[ Registrarse ]
 
 
Principal
· Home
· Archivo de Noticias
· AvantGo
· Contactar
· Descargas
· Enciclopedia
· Enlaces
· Enviar Noticias
· Foro
· Galería de Imágenes
· Reportajes
· Tu Cuenta
Últimas imágenes

El pintor de batallas, al teatro

Arturo con Rosa Villacastín

Ilustración de Pablo García para La nueva España

.: Galería de fotos :.

Últimos mensajes

 1250 - 18.06.2017 - Perros de la Recoleta
 1249 - 11.06.2017 - Una Historia de España (LXXXVI)
 1248 - 04.06.2017 - Claro que nos representan
 4 - 20.06.1993 - Sobre lobos y japoneses
 1247 - 28.05.2017 - La soldado que se parecía a Jodie Foster
 7 - 11.07.1993 - Un héroe de nuestro tiempo
 1246 - 21.05.2017 - Echando más pan a los patos
 5 - 27.06.1993 - Lejías
 1245 - 14.05.2017 - Una Historia de España (LXXXV)
 8 - 18.07.1993 - Sin moneda para Caronte

El Capitán Alatriste Forums

Artículos Pasados
Domingo, 30 noviembre
· Nueva edición escolar de 'DonQuijote'
· 'Perros e hijos de perra'
Sábado, 11 octubre
· Estreno de la obra 'Patente de corso'
Miércoles, 20 agosto
· Se prepara adaptación al cine de 'La piel del tambor'
Miércoles, 13 agosto
· Arturo, premiado en La Unión (Murcia)
Sábado, 10 mayo
· Arturo en las Jornadas de Arqueología Subacuática
· Arturo en Argentina
Domingo, 16 febrero
· 'Letras y espadas' por Madrid
Sábado, 01 febrero
· Arturo, premiado en Santiago de Compostela
Lunes, 28 octubre
· Entrevista a Arturo en 'Salvados'

Artículos Viejos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el monitoreo de las costumbres de uso de su navegador. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar el modo de tratamiento de estas cookies o negarlas.

Ecke Ecke
www.Capitan-Alatriste.com :: Ver tema - Adaptación de 'Don Quijote de la Mancha' (2014)
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

Adaptación de 'Don Quijote de la Mancha' (2014)
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Otros libros
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13410

MensajePublicado: Jue Dic 18, 2014 6:18 pm    Asunto: Responder citando

Obligatoriedad
Manuel Angel Rodríguez García - diariolatorre.es - 18/12/2014

Con cierta frecuencia recurro al DRAE como apoyo a mis asertos. Bien es verdad que en algunos casos, sobre todo cuando se refiere a las matemáticas, sus definiciones no son muy finas y su rigor deja mucho que desear. La falta de finura para casos concretos obliga a una lectura crítica de sus definiciones para que no nos den gato por liebre. Sin embargo, a falta de cosa mejor, puede ser un buen referente que fortalezca la opinión propia o ajena.

Días pasados, Libertad Digital se hacía eco del rifirrafe entre los Sres Pérez-Reverte y Wert. La taxativa e inapelable afirmación de la ineludible obligatoriedad de que en las escuelas se estudie 'El Quijote' ha generado la respuesta del Sr Ministro y la dúplica del académico. Es la expresión autoritaria de éste la que provoca mi escrito.

El Sr Pérez-Reverte enfatiza la obligatoriedad del estudio de 'El Quijote'. Alega razones suficientes para que se cumpla tal obligación. Sin negar la importancia de tan sin par obra, “que rival no ha de tener”, chirría en mis meninges la idea de añadirle una obligación más a las muchas que tiene colgada la escuela. Bastante tienen los niños, además de cargar con sus pesadas mochilas y las cuasi infinitas cosas que han de estudiar y hacer, y superar con creces una jornada laboral ordinaria, para añadirle una obligación más.

No debe ignorarse lo que dice el DRAE sobre el sufijo “-dad” que añade a los sustantivos una determinada cualidad, en este caso a "obligatorio", cuyo significado no admite discusión: “Que obliga a su cumplimiento y ejecución”.

El Sr Pérez Reverte, con la autoridad que le caracteriza, reparte cuotas de analfabetismo que no voy a discutir. Lo que me parece más problemática es su pretensión de imponer al sistema educativo la obligatoriedad del estudio de 'El Quijote'. Debemos tener presente que Cervantes es más, algo o mucho más que 'El Quijote'. La historia de la Literatura Española nos muestra una abundantísima relación de autores dignos de estudio. No quiero decir nada del aumento de la lista si incluimos autores extranjeros.

Lo que hay que exigirle a la escuela es que enseñe a leer y escribir correctamente y con ello a pensar y discurrir. Aficionarlo a la lectura como una aventura del pensamiento y un regocijo insuperable. Que ofrezca antologías de nuestros clásicos y otros tendentes a incrementar la afición en la niñez y adolescencia por la lectura. Con tal armadura, llegará la madurez intelectual suficiente para emprender aventuras lectoras de gran calado. A quien se le inoculó la afición por la lectura quedó nimbado con hálito divino: “Levántate y lee”.

Adenda: Escrito y dispuesto para enviar a “imprenta”, leo la columna del Sr Díaz Alcaraz sobre el mismo tema, quien se alía con la tesis del Sr Pérez Reverte y es muy libre. Discrepo de su postura y me alineo con su contenido. Vale.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Siana
Capitán


Registrado: Jun 15, 2006
Mensajes: 5536
Ubicación: Barcelona

MensajePublicado: Jue Dic 18, 2014 9:56 pm    Asunto: Responder citando

Ayer estaba agotado en la Casa del Libro. Y hoy solo quedaba uno en El Corte Inglés.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
grognard
Capitán


Registrado: May 02, 2011
Mensajes: 4077
Ubicación: emporiae

MensajePublicado: Vie Dic 19, 2014 4:37 pm    Asunto: Responder citando

Joan Manuel Soldevilla, tintinólogo y profesor de Literartura en el instiruro Ramon Muntaner de Figueres.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10205837034632995&set=a.1061364422297.11541.1471532998&type=1&theater
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Siana
Capitán


Registrado: Jun 15, 2006
Mensajes: 5536
Ubicación: Barcelona

MensajePublicado: Vie Dic 19, 2014 10:35 pm    Asunto: Responder citando

Dónde está la tecla de "me gusta" Guiño?
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5715
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Lun Dic 22, 2014 9:50 am    Asunto: Responder citando

El Quijote cabalga de nuevo
eltiempo.com (Colombia) - 20/12/2014

Todos los estudiantes del mundo hispano, y con ellos, de paso, los estudiantes de la Tierra, han oído hablar alguna vez de Don Quijote de la Mancha mucho antes de enfrentarse con la imborrable novela de Cervantes. Saben que el personaje es un viejo que ha perdido la cabeza y se ha vuelto una parodia de los caballeros andantes y va por ahí combatiendo monstruos que solo existen en su imaginación de tanto haber leído los libros de su tiempo. Tienen claro que montado en un burro cansino lo acompaña un escudero gordo y pícaro y entrañable, que responde al nombre de Sancho Panza. Y han escuchado que es el texto más importante de nuestras letras, que el humor campea por sus páginas como debería suceder con la vida, y que episodio tras episodio va sucediendo en sus dos volúmenes una suerte de biblia para quienes creen en la literatura y en la lengua española.

El drama comienza cuando llega la hora de leer el libro en los salones de clase. Ni los alumnos ni sus profesores parecen preparados para enfrentarse a la primera novela moderna, a la primera novela crítica e irónica. Tanto los unos como los otros recurren a ediciones abreviadas, por lo general mediocres e infames con el original, para eludir la sensación de que se está llevando a cabo un castigo cuando se impone su lectura en los salones de clase y para salvar la culpa de impartir una educación en español que no tenga en cuenta su texto fundamental.

El problema ha llegado a su fin. La nueva versión de 'El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha', bellamente editada por la Real Academia Española y la editorial Santillana, y adaptada para el uso escolar por el narrador español Arturo Pérez-Reverte, con maestría y fidelidad consigue podar la obra original sin banalizarla o irrespetarla –simplemente, el novelista eliminó las digresiones y ciertas subtramas– para que su relato principal llegue a más y más lectores y el libro demuestre sin ninguna clase de obstáculo su milagrosa vigencia. La idea detrás de este trabajo es, por supuesto, la de que nadie debería perderse 'El Quijote'. En sus páginas están la sabiduría y la risa que tanto nos faltan en ciertos momentos.

Y su personaje sigue encarnando, mejor que ningún otro, la muy humana aspiración de corregir el mundo.
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13410

MensajePublicado: Mar Dic 23, 2014 8:38 pm    Asunto: Responder citando

El Quijote Reloaded
Gabriel Antillano - el-nacional.com (Venezuela) - 22/12/2014

Pensé que era una broma. Tal vez fuera una noticia mal redactada o con datos erróneos. No le presté importancia al inicio, creyendo que iban de broma. Lamentablemente, la cosa era en serio: la Real Academia española había publicado una edición de 'Don Quijote' de Cervantes para uso escolar editada –o mejor dicho, sancionada– por Arturo Pérez-Reverte donde se extraían algunas partes para "facilitar" su lectura.

La iniciativa no es nada novedosa. Del 'Quijote' existen numerosas versiones. Versiones cortas, versiones para niños, versiones en donde se sustituye el español antiguo por uno más "moderno", versiones anotadas y pare usted de contar. No es exclusivo de la obra de Cervantes, existen muchas versiones de clásicos como 'La Odisea', 'Moby Dick' o 'Drácula'. Libros tan atemporales que algunos aún insisten en adaptarlos a tiempos y personas, sin demasiado éxito.

La modificación de la obra artística es algo habitual. Son muchos los artistas que vuelven a visitar sus trabajos y hacen modificaciones, arreglan, destruyen. En el cine es muy común. Incluso las versiones "director's cut" (la versión del director) son triunfos del creador sobre sus productores. Nos dice que lo que vimos fue la versión mutilada por los estudios cinematográficos, usualmente por intereses más cercanos a lo económico que a lo artístico, y que ahora el director nos invita a ver la película como él la pensó desde un principio. También se agregan escenas, se cambian los finales, se mejoran las imágenes. 'Blade Runner' es un buen ejemplo, existen no menos de siete versiones de la película, cada una con sus detalles particulares.

El caso con obras como 'El Quijote' presenta una serie de problemas, entre los cuales el principal es el hecho de que cualquier modificación a la obra no será hecha por su creador, en este caso Cervantes, ya que está muerto. Es decir, que las modificaciones a la obra no las hace el creador, son realizadas por otros. Estos "arreglos" responden a los intereses de otras personas y son una mutilación de la obra original.

La intención particular de esta edición de 'El Quijote' es atraer a los jóvenes a su lectura. Pérez-Reverte explica en el prólogo a la edición: “Cuando se trata de trabajar en colegios con el texto íntegro, las digresiones y relatos insertos en él perturban a veces la aproximación amena, eficaz, que una herramienta educativa o una lectura sencilla pueden reclamar”. Vaya. Esta consideración con los estudiantes revela tres perspectivas: los jóvenes son idiotas, el resto del sistema educativo falló y 'El Quijote' es un texto farragoso y con material innecesario. Leer las aventuras de Don Quijote a los 15 años puede no interesar a muchos. Su lenguaje, extensión y complejidad no son un reto sencillo para el lector juvenil, claro está. Pero ¿la solución es adaptar la obra clásica en versiones más cortas y digeribles?

Uno de los fracasos más grandes de la educación escolar es no incentivar la lectura en los estudiantes. Los niños salen del colegio odiando los libros y con una percepción de la lectura como algo fastidioso e inútil. Una persona que no encuentra placer en leer, jamás apreciará un libro como 'Moby Dick'. Es improbable. Cuando yo estaba en el colegio nos mandaron a leer 'Don Quijote' de Miguel de Cervantes y 'Cien años de soledad' de Gabriel García Márquez, en parte porque a nuestro colegio, el Santiago de León de Caracas, la alcaldía de Chacao le donó centenares de bellos ejemplares tapa dura publicados por la Real Academia Española. Casi nadie los leyó. La mayoría de los estudiantes aprobó los exámenes de comprobación lectora gracias a resúmenes de Internet y pura destreza para responder preguntas de desarrollo sin saber absolutamente nada (materia en la que los santiagueños somos expertos). Recuerdo incluso a un amigo que paso horas con un exacto cortando 'El Quijote' hoja por hoja en forma de rectángulo para crear un hueco en la mitad del libro donde entrara su celular y así usarlo mientras todos creían que leía. La determinación y paciencia de mi amigo eran admirables. El proceso duro días, probablemente más de los que habría tardado en leer la novela. Antes de terminar el año, apareció un ejemplar de 'Cien años de soledad' sobre el techo del gimnasio (la cancha de básquet). Se nos dio un largo regaño sobre esto, un "acto de despilfarro" y "vandalismo", un "irrespeto" inaceptable. A los pocos días, ya había tres ejemplares en el techo.

En lo personal, soy creyente de lo propuesto por Jorge Luis Borges: la lectura hedonista. Si un libro te fastidia, lee otro. Si no te gusta Cervantes a los 15, no lo leas, vuelve a él a los 21. Lo más probable es que no estés listo.

El objetivo primordial debe ser incentivar la lectura en los jóvenes, luego hacerlos leer los clásicos. ¿Por qué no introducir el uso de comics? Los jóvenes responden a los comics, son más visuales y entretenidos. Empezar por allí, seguir con lecturas no necesariamente fáciles, pero sí muy interesantes. Cuentos diversos. Uno de los grandes problemas es que la gente asocia los libros con temas aburridos, con vestidos largos y collares del siglo XIX. Hace unos días una amiga se sorprendía y me preguntaba: "¿Hay libros que hablen de esas cosas?" cuando le expliqué que la novela que leía trataba de un grupo de gente cuyo fetiche sexual eran los accidentes automovilísticos y como había toda una cultura de morbo con morir atropellado (el libro, por cierto, era 'Crash' de JG Ballard). Poner a los jóvenes a elegir títulos a partir de una lista no es mala idea. No manejo el tema educacional, pero es una falla de arreglo vital en el sistema.

Editar 'El Quijote', quitarle partes para facilitar su lectura, es terrible. Es el triunfo del consumidor sobre el arte. Obligar a la obra a sucumbir ante las preferencias y los intereses del lector. El problema no es quién sea el verdugo, quién se encargue de la mutilación. No importa si es Pérez-Reverte, Javier Marías o Fidel Castro, ni qué tan expertos sean en la obra. El problema es que no es el mismo Cervantes, aun cuando la obra ya ni siquiera le pertenece. ¿Con qué criterio se elimina o se mantiene un pasaje en el corte final? ¿Quién decide qué importa y que no?

Si el empeño por hacer de la obra de Cervantes algo obligatorio en la educación primaria se mantiene, se debe hacer con el texto íntegro. Enseñar a los niños a buscar las lecturas por lo fácil, por lo que presente menos reto es algo muy peligroso y que no ayuda en nada. O se asigna otra obra para la lectura en casa o se usa 'El Quijote' completo. Además, al realizar estas modificaciones lo que leen ya no es 'El Quijote', es otra cosa, es la versión, la interpretación, pero no es la misma obra. Por ello, la iniciativa falla: están haciendo otro libro. No incentivan a nadie y quien lea esa versión no está leyendo realmente a Cervantes.

'El Quijote' seguirá allí, como ha permanecido todo este tiempo, aun con el empeño de obligar a los niños en plena pubertad a leerlo. Las versiones, en cambio, no duran mucho.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13410

MensajePublicado: Jue Dic 25, 2014 4:46 pm    Asunto: Responder citando

El Gobierno aprueba mañana los currículos de ESO y Bachillerato
Europa Press - 25/12/2014

El Gobierno aprobará previsiblemente este viernes 26 de diciembre, en el último Consejo de Ministros del año, el decreto que regula ambos niveles, así como el de Formación Profesional (FP) de Grado medio, según han informado a Europa Press fuentes gubernamentales. La secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, ha defendido, en una entrevista con Europa Press, que estos currículos de ESO y Bachillerato no restan competencias a las comundiades autónomas sino que modifican la distribución.

"Antes, un porcentaje del currículo de las asignaturas lo proponía el ministerio y otro porcentaje la comunidades autónomas. Ahora ya no es así. Hay unas asignaturas troncales donde el currículo le corresponde al Estado y hay dos bloques de asignaturas cuyo contenido le corresponde a las comunidades autónomas. Ese es el primer cambio importante", ha explicado.

La aprobación de los currículos de ESO y Bachillerato fue aplazada a comienzos de de año a petición de las comunidades autónomas, pero es necesario dar luz verde al decreto para que la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación (LOMCE) pueda implantarse en estos tramos a partir del curso 2015-2016. Otro de los cambios que ha destacado Gomendio es la composición "mucho más esquemática" de los currículos, con el fin de dar "más autonomía a los centros y a los docentes" para que aporten y definan sus contenidos. Además, la secretaria de Estado subraya que la norma "no solamente se refiere al cambio en los contenidos", sino que incluye también los "estándares de aprendizaje" definidos por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, así como los modelos de evaluación que deberán ser aplicados. De este modo, ha asegurado que se pretende promover una transformación del modelo educativo español que "se basa casi exclusivamente en la memorización de los contenidos" a otro en el que estos "continúen siendo importantes", pero que valore además competencias prácticas como la resolución de problemas complejos, la integración de diversas fuentes y la capacidad crítica para determinar la calidad de esa información, trabajar en grupo o hablar en público, entre otras. Por otro lado, a pesar de que finalmente la asignatura de Religión no será de oferta obligatoria en Bachillerato, tal y como reclama la Conferencia Episcopal Española, Gomendio ha asegurado que "han escuchado" las peticiones de los obispos como "con todo el mundo que ha querido hablar sobre este tema".

Respecto a la polémica entre el Ministerio y el escritor Arturo Pérez-Reverte sobre la lectura de 'El Quijote' en la escuela, Gomendio ha atribuido las críticas a "un malentendido fruto de la ignorancia". "Hasta donde yo sé, ya hemos explicado en qué partes del curriculum y en qué materias se incluye y cómo se incluye", ha asegurado.

En cuanto a la implantación de la LOMCE, Gomendio ha valorado la "total normalidad" con la que, a su juicio, se está llevando a cabo en primero, tercero y quinto de Primaria, donde ha comenzado a aplicarse desde este mismo curso. En este sentido, considera "muy positiva" la evolución de los centros que ya se han adaptado, a excepción de Cataluña, donde "en principio no se va a implementar en este curso académico" y de País Vasco, que ha retrasado la implantación.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13410

MensajePublicado: Vie Dic 26, 2014 10:15 am    Asunto: Responder citando

Pérez-Reverte habla acerca de 'El Quijote'
Mario Antonio Sandoval - prensalibre.com (Guatemala) - 26/12/2014

Durante la pasada Feria Internacional del Libro, en Guadalajara, tuve oportunidad de escuchar una conferencia y luego conversar muy brevemente con Arturo Pérez-Reverte, periodista por 21 años, escritor, miembro de la Real Academia de la Lengua, quien presentó una edición muy especial de 'El Quijote', en realidad un compendio de la magna obra de Miguel de Cervantes, en la cual se mantiene el hilo de las principales peripecias del Caballero de la Triste Figura, en un lenguaje actualizado, pero respetuoso, "sin mancillar el texto original". Quiero resumir algunas de sus opiniones no solo del libro, sino de otros temas, presentados con profundidad, amenidad no exenta de ironía y de humor a veces cáustico. Espero hacerlo exitosamente.

'El Quijote' debe ser retomado —dice Pérez Reverte—. Es un libro complejo, difícil de leer, complicado, y requiere una guía. Asusta... Es un cofre lleno de principios capaces de hacer mejor al mundo, en estos tiempos difíciles, de incertidumbre, cuando las redes sociales están consiguiendo mayor coordinación de espíritus libres. Son tiempos de incertidumbre, luchas, conmociones serias. Conceptos como patria, bandera, nación, están sometidas a crítica, pero la patria que no falla es la lengua española. Las academias tienen el papel fundamental para mantener la unidad de la lengua, y 'El Quijote' es la bandera que nos cubre. Habrá movimientos sociales, pero temo que sean los bestias quienes los encabecen, no los hombres sabios.

'El Quijote' es una versión maravillosa de cómo un hombre puede ser bueno. Con él puedes hablar de ética, moral, amor y odio; todo está allí. Un maestro, con la herramienta adecuada, puede ser quien cambie la sociedad, y 'El Quijote' sirve para eso: nos hace mejores. La ética en 'El Quijote' está en todo el libro. Es un hombre equivocado, loco o se hace, pero bien intencionado. El autor crea un personaje cómico... El autor es muy cruel. No es compasivo, se burla del caballero andante, pero Cervantes era un buen hombre, aunque infortunado y lleno de desilusiones. Hidalgo, admirable, su mayor orgullo fue haber estado en Lepanto. Sin proponérselo, saca todo lo que tiene dentro, su humanidad, orgullo y nobleza se cae gotita en gotita.

La lectura más inteligente en un mundo cambiante, en mundo cambiando, hace que Cervantes vaya emergiendo, con la dignidad del fracaso, y encarna como nadie la mejor parte del ser humano. Algunos libros quedan atrás, y otros envejecen contigo, es el caso de 'El Quijote'. La mayor parte de veces se fracasa... Forma parte de la vida. No hay forma de eludirlo, aunque puedes prepararte para sobrevivirle y entonces es bueno tener analgésicos... Rendirse porque ya no se tienen cartuchos, tiene dignidad. Lo indigno es rendirse cuando todavía te quedan balas. El mundo actual es tan estúpido, que se olvida de que el fracaso puede existir y existe. Creo que sería posible escribir un Quijote en el siglo XXI. La palabra fracaso define al personaje.

Los malos ganan siempre, pero se puede hace que al malo le sangre la nariz, que sepa que no es fácil ser malo, y puede ser peligroso serlo. Que sepa el malo que puede no quedar impune. Es posible que vayamos a su casa a buscarlo. Lo peor del mundo no son los malos, sino los cobardes. En mi carrera vi cosas que no hubiera querido ver, pero que me educaron la mirada. Nunca sé lo que tapa la bandera. Pero la dignidad, la lealtad, la amistad, el amor, son las palabras que sobreviven. Aquí termina la presentación de Reverte, cuya franqueza delata al periodista, a quien analiza con serenidad, aunque no por ello sin corazón. Me quedé pensando, y lo comparto ahora: ¿Cuáles de estas últimas palabras son sobrevivientes en Guatemala?
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13410

MensajePublicado: Dom Dic 28, 2014 10:23 am    Asunto: Responder citando

David Felipe Arranz: "La versión de 'El Quijote' de Pérez-Reverte es una vergüenza"
Prado Campos - elconfidencial.com - 28/12/2014

El rito de la lectura. La idea de cómo nuestros libros nos construyen y crean esa morada de ficción en la que habitamos cada día. El periodista y filólogo David Felipe Arranz reivindica en 'Arquitecturas de la ficción' (Líneas Paralelas) ese placer que es leer, en papel y de forma sosegada frente a una sociedad que vive sin tiempo, a golpe de clics y que ningunea a sus clásicos con “versiones light 0% materia grasa” como la última de 'El Quijote' de Arturo Pérez-Reverte. Un libro donde recopila más de 30 artículos de escritores de todos los tiempos, junto a músicos o fotógrafos ligados al mundo de las letras, para fortalecer esa realidad, demasiado olvidada, de que los libros moldean nuestro carácter.

-Explíqueme esa idea de los libros como morada u hogar de la que parte Arquitectura de la ficción.
-Creo que los libros nos van configurando un hogar. Borges en 'El Aleph' hace un planteamiento de la ficción como estructura habitable. Es una idea que también desarrolló muy bien Virginia Woolf en 'Una habitación propia'. Y creo que internet y las nuevas tecnologías han deslocalizado ese hogar. Ahora tenemos una literatura portátil, vamos con nuestro iPad o ebook, y esa idea de ese lugar secreto donde uno se va construyendo a sí mismo con lo que lee me interesaba recuperarla con una propuesta de lecturas de los heterodoxos, que son los que me interesan, y de los problemas que habían tenido. La literatura imprime carácter al lector. Uno no es igual a sí mismo cuando termina de leer un buen libro. La literatura como hogar es una idea que hay que reivindicar al igual que el lugar de lectura (el sofá, la habitación o el escondrijo secreto). Me cuesta leer por la calle, no puedo leer en el metro y me encanta leer donde no me puedan ver. Es una actividad secreta y demasiado placentera para exhibirla ante los demás. Exhibir la lectura en ambientes urbanos y tramos de metro me parece un acto impúdico.

-¿Qué criterios ha seguido para juntar estos artículos?
-He seleccionado los artículos que pueden abrir más caminos pero, sobre todo, los que descubren facetas ocultas de escritores consagrados ortodoxos y de los heterodoxos como Luis Cernuda, el marqués de Sade, Dostoyevski incluso Martin Luther King, Gore Vidal, Diderot... Me centro en estas personas que tuvieron dificultades por innovar y plantear alternativas a la estructura del poder. E incluso personajes como Ken Follett, que ha sido muy maltratado por la crítica. Me interesaba conocer la construcción del best seller como heredero del folletín decimonónico. Hay un artículo donde he ido desde las grandes sagas románticas de Victor Hugo a Follett, es decir la evolución desde las familias de personajes que van desembocando en una adhesión permanente al lector. Y eso es una estrategia literaria que se llama negocio que no veo mal, sobre todo si es literatura. Algunos lo niegan pero en el momento que hay un lenguaje metafórico y una creación de un universo de ficción, es literatura.

-Su libro me invita a leer y, sobre todo, a aumentar esa lista personal de libros pendientes a partir la multitud de títulos que cita. ¿Necesitamos en una sociedad tan tecnológica como la de hoy incidir, incluso más, en el fomento de la lectura?
-La velocidad de vértigo que la sociedad actual imprime al tiempo de las personas va en contra de los tiempos de reposo y asimilación de la lectura. Los ritmos de lectura, para que ésta entre a formar parte del espíritu, del pensamiento y del sentimiento de un lector, no son transmitidos adecuadamente en tiempos que funcionan a golpe de clic. Vivimos un mundo digital. Y lo digital es veloz. El libro no es veloz, es reposo, es sabor y, en general, el libro en papel por el mero hecho de existir es políticamente incorrecto. Incluso, diría que molesto porque en España, donde se edita más y mejor de toda Europa, vivimos una situación de abandono intolerable por parte de los responsables del Gobierno. El mundo editorial está desprotegido, los editores se encuentran en serias dificultades para hacer su trabajo y deberían recibir muchísimo más apoyo institucional. Cualquier persona que ataque y desasista el mundo del libro es un delincuente.

-Falta de apoyo institucional pero empezando en lo básico: la educación.
-En los planes de estudio se han retirado las lecturas obligatorias. En ESO y Bachillerato ya ni se ofrecen fragmentos de libros, son pequeños resúmenes.

-Como 'El Quijote' de Arturo Pérez-Reverte.
-Eso es una vergüenza. Indignante. 'El Quijote' se entiende perfectamente. Lo hemos leído todos de pequeños. Estamos haciendo a los niños retroceder mentalmente. Es intolerable hacer una versión light de 0% de materia grasa de 'El Quijote' para que lo lea quien sea. Cervantes es de un castellano límpido y claro, y aquellas palabras concretas del léxico más complicadas se sacan perfectamente por el contexto. Si hasta los ingleses supieron entenderlo, ¿cómo es posible que en España se corte y recorte? Que esa moda de la España de hoy de los recortes llegue al 'Quijote' me parece un cachondeo. Lo que debería hacer la RAE es editar una versión espectacular, ya sea de Reverte o de quien proceda, para que esté en todos los hogares. Versiones light, no por favor.

-Y llama más la atención cuando, según las estadísticas del gremio de editores, los niños y jóvenes son los mayores lectores de nuestro país. Basta con mirar la cantidad de sagas exitosísimas nacidas a partir de Harry Potter.
-Claro, porque mientras Harry Potter dispone de un aparato promocional de apisonadora, nosotros hacemos recortes al 'Quijote'. Nadie puede hacer versiones light de 'El Quijote'. Y quien dice 'El Quijote' dice cualquier clásico. En EGB y Bachillerato teníamos lecturas pero no se te ocurría pedir una versión light de los artículos de Larra porque no los entendías. Dice George Steiner en 'Sobre la dificultad' que superar los retos intelectuales que plantea la lectura nos hace más inteligentes. Lo que pasa es que entiendo que desarrollar un plan de idiocia colectiva es lo que interesa en este país. Tendría que haber una asignatura en el cole y el instituto, por lo menos un año de la vida escolar, centrada en la novela de la que nace toda la literatura moderna y que es patrimonio nuestro. Despiezar y reducir la obra mestra de la literatura universal en su propio país... Reducir eso es jibarizar la cultura, que es en lo que están.

-Hablando de Cervantes, en su libro propone un interesante juego con él.
-Es un homenaje. Cervantes fue un escritor muy laberíntico, de referencias y que abría un apetito voraz al lector para que volviese a otras lecturas que planteaba. 'El donoso escrutinio' es la crítica literaria sobre novelas de caballería más espectacular de la literatura. Quería jugar un poco con ese 'Donoso escrutinio' de Cervantes y plantear algún texto alternativo, partiendo de su propio estilo, para crear una trama secreta sobre una posible comunidad de lectores en la que nace, en Valladolid en 1604, el final de la primera parte de 'El Quijote'. Obviamente Cervantes es hijo de su tiempo y esa demanda de novela existía. Yo quería recuperar la ilusión de qué tramas, qué libros secretos y qué tráfico de papeles ocultos se pudo producir, partiendo de hechos reales, en el Siglo de Oro.

-También reivindica la figura del marqués de Sade como un innovador muy maltratado.
-Fue uno de los más grandes filósofos de la modernidad. Planteó por primera vez, de forma descarnada y abierta, el problema del mal. Sufrió prisión, fue recluido en la Bastilla y en el Hospital de Charenton y allí fue construyendo un sistema de conocimiento que intercambiaba con aliados y cómplices. Lo que planteo en este artículo es que, y está basado en hechos reales, su gran enemiga fue su suegra, madame de Montreuil, que no estaba de acuerdo con que el divino marques saliese con su hija. Él tiene un complejo tremendo de Romeo y Julieta que le hace crear los personajes de Juliette y Justine, que son el haz y el envés de la injusticia que él padecía. Crea la literatura subversiva porque se encuentra extraordinariamente oprimido. Es tan moderno que Sade sigue siendo uno de los nombres prohibidos de la literatura universal. No se enseña, ni se explica ni escribe de él. Reivindico el 'Epistolario' para entender la raíz del pensamiento de Sade. Ahí se encuentran muchas explicaciones sobre el mal en el mundo. Sade ya hablaba sobre el sistema de represión de libertades como generador del mal en el mundo.

-Pero no se queda sólo en escritores. ¿Por qué recupera en este hogar literario figuras como Richard Wagner, Shirin Neshat o Susan Sontag?
-Me interesaba el Wagner maltratado como uno de los referentes de Adolf Hitler. Es verdad que existió un antisemitismo pero quería ver qué había detrás. En Wagner hay unas ideas muy interesantes de la metafísica resonante como, por ejemplo, el juego evolutivo de la música. Introdujo la música en la teoría de la armonía y llegó a desarrollar lo que se llama el "color instrumental", que influyó incluso en las artes plásticas de finales del siglo XIX. La gente no sabe que la capacidad estética de Wagner va más allá de la propia música. Por tanto, sí es verdad el antisemitismo, pero había tapado al gran innovador que había sido y que quería recuperar. Y gracias a Shirin Neshat descubrí el cuerpo como soporte en el que se inscribe el 'Libro de los reyes', de Hakim Abdul-Qasim. Me interesaba cómo había mostrado los orígenes literarios de los persas y la forma lúdica, fotográfica, social y reivindicativa de introducir la literatura a través de la fotografía y de la piel. Esta manera de transmitir la literatura a través del arte, derribando las fronteras habituales de lo que es fotografía y literatura, me fascina. Susan Sontag me parece una de las escritoras, intelectuales, artistas y pensadoras más importantes del siglo XX. Es una provocadora y una filósofa. Destaco su idea de la cultura como contraste ante el dolor del mundo. Sontag reivindica que la sociedad actual está dejando de lado lo que llamaba el conocimiento sensible. En 'Ante el dolor de los demás' pone en relación un dialogo increíble entre la belleza y la compasión, entre el arte y la piedad, entre la estética y la identificación con el dolor ajeno y el respeto. Y es verdad que el hecho estético es un deleite formal pero también cala muy hondo y te transforma en otra persona. Es una construcción. Ante el aluvión de estímulos continuos, la lectura de Sontag es un remedio muy grato. Una brújula. Y destaco su forma de entender la contemplación como algo de donde nace una nueva mirada más comprometida sobre las cosas y los hombres. La contemplación produce una mirada de respeto y, como consecuencia, desafíos personales para alcanzar las cimas más altas. Algo muy necesario cuando nos están acostumbrando a lo fácil.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13410

MensajePublicado: Vie Ene 02, 2015 11:12 am    Asunto: Responder citando

La RAE celebrará un Pleno Extraordinario en Argamasilla de Alba
María José Muñoz - abc.es - 01/01/2015

La localidad ciudadrealeña de Argamasilla de Alba, cervantina por excelencia al permanecer allí preso el autor de 'El Quijote' y ser esta reclusión el origen de la obra universal, será escenario el próximo mes de marzo de un Pleno Extraordinario de la Real Academia de la Lengua Española (RAE). La iniciativa ha partido de la propia institución, que en 2013 se puso en contacto con el Ayuntamiento de Argamasilla para anunciar su intención, que avanzó más en la visita que a principios de 2014 realizaron los académicos de la lengua Darío Villanueva, actual director de la RAE, y Arturo Pérez-Reverte a la localidad, donde se reunieron con su alcalde, Pedro Ángel Jiménez.

Argamasilla de Alba acaba de cerrar la conmemoración del IV centenario del 'Quijote' de Avellaneda, y se prepara para celebrar por todo lo alto el IV Centenario de la publicación de la segunda parte de 'El Quijote', a la par que el ambicioso programa de actos que está diseñado el Gobierno de Castilla-La Mancha y que a mediados de enero será presentado por la presidenta María Dolores de Cospedal.

Este Pleno Extraordinario que la RAE celebrará en la localidad sin duda supondrá un punto máximo de atracción en la efeméride, algo que tiene muy ilusionado a Jiménez. En declaraciones a 'ABC', el regidor explicó que «Darío Villanueva, que entonces era el secretario de la RAE, y Arturo Pérez-Reverte vinieron a visitarme al Ayuntamiento el año pasado para preparar el Pleno. Dentro de las actividades que tenía previsto organizar la RAE con motivo de su 300 aniversario estaba el hacer un pleno extraordinario en Argamasilla. Vinieron, y como las fechas ya se echaban un poco encima, quedamos en que lo posponíamos para el 2015. Y la idea que tenemos es que se desarrolle en el primer trimestre del año, más en marzo, aunque aún está por concretar todo».

La celebración del Pleno Extraordinario, idea que partió de Pérez-Reverte, tendrá lugar en el Teatro Auditorio, descartada la idea inicial de hacerlo en la Casa de Medrano, donde se encuentra la famosa cueva, «pero al ser invierno no podemos utilizar el patio y el salón que tenemos ahí es pequeño. Por ello se decidió enfocarlo en el Teatro Auditorio», añade el alcalde.

Jiménez volvió a ver a Darío Villanueva en la reciente presentación del Diccionario de la RAE por parte de los Reyes de España «y estuvimos hablando sobre el asunto; en enero volveremos a ponernos en contacto para concretar fechas y organización». La sesión extraordinaria se celebraría un jueves por la tarde, día en que se reúnen los plenos de la RAE, y sería la segunda vez que la Real Academia saldría de su sede madrileña, como ocurrió por primera vez en 2012 con motivo de la conmemoración de las Cortes de Cádiz. El alcalde espera que el Gobierno regional colabore en este importante acto de conmemoración cervantina, como hizo recientemente la consejera de Economía y Empleo, Carmen Casero, que viajó a Valladolid junto con los alcaldes de los pueblos cervantinos de Castilla-La Mancha (Alcázar de San Juan, Argamasilla de Alba, Campo de Criptana, El Toboso y Esquivias), —que componen el «País del Quijote»—, para promocionarlos en la Feria Internacional del Turismo de Interior (INTUR), y donde tuvieron una gran aceptación entre profesionales del turismo de interior y usuarios finales. «País del Quijote» será presentado también en la próxima Feria Internacional de Turismo Fitur.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
El_Curioso_Impertinente
Capitán


Registrado: Dec 07, 2008
Mensajes: 6241
Ubicación: Regne de Mallorques

MensajePublicado: Mie Ene 07, 2015 11:51 am    Asunto: Responder citando

Se han columpiado. Todo el mundo en la Mancha sabe que don Quijote era de Mota del Cuervo, como el abuelo de Manolito Gafotas Twisted Evil
_________________
Todos los seres humanos cometen errores, pero algunos seres humanos cometen más errores que otros y a ésos se los llama "tontos" (Fray Guillermo de Baskerville).
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13410

MensajePublicado: Sab Ene 10, 2015 8:59 pm    Asunto: Responder citando

Don Quijote made in China
David Toscana - milenio.com - 10/01/2015

Un viejo adagio dice: “Si no puedes contra ellos, úneteles”. Lo hemos escuchado o leído y casi todos lo hemos pronunciado. Sin embargo, está muy lejos de ser una frase sabia. ¿Qué significa en la mayoría de los casos? Si no puedes contra los políticos, úneteles. Si no puedes contra los narcos, contra los analfabetas, contra los americanistas, úneteles. Ponga usted aquello contra lo que quiere luchar y vea si de veras prefiere unírseles.

La educación cada vez más prefiere unírsele a la ignorancia. “No podemos ser exigentes con niños que apenas tienen para comer”, dicen los maestros, y les dan una educación ínfima que garantizará que apenas tengan para comer. Algunas instituciones de educación superior responden también a la ignorancia. Si los prospectos de alumnos no aprueban un examen elemental de admisión, se baja la barra.

También Don Quijote bajó la barra. Resulta que la RAE publicó un 'Quijote' para lectores jóvenes, pues considera que el buen Miguel de Cervantes llenó su novela con obstáculos y fragmentos inútiles y los muchachos no están para perder el tiempo o no tienen cabeza para asimilar historias entrecruzadas, sino apenas un relato lineal.

Cuenta la historia que Felipe III miró desde su balcón a un muchacho muerto de la risa. “Aquel estudiante o está loco o lee la historia de don Quijote”, dijo. Pero este muchacho era de los de antes, no un cretino certificado por la RAE. La paradoja es que los jóvenes saben leer libros de mil páginas. Los adultos son los haraganes que suelen preferir resúmenes.

En sus aventuras, don Quijote no pudo contra nadie, pero tampoco se le unió a nadie. Mas hoy Cervantes se revuelca en su tumba. La RAE y Arturo Pérez-Reverte fueron quienes al final pisotearon su última voluntad y tomaron la pluma que debió quedar intacta. “Aquí quedarás, colgada desta espetera y deste hilo de alambre, ni sé si bien cortada o mal tajada péñola mía, adonde vivirás luengos siglos, si presuntuosos y malandrines historiadores no te descuelgan para profanarte. Pero, antes que a ti lleguen, les puedes advertir y decirles en el mejor modo que pudieres: ¡Tate tate, folloncicos! De ninguno sea tocada; porque esta empresa, buen rey, para mí estaba guardada”.

Un clásico siempre ha de leerse con humildad a la vez que con ambición de atrapar cuantos tesoros lleva en su seno. Si se trata de Don Quijote, siempre habremos de aceptar que Miguel de Cervantes piensa y siente mejor que nosotros. Que escribió lo que escribió porque así debía ser, y si algún defecto tiene, no seremos nosotros quienes habremos de corregirlo.

Deseo que este Quijotucho de la RAE sea un fracaso editorial, que si algo positivo deja es que en represalia los lectores busquen la obra original, tal como la Coca-Cola de la receta original se volvió un éxito de ventas cuando la empresa notificó que cambiaría la fórmula. La RAE, que normalmente limpia, fija y da esplendor, hoy corta, edita y da gato por liebre, tequila con agua, un rapidín, astas rasuradas, café de Sanborns, salsa Tex-Mex, circonia, tofu, surimi, peltre, Don Quijote made in China.

Sin embargo, acepto que en la RAE hay gente más inteligente que yo, que Arturo Pérez-Reverte conoce mejor 'Don Quijote' que yo y es un especialista en la época y en la lengua de la época. Tomemos, entonces, mi columna como el deslengüe de un conservador y abramos la puerta a los nuevos tiempos.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5715
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mar Ene 13, 2015 9:19 am    Asunto: Responder citando

“Don Quijote” adaptado para uso escolar
17-2-AAD.jpg
Don Quijote, según Dalí.
Enrique Butti
Después de erigirse a Don Quijote de la Mancha como el clásico indiscutido de la literatura española, en 1920 se legisló la obligación de su lectura diaria en las escuelas ibéricas, con el consecuente compromiso de procurar una edición de la novela adaptada para niños. La orden de esta lectura obligatoria despertó polémicas; Miguel de Unamuno estuvo a favor; en contra, José Ortega y Gasset, que la juzgó un desatino, con el argumento de que se trataba de una obra desmitificadora y que el mito (“hormona psíquica”) resulta necesario para que el escolar sea “envuelto en una atmósfera de sentimientos audaces y magnánimos, ambiciosos y entusiastas”. Ortega tenía derecho de hacer consideraciones de este tenor, a la manera en que Borges especulaba cuánto sería distinta nuestra historia si los argentinos hubiésemos elegido como nuestro clásico al Facundo en vez del Martín Fierro, si bien jamás se le habría ocurrido negar que hay razones más profundas que las morales, políticas o pedagógicas (la estética, en primer lugar, más allá de la escritura portentosa de Sarmiento) por las que un pueblo elige inclinarse al hacer este tipo de elecciones.
La Real Academia Española ha cumplido ahora con editar aquella versión “de carácter popular y escolar” que se preconizaba a principios del siglo XX. El encargado de la tarea fue Arturo Pérez-Reverte, exitoso novelista de aventuras y buen conocedor de la Edad de Oro española.
Pérez-Reverte decidió no repetir el modelo de las varias adaptaciones, antologías y reescrituras del texto cervantino que ya existían y proponer un método que permitiera una “lectura rigurosa, limpia y sin obstáculos, de la trama básica que narra la peripecia del ingenioso hidalgo y su escudero”.
Exclusiones (“labor de poda”, las llama Pérez-Reverte), reordenamiento de algunos capítulos (“renumeración y refundición”) y corrección o adaptación de algunos términos (en el cuestionable afán por evitar los pies de página) son los principios de esta adaptación.
No están aquí los paratextos que anteceden al primer capítulo: Tasa, Prólogo, Dedicatoria, etc. Puede juzgarse acertado para una edición de estas características la exclusión de los documentos históricos (Tasa, Testimonio de las Erratas, la licencia de El Rey, la dedicatoria Al Duque de Béjar). Discutible, en cambio, la remoción del Prólogo y de los versos encomiásticos con que míticos héroes de la caballería cantan loas al libro y a sus personajes. Los prodigios retóricos, el humor satírico, la profundidad reflexiva y los juegos metalingüísticos que están en Don Quijote de la Mancha se anticipan en esos versos y en ese Prólogo, en el que aparece una primera persona “autor” dando inicio al vértigo de instancias narrativas que adquieren tanta importancia en la novela.
La otra omisión clave en esta adaptación es la de los relatos intercalados en la novela, percibidos como digresiones, tanto los que se integran a las peripecias y al mundo que recorren Don Quijote y Sancho (los episodios que nos cuentan las historias de Marcela, Dorotea, Fernando, Luscinda y Cardenio) como la del “Curioso impertinente”, que tiene un carácter autónomo, más afín al de las Novelas ejemplares de Cervantes. Sin embargo, incluso en esta historia libresca (ya que se trata de un manuscrito que el cura lee, sin que Don Quijote, que está descansando, asista a la lectura) tiene su profunda pertinencia al poner en juego a “otro” tipo de locura, la de Anselmo, que duda de la fidelidad de su amada y con sus celos construye su propia infelicidad, una locura que por contraposición viene a iluminar a la de Don Quijote, quien en cambio cree realmente en sus ideales y en sus fantasías.
Existe una ulterior y esencial razón de peso en la consideración del Prólogo, los versos preliminares y las historias intercaladas en la novela de Cervantes, y es que son recursos -junto con la polifonía de voces y las “magias parciales” que nos ofrece la segunda parte, cuando sus protagonistas conocen a Don Quijote y a Sancho por haber leído la primera parte- que hacen de la novela de Cervantes una novela moderna, en realidad la novela que inaugura la novela moderna. Es lícito, pues, preguntarse si las buenas intenciones de acercar la obra a un público “escolar”, remitiéndolo a una trama lineal, no implica un crítico empobrecimiento.
Hay, también, una consideración que atañe a la formación del estudiante, o mejor dicho al aprendizaje de una vocación de lector. El esfuerzo que para el no iniciado en las Letras supone el acercamiento a los clásicos antiguos, a Homero, a los trágicos griegos, a la Eneida, a la Divina Comedia o a Shakespeare, ¿no es parte de una educación básica del espíritu? Comprender, avizorar que otro estilo, otro lenguaje, otros comportamientos, otros contextos sociales e históricos no impiden reconocernos y emocionarnos, ¿no es el primer gran misterio del arte, no es la mejor sorpresa que nos depara el arte de los siglos? Ese destello es el impulso no ya a proseguir las dificultades del esfuerzo sino al incremento del placer. El maestro, no la facilidad del texto, es el encargado de impulsar o auxiliar en aquel primer esfuerzo e iluminar y garantizar el premio del posterior placer. Para lo cual, claro, chocolate por la noticia, el maestro debe contar con el muy raro curriculum, no contemplado por el gremio, de haber experimentado el esfuerzo, y saber que el premio es el placer que él mismo siente
http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2015/01/12/opinion/OPIN-03.html
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5715
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Jue Ene 15, 2015 12:07 am    Asunto: Responder citando

El Museo Cervantes recibe un nuevo ejemplar del Quijote firmado por Arturo Pérez-Reverte
14.1.15 Cultura No hay comentarios

El director del Museo Cervantes, Manuel Cubillo, comparte las recientes declaraciones de Pérez-Reverte en las que defiende la obra de Cervantes y su valor educativo. En este sentido, Cubillo destaca que los relatos del Quijote deben ser "conocidos desde la más tierna infancia por los valores que inculca a todos los jóvenes y a todas las personas en general".

El Museo Cervantes mantiene actualmente contactos con la Academia Ecuatoriana de la Lengua. La institución, con sede en Quito, tiene previsto enviar a Baena tres libros: Capítulos que se le olvidaron a Cervantes, del ensayista y pensador ecuatoriano Juan Montalvo; un ejemplar de la única edición ecuatoriana de Don Quijote de la Mancha editada en la ciudad de Riobamba, y un libro del académico Alfonso Barrera titulado Sancho Panza en América.

Una de las próximas actividades del Museo Cervantes será la exposición Cervantes y El Quijote, embajadores del aceite de la Denominación de Origen de Baena en el mundo. Para ello, Cubillo está haciendo los trámites necesarios para dar cabida a todas las almazaras que integran la DO. Además de un concurso literario, en ella se mostrarán botellas del Quijote con inscripciones en los principales idiomas a los que ha sido traducido.

http://www.baenadigital.com/2015/01/el-museo-cervantes-recibe-un-nuevo.html
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5715
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mar Ene 20, 2015 5:50 pm    Asunto: Responder citando

En la revista ESCUELA




_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5715
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Lun Ene 26, 2015 10:42 am    Asunto: Responder citando

Arturo Manostijeras: 'El Quijote' de Pérez-Reverte, a examen
David Becerra - elconfidencial.com - 26/01/2015

«–Metafísico estáis / –Es que no como», le responde Rocinante a Babieca en el diálogo que mantienen los dos caballos en uno de los sonetos que ocupan el pórtico del 'Quijote' de 1605. Metafísico está también el nuevo 'Quijote' que publica la RAE, en coedición con Santillana, adaptado para uso escolar por el novelista Arturo Pérez-Reverte.

Se comprueba al observar la delgadez de su lomo –del libro, no del rocín–, tras haber expulsado de su cuerpo el exceso de retórica, de tramas paralelas, de alusiones intertextuales, para descubrir «a los lectores –afirma la RAE– la esencia del clásico de la literatura universal». Las más de mil páginas que sumaban los dos libros originales, publicados en 1605 y 1615 respectivamente, se quedan en poco más de quinientas en esta nueva edición. La esencia –concepto sin duda metafísico– de este clásico universal parece ser la mitad de su materia. Por supuesto, el soneto mencionado no ha sobrevivido a la poda.

La RAE defiende que este nuevo 'Quijote' «ha sido posible gracias a una cuidadosa labor de poda de los episodios secundarios y las digresiones que hacían complejo el texto para uso escolar». Se trata de una versión, añaden, «que elimina las historias paralelas para facilitar una lectura rigurosa, limpia y sin obstáculos de la peripecia del ingenioso hidalgo y su escudero». Pero ¿cómo se ha desarrollado, en verdad, esta labor de poda?

En primer lugar, hay que señalar que el 'Quijote' de Reverte no es honesto y además carece de rigor académico. Huelga decir que esta no es la primera edición recortada ni adaptada del 'Quijote' para uso escolar o dirigida a un público no especializado, pero lo que distingue la realizada por Reverte de aquellas que le precedieron es que, en la que hoy nos ocupa, no se indica –y ahí su falta de honestidad– qué partes han sido recortadas por el autor de Alatriste, qué fragmentos de los que han sobrevivido a la poda han sido reescritos por la pluma de Reverte, o qué palabras han sido traducidas a un lenguaje más comprensible para nuestros jóvenes lectores de hoy. Se han introducido cambios, pero no se han anotado. Las formas son sin duda criminales: no solo se manipula el texto sino que además se borran las huellas. Flaco favor le hace esta edición al estudiante que, a partir de este libro, quiera acudir a las partes amputadas en una versión íntegra de la novela de Cervantes; no las encontrará, porque no sabrá cuáles son. Si bien se querían eliminar obstáculos, se han puesto algunos nuevos.

La falta de rigor, que también señalábamos, se localiza en la ausencia de una definición clara de los criterios que se han seguido para llevar a cabo esta adaptación. El 'Quijote' de Reverte no solo no le ofrece al lector los criterios adoptados, sino que además, a juzgar por la incoherencia que se aprecia en la adaptación, tampoco parece tenerlos demasiado definidos quien se ha encargado de la adaptación y la poda. Los cambios introducidos en el texto no mantienen una coherencia a lo largo de sus páginas. Sobre la adaptación, se observa que los cambios introducidos en el texto no mantienen una coherencia a lo largo de sus páginas. Aunque se dijo que esta edición del Quijote iba a modernizar el lenguaje, lo cierto es que apenas ha sido retocada la lengua de Cervantes, lo cual es una magnífica noticia, pero evidencia la primera incoherencia entre el proyecto y su resultado definitivo.

Se actualiza la ortografía según las últimas normas de la Academia (se cae la tilde de los pronombres demostrativos, del adverbio «solo», de las palabras con diptongo como «guion» o de las formas verbales con pronombres enclíticos como «cansose»), pero perviven formas propias del español clásico como «mesmo», «priesa» o contracciones en desuso como «deste» o «della». Conviven asimismo en el texto formas verbales tal y como se encontraban en el original («pagalle») con otras que han sido actualizadas («menearlo»). El 'Quijote' de Reverte acata las normas de la última Ortografía, pero se olvida de las anteriores, lo que provoca que nos encontremos ante un texto artificial, a mitad del camino entre el respeto al original y su modernización. Este titubeo convierte el 'Quijote' de Reverte en un texto que ni se adapta al español actual ni sirve para conocer, de primera mano, el español de los tiempos de Cervantes. Lo mismo ocurre con aquellas palabras que, por su difícil comprensión para los y las estudiantes de hoy, se han modificado. Tampoco hay un criterio claro ni mayor coherencia que en el apartado anterior. Son muy pocas las palabras que se «traducen» a la lengua de hoy. De nuevo celebramos que así sea, pero este hecho acaso no justifique el sueldo del adaptador, que ha cambiado más bien poco y, de nuevo, con su indecisión, se queda a mitad del camino. Sustituye por ejemplo «fisga» por «burla», «vestiglos» por «monstruos», «parasismo» por «desmayo» o «esqueros» por «bolsas», pero mantiene otras de igual o mayor dificultad para un estudiante de bachillerato, como «raridad», que podría haberse traducido por «desgaste», o «adelantado» por «gobernador», por citar solo dos ejemplos).

Lo que otras ediciones han resuelto con notas al pie, cuya función es glosar palabras que no forman parte del lexicón del alumnado, con este texto, que se presenta limpio y sin notas, el estudiante tendrá ciertamente dificultad para alcanzar una comprensión total del texto (que es lo que se perseguía con esta edición). Sorprende, asimismo, la falta de decisión en algunos momentos. Es el caso del uso de la cursiva para llamar la atención al lector sobre construcciones que, si bien se parecen a otras más actuales, no significaban entonces lo mismo que ahora. Sucede cuando Cervantes habla –y Reverte lo subraya– de «dos mujeres mozas, destas que llaman del partido». Claro que no eran del Partido Comunista –como parece temer Reverte que confunda el estudiante– sino prostitutas, y por ello, aunque sin explicarlo, subraya el sintagma mediante el uso de la cursiva, acaso para que el estudiante levante la mano y le pregunte al profesor qué cosa es «una mujer del partido». Lo curioso es que este recurso no vuelve a emplearlo Reverte a lo largo de las quinientas páginas de su 'Quijote', ni siquiera cuando podría inferir el novelista que un estudiante medio no iba a entender que significa «morirse de vergüenza» aquello de «fue de manera que don Quijote vino a correrse». Dicho lo cual, no podemos sino concluir que es una adaptación con más titubeos que certezas.

En cuanto a la poda, hay que diferenciar el empleo que se hace de la tijera en el 'Quijote' de 1605 y en el de 1615. Como se sabe, las tramas secundarias están más presentes en el primer 'Quijote', si bien en el de 1615 también es posible, aunque en menor medida, toparse con esos «obstáculos». Este dato es importante, pues modifica el método de la poda. En el primer 'Quijote' se emplea el corte grueso, eliminando de un solo golpe de tijera una gran cantidad de páginas, incluso capítulos enteros. El 'Quijote' de Reverte amputa sin anestesia los capítulos XI, XII, XVIII y XIV (donde se cuenta la historia de Grisóstomo y la pastora Marcela, y donde además don Quijote declama su famoso discurso sobre la Edad de Oro); los capítulos XXIII y XXIV (donde se cuenta lo que les sucede en Sierra Morena y la primera parte de la historia de Cardenio); medio capítulo del XXVII y el capítulo XXVIII entero (donde se cuenta la historia de Cardenio y de Dorotea); los capítulos XXXII, XXXIII, XXXIV (donde encuentran el libro del Curioso impertinente); últimas páginas del capítulo XXXV, el capítulo XXXVI completo y las primeras páginas del XXXVII (en los cuales se da continuación a la historia del Curioso impertinente y se cuenta la historia de Zoraida); los capítulos XXXIX, XL, XLI, XLII y la mitad del XLIII (que cuenta la historia del cautivo y la historia de doña Clara y don Luis); y finalmente los capítulos XLIX, L y LI (que recogen la discusión entre don Quijote y el canónigo sobre Historia y ficción, la historia del cabrero Eugenio y la historia de Leandra).

En el Quijote de 1615 la tarea se le complica, pues hay menos tramas secundarias. Si del Quijote de 1605 se eliminan 17 capítulos completos, del segundo libro apenas desaparecen 9: los capítulos XVIII, XIX, XX, XXI y una parte del XXII (donde se cuentan las bodas de Camacho); el capítulo XXXIII (que habla de la «sabrosa plática» entre Sancho y la duquesa); el capítulo XLVI (que incluye el discurso de los amores de Altisidora); y los capítulos LIV, LV y LVI (protagonizado por Sancho y el morisco Ricote, y donde se cuenta la batalla entre don Quijote y el lacayo Tosilos). Con tan pocos capítulos que eliminar en bloque, Reverte resuelve la situación mediante un corte menos grueso, eliminando algunos párrafos que considera superfluos, trozos de diálogos donde don Quijote se explaya en demasía, algunas páginas seguidas –hasta diez en algunos casos–, e incluso, cosa apenas realizada en la primera parte, Reverte resume algunos fragmentos –en algunas líneas, nunca más de un párrafo– de su puño y letra, donde el autor de Alatriste trata de emular el estilo cervantino.

Estos cortes, menos bruscos, siguen un mismo patrón: se eliminan las referencias intertextuales, como las constantes alusiones de don Quijote a las novelas de caballería que ha leído y en las que se inspira; se eliminan versos de los poemas que se recitan en el libro, por parecerles demasiado largos a Pérez-Reverte; se borra casi toda alusión a Cide Hamete Benengeli, el autor «real» (en el plano de la ficción) del libro sobre don Quijote, impidiendo al joven lector que trabaje el componente meta-literario de la novela cervantina –acaso uno de sus recursos más interesantes– del que se sirve Cervantes para difuminar la línea entre la realidad y la ficción.

Asimismo se recortan los títulos de los capítulos, eliminando partes como «y otros acontecimientos famosos que...», por razones obvias: esas otras historias han sido amputadas en esta edición del 'Quijote'. Estos cortes, aunque menores, tienen el mismo impacto sobre el lector que aquellos en los que se eliminaban en bloque capítulos enteros. Entre ellos destaca, por ejemplo, el modo en que Reverte recorta el capítulo VI, referido al escrutinio, donde el cura y el barbero comentan aquellos libros que, por mentirosos y por haber hecho enloquecer al protagonista, destinarán a la hoguera. No solo la riqueza intertextual del episodio queda eliminada, sino la profunda reflexión sobre la concepción del «valor» literario en la época de Cervantes (la sacralización de la verdad frente a las mentiras de la ficción).

Otras recortes no exentos de interés son aquellos en los que Reverte parece actuar como un auténtico censor. Borra frases que pudieran herir la sensibilidad del lector actual, como pueden ser aquellas de contenido racista. Reverte, acaso con la buena intención de que los jóvenes no utilicen este clásico de las letras hispanas para legitimar sus comportamientos racistas, y tal vez buscando contribuir, con su gesto, a una mal entendida Educación para la Ciudadanía, elimina comentarios que estigmatizan a «moros», «negros» y «judíos». Por ejemplo, cuando se descubre, en el capítulo IX de la primera parte, que quien escribió el Quijote, en la ficción, no fue sino un «autor arábigo», se dice –y se borra en la edición de Reverte– que es «muy propio de los de aquella nación ser mentirosos». También en la primera parte, en los capítulos XXIX y XXXI, mientras Sancho y don Quijote especulan sobre su futuro reino, Sancho dice –y Reverte borra– que espera cargar de Micomicón vasallos negros para después venderlos en España. Ya en el Quijote de 1615, Sancho reconoce, en el capítulo VIII, que «al ser enemigo mortal, como lo soy, de los judíos, debían los historiadores tener misericordia de mí». Una censura que, además, nos impide reconocer la realidad histórica de España, configurada por la convivencia, a veces tensa, entre moros, judíos y cristianos.

Pero, además de impedirle al lector que conozca el Quijote de forma completa, ¿qué implicaciones tiene esta adaptación y poda de Reverte y de la RAE? Supone deshistorizar el género «novela». Es bien sabido que la novela no es un género literario que nace con sus propias normas y sus códigos ya establecidos, sino que se va construyendo históricamente, desde finales del siglo XIV hasta la actualidad.

'El Quijote', aunque suele decirse de forma algo tautológica que es la primera «novela moderna», al reunir en su haber muchos de elementos con los que se definirá el género, en realidad muestra cómo el género «novela» todavía no está hecho, muestra cómo el género se está haciendo y se está experimentando con él. Sus constantes titubeos y sus tramas paralelas es un síntoma de ello. Aunque Cervantes concibió 'El Quijote' como una obra de entretenimiento –creía que sería con 'El Persiles', su obra más clásica, más acorde con los altos gustos literarios de su época, con la que alcanzaría la posteridad– lo cierto es que la novela terminó trascendiendo la voluntad de su autor y se convirtió en otra cosa: 'El Quijote' es una novela de entretenimiento y algo más. Ese «algo más», lo que le da valor y convierte en clásico al 'Quijote', es lo que desaparece de esta edición de Arturo Pérez-Reverte. Ese «algo más» es lo que nos permite observar cómo el género «novela» se va construyendo históricamente. Al podar ese «algo más», quizá el joven lector pueda leer el 'Quijote' –e incluso disfrutarlo– como quien lee una obra de entretenimiento. Pero se habrá perdido muchas otras cosas, quizá la «esencia» de este clásico universal que perseguía la RAE con esta edición, pero que no ha encontrado al confundir la cantidad con la calidad. Porque, tras la poda, han convertido la novela de Cervantes en simplemente eso: una novela de entretenimiento. Como las de Reverte.

Es razonable que la RAE se preocupe por quienes no han leído el Quijote y trabaje para eliminar obstáculos, para hacérselo más sencillo al futurible lector, porque quizá sea grave salir del instituto sin haber leído el 'Quijote'; pero más grave aún es creer haberlo leído y no saber quién es la pastora Marcela.
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13410

MensajePublicado: Sab Feb 07, 2015 1:57 pm    Asunto: Responder citando

Pérez-Reverte y una polémica adaptación de 'El Quijote'
Ariane Díaz - laizquierdadiario.com - 06/02/2015

La Real Academia Española junto con editorial Santillana lanzó en España una adaptación escolar de 'El Quijote'. La edición estuvo a cargo del escritor Arturo Pérez-Reverte, y mientras se espera su llegada al país, la nueva versión ya ha generado más de una polémica.

Muchos de los clásicos que leímos en colecciones destinadas al público infantil o juvenil, o en la escuela, son efectivamente adaptaciones –cosa que a veces no descubrimos hasta toparnos un día en alguna librería o biblioteca con un tomo del doble de páginas del que está en nuestro recuerdo–. En España, mientras en esos días se tratan de identificar si los restos encontrados en una cripta en Madrid son los de Miguel de Cervantes, se ha abierto una polémica sobre la adaptación de su más célebre invención, un clásico no solo de la cultura hispanoamericana sino también mundial. Encargada por la Real Academia Española, la obra estuvo a cargo de Arturo Pérez-Reverte, quien la ha presentado como una iniciativa para hacer accesible la obra a los alumnos en las escuelas, donde por su dificultad y extensión, el estudio de 'El Quijote' como material se ha reducido en los últimos años. Para ello se han recortado o fusionado algunos de los episodios, se ha actualizado el vocabulario, se han evitado las notas al pie y según el mismo adaptador, se han insertado frases y enlaces con vocabulario del propio Cervantes para que dichas “costuras” entre las partes restantes del texto no sean percibidas por el lector, quien podrá según anuncian leer en forma lineal y fluida los episodios que hacen a lo central de las peripecias del Quijote y su escudero, dejando relegados los relatos insertos y “periféricos” que en el original abundan.

Mientras el balance negativo que Pérez-Reverte hace de los programas educativos le acarreó una polémica con el ministro de Educación español, la adaptación misma ha sido cuestionada como “versión light”, “poda ortopédica” y operación de mercado con vistas a los próximos dos años de centenarios “cervantinos”: en 2015 se cumplen cuatro siglos de la aparición de la segunda parte de Quijote, y en 2016 el mismo tiempo desde la muerte de su autor. Por ello Pérez-Reverte ya ha declarado su renuncia a los derechos de autor a favor de la RAE, mientras las autoridades de la RAE y de Santillana han salido a aclarar que se trata de una “operación académica e intelectual” y no un intento de conseguir un bestseller.

Más peliaguda resultó sin embargo la cuestión de los criterios de adaptación usados. No por muy habitual la idea misma de adaptación ha dejado de ser siempre polémica, ya que se trata justamente de meter mano en textos que son reconocidos por una determinada comunidad como especialmente valiosos y distintivos de una cultura. Quieren miran con malos ojos a las adaptaciones literarias suelen aducir la necesidad de preservación del original, que asienta las virtudes que lo han convertido en un clásico en su trama textual. Cualquier modificación allí operada, aun con las mejores intenciones, no puede sino poner en riesgo un patrimonio cultural a conservar, y supone muchas veces una subestimación del lector que necesitaría recibir un texto ya “masticado”. Quienes las defienden, por lo general con objetivos pedagógicos, argumentan por su parte que no tiene sentido preservar algo que no puede ser disfrutado más que por especialistas o académicos y mantenerse inaccesible por su tamaño, lenguaje anticuado o complejidad, a nuevos lectores. Ello no quiere decir que cualquier manipulación del texto sea bienvenida. A partir de allí se postulan distintos criterios que deben respetarse para una adaptación aceptable de un clásico, por ejemplo, que quien la hace conozca suficientemente la obra como para no tergiversarla en su trabajo, reconociendo y manteniendo los núcleos duros que lo hacen significativo e identificable en una determinada comunidad –a nadie se le ocurriría por ejemplo una versión de 'El Quijote' sin la escena de los molinos de viento–.

Borges, quien realizara una serie de lecturas incisivas en sus ensayos sobre el lugar de 'El Quijote' en la literatura, fue justamente quién llevó al paroxismo la idea de las posibilidades de lectura de un clásico en su relato ficcional 'Pierre Menard, autor del Quijote', donde glosa el supuesto trabajo de un escritor que se propusiera reconstruir 'El Quijote' desde su experiencia, pero logrando que el resultado fuera exactamente el mismo que el escrito por Cervantes: “No quería componer otro Quijote –lo cual es fácil– sino 'El Quijote'. Inútil agregar que no encaró nunca una transcripción mecánica del original; no se proponía copiarlo. Su admirable ambición era producir unas páginas que coincidieran palabra por palabra y línea por línea con las de Miguel de Cervantes. (…) Ser, de alguna manera, Cervantes y llegar a 'El Quijote' le pareció menos arduo –por consiguiente, menos interesante– que seguir siendo Pierre Menard y llegar a 'El Quijote' a través de las experiencias de Pierre Menard”.

Si el Menard de Borges mantiene línea a línea el texto pero lo que modifica es lo que encuentra allí cada lector en su contexto –poniendo al límite la idea de original y las definiciones de la actividad del lector–, la adaptación de Pérez-Reverte modifica el texto para que los lectores encuentren allí aquella esencia del relato que se estaría perdiendo. Pero la versión de la RAE parece no haber cumplido con el criterio principal que esbozan aún los que defienden las adaptaciones: dejar en claro que lo es. No se trata de que la portada del libro no lo aclare, sino de la misma defensa de que el lector no note las partes elididas o fusionadas, algo que tampoco se indica en el interior del libro. Tratándose de una edición para su estudio, ¿acaso las definiciones que suponen una adaptación no son justamente uno de los problemas que podrían ponerse a consideración de los alumnos? Si la idea de esta edición es iniciar a los alumnos en su lectura de modo de que luego puedan acceder al original, ¿estaría de más explicitar qué de él ha quedado fuera? ¿No se trata la formación del desarrollo de un pensamiento crítico, o solo saber de qué se habla cuando se mencionan unos molinos de viento?

El Menard de Borges decía que “Componer 'El Quijote' a principios del siglo diecisiete era una empresa razonable, necesaria, acaso fatal; a principios del veinte, es casi imposible. No en vano han transcurrido trescientos años, cargados de complejísimos hechos. Entre ellos, para mencionar uno solo: el mismo 'Quijote'”. Ya por cumplirse un siglo más de la imaginada proeza de Menard, suena especialmente paradójico pretender “que no se noten” las hechuras de un libro que, entre otros méritos, tiene su lugar entre los clásicos por haber tematizado muchos de los problemas de la relación entre ficción y realidad, de la producción literaria, su circulación, las versiones apócrifas y la actividad creativa de la lectura. De hecho, en uno de sus capítulos finales Quijote visita una imprenta en Barcelona donde se pone al tanto de la producción material misma de los libros en la imprenta y los manejos, con afán de fama o ganancia, de muchos libreros.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13410

MensajePublicado: Mar Feb 17, 2015 1:22 pm    Asunto: Responder citando

Para disfrutar 'El Quijote'
elinfiernodebarbusse.com - 16/02/2015

Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid -o el Genil por Granada- y que está tan reciente la aparición de la edición de Pérez-Reverte de 'El Quijote', me he propuesto aprovechar estos meses de frío invierno que se nos avecinan para leer (releer en mi caso por tercera vez) las divertidas aventuras del hidalgo manchego y su escudero. Eso sí, a pequeños sorbitos -sin prisa y sin pausa-, quizá a razón de una dosis de un par de capítulos diarios (eso me permitirá ir combinando su lectura con alguna otra).

Como sé que algunos de ustedes andan igualmente interesados en emprender esta apasionante lectura (lo sé porque han sido muchos los mensajes que he recibido en privado durante los pasados días: cientos, quizá miles, diría, es normal, ya saben que se lee mucho en España, especialmente los clasicos, y en concreto nuestro 'Quijote', y sé que en cuanto hay una edición nueva en la calle, la gente se lanza a por ella como hienas), les voy a contar de qué heramientas de apoyo y extensión voy a echar mano para hacer todavía más disfrutable la lectura (si ustedes quieren copiarse impunemente, adelante: no les voy a cobrar derechos de propiedad de la iniciativa).

1) Lo primero que necesitamos para leer 'El Quijote' es tener un ejemplar de 'El Quijote' a mano, claro. Hay muchas, muchísimas y muy variadas: en pasta dura, en bolsillo, en mamotreto, en miniatura, en varios tomos, en uno, ilustradas, sin ilustrar, medio ilustradas, caras, baratas, bonitas, feas, etcétera. La edición que yo voy a usar para mi relectura es la que he citado anteriormente, la de la RAE, adaptada por Pérez Reverte, que me parece una buena manera de acercarse a la obra, ni mejor ni peor que otras, sino la que me apetece ahora. Solo conviene saber, de antemano, que en ella no están incluidos los intermezzos, digresiones o historias externas a la trama principal que Cervantes, dejándose llevar por los usos de la novela pastoril del momento, incluyó sobre todo en la primera parte de la obra (en la segunda parte, el mismo Cervantes prescindió de ellas, haciéndose eco de los juicios de los lectores de la primera parte, que se mostraron muy entusiasmados con las disparatadas aventuras de sus dos personajes principales y muy fastidiados por que Cervantes se fuese, de cuando en vez, por las ramas). Como consecuencia de lo anterior, los que opten por esta cuidada edición escolar de la novela sepan que se encontrarán con que los títulos de buen número de los capítulos no coinciden con los originales, debido a la restructuración y refundición que ha supuesto la adaptación. En total, esta edición consta de 82 capítulos (31 y 51, primera y segunda parte respectivamente). Así que si me impongo un ritmo de unos dos capítulos diarios, descansando un par de días a la semana, hacen unos 10 capítulos semanales, por lo que la lectura me ocupará un par de meses, día arriba, día abajo.

2) Muy cerquita del libro voy a tener la que considero la mejor guía que conozco para llevar a cabo una lectura organizada y amenamente comentada de 'Don Quijote'. Se trata de 'Para leer a Cervantes', de Martín de Riquer, publicada por Acantilado en 2003 y reimpresa en varias ocasiones (hay incluso una edición de bolsillo, publicada posteriormente y más barata). El libro de Riquer, como dice Dámaso Alonso en su prólogo, "es un análisis siempre vivificado por multitud de comentarios atrayentes y muchas veces inesperables que nos va llevando paso a paso a lo largo de la cadena de aventuras del hidalgo manchego. Riquer nos explica tanto el sentido externo de ellas como su produnda significación, y al mismo tiempo la serie de problemas que para cada aventura se le han presentado a la critica, y el modo como los diferentes investigadores los han tratado de resolver." La lectura de una aventura de nuestro 'Quijote' y la posterior lectura de los comentarios de Riquer al respecto es una pauta muy recomendable.

3) La edición de la RAE no incluye notas a pie de página. Esto es bueno o malo según se mire y según lo que cada lector estime a su gusto e intención. Yo, por ejemplo, detesto las ediciones en que los pies de página ocupan casi más espacio que el texto de la obra propiamente dicha, pero bueno, para gustos colores. No obstante, no estoy dispuesto a quedarme a oscuras con algunas de las palabras o expresiones que usa Cervantes (incluidos los famosos refranes que pone en boca de Sancho), porque hay excelentes vocabularios específicos muy útiles y gratuitos a nuestra disposición. Así que me he descargado en mi móvil, para tenerlo siempre a mano, el completísimo y utilísimo 'Vocabulario del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha', que Aníbal Echeverría y Reyes compedió en 1932 y también puede ser suyo en un chascar de dedos y gratis. En él se puede buscar ágil y rápidamente cualquier palabra que aparezca en la novela y encontrar una definición sencilla y que vaya al grano, sin que nos empape de erudición.

4) Y, finalmente, esta relectura que voy a hacer de la obra me la voy a plantear muy visual. Y lo voy a hacer gracias a un asombroso descubrimiento que he realizado recientemente y que es una herramienta de consulta de esas por las que merece la pena que internet exista. Se trata de la 'Iconografía textual del Quijote', una base de datos electrónica documentada en la forma de un archivo hipertextual sobre las ilustraciones que forman la iconografía del Quijote. Hablando en plata, que tengo a mi mano, a golpe de clic, más de 50.000 ilustraciones a gran resolución de un millar (sí, han leído bien, un millar) de ediciones distintas de la obra que han aparecido en cualquier momento y lugar. Así que voy a aderezar la lectura de cada capítulo con el ojeo de sus correspondientes ilustraciones, porque, además, la base de datos (desarrollada por la Universidad de Texas en colaboración con la Unviersidad de Castilla-La Mancha) permite acceder a las imágenes por capítulos, además de personajes, temas, ediciones, etc. No se me ocurre mejor postre ni mejor manera de retener en la memoria cada aventura vivida por nuestro hidalgo y su escudero que con este banquete gráfico. Cada semana les daré informe de algunas de las ilustraciones que más me han gustado correspondientes a loas aventuras que haya leído.

Completaré este inmersión quijotesca con la audición de varias grabaciones sonoras relativas a la novela y su gestación. Especialmente interesantes son las dos conferencias que sobre el 'Quijote' de 1605 y el 'Quijote' de 1615 impartió Joaquín Casalduero en la Fundación Juan March. Asimismo, hay disponibles en la web de RTVE dos excelentes documentales que puede ser muy atractivo ver en algún momento del proceso de lectura: 'Cervantes y la leyenda de Don Quijote' y 'Las locuras de Don Quijote'. En fin, creo que es todo lo que, de momento, puedo comentarles sobre mi regreso a las cálidas, graciosísimas e inolvidables páginas de 'El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha'.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5715
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Lun Feb 23, 2015 9:54 am    Asunto: Responder citando

¿Qué tienen los académicos contra Cervantes?
Juan Ángel Juristo - cuartopoder.es - 22/02/2015

Se acaba de presentar por parte del director de la Real Academia, Darío Villanueva, la nueva colección 'Anejos de la RAE'. Abre la misma el llamado 'Quijote de Avellaneda' porque se cumplen 400 años de la publicación de la obra, a la que seguirán 'Historia de los indios de la Nueva España', de Fray Toribio de Benavente y 'Diálogos sore la vida feliz', de Juan de Lucena, que me temo poseen más actualidad que el 'Quijote' de marras, de cuya edición se ha encargado Luís Gómez Canseco, que es especialista probado en la obra de Avellaneda y digno sucesor de Martín de Riquer, que se apasionó con esta obra, creo que por afán detectivesco, y por ahí le llegó la noticia de Ginés de Pasamonte.

Resulta curioso resaltar la fascinación que este libro produjo nada más publicarse, prueba fehaciente de que en España siempre distamos mucho de entender la novela de Cervantes en su justa medida, algo que hicieron los británicos con probada excelencia y enorme resultado. Imagino que ello se debe a muchas razones pero no deberíamos descartar que aquí 'El Quijote', el genuino, ha sido más pasto de filologías que de interpretaciones, de hermenéuticas, algo que no sucedió en Inglaterra, donde la figura de Shakespeare, e incluso de nuestro Cervantes, ha sido enfrentada de muchas maneras, pero donde los estudios filológicos no son lo más importante para realzar la valía de su obra.

Entiendo, por tanto, que este falso 'Quijote' haga las delicias de los filólogos, que son gente que se imaginan reconstruir el Siglo de Oro con cierta precisión, y de esa manera gozan de las peculiares miserias de la época, algo que no nos interesa al común de los mortales, que tenemos que lidiar con las nuestras y con las de nuestros contemporáneos. Pero lo de Avellaneda, con el paso de los siglos, se ha terminado por convertir en un patio de vecinos para eruditos y que, además, visto lo visto, goza de cierta actualidad.

Francisco Rico, en la presentación de la colección, justificó que la edición sólo fuera destinada a los especialistas y que no se vendiera en librerías, al público. Dijo que era valentía por parte de la RAE porque reconocían, así, que los libros cada vez se venden menos. En una cosa tenía sobrada razón, ¿para qué vender una edición del falso 'Quijote' cuando no se vende la genuina? Aunque visto así, ¿para qué editar una edición expurgada de 'El Quijote', el genuino, a cargo de Arturo Pérez-Reverte -eso sí, bastante barata-, si en realidad el público ya no lee? ¿No hubiera sido mejor, aunque me felicito de que no haya sido así, que se hubiera regalado en los colegios esa edición llamada popular y que pretendía aligerar la complejidad del texto cervantino en aras de no sé que interés por los clásicos? Bien mirado, a los académicos, con estas triquiñuelas, que tienen mucho de actos fallidos, su imaginario les traiciona: parecería que, en realidad, están dando la razón a Avellaneda. Por lo menos consideran que al personal lo que les gusta es la parte brutal y exagerada de las burlas que sufre el hidalgo, la farsa; vamos, que es a lo que atendió Avellaneda desde el principio. No nos rasguemos las vestiduras, un autor al que admiro bastante, Vladimir Nabokov, escribió un ensayo sobre 'El Quijote' cuyo mayor mérito estribaba en que no se enteraba de nada. Ni que decir tiene que incidía en el aspecto cruel del libro de Cervantes. Parecía haber leído el de Avellaneda.

¿Qué tienen los académicos contra Cervantes? Les suponemos una admiración sin límites, pero también un gran hartazgo. De otra manera no entendemos la edición popular de 'El Quijote' ni esta entrega para eruditos, a no ser que la docta institución se haya convertido en admiradora de las inquietudes de Alfred Jarry. Así, las razones esgrimidas por Gómez Canseco para justificar la edición: el cotilleo por saber quién era el que esgrimió tan mala leche contra Cervantes; el editar una obras gracias a la cual Cervantes, como reacción, escribió su segunda parte, que es la más genial, y, por último, saber de la figura grandiosa de este enemigo de Cervantes, bastante digno de él. Pero, pregunto, ¿para que regalar 500 ejemplares a especialistas si se supone que ellos ya saben de sobra estas cuestiones?

Mientras, ellos se entretienen. Recuerdo que hace pocos meses, en una intervención de Tulio De Micheli y Luís María Ansón en la Biblioteca Nacional sobre el centenario de Octavio Paz, Ansón, que pertenece a la Asociación Cervantina (es, de hecho, su presidente), se apasionó con la cosa, como es usual en él, y llegó a decir, y lo escribo aquí porque lo repitió en público, que Martín de Riquer le había confesado que creía que Avellaneda era en realidad Lope de Vega, no un pelota manejado por él. Bien es cierto que Martín de Riquer no escribió nunca nada parecido, pero se lo dijo de viva voz a Ansón. Pura maravilla: nunca sabremos si la cosa es cierta o no, pero, mientras Ansón peroraba sobre las miserias del Siglo de Oro, estábamos todos encantados. Pura transcripción con la situación actual.

Creo que, por ahora, los fastos que conmemoran los 400 años de la segunda parte de 'El Quijote' no están siendo, seamos benévolos, afortunados. A este paso no sé qué nos deparará el 2016, el año en que se cumple el centenario de la publicación de la segunda parte. Debe ser el marchamo de los tiempos, un tanto descolocados para muchos, pero da la sensación de que la Academia, por no repetir tópicos, está cayendo en ciertas actitudes un tanto banales, como la de publicar una edición popular de 'El Quijote' mientras saca una falsa para eruditos, regalándola, además, mientras al público le asiste todo el derecho a preguntarse que los tales eruditos deben ya conocer el asunto, o deberían. Si se trata de publicar y justificar, así, una actividad de fastos, se me ocurren publicaciones más sensatas. A mí y a cualquiera. ¿Serán los académicos adoradores secretos de Avellaneda?
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13410

MensajePublicado: Mar Mar 17, 2015 4:54 pm    Asunto: Responder citando

No todos son Reverte en la RAE: un académico pide no leer 'El Quijote' en las escuelas
Europa Press - 17/03/2015

El académico de la Real Academia Española (RAE), Francisco Rico Manrique, ha declarado este martes, horas antes de conocerse el hallazgo de los que "posiblemente" son los restos mortales de Miguel de Cervantes, que "ni 'El Quijote' ni prácticamente ninguna otra obra de esa época se pueden poner en manos de los chicos, de los jóvenes de hoy" en los planes de estudios.
Rico Manrique se posiciona así contrariamente a lo que defiende el también académico de la RAE y escritor Arturo Pérez-Reverte, quien publicó el pasado mes de diciembre una versión recortada de la obra cervantina con el objetivo de hacerla más asequible a los estudiantes y profesores de colegios e institutos.

Pérez Reverte reconocía entonces que el clásico de las letras españolas "no debería leerse nunca con 15 años a palo seco", por considerarlo "inaccesible" a esa edad, pero aseguraba que él lo leyó en el colegio a esa edad y fue un "buen profesor" el que le hizo "cervantino de por vida". "Lo teníamos en la cabeza porque lo leímos de forma adecuada. Los alumnos necesitan un profesor que sepa encontrar las 'pepitas de oro' de esta novela", explicaba.

Por el contrario, Rico Manrique se ha mostrado partidario de emplear otros formatos para acercar a los estudiantes a la obra de Cervantes como "presentaciones coloristas para las primeras edades", emplear cómics o abordar únicamente "fragmentos" de la obra. "Ya nadie lee apenas nada que no sean fragmentos", ha aseverado en declaraciones a TVE. Para el académico, iniciativas de ese tipo se adecúan más a "los modos modernos de percepción y de lectura" y pueden integrarse en planes de lectura "bien encaminados" de cara a introducir al ingenioso hidalgo en las escuelas. "Habrá que dar un Quijote en fragmentos relacionados con la cultura y el arte de la época de forma muy accesible y muy grata, pero no se debe hacer leer a los niños 'El Quijote'. Ni siquiera una abreviatura", ha reiterado.

Precisamente el pasado mes de diciembre, cuando se produjo la publicación de la adaptación de 'El Quijote' y de los currículos de ESO y Bachillerato para la LOMCE, Pérez-Reverte alertó de que "sería un crimen" que la obra desapareciera de las aulas y denunció que las últimas decisiones educativas "alejan" la novela de los estudiantes. Por el contrario, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, defendió, en respuesta al académico, que 'El Quijote' será obligatorio en el próximo curso tanto en 3º de la ESO como en 1º de Bachillerato. Según indicaron entonces fuentes de este ministerio, la reforma educativa contempla la realización de estudios de literatura, aunque lo hace desde "un marco conceptual que alterna la lectura, comprensión e interpretación" de esta y otras obras literarias "cercanas a sus gustos (los de los estudiantes) y a su madurez cognitiva". Concretamente, en los currículos de ESO y Bachillerato de la LOMCE, que empezarán a impartirse a partir del próximo curso, se contempla la lectura de "obras de la literatura española y universal de todos los tiempos y de la literatura juvenil, cercanas a los propios gustos y aficiones", en el primer ciclo de ESO, y "favorecer la lectura" de este tipo de obras en 4º de ESO. Además, en la asignatura de Lengua Castellana y Literatura de 1º de Bachillerato figura el estudio de las "obras más representativas de la literatura española desde la Edad Media hasta el siglo XIX" mediante la lectura y análisis de fragmentos y la realización de trabajos interpretativos y de investigación. No obstante, en dichos currículos no figura ninguna referencia explícita a Miguel de Cervantes ni a su obra, más allá de la asignatura optativa de Literatura Universal, prevista para el segundo curso de Bachillerato, en la que el programa contempla el estudio de "los herederos de Cervantes y de la picaresca española en la literatura inglesa".
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Otros libros Todas las horas son GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente
Página 7 de 8

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro

Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Ecke Ecke


Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de sus respectivos autores. Los comentarios son propiedad de los escritores y todo lo demás © 2007 de www.capitan-alatriste.com. Capitán Alatriste es una marca registrada de Alfaguara ediciones. Todos los derechos reservados
Puedes sindicar nuestras noticias utilizando el archivo backend.php o ultramode.txt
PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.43 Segundos