiciones terribles. Estaban agotados, enfermos, exhaustos... Magallanes, que murió en el viaje, fue sucedido por su segundo, Juan Sebastián Elcano, quien se hizo cargo de la nave que quedaba, 'Victoria', y quien logró llegar hasta el final. "Éste es de todos el barco que elegiría", cuenta a '20 Minutos' el almirante José Antonio González Carrión (18 años a bordo de un submarino).

3. La galera 'Marquesa'. Siempre, incluso cuando ya lograba cierta fama Cervantes, llevó con total orgullo, acaso con el máximo orgullo, su participación en la batalla de Lepanto, entre la escuadra turca y una coalición europea liderada por España, a bordo de la 'Marquesa'. El 7 de octubre de 1571 combatía el joven escritor en una de las zonas de mayor riesgo y de allí se llevó dos heridas en el pecho y una en la mano izquierda, la que le dejaría el brazo inútil y le valdría el alias de manco.

4. 'Hispaniola'. Pocos amantes de la literatura habrán dejado escapar 'La isla del tesoro', la obra en la que Stevenson, como señala Carlota Pérez-Reverte, "establece por primera vez muchos de los actuales tópicos sobre filibusteros y ladrones de mar; sin embargo no describe la 'Hispaniola' en detalle. Es probable que fuera una goleta de tres palos y velas de cruz. En cualquier caso, una nave ligera y rápida, a bordo de la que el joven Jim, Long John Silver y sus compañeros de aventuras navegaron hasta una isla misteriosa en busca del tesoro del capitán Flint".

5. 'San Juan Nepomuceno'. Este navío debe su inmortalidad histórica a la batalla de Trafalgar. El 21 de octubre de 1805 se batió bajo el mando de Churruca contra seis barcos ingleses. Sabían lo que suponía, pero lucharon hasta el final. Valores de los hombres de hierro que Pérez-Reverte exalta y recuerda. "Si tuviera que elegir una de estas once, sería Trafalgar, pero saliendo vivo y entero". Cuando se vio el barco obligado a la rendición, tras la muerte de los comandantes y oficiales, había a bordo 100 muertos y 200 heridos.

6. 'Bounty'. El 28 de abril de 1788 19 hombres fueron abandonados en mitad del Pacífico en un buque mercante de 215 toneladas adquirido por la Marina real Británica. La tripulación era de 44 y las fuertes diferencias entre el capitán William Bligh y el oficial Christian Fletcher provocaron que la tripulación se amotinara. Quince hombres permanecieron fieles a Bligh, y aunque era prácticamente imposible sobrevivir, lo hicieron bajo su mando.

7. 'Pequod'. Es el barco ballenero más famoso de la historia y es del universo literario. El 'Pequod', su capitán y la Ballena Blanca protagonizan 'Moby Dick', la obra sobre la vida en el mar por excelencia, escrita por Herman Melville (1851), que dejó en la novela toda su experiencia como marinero. La caza de ballenas hoy no tiene nada que ver con el momento en el que se escribió la novela. En aquella época eran fuente de riqueza y sinónimo del mal.

8. La fragata 'Numancia'. No sólo fue una de las embarcaciones más modernas de su época (1863) sino que fue el primer buque acorazado que dio la vuelta al mundo. "Su acción más destacada tuvo lugar en mayo de 1866 durante el combate de El Callao, cuando durante seis horas bombardeó las baterías y fuertes costeros del puerto peruano. En esta acción naval recibió 51 impactos de artillería, resultando herido su comandante", explica Carlota Pérez-Reverte. "La acción de la 'Numancia' en la guerra del Pacífico puede considerarse el precedente de la guerra con los Estados Unidos".

9. 'Nautilus'. El submarino más famoso de la historia es, como el barco ballenero más conocido, propiedad de la literatura. Fue Julio Verne el padre de la criatura, el primer submarino salía en 20.000 leguas de viaje submarino. "Igual que el fantástico submarino del capitán Nemo, la mayoría de los adelantos técnicos que Julio Verne anunciaba en sus obras (helicóptero, velas solares, naves espaciales, internet) son hoy una realidad", escribe Carlota.

10. 'Titanic'. Fue el 15 de abril cuando el que se había concebido como barco más seguro y grande de su época protagonizó el naufragio más desafortunadamente célebre de la historia tras chocar contra un iceberg en el Ártico. Iban 2.200 pasajeros y sólo había botes para 1.178. Se salvaron menos de 700 y los de tercera clase fueron los peor parados: tres de cada cuatro fallecieron. Hay espacio en la muestra para recordar otros naufragios, como el del 'Costa Concordia', crucero hundido en 2012.

11. 'Bismarck'. El más famoso de la Segunda Guerra Mundial, el buque insignia de la flota alemana, se hundió en mayo de 1941. No fue larga su historia pero sí potente: pese a los 400 impactos que había recibido peleó hasta que fue hundido. De los 2.200 tripulantes se salvaron 114.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Abr 09, 2015 7:38 pm    Asunto: Responder citando

Vídeos de la presentación:
https://www.youtube.com/watch?v=DIktLcMQmzA
https://www.youtube.com/watch?v=W0R5DisPoBI
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Abr 09, 2015 8:16 pm    Asunto: Responder citando



«Hombres de la mar, barcos de leyenda». Zarpamos…
Jesús García Calero - abc.es - 09/04/2015

El Museo Naval de Madrid se adentra desde hoy en una nueva exposición temporal, un viaje vibrante, capitaneado por Arturo Pérez-Reverte, comisario de la muestra, que nos llevará por los siete mares para recordar (y volver a valorar como se merece) la peripecia que rodea a once de los barcos más famosos de la historia. Cada uno representa una época de la navegación y todos juntos forman 'Hombres de la mar, barcos de leyenda', que estará en las salas del citado museo hasta el verano. Sin embargo, además de recorrer las costas de la historia, este viaje también nos llevará allí donde las olas rompen en las orillas de la leyenda y la literatura. Porque el mar también hace soñar a los navegantes (y los lectores lo son).

El recorrido está pensado especialmente para que resulte estimulante y didáctico (atención padres y colegios, es un viaje perfecto para vosotros, como lo es para todo el que se interese por la historia y la aventura) y abarca desde el mítico 'Argos' en el que los héroes de Grecia, los argonautas, fueron a Cólquide a recuperar en Vellocino de Oro hasta el 'Titanic' y el 'Costa Concordia'. En medio, exploraciones, naufragios, piratas, batallas y viajes que cambiaron el mundo y a las sociedades de todas las épocas, desde una constante: la relación del hombre con el mar. Nombres de barcos legendarios como el 'Nautilus', el 'Pequod' de 'Moby Dick' o el 'Hispaniola' de 'La Isla del Tesoro', conviven en las salas con la historia real de la 'Bounty', la galera 'Marquesa' (en la que luchó Cervantes), el 'San Juan Nepomuceno' (el día que Cosme Damián Churruca dio la medida de un marino español en Trafalgar), la nao 'Victoria' o el 'Bismarck'.

En los próximos días iremos contando en este blog la historia de cada uno, de la mano experta de esta selección realizada por Arturo Pérez-Reverte. Aquellos de nuestros lectores que acudáis al Museo Naval y queráis después enviarnos comentarios sobre la exposición o fotografías, no tenéis más que dirigiros a espejodenavegantes@gmail.com.

Gracias a todos. Zarpamos (en este maravilloso pentecóntero, modelo del Museo Storico Navale di Venezia de la nave del siglo VII a. C.)

Fotos y vídeo: http://abcblogs.abc.es/espejo-de-navegantes/2015/04/09/hombres-de-la-mar-barcos-de-leyenda-zarpamos/
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5719
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Vie Abr 10, 2015 8:21 am    Asunto: Responder citando

Navíos que surcaron nuestra historia
Esther Alvarado - elmundo.es - 10/04/2015

¿Qué sabemos de la nao 'Victoria'? ¿Quién era Cosme Damián de Churruca? ¿Cómo se llamaba el barco en el que Cervantes sirvió en Lepanto? "En las playas de todo el mundo están enterrados miles de marinos españoles, pero nuestro país vive y ha vivido siempre de espaldas al mar", responde Arturo Pérez-Reverte al más que probable silencio que acompaña a estas preguntas. Por ello, el trabajo que ha hecho como comisario de la exposición 'Hombres de la mar, barcos de leyenda' es principalmente didáctico, ya que el objetivo es acercar al gran público algunas de las gestas marinas más importantes. Reales y ficticias.

El escritor y académico presentó ayer en el Museo Naval de Madrid la muestra (abierta desde el 15 de abril al 15 de julio), en compañía del contralmirante José Antonio González Carrión y de Carmen López Calderón, director y directora técnica del Museo Naval, respectivamente. "Se trata de una exposición genérica y armoniosa, didáctica y emotiva, rigurosa y académica", señaló el marino, que fue quien sugirió a su amigo escritor y amante de la mar dirigir una recopilación como la que ha realizado. Y es que uno de los trabajos más duros (además de la búsqueda de modelos y restos de los barcos en cuestión) fue la selección de las 11 gestas marítimas que pretendían reseñar. "Desde la nave 'Argo' de los antiguos griegos hasta el 'Costa Concordia', la idea ha sido contar la historia de la navegación de forma amena", señaló por su parte Pérez-Reverte. Menos la maqueta de la nave griega, préstamo del Museo Histórico Militar de Venecia, el resto de piezas proceden de los fondos del Naval o de otros museos españoles, aunque hay algunos encargos, como un dibujo alegórico y una lámina del 'Nautilus' de Julio Verne, obra de Emilio Amade, jefe de Infografía de 'El Mundo'.

"Cada barco es una puerta abierta a la historia de su tiempo y a otros barcos de su época", aseguró el comisario en respuesta a la pregunta de por qué no están las carabelas de Colón, la 'Pinta', la 'Niña' y la 'Santa María'. "Son barcos de los que ya se ha hablado mucho, y sin embargo muy poca gente conoce la historia de la 'Victoria', la primera nave que dio la vuelta al mundo y que volvió en 1522 al puerto de Sanlúcar de Barrameda con 18 exhaustos tripulantes, cuando tres años antes habían zarpado 350 a las órdenes de Fernando de Magallanes", señaló. Además del 'Argo' griego y la 'Victoria' española, la exposición cuenta la historia de la galera 'Marquesa', en la que Cervantes combatió en Lepanto; y de la 'Hispaniola', un barco pirata como aquel que protagonizó 'La isla del tesoro', de Robert L Stevenson.

El quinto módulo de la muestra está dedicado al 'San Juan Nepomuceno', un navío de 74 cañones que se batió heróicamente en Trafalgar a las órdenes del brigadier Cosme Damián Churruca, primero contra dos, luego contra cuatro y por último contra seis barcos ingleses. El motín del 'Bounty', y la ilógica supervivencia del capitán Bligh; el ballenero 'Pequod', en referencia a la novela 'Moby Dick', de Herman Melville; la fragata 'Numancia', primer acorazado que dio la vuelta al mundo; el 'Nautilus', el submarino ficticio del capitán Nemo ('20.000 leguas de viaje submarino') y el malogrado transatlántico 'Titanic' cierran la muestra junto al 'Bismarck', el buque más famoso de la II Guerra Mundial, buque insignia de la Armada alemana, hundido por su tripulación en 1941.

Vídeo: http://www.elmundo.es/cultura/2015/04/10/5526a306ca4741043b8b4577.html
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5719
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Vie Abr 10, 2015 8:22 am    Asunto: Responder citando

Hombres de hierro, barcos de madera
Gonzalo Núñez - larazon.es - 10/04/2015

«Hoy mi mujer se quedará viuda... pero no lo sabe». Lo dijo Burkard von Müllenheim-Rechberg, oficial del acorazado 'Bismarck', tocado y hundido el 27 de mayo de 1941. Para Arturo Pérez-Reverte, son muchos los marinos españoles que a lo largo de la historia hubieran firmado dicha frase. Gente aguerrida, sacrificada e inasequible al desaliento («A Constantinopla o a cenar con Cristo», gritó a los suyos Alonso de Contreras, el Alatriste histórico) que marcaron una época, ensancharon horizontes y saltaron de la cubierta al mito.

'Hombres de la mar, barcos de leyenda', exposición en el Museo Naval comisariada por el escritor, navega entre la realidad y el mito a través de once embarcaciones imprescindibles para la cultura occidental y rememora a quienes singlaron mares y océanos a bordo de ellos. Desde la 'Argos' de Jasón hasta el 'Bismarck', pasando por la nao 'Victoria', la 'Bounty' o el 'Titanic'. Barcos españoles y extranjeros, y barcos existidos o imaginados: el 'Pequod' de 'Moby Dick' o el 'Nautilus' de Julio Verne, por ejemplo. Todos ellos hicieron historia, abrieron una puerta, crearon un paradigma y, ante todo, dejaron una lección de vida esbozada: ya sea la villanía de los amotinados del 'Bounty' como la grandeza pírrica de los vencedores de Lepanto (Cervantes perdió un brazo a bordo de la 'Marquesa').

«Sin hombres de hierro, los barcos son sólo de madera», señala Pérez-Reverte. El académico ha descartado más de 30 embarcaciones durante el diseño de esta exposición, plato fuerte del Museo Naval para los meses de primavera, tras los sonados éxitos de las muestras sobre la 'Mercedes' y Blas de Lezo. Apenas le propuso el director de la institución, el almirante José Antonio González Carrión, esta colaboración, pactaron una premisa irrenunciable: el didactismo. «La pueden disfrutar también los especialistas, pero queríamos que fuese muy divulgativa, que abriese una puerta que estimulase la imaginación y el deseo de conocer, sobre todo para los jóvenes», señala el autor de 'El capitán Alatriste' y 'Hombres buenos' (Alfaguara), recién publicada. La muestra, ordenada por épocas, recoge 11.000 años de historia en la mar. De historia y de historias: la de los últimos de Filipinas o la del puñado de hombres que dieron la primera vuelta al mundo y vivieron para contarlo. «Cuando hablamos de barcos pensamos habitualmente en Inglaterra, pero es de justicia devolver a España esa importancia histórica, y a nuestra Marina, respetada hasta por sus enemigos», valora el periodista.

España, antaño hegemónica sobre las aguas –«mare clausum»–, perdió pronto la batalla de la Historia. Ya Antonio Pigafetta, el italiano que difundió al mundo con su crónica de a bordo la hazaña de la nao 'Victoria', omite por completo el nombre de Elcano en favor de su amigo Magallanes (que «sólo» completó media expedición); luego vinieron la Armada Invencible –nadie contó nunca nada de la fallida réplica británica–, el silenciamiento de héroes como Blas de Lezo en favor de, por ejemplo, Drake –pongan Cook por Malaspina si quieren– y el definitivo crepúsculo de nuestra supremacía, desde Trafalgar hasta Cavite. «España prefiere honra sin barcos a barcos sin honra», señaló Méndez Núñez en Valparaíso (1866). Y esta exposición, que recoge frases lapidarias de quienes hicieron historia a bordo de aquellos buques, galeones, naos o acorazados, trata también, o fundamentalmente, de eso, de transmitir los valores de la mar: «Ahí están la dedicación, la constancia, el trabajo en equipo, las durezas de la mar, el sacrificio, la tenacidad, la superación y el carácter ilustrado de la marina del XVIII», explica Pérez-Reverte. Y añade: «Hemos vivido de espaldas a todo eso y a la historia de nuestra Marina; pero es necesario recordar que España estuvo allí». Desde el cabo de Buena Esperanza a las costas desangeladas de Alaska, de los Mares del Sur al Caribe.

Cuadros de muchos de aquellos grandes nombres de nuestra historia (Colón, Elcano, Churruca...) comparten espacio con diferentes piezas que rememoran las gestas de antaño, especialmente reproducciones a escala, pero también utensilios como la vajilla del 'Titanic', instrumentos históricos de navegación (astrolabio, compás, brújula...), cartas de marear, libros antiguos y recortes de periódico. La hija del escritor, Carlota Pérez-Reverte, se ha encargado de la selección de textos que salpican la muestra y dan cuenta del pundonor de los hombres de la mar («Demasiado tarde para consejos. Es hora de luchar», Don Juan de Austria). El resultado es un vistazo sintético pero evocador hacia varios siglos de historia en la eterna pugna del hombre por dominar un medio hostil y llegar más lejos camino del horizonte.
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5719
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Vie Abr 10, 2015 12:29 pm    Asunto: Responder citando

Excelente seguimiento de ABC a este tema

Pérez-Reverte relata en el Naval las grandes aventuras de la historia de la navegación
Jesús García Calero - abc.es - 10/04/2015

Hombres de hierro sobre barcos de madera, en el origen remoto; y buques de una aleación cada vez más parecida, después. La navegación es uno de los capítulos principales en la historia de la humanidad, porque dominar las olas, las corrientes, las estrellas y los vientos es un empeño casi imposible desde el principio, pero el mar ha traído casi todos los avances.

Ahora, el Museo Naval de Madrid inaugura una exposición que resume de manera brillante y didáctica 3.000 años de navegación -en los que España tiene un protagonismo injustamente desterrado de las aulas y casi olvidado-: 'Hombres de la mar, barcos de leyenda', que así se titula la muestra, cuenta la historia de sólo 11 barcos que todos reconocemos y en los que se abren otras muchas peripecias y aventuras.

Su comisario es el escritor Arturo Pérez-Reverte (con el apoyo de Carmen López Calderón) y ha logrado un montaje que destaca por el tono visual, didáctico y vibrante, marca de la casa, que ha otorgado a estos relatos. Ayer recordaba que «es un acto de justicia devolver a España el papel que jugó en el mar mucho antes de que a Inglaterra se la asociase con la navegación». Entre las once historias hay sólo cuatro españolas, pero en ellas queda reflejada la exploración del mundo, las grandes batallas y la realidad marítima del imperio. «Huesos de españoles alfombran los fondos de todos los mares, y en las playas de todo el mundo hallaron su tumba nuestros compatriotas». Pero nuestro país «sigue viviendo de espaldas al mar y a su historia», lamenta Pérez-Reverte.

El escritor invoca la difícil relación del mar y los hombres casi desde el primero que se aferró al tronco de un árbol para flotar. En el pasillo de ingreso a la exposición se oye (sobre nuestras cabezas) un mar inquietante en el que flotan, como mensajes en botellas varadas por las corrientes, las mejores frases que ha dejado esta historia. Como la de Don Juan de Austria en Lepanto: «Demasiado tarde para dar consejos, es hora de luchar». O la del capitán del 'Bismarck': «Hoy mi mujer se quedará viuda, pero no lo sabe». Resuenan todavía.

Pero el relato empieza por los héroes de la Edad de Bronce: los argonautas. Su barco era el 'Argos', un pentecóntero (ancestro de la galera con 50 remos) que los semidivinos Hércules, Cástor y Pólux, etc, capitaneados por Jasón, utilizaron para llegar a Cólquide (Georgia) y recuperar el Vellocino de Oro. El relato mítico se ilustra con un modelo impresionante traído del Museo de Historia Naval de Venecia, única pieza de procedencia extranjera, un casco corintio de la Real Academia de Historia, y cerámicas, entre otras maravillas.

Pasamos del mito al logos de la navegación y nos lanzamos con Magallanes y Elcano a la primera vuelta al globo. «Un viaje que cambió la visión que teníamos del mundo». Unido al de Colón, inaugura la era de las exploraciones, en las que las Coronas española y portuguesa tanto tuvieron que ver. Un modelo impresionante de la nao 'Victoria', venido de San Sebastián, se une a un compás rescatado del pecio del galeón 'San Jerónimo' o un escandallo de época: utilizado para medir la profundidad de las aguas desconocidas, aún conserva el tapiz musgoso de sus años de servicio, cuando a tientas guiaba a los intrépidos capitanes españoles.

Después montamos en la galera 'Marquesa', donde se batió bravamente un joven infante de Marina, Miguel de Cervantes, que resultó herido y manco en la más alta ocasión que vieron los siglos. Junto a su efigie batalladora, están los libros de galeras en los que leemos la descripción de los galeotes, picados de viruelas y hendidos por mil luchas y esfuerzos sobrehumanos. No faltan sus cadenas. Y un casco de cada contendiente, cristiano y turco (indopersa). El almirante director del Naval, José Antonio González Carrión, bromeaba ayer sobre la siempre misteriosa figura del autor de 'El Quijote': «Es nuestro homenaje a Cervantes, del que hay cosas que no se saben, pero lo que sí que se sabe seguro es que estuvo en la galera 'Marquesa'».

Los barcos que navegaron en los mares de ficción también se rigen por el principio de Arquímedes, desplazan tanto peso histórico como los buques reales. Pérez-Reverte, que es navegante, sabe a la perfección cómo el mar es liminar para los monstruos y los sueños. Entre los primeros, Moby Dick se lleva la palma y el Pequod aparece en la muestra rodeado de barbas y colmillos de cetáceo, corsés de los de «ballena», vértebras y cuchillos, aparte de un modelo impresionante de un ballenero de época, que bien podría haber capitaneado Ahab. Entre los sueños -de la Razón, que produce sus monstruos- está también el 'Nautilus' del Capitán Nemo y la pulsión por recorrer el fondo del mar, un abismo que aún desconocemos más que la superficie de Marte. Modelos de Peral, de Monturiol, de submarinos alemanes y españoles, figuran en esta zona de la exposición.

Y llegamos a la goleta 'Hispaniola', el barco pirata de 'La isla del tesoro'. Su temible abordaje -que ilustra la portada del catálogo, con textos magníficos escritos por la arqueóloga Carlota Pérez-Reverte, hija del autor-, se acompaña del mapa de la isla Tortuga real, no la de ficción y, sin complejos, los tesoros arrancados hace décadas del pecio del 'San Diego', parte de cuya colección acabó en el Naval. En una rima pertinente, aparece un buque de acción actual, una fragata clase F-100 y el equipamiento EOS de los actuales infantes de Marina, que luchan contra la piratería en el Índico.

Después de recordar el motín de la Bounty, un barco cuyo capitán, para Pérez-Reverte, «fue ejemplar, hizo una gesta naval, con unos pocos fieles y mucha sabiduría y tesón salvó sus vidas», pasamos a otra gran batalla de nuestra historia: Trafalgar. El 21 de octubre de 1805, cerca de Cabo Trafalgar, Nelson se batió con la Armada combinada, rompiendo su línea pero sin mellar su valor. El 'San Juan Nepomuceno' es el barco elegido para resumir la historia. Se batió, al mando del héroe Cosme Damián Churruca, en proporción de uno contra seis buques ingleses. «La marina ilustrada española tiene en Churruca al más admirable de sus exponentes, porque unió sabiduría científica, astronomía y un coraje personal que no podemos olvidar y que incluso los enemigos respetaron». Prueba de ello, la presencia de tres sables, francés, inglés y español, unidos hoy en el recuerdo de aquel día, junto al bicornio de Gravina.

Quedan muchas historias, como la de la fragata Numancia y su épica batalla en el Pacífico -fue duramente castigada frente al puerto de El Callao-, y su posterior vuelta al mundo. Inolvidable Méndez Núñez y su frase «España prefiere honra sin barcos a barcos sin honra». También el sacrificio de Cervera en Santiago de Cuba, navegando hacia la aniquilación por el bloqueo estadounidense; la caza del 'Bismarck', el naufragio del 'Titanic' completan el viaje propuesto por el autor de 'Hombres buenos', que encabeza estos días la lista de libros en España. Prueba del interés por la historia que en el Museo Naval, hasta el 15 de julio, relatan modelos, armas, libros, objetos científicos, cuadros, joyas y pertenencias de los héroes y villanos que han habitado el mar de nuestra historia y nuestros sueños.

Galería de imágenes:
http://www.abc.es/fotos-cultura/20150409/paseo-3000-anos-navegacion-162750973124.html
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Sab Abr 11, 2015 5:27 pm    Asunto: Responder citando

Arturo Pérez-Reverte reúne barcos y hombres de leyenda en el Museo Naval Comentar
David Varona - rtve.es - 10/04/2015

Seguramente, ninguna imagen simboliza mejor la libertad que la del pirata al timón de su barco, la mirada en el horizonte y su voluntad como única ley. Es tan evocadora esa propuesta que se ha impuesto a la realidad. Sobre ella, la literatura y el cine han construido la visión romántica de un oficio, el de marino, asentado sobre la renuncia, el sufrimiento, la soledad y, casi siempre, el peligro extremo. Hombres y barcos llevan miles de años protagonizando sueños, fracasos, éxitos y tragedias. Y muchos de ellos, además, han dado un salto de calidad para grabarse de forma perpetua en el imaginario colectivo de nuestras sociedades. Son embarcaciones y marinos cuyos nombres invocan la grandeza y también la miseria de nuestra especie.

Un puñado de esos nombres ha sido seleccionado por el escritor y académico Arturo Pérez-Reverte para formar parte de una exposición que se podrá ver en el Museo Naval de Madrid desde el día 15 de abril. Titulada ‘Hombres de la mar, barcos de leyenda’, la muestra que comisaría Pérez-Reverte supone un emotivo paseo por esos nombres que erizan la piel de todos los amantes de la aventura, la historia naval y, en general, las grandes epopeyas de la Humanidad.

Pérez-Reverte, navegante vocacional, es bien conocido por su habitual defensa de la tradición marina española, muy decaída en los últimos tiempos, pero jalonada por hechos y personalidades cubiertos de gloria y prestigio, algunos claramente olvidados, como Blas de Lezo. Además, el escritor cartagenero tiene en su haber una serie de títulos en los que despliega su conocimiento técnico de la navegación y su dominio de la historia naval y militar de nuestro país. Son títulos como ‘Trafalgar’ [sic], ‘Corsarios de Levante’ o la recopilación de artículos ‘Los barcos se pierden en tierra’. Por eso, el Museo Naval de Madrid le ha confiado la organización de una muestra que lleva al visitante a las cubiertas de naves muy reales como la ‘Victoria’, de Juan Sebastián Elcano; la ‘Bounty’ del capitán Bligh; o el desgraciado ‘Titanic’. Pero también a bordo de barcos que solo existen en las páginas de los libros: el ‘Pequod’ del capitán Ahab; la ‘Hispaniola’, que llevó a Jim Hawkins a la Isla del Tesoro; o la mítica 'Argo', con la que Jasón y los Argonautas buscaron el vellocino de oro en una época de dioses y oscuridad. El académico ha elegido un total de 11 naves. Forzosamente, ha tenido que dejar fuera de esta alineación embarcaciones que merecerían estar. Como la 'Victory' de Nelson o las carabelas de Colón, que fueron descartadas por ser mucho más conocidas que su casi coetánea 'Victoria'.

La exposición del Museo Naval es, por tanto, un festín para los amantes del género: aficionados a los barcos y a la literatura de inspiración naval disfrutarán por igual con las maquetas, los grabados, los cuadros y los textos de la muestra. Pero la idea es que, además, sirva de material didáctico. Orientada a colegios y públicos en edad escolar, la exhibición propone también un recorrido por la Historia a través de los barcos y la navegación, sea auténtica o literaria. Así, el visitante puede descubrir el universo homérico a través de la 'Argo', y entender cómo eran la cosmovisión de los antiguos griegos y su forma de expandir la cultura a través del Mediterráneo. O puede navegar junto a Miguel de Cervantes en “la mayor ocasión que vieron los siglos”, la batalla de Lepanto, que decidió la suerte de nuestra civilización en un momento crucial en el que el ascenso de los turcos ponía en peligro la idea de Europa.

También los turcos –y su dominio de la ruta de las especias- son el origen de otro de los grandes motivos de la exposición, el asombroso viaje de Magallanes y Elcano, que se propusieron dar la vuelta al mundo en barcos poco más grandes que un autobús. Su gesta, lograda a costa de la muerte de 219 de los tripulantes originales, incluido Magallanes, es una de las mayores aventuras emprendidas nunca por el ser humano. Tras más de dos años de navegación, la nao ‘Victoria’ llegó a Sanlúcar de Barrameda con 18 hombres a bordo y un imperio en su estela. Con viajes como el de Elcano se comprende una época, la de los descubrimientos, que hizo más pequeño el planeta y más vasta nuestra imaginación. El impulso de aquellos hombres llevó las fronteras del ser humano a los lugares en los que aún siguen: el espacio y el fondo del mar. El resto fue conquistado por aquellos navegantes y dibujado en sus mapas.

Ese ánimo por conocer nuestro planeta estaba también en los navegantes de la Ilustración, posiblemente la mejor generación de científicos de la historia de España hasta nuestros días. Hombres que describieron el mundo con su flora y su fauna, que investigaron en todo tipo de ciencias, desde la balística a la biología. Y que también supieron luchar sobre cubiertas ensangrentadas con las banderas clavadas a los mástiles. Como no podía ser de otra forma, Pérez-Reverte ha elegido para explicar ese tiempo único al ‘San Juan Nepomuceno’, el navío mártir que mandó Churruca en Trafalgar. La época de las guerras napoleónicas prefigura el mundo que conocemos hoy en día, con su equilibrio de poderes, su fe en las leyes y en el conocimiento científico. Churruca y otros muchos capitanes de aquel tiempo son un ejemplo perfecto de la España que pudo ser y nunca ha sido.

La travesía por la historia no puede soslayar hitos como el de la fragata ‘Numancia’, primer barco acorazado que dio la vuelta al mundo en 1867, o, claro, los rumbos trágicos del ‘Titanic’ y el ‘Bismarck’, con su rastro de muerte. El hundimiento de este último fue uno de los grandes hechos de armas de la II Guerra Mundial y marcó el declive de la poderosa ‘Kriegsmarine’ nazi.

Más allá de las páginas de la historia, barcos inolvidables navegan las páginas de la literatura. La 'Hispaniola', la goleta soñada en la que todos quisimos navegar alguna vez, parece el modelo literario por excelencia. Con ella visitamos ‘La Isla del Tesoro’, de Robert Louis Stevenson, en un viaje que es, con seguridad, el más bello de la literatura marinera, y también conocimos la época de la piratería en el Caribe y su influencia en la configuración de la América de hoy en día. Los viejos piratas de parche en el ojo ya solo abordan barcos en la imaginación de los lectores, pero la muestra del Museo Naval tira del hilo que los conecta con la piratería marítima actual, acaso menos romántica y mucho más cruel. Y si ‘Hispaniola’ es el buque insignia de la literatura de aventuras, el ‘Pequod’ representa lo mismo para la literatura en general. El ballenero de Ahab es, además de un tratado sobre la pesca de la ballena, un submarino que bucea en la turbia profundidad del alma humana. Los hombres que lo tripulan se enfrentan a sus miedos, quizá más temibles que la propia Moby Dick que persiguen.

A caballo entre la historia y la literatura, la historia de la ‘Bounty’ ha sido motivo de películas, novelas y tratados. Sublevados contra el despótico capitán Bligh, parte de los marineros tomaron y quemaron la fragata antes de irse a vivir a una isla paradisíaca. Pero dejaron en libertad a su capitán y unos cuantos oficiales, que, en un viaje alucinante, remaron hasta la extenuación a lo largo de 4.000 millas de mar para encontrar ayuda y volver para vengarse…

Paradójicamente, la muestra que anuncia el Museo Naval está situada muy lejos del mar, en el centro de Madrid. Estará abierta hasta el 15 de julio y, aunque no huela a salitre, es una ocasión única para profundizar en el conocimiento de nuestro mundo a través de las leyendas de hombres y barcos que, para siempre, son parte de nuestra historia.

Vídeo: http://www.rtve.es/noticias/20150410/arturo-perez-reverte-reune-barcos-hombres-leyenda-museo-naval/1126640.shtml
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Sab Abr 11, 2015 5:34 pm    Asunto: Responder citando

11 barcos míticos, navegando entre la historia y la leyenda
Francisco J Castañón - estrelladigital.es - 10/04/2015

Un pasillo azul en el que el ruido del oleaje nos da la bienvenida, donde puede leerse frases escritas en la pared por ilustres personajes advirtiendo sobre la crudeza de la vida en el mar, nos pone en situación sobre lo que vamos a encontrar en la exposición temporal 'Hombres de la mar, barcos de leyenda'. Una crónica de treinta siglos de navegación vista a través de las hazañas de marinos singulares y navíos excepcionales. La muestra se estructura en once módulos correspondientes a otros tantos barcos emblemáticos que han sido entresacados de la historia y la literatura, o dicho de otra forma, de la realidad y la ficción, para fondear en las vitrinas del Museo Naval de Madrid durante los próximos cuatro meses.

Sextantes, baúles, espadas, proyectiles, uniformes, cuadros,…son los objetos que apoyan el relato de esta exposición. Aunque la mirada se fija inevitablemente en las maquetas. Espléndidas reproducciones que nos permiten imaginar cómo debió ser la vida en estos barcos fabulosos, qué debieron sentir los hombres que navegaron en ellos, cómo sus quillas se abrieron paso entre las aguas de los océanos que cruzaron. El objetivo de la muestra es contar de manera didáctica y rigurosa la historia de cada uno de los barcos elegidos, conocer las épocas a las que pertenecen, a sus marinos, los lugares a los que llegaron y, sobre todo, estimular el deseo de conocer más sobre el mar, sus ciencias y los navegantes. En especial entre los más jóvenes, a los que se quiere hacer llegar valores como la dedicación, la constancia o el trabajo en equipo, propios de los hombres y, ahora también, de las mujeres de la mar, según ha explicado el director del museo, contralmirante José Antonio González Carrión.

Varios miles de años de navegación en Occidente están representados por las maquetas de estos once barcos que, a su vez, simbolizan a otros de su tiempo, explica el escritor Arturo Pérez-Reverte, comisario de la exposición. En este sentido, tanto atractivo tienen los navíos que responden a un nombre real como a uno de ficción. Esta exposición cuenta, entre otras cosas, la historia de la nao 'Victoria', que inició la primera singladura alrededor del mundo con 350 hombres y regresó con 18, de la galera 'Marquesa', en la que combatió Cervantes en la batalla de Lepanto o del 'San Juan Nepomuceno', que al mando del audaz Churruca se batió hasta ser rodeado por seis navíos ingleses en Trafalgar. Hombres de hierro en barcos de madera.

Igualmente, esta muestra es una reivindicación de la España que estaba ya en el mar antes de que los ingleses pensaran en navegar, de nuestra marina y sus irrepetibles viajes científicos realizados en el Siglo de las Luces, de aquellos navegantes que primero hicieron suyo el Mare Nostrum y luego los océanos. En definitiva, un reconocimiento a esa otra España, bastante olvidada, que ha vivido y vive mirando al mar, y de aquellos que han recorrido los siete mares llenándolos con sus gestas y aventuras que, de alguna manera, en esta exposición podemos hacer nuestras.

Asimismo, encontramos naves que han surcado mares de tinta como la 'Hispaniola' de 'La Isla del Tesoro' de Robert Louis Stevenson, el ballenero 'Pequod' de la novela 'Moby Dick' de Herman Melville o el 'Nautilus' del capitán Nemo, ideado por la mente de Julio Verne para sus '20.000 leguas de viaje submarino'. Embarcaciones en las que a buen seguro nos hubiera gustado a todos navegar.

Reunir los objetos que se exhiben no ha sido fácil, comenta Carmen López Calderón, directora técnica del museo. Se rastrearon numerosas piezas hasta la selección final. Una maqueta que se resistía fue la del 'Titanic', ya que la mayoría de ellas eran enormes y no hubieran cabido en la exposición. Finalmente se encontró una acorde con las proporciones de esta muestra. Todas salvo una (la maqueta del barco griego en el que navegaron los Argonautas hace 3.000 años, proveniente del Museo Histórico Militar de Venecia), proceden de diferentes museos e instituciones españolas.

De este modo, 'Hombres de la mar, barcos de leyenda' nos permitirá sumergirnos en los fascinantes relatos que durante siglos ha motivado y atesorado el mar para nosotros.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Sab Abr 11, 2015 5:47 pm    Asunto: Responder citando

Once barcos de leyenda
Francisco Apaolaza - ideal.es - 10/04/2015

Al día siguiente, Cosme Damián de Churruca pelearía tan gallardamente que haría hermosa la derrota. Ese 20 de octubre de 1805 le dijo esto a su hermano en una carta: «Si sabes que mi navío ha sido apresado, di que he muerto». El brigadier salió al mar al mando del ‘San Juan Nepomuceno’, de 74 cañones, ensartado en la flota francoespañola contra la apisonadora inglesa de Horacio Nelson en un combate que decidiría el futuro del mundo. El infierno de Trafalgar le cogió en la borda derecha, junto al pasamanos, cuando una bala de cañón inglesa le voló la pierna por debajo de la rodilla. Entonces, el marino vasco pidió un cubo de harina para apoyar el muñón. Se agarró a la jarcia, se irguió como un titán y dijo esto: «¡Siga el fuego!. A los marineros, descompuestos en las cubiertas resbaladizas de cuerpos y con la sangre corriendo por los imbornales hacia el mar de Cádiz, manteniendo la dignidad como pocos hombres la han mantenido en la historia, les dotó de una nueva fuerza. «Eran hombres de hierro en barcos de madera», recordó ayer Pérez-Reverte. El ‘San Juan Nepomuceno’ peleó contra seis navíos al mismo tiempo, cercado y a flote ya solo por la rabia y una fuerza inusitada que lideraba su capitán como un tótem. Ni ganarían ni se rendirían. El brigadier dio una orden que negaba lo imposible y que podría forjar un imperio: «Claven la bandera al mástil». Significaba que aquella mañana no se rendiría nadie. El ‘San Juan Nepomuceno’, desarbolado, herido y a la deriva, se había convertido en un mito. Doscientos diez años después, es una de las 11 naves que Arturo Pérez-Reverte ha escogido para la muestra ‘Hombres de la mar, barcos de leyenda’ que abrió ayer sus puertas en el Museo Naval de Madrid como once salvas de honor para todos los héroes del mar que han existido. O que no han existido nunca, poco importa.

El primero de los barcos que ha escogido el escritor de Cartagena es un barco imaginario. La nave ‘Argo’, en la que Jasón y los argonautas salieron en plena Edad del Bronce a buscar el vellocino de oro no se sabe si llegó a existir, al menos en lo material. No importa. En lo espiritual, ese barco, ilustrado por una maqueta a escala con sus cincuenta remos traída desde Venecia, ha sido uno de los mitos fundacionales de una civilización. «Hay barcos que no han existido que se merecen estar aquí más que otros que sí. En el imaginario de los marineros a veces nos tenemos que preguntar si son reales o no», explica el escritor.

Sí que existió la nao ‘Victoria’, pero para algunos, como si nada. Magallanes, Elcano, Urdaneta fueron hombres que viajaron en ella e hicieron una cosa enorme por primera vez: dar la vuelta al mundo: entre 1519 y 1522, y en un cascarón de 28 metros de eslora, menos que un catamarán ruidoso de esos en los que se emborrachan los turistas adolescentes en las islas. Llegaron a Sanlúcar de Barrameda 18, solo Dios sabe cómo, y gran parte del mundo los olvidó. «Probablemente si hubieran sido ingleses, habría muchas películas sobre ellos», advirtió ayer José Antonio González Carrión, almirante de la Armada Española y director del museo.

La deuda no es nueva. Pérez-Reverte cuenta que cuando escribió ‘Cabo Trafalgar’ tuvo que leer en la prensa de la época las esquelas de los héroes de la batalla –los que sobrevivieron, que no fueron muchos y algunos pertenecientes a la crema de la ciencia española de la época–, que habían muerto, sin blanca, olvidados y tal vez despreciados. «Inglaterra se volcó en sus marinos y es algo que no sucedió en España, lamentablemente. Este país, que tiene una mala suerte histórica, ha estado en todos los mares. Todos los fondos están llenos de huesos españoles y en todas las playas están cavadas sus tumbas. Hay que decirlo y enseñarlo».

Aunque alguien no haya sentido el impulso del Ismael de Melville de poner los pies al borde del mar, aunque nunca haya tomado un barco «como sustituto del tiro en la sien», que escribió el autor de ‘Moby Dick’, podría hacerse una idea del millón de aventuras del hombre en el agua. El objeto de la muestra es que «cualquier escolar pueda salir del recorrido haciéndose una idea básica de la historia de la navegación». Cada uno de los módulos están completados por una flota de maquetas y objetos que ilustran el tema y abren otras puertas. Una historia se teje dentro de la otra y un objeto lleva a otro. Un casco corintio, una maqueta de la galera ‘Marquesa’ en la que hirieron en Lepanto a un tal Miguel de Cervantes (aquí no existe duda de su presencia), el bicornio del pobre Federico de Gravina y Nápoli, que capitaneó la derrota en Trafalgar, una maqueta del submarino de Isaac Peral, la levita de Méndez Núñez y la réplica a escala de su fragata ‘Numancia’ en la que vio apuntillar un imperio, y una bala de cañón incrustada en un tablón de la ‘Almansa’. Si se presta atención y se empuja cada puerta, más que una muestra, se trata de un laberinto. Es el infierno del curioso.

La maqueta de la goleta ‘Hispaniola’ que ideó Robert Louis Stevenson en ‘La isla del tesoro’, rapiña las aguas del Caribe al mando de Long John Silver y lleva a las aguas del Índico en la que la Armada Española patrulla la piratería hoy en día. El ‘Pequod’, preñado de fuego ballenero, en el que el capitán Ahab perdió la cabeza y la vida por perseguir sus obsesiones en forma de ballena, ese mismo barco en el que Queequeeg pidió que le tallaran su propio ataúd, sirve ejemplo de la relación de los hombres con los cetáceos, tan distinta hoy de la de entonces.

El ‘Titanic’ ilustra el desastre del ‘Costa Concordia’. Están el ‘Bounty’ en el que se amotinó Fletcher Christian contra William Bligh y el acorazado alemán ‘Bismarck’ (hundido en 1941), en el que el teniente de navío Burkard von Müllenheim dijo esto: «Hoy mi mujer se quedará viuda, pero ella no lo sabe». Casualmente, él fue uno de los 116 que se salvó. De 2.200. La determinación y la tiranía del capitán del 'Bounty', William Bligh, navegando a tierra en una chalupa abierta, la fidelidad de sus hombres y la traición de los otros, el motín, los sueños locos de Nemo, la victoria, la derrota, el tesón, la cobardía, la valentía, las ganas de soñar mundos mucho más allá del horizonte, el compañerismo, la locura, la muerte, la puntería, la audacia y la sangre... Al final, todo está entrelazado como la jarcia sobre los mástiles de la historia y de la condición humana, que es la protagonista última de la aventura fabulosa del hombre en el mar. «Esos barcos no hubieran sido nada sin esos hombres. Fueron ellos los que los hicieron leyenda, no los barcos», dice el escritor.

–¿En qué barco le hubiera gustado servir?
–Me hubiera gustado sobrevivir a Trafalgar y contarle a mis nietos cómo lucharon aquellos hombres. También me hubiera gustado estar en Lepanto.

–¿Y en cuál no le hubiera gustado enrolarse?
–En la ‘Bounty’, sin duda. Un motín es la mayor vergüenza en una armada.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Sab Abr 11, 2015 9:25 pm    Asunto: Responder citando

Vídeo-noticia en Cuatro:
http://www.cuatro.com/noticias/cultura/Hombres-barcos-leyenda-exposicion-historia_2_1969830057.html
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5719
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mie Abr 15, 2015 12:52 pm    Asunto: Responder citando

HOMBRES DE LA MAR, BARCOS DE LEYENDA

El mar, la mar, no es sólo aventura o leyenda. Es también memoria. Desde que el primer ser humano se agarró a un tronco de árbol para cruzar un río o mantenerse a flote, la navegación ha jalonado los siglos y la Historia, dejando en ellos su impronta. Hasta fecha muy reciente, pocas cosas en el largo devenir de la Humanidad pueden explicarse sin el mar, la navegación y los marinos como elementos clave. Como piezas fundamentales de cada acontecimiento.

Desde el albor de cuanto conocemos, los hombres se han enfrentado al mar. Lo han hecho por necesidad, ambición, aventura o cualquiera de los móviles, tan legítimos unos como otros, tan comprensibles, que mueven el corazón del ser humano. Lo han hecho obteniendo a veces su recompensa y pagando, muy a menudo, su elevado precio. Por eso el mar y quienes lo navegaron constituye la más rica e importante escuela de vida, lucha y muerte. De superación, de coraje, de pericia y de supervivencia. El mar es una lección antigua, inmensa, constante; y la peripecia de quienes lo surcaron, de quienes triunfaron o perecieron en él, de quienes navegaron sus aguas y reconocieron sus accidentes y costas, de quienes combatieron en sus aguas, de quienes exploraron mundos nuevos y unieron orillas remotas, es útil a la comunidad de los hombres.

Desde la más lejana antigüedad, los nombres de los marinos han estado vinculados con los nombres de sus barcos. La Historia y la literatura, y más tarde el cine, los han llevado de aquí para allá, combinando realidad y ficción, leyendas y rigurosos hechos reales. Hoy, hasta quienes nunca navegaron o viven de espaldas al mar encuentran familiares nombres como la 'Bounty', el 'Nautilus', el 'Santísima Trinidad', el 'Titanic'. En el imaginario de los pueblos, los auténticos hombres de la mar y los nombres de marinos míticos o literarios, los barcos que realmente surcaron los océanos y los que sólo lo hicieron en la imaginación de poetas y novelistas, se mezclan a menudo, difuminándose, a veces, los tenues límites entre realidad y ficción. Y en ese maravilloso y ambiguo territorio, hoy, tanta realidad formal pueden tener el navío 'Glorioso', la fragata 'Numancia', el corsario 'Emdem' o el 'U-47' del comandante Prien, como la fragata 'Surprise' del capitán Jack Aubrey, el 'Narcissus' de Joseph Conrad, el 'Pequod' de Moby Dick o la 'Hispaniola' en la que el joven Jim Hawkins, Long John Silver y sus compañeros viajan a la isla de los piratas.

'Hombres de la mar, barcos de leyenda' se mueve precisamente en ese territorio. O en esas aguas. Cuando el almirante don José Antonio González Carrión, director del Museo Naval de Madrid, me encargó organizar la estructura de esta exposición, lo hizo con la idea de reunir aquí una serie de barcos, reales o imaginarios, cuyos nombres constituyeran también, en la medida de lo posible, la rica historia del mar y de quienes lo navegaron. La nómina de algunos de los barcos que, por diversas razones, pueden considerarse los más famosos de la Historia. No ha sido fácil elaborarla. Afinarla hasta lo que ahora es. El espacio es limitado, los medios son los que son, y la relación de barcos y marinos reales o de ficción, dignos todos de figurar aquí, resulta enorme. Por eso la decisión del comisario ha sido seleccionar once de ellos; los que, por una u otra razón, pueden servir para ilustrar, de forma razonable aunque no exhaustiva, el ambicioso propósito de esta muestra. Desde los navegantes de la mitología griega a las actuaciones contra la piratería moderna en el Índico, desde los viajes de exploración a las acciones de los ecologistas defensores de las ballenas, 'Hombres de la mar, barcos de leyenda' pretende narrar la historia y la aventura del mar y los navegantes a través de once barcos famosos, y también de lo que éstos pueden sugerir: la nave 'Argo' que fue en busca del vellocino de oro, la nao 'Victoria' que circunnavegó el globo, la galera 'La Marquesa' en la que combatió el soldado Miguel de Cervantes, la goleta 'Hispaniola' de 'La isla del tesoro', el 'San Juan Nepomuceno' que se batió en Trafalgar, la 'Bounty' de la famosa rebelión a bordo, el 'Pequod' que perseguía a la Ballena Blanca, la fragata 'Numancia' y su larga aventura, el 'Nautilus' del capitán Nemo, el 'Titanic' y su naufragio, el más famoso de la Historia, y el 'Bismark' y sus horas finales, ejemplo notable de los duelos en el mar que llenaron de combates legendarios las páginas de la Historia Naval.

La idea principal que inspira esta exposición es convertir todo lo anteriormente citado en materia visual eficaz, utilizando elementos que en buena parte se expliquen por sí mismos, apuntando no a un sector especializado -lo que no lo excluye, tampoco- sino a visitantes escolares y al gran público. Por eso se ha recurrido principalmente a maquetas y modelos de barcos, de los que se ofrece una magnífica muestra, rodeado cada uno de ellos de los elementos que pueden hacerlos más comprensibles y atractivos, aunque procurando no desviar nunca la atención de lo principal. No se trata, por tanto, de una acumulación de objetos más o menos curiosos o notables, sino de una cuidada selección que busca, ante todo, la eficacia sobria de lo didáctico.

Para materializar este magnífico recorrido por la historia del mar, sus barcos y sus marinos, ha sido fundamental la labor de búsqueda y adquisición realizada por el equipo de investigadores del Museo Naval que el almirante director puso a disposición del comisario, y que ha perseguido con tenacidad piezas lejanas o difíciles de obtener. A todos sus miembros manifiesto mi caluroso agradecimiento.

Arturo Pérez-Reverte
Comisario de la exposición
Gran Cruz del Mérito Naval
Medalla de la Marina Mercante
Miembro de la Real Academia Española

http://hombresdelamar.fundacionmuseonaval.com/
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Abr 16, 2015 9:30 pm    Asunto: Responder citando

La epopeya de 11.000 años de navegación
Julio Martín Alarcón - elmundo.es - 16/04/2015

Entre las mareas y las olas de los océanos hay temibles piratas y fabulosos tesoros, relatos de aventuras, cruentas y legendarias batallas, formidables criaturas marinas. Surcar los mares es adentrarse en lo desconocido, porque en cada viaje hay una Odisea, como en el poema de Homero, cuyo relato del regreso a casa del héroe Ulises era a bordo de una nave, precisamente, que yerra el camino: es ya sinónimo de las dificultades y los problemas de cualquier travesía.

Entre la ficción y la realidad, los viajes a bordo de los veleros han excitado la imaginación de todas las generaciones durante siglos, pero no son una fantasía, ni un sueño: los imperios de los siglos XVI al XIX se forjaron entre los mástiles, las jarcias y las cubiertas de sus flotas, como fue el caso de los reinos de España, Inglaterra, Portugal, Francia y Holanda, potencias que dirimieron su hegemonía en el mar.

Los barcos y navíos que han navegado desde hace 11.000 años transportan una carga llena de Historia: la de la búsqueda de nuevos territorios y rutas, de empresas comerciales, pero también de fabulosos relatos y novelas. El Museo Naval y el escritor y periodista, Arturo Pérez-Reverte, apasionado del mar y la Historia, han abordado la titánica tarea de narrar ese periodo casi inabarcable con un discurso sencillo y atractivo que explica esa epopeya. "Si la intención es didáctica, que no sea aburrido", han pensado con acierto, a la hora de elaborar una muestra que no pretende dar una lección sesuda de cátedra.

Para ello, lo primero que sorprende es que esos once milenios están explicados entre once barcos legendarios, término apropiado, porque algunos no existieron, como el 'Nautilus' de Julio Verne, la 'Hispaniola' de Robert Louis Stevenson, el 'Pequod' de Hermann Melville, o el navío 'Argo', de Jasón y los argonautas. 20.000 leguas de viaje submarino, 'La isla del tesoro', 'Moby Dick' y sus barcos y marinos cumplen un doble cometido, son populares porque todas han saltado de las páginas a las más diversas adaptaciones cinematográficas, formando parte del imaginario colectivo, y porque explican una época y una vertiente, cada uno de ellos, de la navegación.

Julio Verne no sólo se adentraba en la compleja psique del capitán Nemo y su utopía marina en '20.000 leguas de viaje submarino', sino en las revoluciones tecnológicas de su tiempo, como lo fue la concepción de los sumergibles. Sus páginas revelan además, pedacitos de historia: Nemo encontraba en las profundidades de los océanos todos los recursos que necesitaba, incluyendo los tesoros de los pecios, los pecios de las profundidades como el 'Cristo de Maracaibo', un galeón español que sí existió y que se hundió tras Batalla de Rande, Vigo, contra la flota anglo-holandesa en 1702. Su enorme tesoro, lejos de la imaginación de Verne, sigue oculto y es una pieza codiciada por los cazatesoros modernos.

Entre el 'Nautilus', cuyo módulo explicativo contiene una primera edición de la novela en 1869, que fue española y no francesa como cabría esperar, está 'Hispaniola' de Long John Silver, que como explicó Pérez-Reverte a 'La Aventura de la Historia', es el origen de casi todos los elementos que conformaron ese universo propio que fueron los piratas del Caribe. La pata de palo, el loro en el hombro, el parche en el ojo, el cofre enterrado y el mapa con la cruz: una aventura colosal que nos transporta a la época dorada de los piratas del Caribe español y holandés, ingles y francés: y que les sirve para narrar ese fenómeno que tiene su continuidad hoy con la misión internacional en las costas de Somalia, en la que España participa con su Armada. De 'Hispaniola', que imaginó Stevenson, a la piratería del siglo XXI.

Entre piratas y duelos míticos como el del capitán Ahab y la ballena 'Moby Dick', que narra otra época de la navegación y los recursos del mar y enlaza con la protección actual de las especies marinas, hay mucho espacio para la historia naval española también: lo atestiguan el impactante modelo de la nao 'Victoria' cedida por el museo de San Sebastián. Un momento, ¿la nao 'Victoria'? ¿qué hay de la 'Pinta', la 'Niña' y la 'Santa María'? Cierto es que si hubo un hito en la navegación fue el Descubrimiento de América, pero también, como explica el director del Museo Naval, que su misión es suficientemente conocida. Se trata de divulgar, y la 'Victoria' emprendió una aventura no menos asombrosa que las naves de Colón: fue el primer navío que dio la vuelta al mundo bajo los mandos de Magallanes y Elcano, hombres de la mar, que tanto dieron a la gloria del Imperio Español.

Un brazo dejó otro ilustre español, aunque no por marino, en la Batalla de Lepanto, como enseña el módulo de la galera 'Marquesa' y en la que combatió el joven Miguel de Cervantes, dramaturgo y novelista autor de la joya de la Literatura Universal 'El Quijote'. A la vuelta de los triunfos, está la Derrota de Trafalgar; es de justicia poética, los marinos que allí lucharon lo hicieron con valor comandados por otros de los grandes de la navegación española: el Almirante Churruca. Si la magistral 'Master and Commander' mostró con crudeza la época dorada de la navegación de los grandes veleros del XIX y las batallas navales, no por menos hemos de recordar a los derrotados de Trafalgar: Churruca no está en los libros de Historia como se lamenta Pérez-Reverte pero él y el 'San Juan de Nepomuceno' están junto a la Fragata 'Numancia', el primer acorazado en dar la vuelta al mundo.

'Hombres de la mar, barcos de leyenda' cierra el camino con otros dos barcos imprescindibles, el 'Titanic', que es el símbolo de los naufragios, y también de las grandes líneas comerciales de principios del siglo XX antes de que el avión se convirtiese en el medio de transporte que empequeñecería el mundo para siempre. y El 'Bismarck' es el testigo de una de las últimas grandes batallas navales de la historia antes de que los portaaviones de la Segunda Guerra Mundial las convirtieran en aeronavales y de que los submarino nucleares se convirtieran en la mayor amenaza en el agua.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Victoria
Alférez


Registrado: Mar 01, 2012
Mensajes: 1305
Ubicación: Por tierras de España.

MensajePublicado: Dom Abr 19, 2015 7:27 pm    Asunto: Responder citando

Bueno, pues como era de esperar, la expo merece la pena y mucho. Las temporales del Naval nunca defraudan y esta no iba a ser la excepción. Yo recomendaría a quienes vayan con smartphone que aprovechen la guía que se puede coger de forma gratuita desde el móvil siguiendo las instrucciones del folleto informativo, porque la verdad es que aporta información interesante y es bastante sencilla de seguir.
_________________
La única salvación de los vencidos es no esperar salvación alguna.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Patentes de Corso Todas las horas son GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2  Siguiente
Página 1 de 2

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro

Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Ecke Ecke


Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de sus respectivos autores. Los comentarios son propiedad de los escritores y todo lo demás © 2007 de www.capitan-alatriste.com. Capitán Alatriste es una marca registrada de Alfaguara ediciones. Todos los derechos reservados
Puedes sindicar nuestras noticias utilizando el archivo backend.php o ultramode.txt
PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.36 Segundos