[ Registrarse ]
 
 
Principal
· Home
· Archivo de Noticias
· AvantGo
· Contactar
· Descargas
· Enciclopedia
· Enlaces
· Enviar Noticias
· Foro
· Galería de Imágenes
· Reportajes
· Tu Cuenta
Últimas imágenes

Ilustración de Pablo García para La nueva España

En los premios Rey de España

Arturo con Guillermo Arriaga

.: Galería de fotos :.

Últimos mensajes

 7 - 11.07.1993 - Un héroe de nuestro tiempo
 1246 - 21.05.2017 - Echando más pan a los patos
 5 - 27.06.1993 - Lejías
 1245 - 14.05.2017 - Una Historia de España (LXXXV)
 8 - 18.07.1993 - Sin moneda para Caronte
 1244 - 07.05.2017 - Christina Hendricks y nosotros
 10 - 01.08.1993 - Tierno verano de perros y ancianitos
 1243 - 30.04.2017 - Una Historia de España (LXXXIV)
 16 - 24.10.1993 - Mortimer y los dinosaurios
 1242 - 23.04.2017 - El día que nos invadieron los ingleses

El Capitán Alatriste Forums

Artículos Pasados
Domingo, 30 noviembre
· Nueva edición escolar de 'DonQuijote'
· 'Perros e hijos de perra'
Sábado, 11 octubre
· Estreno de la obra 'Patente de corso'
Miércoles, 20 agosto
· Se prepara adaptación al cine de 'La piel del tambor'
Miércoles, 13 agosto
· Arturo, premiado en La Unión (Murcia)
Sábado, 10 mayo
· Arturo en las Jornadas de Arqueología Subacuática
· Arturo en Argentina
Domingo, 16 febrero
· 'Letras y espadas' por Madrid
Sábado, 01 febrero
· Arturo, premiado en Santiago de Compostela
Lunes, 28 octubre
· Entrevista a Arturo en 'Salvados'

Artículos Viejos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el monitoreo de las costumbres de uso de su navegador. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar el modo de tratamiento de estas cookies o negarlas.

Ecke Ecke
www.Capitan-Alatriste.com :: Ver tema - 1244 - 07.05.2017 - Christina Hendricks y nosotros
 FAQFAQ   BuscarBuscar   Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios   PerfilPerfil   Entre para ver sus mensajes privadosEntre para ver sus mensajes privados   LoginLogin 

1244 - 07.05.2017 - Christina Hendricks y nosotros
Ir a página Anterior  1, 2
 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Patentes de Corso
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13372

MensajePublicado: Vie May 12, 2017 1:17 pm    Asunto: Responder citando

El arte básico
Antonia I. Nogales Bocio - lavozdelsur.es - 12/05/2017

Lo ha vuelto a hacer. Como él mismo advierte desde sus primeras líneas. Apuesto a que le divierte sobremanera. El último dominical de 'ABC' destapó, como se dice por estos mentideros, la caja de los truenos. Esta vez, son las tetas de una actriz. El columnista Pérez-Reverte se lo suele pasar de lujo relatando batallitas cada siete días para el 'XLSemanal' de Vocento. A veces me pregunto si, con semejante disfrute, deberían o no pagarle por su cometido. Pero a resultas de lo que seguro hace ingresar a su empresa, probablemente su caché —que desconozco— se justifique por sí solo. El ex reportero de guerra es ácido, basto, rotundo y malhablado. Los que seguimos su trayectoria, lo sabemos bien. Su pluma es incluso sanguinaria, tanto casi como las luchas armadas que retransmitió en carne propia. Vamos, que la lía y le pone.

En esta ocasión, ha sido Cristina Hendricks, la estadounidense conocida por su papel de Joan Holloway en la serie de la AMC 'Mad Men'. Estaba Reverte narrando una de sus noches de jolgorio viril, cuando la actriz osó acudir a cenar a su mismo restaurante. Así se ganó un hueco entre sus rudas líneas de domingo. En la mesa del escritor se daban cita comensales muy machos, por lo visto; capaces de parir frases tan hermosas como «esa gringa no puede escaparse viva» para referirse, al parecer, a un futurible carnal. Nadie había caído en consultar a la Hendricks si aquel despliegue de testosterona le ponía o no. Pero poco importa. Sobre aquel mantel, el coñac y la ternera extra sustituían al humo de los habanos que hoy la ley prohíbe encender en lugares públicos. Lo que no podía faltar en tan frugal convención testicular eran las palmaditas mutuas y los comentarios soeces: una teta por aquí, un penalti por allá, algún que otro libro para que se note que somos librepensadores de profesión, y varios culos de por medio para aliñar el cubata del estribo.

"Reconozcan que la definición es breve y eficaz a tope: pelirroja de tetas grandes. Ahora todos —y todas— saben a quién me refiero". Eso nos pide el bueno de Arturo, que reduzcamos a la señora de 'Mad Men' a su pechambre para, en un ejercicio de economía lingüística, ahorrar en circunloquios descriptivos adyacentes. Y es que ya sabemos que en la lengua, como en el vestir, menos es más. Este despliegue de metonimia pectoral no ha gustado a muchos y ha indignado a otros tantos. Sin embargo, el autor del desaguisado andará frotándose las manos sobre su sofá de piel de rinoceronte —como poco— . La razón: tanto los incondicionales de su artem básicus como los enemigos acérrimos de su provocación, han compartido su texto y multiplicado el tráfico de visitas de la página del citado semanal. Objetivo conseguido.

Hace unos días llegó a mis manos —más bien a mi pantalla— un fragmento del primer número de un nuevo fanzine editado en Murcia por una asociación feminista. 'Vulva Estelar' se llama y en él aparecía, a modo de sátira, una lista de requisitos para conseguir el carnet de feminista. Entre las actitudes que restan puntos figuraba el ser heterosexual, estar casada, maquillarse, hacer dieta o depilarse. Por el contrario, hacerte “poliamorosa”, ser lesbiana, fabricarte un bolso con cuerdas, trapos y hojas secas o llevar botas de montaña a diario sirven para irlos recuperando. Imagino que entre las infracciones censurables de esta lista debería añadirse que te guste el halo machista y tosco de las columnas de Pérez-Reverte. Si ya te desata una sonrisa ver cómo Bertín Osborne sigue sin saber encender los fogones de su casa tras unas cuantas temporadas, el carné es ya irrecuperable. Si la segunda lectura es paródica, no veo por qué no tratar de rescatar la ironía en la primera, aunque solo sea por esos días —infrecuentes— en los que quedamos con las amigas y tras repasar la teoría de la crítica política de Hannah Arendt, nos da por mirar a la mesa de al lado y descubrir a unos caballeros de bellos ojos y culo resultón. La charla sesuda se interrumpe (solo un momento, claro) para dejar entrar a la canalla; pero en la cercanía, a veces hasta aflora el arte básico.

Lo vuelve a hacer. Eso le encanta.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13372

MensajePublicado: Vie May 12, 2017 1:34 pm    Asunto: Responder citando

Cazar machismos, nuevo pasatiempo intelectual
Hughes - abc.es - 11/05/2017

Antes había pocas feministas. Estaba Cristina Almeida y alguna más. Y era como si vigilase una sola mujer de vez en cuando; bastaba con comportarse un rato. Ahora no. Ahora internet y los periódicos y radios están llenos de sensibilidades feministas que forman como un gran Observatorio del Género. Son como el observatorio del Teide del machismo.

Durante un tiempo hizo fortuna la expresión «micromachismo», que sonaba bien porque era como denunciar deslices. Pero al final no se era nunca micromachista; se era, simplemente, machista. El micromachismo no prosperó como categoría, y el concepto sirvió más bien para aumentar el grado de vigilancia. Fue como observar la realidad con lentes de aumento. El micromachismo era como el machismo a nivel de microbio. Convertir el machismo en vida microscópica. Somos machistas, nos venían a decir, a un nivel subatómico. Cuando alguien es machista, ¿puede serlo solo un poco? Hay una escala para medir esto. Por ejemplo, si alguien es «comunista» se admite que lo sea ligeramente, que cierre el puño de uvas a peras. Que no llegue a Stalin. Pero si de alguien dicen que es «nazi» no lo es solo un poco, lo es del todo. Cuando llamamos a alguien «nazi» vamos hasta el final. Nunca le dicen a alguien: «Eres preliminarmente nazi, eres como la conciencia en crisis de Weimar». Ahora está en juego esa polarización con el término machista. Cada vez más, un desliz sirve para ser considerado como hombre machista, como si se revelase el verdadero fondo de un ser humano.

-No te esfuerces, eres machista. No puedes evitarlo. Está en ti.

Es como una opción política que no has elegido, el liquidillo en el que chapotean tus neuronas (¡Liquidillo Frangelico!). Como si al analizarte el fondo del ojo fueran a ver allí a un Neandertal. O incluso algo peor: a un español del siglo pasado. No hay nada que hacer. Si te dicen machista te meten en una lista invisible (pero que existe) a la que va gente sin remedio. Gente no reeducable. Esa lista es como una declaración de obsolescencia cultural. Serás tolerado hasta tu pronta retirada. Porque el público femenino ha cambiado y ya no pasa una. Aplicado esto a la televisión el efecto es curioso y más bien positivo. En los últimos días se han denunciado «excesos» de Pablo Motos, de Risto Mejide, de un concursante de MasterChef que dijo tener la regla, o de Pérez-Reverte por su artículo no ficción-ficción en Casa Lucio. Ni hablar ya de clásicos como Cárdenas o Bertín Osborne.

El efecto es extraño. De todas las cosas que pueden denunciarse en ellos, ¿de verdad era el machismo la fundamental? Más bien no, pero es la que sirve. Es como cuando encerraron a Al Capone por no pagar impuestos. Risto Mejide escribió una vez «Eres mía miísima», y no se consideró punible. A veces esto parece contradictorio porque a menudo son las mujeres las que han encumbrado a estos individuos. Han sido ellas, mujeres de otra generación. ¿O a quién responsabilizamos de lo de Bertín Osborne? Las mujeres deberían ponerse de acuerdo entre ellas, entre madres e hijas. Porque a la mayoría de esos hombres los han colocado ellas donde están y también los sufrimos los demás varones. Cuando uno de esos hombres habla de las mujeres muchas de ellas se sienten heridas, ultrajadas. Pues imaginen lo que es escucharles o leerles hablando sobre la virilidad, sobre ser-hombre cuando se es hombre. ¡Dan ganas de cortarse el pene!

En cualquier caso, estos hombres han sido siempre así, incluso peor, y la que ha cambiado ha sido España. Es como si una generación entera hubiese aprendido la palabra «cosificar», y estuviéramos importando la susceptibilidad de las universidades americanas décadas después, pero sin mujeres negras que relativicen el victimismo de las españolas. No hay un asunto de raza que modere el del sexo. No hay límite. No hay un segmento social que les diga a las mujeres cosificadas que se tapen un poco. Porque hay algo todavía artificial. Hay algo raro en que juzguen España o a «españolidades» como Pablo Motos (Pablo Motos como concepto) por ese único rasgo. La generación que se escandaliza por esto es la misma que meterá en la RAE otra acepción de la palabra «empotrador» (lo hará Reverte, supongo). Las quejas de las mujeres son completamente entendibles, pero en ellas hay como una mirada deliberadamente fragmentaria. Como si de repente decidieran ver la televisión con ojos de universitaria noruega y desde un solo punto de vista. ¿Qué país se creen que habitan? ¿Por qué no dan un respiro?

2.000 años de España han creado la palabra «calientapollas» y a Risto Mejide. ¿Es completamente inesperado y escandaloso que ambos se junten en algún momento? Además... ¿no es un poco pretencioso pretender no tener nada que ver en todo eso? Matías Prats o Joaquín Prat nunca dirían algo así, pero se optó por otro tipo de gente (sus modelos solo subsistieron en sus «juniors», como homenajes y como Transición televisiva). ¿Y por qué no molesta cuando las mujeres se dicen cosas mucho peores entre sí en un Gran Hermano o en Supervivientes?

Detectar machismos se ha convertido en una especie de pasatiempo intelectual. Las mujeres juegan ahora a cazar «machismos» como pokemons. Vivimos en la industria de la queja y se incorporan a ella como el primer público potencial. A veces, sin embargo, el machismo no es exactamente solo machismo. Puede ser mala educación, zafiedad, descortesía, cursilería, exhibicionismo o amarillismo. Cosas que ahora se resumen un poco forzadamente con esa etiqueta. A muchas neofeministas lo que les molesta quizás no sea exactamente el «heteropatriarcado», sino lo mismo que a nosotros. Solo que ellas ahora todo lo llaman así, con el furor con el que se estrena un concepto. Si las mujeres fueran hombres tendrían que soportar que alguien dijera eso de «cogérsela con papel de fumar». Por fortuna aún no hay expresión homologada.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Rogorn
Capitán


Registrado: Feb 01, 2007
Mensajes: 13372

MensajePublicado: Vie May 26, 2017 9:59 am    Asunto: Responder citando

Las tetas de Andrea, Marisa, la pelirroja de 'Mad Men' y las mías
Marta Flich - huffingtonpost.es - 26/05/2017

Aquella bonita noche, Andrea Levy, Marisa Gallero y yo queríamos salir a quemar Madrid. No descartábamos salir de algún antro (incluíos puticlubes) a veinte uñas. Nos vestimos con minifalda, que es como se visten las mujeres inteligentes cuando quedan. El motivo de aquella salida nocturna tan desesperada es que estábamos hartas de hombres con neuronas y decidimos que nos íbamos a entregar a facilitadores de amor, que además salen gratis y tienen el beneplácito de sus empáticas y encantadoras mujeres: claramente, queríamos mambo con futbolistas.

La noche se presentaba redonda. Nada podía fallar. No necesitamos reservar en Lucio, allí siempre somos bien recibidas. En realidad, fuimos a otro sitio porque Lucio es muy caro y nosotras somos mujeres y, por lo tanto, ganamos menos dinero que los hombres. Me hace ilusión pensar que podíamos pagar el famoso plato de huevos, como si fuéramos Reverte y su manada de amigotes. Soñar con unos huevos rotos es el objetivo aspiracional de cualquier mujer.

Hablamos de lo que hablan las mujeres en cuando están solas: curva de Phillips, objetivos económicos de Naciones Unidas, sostenibilidad medioambiental y tamaño de testículos.

De repente, las tres tuvimos un respingo simultáneo. Sentimos una pequeña excitación, que compartimos con la mirada. Fue súbito, corto, pero muy intenso. Las mujeres tenemos corazonadas y supimos que alguien espectacular acababa de entrar en Lucio, entre el revuelo lógico que genera una superestrella. Era Juan Manuel de Prada. Si te digo esto, no sabrás quien es, pero si te digo que es el periodista de las tetas grandes, seguro que le pones cara. Se sentó. Miramos a Levy (sabemos que ella está loca por él, las tres lo estamos), pero de Prada es el biógrafo no oficial de la joven política. Le dijimos: "Ve y pídele una foto, hazlo por nosotras". Estas cosas las solemos hacer. El último que inmortalizamos fue a Edu Galán, que es nuestro amor platónico, ¿ y de quién no? Es un poco gilipollas, pero es del todo atractivo e irresistible.

Lo echamos a suerte y, antes de que cayera cara o cruz, ya estábamos dándonos codazos las tres delante de De Prada. Fue justo en aquel preciso instante en el que reparamos en su actitud acaramelada con alguien. Los pechos turgentes de De Prada casi eclipsan a los de su acompañante. Si te digo que es la pelirroja de 'Mad Men', no sabrás quién es, pero si te digo que es Christina Hendicks, seguro que caes en seguida. Le pedimos un autógrafo a ella y nos lo negó. Al parecer, un tal Pérez-Reverte habló mal de ella en un artículo que nadie leyó. Ella sabía que le conocemos porque sabía que estuvimos en el evento de 'Zenda' y 'XL Semanal', en el círculo de Bellas Artes. Pero ¿quién se lo habría podido contar? Nada de lo que hace el tal Reverte tiene el más mínimo impacto mediático.

Nunca pudimos confirmarlo, pero sospechamos que fue De Prada, que estaba en el mismo evento y nos preguntó muchas cosas. Solo un hombre que no quiere hacer el amor con una mujer pregunta tanto. La de las tetas gordas salió de Lucio llorando, al recordar el trauma del tal Reverte, y el de las tetas hipnóticas la siguió sin mirar atrás.

Lógicamente, Lucio tuvo que cerrar . Ningún negocio puede aguantar la mala publicidad que desde Hollywood se hizo. Cerró para siempre. Todo por culpa de un tal Arturo Pérez-Reverte, que destroza todo lo que toca. Qué vergüenza de país.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Patentes de Corso Todas las horas son GMT + 1 Hora
Ir a página Anterior  1, 2
Página 2 de 2

 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro

Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group
Ecke Ecke


Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de sus respectivos autores. Los comentarios son propiedad de los escritores y todo lo demás © 2007 de www.capitan-alatriste.com. Capitán Alatriste es una marca registrada de Alfaguara ediciones. Todos los derechos reservados
Puedes sindicar nuestras noticias utilizando el archivo backend.php o ultramode.txt
PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.20 Segundos