[ Registrarse ]
 
 
Principal
· Home
· Archivo de Noticias
· AvantGo
· Contactar
· Descargas
· Enciclopedia
· Enlaces
· Enviar Noticias
· Foro
· Galería de Imágenes
· Reportajes
· Tu Cuenta
Artículos Pasados
Domingo, 04 enero
· Estreno de la serie de televisión 'Las aventuras del capitán
Domingo, 30 noviembre
· Nueva edición escolar de 'DonQuijote'
· 'Perros e hijos de perra'
Sábado, 11 octubre
· Estreno de la obra 'Patente de corso'
Miércoles, 20 agosto
· Se prepara adaptación al cine de 'La piel del tambor'
Miércoles, 13 agosto
· Arturo, premiado en La Unión (Murcia)
Sábado, 10 mayo
· Arturo en las Jornadas de Arqueología Subacuática
· Arturo en Argentina
Domingo, 16 febrero
· 'Letras y espadas' por Madrid
Sábado, 01 febrero
· Arturo, premiado en Santiago de Compostela

Artículos Viejos
Últimos mensajes

 IMPORTANTE: MUDANZA DEL FORO
 Iros a leer este hlo
 1254 - 16.07.2017 - Carta a una chica muerta
 1253 - 09.07.2017 - Una Historia de España (LXXXVIII)
 1252 - 02.07.2017 - Mi tío Lorenzo
 1251 - 25.06.2017 - Una Historia de España (LXXXVII)
 1250 - 18.06.2017 - Perros de la Recoleta
 1249 - 11.06.2017 - Una Historia de España (LXXXVI)
 1248 - 04.06.2017 - Claro que nos representan
 4 - 20.06.1993 - Sobre lobos y japoneses

El Capitán Alatriste Forums


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el monitoreo de las costumbres de uso de su navegador. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar el modo de tratamiento de estas cookies o negarlas.

Ecke Ecke
www.Capitan-Alatriste.com :: Ver tema - Iros a leer este hlo
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

Iros a leer este hlo

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Arturo Pérez-Reverte
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Lun Jul 17, 2017 12:47 pm    Asunto: Responder citando

No puedo creer que esté de acuerdo con Reverte
Carmen Pacheco - revistavanityfair.es - 17/07/2017

Me preguntan si puedo escribir algo que exprese la indignación general por el último anuncio de la RAE: han aprobado "iros" como forma imperativa correcta del verbo "ir", junto a "íos" e "idos". "¡Pero si estoy de acuerdo!", protesto. La persona con la que hablo se sorprende: "¿EN SERIO?".
En mi interior, se abre un debate emocional. La genética legada por una larga línea de antepasados españoles toca una sinfonía esquizofrénica. El cuerpo me pide quejarme de la RAE, porque es esa autoridad incómoda e irrelevante a la que hay que criticar siempre. También me pide estar de acuerdo con ellos porque el anuncio huele un poco a rendición, y hay que celebrar la debilidad del enemigo. Pero claro, en Twitter hay una avalancha de gente protestando por el cambio y yo soy ese tipo de española que está siempre a la contra y a la vanguardia del odio. A punto estoy y todo de favear este tuit: perezreverte: "Ahora resulta que los que decían y escribían "idos" eran muchísimos y estaban todos en Twitter. Qué sorpresas te da la vida."

Imagino al resto de académicos parapetados tras sus sillones-letra, mientras mandan como siempre a Reverte a hacer el anuncio y lidiar con las hordas de Twitter. En estos momentos de confusión, siento simpatía hacia su ánimo kamikaze hasta que recuerdo que soliviantar al personal es su afición preferida.

Vuelvo a mi conversación: "¿Pero es que tú decías 'idos'?", pregunto a mi interlocutor. "¡Era lo correcto! No lo decía a menudo porque procuro no mandar mucho". Ahora sí que sí. Estoy viendo rojo. Por unos instantes, me crece bigote, me aparece un puro en el bolsillo, me llaman: que tengo reserva vitalicia en Casa Lucio. Ha ocurrido. Me he metamorfoseado en un señor. Y digo en voz alta la frase que más se ha oído en la península: «¡Es que la gente es la hostia!»

Resulta que unos pocos y yo llevamos toda la vida engañados, rodeados de gentiles hispanohablantes que, por supuesto, utilizan "idos", la forma correcta del imperativo, pero parecer ser que lo hacen en secreto. Lo susurran tan bajito que no se les oye. ¡Porque no quieren molestar! O es que prefieren usar fórmulas más corteses. Esos son. Los que te dicen "¿Querríais, por favor, iros a otra parte?". Y a ti se te queda el "iros" en la cabeza, pero claro, con su hábil treta lo han convertido en infinitivo y no se han saltado ni una norma. Te han echado a la puta calle, pero bien, con corrección, con total aprobación de la RAE. Y ahora su querida institución los ha traicionado. A Reverte le contestan al tuit que menuda gracia haber estado toda la vida aguantando risitas cuando ellos decían "idos". ¿Qué mérito tiene ahora? Se me parte el corazón. Si has escrito alguna vez ficción, entiendes su problema. Cuando un personaje tiene que echar a otros, no quieres que diga "¡idos!" porque pierde fuerza, y además queda caracterizado como el tipo de persona que habla correctamente. Es probable que eso no sea coherente con el resto de sus rasgos. Pero tampoco quieres que diga "iros" para ahorrarte la nota del editor y posteriores comentarios de los lectores. Así que generalmente optas por otra fórmula. Lo que no me esperaba es que la vida real estuviera llena de estos personajes. Los que anteponen la norma gramatical a la fuerza de su imperativo. Los que quieren quedar caracterizados como "personas que hablan siempre correctamente".

La ira revertiana se ha esfumado y se me ha quedado el cuerpo unamuno: da igual el bando de españoles enfadados que elijas; todo va a salir mal. Pareciera que el objetivo de cualquier cosa, desde la política a la gramática, fuera el conflicto en sí mismo. De unos años a esta parte la RAE se ha convertido casi en un meme cuya principal función es generar polémicas en Twitter. ¿O quizás el problema de la RAE viene de más atrás? ¡A lo mejor es eso! A lo mejor es que no hay que dar tanta relevancia a lo que los señores (más una mínima cuota de señoras aprobadas por los señores) opinen desde sus sillones. Quizá hay espacio de sobra para los que dicen "iros" y los que prefieren "idos". Dentro de muchos años la opción más débil quedará en desuso y nadie vivirá para atribuirse la victoria. Mientras tanto, permitidme que me despida con una cita. Es del músico y novelista Roberto Iniesta y dice así: "Iros todos a tomar por culo".
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Lun Jul 17, 2017 4:37 pm    Asunto: Responder citando

«Iros» ha venido para quedarse
Bruno Pardo Porto - abc.es - 17/07/2017

Arturo Pérez-Reverte lo avanzó en Twitter: «La RAE acaba de aceptar iros, tras mucho debate, pues nadie decía idos o íos. Ya se puede usar sin complejos. Será oficial en otoño». Después, matizaba: «Lo correcto sigue siendo 'idos'. Pero se registrará 'iros' como uso habitual».

No es extraño que fuese el autor de 'Alatriste' el primero en comunicar esta novedad, pues se trata de una propuesta personal suya, tal y como ha explicado a 'ABC' el académico Félix de Azúa. «La idea la fue de él, siempre el más combativo. Decía que absolutamente nadie escribiría 'idos a la mierda', sino 'iros a la mierda'. Ese fue un argumento de peso que hizo que la totalidad de los académicos aceptáramos la medida», ironizó el intelectual, que luego subrayó que la Academia solo «acepta usos y no los impone».

El director de la RAE, Darío Villanueva, ha explicado a este periódico que este es el resultado de un debate «que ha durado años» y que «era una insistencia razonada de los escritores, que se sentían forzados a la hora de escribir el imperativo 'idos'». Sin embargo, no ha tardado en destacar que este es un caso excepcional y que en ningún momento afecta a la gramática, que no admite «corrupciones del idioma». «Esto no significa que la Academia vaya a cambiar la gramática de los imperativos. No. Hay verbos regulares y verbos irregulares, que son los que tienen una ruptura del sistema que se podría esperar. En el caso de 'iros' la Academia ha reconocido una irregularidad que transforma la naturaleza del verbo».

Con respecto a las últimas polémicas, Villanueva ha declarado que se están atribuyendo a la RAE «actuaciones que no hemos hecho nunca». «Muchas veces me preguntan por qué la RAE ha aceptado 'cocreta'. Eso es mentira, no está en el diccionario. Nunca nos hemos planteado ese tipo de decisión. Es simplemente un vulgarismo, una expresión léxica que indica poco conocimiento del idioma». En este sentido, ha apuntado que las decisiones que toma la entidad están ancladas en la realidad del idioma, que analizan a través de una base de datos conocida como el Corpus del Español del Siglo XXI. «Registramos al año 25 millones de formas, provenientes en un 70% de Latinoamérica y en un 30% de España. No son 25 millones de palabras (no hay tantas), sino de realizaciones de las palabras (…). Cuando debatimos sobre cualquier cuestión echamos manos de esta base de datos, que ya tiene casi 300 millones de formas, con datos de dónde se ha usado cada una y cuántas veces. Así, los debates tienen un fundamento sólido».

De esta forma, se llegó en su día a la polémica decisión de incluir en el diccionario la palabra «amigovio». «La gente decía que en España no se utiliza. Es cierto. Aquí se utiliza 'amigo con derecho a roce' o una palabra que todavía más brutal que no voy a decir. Pero 'amigovio' es una palabra que usan más 300 millones de personas que hablan español en Latinoamérica. El diccionario, es de la lengua española en su conjunto, tiene que incluirlo», ha concluido.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Lun Jul 17, 2017 7:41 pm    Asunto: Responder citando

“Iros” será correcto para la RAE, pero con matices
Álex Grijelmo - elpais.com - 17/07/2017

Puristas y todovalistas de la lengua han encontrado un nuevo frente: la palabra “iros”. Arturo Pérez-Reverte adelantó este domingo en Twitter, respondiendo a una consulta, que la Real Academia de la que forma parte ya ha aceptado como bueno ese imperativo (si bien no se ha completado aún el proceso en las Academias de América). Hasta ahora se consideraba correcta solamente la formación creada con el imperativo del verbo ir y el enclítico os: “idos”. Tras conocerse la nueva validez de esta conversión rótica de la “d” (es decir, su transformación en erre), la polémica se desató en las Redes.

A un lado del cuadrilátero, los todovalistas defendían que la lengua evoluciona y no se pueden poner puertas al campo. Y al otro, los puristas censuraban que la Academia hubiera decidido blanquear un error de toda la vida cuando lo culto y extendido era "idos". Pero a esto respondió con ironía el propio escritor: "Ahora resulta que los que decían y escribían 'idos' eran muchísimos y estaban todos en Twitter".

La Real Academia Española suele dar por válido lo que los hablantes expresan con insistencia; y el Diccionario ha dejado de ejercer aquella función normativa que aún se le otorga por el recuerdo de los viejos tiempos. Antes de incorporar una palabra (o una alteración gramatical como sucede en este caso), los académicos examinan sus bancos de datos (compuestos por más de 400 de millones de registros) y deciden si ha adquirido un uso general. Por tanto, todo vale si la gente lo decide con su práctica cotidiana. Y de ahí salen los todovalistas. Pero no todo lo que vale se sitúa en el lado de la tradición, la belleza, el ritmo, la gracia y el donaire. Y desde esos púlpitos hablan los puristas.

Los todovalistas son los ecólogos que describen un entorno. Los puristas ejercen de ecologistas que ven un deterioro en lo que describen los ecólogos. El ecólogo retrata el paisaje según lo ve; el ecologista lo describe según le gustaría que fuese. Sin embargo, cuando los conocedores de la lengua situados en uno y otro lado no cavan trincheras, terminan encontrándose en un terreno común: el estilo. Una cosa es que un término sea correcto, y otra que uno elija usarlo. Por ejemplo, un todovalista admitirá como buena la palabra "mierda", por supuesto, pero eso no significa que la vaya a pronunciar en un ambiente de cortesía y cierta formalidad. Y un purista preferiría rechazar la opción "iros", pero conocerá las consonantes róticas y será consciente de que el lenguaje coloquial toma a veces decisiones que contradicen la norma culta y la etimología.

La propia Academia difundió ayer un comunicado al respecto, en el que viene a situarse precisamente en ese terreno compartible: la norma culta, aclara, sigue prefiriendo "idos", pero puede darse como válida la opción "iros", "extendida incluso entre hablantes cultos". Y atención: no hay que confundir el imperativo "iros" con el infinitivo "iros" que siempre ha sido correcto y no se puede sustituir por "idos". Por ejemplo en "podéis iros todos a la porra", pongamos por caso. Ahora bien, el imperativo "iros" funcionaría como excepción, dice el comunicado la RAE, puesto que "no se debe extender esa fórmula a otros verbos". Por tanto, lo aceptable sigue siendo "marchaos", "callaos", "sentaos"…

Lo amplía en conversación con 'El País' el académico Salvador Gutiérrez Ordóñez: "Esas formaciones como 'marcharos' o 'quedaros' siguen considerándose vulgares, y en cierta medida 'iros' también participa de ese desprestigio. En el español funcionan mucho las analogías. Puede ocurrir que algún día 'iros' contagie a todo el paradigma, pero de momento el influjo funciona al revés". Así que no se podrá censurar ni corregir el uso de "iros". Pero siguen teniendo motivos para su purismo quienes crean que "idos" es más elegante.

--

Pérez-Reverte, sobre la victoria de lo popular, no de lo analfabeto
Juan Cruz - elpais.com - 17/07/2017

Los académicos (lingüistas, escritores) recibieron la idea (de Arturo Pérez-Reverte) como científicos de la lengua. Si todos dicen iros, ¿por qué no está en el diccionario esa forma? Las redes sociales sirvieron de arma: la masiva utilización de “iros” popular dejaba en inmensa minoría el “idos” culto. Así se abrió la compuerta, “casi por unanimidad”, a lo que en el habla cotidiana de la España continental parecía una invención de Lola Flores.

El académico autor de 'El capitán Alatriste', que iba ayer en barco, le dijo a 'El País': “No es que la Academia destierre la forma culta 'idos', que recomienda; lo que sucede es que acepta 'iros' como modo de expresar esa forma del verbo”. ¿Y en América Latina? “Es que en América Latina, como en Canarias, no se tutea”. Lo correcto es 'idos'; pero ya 'iro's no es incorrecto. ¿Un triunfo de lo popular? “Una manera de ser de la Academia. Esta escucha lo que se dice o se escribe, y levanta acta, pues la lengua se va modificando. Si no fuera así, lo correcto sería, únicamente, hablar o escribir como en el siglo XVII”. Es recomendable, cuando se escribe, 'idos', pero, a partir de otoño, si se escribe 'iros' no tiembla el misterio. En todo caso, indica el académico, “iros’ no era un uso analfabeto, sino popular”. Por eso se abrió paso, porque todo el mundo lo decía (en gran parte de la parte española de la Península). Los canarios y los hispanoamericanos nunca tuvieron esa dualidad, así que seguirán diciendo váyanse, como se dijo desde que Colón juntó las lenguas.

Iros, pues, ganó la batalla de la normalidad; como pasó en una famosa frase de la Transición, ahora es normal a nivel de diccionario lo que ya era normal a nivel de calle..., en la parte española de la península.

--

Un imperativo surgido de los novelistas
Agencias / elpais.com - 17/07/2017

El director de la Real Academia Española de la Lengua, Darío Villanueva, aseguró que han sido los novelistas quienes han empujado a aceptar el 'iros' como imperativo del verbo ir. "Fue un asunto que en la Academia se trató desde hace ya años en el que han tenido mucho protagonismo los escritores, sobre todo los novelistas. Se ha impuesto en el habla y la Academia lo ha acabado reconociendo", dijo tras participar en un curso en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Los novelistas académicos se quejaban del problema de escribir bien esa conjugación verbal. "A la hora de escribir los diálogos de sus novelas, sentían un fuerte rechazo hacia esa forma, 'idos', que resultaba un tanto extraño e incluso violenta". Pero después apostilló: "Este cambio no tiene más trascendencia que ese caso concreto. No significa que se cambie el paradigma de los verbos".

El escritor y académico Luis Mateo Díez ha manifestado que está de acuerdo con la decisión de la Real Academia Española (RAE) de incluir el uso de 'iros' como imperativo del verbo ir, que según adelantó por Twitter el también académico Arturo Pérez-Reverte previsiblemente se incluirá en el Diccionario en otoño. "La lengua es de la calle y lo que no hay que hacer es maltratarla", dijo a Europa Press el escritor, quien "siempre" se ha mostrado de acuerdo con abrir las puertas "a la lengua más común". "Yo creo que 'iros' lo dicen casi todos", ha señalado Díez en este sentido, al tiempo que ha asegurado que aceptar esta forma "era algo que venía de atrás" y que hay un uso "tan relevante" de "iros" que los escritores estaban a favor de su aprobación.

La escritora y académica Soledad Puértolas coincide con este diagnóstico y cree que esta petición "tiene mucha lógica" y que la propuesta de aceptar el uso del verlo es "acertada". "¿Es el lenguaje algo que estamos haciendo o una fórmula que hay que aprender?", pregunta la autora, quien considera que se trata de algo que "se hace cada día". "No entiendo cómo el lenguaje no puede estar haciéndose, no entendería nunca las imposiciones porque sí", ha afirmado la escritora, quien matiza que "otra cosa es que haya normas". Además, ha señalado que "una cosa es la simplificación y otra la naturalidad", algo que "siempre se ha buscado" y que es "prioritario" a la hora de sentirse "cómodo" con el lenguaje.

El escritor y miembro de la RAE Luis Goytisolo ha indicado que la Academia siempre ha tenido dos vertientes. Por un lado, el vocabulario culto y correcto, y por otro las palabras populares y que evolucionan. "En un caso se alude al carácter popular y en otro se remite a los orígenes", ha señalado. En este sentido, ha afirmado ser "partidario" de la inclusión de 'iros' porque el Diccionario de la RAE está hecho "en buena parte con palabras de uso popular". No obstante, ha matizado que para incluir palabras de uso popular la Academia espera hasta ver si "realmente arraigan" o si se trata de "modas pasajeras".
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Mar Jul 18, 2017 9:14 am    Asunto: Responder citando

La RAE vuelve a destruir la esencia de España
Javi Sánchez - revistagq.com - 17/07/2017

Es -otra vez- el fin. El fin de todo. Pérez-Reverte se asomó ayer a tuiter decidido a liarla pardísima, con la connivencia del resto de académicos y académicas (al menos nadie ha tenido redaños de salir a contradecirle en público), a soltar que a partir de otoño, "iros", el incorrectísimo imperativo de "ir", entrará en el Diccionario. España se rompe y se resquebraja gracias a la labor de zapa de la RAE.

Todavía estamos divididos en trincheras con la tilde del "sólo" (que abarca muchas más tildes, pero la que nos ha hecho daño es ésta), al borde del alzamiento lingüístico, y ahora esto. No tuvieron bastante con quitarnos la "ch" y la "ll". No eran letras, decían. Eran dígrafos. Como si a un país al que no le preocupa el uso digno del imperativo le importase lo que es un dígrafo. Aunque la ch sea un fonema aparte. Nos lo quitaron. Vinieron a por la "ch" y no dijiste nada porque no te llamabas Chelo. Un día llegaron y dijeron que la i griega pasaba a ser asturiana y llamarse "ye". ¿Qué más pruebas necesitas para ver que nos están rompiendo?

Luego, que no te admiten "bizarro" como la usa todo el mundo, porque eso es una barbaridad, una barbarie y un barbarismo y lo correcto es que bizarro siga siendo lo que era en tiempos de Lope de Vega, aunque nadie hable ya como hablaba Lope. Que el Diccionario no se cambia solo, dicen.

Pérez-Reverte, el mismo que dijo que a Cervantes no le entiende ni dios y que para eso ya se escribe él un Quijote para la chavalada, se marcó ayer un #RAEleaks, un spoiler de la próxima temporada de 'Juego de Sillones de Letras' que apunta a Boda Roja. ¿Lo ha hecho de forma gratuita? ¿Influye que los malvados franceses le hayan dado un premio literario el viernes? [No, pero dejadnos soñar con conspiranoias transpirenaicas. Perdón: DEJARNOS] Para colmo, luego aclaraba que esto no es más que la constatación de una derrota: que aceptan el "uso habitual" de "iros" al mismo tiempo que saben que está mal según sus normas.

Este último ataque a la pureza lingüística de nuestro idioma (que todos sabemos que apareció de la nada y nunca fue la corrupción de ninguna otra lengua imperial, que eso de que nuestra lengua es romance y viene del latín es envidia), sólo confirma lo que hace tiempo que sospechamos. La RAE quiere destruir nuestro idioma, lo que nos hace ser nosotros, y le está echando la culpa a la gente. El deber de la Academia como entidad que "limpia, fija y da esplendor" ha desaparecido. Esa institución capaz, con tal de mantener la pureza, de imponer piruetas imposibles con grafías como "cederrón" para los CD o "bluyín" para unos vaqueros, ahora le echa la culpa al pueblo para rendir el imperativo de "ir". Que no te sorprenda que el resto de imperativos en segunda persona del plural le sigan en breve. Todo español de bien debería acudir inmediatamente a protestar a la RAE con una expresión que nos una a todos frente a esta enésima violación del castellano.

Sobre todo cuando sabemos desde hace décadas que la forma del pueblo no es "iros": si me queréis, irse.

--

Precisiones sobre ‘iros’
José Aguilar Jurado - libertaddigital.com - 17/07/2017

Gran escándalo ha producido la noticia de que la Real Academia Española ha decidido (según cuenta en Twitter Arturo Pérez Reverte) dar por válido iros como imperativo de ir.

Vayamos por partes. El imperativo plural, segunda persona, de ir sigue siendo id. Lo que se admite, o se va a admitir en otoño, según parece, es iros para la forma pronominal (irse). Huelga decir que ir e irse tienen significados distintos, según los contextos ("yo me voy" no equivale a "yo voy"). Los españoles solemos olvidar que la segunda persona del plural vosotros solo existe en España. En toda la América hispana (y en Canarias) el pronombre para dicha persona gramatical, tanto en el uso de confianza como en el de cortesía, es ustedes. Y concuerda con la tercera persona del verbo. Del verbo ir y de cualquier verbo. Por tanto, a más del 90% de hispanohablantes les son ajenas las formas andad, tened o venid, porque lo general (y válido) en más de veinte países es anden, tengan y vengan. Y para el verbo ir, vayan y váyanse. Así pues, el dilema gramatical de idos o iros es exclusivamente español. Y no de toda España.

Por otro lado, con el verbo ir se producen dos circunstancias. Una, la escasa sustancia fónica que tienen ciertas formas de dicho verbo (que, por otra parte, es etimológicamente una mezcla de varios verbos latinos: algunas formas vienen del verbo ire, otras de vadere y otras de esse). Entonces ocurre que el imperativo plural normativo, al unírsele el pronombre, coincide con la forma del participio, idos (que también es un adjetivo que significa "trastornados"). Y, claro, los hablantes tienden a evitar la homonimia y optan, espontánea y hasta ahora incorrectamente, por iros. También hay una forma arcaica íos desechada, sospecho, precisamente por esa falta de sustancia fónica, al ser una raíz compuesta por un solo fonema vocálico.

Porque, además, al problema de idos se suma el hecho de que nuestra forma de imperativo plural, de todos los verbos, está en franco retroceso. Se usa muy poco en la lengua coloquial, y queda relegada al uso culto y, sobre todo, al escrito, donde se emplean mucho menos los mandatos. Además, como ya dije antes, las formas del imperativo plural con -d final solo se utilizan en España. Por otro lado, en la España meridional la -d final se aspira o no se pronuncia. E incluso en la España septentrional la gente se come esa -d habitualmente. Si se suele pronunciar libertá, ¿por qué se va a pronunciar empezad? Me permito recordar que las formas del voseo argentino (y de otros países de Hispanoamérica) en imperativo vienen precisamente de la desaparición de esa –d: vení, tené, comprá. O sea, son plurales que se usan con sentido singular, que eso es el voseo, sustancialmente. Y están académicamente admitidas.

Pero es que a esto se une la existencia de un uso muy habitual del infinitivo con valor imperativo, precedido de la preposición a: a correr, a dormir, a callar. De ahí a confundir la pronunciación relajada (o meridional) de comed con la del infinitivo (también relajada en la España meridional) comer va un paso. Un paso que hace mucho que se ha dado. Los imperativos plurales con -r final se oyen muchísimo, e incluso se escriben. Pedro Sánchez puso hace unos años en un tuit "ser felices", y en otro "ser malos".

Porque el uso del infinitivo en lugar del imperativo (o de un imperativo acabado en -r) no es estrictamente vulgar, a mi juicio. Yo lo calificaría como informal o coloquial. En cualquier caso, la RAE no lo admite todavía. El caso de iros es una excepción que se justifica por las razones arriba expuestas.

La cuestión es que últimamente con cada decisión de la Academia se monta un pifostio de padre y muy señor mío. Que si la tilde de solo, que si el amigovio o que si la almóndiga. La mayor parte de esas polémicas carecen de fundamento. Y, a mi juicio, esta también. La RAE sanciona el uso, y el uso del imperativo de ir está clarinete. Además, por lo que ha contado Pérez Reverte, la forma idos no se rechaza: sigue considerándose válida, aunque no la use ni Cristo. Por tanto, la miríada de puristas que infestan las redes sociales pueden seguir diciendo idos, si es que lo han dicho alguna vez, lo cual dudo. De momento, en este periódico ya hay quien, sin esperar a octubre, que es cuando entra en vigor la norma, ha empezado a usar iros.

--

Iros por aclamación
Álvaro Soto - diariosur.es - 18/07/2017

En la RAE se deben de estar frotando los ojos después de que un debate lingüístico se haya convertido en cuestión nacional: ¿cuál es la segunda persona del plural del imperativo de 'irse'? Hasta ahora, el canon establecía que la forma correcta era 'idos'. Como recordó ayer la Real Academia en su cuenta de Twitter, «las formas de imperativo de la segunda persona del plural correspondientes al pronombre 'vosotros' pierden la -d final cuando se añade el pronombre enclítico 'os'», como sucede con amad (amaos), comed (comeos) o venid (veníos).

Pero hacía ya mucho tiempo que la práctica le había comido terreno a la teoría. Muy poca gente en España pronuncia la forma correcta 'idos', y precisamente ese es el argumento que esgrime la RAE para aceptar el uso de la palabra que todo el mundo utiliza: 'Iros'. «El predominio de la forma 'iros' en la lengua oral es el resultado de un proceso denominado 'rotacismo' (la conversión en una r)», explicó ayer la Academia en una nota; y esto «ha podido verse influido por la tendencia general que se percibe en el español europeo a insertar esta consonante en la segunda persona del plural de los imperativos: marcharos por marchaos o callaros por callaos».

Fue Arturo Pérez-Reverte el que, el domingo por la noche, levantó la liebre lingüística. Ante la duda de un tuitero, que no sabía cuál de las dos formas era la correcta, el escritor y académico respondió: «La RAE acaba de aceptar iros, tras mucho debate, pues nadie decía idos o íos. Ya se puede usar sin complejos. Será oficial en otoño».

Y a partir de ahí, la tempestad. Para los puristas, se trataba de una nueva claudicación de la RAE, a la altura de 'almóndiga', palabra que la Academia incluyó en su diccionario, aunque, por supuesto, asegurando que se trataba de un vulgarismo. Para otros, sin embargo, que 'iros' deje de ser incorrecto no es más que la adopción del habla de la calle por parte de los señores del lenguaje. «La RAE es notario de cómo hablamos, no policía», certificó también Pérez-Reverte.

Según desveló ayer el director de la RAE, Darío Villanueva, la discusión en el seno de la Academia partió del lado de los novelistas. «Fue un asunto que tratamos hace ya muchos años. Los novelistas no solo argumentaban que en el español coloquial y normal no se usaba 'idos', sino 'iros', sino que ellos, a la hora de escribir los diálogos de sus novelas, sentían un fuerte rechazo hacia esa forma, 'idos', que resultaba un tanto extraña e incluso violenta». «Lo correcto sigue siendo 'idos'. Pero se registrará 'iros' como uso habitual», agregó Villanueva.

Escritores y académicos como Luis Mateo Díez, Soledad Puértolas y Luis Goytisolo se mostraron partidarios de la aceptación de 'iros'. No cambiarán muchas cosas: apenas que la RAE incluirá la forma 'iros' en la segunda edición de la gramática que se presentó en 2009 y que aún no tiene fecha de publicación. Y alguna pequeña curiosidad, como que el disco de Extremoduro 'Iros todos a tomar por culo' dejará de tener una incorrección en su título.

--

"Iros" entra, pero no cunde el caos
Luis Alemany - elmundo.es - 18/07/2017

Pregunten a cualquier estudiante extranjero de idioma español: la nuestra es una lengua muy agradecida para estudiar. En realidad, tiene un sólo problema: los verbos, los dichosos verbos. Si en Google teclean "most difficult verbs in spanish", lo primero que aparece es una pobre mujer que reconoce que "hacer kills me" (hacer me mata). Pues "hacer" no es tan malo comparado con "ir". El domingo por la noche, el académico Arturo Pérez Reverte anunció que la Real Academia Española planea ampliar el imperativo en plural de ir: valdrá "idos", como hasta ahora, y, en adelante, también valdrá "iros", como era uso frecuente en el lenguaje oral (y no sólo oral: Buero Vallejo y Max Aub, por ejemplo, escribieron "iros"). Lo que siguió fue la previsible ventolera entre partidarios y detractores, con referencias frecuentes a la broma de siempre sobre Lola Flores y la boda de su hija Lolita: "Si me queréis, irse".

No hay que darle muchas más vueltas: en el idioma, la costumbre es derecho y si muchos hispanohablantes dicen "iros", lo normal es que el diccionario les dé la razón. Ahora, ¿qué debemos saber sobre la medida (confirmada más tarde por Darío Villanueva, director de la RAE, en Santander)? Fuentes de la Real Academia Española explican que el debate sobre "iros" lo habían planteado varios académicos escritores, casi todos novelistas, que se quejaron del desajuste entre el lenguaje frecuente y el normativo. Escribían "idos" y les sonaba extraño porque la mayoría de los españoles no hablan así. Y, si escribían "iros", la cosa era aún peor. Resultado: la Academia aceptó "iros" hace unos meses y explicó ayer, un poco obligada por Pérez Reverte que siempre va por libre, que "el predominio hoy de la forma iros en la lengua oral es el resultado de un proceso de rotacismo, que es como se denomina la transformación en una consonante rótica, es decir, en /r/, de un fonema que no lo es marcharos por marchaos, callaros por callaos".

El cambio será norma cuando se presente la actualización del Diccionario. La Real Academia tiene su diccionario de 2014 que sustituyó al de 2001, y que este año recibirá su primera actualización. Y, en el horizonte aparece un nuevo diccionario, que podría aparecer dentro de ocho o 10 (o quizá más) y que, éste sí, será un cambio de arriba a abajo.Bien: lo que nos importa, de momento, es saber si el caso de "iros" es la señal de que el anarquismo lingüístico se ha apoderado de la RAE. No, ni mucho menos. La mayoría de las modificaciones futuras, explican en la RAE, serán marcas, pequeñas explicaciones. Por ejemplo, cuando aparece la expresión "sexo débil", la Academia explicará que es un uso despectivo. No lo debe suprimir, porque la frase existe, pero debe ponerle un marco. "Iros" es un caso extraordinario.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Mar Jul 18, 2017 1:31 pm    Asunto: Responder citando

'Iros', el imperativo que desató el guerracivilismo lingüístico
Carlos Mayoral - elespanol.com - 18/07/2017

¿Debe existir un órgano encargado de dictar la norma que refleje la buena utilización de un idioma? ¿Tienen que conservarse unos parámetros bajo los cuales se establezca una comunicación universal entre todos los hablantes del castellano? Si la respuesta a estas preguntas es negativa, aquí se acaba la lectura. Si, por el contrario, creen que sí tiene que existir un instrumento que dibuje el camino que debe seguir el hablante, entonces continuemos con las preguntas: ¿Cuáles son los criterios que utiliza la Real Academia Española para dictar esa norma, para fijar esos parámetros? Aquí es donde reside el problema principal al que ataca este texto: no tenemos ni idea de qué motivos guiarán al académico a la hora de limpiar, fijar y dar esplendor a la lengua en la próxima reforma. ¿Se habrán levantado con el pie derecho? ¿Habrán desayunado fuerte? ¿Achuchará el solomillo de la comida?

Arturo Pérez-Reverte comunicó a través de Twitter la nueva medida: la Academia aceptará que la segunda persona del plural del verbo "ir" se exprese también con la forma "iros". Que la medida se anunciase así denota un cierto aire de improvisación, y aunque no contábamos con una explicación formal que llevarnos a la boca, muy pronto las dos Españas lingüísticas echaron mano a la escopeta y comenzó el baile. Ahora bien, primero, ¿tiene sentido lingüístico esta medida? Y segundo, ¿es coherente con los criterios que otrora esgrimiera la Docta Casa? A ambas preguntas se puede contestar con un rotundo "no".

La última edición de la Ortografía de la lengua española, fechada en 2010, ya nos había helado el corazón tanto que no pensábamos tener que volver a recurrir al verso de Machado y a su concepto de las dos Españas nunca más. Las sucesivas ampliaciones del diccionario contribuyeron aún más a que la sensación de fuego entre trincheras no decayese. Pero centrémonos en esa edición del 2010. Quizás, la medida más icónica, ésa sobre la que ya se ha escrito cientos de veces sin alcanzar consenso alguno, sea la desaparición de la tilde en el adverbio "sólo".

Dicha medida se tomó argumentando una razón lingüística de cierto calado: "sólo" es siempre una palabra tónica, así que la tilde no tiene sentido. No se tuvo en cuenta que se tratara de una regla muy popular (quién no ha escuchado nunca la cantinela "sólo lleva tilde cuando se cambia por solamente"), que estuviera socialmente aceptadísima. Fíjense en el camino: una regla muy popular se pierde en favor de una corrección lingüística muy pulcra.

Ahora devolvámosle la vista a la aceptación de "iros" como forma válida para el imperativo del verbo "ir". Es evidente que casi nadie se acogía a la forma normativa, "idos", y que la Academia se ha escudado en ello para cambiar la norma. Ahora bien, no es menos evidente que se trata de una norma que contradice todas las reglas de flexión verbal clásicas del idioma español. Es decir, esta vez el camino recorrido es exactamente el contrario: la corrección lingüística importa ahora un carajo, se imponen los dictados del pueblo. Justo al contrario que en la medida tomada con la tilde en el adverbio "sólo".

Pero aquí no acaba la doble cara de la Academia. Otro de los argumentos que suelen exponerse para la extinción de la tilde en "sólo" es que supondría una excepción dentro de la norma, y eso no puede permitirse. Sin embargo, "iros" no sólo supone una excepción dentro de la norma del imperativo en castellano, sino que su aceptación también supone una excepción dentro de los hábitos del castellanohablante. Es decir, prácticamente todos los imperativos son pronunciados hoy por el pueblo con esa "r" de la discordia: "venir aquí", "saliros del agua", etc. Sin embargo, el único aceptado es el imperativo del verbo "ir". Puestos a aceptar todo lo que venga desde el otro lado de la puerta de la Docta Casa, ¿no deberían aceptarse también el resto de formas no normativas?

Las críticas a la Academia vienen de lejos. El principal foco de las iras del hablante es el diccionario, y la RAE, por supuesto, mantiene viva la llama. Unas veces se autodefine como una institución moderna y al pie de la novedad lingüística, otras mantiene un término como "anabolena" (1. f. Mujer alocada y trapisondista) propio de otro siglo. Unas veces declara que sus acepciones tienen que pervivir más allá de la moda, otras prefiere aceptar términos como "walkman", vivos durante apenas unos pocos años. Hoy cambian ciertas definiciones por presión social, eliminando "débil" y "endeble" de la definición del término "femenino"; mañana siguen aceptando "trapacero" para definir "gitano" porque la RAE sólo recoge, no ordena. Volviendo a la reforma ortográfica, se propone la desaparición de la etiqueta "i griega" a pesar de que su uso está socialmente aceptado, y elimina la tilde de "guion" por ser monosílaba aunque aquí lo socialmente aceptado sea pronunciarlo como bisílaba.

Sirva el párrafo anterior para comprender que la Academia se atiene a criterios arbitrarios para dictar la norma, y que en otoño, cuando vuelvan al ataque con una nueva reforma, no sabremos a qué parámetros acogernos para recibirla. Será otra Guerra Civil donde unos y otros dispararán a discreción, casi a ciegas. Se antoja urgente que la RAE anuncie un criterio unánime, marcado y bien definido para comprender las decisiones tomadas, y que no dependamos de lo poco hecho que esté el solomillo de la comida para asumir sus preceptos. En cuanto a la otra opción, que incluye esta deriva que ya se hace larga, no quedan versos de Machado para soportarla.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Mar Jul 18, 2017 2:43 pm    Asunto: Responder citando

Iros a quejar a los académicos novelistas, la idea fue suya
Karina Sainz Borgo - vozpopuli.com - 18/07/2017

La noticia la adelantó Arturo Pérez-Reverte en su cuenta de Twitter el pasado domingo. La Real Academia de la Lengua (RAE) ha aceptado el uso de iros como forma de imperativo de la segunda persona del plural del verbo ir, aunque asegura que la forma más recomendable en la lengua culta para este tiempo sigue siendo ‘idos’. Desde entonces, ha vuelto a encenderse el debate, diccionario en mano, de lo que debe o no aceptar la RAE.

En otras palabras y como dijo Alex Grijelmo: iros acostumbrando, porque de ahora en adelante esa frase será correcta. El cambio, que ya ha sido aprobado por el pleno de la Real Academia, se incorporará en otoño al diccionario. Darío Villanueva, director de la institución, dejó las cosas claras a los medios. El asunto no salió de la nada. Para tomar esta decisión, la institución consultó el Corpus del Español del Siglo XXI, una base de datos que reúne 300 millones de voces del español, de procedencia oral y escrita, y que registras las formas activas en el idioma.

Hubo algo todavía más curioso en la explicación que ofreció Villanueva a los medios. Fueron los académicos novelistas, los escritores "de creación” según Villanueva, quienes aseguraron que a la hora de escribir diálogos "sentían un fuerte rechazo" hacia la forma idos, que les resultaba "un tanto extraña e incluso violenta", y por eso optaban "por la expresión común". "Iros no era un uso analfabeto, sino popular", ha explicado Arturo Pérez-Reverte al momento de valorar la decisión.

A Pérez-Reverte lo acompañan otros académicos. Es el caso de Luis Mateo Díez, escritor leonés, a quien desde el año 2000 corresponde el sillón I. "Yo creo que 'iros' lo dicen casi todos, era algo que venía de atrás". Su uso resultaba "tan relevante" que los escritores estaban a favor de su aprobación, dijo el autor de El oscurecer (2002), El espíritu del páramo (1996) y La ruina del cielo (1999). La escritora aragonesa y académica desde 2010, Soledad Puértolas, comparte el criterio de Díez y asegura que la decisión es lógica y acertada. Otro "partidario" de la inclusión ha sido Luis Goytisolo. El Diccionario de la RAE está hecho "en buena parte con palabras de uso popular", explicó a la prensa el autor de El atasco y demás fábulas (2016) y Coincidencias (2017) y académico desde 1994.

El asunto, al parecer, ha sido unánime. Aunque ésa es una información de la que la RAE prefiere no ahondar en detalles: las deliberaciones son confidenciales, aunque todo apunta a que había sintonía entre los académicos novelistas. La mayoría sugiere, eso sí, que la incorporación de esta forma no anula la tradicional. En eso, Pérez-Reverte ha sido bastante claro: "Lo correcto sigue siendo idos. Pero se registrará iros como de uso habitual. La RAE es notario de cómo hablamos, no policía”. Ese ha sido el matiz que han subrayado la mayoría de los académicos que se han pronunciado sobre el tema.

El predominio de la forma "iros" en la lengua oral es el resultado de un proceso denominado "rotacismo" (la conversión en una r). Según la Academia, ha podido verse influido por la tendencia general que se percibe en el español europeo a insertar esta consonante en la segunda persona del plural de los imperativos: marcharos por marchaos o callaros por callaos. No obstante, la RAE advierte de que la aceptación de iros no se debe extender a las formas de imperativo de otros verbos para las que lo adecuado es prescindir de la r.

No hay una incorporación al Diccionario de la Real Academia que no haga saltar la polémica. Ocurrió con la vigésimo tercera edición, que recogía entonces 195.439 acepciones (entre ellas casi 19.000 americanismos) y eliminaba cerca 1350 palabras. "Bótox", "dron", "cameo", "feminicidio", “tuit”, “wifi”, “botellón”, "multiculturalidad", "mileurista" o "precuela" fueron algunas de las que se incorporaron con más o menos fortuna. Las que hicieron saltar la polémica fueron otras como “amigovio” o “papichulo”. Unos 49.000 artículos se cambiaron respecto a la edición anterior. En "femenino", por ejemplo, se ha suprimido la acepción 'endeble'.

Desde hace varios años, la Academia tiene especial empeño en que sus obras no reflejen solo el español de España sino que tengan un carácter panhispánico. Por eso se hacen con la colaboración de las veintidós corporaciones integradas en la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale). Desde su creación en 1713, la Real Academia Española se marcó la tarea de redactar un gran diccionario del español con citas de autores de prestigio en cada una de las palabras definidas. Se llamó Diccionario de autoridades y se editó en seis grandes volúmenes entre 1726 y 1739. Ya sin citas y "reducido a un tomo para más fácil uso" se publicó de nuevo en 1780, comenzando así una serie de 23 ediciones que llega hasta nuestros días. A partir de su décimo quinta edición se le dio el título de Diccionario de la lengua española.

Pese a las polémicas que se suscitan por las exigencias de algunos colectivos -los gitanos con trapacero, por ejemplo- la RAE insiste en un argumento: los académicos no inventan palabras, las registran. Son notarios de su uso y lo hacen a través de unas herramientas específicas, entre ellas, el ya citado Corpus.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Mar Jul 18, 2017 2:57 pm    Asunto: Responder citando

Carta a Darío Villanueva, director de la RAE: "Si me queréis, iOS"
Luis Pardo - 20minutos.es - 18/07/2017

Estimado Darío: ¡Menudo spoiler os acaba de hacer el Arturo! ¿Cómo que menudo qué…? ¡Menudo spoiler! ¿Que qué significa? No, no es nada de coches. Ya, ya… Ya sé que no está en el diccionario –en tu diccionario–, así que no lo busques más, que yo te lo explico: "hacer un spoiler" significa desvelar algo importante de una trama que aún no ha sucedido. Imagínate que no has tenido tiempo de ver el primer capítulo de la nueva de 'Juego de Tronos' y yo te digo: "¡Qué putada que se carguen a Khaleesi!...". ¡Pues ya te lo he fastidiado! (Nah, es broma, mientras escribo esto todavía no lo he visto, así que me lo acabo de inventar). Ya sé, ya sé que debería haber seguido lo que dice la Academia –tu Academia– desde el siglo XIX y utilizar un término más nuestro como es ‘destripar’. Pero si salgo diciendo que Pérez-Reverte ha destripado algo, seguro que genero demasiada alarma y una preocupación innecesaria por el marido de Christina Hendricks.

En fin. Lo que ha desvelado Mr. T (por el sillón que ocupa en la Real Academia Española, RAE) es que, a partir de otoño, tan magna institución recogerá ‘iros’ como uso habitual de la segunda persona del imperativo de ‘irse’. Una filtración que sin duda adelanta uno de los contenidos más relevantes de la próxima temporada. Como estrategia, es fantástica y sorprendente viniendo de una institución tricentenaria. El académico más popular lo suelta en Twitter –además, respondiendo a una consulta– y, en cuestión de horas, ya solo se habla del "¡Si me queréis, irse!" de la Faraona o del primer disco en directo de Extremoduro ('Iros todos a tomar por culo', DRO, 1997). ¿Qué será lo siguiente? ¿‘Cocreta’ tendrá al fin el lugar que le corresponde al lado de ‘almóndiga’? Creado el hype (seguro que usted prefiere ‘bombo’), ahora a la Academia le toca estar a la altura de la expectativa. ¿Qué será lo siguiente? ¿‘Cocreta’ tendrá al fin el lugar que le corresponde al lado de ‘almóndiga’ y ‘albericoque’? ¿Zanjarán el debate sobre el acento diacrítico de ‘solo’ y por fin entenderemos a la primera el significado del titular "Que Erdogan gobernara solo sería peligroso para Turquía"…? Permaneceremos atentos a la pantalla. A la del iPhone, que para algo tiene sistema… iOS.

P. D.: En mi tierra –su tierra–, se ha recibido la noticia con mucha retranca, aplicándole lo que tantos castellanoparlantes autóctonos utilizan para atacar al gallego: "Esto del español, que lo cambian cada dos días… ¿así quién va a querer hablarlo?". Es bromita, claro; ya sabe que eso solo se dice en serio de las lenguas minorizadas.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Jul 20, 2017 12:17 pm    Asunto: Responder citando

Villanueva señala, sobre 'iros', la necesidad de explicar lo que Pérez-Reverte tuiteó "cómodamente desde su casa"
Europa Press - 18/07/2017

El director de la Real Academia Española de la Lengua (RAE), Darío Villanueva, ha vuelto a referirse a la decisión de la RAE de incluir 'iros' como imperativo del verbo ir y ha indicado que lo que el escritor y académico Arturo Pérez-Reverte "hizo cómodamente desde su casa", para él "se convirtió en una necesidad" de "explicarlo continuamente", tal y como hizo este lunes en declaraciones a los medios en la UIMP.

En su intervención en la última jornada del encuentro 'El espacio cultural iberoamericano' en los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha recordado el trabajo conjunto de las 23 Academias en este ámbito y ha hecho referencia al hecho de que el escritor y Académico de la RAE, Arturo Pérez-Reverte, hizo el anuncio de esta inclusión en su cuenta de Twitter. En todo caso, ha añadido que "no hay que rasgarse las vestiduras" por la aceptación de la forma 'iros' como imperativo del verbo ir, que la RAE ha aceptado y que incorporará en otoño. Así, Villanueva ha indicado que la RAE está "acostumbrada" a la "controversia" originada por algunas de sus decisiones, como a quitar la tilde de la palabra "solo", pero que "a lo que cuesta más acostumbrarse es a reacciones que parecen no entender cómo funciona la Academia y cómo se elaboran las obras fundamentales" del organismo desde 1813.

En este sentido, ha insistido este martes, como hizo este lunes ante los medios, en el papel "muy activo" que han tenido los novelistas en esta aceptación porque los escritores aseguraban que "en sus novelas jamás pondrían 'idos' y recurren a 'iros', por lo que la Academia decidió finalmente aceptar la forma 'iros'. "La lengua es propiedad de quienes la hablamos y, en consecuencia, todos nos sentimos dueño de ella", ha manifestado, al tiempo que ha hecho hincapié en que cuando la RAE decidió quitar la tilde, "un acentito" a la palabra solo "hay gente que reacciona como si le hubiesen quitado la cartera, consideran que se les ha quitado algo que les pertenecía".

Por este motivo, considera que "como era perfectamente de esperar, hay ataques a la decisión tomada y, en otro caso, hay comprensión". "Lo que nos suele ofender es cuando se le atribuye a la Academia una especie de estulticia, ignorancia o incluso una pérdida de facultades por causa de las edades proyectas que tenemos la mayoría de los académicos", ha apostillado. Villanueva, asimismo, ha denunciado que "disgusta cuando se da a entender que la Academia es arbitraria, incompetente" o que toma decisiones "incluso lesivas". "Eso no es así. Podemos equivocarnos, claro está", ha añadido. De este modo, el director de la RAE ha recordado que la Academia cuenta con una base de datos, el Corpus del Español del siglo XXI, con 300 millones de formas de las palabras en español, tomando un 70 por ciento de fuentes americanas y un 30 por ciento de fuentes españolas.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Jul 20, 2017 12:20 pm    Asunto: Responder citando

Todos idos por «iros»
JO - larazon.es - 18/07/2017

El debate entraba en la red de una manera que, en el fondo y bien mirado, ya no resulta tan singular ni tampoco inusual a estas alturas: «@perezreverte, estamos mi hermano y yo en un debate sin fin, a ver si puede ayudarnos usted. ¿Cuál es el imperativo de ir: “iros”, “idos” o “íos”?». El debate estaba servido para el que quisiera participar en él. Los tuiteros, en cuanto vieron extendido este capote rojo delante de sus ojos, entraron en la polémica sin apenas pensarlo dos veces. Hubo respuestas para toda clase de gustos, faltaría más. Pero lo que pocos podían figurarse es que esta consulta lanzada a través de Twitter, en el fondo, era una pregunta trampa, como enseguida pudo conocerse a través de otro tuit del novelista: «La RAE acaba de aceptar iros, tras mucho debate, pues nadie decía idos o íos. Ya se puede usar sin complejos. Será oficial en otoño».

No resulta necesario añadir que este imprevisto anuncio del escritor, en pleno verano, adelantándose a la institución y que pilló desprevenidos a los usuarios de la red social, tampoco dejó indiferente a nadie y, casi a renglón seguido, suscitó toda clase de opiniones. Bastantes quejándose por esta admisión, que muchos consideran sin más un vulgarismo, un punto sobre lo que ironizó el propio autor de 'Falcó' poco después: «Ahora resulta que los que decían y escribían “idos” eran muchísimos y estaban todos en Twitter. Qué sorpresas te da la vida».

La discusión obligó a que Arturo Pérez-Reverte tuviera que intervenir poco después y aclarar un aspecto esencial que estaba pasando desapercibido: «Idos era (es aún) lo correcto, desde luego. Pero nadie lo usaba». El revuelo obligó a intervenir al propio director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, que participaba en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander. Según él, como informa Efe, la Academia consultó el Corpus del Español del Siglo XXI, una de las principales base de datos sobre nuestra lengua, que reúne alrededor de 300 millones de voces del español de procedencia oral y escrita, sobre todo, antes de decidirse a dar ese controvertido paso. Según Villanueva, y tal como recoge este corpus, al final se ha terminado por imponerse la forma «iros» y la Academia «ha acabado reconociendo ese hecho». Luego, para evitar mayores suspicacias, puntualizó: «No significa que se cambie el paradigma de los verbos». Villanueva resaltó también que en la toma de esta decisión han desempeñado un fuerte papel los escritores «de creación», ya que según él, los novelistas explicaban que la forma «idos» apenas se utilizaba en el español coloquial y normal, y que ellos «sentían un fuerte rechazo» hacia ella al desarrollar diálogos en esus libros por ser «un tanto extraña e incluso violenta». Luis Mateo Díez, escritor y miembro de la RAE, no se ha quedado al margen de este alboroto y, en declaraciones a EP, ha afirmado que «la lengua es de la calle y lo que no hay que hacer es maltratarla» y que él, por su cuenta, «siempre» se ha mostrado predispuesto a abir las puertas de la Real Academia Española «a la lengua más común».

Para aplacar la indignación que ha provocado entre los tuiteros esta determinación, Pérez Reverte se ha visto obligado a aclarar un punto importante: «Aclarando. Lo correcto sigue siendo “idos”. Pero se registrará “iros” como de uso habitual. La RAE es notario de cómo hablamos, no policía».
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Jul 20, 2017 12:43 pm    Asunto: Responder citando

Lola Flores a Arturo Pérez-Reverte: "Si me queréis, irse"
Antonio Burgos - abc.es - 19/07/2017

Mira que admiro a Arturo Pérez-Reverte, siempre en la brecha de dar la cara por la Real Academia más que muchísimos numerarios pacatos, agazapados tras la mata de lo políticamente correcto, con más miedo que siete viejas a señalarse.

Mira que, hablando de lo políticamente correcto, le gusta a mi querido Arturo pisar y traspasar la segunda raya de picadores de la dictadura del progresariado y proclamar las obviedades que nadie se atreve ni a pensar, porque van contra los dogmas de la Nueva Inquisición de la Chusma y la Gentuza.

Mira que está Pérez-Reverte a la que salta, ahora en el territorio comanche de las redes sociales, donde todos los días corta las dos orejas con lo que está tristemente ocurriendo en España: que la proclamación de la verdad, cuando no de la obviedad, se ha convertido en un acto heroico.

Pues bien, a pesar de todos estos pesares y que la RAE ha aprobado que como no hay casera se van, se van a tomar por saco formas del verbo «ir» que, aunque corrientísimas, quedaban por arcaicas, a Pérez-Reverte, así como a todos sus compañeros de la Real Academia Española se les ha ido la mejor.

Si la RAE, Reverte dixit, es un notario de cómo hablamos, no un policía que te denuncia si no lo haces como debes (eso queda para los inquisidores de la igualdad de género, el racismo, la xenofobia, la homofobia y esos nuevos dogmas civiles), en esta ocasión se les ha ido la mejor, a la hora de poner al día la forma imperativa plural del verbo «ir».

Como una gran concesión (vamos, como al que le dan en su pueblo la exclusiva de venta de los BMW para los que viven de cobrar el paro), la RAE ha aceptado que junto con «idos» o «íos», la segunda persona del plural del imperativo de «ir» puede ser también «iros».

A mí, la verdad, ese plural, más que al verbo «ir», me suena a río de la provincia de Cádiz. «Iros» me suena al plural del Iro, hermosísimo río que no sólo tiene la suerte de desembocar en la Bahía más hermosa de España, sino, encima, por un lugar que tiene un nombre poemático, que suena a verso de Pemán o de Alberti: Caño de Sancti Petri.

Hablando de caño: ¡caño con los académicos, que aprueban formas verbales imperativas sin consultar el verdadero Diccionario de Autoridades, el de la calle, y muy especialmente el del habla gaditana! En Cádiz desmontaron casi todas las industrias, y el Astillero está pendiente de que haya carga de trabajo de fragatas para la morería o no la haya. Pero la reconversión industrial no pudo con la principal fábrica de Cádiz y Jerez: la creación de lenguaje.

Desde «liberal» a «pelotazo», aquello es una industria con una cadena de montaje de palabras ingeniosas y divertidas, en producción continua. Y ese Diccionario de Autoridades, o por lo menos «El habla de Cádiz» de Pedro Payán, tenía que haber consultado la RAE a la hora de najarse, o sea, de irse a lo popular y callejero con el imperativo del verbo «ir».

Y entre esas autoridades, con toda la gracia de Jerez, se les ha ido la mejor, la más autentica, la más creadora de lenguaje: Lola Flores. Señores: antes que la RAE admitiera ese imperativo plural de «ir», Lola Flores ya puso en su DRAE particular la forma más correcta: no es ni «idos», ni «íos», ni «iros»; es «irse», a la gaditana. Lo proclamó el 25 de agosto de 1983 en la iglesia de la Encarnación de Marbella, cuando su hija Lolita iba a casarse con Guillermo Furiase y aquello estaba hasta la corcha, empetado.

Fue entonces cuando la Faraona, desde la alta pirámide de su gracia jerezana, dijo la frase que se les ha ido viva a los académicos. En esa bulla imposible, Lola proclamó: «Con tanta gente mi hija no se puede casar. Si me queréis, irse.» Pues eso debes decir a tus compañeros de Academia, Arturo querido: «Si me queréis reflejar cómo el pueblo habla, irse. Irse a consultar las obras completas de la gracia infinita de Lola Flores».
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Jul 20, 2017 12:59 pm    Asunto: Responder citando

La controversia por "iros" hiere a la RAE
Mar Mato - farodevigo.es - 19/07/2017

Arturo Pérez-Reverte y la Real Academia Española han animado los intercambios de opiniones en Twitter en los últimos días ante la decisión de la entidad de permitir el uso de "iros" en el imperativo cuando hasta ahora solo aceptaba "idos". Comentarios jocosos, otros más malvados y otros más serios se pudieron leer en la red social.

Los píos evidenciaron dos bandos: uno formado por aquellas personas que creen que la RAE debe velar por el idioma y no aceptar las deturpaciones del lenguaje; otro nutrido por quienes consideran que debe oír la expresión de la colectividad e ir incluyendo palabras con uso extendido que nacieron siendo incorrectas. A estos dos grupos, podría sumarse una tercera vía que reconoce que opinar al respecto es "complejo".

Así, al menos, lo ve el escritor Domingo Villar -padre literario del inspector Leo Caldas en 'Ojos de agua' y 'La playa de los ahogados'- quien reconoció que es "complicado" posicionarse sobre el asunto ya que "hablamos de la manera de comunicarnos". No obstante, señaló que coincide con Pérez-Reverte en que la RAE es más "notario de la lengua que policía. Hay usos, barbarismos incluso que no pueden tener cobijo dentro del diccionario. Sin embargo, es normal que la Academia, poco a poco, acompañe a los hablantes. Aquí encontramos un problema, ¿hasta dónde seguir y hasta donde permitir neologismos en el lenguaje?".

Una posición más determinante ofreció el periodista y escritor Alfonso Armada ('Sarajevo', 'Cuaderno ruso') quien ayer indicaba que "me llama la atención que, casi siempre, se le acusa a la Academia el intentar imponer la manera de hablar. Resulta que cuando adopta una postura que tiene que ver con el uso, algunos entienden que está transigiendo y no está cumpliendo con su función. El lema de la Academia es 'limpia, fija y da esplendor'. Los académicos no están tanto para marcar pautas como para recoger los usos colectivos, aunque es verdad que debaten qué palabras entran en el Diccionario". En cuanto a las voces críticas en redes sociales, este autor nacido en Vigo apuntó que "la gente que está en las redes sociales piensan que ellos son toda la realidad y hay una gran parte de la población que está al margen de estas polémicas. Supongo que el calor en estas tardes de verano hace que la gente le dedique tiempo a estos debates que me parecen divertidos". Armada, sin embargo, reconoció que, a veces, la RAE toma decisiones "polémicas" como la supresión de la tilde en solo: "En algunos casos, deciden de forma desafortunada como en solo donde la tilde es necesaria para diferenciar el uso".

Por su parte, el también creador literario vigués Pedro Feijoo ('Los hijos del mar', 'Los hijos del fuego') opinaba sobre las críticas en Twitter respecto al cambio: "Lo que más me llama la atención es que la gente que más protesta en Twitter es la que escribe con más faltas de ortografía". A continuación, añadía que "por una parte, entiendo que una evidencia de que los idiomas están vivos es que cambien. El idioma avanza a base de deturpar el eslabón anterior. Es inevitable. El propio término palabra es una contaminación del vocablo culto". En efecto, palabra procede del griego parábole que significa lanzar y que pasó al latín con el sentido figurado de comparar. Poco a poco, pasó a significar narrar para acabar siendo una unidad lingüística dotada, generalmente, de significado. "Lo que hoy entendemos muchas veces como contaminar el lenguaje es darle vida. Lo que pasa -prosiguió Feijoo- es que no acabo de entender las incoherencias en las que cae la RAE. Es lo que me preocupa. No sé a partir de qué punto de exceso o abuso consideran algo parte del lenguaje. Por ejemplo, no entiendo bien lo de cocreta", esta última palabra admitida al mismo nivel que croqueta. Lo mismo ocurre con otubre (octubre), asín (así), norabuena (enhorabuena) o conceto (concepto). "Entiendo que la deformación se convierta en norma pero no acabo de comprender cómo se dan por buenos unos ejemplos y otros no. Creo que la RAE debería ser un poco más estricta, insistir más en su labor docente en lugar de dar por bueno el error rápidamente. La RAE está para limpiar, fijar y dar esplendor. Es decir, para fijar una norma".

Por su parte, el director de la Real Academia Española de la Lengua, el gallego Darío Villanueva, insistió ayer -en declaraciones recogidas por Efe- en el papel "muy activo" que han tenido los novelistas en este cambio ya que aseguraban que "en sus novelas, jamás pondrían 'idos' y recurren a 'iros'" por lo que la Academia aceptó esa forma. Villanueva, reconoció que se "disgusta cuando se da a entender que la Academia es arbitraria, incompetente". También lamentó que en algunas críticas de estos últimas días en Twitter se les "ofendiese" a los académicos "cuando se le atribuyen al ente una especie de estulticia, ignorancia o incluso una pérdida de facultades por causa de las edades proyectas que tenemos la mayoría de los académicos".
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Jul 20, 2017 1:05 pm    Asunto: Responder citando

Habitantes de Pardonia Rosa Belmonte
Rosa Belmonte - abc.es - 20/07/2017

Quería pensar que Pérez-Reverte había hecho otro Christina Hendricks para cabrear al personal. Que había soltado el futuro "iros" (por idos) de la Real Academia para provocar. Pero no. Luego leí en ABC la confirmación de Darío Villanueva y Félix de Azúa ("La idea fue de él, siempre el más combativo. Decía que absolutamente nadie escribiría "idos a la mierda" sino "iros a la mierda". Ese fue un argumento que hizo que la totalidad de los académicos aceptáramos la medida"). O sea, que hay que arrimar la norma a la conducta en lugar de la conducta a la norma. A veces la RAE es el Gobierno de Vichy del lenguaje. Colaboracionista con la vulgaridad. La gente dice Olimpiada por Juegos Olímpicos. Pues que Olimpiada signifique lo mismo (¿quiénes son los memos que lo usan como los cuatro años que van de unos juegos a otros?). Quitemos la tilde a sólo. "Para vivir solo necesito una conexión a Internet", dijo Pepe Muelas en un titular de "La Verdad". Y todavía no sé si se refería a vivir más solo que la una o a existir.

Sigo utilizando Juegos Olímpicos y no Olimpiada, igual que no uso implementar o emérito (para Don Juan Carlos), pero tampoco antaño, empero, fallecer u otras palabras de toda la vida. Las palabras son como la ropa, una se pone la que quiere (si no hay uniforme). Podemos elegir, igual que podemos elegir no llevar sandalias. No hay escapatoria cuando un medio sí acata el sólo sin tilde y, lo pongas como lo pongas, te lo cambia. También pasa con Qatar, inmediatamente convertido en Catar. Con el sólo y el Qatar no puedo hacer nada. Tampoco es tan importante. Pero si creo que alguien me lo va a cambiar por sexi no escribo sexy. Y lo mismo whisky. A Barbara Stanwyck no le gustaba el término carrera. "Es demasiado pomposo, lo mío ha sido un trabajo".

Lo bueno de despreciar determinadas iniciativas de la Academia es que los zoquetes con ínfulas podemos crearnos un esnob simulacro de clase. Montarnos un lenguaje "U" (upper class) y "No U" (no upper class) como el de Nancy Mitford en 1956. Bueno, como el del profesor de lingüística Alan Ross que luego Mitford reelaboró y enriqueció en un ensayo que se incluyó en "Noblesse Oblige". Lo que era lenguaje (o pronunciación) de clase alta y lo que era muy de clase media. U era lavatory (de clase media, toilet). Y aunque el Diccionario Oxford reconociera el uso de serviette (servilleta), se trataba para Mitford y los suyos de un término vulgar (había que decir napkin). Mucho antes que Ross o Mitford, Lady Agnes Grove se lamentaba en "Social Solecisms" (1907) de que la clase media usara palabras como serviette o echara la leche en la taza antes del té. Por no hablar de "weekend" (esto Julian Fellowes lo utilizó para Maggie Smith en "Downton Abbey"). En 2004, Kate Fox también alertaba en "Watching The English. The Hidden Rules Of Englis Behaviour" de las señales que te podían hacer parecer de clase media. O residente de "Pardonia". Porque "pardon" es otra ordinariez. De la madre de Kate Middleton se criticó en su día que respondiera al "How do you do?" de la Reina con un "Pleased to meet you" en lugar de con otro "How do you do?". Evelyn Waugh, amigo de Nancy Mitford, aseguraba que esas ideas sobre el lenguaje adecuado en el fondo estaban basadas en prejuicios personales y en el innato sentido de la propia superioridad. Y sí, eso es lo que nos pasa a los idiotas que miramos mal a quienes dicen váter en lugar de retrete.

Al menos todo esto ha servido para que Darío Villanueva vuelva a recordar que "cocreta" no está en el Diccionario. Sólo croqueta.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Jul 20, 2017 1:08 pm    Asunto: Responder citando

Cuestión imperativa
Rosa Luque - diariocordoba.com - 20/07/2017

A las decisiones de la Real Academia de la Lengua Española (RAE) les pasa lo que a las de los obispos, que sean las que sean les llueven críticas y elogios, según el color del cristal con que las miran. Aunque a decir verdad, como hubiera sentenciado mi abuela, solo hay algo que gusta a todo el mundo y es el dinero, el «maldito parné», que es lo único que concita deseos unánimes más o menos reconocidos; el resto está siempre en tela de juicio. La última polémica conocida –o la penúltima, porque seguro que cuando se publique lo que escribo a miércoles ya habrá otras nuevas que la superen- es un anuncio, o más bien una tímida concesión, por parte de la institución que «limpia, fija y da esplendor», según el lema que aprendimos en el bachillerato, al español que hablamos, leemos y escribimos. Se trata de la licencia permitida para una sola palabra, idos, forma de imperativo de la segunda persona del plural del verbo ir, que a partir de ahora podrá convertirse, con el beneplácito de la oficialidad lingüística, en iros. O sea, en lo que todo hijo de vecino afincado en el solar patrio viene diciendo desde hace siglos. Lo dicen y escriben así incluso los hablantes más cultos, salvo que opten por regodearse en el uso del lenguaje arcaizante, lo que suele ser más síntoma de buen humor autoparódico que de elevadas ínfulas en el modo de expresarse.

El caso es que la RAE ha aceptado el uso considerado coloquial de esta forma imperativa pero lo ha hecho con la boca chica -consciente de lo que se le venía encima-. Advierte que lo recomendable es emplear el idos y deja claro que el pleno de la entidad, tras un largo debate en su propio seno, acabó cediendo al iros por recomendación de los académicos novelistas (Pérez-Reverte y Marías), que se sienten ridículos plantando en sus diálogos palabra tan pedante.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Jul 20, 2017 1:10 pm    Asunto: Responder citando

"Limpia, fija y da esplendor"
José Luis Martín 20/07/2017

La prensa del 19 de Julio de 2017 se ocupa de la discusión y decisión que ha existido en la Real Academia Española sobre la legitimidad de la palabra "iros", es decir, de una fórmula del imperativo del verbo ir. Ante la indecisión existente entre los escritores, que han utilizado la fórmula "idos", "ios" e "iros", la Rel Academia ha decidido que, aun siendo lo normal "idos", es admisible utilizar la utilizada "iros" como legítima. Y alguien (el académico Pérez Reverte) ha dicho, para justificar la resolución de la Academia, que ésta es "notario" de cómo se habla y no "policía".

Mi opinión es totalmente contraria a esta fórmula. Cuando en el reinado de Felipe V se creó la Real Academia Española de la Lengua, se le aplicó el lema del título; se le atribuyó: "limpia, fija y da esplendor", que señalaba su cometido con relación a la Lengua. Y desde entonces siempre que hubo dudas sobre algún término concreto, se asumió, como en lo jurídico una sentencia del Tribunal Supremo, lo que dictaba la Real Academia Española sobre el particular. Nunca hasta hoy se había dicho que la Real Academia fuera un "notario", algo así como un historiador que testificara sobre el uso que en el pueblo se hacía del término en cuestión. Su función con relación a la lengua era, tal vez, la del policía que advierte la anomalía de lo habla-do; pero, más que eso, se le adjudicaba la función del legislador que señala cómo se debe de-cir. Lo cual es mucho más que lo que puede hacer un mero policía. Y eso es lo que tendremos de hoy en adelante con relación a la palabra "iros" como "imperativo pronominal del verbo ir".

Entrando en el fondo de la cuestión, salvando la autoridad de cualquiera sobre mi pro-pia opinión, es que cualquiera de las fórmulas admitidas ( "idos", "ios", "iros") debe calificarse como "inadmisible". De hecho nunca he entrado en la duda. He utilizado "marchad","salid", o cualquier otro verbo que me hayan presentado el significado y nunca el que adjudique al ver-bo ir una especie de complemento directo representado por el pronombre "os". La razón es muy sencilla: el verbo "ir" es intransitivo y, por tanto, no admite ningún complemento directo. Existe una diferencia fundamental con otros verbos, como, por ejemplo, llevar. Se dice con toda legitimidad: "Id a un lugar y llevaos la documentación adecuada"; porque el verbo llevar si es transitivo y admite el complemento directo ("la documentación adecuada", en este caso), y el complemento indirecto (de llevad) pronominal "os".

Tal vez sea exagerado mi juicio sobre la legitimidad de "os" con el verbo ir. Pero entiendo que puede ser admisible tratándose de la Real Academia a la que considero exigente guardián de la pureza de la Lengua Española, por lo que no admite -ni mucho menos- en el Diccionario todas las palabras que se le ofrecen en el común hablar del pueblo. Su compromiso de "limpiar, fijar y dar esplendor" a la Lengua debe ejercerlo con todo rigor, para que el espa-ñol hablante tenga el Diccionario de la RAE la norma segura de una dicción ejemplar. Sin que se interprete como propuesta de ejemplo, siempre que me siento a escribir, sobre todo si pre-tendo que se lea mi escrito, tengo al lado un ejemplar abreviado de ese diccionario; y, cuando dudo de la legitimidad de la palabra que tengo in mente para emplearla, acudo sin falta al diccionario, sabiendo que, una vez consultado, mi seguridad es completa. Lamento que algún término se haya "colado" en mi escritura sin la normal prevención de consultar el diccionario antes de situarlo en mi escrito. Pero es clara mi buena intención al situar a mi lado un ejemplar del diccionario de la RAE

Es fundamental la función que concedo a la Real Academia Española. No sé si puede acomodarse con la de un "policía". Mi intención es más importante y sobrepasa las labores de un policía en la vida social. Es, para mí, la Real Academia una institución similar, en lo que se refiere a la Lengua Española, a la que compete al Poder Legislativo en la vida legal de la Sociedad. Así como no entra en vigor, en la sociedad civil cualquier norma que se le ocurra a una persona, aunque sea muy competente en su organización, si no es una Ley, o cualquier otra disposición aprobada por el Poder Legislativo de la nación, de la misma manera no debe entrar en la común habla del pueblo cualquier término que no haya sido aprobado e incorporado a su Diccionario por la Real Academia Española. Y veo muy bien que ésta no admita todos los térmi-nos que se le presenten, aunque lamente la limitación que tal decisión de exclusión impone a mi natural forma de expresarme. Para mí la Real Academia debe ser un vigilante riguroso.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Jue Jul 20, 2017 1:13 pm    Asunto: Responder citando

versos de aquí
Pilar Galán Rodríguez - elperiodicoextremadura.com - 20/07/2017

Tiemblo de emoción cada vez que estalla una polémica causada por las decisiones no siempre acertadas de nuestra Real Academia. Ahora le ha tocado el turno a iros, cuyo uso va a aceptarse a partir de otoño, aunque sigue recomendándose la forma culta. Eso sí, no nos emocionemos porque seguiremos diciendo marchaos, que no marcharos, por ejemplo.

Da igual que desde la Academia los lingüistas traten de explicar que el diccionario ya no es normativo, que solo recoge el uso de los términos, y que lamentablemente, triunfa iros, aunque no en Hispanoamérica. Da igual porque las redes han estallado y nos inundan los mensajes de supuestos expertos, sobre todo cuando se trata de discutir en Twitter o lanzar mensajes ofensivos.

Ahora resulta que nadie decía iros, y todos utilizábamos bien el castellano. Ya quisiera yo estas discusiones cuando trato de explicar a algún alumno por qué es tan importante la ortografía, y por qué no da igual escribir sin tildes. Total, tú ya me entiendes, dicen, qué más dará. Pues no debe de dar igual cuando en las redes se afilan los cuchillos, como cada vez que se toca lo que creemos nuestro, y es de todos.

Ya la tuvimos con la tilde de solo, con la mayúscula de los demostrativos, hasta con la ye, que inundó el país de detractores y partidarios de su procedencia griega. Puede que influya que la polémica haya surgido de la mano de Pérez Reverte, maestro en sembrar discordias, pero también en atajar comentarios palurdos.

El caso es que aquí los españoles seguimos creyendo que la lengua es nuestra, por supuesto, que sabemos más que los lingüistas, y que la historia del castellano es como un partido de fútbol. Solo importan las jugadas y el resultado; lo otro, la historia, el buen uso, la deportividad… no son más que tonterías. Por mi parte, yo seguiré escribiendo y pronunciando idos.

Hasta que acepten versos o irse, por supuesto. Versos de aquí, si me queréis, irse. Puestos a defender lo nuestro, y a no achantarnos, me quedo con Lola Flores en la boda de su hija. Y con los versos. A ver qué más español, más racial, más poético y más lengua madre que eso.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Arturo Pérez-Reverte Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro

Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Ecke Ecke


Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de sus respectivos autores. Los comentarios son propiedad de los escritores y todo lo demás © 2007 de www.capitan-alatriste.com. Capitán Alatriste es una marca registrada de Alfaguara ediciones. Todos los derechos reservados
Puedes sindicar nuestras noticias utilizando el archivo backend.php o ultramode.txt
PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.33 Segundos