[ Registrarse ]
 
 
Principal
· Home
· Archivo de Noticias
· AvantGo
· Contactar
· Descargas
· Enciclopedia
· Enlaces
· Enviar Noticias
· Foro
· Galería de Imágenes
· Reportajes
· Tu Cuenta
Artículos Pasados
Domingo, 04 enero
· Estreno de la serie de televisión 'Las aventuras del capitán
Domingo, 30 noviembre
· Nueva edición escolar de 'DonQuijote'
· 'Perros e hijos de perra'
Sábado, 11 octubre
· Estreno de la obra 'Patente de corso'
Miércoles, 20 agosto
· Se prepara adaptación al cine de 'La piel del tambor'
Miércoles, 13 agosto
· Arturo, premiado en La Unión (Murcia)
Sábado, 10 mayo
· Arturo en las Jornadas de Arqueología Subacuática
· Arturo en Argentina
Domingo, 16 febrero
· 'Letras y espadas' por Madrid
Sábado, 01 febrero
· Arturo, premiado en Santiago de Compostela

Artículos Viejos
Últimos mensajes

 IMPORTANTE: MUDANZA DEL FORO
 Iros a leer este hlo
 1254 - 16.07.2017 - Carta a una chica muerta
 1253 - 09.07.2017 - Una Historia de España (LXXXVIII)
 1252 - 02.07.2017 - Mi tío Lorenzo
 1251 - 25.06.2017 - Una Historia de España (LXXXVII)
 1250 - 18.06.2017 - Perros de la Recoleta
 1249 - 11.06.2017 - Una Historia de España (LXXXVI)
 1248 - 04.06.2017 - Claro que nos representan
 4 - 20.06.1993 - Sobre lobos y japoneses

El Capitán Alatriste Forums


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el monitoreo de las costumbres de uso de su navegador. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar el modo de tratamiento de estas cookies o negarlas.

Ecke Ecke
www.Capitan-Alatriste.com :: Ver tema - 'Hombres buenos' (comentarios de los foreros)
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

'Hombres buenos' (comentarios de los foreros)
Ir a página 1, 2  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Otros libros
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Lun Mar 16, 2015 8:37 pm    Asunto: 'Hombres buenos' (comentarios de los foreros) Responder citando

( Este hilo será para comentarios de los miembros del foro sobre la novela 'Hombres buenos'. Para leer noticias, reseñas y entrevistas sobre ella, id aquí: http://capitan-alatriste.com/modules.php?name=Forums&file=viewtopic&t=4665 )

'Hombres buenos', o la pasión de novelar

Hace unos años, en 2010, tras publicar 'El asedio', la novela más larga que ha escrito, Arturo Pérez-Reverte dijo que, tras el esfuerzo que le había supuesto su complejidad y necesidad de documentación real, iba a abandonar la novela histórica "por una temporada larga". Bueno, ¿y los Alatristes? No, los Alatristes se seguirán escribiendo, claro, porque esos están prometidos, parte de la investigación ya está hecha y sus personajes son como viejos amigos. Bueno, ¿y 'El tango de la Guardia Vieja', que ocurre en los años 20, 30 y 60? Nah, eso para mí no es histórico: los 60 los viví yo, y mi abuelo nació en el siglo XIX. Esos no cuentan. 'El francotirador paciente' sí que confirmó el alejarse de lo histórico, pero al final, como el montañero o el maratoniano que acaban desfallecidos su última hazaña y juran que jamás volverán a hacerlo, y luego, en cuanto se recuperan un poco, les vuelve el mono y no se pueden resistir, también Pérez-Reverte ha vuelto a las andadas. Todavía me quedan fuerzas, así que hacia la brecha una vez más. Además, entre los viajes al pasado que había hecho antes Pérez-Reverte se había tocado, varias veces cada uno, los siglos XVII y XIX, pero quedaba ahí en el medio ese XVIII, tan prometedor y tan frustrante al mismo tiempo, y por ello tan español, que pedía a gritos una novela revertiana. Y ya existe.

Si en el XVII lo importante en España era el imperio y su decadencia, y en el XIX el fascinante episodio histórico napoleónico, en el XVIII destaca otro ejemplo de lo que pudo ser y no fue, en este caso las luces y la ilustración. El año elegido es 1780, y el momento escogido la compra por parte de la Real Academia Española de una primera edición de la 'Encyclopedie' francesa, cuyos 28 tomos aún están en el edificio de la RAE en Madrid. Esta colección de volúmenes es históricamente importante, porque en Occidente representan el momento en el que el ser humano decidió en serio sentarse a la mesa, ponerse científico, apartar la hojarasca y recopilar lo que de verdad sabía sobre sí mismo y sobre el mundo que lo rodeaba: lo útil, lo necesario, lo imprescindible para continuar buscando una vida mejor y una mayor felicidad común. De ese movimiento España estaba corriendo el riesgo de quedarse al margen, y aunque solo fueran unos pocos intelectuales privilegiados los que tuvieran acceso a esa obra, merecía la pena hacerse con ella, por mucho que quienes se oponían, sobre todo desde la religión, maniobraran para prohibirla, anatematizarla o evitar el acceso a ella como se pudiera.

Sin embargo, lo que en la vida real fue un simple y mundano envío por correo, sin gran heroísmo ni peripecia, en 'Hombres buenos' se convierte en un viaje de esos que lo cambian a uno, aunque vuelva con las mismas ideas con las que se fue: dos académicos, un bibliotecario y un brigadier de marina retirado, son los encargados de ir hasta París en coche de caballos, buscar una primera edición completa entre varias dificultades y volver con todos los volúmenes sanos, salvos y de una pieza. Y a ser posible, ellos mismos también. Otros dos académicos, contrarios a la decisión, contratan a un sicario para que lo impida. Y esa es toda la trama: el viaje, la estancia en París y la vuelta a casa, con la misión cumplida... o no.

Lo que está en juego, como se puede ver, no es gran cosa. No hay una bomba haciendo tic-tac, no hay millones de vidas humanas en juego, y la Historia no cambiaría gran cosa si el encargo fracasa: las ideas ilustradas, con o sin enciclopedia para uso de unas docenas de ancianos en Madrid, habrían entrado en España, en la medida en la que lo hicieron, de otras maneras a través de otros libros o viajeros. Dicho lo cual, a la novela no le faltan momentos de tensión dinámica, como un duelo o un par de atracos, pero lo principal de este libro, de lo que realmente trata, es de ideas.

'Hombres buenos' es un libro hecho de conversaciones entre gente que lee, y que lee sobre ideas, y que piensa sobre lo que lee. Todos sus personajes son lectores, que manejan libros, que llevan libros en sus viajes, que están rodeados de libros, que cuando no lo están los buscan, y que entran en librerías a buscar nuevos libros. Incluso dedican sus vidas y sus oficios a los libros. Para colmo, la aventura central está enfocada en el conseguir una de las obras más influyentes de la Historia, lo cual les lleva a contactar con otros lectores de libros con los que continuar hablando de ellos. La novela cita decenas de títulos, en conversación, en tiendas, en bolsas de viaje, en estantes de bibliotecas privadas, en mesas de documentación... Libros por todas partes. Pero -y esto es lo importante- son libros que contienen ideas y conocimientos útiles. A veces es una simple guía de viajes, otras una obra clásica griega o romana, otras veces son gacetas y periódicos sin imparcialidad ninguna ni ganas de tenerla, otras una novela prohibida, otras son obras de tema filosófico (en un doble sentido de la expresión que ya se explicará), pero estamos en un ambiente en el que lo impreso es un tesoro preciado, tanto para los que quieren usarlo para progresar como para los que desean que las cosas se queden como están.

Los cuatro académicos principales son gente que lee, y no solo eso, sino gente que también escribe, pero todos ellos son de ideas diferentes: está el bondadoso bibliotecario inclinado hacia la razón, pero incapaz todavía de soltar las amarras de lo religioso. Está el marino-que-lee, que busca en los libros lo útil y poco más, porque un cálculo bien hecho o una carta náutica bien dibujada ayuda a gobernar un barco, pero un avemaría no. Está el que quiere prohibir todos los libros que no sean El Que Él Sigue, lector de un solo libro, o peor aún usando un solo libro para medir los demás. Y está el que quiere leerlos él primero (o solo él) para luego decirle a los demás cómo interpretarlo desde su torre de marfil, a menudo copiando lo que otros ya dijeron. En París el número aumenta: libreros, pensadores, artistas, políticos, revolucionarios... incluso mujeres. Los académicos españoles podrán cruzar palabras e ideas en persona con algunos nombres archifamosos -Laclos, Franklin, D'Alembert- e incluso conocerán a una dama que desde su tertulia de salón impulsa y dirige este flujo de diferentes pareceres, aunando cerebro y belleza madura. Su cicerone en la capital francesa, anárquico si no anarquista, usa las letras como un arma que algún día, en menos de una década, derrumbará un mundo e intentará parir otro nuevo.

Durante los largos viajes en coche de caballos, durante las cenas, cafés y recepciones, durante los momentos de antes de irse a la cama, no cesan de fluir las conversaciones y las ideas, a veces en armonía, a veces en lucha, a veces en ayuda unas de otras y a veces en exclusión mutua. Y no se trata de ideas relevantes hace dos o tres siglos que hoy hayan perdido interés. Algunas sí lo eran más antes, pero otras aún hoy llaman al debate encendido. ¿Qué importancia hay que darle a la religión en la vida? ¿Qué papel y qué responsabilidad debe de tener el arte -el teatro entonces, hoy el cine o la televisión- a la hora de entretener y formar a la gente? ¿Puede resultar lo militar o naval un semillero de ciencia? ¿Qué forma de gobierno es mejor? ¿Qué papel debe tener un rey, y ha de tener un dios mandando sobre él? ¿Cómo debe reaccionar un pueblo ante un mal gobierno, y qué límites debe tener su ira? ¿Debe la humanidad irse al carajo a veces y empezar de nuevo cuando todo se pudre demasiado? ¿Cuántos huevos hay que romper para hacer una tortilla, y hay huevos en concreto que no deberían romperse nunca? ¿Qué decir de las mujeres? ¿Qué decir de las naciones que luchan por la independencia política?

Los personajes de la novela, como lo haríamos nosotros, reaccionan de diversas maneras ante todos estos temas de conversación y muchos más. Cada uno de ellos representa una reducción a fuego lento de varios de los pensadores y escritores más significativos de su tiempo: por sus bocas y de sus plumas salen ideas dichas por Diderot, Voltaire, Jovellanos, Feijoo, D'Alembert, con las que siglos más tarde aún se puede estar de acuerdo o no. Sin embargo, no es un mero cortapega de citas, ya que los debates planteados son demasiado importantes para eso, y además, muchas obras de la época, tanto para leer como para representar en escena, usaban este mismo recurso de colocar personajes como perchas de las que exhibir cada uno un determinado rol o postura ideológica y moral.

¿Qué puede resultar de algo así? ¿Hay manera de sacar algo en claro, y más teniendo en cuenta aquello de "tres españoles, cuatro opiniones"? Pues esa es la destilación final de la novela: si de algo es un canto este libro, si a algo llama al lector, es a la cortesía y la templanza en el debate. A hablar, pero también a escuchar. A mostrarse firme, pero no a convertir al otro en un enemigo que exterminar. Y esto lo dice un escritor conocido precisamente por no usar siempre ni la una ni la otra (muchas veces sí las usa, pero mucha gente tiende a recordar las que no). Lo cual, aunque parezca una paradoja, da una idea de la relevancia de lo que se busca aquí: si alguien que ha dicho que a menudo la gente no hace caso de las cosas hasta que le mentas sus muertos más frescos luego escribe 600 páginas en honor del control y el rigor en el debate, eso significa que debe ser algo de importancia capital. Particularmente, porque viene de alguien que habla con conocimiento de causa de loq que se puede armar a partir de una simple frase, sobre todo desde que su presencia en Twitter le ha permitido tener acceso a las cosas que la gente puede llegar a decir (incluido él mismo a veces).

Aparte del esfuerzo hercúleo por intentar convertir escenas donde dos o más personas están simplemente sentadas hablando alrededor de la mesa en algo tan apasionante como las hazañas más asombrosas, hay otro ingrediente muy especial en esta novela: su narrador. tras haber empezado sus primeras novelas con el clásico narrador omnisciente que no sabemos quién es ni importa demasiado, Pérez-Reverte ha ido pasando a otras novelas donde no solo importa quién es el narrador sino cómo narra. Él siempre ha sido un escritor que ha dicho odiar hablar sobre sus libros, pero luego, una vez que ha de hacerlo, de grado o por obligación profesional, resulta fascinante: sabe hablar de ellos de una forma que los ilumina e ilustra, aumentando el disfrute de quien los lee. Anteriormente, esto había estado presente solo en entrevistas hechas a raíz de cada lanzamiento, pero ya una vez escribió un largo artículo sobre cómo su relato corto 'Un asunto de honor' se convirtió en la película 'Cachito'. En sus artículos dominicales de vez en cuando publica alguno sobre el oficio de escribir, como por ejemplo la vez en que contó cómo abandonó a Teresa Mendoza para que se fuera con otros, los lectores, al acabar 'La Reina del Sur'. Cuando publicó 'El tango de la Guardia Vieja', dedicó un blog entero, "novelaenconstruccion" a contar en varias entradas cómo se había gestado una novela hecha de tantos materiales. Y es que a veces el cómo se contó una historia es tan interesante o más que la propia historia. Bueno, pues en 'Hombres buenos' ese hilo que siempre estuvo ahí para quien ha querido verlo, ahora entra dentro del propio tejido de la novela: cada cierto tiempo, el autor aparece en escena para contarnos cómo ideó la trama, cómo comprobó sobre el terreno los lugares que visitaron y visitarían sus personajes, con qué expertos habló para continuar su documentación, qué libros (obviamente, de eso trata la novela) usó para crear ambiente y diálogos, y cómo resolvió cada problema narrativo que se le presentó.

Pero ojo, porque este narrador de la novela no es Arturo Pérez-Reverte como lo conocemos (más o menos), sino a su vez una versión ficticia de él. De la misma forma que en 'Territorio comanche' se ocultó detrás de un Barlés (uno de los apellidos de su árbol genealógico real) y en 'El pintor de batallas' se camufló como Faulques, aquí, sin nombre siquiera, pero reteniendo su sillón T mayúscula en la RAE, se convierte en narrador y personaje a la vez. De siempre ha sido conocida de Pérez-Reverte su poca afición a revelar detalles que él no quiere contar sobre sí mismo, además de su descripción de su manera de ir echando cosas a la mochila de la vida para luego hacer novelas con ellas. Este autor-narrador-personaje en 'Hombres buenos' es el producto final de esas convicciones y maneras de vivir como escritor: en la novelística en general es más importante lo "ben trovato" que lo vero", así que si hay que novelarse incluso a sí mismo para que la ficción resulte más sabrosa, pues se hace. Así, sus libros, en esta dimensión alternativa, tienen nombres diferentes: 'La estocada' es uno, 'La sombra de Richelieu' es otro. 'El enigma del 'Dei Gloria'' otro más. Quien haya leído más libros de Pérez-Reverte sabrá cuáles son cada uno de ellos en "nuestra" dimensión. En sus pesquisas habla con amigos reales, como los académicos Francisco Rico y Darío Villanueva, o un par de libreras francesas, o el periodista y esgrimista Jacinto Antón. ¿Es cierto que practicaron juntos una escena de lucha a espada para la novela? La novela dice que así fue. Entrevistas reales de nuestro mundo real dicen que no... Y así con cada aparición en el libro del Académico T: además de ser una novela, una peripecia, una tormenta de ideas, 'Hombres buenos' es también un juego, al que Pérez-Reverte gusta de jugar siempre con sus lectores: el de colocar miguitas de pan que quien quiera seguir le abrirán otras puertas o matices, y quien no, pues puede seguir todo recto hasta el final y bajarse del tren al final del trayecto sin explorar nada más. ¿Qué apellidos de personajes son reales, y si lo son, son de amigo o enemigo? ¿Qué otro protagonista anterior de sus novelas ha leído el mismo libro o tiene unos ojos similares? ¿Cuál tiene la misma idea o convicción que otro? ¿Cuántas frases de la novela han aparecido anteriormente en sus artículos de prensa, formando parte de ese todo llamado "territorio Reverte"? Si todas sus novelas anteriores tenían estos agujeros de madriguera por los que podías decidir seguir al conejo o no, 'Hombres buenos' es el más lúdico de todos en ese sentido. Las referencias son interminables, y la pena es que no haya un enlace en color azul en cada una de ellas para seguir explorando.

Con cada novela que Pérez-Reverte publica llega la inevitable reacción de dónde se coloca entre las suyas. Creo que 'Hombres buenos' tiene muchas papeletas para acabar siendo la favorita de muchos lectores... o al menos hasta que se recuerden las carcajadas heladas de 'La sombra del águila', las estocadas fatalistas de Diego Alatriste, la betacam de Márquez, o los misterios femeninos de Lolita, Olvido, Teresa, Tánger o Adela (la competencia está difícil). Pero sin duda creo que va a ser al menos el más subrayable de todos sus libros, y al que se vuelva con frecuencia cuando haya ganas de alimento para el intelecto.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5719
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Jue Mar 19, 2015 10:38 pm    Asunto: Responder citando

Me ha conmocionado HB. Me parece el mayor reto literario al que posiblemente se haya enfrentado APR
Ampliaré esta opinión, para quien le interese
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
grognard
Capitán


Registrado: May 02, 2011
Mensajes: 4077
Ubicación: emporiae

MensajePublicado: Jue Mar 19, 2015 11:03 pm    Asunto: Responder citando

Por favor.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
bowman
Capitán


Registrado: Aug 08, 2006
Mensajes: 5203

MensajePublicado: Sab Mar 28, 2015 2:13 pm    Asunto: Responder citando

Un gran y hermoso relato. Lastrado, para mi gusto, por la reiterada información sobre el estado de las cosas en el siglo XVIII, información que se suministra a base de diálogos que, a juicio de este cura, no siempre son necesarios para hacer avanzar la almendra del relato: la amistad que se teje entre los dos protagonistas. Cree uno detectar en nuestro autor favorito un exceso de responsabilidad 'pedagógica', vamos a decir, un afán de ilustrar sobre el estado de la nación y de las ideas en la época. Actitud chocante en alguien que no pocas veces ha insistido en que la novela no está para educar a nadie, sino para entretener. Una bella historia, por lo demás, que invita a creer en el ser humano, novedad reseñable viniendo de un autor de relatos amargos y con un rastro de pesadumbre. No es Reverte autor de historias alegres, sino más bien tristes y escasamente optimistas. 'Hombres buenos' es la excepción a la regla.
_________________
<div>El último que apague la luz.</div>


Ultima edición por bowman el Mar Abr 07, 2015 7:22 pm, editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5719
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Dom Mar 29, 2015 1:25 am    Asunto: Responder citando

"Hombres buenos" la última novela publicada de D. Arturo Pérez-Reverte, es, a mi parecer, uno de los retos literarios más interesantes a los que se ha enfrentado el escritor cartagenero.

Es para mí "Hombres Buenos" la respuesta a un reto de difícil consecución: novelar el contenido (y esencia) de todas sus patentes: históricas, políticas, de actualidad,... más peliagudo aún es resumir la esencia de las mismas, el impulso que lleva al escritor a la escritura: la denuncia, la crítica punzante, la desolación extenuada, la esperanza... y construir, a partir de ahí, una trama verosímil, creíble (en esta ocasión, un hecho real): dos miembros de la Real Academia Española elegidos en un comité de académicos por su calidad humana (honradez, afabilidad, honor) deben ir a París con el encargo de adquirir una primera edición de la Encyclopédie de D'Alembert y Diderot (prohibida en España, y cuya venta era ilegal en ese momento en Francia). Los dos académicos, de personalidades contrapuestas pero complementarias, arquetipos del hombre: el hombre alto y el hombre grueso, el almirante y el bibliotecario, el silencioso y el hablador, el lúcido y el hombre cuya fe acompleja. Dos hombres que a lo largo de más de 500 páginas desvelarán las luces y sombras de una España oscura, irracional, corrupta, sometida a los deseos de imbéciles y analfabetos que supieron en su día acomodarse en trono y asegurar, el cetro, el báculo y la reverencia (¿Les suena?). Las luces vienen de Francia y los académicos atraviesan una España oscura de caminos tortuosos en los que un mercenario, Pascual Raposo, a sueldo de otros dos académicos que desean impedir el progreso, trata de dificultar la consecución de su objetivo. Ya en su destino, se dejan deslumbrar levemente por las luces de la razón. Acompañados por el abate Bringas, que les ayudará en la búsqueda entre librerías de esos 28 ejemplares que tendrán un destino acogedor, la Biblioteca de la RAE. Durante su estancia en París, el autor se sirve de un matrimonio de clase acomodada, los Dancenis, para que Hermógenes Molina y Pedro Zárate alternen entre filósofos, intelectuales y literatos.

No continuaré explicando la trama para no desvelar si Molina y Zárate logran su propósito, pero me gustaría resaltar algunos aspectos que me han parecido brillantes:

En primer lugar: los diálogos que mantienen Molina y Zárate. Todo un ejercicio de definición de los personajes. Más allá de la apariencia, sus frases permiten al lector conocer el carácter de los dos hombres buenos de la novela. El almirante taciturno, un Coy de hace siglos, un caballero que mantiene las distancias y el bibliotecario hablador, un hombre de complexión fuerte con un ideario no muy arraigado. En estas conversaciones que tienen lugar durante toda la trama se puede vislumbrar el arco dramático que tienen los dos personajes: cómo el peso de los acontecimientos cambia poco a poco su personalidad, liberando a Zárate de sus ataduras morales y a Molina de las religiosas. A su vez el lector consigue, gracias a estos diálogos, releer de nuevo, con otras palabras, al Reverte crítico que publica semanalmente artículos en XL Semanal, al Reverte que se erige, a la manera de Mariano José de Larra, como conciencia crítica de una sociedad.

En segundo lugar: no es habitual que D. Pérez-Reverte deje entrever la voz del narrador en sus novelas. En esta ocasión hay un personaje principal más: el propio autor, que se introduce en la historia para narrarnos cómo llegó esta historia a su mente, cómo descubrió que podía convertirse en una novela y nos lleva de la mano durante el proceso de documentaciòn y de escritura. Así pues D. Pérez-Reverte repite la experiencia que ya implementó hace dos años y medio, cuando a través de la web www.novelaenconstrucción.com dejó entrever los "andamios" de la novela que estaba en ese momento escribiendo, "El tango de la Guardia Vieja". Si bien en aquel entonces en la novela el autor no aparecía por ningún lado, en "Hombres buenos" el autor aparece en el texto, explicando toda la documentación que llevó a cabo, mezclando realidad y ficción: entrevistas, recorridos, fotografías, mapas, viajes, fondas,... Y en cierto modo este nuevo experimento me ha causado tristeza pues no puedo ver otra cosa que una despedida literaria cada vez que el autor desvela algunos de los secretos de sus anteriores novelas.

En tercer lugar : la historia comienza "in medias res": en mitad de la acción, para, pocas líneas después, volver atrás en la trama y explicarnos qué ha llevado a los personajes a esa escena. Esa escena, que abre la novela, es un duelo. Un momento de máxima tensión, que nos mantendrá en vilo hasta que este enfrentamiento ocurra. Por qué ocurre o cómo termina, no lo expondré aquí. Pero créanme que no existen muchas novelas en las que se describa con tanta exactitud y con tanto verismo un asalto de esgrima. El autor ha conseguido plasmar a la perfección la cuestión técnica de este deporte. Y lo que es más complicado, y que supera con nota, ha conseguido transmitir la emoción, la pasión, los nervios, la excitación, el estrés, la aparente calma, el nudo en el estómago, el vértigo que anteceden a un asalto.

El reto del lector asiduo de D. Pérez-Reverte es dilucidar, tras haber leido pocas páginas o haber escuchado o visionado algunas de las entrevistas de la promoción de la obra, qué Reverte nos encontraremos. Pues Revertes hay muchos, casi tantos como novelas: Reverte histórico, Reverte romántico, Reverte aventurero, Reverte bibliófilo,... una pequeña enumeración que resalta la extrema versatilidad de un escritor profesional, como en muchas ocasiones él mismo se ha definido.

Me gustaría terminar esta reseña comentando los dos homenajes que ha realizado D. Arturo Pérez-Reverte en esta obra:

- Un homenaje a Don Quijote y Sancho Panza, dos de los más paradigmáticos personajes de la literatura, dos personajes a los que D. Pérez-Reverte se ha acercado en los últimos tiempos (debido a un encargo de la RAE de publicar una edición escolar de "El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha"), ha conseguido que su Zárate y su Molina se vean y se lean como trasunto de los personajes cervantinos.

- Un homenaje a la RAE, ya que, como dijo D. Arturo Pérez-Reverte en la presentación de esta obra en un acto público: "Quiero a la RAE".


Por último, y con esto ya termino, la novela obedece además a la satisfacción del que, supongo, era uno de los deseos del autor: poder alternar con Rousseau, Voltaire, Marat, Jorge Juan, Franklin, D'Alembert,... gracias a este texto hemos podido divisar a lo lejos las luces de la razón y de la lucidez y, en particular, me ha conmovido comprobar que los hombres más oscuros también fueron buenos.

http://adacaramelada.blogspot.com.es/2015/03/resena-de-hombres-buenos-de-d-arturo.html
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Siana
Capitán


Registrado: Jun 15, 2006
Mensajes: 5536
Ubicación: Barcelona

MensajePublicado: Lun Mar 30, 2015 8:56 pm    Asunto: Responder citando

Me reservo para leer vuestros comentarios para cuando acabe. De momento llevo apenas 20 páginas y estoy enganchada del todo.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
bowman
Capitán


Registrado: Aug 08, 2006
Mensajes: 5203

MensajePublicado: Mie Abr 01, 2015 5:22 pm    Asunto: Responder citando

Pues te quedan 550. Así que dale.
_________________
<div>El último que apague la luz.</div>
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13445

MensajePublicado: Mie Abr 01, 2015 5:40 pm    Asunto: Responder citando

Cita:
Cree uno detectar en nuestro autor favorito un exceso de responsabilidad 'pedagógica', vamos a decir, un afán de ilustrar sobre el estado de la nación y de las ideas en la época. Actitud chocante en alguien que no pocas veces ha insistido en que la novela no está para educar a nadie, sino para entretener.

Yo diría más bien al contrario: todas sus novelas ambientadas en el pasado (e incluso alguna del presente, como LRDS por ejemplo) tienen bastante parte de pedagógico. Aunque más que pedagógico, yo diría que rememorativo, en plan "esto es lo que pasó (o al menos parte de lo que pasó), esta es la manera como yo lo novelo, ahora ve tú y busca algo más. Edúcate tú mismo con otras lecturas". Además, en el caso de Alatriste al menos sí que había un componente educativo / pedagógico / rememorativo expreso, dicho por él mismo.

De todas formas, supongo que depende todo un poco de qué lecturas haya hecho el lector de HB anteriormente: si has leído antes a los autores de aquel tiempo, sí que parte de HB te puede sonar a cosa sabida. Pero claro, muchos "no se han visto el episodio anterior" y necesitan esa recapitulación.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
bowman
Capitán


Registrado: Aug 08, 2006
Mensajes: 5203

MensajePublicado: Mar Abr 07, 2015 7:21 pm    Asunto: Responder citando

http://elcorreoweb.es/cultura/esta-novela-me-ha-hecho-mejor-persona-DN197162

elcorreoweb.es escribió:

'El marino cartesiano y el bibliotecario religioso demuestran ser compatibles'.


Es interesante esta reflexión de Reverte apuntada por el periodista. Bueno, todas, pero esta me llama la atención de modo especial por ser estrictamente 'novelesca', vamos a decir, frente a otras de corte 'pedagógico'. Se refiere ésta a los dos personajes protagonistas y a su extraordinaria evolución. Una de las claves de cualquier relato es la evolución de los personajes, que no pueden salir de él igual que entraron: si al final no son 'otros' es que en medio no ha pasado nada. Y aquí pasa, y mucho. Y ya lo creo que ambos salen del relato, una vez que han vuelto a casa, convertidos en otros, 'penetrados' el uno por el otro. 'Abducidos' entre sí, pese a ser radicalmente diferentes en sus respctivas peripecias vitales y, no sé, en la cosmovisión que pueda cada uno tener. El momento quizá más emocionante de la historia es cuando don Hermes saca, no se sabe de donde, un valor físico impensable al ver -literalmente, ver- perdido y muerto a su amigo, posibilidad que le resulta intolerable. Por eso mismo me interesan poco, más bien nada, las 'pedagogías' revertianas, ese afán por llevar de la mano al lector hasta límites para mí irritantes, como si ese lector fuera menor de edad y el autor se dijera 'quiero que pienses esto sobre lo que te cuento e interpretes de esta manera lo que pasa y no de esta otra'. El novelista (grande, enorrrrrme que es Reverte, quizá El Mejor, aunque vaya usted a saber, imprescindible en todo caso) parece sentirse responsable pedagógico de su lector, en chocante contradicción con las sabias prédicas que en otros lugares dedica al, digamos, 'arte de entretener', apasionar y emocionar. La didáctica puede ser emocionante pero un exceso de celo -de racionalidad- desequilibra la nave como una estiba inadecuada. Y la nave 'Hombres buenos' se desplaza escorada por culpa de una desmesurada y, lo que es casi peor, reiterativa información sobre el momento histórico, lo que pudo ser y no fue. ¿Para qué? Don Hermes y don Pedro son, al fin y al cabo, intemporales, universales y hasta arquetípicos. Que manía con pretender incrustarlos a capones en el XVIII sin ningún género de dudas. ¡Qué más dará! Es la peripecia, y no el contexto de la peripecia, lo q les da sentido. El cogollo del meollo está en otro sitio, no en que sean dos ilustrados españoles del XVIII. El cogollo del meollo está en que la identidad, la ideología y las creencias no son nada ni cuentan para ser humano. Lo que nos hace humanos es otra cosa: la bondad, la renuncia, la inteligencia, la humildad, el trabajo, la búsqueda, la curiosidad, el inconformismo, ir siempre más allá. Más allá de nosotros mismos, para empezar. Más allá de lo que creemos que somos. 'Plus Ultra', dice nuestro bonito logotipo, el escudo nacional español: podemos hacerlo. Podemos ir más allá y entendernos porque lo que nos hace humanos es, curiosamente, lo mismo que nos hace españoles. ¡¡¡Plus Ultra!!! El 'no man's land' nos espera. Sancho y don Quijote nos guían. Y, ya para siempre, don Pedro y don Hermes caminarán a nuestro lado. Porque son nosotros. Porque son de los nuestros.
_________________
<div>El último que apague la luz.</div>
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
koora_linax
Capitán


Registrado: Sep 03, 2006
Mensajes: 3032
Ubicación: Córdoba

MensajePublicado: Sab Abr 18, 2015 2:04 pm    Asunto: Responder citando

Aquí estoy trajinando el rastreo con todos los hombres y mujeres implicados en esta interesante historia de Arturo. Voy lenta en la lectura. Es extraordinario el horizonte que nos abre como siempre en todo lo que nos cuenta el maestro.

En un principio "liada" con D'Alembert y Diderot. Sus vidas y amores. El contexto histórico y las luchas por conseguir sus objetivos. Jeanne Julie Éléonore de Lespinasse el gran amor y protectora de D'Alembert. Denis Diderot tuvo una vida amorosa más convulsa.

En este blog hay bastante información sobre la trayectoria vital de D'Alembert:

http://retratosdelahistoria.blogspot.com.es/2012/08/jean-le-rond-dalembert.html

Como podemos comprobar ellas participaban tan activamente en estas luces como ellos.

Me llama la atención las hermanas de Pedro Zárate y las francesas ilustradas. La losa de la Contrarreforma fue carcelaria para las españolas. Mujeres como Teresa Cabarrús (la nombra Arturo en una de sus últimas entrevistas) supuso un referente de luces en el país vecino.

Hermógenes -pg. 40- [Esto es España, don Justo. Ahora, si Dios no lo remedia, todos filósofos. Hasta algunas señoras que conozco hacen vanidad de nombrar a Newton y citar a Descartes, y tienen en sus tocadores libros de Buffon, aunque sólo sea para mirar las estampas....]

Arturo -pg. 78- [ Amparo y Peligros, las hermanas, están allí, vestidas con batas de estar en casa cuajadas de lazos y cintillos, recogidos los cabellos grises bajo pulcras cofias almidonadas. Se le parecen mucho en delgadez y estatura, en especial Amparo, la mayor; pero sobre todo a causa de los mismos ojos acuosos de un azul tan descolorido que parece diluirse ante la luz, y que les confiere un aspecto físico poco español al uso, hasta el extremo de que algunos vecinos suelen referirse como las inglesas a las hermanas de Zárate. Solteras, apacibles, abnegadas, hace treinta años que consagran su vida al bienestar del almirante. A cuidarlo, desde su regreso del mar, del mismo modo que cuidaron a su padre anciano, como habría hecho la madre que los tres perdieron de forma prematura. Las dos viven para el hermano, y sólo las distraen de ello el ejercicio de sus devociones religiosas la misa diaria y la lectura de libros edificantes].... [Saben qué motiva el viaje del almirante; y, aunque para ellas, en su particular opinión de mesa camilla, nada que venga de Francia puede ser bueno-filósofos perniciosos y otra gente disparatada no gozan del aprecio de sus confesores-, el orgullo de que don Pedro sea miembro de la Real Academia Española, y que ésta le haya encomendado una comisión en el extranjero, sitúa las cosas en lugar diferente.] Pg. 82 [-Ay, Jesús bendito. Peligros... -Déjate, que sé lo que me digo. Filósofas, todas, en esos salones a la moda donde dan conversación a los hombres... El día menos pensado acabarán frecuentando los cafés. Y no digo más.]


Seguimos que hay mucha tela que cortar. Idea
_________________
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Siana
Capitán


Registrado: Jun 15, 2006
Mensajes: 5536
Ubicación: Barcelona

MensajePublicado: Dom Abr 19, 2015 12:00 am    Asunto: Responder citando

koora_linax escribió:
En un principio "liada" con D'Alembert y Diderot. Sus vidas y amores. El contexto histórico y las luchas por conseguir sus objetivos. Jeanne Julie Éléonore de Lespinasse el gran amor y protectora de D'Alembert. Denis Diderot tuvo una vida amorosa más convulsa.

Interesante Koora. Una de las mejores cosas de Arturo es que te lleva a otros territorios. A indagar nuevas cosas.

Voy por la mitad, y no lo quiero acabar. Posiblemente, junto con El Asedio y TC, mi favorito. Algo tiene del Club Dumas, aunque son bien distintos.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
koora_linax
Capitán


Registrado: Sep 03, 2006
Mensajes: 3032
Ubicación: Córdoba

MensajePublicado: Dom Abr 19, 2015 8:21 am    Asunto: Responder citando

Bueno Sianeta, por aquello de ensanchar horizontes. Teresa Cabarrús según creo que dijo Arturo le sirvió para darle cuerpo y alma a una de sus personajes -Margot Dancenis- . Y no te lo pierdas!!! Era de Carabanchel Alto y de signo Leo pues nació un 31 de julio -Casi ná- Una chulapa pisando firme en el país de los gabachos Tranquilo

Aquí nos cuentan su vida:
http://www.rtve.es/alacarta/videos/mujeres-en-la-historia/mujeres-historia-teresa-cabarrus/834548/
_________________
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Siana
Capitán


Registrado: Jun 15, 2006
Mensajes: 5536
Ubicación: Barcelona

MensajePublicado: Dom Abr 19, 2015 10:59 am    Asunto: Responder citando

Sigamos Exclamación
https://www.youtube.com/watch?v=WQxkNgOj4hw
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Victoria
Alférez


Registrado: Mar 01, 2012
Mensajes: 1305
Ubicación: Por tierras de España.

MensajePublicado: Dom Abr 19, 2015 7:22 pm    Asunto: Responder citando

Bueno, yo finiquité hace un par de días y a ver si me pongo a escribir algo con un poco de sentido, hasta ahora no he querido leeros. Es un libro consolador y tremendamente optimista con respecto a la naturaleza del ser humano, sin duda. Invita a la esperanza. Curioso lo de ese falso andamiaje que nos enseña y que no es sino otra ficción/juego que sazona la trama principal. La verdad es que lo he disfrutado bastante más que los anteriores y, por bueno que lo considere la mayoría, ahí incluyo El bailarín murciano. Tranquilo

Aunque... para colocarlo por arriba del todo entre mis Revertes predilectos (Alatristes aparte) tendría que releer. De momento TC y LRDS o LSDA o incluso El Asedio siguen muy arriba, tendría que ver como resiste la relectura y comparar. Pero vaya, yo me lo he pasado en grande y creo que hacía tiempo que no subrayaba tanto. Ese almirante tan alatristesco, ese Raposo como otra cara de la misma moneda, ese Bringas, esa enorme cantidad de guiños por acá y por acullá...
_________________
La única salvación de los vencidos es no esperar salvación alguna.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Siana
Capitán


Registrado: Jun 15, 2006
Mensajes: 5536
Ubicación: Barcelona

MensajePublicado: Lun Abr 20, 2015 10:47 am    Asunto: Responder citando

Victoria escribió:
Bueno, yo finiquité hace un par de días y a ver si me pongo a escribir algo con un poco de sentido, hasta ahora no he querido leeros. Es un libro consolador y tremendamente optimista con respecto a la naturaleza del ser humano, sin duda. Invita a la esperanza.

Exactamente Sonrisa
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
agustinadearagon
Alférez


Registrado: Sep 06, 2008
Mensajes: 2636
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Vie Jun 19, 2015 10:40 pm    Asunto: Responder citando

No he terminado el libro aún. Soy buena pupila y sigo el consejo de El Jefe: primero leer lo bueno.
En HB se aprecia la técnica artesanal que el mismo Arturo afirma emplear en sus obras. Para mí el desvelar el modo y los pasos seguidos para la creación le resta encanto.
Sí estoy disfrutando de los diálogos que nos muestran la situación exacta del Paris prerevolucionario, que nos trae el pensar de la España de siempre y de la nueva que comenzaba a gestarse.
El detalle que está empleando Arturo en sus últimas creaciones, descripción de vestuarios y escenarios le acercan a un estilo realista. Lo que le va aproximando a convertirse en un espléndido arquitecto en el oficio de novelar.
Curiosa casualidad me ha asaltado al descubrir que los dos protagonistas se llaman igual que mis abuelos, compartiendo con ellos similitud de silueta. Pedro alto y delgado, Hermógenes más bajo y más gordo. Que lejos, pobres míos agricultores, de odiseas enciclopédicas también fueron hombres buenos.
Al acabar, volveré a pasarme a dejar aquí mi impresión y modesta opinión final.
_________________
"Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro quizá esté muy oscuro para leer". G.M.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
endeavour
Bravo


Registrado: Jan 21, 2010
Mensajes: 946
Ubicación: Valencia

MensajePublicado: Sab Jul 11, 2015 12:36 pm    Asunto: Responder citando

Dejé vuestros comentarios para cuando lo leyera. Lo quería dejar para vacaciones pero no ha llegado.

Si en el Tango me gustó mucho como estaba escrita pero no me atrajo nada de nada la historia. En Hombres Buenos me ha gustado mucho la historia y me ha seguido gustando el mimo con que la ha escrito. He dejado aparte el francotirador porque no se que coño pinta en su haber. Por el truño, quiero decir, jijiji.

Lo recomiendo mucho pese a lo lento que es a veces. Es un digno compañero de El maestro de esgrima, el club Dumas y algún otro.

En definitiva. Como dije en el francotirador, que se dedique a lo que sabe hacer bien, jijiji.

Un saludo
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
agustinadearagon
Alférez


Registrado: Sep 06, 2008
Mensajes: 2636
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mie Ago 12, 2015 11:36 am    Asunto: Responder citando

Como la palabra es lo que nos define. Aquí estoy.

Ya terminé el libro. Y nada nuevo respecto a lo que apunté antes. La trama me recuerda a Dumas, y el episodio de los Tres Mosqueteros rescatando las joyas de la reina. Por esta parte, no es mi género. El personaje del malo es demasiado convencional. Predecible. En cuanto a los debates y contraposición entre la ilustración incipiente y el oscurantimo cerril español, chapeau. Es lo más enriquecedor del libro. La visión de la Francia prerrevolucionaria, las ideas fraternales que cambiaron el mundo.

Me entra la curiosidad de saber el personaje de Pedro en quién se inspiró. Ese trío con las hermanas que le cuidan no me parece del todo ficción.

En resumen: entretenido, recomendable y didáctico.
_________________
"Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro quizá esté muy oscuro para leer". G.M.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
remolina
Capitán


Registrado: May 04, 2007
Mensajes: 5017
Ubicación: León

MensajePublicado: Jue Ago 13, 2015 8:43 am    Asunto: Responder citando

endeavour escribió:
Si en el Tango me gustó mucho como estaba escrita pero no me atrajo nada de nada la historia. (...). He dejado aparte el francotirador porque no se que coño pinta en su haber. Por el truño, quiero decir, jijiji.


No podría estar más de acuerdo contigo. Guiño
_________________
"Aprecio a esos cabrones" APR
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
agustinadearagon
Alférez


Registrado: Sep 06, 2008
Mensajes: 2636
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mar Ago 18, 2015 10:28 am    Asunto: Responder citando

Un rasgo que me maravilla de Arturo es su capacidad camaleónica. Novelas totalmente distintas. Si tuvieran que explicarlo en una clase de literatura, ¿cómo le definierían? Diferentes tipos de relatos, historias que no tienen que ver unas con otras. Distintos tipos de lenguaje. Digamos que es un escritor para casi todos los públicos. Se les escapan los que siguen a la Esteban y a la Hormigos. Pocos más.
_________________
"Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro quizá esté muy oscuro para leer". G.M.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Otros libros Todas las horas son GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2  Siguiente
Página 1 de 2

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro

Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Ecke Ecke


Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de sus respectivos autores. Los comentarios son propiedad de los escritores y todo lo demás © 2007 de www.capitan-alatriste.com. Capitán Alatriste es una marca registrada de Alfaguara ediciones. Todos los derechos reservados
Puedes sindicar nuestras noticias utilizando el archivo backend.php o ultramode.txt
PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.26 Segundos