[ Registrarse ]
 
 
Principal
· Home
· Archivo de Noticias
· AvantGo
· Contactar
· Descargas
· Enciclopedia
· Enlaces
· Enviar Noticias
· Foro
· Galería de Imágenes
· Reportajes
· Tu Cuenta
Últimas imágenes

Ilustración de Pablo García para La nueva España

En los premios Rey de España

Arturo con Guillermo Arriaga

.: Galería de fotos :.

Últimos mensajes

 16 - 24.10.1993 - Mortimer y los dinosaurios
 1242 - 23.04.2017 - El día que nos invadieron los ingleses
 18 - 07.11.1993 - El cartero ya no llama dos veces
 1241 - 16.04.2017 - Intolerancia y otras idioteces
 29 - 23.01.1994 - Los nuevos padrinos
 1240 - 09.04.2017 - Vestidos para matar
 30 - 30.01.1994 - Matar la gallina
 1239 - 02.04.2017 - Una Historia de España (LXXXIII)
 32 - 13.02.1994 - Personajes de opereta
 1238 - 26.03.2017 - Ángel Ejarque Calvo

El Capitán Alatriste Forums

Artículos Pasados
Domingo, 30 noviembre
· Nueva edición escolar de 'DonQuijote'
· 'Perros e hijos de perra'
Sábado, 11 octubre
· Estreno de la obra 'Patente de corso'
Miércoles, 20 agosto
· Se prepara adaptación al cine de 'La piel del tambor'
Miércoles, 13 agosto
· Arturo, premiado en La Unión (Murcia)
Sábado, 10 mayo
· Arturo en las Jornadas de Arqueología Subacuática
· Arturo en Argentina
Domingo, 16 febrero
· 'Letras y espadas' por Madrid
Sábado, 01 febrero
· Arturo, premiado en Santiago de Compostela
Lunes, 28 octubre
· Entrevista a Arturo en 'Salvados'

Artículos Viejos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el monitoreo de las costumbres de uso de su navegador. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar el modo de tratamiento de estas cookies o negarlas.

Ecke Ecke
Reportajes: Ojos Glaucos
Enviado por Elfstone el Martes, 19 abril a las 15:06:47
No os preguntarán por mí,
que en estos tiempos a nadie
le da lustre haber nacido
segundón de casa grande;
pero si pregunta alguno,
bueno será contestarle
que, español, a toda vena,
amé, reñí, di mi sangre,
pensé poco, recé mucho,
jugué bien, perdí bastante,
y, porque esa empresa loca
que nunca debió tentarme,
que, perdiendo ofende a todos,
que, triunfando alcanza a nadie,
no quise salir del mundo
sin poner mi pica en Flandes.
Eduardo Marquina, En Flandes se ha puesto el sol

Parafraseando a Dumas, hablando sobre sus mosqueteros "violo a la historia, sí, pero le hago hermosos hijos", frase que viene de perlas a la hora de analizar la que es, posiblemente, ópera prima de don Arturo Pérez-Reverte, escritor y miembro de la Real Academia de la Lengua Española, que inició en 1996 su única y más famosa saga literaria: Las Aventuras del Capitán Alatriste. Y aunque solo han transcurrido 9 años y el escritor sigue vivo, se le ha traducido y traducirá en multitud de idiomas, leido en las escuelas como materia obligada y escuchado en foros y conferencias con respeto y admiración. Pero, ¿Cúal es la "fórmula mágica" de las aventuras de Diego Alatriste? Ardua cuestión, que bien se merece este y más artículos. Analicemosla:
El escritor cartagenero, durante una entrevista televisiva realizada en 2004 por Jesús Quintero en el programa "Ratones coloraos", hablaba por si mismo de estas cuestiones: "España fue mucho más (que EEUU), nuestros Tercios eran los marines de la época. España fue lo que nadie fue jamás, el gran imperio. Perdimos la ocasión por nuestros pecados, por nuestra vileza, por nuestros muchos defectos. Pero España fue algo grande, fue algo cruel, horroroso, duro y siniestro de curas y hogueras, pero realmente mereció la pena". Quizá don Arturo no haga sino recordarnos cosas que ciertos desaprensivos quieren que olvidemos, y quizá sea su voz valiente o la sabiduría de su madurez, que transmite a todos sus textos, la fórmula de su éxito.



"No era el nombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente. Se llamaba Diego Alatriste y Tenorio, y había luchado como soldado de los tercios viejos en las guerras de Flandes" Con esta apertura, que a veces pienso digna de recuerdo como aquella del inmortal Cervantes en su Quijote, comienzan las aventuras de este soldado veterano apellidado Alatriste. ¿Pero quien es este hombre? Ficción literaria, si, pero que no dista demasiado del retrato de un pobre soldado español del siglo XVII que malvive como espadachín a sueldo.
Aunque, Diego Alatriste y Tenorio tiene algo que le diferencia de los demás, aunque sea algo aparentemente corriente: un código de honor. Asesino, si, pero nunca por la espalda ni de hombres desarmados. Tampoco gusta de dejarse engañar ni manosear por los poderosos, entiéndase en exceso, cosa que en muchas ocasiones le tuvo al borde del patíbulo. Diego es un tipo callado, que quizá ha visto y verá demasiadasa cosas en la vida como para desbordar sentimientos vacíos y ampulosos. "No hay mejor maestro que el muy acuchillado", y sobre cuestiones de la cuchilla, la espada o fisberta (que en la parla de la carda recibe sinfín de nombres) este viejo soldado anda sobrado, con una hoja de servicios que abarca los últimos años del siglo XVI. Una azarosa vida, llena de pendiencias y sobresaltos, la vida de un hombre de acero pronto y pocos escrúpulos, un tiempo atrás vividor en Italia, hombre con suerte y dineros, que malvive hoy como oscuro (aunque eficiente) espadachín, entre campaña y campaña, mientras contempla con amarga lucidez como, al igual que el mítico Ulises al regresar Ítaca con canas en la barba, las palabras "rey", "religión" y "honra" valen cada vez menos, mientras su España, en los últimos coletazos de su etapa imperial, agoniza en un claroscuro en el que, paradojicamente, florece el ingenio de las artes.

Y esta vida es descrita por los ojos vivos de un joven paje, vascongado y español (le pese a quien le pese), Íñigo Balboa. Alatriste, ahora atado por la promesa hecha a su difunto amigo Lope Balboa durante una cruenta acción militar en Flandes, tiene que desempeñar el doble papel de padrastro y guía moral, cosa bastante incompatible con su oficio. No puede evitar, de vez en cuando, ver en los ojos de ese muchacho despierto y valiente una sombra familiar, quizá la de su propia mirada aquel lejano año de 1598, cuando hecho un mozalbete imberbe, mintiendo sobre su edad para poder alistarse, salió con la ilusión y la sed de gloria de un adolescente a la guerra de Flandes. Y teme. Teme que ese muchacho con el que intenta parecer frio y escueto (como con todo el mundo) aunque paternal y atento, lleve su admiración hacia él y la memoria de su desdichado padre hacia otra vida surcada por la violencia y el padecimiento, el hambre y la suciedad.
Pero Iñigo le admira, para bien o para mal, ya que la leyenda viva de su valentía a la hora de vender cara la piel al traicionero destino ejerce sobre él el efecto de un luminoso faro en una noche sin estrellas. Pero algo le inquieta. Esa mirada "muy clara y muy fría, glauca como el agua de los charcos en las mañanas de invierno", una mirada que, como él mismo dice, se sorprenderá en poseer muchos años más tarde, cuando la carrera del tiempo y la dureza de la vida y de la guerra le dieron la amarga lucidez de saberse español, con todo lo terrible y bueno que eso conlleva.

Quizá el éxito de Reverte resida en los ojos glaucos del capitán Alatriste.


General Targul
Granada, a 19 de Abril de 2005

Ecke Ecke

 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Libros
· Noticias de Elfstone


Noticia más leída sobre Libros:
Ojos Glaucos

Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.72
votos: 11


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo

Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible

Ecke Ecke
Disculpa, los comentarios no están activados para esta noticia.
Ecke Ecke


Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de sus respectivos autores. Los comentarios son propiedad de los escritores y todo lo demás © 2007 de www.capitan-alatriste.com. Capitán Alatriste es una marca registrada de Alfaguara ediciones. Todos los derechos reservados
Puedes sindicar nuestras noticias utilizando el archivo backend.php o ultramode.txt
PHP-Nuke Copyright © 2005 by Francisco Burzi. This is free software, and you may redistribute it under the GPL. PHP-Nuke comes with absolutely no warranty, for details, see the license.
Página Generada en: 0.42 Segundos