[ Registrarse ]
 
 
Principal
· Home
· Archivo de Noticias
· AvantGo
· Contactar
· Descargas
· Enciclopedia
· Enlaces
· Enviar Noticias
· Foro
· Galería de Imágenes
· Reportajes
· Tu Cuenta
Últimas imágenes

En los premios Rey de España

Arturo con Guillermo Arriaga

APR by Jeosm

.: Galería de fotos :.

Últimos mensajes

 1238 - 26.03.2017 - Ángel Ejarque Calvo
 34 - 27.02.1994 - Los ladrones eran gente honrada
 1237 - 19.03.2017 - Hoteles inteligentes y la madre que...
 36 - 13.03.1994 - Odio a ese niño
 1236 - 12.03.2017 - Una Historia de España (LXXXII)
 37 - 20.03.1994 - El hombre de la furgoneta
 1235 - 05.03.2017 - Maestras con hiyab y otros disparates
 28.02.2017 - En honrosa compañía
 1234 - 26.02.2017 - Articulistas parásitos
 38 - 27.03.1994 - El insulto

El Capitán Alatriste Forums

Artículos Pasados
Domingo, 30 noviembre
· 'Perros e hijos de perra'
Sábado, 11 octubre
· Estreno de la obra 'Patente de corso'
Miércoles, 20 agosto
· Se prepara adaptación al cine de 'La piel del tambor'
Miércoles, 13 agosto
· Arturo, premiado en La Unión (Murcia)
Sábado, 10 mayo
· Arturo en las Jornadas de Arqueología Subacuática
· Arturo en Argentina
Domingo, 16 febrero
· 'Letras y espadas' por Madrid
Sábado, 01 febrero
· Arturo, premiado en Santiago de Compostela
Lunes, 28 octubre
· Entrevista a Arturo en 'Salvados'
Domingo, 06 octubre
· 'El francotirador paciente', nueva novela de Arturo

Artículos Viejos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el monitoreo de las costumbres de uso de su navegador. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar el modo de tratamiento de estas cookies o negarlas.

Ecke Ecke
www.Capitan-Alatriste.com :: Ver tema - 'El Club Dumas' (1993)
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

'El Club Dumas' (1993)
Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Otros libros
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13244

MensajePublicado: Sab Nov 29, 2008 12:47 pm    Asunto: 'El Club Dumas' (1993) Responder citando

Pérez-Reverte: "El Club Dumas' es un pedazo de mi vida; no cambiaría ni una línea"
EFE / El País - 28/11/2008

Quince años después de que se publicara 'El Club Dumas', Arturo Pérez-Reverte afirma que no cambiaría "ni una línea" de esta novela, que abrió puertas a otras del mismo género, consiguió lectores en medio mundo y le sirvió al escritor para darse cuenta de que podía "vivir de la literatura". "'El Club Dumas' es un pedazo de mi vida. Es el mejor libro que pude escribir en ese momento y le dediqué todo mi esfuerzo e ilusión; modificar algo sería renegar de todo aquello", dice Pérez-Reverte en una entrevista, coincidiendo con la llegada a las librerías de una edición conmemorativa de esta novela, publicada por Alfaguara.

El libro, claro homenaje a Alejandro Dumas, uno de los escritores predilectos de Pérez-Reverte y "el primer hilo de esa tela de araña maravillosa que es una biblioteca", estuvo respaldado por el éxito desde que nació: se han vendido dos millones y medio de ejemplares en todo el mundo y está publicada en 51 países, 30 de ellos de lengua no española. Pero en su día, esta obra constituyó "un desafío" para el autor, que quiso demostrar que "con Dumas puede hacerse algo más que una novela de mosqueteros". Para ello mezcló "elementos del viejo folletín europeo de masas con la novela posmoderna".

"Ahora, escribir una novela de este tipo es jugar con un mercado que ya existe, pero hace quince años suponía arriesgarse a que no te leyeran, porque no había un público para estos libros", asegura Pérez-Reverte, muy crítico siempre con aquellos que desprecian la novela del siglo XIX y principios del XX y sólo consideran válida la literatura "desde Faulkner y Cortázar para acá".

"Al lector lo había hecho desertar la panda de gilipollas que tenía secuestrada la literatura, y tan sólo héroes como Juan Marsé o Eduardo Mendoza habían mantenido ese hilo sutil pero todavía firme con la literatura que te contaba cosas", señala el escritor murciano con su habitual forma de hablar, sin pelos en la lengua. Llevada al cine por Polanski bajo el título de 'La novena puerta', 'El Club Dumas' funcionó "de maravilla" desde el principio.

Con este libro, "por primera vez", Arturo Pérez-Reverte se sintió "tranquilo como escritor". "Hasta entonces, era un aventurero; yo no era del mundo literario, no tenía ninguna pretensión en ese terreno. Pero con esta novela me di cuenta de que podía vivir de la literatura y de que había un tejido de lectores, en España y en el extranjero, que ya me daban una seguridad. Con 'El Club Dumas' empiezo a irme del periodimo", comenta el escritor, que fue corresponsal de guerra desde 1973 a 1994.

El autor de 'La tabla de Flandes', 'La carta esférica' o 'La Reina del Sur' no suele releer sus libros, pero ahora sí lo ha hecho con 'El Club Dumas', y cree que "la novela se sostiene muy bien". "Es la quintaesencia del goce; me lo pasé de miedo escribiéndola". Protagonizada por Lucas Corso, un mercenario de la bibliofilia que debe autentificar un manuscrito de 'Los tres mosqueteros' y descifrar el enigma de 'Las nueve puertas', un extraño libro del XVII, 'El Club Dumas' abrió camino a una serie de autores cuyas novelas tienen el mundo del libro como eje central y combinan tramas detectivescas, intrigas y aventuras.

Pérez-Reverte se muestra prudente cuando se le pregunta por las influencias que pudo suscitar su novela en otros escritores, y afirma que si hay algunos que "se consideran herederos de su novela, eso deberían decirlo ellos, y de hecho hay una que sí lo ha reconocido: Matilde Asensi. Le estoy muy agradecido".

¿Y quiénes le pudieron influir a él? Hay un dato curioso que este académico de la Lengua no cuenta casi nunca. Cuando apareció 'El nombre de la rosa', de Umberto Eco, Pérez-Reverte estaba escribendo "una novela de templarios", de la que tiene en su casa "unos 120 folios". "Aquella novela de Eco me hizo sentir feliz, porque me di cuenta de que lo mío no era una aventura individual y equivocada, sino que gente con un peso intelectual serio opinaba lo mismo que yo de la literatura". Y cuando leyó que Eco tenía en marcha una novela sobre templarios ('El péndulo de Foucault'), el escritor murciano guardó la suya y se puso a escribir 'El Club Dumas', en la que le hace un guiño al semiólogo italiano y lo incluye como miembro de su selecto club. Pero "no hay una influencia de Eco en 'El Club Dumas'. El mundo que refleja esta novela no se improvisa en seis meses, sino que hace falta una vida entera para escribirla", subraya.



Ultima edición por Rogorn el Lun Ago 20, 2012 9:00 am, editado 2 veces
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Riqy
Bravo


Registrado: Oct 04, 2008
Mensajes: 566
Ubicación: En los Mentideros

MensajePublicado: Sab Nov 29, 2008 3:36 pm    Asunto: Responder citando

Hay una pregunta que siempre quise hacerle a Reverte (y cuando tuve oportunidad se me atragantó)

¿Por qué termina el libro con Irene Adler esperando a Corso en el coche?

Si tomamos en serio la verisón de Polanski, es porque ella es la verdadera "Novena puerta".

¿Se ha enamorado?

¿O lo tiene que guiar hacia el verdadero final?

Agradecería que me lo aclararais, gracias.
_________________
Ricard
Los viejos roleros... nunca mueren
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Corsaria
Capitán


Registrado: Dec 02, 2005
Mensajes: 7731
Ubicación: Virreinato del Río de la Plata

MensajePublicado: Dom Nov 30, 2008 2:12 pm    Asunto: Responder citando

"-Porque la lucidez no vence jamás. Y nunca mereció la pena seducir a un imbécil". Guiño
_________________
Había descubierto fascinada, estremecida de placer y de miedo, que todos los libros del mundo hablaban de ella.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado MSN Messenger
Riqy
Bravo


Registrado: Oct 04, 2008
Mensajes: 566
Ubicación: En los Mentideros

MensajePublicado: Dom Nov 30, 2008 9:49 pm    Asunto: Responder citando

Corsaria escribió:
"-Porque la lucidez no vence jamás. Y nunca mereció la pena seducir a un imbécil". Guiño


¿Justicia poética? ¿En un ángel caído? "Una vez me enfrenté a un arcángel. Perdí, pero le cogí el truco" Pregunta
_________________
Ricard
Los viejos roleros... nunca mueren
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13244

MensajePublicado: Jue Jun 11, 2009 9:34 pm    Asunto: Responder citando

Intrigas y bibliofilia
Reseña de ‘El club Dumas’
Emilio Manzano – La Vanguardia – 28/05/1993

Editorial Alfaguara. Ilustraciones de Francisco Solé. 493 páginas. 2400 pesetas. Madrid, mayo de 1993

La venda que cubre los ojos del Cupido libresco, el querubín que ensarta los corazones de los lectores voraces y los bibliófilos, es tan tupida como la que luce el atolondrado Machín que organiza los amores terrenos. Por amor a los libros, un ser humano en sus cabales puede llegar a comportarse como un majadero, a alterar inconscientemente la realidad o a cometer las más infames tropelías. También el amor por los libros puede llevar a escribir un largo, denso y entretenido volumen como ‘El club Dumas’. Porque esto es lo que rezuma, por todos sus poros, la tercera novela de Pérez-Reverte: una desaforada pasión por las ficciones clásicas de misterio y aventuras, pasión que abrasa en la misma pira a autor y personajes.

Valiéndose de determinadas convenciones del género policiaco, del folletín decimonónico y de una bien llevada prosa, Pérez-Reverte ofrece con liberalidad buenas dosis de intriga y entretenimiento en ‘El club Dumas’. Su protagonista, un híbrido de Sam Spade y Corto Maltés, solterón, cínico y desarraigado, desastrado fumador de caporal e impenitente trasegador de ginebrazos, presenta las características físicas y morales de todo buen detective de novela.

Lo que diferencia a Corso del detective arquetípico, y lo que le confiere un aire francamente original y sugestivo a la novela, es la especialidad investigadora del sabueso: el libro antiguo. Lucas Corso es un especialista en la caza por encargo de todo tipo de joyas bibliográficas: incunables, ediciones príncipe, intonsos, pergaminos, autógrafos de celebridades literarias... Un manuscrito de Alejandro Dumas, padre, y un misterioso libro demonológico del siglo XVII lo pondrán sobre la pista que sigue la novela.

‘El club Dumas’ está construida sobre un sistema de guiños y referencias literarios. Más allá del gran guiño argumental que constituye ‘Los tres mosqueteros’ de Alejandro Dumas, padre, centellean ‘Moby Dick’, ‘Scaramouche’, ‘El rojo y el negro’, Sherlock Holmes, Edgar Allan Poe, Umberto Eco, Martín del Río, Collin de Plancy, Jacques Cazotte, el ‘Memorial de Santa Elena’... Un guiño en el momento oportuno puede quitar hierro a una situación enrarecida, establecer una corriente de simpatía o convertirse en un inapreciable instrumento de seducción, pero desgraciadamente, a lo que más se parece un exceso de guiños es a un tic nervioso. "El verdadero culpable es su exceso de intertextualidad, de conexión entre demasiadas referencias literarias", indica Boris Balkan, el personaje que asume la condición de narrador de la novela, a Lucas Corso. Exceso, seguramente, extensible al novelista. Pero no crean que este alarde de gimnasia ocular de Pérez-Reverte afea a su criatura. En todo caso, nada grave al lado de las pedantes disquisiciones literarias a las que se entrega Balkan en cuanto tiene ocasión de largar por su cuenta, aturdiendo al lector con un discursillo profesoral en el que campean los más resobados lugares comunes de la crítica universitaria.

Encomiable mención aparte merecen el resto de personajes, como el bibliópata Víctor Fargas, la demonóloga Frida Ungern, la misteriosa Irene Adler, la ruda Makarova o el librero Replinger.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13244

MensajePublicado: Mar Feb 02, 2010 10:00 pm    Asunto: Responder citando

'EL Club Dumas' de Pérez-Reverte obtiene buenas críticas en EEUU
J. C. - El País - Nueva York - 25/03/1997

La novela 'El club Dumas', de Arturo Pérez-Reverte, está teniendo, a las pocas semanas de su publicación en Estados Unidos, una gran acogida por parte de libreros y críticos en ese país. La obra, publicada en España por Alfaguara, ha sido lujosamente editada en tapa dura por Harcourt Brace & Company. Traducida por Sonia Soto, el pasado domingo recibió una extraordinaria crítica en el suplemento de libros de 'The New York Times', un logro que es clave para acceder al mercado estadounidense."Uno de los placeres de la novela es la sensación íntima que transmite sobre el negocio del coleccionismo de libros antiguos", escribe en 'The New York Times' la también novelista Margot Livesey. Dice esta comentarista que, aunque Pérez-Reverte lanza demasiadas bolas al aire y que por ello la acción pierde verosimilitud en algunos momentos, 'El club Dumas' resulta una obra "inteligente y deliciosa". En el web site literario Amazon.com, que divulga y vende millones de libros a través de Internet, se afirma que es "un thriller para personas inteligentes".

'La tabla de Flandes', publicada en España en 1990, llegó al competitivo mercado de EE UU cuatro años después, un lapso de tiempo similar al que ha tenido lugar con 'El club Dumas.'

---

The book case
When these fictional bibliophiles need some dirty work done, they know whom to call
Margot Livesey - The New York Times - 23/03/1997

The Club Dumas, by Arturo Perez-Reverte. Translated by Sonia Soto. Illustrated. 362 pp. New York: Harcourt Brace & Company. $23.

Although Lucas Corso, the hero of Arturo Perez-Reverte's latest thriller, is based in Madrid, he will not seem an unfamiliar type to American readers. He smokes too much, drinks too much and suffers from, but is not entirely incapacitated by, a broken heart. Corso is described as a mercenary, but his combat takes place in a particularly rarefied world - that of the buying and selling of antiquarian books. ''His clientele was small and select: a couple of dozen book dealers in Milan, Paris, London, Barcelona and Lausanne... for whom thousands of dollars depend on whether something is parchment or vellum or three centimeters wider in the margin.'' Such elite dealers never get their hands dirty by engaging in questionable activities, and that, of course, is where Corso comes in.

At the beginning of 'The Club Dumas', Corso has taken on two jobs. As a favor to a bookseller friend, he has agreed to check on the authenticity of a manuscript, supposedly Chapter 42 of 'The Three Musketeers'. He plans to combine this presumably simple errand with some business for another client, who has recently acquired one of three existing copies of a 17th-century manual for summoning the Devil, 'The Book of the Nine Doors of the Kingdom of Shadows'. But here's the snag: there should be only one copy of this book. The printer, a Venetian named Aristide Torchia, confessed under torture to having hidden one away; all the others were seized and burned by agents of the Inquisition. Corso's job is to compare his Spanish client's volume with the others, one in Portugal and one in Paris, and decide which of the three, if any, is the original.

Mr Perez-Reverte (whose previous book was an engrossing art history and chess thriller, 'The Flanders Panel') is extremely good on the business of book collecting. Among the pleasures of 'The Club Dumas' is the intimate sense it conveys of this highly specialized type of commerce, with its appreciation of certain authors - especially the redoubtable Dumas. Mr Perez-Reverte does an admirable job of describing these bibliophiles, as well as of creating works like 'The Nine Doors', whose illustrations are reproduced and described in fascinating detail.

Armed with his client's copy of this book, Corso sets off for Portugal, where he meets with Fargas, an elderly aristocrat who is painfully selling off his fabulous library, volume by volume, in order to hold on to his ancestral home. In the almost empty house, Corso compares the two books and discovers subtle differences in several of the illustrations. Perhaps both are forgeries - or perhaps, Corso realizes, both are genuine. Staring out the window into the mist, he imagines that ''Aristide Torchia must have been laughing to himself on his pyre at Campo dei Fiori, before the flames took away his sense of humor forever.''

Later that night, Corso arranges to have the book stolen after he has safely left town, but he wakes in the morning to discover that he has been pre-empted. Fargas has been murdered, and the illustrations from his copy have disappeared. At the same time, Corso learns that he is being followed by a young woman, who goes by the name of a character from the work of Arthur Conan Doyle. Together, Corso and Irene Adler set off for Paris and the third copy of 'The Nine Doors'.

Irene is an enticing companion. She is tall and tanned, has eyes the color of freshly washed green grapes and, beneath her boyish attire, magnificent breasts. For most of the novel, her motives for attaching herself to the frequently churlish Corso remain unclear, but I was happier with my ignorance than with the curious explanation she finally offers: she claims to be a fallen angel, exercising her free will. Surprisingly, the deeply cynical Corso seems to accept this version of her history. Maybe he's spent too many nights poring over 'The Nine Doors'.

It would be impossible to do justice to the intricate adventures that befall Irene and Corso in Paris and beyond. Suffice it to say that Irene turns out to be skilled in the martial arts and that it becomes increasingly apparent that Chapter 42 of 'The Three Musketeers' is just as much an object of interest as 'The Nine Doors'. Like the reader, caught between two books and two plots, Corso is unable to see the forest for the trees - until he ends up at a secret meeting of the group that calls itself the Club Dumas.

Having launched a considerable number of balls into the air, Mr. Perez-Reverte must now retrieve them. And I have to confess that at times I found myself growing impatient with the farfetched antics of the clandestine society that lies at the heart of his plot. I was also baffled by the author's decision to lapse occasionally into the voice of a first-person narrator. But these are small charges to bring against an otherwise intelligent and delightful novel.

Mr. Perez-Reverte's work seems to be very slow in making its way across the Atlantic. 'The Flanders Panel' appeared here in 1994, four years after it came out in Spain; the English edition of 'The Club Dumas', eloquently translated by Sonia Soto, is being released after a similar time lag. Let's hope we won't have to wait so long for his next one.

Margot Livesey is the author of a novel, 'Criminals'.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
koora_linax
Capitán


Registrado: Sep 03, 2006
Mensajes: 3031
Ubicación: Córdoba

MensajePublicado: Mar Feb 08, 2011 8:48 pm    Asunto: Responder citando

La bibliofilia mexicana puede dejar su tragedia. Desde la expulsión jesuita de 1767 han salido del país valiosas bibliotecas privadas. Hoy se sientan las bases para adquirirlas.

La sentencia del historiador José Gaos de que “Toda biblioteca privada es en mayor o menor parte una colección de proyectos de lectura” no es más cierta que lo dicho por el novelista Arturo Pérez-Reverte en su libro El club Dumas: “Corso sabía por experiencia que, tras el fallecimiento de un bibliófilo, a las veinticuatro horas de salir el féretro, salía la biblioteca por la misma puerta”.

Cercana a esa frase plasmada en una novela transcurre la historia de la bibliofilia en México, que se ha escrito a lo largo de casi cinco siglos. Sin embargo, en lugar de ser una historia luminosa, la de la bibliofilia en México es una historia trágica.

Y es que muchas bibliotecas conformadas por hombres sabios con el fin de reunir, rescatar, preservar y difundir el legado bibliográfico documental de México, dejaron el país, al ser adquiridas por universidades de EU y Europa.

La realidad es que cuando no han sido compradas por instituciones extranjeras, a donde han llegado ofrecidas por el propio bibliófilo -en el mínimo de los casos- o por los herederos -la gran mayoría de las ocasiones- los fondos bibliográficos han tenido peor suerte; muchos de esos tesoros han sido desintegrados, destruidos o extraviados por los propios mexicanos.

Lo sabe bien el bibliófilo Elías Trabulse y lo dijo al recibir el Homenaje al Bibliófilo que otorga año con año la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. El historiador y químico aseguró que esa parte olvidada de nuestro pasado, la de los bibliófilos mexicanos, tiene un lado oscuro e incluso trágico para la historia de México.

“Muchas de las colecciones bibliográficas y documentales de los bibliófilos mexicanos sufrieron un destino que nunca fue previsto y menos aún deseado por sus poseedores, la de su perdida, destrucción, dispersión o en el mejor de los casos, su traslado a países extranjeros”, dijo en su discurso.

Escribiendo una nueva página

Esa historia mexicana de tragedias podría escribirse distinta a partir de que el pasado 19 de enero fue inaugurado el Fondo Bibliográfico José Luis Martínez en la Biblioteca de México “José Vasconcelos”, como parte de una política de adquisición que incluye la compra del acervo de Antonio Castro Leal, en poder del Conaculta, y de las bibliotecas de Jaime García Terrés, Alí Chumacero y Carlos Monsiváis.

Sin embargo, el catedrático universitario del Colegio de bibliotecología y estudioso de las bibliotecas personales mexicanas, Daniel de Lira Luna, asegura que esa iniciativa no es una política de Estado, simplemente se trata de un criterio de adquisición.

Además, en el caso de la biblioteca José Luis Martínez, fue valioso el rescate “porque en la historia de México no ha habido un interés de parte de las instancia oficiales por la compra de bibliotecas y al contrario sí ha habido un interés de los dueños de las bibliotecas y de la familia por la donación”.

Aunque reconoce que en ocasiones es necesario adquirir el patrimonio bibliográfico de bibliófilos mexicanos para que no salgan del país, teme que a partir de esta iniciativa se pierda la tradición de la donación que ha enriquecido el acervo de varias bibliotecas mexicanas, como la de la UNAM, el INAH, la SEP o la Secretaría de Hacienda.

Y es que dice De Lira, si algo caracteriza al gobierno mexicano es la falta de visión o conciencia para preservar sus testimonios documentales históricos.

Las donaciones son básicas para las bibliotecas mexicanas. Tan sólo la Biblioteca Nacional resguarda los fondos bibliográficos y documentales de Luis y Lía Cardoza Aragón, Victoriano Salado Álvarez, Carlos Pellicer, Mariano Azuela y desde 2007 un acervo donado por Carlos Fuentes, quien un año antes hizo una donación de traducciones de sus libros a la Biblioteca Vasconcelos.

La Biblioteca del INAH resguarda las bibliotecas personales de arqueólogos y antropólogos que les ha donado la familia de Francisco del Paso y Troncoso, Federico Gómez de Orozco, Ignacio Ramírez y Luis Álvarez y Álvarez; en 2010, la hija de Fernando Cámara Barbachano, impulsor de la antropología social mexicana, donó 15 mil documentos de la biblioteca de su padre.

Pese a donaciones y acervos adquiridos por universidades extranjeras, Elías Tabulse dice que una gran cantidad de ellos fueron destruidos en el siglo XIX con las Leyes de Reforma, donde se extraviaron 10 mil 652 volúmenes o al menos fueron mutilados.

El éxodo de bibliotecas personales

En universidades de Texas, Londres, Leipzig, Chicago, New Haven, Providence, Berkeley, Michigan y Oviedo, están los acervos bibliográficos y documentales de muchos bibliófilos mexicanos del siglo XVIII, XIX y XX.

Si en el siglo XIX y XX fueron compradas las bibliotecas de Genaro García, Joaquín García Icazbalceta, José Fernando Ramírez, José María de Ágreda y Sánchez, Nicolás León y Genaro Estrada, en el siglo actual fue donada la biblioteca de Augusto Monterroso a la Universidad de Oviedo, en España por la viuda del escritor guatemalteco, quien decidió sacarla de México.

El éxodo de las bibliotecas en México comenzó en 1767 con la expulsión de los jesuitas, en ese tiempo comenzaron a dispersarse o destruirse las primeras bibliotecas; después vinieron los saqueos con las Leyes de Reforma.

Esa inestabilidad que vivieron las bibliotecas en el siglo XIX y XX refleja la inestabilidad política y social de México, como lo confirman el destino de los fondos bibliográficos de Genaro García y de Joaquín García de Icazbalceta.

La primera, la más valiosa de todos los tiempos pues contenía una colección de manuscritos de los protagonistas de la Independencia, fue vendida en 1921, y el acervo de García de Icazbalceta, el gran bibliógrafo del siglo XIX, se dispersó en el siglo XIX y una parte fue vendida en 1937 por sus descendientes. Ambas bibliotecas fueron compradas por la Universidad de Texas.

Aunque Elías Trabulse ha dicho que la Biblioteca del historiador Genaro García, que murió en 1920, fue vendida a la Universidad de Texas por sus familiares, ya que la SEP rechazó la oferta de sus herederos para adquirirla a un precio menor de su valor, el estudioso Daniel de Lira asegura que fue el propio Genaro García quien la negoció en vida a esa universidad, como lo confirman dos cartas que están en la biblioteca de la Cancillería mexicana.

A ella se suman la biblioteca de José María Andrade, o “Biblioteca Imperial de Maximiliano”, subastada en Leipzig en 1869; la de José Fernando Ramírez, ministro de relaciones de Maximiliano, rematada en Londres en julio de 1880 y la de José María de Ágreda y Sánchez, que se dispersó a su muerte por decisión de sus herederos en 1916.

Trabulse dijo que el gran momento de la bibliofilia mexicana fue la segunda mitad del siglo XIX, donde una serie de sucesos históricos facilitó la formación de las más ricas bibliotecas particulares que han existido en México “pero desafortunadamente los acontecimientos históricos desembocaron en la perdida, desintegración o traslado al extranjero de los más ricos fondos bibliográficos acumulados durante cuatro siglos”.

Una política de adquisición

Consuelo Sáizar, presidenta del Conaculta, anunció la compra de la biblioteca personal de Antonio Castro Leal y habló de la negociación con la familia de Carlos Monsiváis, entre otros.

Beatriz Sánchez Monsiváis, prima del cronista, comentó en la presentación de un libro del intelectual, que la familia ha recibido la invitación, pero aún no hay una negociación.

De Lira Luna dice que a la biblioteca de José Luis Martínez se podrían sumar las de Alí Chumacero y de Jaime García Terrés, los tres bibliófilos muy cercanos al Fondo de Cultura Económica.

Para De Lira Luna es importante que el Conaculta establezca los criterios y lineamientos de transparencia para la adquisición de estos patrimonios.

“Una biblioteca valiosa no necesita tener miles de volúmenes, pueden ser pocos pero muy bien seleccionados y mucho mejor leídos”, concluye.



http://www.eluniversal.com.mx/cultura/64749.html
_________________
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
grognard
Capitán


Registrado: May 02, 2011
Mensajes: 4077
Ubicación: emporiae

MensajePublicado: Mar Jun 28, 2011 1:04 pm    Asunto: Responder citando

Esto lo he encontrado en el prólogo de Mathew Pearl de La trilogia Dupin publicadad por Seix Barral en 2006

Cita:
El noveslista francés Alexandre Dumas fue más allá en el comienzo de un texto sobre un imaginario encuentro con Poe, que habría tenido lugar en 1832 en París. Aquí Dumas describe a su 'amigo' Poe (a quien realmente nunca conició):
Cita:
No podría dejar de señalar con sorpresa y admiración...la extraordinaria facultad de análisis desplegada por [Poe]...No ocultó el gozo que obtenía de ella, y observó, con una sonrisa de orgullosa satisfacción, que para él todo hombre tenía una ventana abierta allí donde estaba su corazón.

"Para la cita y la reacción icicial al original de Dumas, véase W.Roberts, Times Literary Supplement "A Dumas Manuscript", 21-11-1929, p.978"

Mmm! Manuscrito, Dumas, POE...

Cita:
Nuestro primer encuentro tuvo lugar en un oscura librería de la rue de Montmartre, donde la casualidad de que ambos anduviéramos en busca del mismo libro -tan raro como notable- sirvió para aproximarnos.
(¿y el guión largo?)
Los crímenes de la calle Morgue
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13244

MensajePublicado: Vie Jul 08, 2011 1:35 pm    Asunto: Responder citando

El tesoro (desprotegido) del Apóstol
La Brigada de Patrimonio Histórico investiga la desaparición del 'Códice Calixtino' de la catedral de Santiago - El libro, una joya del siglo XII, no estaba asegurado
El País - 08/07/2011

"No" era la respuesta más habitual para cada organizador de exposición que quisiese disponer del Códice Calixtino de los archivos de la catedral de Santiago, un volumen del siglo XII, de valor incalculable, conocida como la primera guía del Camino de Santiago. Algunos visitantes lo podían ver solo "desde la puerta" y cada vez que algún investigador o experto accedían a los 225 pergaminos que componen el volumen, la vigilancia era estricta. El códice, cuya desaparición de la catedral ha provocado una alerta europea, solo abandonó la cámara de seguridad donde se guardan todos los volúmenes valiosos del archivo un par de veces, con ocasión de dos exposiciones, la última en 1993. E incluso en esos momentos, volvía rápidamente al archivo catedralicio. Para la última muestra, el códice estuvo fuera dos días, el tiempo justo para la inauguración, y después fue sustituido por una edición facsímil. Los propios investigadores del archivo no podían sacarlo a la sala de investigación.

Los cuidados cuando la pieza salía de la catedral se completaban con un seguro ad hoc, pero cuando estaba dentro del edificio, su valor no estaba cubierto por ninguna aseguradora. El precio de los pergaminos, incalculable, fue tasado en 1990 en 1.000 millones de pesetas cuando la organización de la exposición de arte religioso de Las Edades del Hombre quiso contar con el códice para la muestra. El coste, relató ayer el deán, les hizo desistir. La catedral sí cuenta con un seguro general, aunque el cabildo no supo aclarar si cubre el volumen. "Como norma [el códice] no sale de la catedral. Si en algún caso el cabildo determinase cederlo por excepción a algún sitio, entonces fijaríamos un seguro ad hoc", puntualizó Díaz.

Estos cuidados, sin embargo, contrastan con la limpieza de la desaparición del Códice Calixtino. El propio deán de la catedral y responsable de su archivo, José María Díaz, confirmó ayer lo que apuntaban fuentes policiales: la cerradura de la estancia de seguridad no estaba forzada. Fuentes de la investigación añaden que las llaves estaban en la cerradura cuando se percataron del robo. Díaz no quiso comentar ninguno de los aspectos que trascendieron sobre las medidas de seguridad del archivo "por recomendación" de la propia policía. Solo especificó que hay "controles en todos los ángulos del claustro, de forma que queda fotografiada cualquier persona" que entre en el archivo.

La última persona que vio el volumen es uno de los dos investigadores del archivo que tienen -además del deán- acceso a la estancia de seguridad. Lo echó en falta a última hora del martes, pero asegura que el jueves o el viernes estaba en su sitio, sobre un cojín, cubierto con un tapete. En seguida avisó al deán, según el relato del propio Díaz, que, junto a otros dos trabajadores del archivo rebuscaron en la cámara y en los cuartos contiguos. No apareció, y llamaron a la policía, que se personó en la catedral y comenzó la investigación. El cabildo interpuso el miércoles la denuncia de desaparición del códice. La policía no sospecha por el momento de ninguna de las personas que podían acceder a la sala con libertad, que ya han sido interrogadas. Fuentes de la investigación confirman que, aunque el acceso a la cámara de seguridad era bastante restringido, el control sobre las llaves era "bastante laxo". La Brigada de Patrimonio Histórico se encarga de la investigación y se han activado los protocolos europeos para controlar los canales de venta de obras de este valor. Las sospechas apuntan a un robo por encargo.

Entre las últimas personas que visitaron la estancia se encuentra el expresidente de la Real Academia Galega, Xosé Ramón Barreiro, que compara la pérdida con "el derrumbamiento del pórtico da Gloria". "Me lo enseñó el archivero a distancia, desde la puerta", recuerda, "y no nos lo dejaron para la exposición que abrió la Cidade da Cultura. Según ellos, por razones de seguridad". Que la vigilancia en torno al códice era estricta también lo afirma José Manuel Díaz de Bustamante, catedrático de Filología Latina en Santiago y uno de los mayores expertos en la obra. "Por gentileza del cabildo, yo he dado clases con mis alumnos de latín medieval junto al códice", recuerda, "pero en medio de las medidas de seguridad más histéricas que se puedan imaginar". Al latinista le parece "no extraño, sino sorprendente" el robo. "Si usted supiese cómo estaba de custodiado...", apunta. Carlos Villanueva, catedrático de historia de la música en la Universidad de Santiago, registró la polifonía del códice en disco con diferentes grupos. La primera vez que accedió al Códice Calixtino fue en los años setenta y asegura que él siempre trabajó en la catedral en el "ámbito restringido del archivo y limitado a investigadores". No es exactamente ese el recuerdo de un fotógrafo profesional que prefiere el anonimato y que en 2002 realizó la reproducción facsímil del volumen. Ni el archivero ni nadie del cabildo, afirma, vigilaron su labor y, al finalizar, tuvo que buscar a los responsables por diferentes dependencias.

Hace un mes, el deán mostró por última vez el códice, probablemente a un catedrático, y esa fue la última vez también que lo vio. Aunque el archivero no acusó a nadie de la desaparición en voz alta, sí dejó entrever que tiene su propia idea: "Si sospecho de alguien no lo digo. Primero porque es pecado hacer juicios temerarios y en este caso y si es un juicio temerario interior para este fin puedo formularlo pero nunca manifestarlo. El que se lo llevó, sabía de qué se trataba, de su incalculable valor y cómo llegar a él".

--

España ya no sale en la lista negra de los robos de arte
Los inventarios y la seguridad han frenado el expolio

Un recorrido por la lista de robos recientes de obras de arte elaborada por la Interpol permite sacar dos conclusiones: la mayoría se refieren a objetos litúrgicos y muchos de ellos tienen como escenario Italia. Hace años que España no tiene peso en esa relación.

De hecho, hasta la sustracción ayer del Códice Calixtino de la Catedral de Santiago, el último gran caso por resolver del patrimonio español tiene fecha de 1989: en agosto de ese año desaparecieron del Palacio Real de Madrid dos cuadros de Velázquez: Retrato de una dama y Mano del retrato del arzobispo Fernando Valdés. Dos décadas después siguen en paradero desconocido.

Junto a esos dos velázquez, el otro gran mito de las piezas que se desvanecieron sin dejar rastro en España es casi de otra galaxia artística y no se trata oficialmente de un robo sino de una desaparición: en 2006 se hizo público que los cuatro bloques de 38 toneladas de la escultura Equal Parallel/Guernica-Bengasi, de Richard Serra, se habían evaporado del almacén de la empresa contratada para su custodia por el Reina Sofía. Desde 2009 el museo exhibe una copia realizada por el propio artista.

Hitos aparte, en España el robo de obras de arte y del patrimonio histórico es, según los expertos, casi una anécdota. A la dificultad de vender las piezas robadas se une la catalogación del patrimonio -una pieza bien inventariada es más difícil colocar en el mercado ilegal - y, pese a episodios como el de ayer en Santiago de Compostela, el aumento de las medidas de seguridad en iglesias, catedrales y museos.

Muy lejos quedan ya los tiempos en que los robos se contaban anualmente por decenas. Los años que van de 1975 a 1981 fueron los peores para el patrimonio artístico español. Si en agosto de 1977 la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo fue expoliada por un grupo de ladrones que destrozó tres joyas del arte medieval -la Cruz de los Angeles, la Cruz de la Victoria y el Arca de las ágatas-, en 1979 -un año en el que se llegó a registrar un robo al día en los templos españoles- fue sustraído del santuario navarro de San Miguel de Aralar un retablo del siglo XI famoso por sus esmaltes. Dos años más tarde la obra fue recuperada, por piezas, en Italia y Francia.

Superada una era de expolios en la que reinó René Alphonse Vandenbergue, el célebre Erick el Belga, recientemente, los dos casos más sonados terminaron con la vuelta de las piezas robadas a sus repectivos dueños. Otra vez en agosto, esta vez de 2001, fueron sustraídas del domicilio madrileño de la empresaria Esther Koplowitz 17 pinturas, entre ellas dos goyas, un sorolla, un gutiérrez solana y un juan gris. Un año más tarde fueron localizadas las primeras piezas.

El otro golpe sonoro fue el que César Ovilio Gómez Rivero, un historiador uruguayo afincado en Argentina, dio al arrancar ocho mapasmundi de la edición de 1482 de la Cosmografía de Ptolomeo que se conserva en la Biblioteca Nacional de Madrid. Sucedió en 2007 y ese mismo año el caso quedó resuelto.

Los mapas volvieron a Madrid en noviembre después de que su desaparición fuera hecha pública, de nuevo, en agosto por la entonces directora de la institución, la escritora Rosa Regás, que dimitió una semana después a pesar de que quiso desvincular del robo su salida de la biblioteca del paseo de Recoletos. Pese a que se han extremado los controles, impedir la mutilación de libros valiosos sigue siendo uno de los caballos de batalla de la protección del patrimonio, ya que Gómez Rivero, por ejemplo, era un investigador autorizado. Actúo porque revisar un libro página por página parece misión imposible.

Casos sonoros
- El gran caso por resolver de robos del patrimonio español se produjo en agosto de 1989. Desaparecieron del Palacio Real de Madrid dos cuadros de Velázquez -Retrato de una dama y Mano del retrato del arzobispo Fernando Valdés- que siguen en paradero desconocido.

- En agosto de 2001 fueron sustraídas del domicilio madrileño de Esther Koplowitz 17 pinturas, entre ellas dos cuadros de Goya. Fueron localizados un año después.

- En 2007 un historiador robó ocho mapas de 1482 la Biblioteca Nacional de Madrid. Se recuperaron ese mismo año.

--

La policía visiona cientos de horas de grabaciones en busca del Códice Calixtino
Los indicios siguen apuntando a un robo por encargo, según fuentes de la investigación

La policía está visionando cientos de horas de grabaciones de las cámaras de seguridad en busca de una pista que permita identificar y detener al autor de la sustracción del Códice Calixtino, según fuentes de la investigación. "Es un trabajo lento y laborioso, pero creemos que podría sernos últil", ha dicho a EL PAÍS un mando policial. Ninguna de las cámaras estaba dentro del recinto donde se hallaba guardado el valioso libro del siglo XII, sino en la zona del claustro y en otras dependencias. No es seguro que el ladrón accediera hasta el códice a través de esos pasillos, pero "es probable".

Además de eso, los agentes de la Jefatura Superior de Policía de Galicia y de la Brigada Central de Patrimonio Histórico están constrastando las declaraciones de las personas ya interrogadas, en busca de alguna contradicción o alguna pista que pueda precisar el momento en que el códice fue robado. Junto a estos especialistas están trabajando otros de la Policía Científica, que han sido requeridos para que hagan un "minucioso" examen del lugar en busca de algún tipo de material genético (podría valer un simple pelo) que aportara información sobre las personas que accedieron hasta la caja fuerte.

Ante el desconcierto de estas primeras horas sobre la forma en que el ladrón llegó a la sala, un helicóptero de la policía ha sobrevolado y fotografiado los tejados de la catedral compostelana ante la posibilidad de que el caco hubiera penetrado en el recinto por algún agujero desconocido. Eso ha permitido descartar que esa fuera la forma en la que el intruso llegó hasta apoderarse del códice.

El equipo encargado de las pesquisas está "aislado" para que pueda trabajar sin recibir ninguna presión y para que pueda realizar su trabajo con tranquilidad, según fuentes de la investigación. "Cuentan con todos los medios que precisan y tendrán todo lo que necesiten", asegura un mando policial. Los indicios siguen apuntando a un robo por encargo y las fuentes consultadas tienen la "intuición" de que las pesquisas acabarán dando resultados positivos.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Ina
Alférez


Registrado: Nov 17, 2005
Mensajes: 2651

MensajePublicado: Vie Jul 08, 2011 1:42 pm    Asunto: Responder citando

Lo de Santiago parace sacado de un Mortadelo y Filemón. Si te lo ponen en una peli dices "¡hala, venga! como si eso fuese a ser tan fácil".

La Ñapa Ibérica en todo su esplendor Preocupado
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
vetinari
Alférez


Registrado: Jul 26, 2007
Mensajes: 2226
Ubicación: Al sur

MensajePublicado: Vie Jul 08, 2011 4:27 pm    Asunto: Responder citando

¿No será "casos sonados"? Es que lo de "casos sonoros" me suena raro...

Y sí, Ina, de traca.
_________________
"...Efialtes aparecerá finalmente,
y pasarán los persas" Cavafis
"No hay quien pueda comprar el ser marino cuando estás en el mar." APR
"Freedom is just another word for nothing left to loose" Janis Joplin
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
grognard
Capitán


Registrado: May 02, 2011
Mensajes: 4077
Ubicación: emporiae

MensajePublicado: Vie Jul 08, 2011 5:12 pm    Asunto: Responder citando

...además del precedente de Beatus de Liébana robado en la Seu d'Urgell el '97...
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
viveDios
Bravo


Registrado: Jan 29, 2007
Mensajes: 455
Ubicación: León

MensajePublicado: Lun Sep 05, 2011 11:31 pm    Asunto: Responder citando

Dos veces seguidas he leído "El Club Dumas" y me lo he pasado en grande. Es la primera vez que lo hago. Llegar a la última hoja y volver a empezar. Pero es que me he divertido tanto que no quería terminar. Y ahora que no voy a seguir por tercera vez, sería de idiotas, me ha quedado un agujero en el estómago del tamaño de un escopetazo de postas.
No voy a decir más de lo dicho en todas las críticas nacionales e internacionales. Está todo.
Empiezas a leer y ya te metes en el juego. Y estás casi físicamente ahí de espectadora, en el bar de Maika, en Sintra en Paris. Con Flavio La Ponte en pijama en el hotel Crillon. Esa crónica memorable de un gatillazo . O esa Bols, más de una vez me levante con un sabor a ginebra en la boca como si acabara yo de beberla. Muy Contento
Ya me había pasado con Alatriste y el Asedio pero esta novela.... habrá un antes y un despúes de leerla. Por lo divertida por lo didáctica y por descubrir a un hombre tan transparente entre líneas.
Bueno el proximo fin de semana me voy a Paris, (ya planeado), como creo en los milagros, iré al Pont Neuf a ver si me encuentro a ese pedazo de alcohólico de Corso, llevo la Nikon.Guiño Risa

Y de bibliófilos y libros extraños trató un documental interesantísimo que vi en la 2 la semana pasada sobre el MANUSCRITO VOYNICH. El libro más enigmático que existe, porque hoy en día sigue sin poder descifrarse y trae de cabeza a historiadores y hasta a la Nasa que incluso solicita ayuda para el que pueda aportar alguna pista.
El libro del siglo xv que contiene dibujos maravillosos sobre biología y astronomía se encuentra en la biblioteca de la Universidad de Yale. Os dejo dos enlaces por si os interesa.

http://www.eluniversal.com.mx/articulos/58633.html
http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/desde_el_mas_alla/2011/02/27/voynich-el-enigma-que-enloquece.html
_________________
"La magia de la vida son los encuentros"
Alberto García-Alix
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Adeletheresa61
Alférez


Registrado: May 04, 2011
Mensajes: 1492
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mie Nov 02, 2011 9:10 pm    Asunto: Responder citando

Desde luego, El Club Dumas es una novela con un antes y después. Mil veces mejor que la pelicula, vaya sorpresa! Me encanta el personaje de Irene Adler..os dejo con esto..

Cita:
Soy libre - suspiró con melancolía, como si ya hubiera pagado por su derecho a decir aquello -. Y puedo escoger. Cualquiera puede hacerlo.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
koora_linax
Capitán


Registrado: Sep 03, 2006
Mensajes: 3031
Ubicación: Córdoba

MensajePublicado: Vie Nov 04, 2011 12:07 am    Asunto: Responder citando

Adeletheresa61 escribió:
Desde luego, El Club Dumas es una novela con un antes y después. Mil veces mejor que la pelicula, vaya sorpresa! Me encanta el personaje de Irene Adler..os dejo con esto..

Cita:
Soy libre - suspiró con melancolía, como si ya hubiera pagado por su derecho a decir aquello -. Y puedo escoger. Cualquiera puede hacerlo.


La libertad... Tranquilo Siempre la he priorizado a las otras dos (igualdad y fraternidad).

Gracias Adeletheresa por recordarla Guiño
_________________
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Adeletheresa61
Alférez


Registrado: May 04, 2011
Mensajes: 1492
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Sab Nov 19, 2011 2:11 pm    Asunto: Responder citando

Unas lineas del Club Dumas para recordar aquel libro;

Cita:
"Hasta el final inevitable, el de ellos dos, Nikon se negó a aceptar que tal vez el héroe se hundió con su barco dos semanas después, al chocar con un escollo en las Hébrides del Sur. O que la heroina fue atropeallada por un automóvil tres meses más tarde. O que todo occurrió, quizás de otro modo, de mil formas distintas: alguien tuvo el primer amante, alguien sintió rencor ó hastio, alguien deseó volver atrás. ¿Cuántas noches de lágrimas, de silencios, de soledad, se sucedieron tras aquel beso? ¿Qué cáncer lo mató a él antes de cumplir cuarenta? ¿De qué vivió ella antes de morir en un asilo a los noventa? ¿En qué despojo ruin se convirtió el apuesto oficial, con las hereidas gloriosas convertidas en horribles cicatrices y sus batallas olvidadas que ya no interesaban a nadie? ¿Qué dramas vivieron ya ancianos, indefensos, sin fuerzas para pelear o defenderse, traídos de acá por el vendaval del mundo, la estupidez, la crueldad, la miserable condición humana?.
A veces me das miedo, Lucas Corso."


Feliz sábado a todos y gracias APR por estas lineas.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
viveDios
Bravo


Registrado: Jan 29, 2007
Mensajes: 455
Ubicación: León

MensajePublicado: Dom Nov 20, 2011 11:36 pm    Asunto: Responder citando

Otras pocas Adel, Sí, un antes y un después....



Cita:
" El cine es cosa de muchos: colectivo , generoso, con los niños aplaudiendo cuando llega el Séptimo de Caballería. Incluso mejora a través de la tele; las películas se ven entre dos, se comentan. En cambio tus libros son egoístas.Solitarios. Algunos ni siquiera pueden leerse y se rompen al abrirlos. Quien sólo se interesa por los libros no necesita a nadie, y eso me da miedo- Nikon masticaba el último ganchito y se lo quedaba mirando, atenta, entreabiertos, los labios, acechando en su rostro el síntoma de una enfermedad que no tardaría en manifestarse-. A veces tú me das miedo.."




Feliz domingo a todos y gracias a APR por estas otras lineas. Guiño
_________________
"La magia de la vida son los encuentros"
Alberto García-Alix
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Adeletheresa61
Alférez


Registrado: May 04, 2011
Mensajes: 1492
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Lun Nov 21, 2011 5:17 pm    Asunto: Responder citando

Gracias vive dios.

En cuanto más mejor. Siempre es bueno recordar aquellas lineas que tanto nos han gustado.

Saludos
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13244

MensajePublicado: Sab Feb 25, 2012 4:34 pm    Asunto: Responder citando

El universo de Dumas centra la última novela de Pérez-Reverte
NP - ABC - 20/05/1993

Incunables, primeras ediciones, ejemplares únicos, libros prohibidos... Todos ellos protagonizan 'El Club Dumas', última novela del escritor y periodista Arturo Pérez-Reverte, publicada por Alfaguara. Junto a ellos, el personaje central, Lucas Corso, un mercenario de la bibliografía, a quien pretende que acompañe el lector a lo largo de toda la historia.

Tras 'El maestro de esgrima' y 'La tabla de Flandes', Arturo Pérez-Reverte recupera esos ecos, recuerdos e imágenes de su infancia y redescubre a un Dumas descubierto en la biblioteca de su abuelo. "Desde que leí 'Los tres mosqueteros' cuando tenía nueve años -comenta-, Dumas ha estado siempre presente en mi vida. tras releer en un tren este libro, me pareció divertido trasladarlo a nuestros días". Trampas, trucos, claves, damas misteriosas, coleccionistas, falsificadores, nos conducen por un mundo propio de la novela policiaca.

'El Club Dumas' constituye una historia compleja en la que el autor confiesa haber empleado un gran soporte documental y tres años de su vida. Buena prueba de elloo es la cantidad de dibujos, gráficos y escritos -se reconstruye, incluso, un libro que nunca existió-, todos ellos ideados por Pérez-Reverte, quien confiesa que "sigo aún sin verme como novelista".

--

Pérez-Reverte revisita los tres mosqueteros en ‘El club Dumas’
Entrevista con Ignacio Vidal-Folch - La Vanguardia - Barcelona – 21/05/1993

Arturo Pérez-Reverte es un periodista de televisión especializado en informar sobre conflictos bélicos, y su rostro anguloso es bien conocido por los telespectadores españoles. En la pequeña pantalla siempre se le ve destacándose, saludable y deportivo, pero preocupado, sobre un fondo de devastaciones o batallas. "De niño leí las aventuras de Tintín, que me despertaron la vocación de periodista."

También resulta ser uno de los novelistas más populares de su generación (nació en Cartagena en 1941). "En Sarajevo, para desengrasarme de la presión y el horror, releía a Stendhal o a Galdós." Sus tres novelas -‘El húsar’ (1986), ‘El maestro de esgrima’ (1988) y ‘La tabla de Flandes’ (1990)- han ido haciéndose populares, hasta convertirse en fenómenos de ventas. En ellas, el autor se revela como erudito en materias a la vez peregrinas y populares: las partidas de ajedrez, el tiro con florete... Sin apenas el apoyo de la crítica, la tercera ha vendido 80.000 ejemplares en España y ha sido traducida a 12 idiomas, una ha sido llevada al cine, y otra está lista para empezar el rodaje. Acaba de aparecer ‘El club Dumas’ (Alfaguara), y el autor vino ayer a Barcelona para promover su difusión.

La literatura juvenil, desde Kipling a Dumas, de Stevenson a Salgari, de P.C. Wren a Conan Doyle, son la fuente y el punto de referencia de Reverte: autores a los que llama "la patria de todos nosotros". En el título de ‘El club Dumas’ nombra directamente a su preferido: "He leído ocho o diez veces 'Los tres mosqueteros' y sus secuelas 'Veinte años después' y 'El vizconde de Bragelonne', y esos libros me traen el aroma de la infancia, de las novelas y películas que nos gustaron. Esa serie de novelas forma un mundo, habla de la amistad, del egoísmo y la ambición, de la aventura desaforada, y finalmente, de la decadencia y la muerte. De todo con profundidad y con amenidad insuperable. ¿Por qué habrían de ser incompatibles? Todo eso lo he tenido en cuenta, porque me gustaría que mi novela gustase a mucha gente.”

Para asegurar el tiro ("en la primera novela, quería sólo darme el lujo y el placer de escribirla. La segunda, deseaba verla publicada. La tercera, quise que gustara; ésta quisiera que gustara mucho"), el periodista y novelista ha contado con un apoyo empresarial insólito en los editores mediterráneos: la figura del "editor", un consultor que va leyendo el manuscrito, aconseja sobre resolución de escenas, colabora en recursos gráficos, documentales y económicos. "Como la inocencia de aquellas novelas de Dumas o Kipling es irrecuperable, y el personaje de Beau Geste resultaría hoy demasiado blanco, el héroe de mi novela es un 'héroe cansado'. Yo empleo a conciencia trucos del oficio nobles y también trucos sucios, y la novela puede ser definida como novela perversa para lectores perversos, pero también está pensada para que la disfruten los ingenuos, los niños."

Su especialidad periodística conlleva que le hayan ofrecido muchas veces escribir libros sobre los frentes de batalla a los que ha viajado, a lo que se niega: "¿Para qué escribir sobre lo que ya has vivido? Yo hago libros para meterme en otras pieles". Ahora dirige en televisión un reality-show: "Tratamos de hacerlo lo más digno posible, y dentro de unos meses, adiós muy buenas". Piensa sus novelas durante meses, las escribe durante años, y planifica el futuro pensando que "uno no puede ser corresponsal de guerra durante toda la vida. Me tomo en serio la vida de mis libros: por ejemplo, no dejaré que lleven 'El club Dumas' al cine antes de dos años, para que la película no mate antes de hora la venta de la novela”.

Foto: http://hemeroteca.lavanguardia.es/preview/1993/05/21/pagina-44/33716293/pdf.html

--

'El Club Dumas'
Rafael Conte - ABC - 04/06/1993

Arturo Pérez-Reverte, 1993, 494 páginas, 2400 pesetas.

La dialéctica entre la "alta" y la "baja" literatura, entre lo culto y lo popular -y todas estas denominaciones son tan inexactas como belicistas, pues lo popular tiene que ser culto en buena medida para cumplir su función, y lo culto lo será mucho más cuanto más popular se haga- es tan antigua como la literatura misma, desde el mester de clerecía al de juglaría, de la novela pastoril a la de caballerías, de la bizantina a la picaresca, del surrealismo a la novela policial. No son los géneros ni los subgéneros los que marcan las diferencias sino la envergadura concreta de cada libro concreto dentro de su género concreto, y lo único que al final existe es la buena y la mala literatura, que bien poco tiene que ver con que pueda ser clasificada como popular o culta, como elitista y experimental o como tradicional y hasta vulgar. La más culta puede disolverse en el piélago de la pedantería o el formalismo más gratuito -lo que quiere decir que no era tan culta como aparentaba serlo, esto es, que hacía trampa-, y la más popular despeñarse por los terrenos del mercantilismo, lo convencional o el consumismo más deleznable.

La literatura, como la vida, es una y múltiple, y todas las variedades de la lectura se cumplen en su interior mezclándose, interpenetrándose, fecundándose en resumidas cuentas. Lo único que importa entonces es que lo que la obra sea, lo sea de verdad porque su propia naturaleza así lo requiere, y no por doblegarse a bastardos intereses exteriores; esto es, que una cosa es la literatura popular y otra la "light", "kleenex", "basura" o de consumo que el mercado tiende a proporcionarnos cada vez con mayor inexorabilidad, pues al fin y al cabo, y sin control alguno, todo capitalismo tiende por su propia naturaleza a convertirse en salvaje.

Esta breve introducción viene a cuento para hablar de una de las obras más simpáticas, limpias, seductoras y verdaderamente auténticas que, inscribiéndose deliberadamente en lo "popular", nos está proporcionando un los últimos años un joven periodista de cuarentaypico años, Arturo Pérez-Reverte, corresponsal televisivo de casi todas las últimas guerras y actual presentador de uno de los programas de sucesos de mayor audiencia, pero que, en las cuatro novelas que tiene ya publicadas, se ha revelado como un enamorado de la literatura, de contar historias apasionantes, nutrido de extraños saberes, de incontables lecturas, de los libros viejos, de los folletines decimonónicos, de los mitos infantiles más tradicionales de Robinson a Sherlock Holmes, de Gulliver al conde de Montecristo, de los Tres Mosqueteros a Hércules Poirot. En su primera y ya cuidadosa primera novela, 'El húsar' (1986), nos contaba la historia de un oficial de caballería del ejército napoleónico que descubría el horror de la guerra -y de eso que se llama "gloria"- durante la de la Independencia Española, mostrando un conocimiento y documentación sobre el tema verdaderamente excepcionales. La historia sólo pecaba de ingenua, quizá, era excesivamente lineal y sencilla, pero el minucioso cuidado en su elaboración la salvaba ampliamente.

Con 'El maestro de esgrima' (1988) -que hasta ha dado lugar a una película adjunta, inferior al original como suele suceder- Pérez-Reverte daba un salto ya cualitativo en su incipiente carrera, elaborando una historia de pasión, amor, nostalgias, intrigas políticas y personales en la isabelina España de 1868, montada sobre un cañamazo histórico y cultural de absoluta originalidad, en torno a la vida de un profesor de esgrima, en la que cada capítulo respondía a una suerte de este noble arte ya desaparecido, o casi, reconvertido en deporte olímpico. Pero el verdadero "tour de force" vendría dos años después, con 'La tabla de Flandes', una trepidante historia policial que sucede en medio de anticuarios y ajedrecistas en la época actual, reconstruyendo un misterioso crimen inexplicado cometido cinco siglos antes, para lo que es preciso reconstruir "hacia atrás" una partida de ajedrez reflejada en un cuadro flamenco de aquellos tiempos.

La cantidad de documentación, conocimiento, estudios y trabajos preparatorios que el autor mostraba en estas dos novelas resulta algo verdaderamente inédito en nuestro país, donde la escritura, sobre todo de los jóvenes, suele ser mucho más alegre y confiada, menos "profesional" en resumidas cuentas, dejando muchos flecos al aire y temas o perfiles sin cerrar, un poco a la buena de Dios y a la mala de la literatura, claro está. Para poner un ejemplo claro, quizá en la actualidad sólo dos escritores, Eduardo Mendoza y Arturo Pérez-Reverte, muestran un mínimo de cuidado y profesionalidad entre nosotros que pueda equivaler a los de la novela anglosajona, modelo tradicional en estas cuestiones.

Con 'El Club Dumas', largo relato recién salido del horno, Pérez-Reverte parece haberse entregado a su trabajo con una pasión, alegría y entrega verdaderamente envidiables, profundizando en su labor de estilización de los folletines decimonónicos -aquí el modelo, como su propio nombre indica, es Alejandro Dumas y 'Los tres mosqueteros', desde luego- a pleno pulmón, combinando saberes, lecturas, datos históricamente verdaderos y otros absolutamente inventados, en otro contexto bastante original, el mundo de la bibliofilia y los libreros de viejo, que la cultura del escritor, verdadero especialista en estos temas, revive con perfecciones de miniaturista y organizador de intrigas verdaderamente ejemplares, resultado tanto de una memoria envidiable de sus lecturas infantiles y juveniles como de una larga preparación de varios años trabajando en este texto.

En realidad, en este libro se cuentan dos historias, insertas en la aventura de un corredor de libros viejos, que recibe por una parte el encargo de autentificar el manuscrito de un capítulo de 'Los tres mosqueteros', tras el suicidio de su poseedor, un bibliófilo que lo había puesto en venta poco antes de morir; y por otra la extraña tarea de recuperar los tres únicos ejemplares existentes de un libro esotérico veneciano del siglo XVII, cuya edición fue quemada por la Inquisición junto con la persona del propio editor, historia complicada, ya que según todos los testimonios históricos sólo un ejemplar se había salvado de la quema. A partir de aquí, una serie de posibles crímenes, persecuciones inesperadas, amores falsos y verdaderos, viajes incesantes, consultas a misteriosos personajes -bibliófilos, un crítico experto, unos falsificadores- se encabalgan en ritmo trepidante de principio a fin, en una intriga en la que además se hace participar al lector en sucesivas averiguaciones dentro de documentos, grabados de época y esquemas históricos y esotéricos planteados con maestría poco común. Mucha aventura y mucho diálogo también -los folletines desbordaban de diálogos incesantes, no se olvide-, mucha intriga y una sucesión de sorpresas sin cuento, donde hasta hay cambios de voz narradora, las historias se entrecruzan de manera sorprendente y abundan los guiños de toda naturaleza, a Dumas, desde luego, pero también a Conan Doyle, Michel Zévaco -oh, 'Los Pardaillan', lectura que fascinaba a Sartre en su niñez-, Eugenio Sue, Ponson du Terrail, Fantomas, Arsenio Lupin, pero también Stevenson y Agatha Christie, una de cuyas novelas -'El asesinato de Rogelio Ackroyd'- puede proporcionar una pista decisiva para lectores advertidos.

¿Literatura de segundo grado? Quizá el propio Dumas también lo fuera en su tiempo, y sin embargo todavía hoy algunos de sus libros están en todas las manos, adquiriendo además una pátina, una magia otorgada por el correr de los años y los siglos, de la que carecen muchas otras obras excelsas de su época, por muy perfectas que fueran. Un placer para quien ame a la vez la evasión y la cultura, esto es, la aventura y el orden.


Ultima edición por Rogorn el Mie Jul 11, 2012 7:57 pm, editado 1 vez
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Ada
Capitán


Registrado: Aug 17, 2007
Mensajes: 5689
Ubicación: Madrid

MensajePublicado: Mar Mar 20, 2012 1:54 pm    Asunto: Responder citando

"La doble herencia de Bonaparte". Articulo de Il Corriere Della Sera- 19 marzo 2012
http://archiviostorico.corriere.it/2012/marzo/19/doppia_eredita_Bonaparte_co_9_120319038.shtml
_________________
Consuela saber que nadie a quien amas se quema en lo que arde. http://adacaramelada.blogspot.com.es
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor MSN Messenger
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Otros libros Todas las horas son GMT + 1 Hora
Ir a página 1, 2, 3  Siguiente
Página 1 de 3

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro

Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Ecke Ecke


Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de sus respectivos autores. Los comentarios son propiedad de los escritores y todo lo demás © 2007 de www.capitan-alatriste.com. Capitán Alatriste es una marca registrada de Alfaguara ediciones. Todos los derechos reservados
Puedes sindicar nuestras noticias utilizando el archivo backend.php o ultramode.txt
PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.36 Segundos