Cuadros con historia

Para todo lo demás

Moderadores: Targul, Mithrand, Moderadores

Reglas del Foro
Responder
Avatar de Usuario
Lenka
Mensajes: 17824
Registrado: Mar Sep 20, 2005 11:00 pm
Ubicación: Reino Astur
Contactar:

Mensaje por Lenka » Mar Feb 01, 2011 5:48 pm

Más les vale!
Me alegro de no haberte matado todavía...

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Mar Feb 01, 2011 11:04 pm

Sí, lo pondremos por aquí :wink:

Avatar de Usuario
Faro_de_Orchilla
Mensajes: 49
Registrado: Lun Ene 24, 2011 12:00 am

Supuestos pájaros en la pintura del Perro de Goya.

Mensaje por Faro_de_Orchilla » Mar Feb 01, 2011 11:56 pm

Courlitz escribió:...sobre los supuestos pájaros de Un perro:
¿podría tratarse también de rayones en el colodión?

_____________________________________________________________

Esta mañana he estado mirando el negativo original de Laurent, que reproduce la pintura del Perro, de Goya,...

... y los supuestos pájaros estaban en la pared de la Quinta del Sordo, entre los años 1863 y 1866.

Los supuestos pájaros están fotografiados en el muro.

(No son arañazos de la capa de colodión del negativo).

Pero, a su vez, esos supuestos pájaros podrían interpretarse como otra cosa cualquiera.

Cualquier charlatán podría decir que son burros volando, ovnis, delfines,...

En realidad, Laurent fotografió unas manchas en esa zona de la pintura mural. Pero esas manchas puede que no fuesen de Goya.
Podrían ser pegotes de yeso tapando agujeros.

En cambio, lo que es indudable, es que en esa fotografía la pintura está afectada por grandes grietas del muro. Y las grietas rompen los marcos (sean de escayola o de papel).

Esta pintura estaba con grandes grietas, por las que se pudieron filtrar humedades, y caerse algunas zonas, y ser reparadas con mayor o menor fortuna. Y todo eso en los tiempos en que las pinturas seguían en los muros de la antigua casa de Goya.

Por tanto, una vez más, hay que decir que es muy resbaladizo aventurar nuevas teorías sin estudiar los negativos originales.

Y el tal "profesor" Carlos Foradada nunca jamás ha visto los negativos originales.
Y, lo que es peor, utiliza unas reproducciones de baja calidad, y sin autorización para reproducirlas.

.................
En cambio, en este foro del Capitán Alatriste, se ha reproducido "con todas las bendiciones", y con Acuerdo firmado, la fotografía de Laurent del "Duelo a Garrotazos".

Desde aquí invito a Siana, a que en un futuro viaje, también vea el negativo del Perro de Goya.
Es un caso muy interesante.

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Mié Feb 02, 2011 2:26 pm

Faro_de_Orchilla escribió:Desde aquí invito a Siana, a que en un futuro viaje, también vea el negativo del Perro de Goya.
Es un caso muy interesante.

Pues muchas gracias, te acepto esa invitación encantada :D !! Cuenta con ello. Y gracias por hacer extensible esa invitación a mi compañero de investigación, Bowman :wink:. El Perro es además mi Pintura negra favorita. Me resulta conmovedora.

Un millón de gracias por venirte al Foro, Faro de Orchilla. Y por tus explicaciones, tan precisas.

Avatar de Usuario
nexus6
Mensajes: 6532
Registrado: Mar Sep 30, 2008 11:00 pm

Mensaje por nexus6 » Mié Feb 02, 2011 7:39 pm

Gracias por vuestro Trabajo, chicos. :wink:

Sianeta, Camarada: qué suerte la tuya. :wink: :wink:
Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia.Es hora de morir

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Mié Feb 02, 2011 11:08 pm

nexus6 escribió:Sianeta, Camarada: qué suerte la tuya. :wink: :wink:

Y la del Maese que se vendrá cuando sea posible a ver ese Can misterioso. Y aquí os lo contaremos también :wink: .

Courlitz
Mensajes: 152
Registrado: Jue Ene 31, 2008 12:00 am

Mensaje por Courlitz » Mié Feb 02, 2011 11:29 pm

Muchas gracias otra vez, Faro, Siana y Bowman.
Goya, para mi alivio, sigue donde estaba, de momento.
A salvo del napalm.

Perdonen que me autocite
[quote="Courlitz"....Y es que me dejó boquiabierto cuando en el Museo leí lo supradicho. Mi apreciación de la escena es muy distinta de estar enterrados, sin posibilidad de escapatoria, hasta el final, a que se trate de una pelea más.

También yo he leído algunas cosas que por ahí circulan (hoy la red es un mundo), he preguntado sobre el particular en algún foro y alguna otra indagación más, y al final he llegado a la conclusión de que no se puede asegurar, de la manera que lo hace el Museo del Prado, que ese terreno estuviera cubierto de hierba y sus personajes libres y enteros de cabeza a pies.
Estoy con Cubells precisamente, y desde el principio, me pongo en su situación y tiempo (lo intento al menos) y no me encaja. Una cosa son los medios de los que disponía entonces, y otra es que fuera un patán, como parece pretenden hacer ver.
Y me meto en la piel de don Francisco (o al menos lo intento, con todos mis respetos) y sigo su obra, sobre todos la serie de Pinturas Negras, y su trayectoria y su vida y su mala leche y ... y la única hierba que veo es la que pacen algunos estudiosos.
Hace tiempo me comentagba un amigo (éste sí, con sus buenos estudios, su carrera, su tésis y su más), que no es muy difícil en algunas cátedras de lo que hoy se conoce por Humanidades ver una impostura resistir el paso del tiempo, herencia de Profesor (impasible el ademán) a Discípulo (faltaría más, D. Arístides). Una pena si así fuera.

Por hoy Vale. Saludos.[/quote]

...y añada que, así les den a los Foradadas por donde amargan los pepinos.
Me voy a hacer surf.
Hasta otra.

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Jue Feb 03, 2011 8:51 pm

Gracias chicos :wink: Esperando vuestra ida y venida a una nueva investigación. En este caso a un cuadro adelantado a su tiempo...Ese can me parte el alma.

En cuanto a los mindundi como el Foradada una pena que escriban, hablen y sienten cátedra :roll:
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Vie Feb 04, 2011 1:52 am

Pues aquí la tenemos. A continuación os pongo la impecable e impresionante traducción de Maese Bowman del capítulo 7 del libro de Charles Yriarte Goya, sa vie, son oeuvre, de 1867. Vale de veras la pena leer lo que dice este sorprendente capítulo, testimonio de excepción de que lo que fue la Quinta y sus pinturas.

MUCHAS GRACIAS, BOW.

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Vie Feb 04, 2011 1:54 am

YRIARTE, Charles
Goya, sa vie, son oeuvre
París, Henri Plon, 1867

Págs 91 a 95
trad: David Bowman (para capitan-alatriste.com)
http://www.capitan-alatriste.com
*se ruega citar SIEMPRE procedencia. Gracias.



-----------PÁG 91

Capítulo séptimo

La casa de Goya

Al otro lado del Puente de Segovia, a orillas del Manzanares y a media hora de Madrid, se encuentra el lugar de San Isidro (1). La iglesia del santo (2) venerado por los madrileños alza su campanario entre árboles, en un risueño paraje que contrasta con las áridas llanuras que se extienden al otro lado de Madrid (3). Fue aquí donde Goya hizo construir su casa de campo (su quinta [4]). Desde la ventana podía verse Madrid en lontananza, con las amplias terrazas y bancales del río, al pie del Palacio Real, así como las cúpulas de los monumentos (5) y la silueta gris de la ciudad. También podían seguirse con la mirada los grupos que se llegaban a la Verbena bordeando el Manzanares. Bajo los balcones de la casa descansarían los paseantes que el día de la Romería (4)



-----------PÁG 92

bajaban de Madrid, muy de mañana, para no regresar hasta la caída de la tarde. Merendaban entre risas en la pradera para después entregarse al baile y las coplas (4) acompañados por el rasgueo de las guitarras. Esta casa debía ser muy del agrado de Goya. Y dejó constancia de cuanto le satisfacía su estancia aquí adornándola con pinturas bien curiosas que llevan al límite el fuerte carácter de su obra. Los vecinos llamaban a esta casa la Huerta del Sordo, (4) la Casa del Sordo. Se sabe que Goya estaba aquejado de sordera; mil veces los guardias de la Casa de Campo (4) tuvieron que quejarse de sus voces y exabruptos aun cuando sólo pretendiese disfrutar del privilegio de cazar donde y cuando le pareciese.

La casa perteneció después a su hijo, Mariano Goya, y más adelante a su nieto. Aún ostenta sobre la verja de entrada las siglas ME con la corona de marqués, pues a su hijo se le concedió el título de Marqués del Espinar. Se recompensaba de esta manera, incluso en la descendencia, el talento de un hombre del que España tiene que estar justamente orgullosa. Hoy esta propiedad está en manos del señor Rodolphe Coumont, que aprecia el tesoro que posee y que mantiene los frescos de Goya con todo el cuidado de un buen aficionado al arte. El señor Coumont incluso ha hecho fotografiar esta obra oculta y la ha dado a conocer. Últimamente ha corrido el rumor de una próxima demolición de esta casa con un objetivo exclusivamente comercial. Creemos, en efecto, que no será posible salvar estos curiosos bocetos. Goya pintó directamente sobre la pared, al óleo y no exactamente al fresco, y estos muros de ladrillo cocido secado al sol se agrietan a pesar de todos los cuidados. Levantar la capa de pintura y conservar los bocetos sería materialmente imposible, cualquiera que fuese la suma que se dedicase a ello. Hemos consultado el tema con especialistas. M de Salamanca, sin embargo, ha conseguido levantar, a fuerza de dinero, una de estas pinturas, no de Goya, sino de su hijo (5a). Eligió la mejor conservada y no la más importante.

La casa de Goya -y las pinturas con ella- está condenada a muerte. Se conservará, al menos, el rastro de estas fantasías inexplicables pues estamos ya preparando un opúsculo especial dando aunque no sea más que una idea y una descripción sucinta de toda esta obra, así como de cada una de sus partes. Son en total once temas.

La vivienda tiene dimensiones modestas pero la huerta (4) es de más fuste. Abarca veintiséis hectáreas (5b) con un agua magnífica, una bonita vista y un entorno que propicia el recreo cultivado. La casa se construyó -o se distribuyó, al menos- siguiendo indicaciones del propio Goya, que reservó en la planta baja y en el primer piso dos grandes salas cuyas paredes dividió en paños. Más tarde, su hijo hizo levantar la parte de la casa que queda a la derecha de la verja (grille), más confortable. Es la que se ve en el grabado que encabeza este capítulo.

En la sala de la planta baja hay seis pinturas, de las que dos ocupan las dos paredes más grandes, las que quedan a derecha e izquierda según se entra. A cada lado de la puerta, además, hay otros dos paños, así como dos más frente a ella, o sea, cuatro en total, más pequeños que los dos principales. El primero, a la izquierda, muestra una mujer con la mantilla tapándole la cara. Es un



-----------PÁG 93

retrato, evidentemente, del natural; debido a su postura, la figura se ubica a un lado de la tela, cuyo fondo representa un monte sobre el que aparece una reja (ver la letra capitular del capítulo ‘Los Tapices’). Este primer tema se conoce erróneamente como la Duquesa de Alba, pretensión equivocada que hemos tenido que combatir más de una vez. En la obra de Goya se abusa mucho de esta denominación. Hay que añadir, aún así, que la Duquesa de Benavente y la Duquesa de Alba ocupan un lugar importante en la vida del pintor. Su pincel fue fiel a su recuerdo. Se conocen más de diez retratos de la Duquesa (6) debidos a la mano de Goya, sin contar sus cuadernos del viaje a Sanlucar de Barramaeda, donde la fisonomía de la Duquesa aparece una y otra vez en cada página. En cualquier caso, informes fiables nos ayudan a adjudicar el referido retrato de la quinta (4) a doña Leocadia (6a), cuyas relaciones con Goya fueron célebres.

La pintura que hace pareja con ésta, la que se ubica en el lado izquierdo de la puerta, representa a un personaje de larga barba blanca y extraño hábito que escucha con terror contenido las sugerencias que un ser espantoso le murmura al oído (6b). Justo enfrente, en el lado extremo de la sala, dos paneles representan a Saturno devorando a sus hijos y a Judith cortándole la cabeza a Holofernes.

El Saturno es terrible (véase el grabado que cierra este capítulo). Come bestialmente y mientras mastica y desgarra la carne, corre la sangre; las dos manos se crispan aferradas con fiereza al tronco destrozado del niño. Es una escena de canibalismo que nada tiene que ver con la mitología. El asesino no es un dios, es un ser terrorífico, un miserable, y el trozo de carne que representa a la víctima, espantoso. Uno aparta la cabeza horrorizado, pero sin poder dejar de admirar la energía de Goya, que hace real una de las más bellas creaciones de la fábula despojándola de toda referencia mítica. Esa cara enrojecida te persigue como un mal sueño. A su lado, Judith le muestra la cabeza de Holofernes a la anciana. Aquí no hay épica ninguna. Idéntico realismo, misma intención. La hija de Bethulia es una modelo conocida -Ramera Morena (7)- que parece una maritornes. Se trata de una de las modelos habituales de Goya y la tradición ha conservado su nombre. En cuanto a la vieja, es igual a esas dueñas españolas que se ven en los aguafuertes y que acompañan a las jóvenes al Prado dándoles lecciones de impudicia.

Los dos grandes murales laterales se reservan a grandes composiciones. La de la izquierda bien podría llamarse El Sabbat, dado que no hay ningún catálogo y cada uno, por tanto, designa estas obras con el nombre que prefiere. El Sabbat se relaciona con el género ultra fantástico que tanto satisfacía a Goya. Un demonio gigantesco (el gran cabrón [8] de los españoles) preside esta reunión de seres híbridos que acuden a visitar a una bruja. La anfitriona se sienta en medio, sobre una cloaca inmunda. EI colorido es tan fantástico como el tema. Es horrible y extraño. Se percibe un gran esfuerzo para lograr dar aspecto humano a expresiones tan repugnantes como las que aparecen en los aguafuertes más conocidos, los Caprichos y los Proverbios, donde se encuentran las mismas fisonomías diabólicas que aparecen en esta escena.

El mural de la derecha, de idénticas dimensiones, representa la Romería de San Isidro.



-----------PÁG 94


Es la fiesta popular de la que ya hemos hablado. La escena acontecía delante de los ojos del pintor ya que, sólo con abrir las ventanas, Goya podía asistir a la Verbena y estudiar a sus modelos. Acabamos de ver como Goya trató en la Alameda del duque de Osuna la misma escena con una pincelada minuciosa que logra que miles de bonitas figuras se muevan en un inmenso panorama con delicada precisión.

En el centro se encuentran Goya y sus amigos, sólo que en la sombra, acompañados de sus amantes. Un grupo de mendigos harapientos que se acercan al pintor constituyen la parte principal de esta gran composición en la que la fiesta no es más que el fondo que seguramente se ha elegido para justificar el deseo que sentía Goya de pintar a los mendigos españoles ostentando llagas horribles y rasgando la guitarra. Goya es fácilmente reconocible por el sombrero con el que se inmortalizó a sí mismo al principio de los Caprichos.

La disposición de la sala del primer piso es casi la misma que la de la planta baja. La diferencia es que en vez de un sólo panel, en las paredes laterales hay dos. Una ventana central en cada pared separa ambos paños.

Entramos por la puerta de en medio. A la derecha de esta puerta, dos composiciones; la de la izquierda, falta. Se vendió a M de Salamanca, que la llevó a Vista Alegre (9). La de la derecha no está terminada. La superficie es gris; muestra una cabeza de perro que parece luchar contra una corriente pero no se explica nada; es un boceto apenas esbozado (10).

El primer mural de la pared izquierda podría llamarse En las nubes (11). Debe uno imaginarse en el espacio para juzgar esta composición. Allá abajo se ven los árboles, cuyas copas asoman por la parte inferior del cuadro. La tierra parece escapar bajo los pies y sobre ella planea una nube opaca, una nube sólida que aparece en primer término y sobre la que se acuclillan cuatro brujas, seres imprecisos y barrocos, de sexo incierto, similares a los que el pintor evoca con frecuencia en los Proverbios.

La primera bruja parece arrojar un embrión a tierra, una existencia de más, mientras su compañera sigue con interés la caída de ese pequeño ser, obra común, observando a través de una lente; una tercera se cruza de brazos, escéptica, de cara al espectador y espera; la última, una Átropos, esgrime las tijeras dispuesta a cortar el hilo de sus días, de los días del embrión. Todo aquí es extraño, y las siluetas, a pesar de su aspecto horrible, recuerdan por su amplitud los frescos de Miguel Ángel.

La composición que hace juego con ésta representa a dos hombres mal vestidos, dos boyeros que se golpean con furia armados con terribles garrotes. La escena transcurre en un paisaje muy colorista; los animales, manchas precisas y claras, pacen a lo lejos en la llanura. La lucha es salvaje y ambos contendientes intercambian sus golpes con una rabia sin cuartel. Ese duelo sin testigos, en un lugar siniestro, es conmovedor e impactante. La tradición quiere que esos luchadores sean gallegos (4).

Los dos murales del fondo son figuras sin una acción bien definida. Un grupo de hombres que lee un trozo de periódico configura la parte más acabada. Las siniestras cabezas están fisonómicamente acabadas y ejecutadas con esmero. Se llama a esta reunión



-----------PÁG 95

de rostros diabólicos, los Políticos (12). Un grupo de mujeres muertas de risa sirve de pareja a estos lectores.

La pared del lado derecho está dividida, como la que tiene enfrente, en dos partes. Una es un bonito paisaje con un camino que bordea un peñasco. En el peñasco, abetos oscuros y un desfile de ancianas y monjes (13). EI primer plano es muy curioso. Justo en una esquina del cuadro, un monje encapuchado charla con uno de los grandes inquisidores que lleva jubón negro y cadena de oro. Las fisonomías son precisas y aunque el conjunto esté tratado en tonos sombríos, las intenciones son transparentes (véase el grabado que aparece fuera del texto).

La última composición contiene, evidentemente, una alusión. En el éter planean dos figuras: una que se cubre hasta la frente; la otra, con aire lívido y la mirada extraviada por el terror, se pega despavorida a ella. La primera señala una extraña ciudad fortificada en lo alto de un peñasco. En la llanura, al pie de la peña, unos jinetes se aprestan al combate. En primer término, unos personajes mostrados sólo de medio cuerpo, apenas apuntados, parecen dirigir sus fusiles contra los jinetes. Se trata de una pintura particularmente atractiva y también la de más colorido. Las figuras que flotan en el aire visten un tejido rosa con pliegues grandiosamente concebidos. Destacan sobre un fondo amarillo claro, muy fino y brillante. Esta composición bien puede titularse Asmodeo.

Hasta aquí, la descripción de las pinturas que decoran la casa de Goya. Trabajos de tamaño medio, poco más o menos a la mitad del tamaño natural.

No se trata de obra propiamente, sino de bocetos rabiosos. Ni siquiera los apuntes mas airados de Delacroix pueden dar una idea de lo que es esto. Lo terrible y lo extravagante constituyen la nota más destacada presente en este trabajo. Es fácil imaginar que, cuando Goya pintaba bajo pedido, hiciera concesiones y acabara cuidadosamente sus telas pero que cuando pintaba en su casa y para sí, se dejase ir sin orden ni concierto. A su aire. El espectador preparado acepta esta brutalidad que se le propone y no considera otra cosa que el arrebato del pincel, la delicadeza del tono y la energía de las expresiones. El aficionado fanático y rendido al preciosismo de los maestros de tal o cual escuela, recula horrorizado ante este derroche de color. Admito que igual Goya no tomó en ningún momento el pincel para ejecutar los frescos y que recurrió al cuchillo como una paleta, así como a los dedos, para animar estos monstruos que, generados por una imaginación malsana, deben quedar como una excepción pictórica, fuera siempre de cualquier cosa que se pueda llamar escuela, peligrosos -en fin- para todos aquellos en los que pueda influir. Lo único que cabe destacar aquí es lo que pueda haber de interés para un estudio psicológico, lo que Goya haya podido experimentar de este infierno en medio de estos monstruos creados por el espíritu inquieto. Cuantos visitan la Quinta retroceden espantados o se ven turbados por la inmoralidad de una invención encastrada en la fantasía. Él, Goya, vivió aquí en su elemento y pintó por gusto estas espantosas elucubraciones.



----Notas del traductor-----

1.
En el entonces pueblo de Carabanchel, hoy integrado en el municipio madrileño como un distrito con personalidad propia.

2.
San Isidro, por antonomasia El Santo. Así, se dice ‘vamos a la romería del Santo’ o ‘al Santo se deben muchos milagros’. Por sus paradas portentosas -tenidas en algún caso por milagrosas- el actual portero del Real Madrid CF (y de la selección española también) es venerado como santo y, en consecuencia, así se le apoda -El Santo- con mucha confianza. 'Ante el Alcorcón, al Real Madrid no le queda otra que encomendarse al Santo'. O bien, 'cuando Messi, Pedrito y Villa atacan, sólo cabe un milagro del Santo'.

3.
Bien puede referirse al antiguo camino de Francia (hoy A1) y que en la época entraba en Madrid por los pueblos de Fuencarral y Chamartín, o sea, la actual avenida de Pio XII, que a partir de la plaza del Perú (final de la línea de autobuses 51) empieza a llamarse calle del Príncipe de Vergara en honor a Espartero, liberalísimo y entrañable caballero famoso por la afortunada frase que reza ‘el bien de la Patria exige bombardear regularmente Barcelona’, así como por otras celebérrimas boutades entre las que no es menor la de los excepcionales atributos de su caballo, extensión vicaria de los de su jinete, fielmente reproducidos en el potente bronce ecuestre que dedicara Madrid a tan afable personaje y que hoy puede admirarse en la calle de Alcalá, entre la Puerta de id y la confluencia con la propia del Príncipe de Vergara).

4.
En español en el original.

5.
La (espectacular) cúpula de San Francisco el Grande, más bien, y gracias. Eso sí, muy vistosa (todavía hoy, y mira que se han construido horrores alrededor).

5a.
Parece que la obra retirada sí era de Goya. Modernamente se ha sugerido que podría tratarse de la obra titulada Cabezas en un paisaje, hoy parte de la colección de Stanley Moss, en Nueva York (USA) que por sus dimensiones encajaría en las descripciones de Yriarte (véase nuestra nota nº 9).

5b.
En la fachada del número 32 de la madrileña calle de Saavedra Fajardo, una placa municipal explica, literal, que ‘en este lugar estuvo la Quinta del Sordo, donde vivió Francisco de Goya de 1819 a 1824 y en ella realizó las pinturas negras’. Entendemos que este texto se refiere a la casa de la Quinta del Sordo, no a la finca entera. La calle de Saavedra Fajardo queda a su buena media hora a pie de la Pradera y de la Ermita del Santo (todo esto a ojo), lo que avala el dato de las 26 Ha de superficie que tendría la finca.

6.
Parece referirse Yriarte a la Duquesa de Alba, aunque da la impresión de que al texto le falte alguna frase.

6a.
Leocadia Weiss, última amante de Goya y, si no de manera legal, su mujer en la práctica desde que enviudó hasta el último día de su vida.

6b.
Dos viejos, Dos frailes o Un viejo y un fraile

7.
No hay error. Ramera Morena. Así es como está escrito en el original. Quizá Yriarte -o el cajista- quiso escribir otra cosa y se trastabilló. Aunque pudiera ser que no y que se trate de una conocida modelo así llamada. Literalmente.

8.
Le Grand Cabron, tal cual.

9.
La Quinta de Vista Alegre fue una posesión que don José de Salamanca y Mayol -Marqués de Salamanca- compró hacia 1858 en Carabanchel. Desde finales del XVIII, Carabanchel estuvo de moda entre nobles y burgueses madrileños, y no sólo Goya tuvo quinta de recreo en aquellos saludables parajes. Hoy, la Quinta de Vista Alegre -en lo alto de la calle General Ricardos, junto al metro y la antigua Plaza de Toros del mismo nombre- es de propiedad pública y una iniciativa ciudadana pretende que sea abierta al público como parque (así como también hay planes oficiales para terminar de arrasarla y convertirla en parking). Sobre la pintura mural de la Quinta del Sordo que -según Yriarte- habría comprado y llevado allí el Marqués de Salamanca, el artículo ‘Pinturas Negras’, de la wiki (que, según parece, es serio, riguroso y de fiar) apunta la posibilidad de que se trate de la obra titulada Cabezas en un paisaje, hoy en la colección de Stanley Moss, en Nueva York (USA) y que se reproduce en dicho artículo:
http://es.wikipedia.org/wiki/Pinturas_negras

10.
Perro semihundido.

11.
Átropos o Las Parcas.

12.
Hombres leyendo

13.
Peregrinación a la fuente de San Isidro o Procesión del Santo Oficio

Avatar de Usuario
lansquenete
Mensajes: 4342
Registrado: Mié Oct 19, 2005 11:00 pm
Ubicación: Ahí al lao

Mensaje por lansquenete » Vie Feb 04, 2011 10:12 am

¡Menudo regalazo! Moltes grácies, a los dos.

Una pregunta: ¿Hay suficiente información de cómo era exactamente la casa de Goya y la ubicación de las pinturas? De ser así, se podría hacer una reproducción, al menos virtual, de la Quinta del Sordo. Ahora tendría más repercusión incluso, tras la iniciativa de Google de recrear virtualmente algunos de los mejores museos del mundo para quienes no pueden visitarlos en persona.
"El grog es una mezcla secreta que lleva uno o más de lo siguiente: Queroseno, glicol propílico, acetona, ron, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, tinte rojo nº 2, scumm, ácido para baterías, grasa para ejes y/o pepperoni."

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Vie Feb 04, 2011 10:42 am

Sí, Lansque, lo puso aquí nuestra Trini :D:
Trinidad escribió:Breve recorrido por la Quinta del Sordo: http://www.theartwolf.com/goya_black_pa ... ded_es.htm

Ahí lo tenéis. Donde se supone que lo ubicó Goya.

Avatar de Usuario
lansquenete
Mensajes: 4342
Registrado: Mié Oct 19, 2005 11:00 pm
Ubicación: Ahí al lao

Mensaje por lansquenete » Vie Feb 04, 2011 10:48 am

Ah, muchas gracias! Se me había pasado :oops: . Se agradece mucho que haya gente dispuesta a recrear estos lugares que desaparecieron.
"El grog es una mezcla secreta que lleva uno o más de lo siguiente: Queroseno, glicol propílico, acetona, ron, endulzantes artificiales, ácido sulfúrico, tinte rojo nº 2, scumm, ácido para baterías, grasa para ejes y/o pepperoni."

Avatar de Usuario
koora_linax
Mensajes: 3032
Registrado: Sab Sep 02, 2006 11:00 pm
Ubicación: Córdoba

Mensaje por koora_linax » Mié Feb 09, 2011 11:34 pm

Compruebo en la red que el tal Foradada se reitera en su tesis y además ninguna institución lo contradice. Me pregunto si no estará protegido por ciertas alturas :roll: Yo sigo apoyando lo que hemos ido deduciendo en este hilo :idea:
"Al final lo que está en juego es como vivir con el desorden". Arturo P-R

Courlitz
Mensajes: 152
Registrado: Jue Ene 31, 2008 12:00 am

Mensaje por Courlitz » Jue Feb 10, 2011 1:07 am

koora_linax escribió:Compruebo en la red que el tal Foradada se reitera en su tesis y además ninguna institución lo contradice. Me pregunto si no estará protegido por ciertas alturas :roll: Yo sigo apoyando lo que hemos ido deduciendo en este hilo :idea:


Omertá. :twisted: uuuuhhh...

:lol:



Edito para añadir porque se me olvidaba,,
Foradada, si apareces por aquí, que sepas que te hemos calao ...

....eres un FRIKI-MINDUNDI :lol: :lol: :lol:

Avatar de Usuario
Faro_de_Orchilla
Mensajes: 49
Registrado: Lun Ene 24, 2011 12:00 am

Nadie responde a las burradas de Carlos Foradada...

Mensaje por Faro_de_Orchilla » Jue Feb 10, 2011 4:15 pm

Nadie responde a las burradas de Carlos Foradada... porque sería darle más protagonismo. Sería darle importancia.

Casi seguro que el Museo del Prado no responderá.
Esa es su política.
Y quizás sea lo más eficaz.

Por el contrario, si el Prado respondiese, el tal Foradada se crecería y aumentaría su tono agresivo.

El tiempo pondrá al tal Foradada en su lugar.
Quedará retratado como un charlatán.
Otro más.

Es como un niño impertinente.

Y seguro que quedará para "antología del disparate" la afirmación de que en "Duelo a garrotazos" uno de los tipos lleva un clavel en la solapa (cuando es una mancha producida al reparar un deterioro de la pintura).

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Jue Feb 10, 2011 11:16 pm

Faro_de_Orchilla escribió:Nadie responde a las burradas de Carlos Foradada... .

Y si lo haces te pueden censurar los comentarios o votar masivamente en contra.

Faro_de_Orchilla escribió: El tiempo pondrá al tal Foradada en su lugar.

Seguro que sí. Cuestión de tiempo. Tenéis las de ganar en esto. “Sin honradez, no hay futuro” :wink: .

En esta noticia, donde también salen las imprecisiones que nos has comentado, Faro, hay un punto que me parece interesante, y es que dice claramente que la investigación es ajena a El Prado y no está avalada por el museo (un principio, tal vez?):
http://www.elmundo.es/elmundo/2011/02/0 ... 52843.html

Bow tradujo y escribió:No se trata de obra propiamente, sino de bocetos rabiosos. Ni siquiera los apuntes más airados de Delacroix pueden dar una idea de lo que es esto. Lo terrible y lo extravagante constituyen la nota más destacada presente en este trabajo. Es fácil imaginar que, cuando Goya pintaba bajo pedido, hiciera concesiones y acabara cuidadosamente sus telas pero que cuando pintaba en su casa y para sí, se dejase ir sin orden ni concierto. A su aire. El espectador preparado acepta esta brutalidad que se le propone y no considera otra cosa que el arrebato del pincel, la delicadeza del tono y la energía de las expresiones

Estas impresiones finales de Yriarte no tienen precio. La expresividad con la que describe la Quinta. El horror que desprenden algunas pinturas, el Saturno, concretamente. Para que la gente que visitara la casa retrocediera espantada.

He aquí nuestra famosa escena, descrita sin mención alguna a las briznas de hierba:
Bow tradujo y escribió:La composición que hace juego con ésta representa a dos hombres mal vestidos, dos boyeros que se golpean con furia armados con terribles garrotes. La escena transcurre en un paisaje muy colorista; los animales, manchas precisas y claras, pacen a lo lejos en la llanura. La lucha es salvaje y ambos contendientes intercambian sus golpes con una rabia sin cuartel. Ese duelo sin testigos, en un lugar siniestro, es conmovedor e impactante. La tradición quiere que esos luchadores sean gallegos (4).

Courlitz
Mensajes: 152
Registrado: Jue Ene 31, 2008 12:00 am

Re: Nadie responde a las burradas de Carlos Foradada...

Mensaje por Courlitz » Vie Feb 11, 2011 7:20 pm

Faro_de_Orchilla escribió:
.....
El tiempo pondrá al tal Foradada en su lugar.
Quedará retratado como un charlatán.
Otro más. ....




¿Y nos lo contará el Telediario?

El daño está hecho. Y la chusma es la pagana una vez más.
Personalmente me importan tres pepinos Foradada, Cubells, la
Universidad de Zaragoza o la Fundación de Ilustres Amiguitos de
Paquito Goya. Allá cada quién con sus guerras.

Lo que a uno le subleva es ver qué poco se tarda en dar bola a
tanto bachiller relamido, tiñalpa licenciado en Osuna, a poco que
se atreva, cual kamikace de salón, a descubrirnos la pólvora (Siana
dixit). Tomad y comed, como dijo aquel.

Insisto. Cuando existe cualquier duda sobre la verdad de un
obra, cualquier chulería ex cátedra es un insulto al autor y a los
actores. Así es que a ver cuando se prohiben esas cosas en la
tele, tan o más perjudiaciales que el tabaco.

Lo del clavel blanco, Faro, es antológico, sí. Así me pareció desde un
principio aunque no supe traducir a negro la fuerte carga irónica con
que lo pensaba. Por cierto, en las fotos que en exclusiva trae Bowman
en el otro hilo, he podido apreciar, al igual que en Un perro una expecie
de colibrí (hoy en vías de extinción) tras la nuca del personaje de la
derecha. ¿Podría ser así? Tengo un amigo ornitólogo, si tal que eso... :lol:

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Sab Feb 12, 2011 5:12 pm

Ya ha conseguido también su portada en el The Times. Ojalá el tiempo esta vez se apresure a poner las cosas en su lugar.

No se puede sentenciar sin ese estudio en profundidad. Incluso así a lo mejor no se puede llegar a la verdad, la verdad de Goya. Pero Faro, cuando hagáis ese estudio, será el que recuerde todo el mundo. Yo sí creo que este daño puede ser reparado.

Courlitz escribió: Por cierto, en las fotos que en exclusiva trae Bowman
en el otro hilo, he podido apreciar, al igual que en Un perro una expecie
de colibrí (hoy en vías de extinción) tras la nuca del personaje de la
derecha. ¿Podría ser así? Tengo un amigo ornitólogo, si tal que eso... :lol:

Fina observación, Courlitz :lol:

Pero esto sí que parecen los animales a los que se refiere Yriarte. Es un detalle del fondo de la foto que tenemos permiso de publicar por aquí:
Imagen

Courlitz
Mensajes: 152
Registrado: Jue Ene 31, 2008 12:00 am

Mensaje por Courlitz » Sab Feb 12, 2011 9:43 pm

Siana escribió:Pero esto sí que parecen los animales a los que se refiere Yriarte. Es un detalle del fondo de la foto que tenemos permiso de publicar por aquí:
Imagen


Y en el cuadro siguen hoy, si no me equivoco.

Pero, al hilo de este nuevo detalle que mencionas, no imagino
entonces cómo es capaz el señor Yriarte de olvidarse del objetivo
de la mirada del perro. O sea, de los pequeños y pintados pajarillos.

Responder