El bar de Lola: Más perros y más hijos de perra

Recopilaciones por temas de tuiteos de @perezreverte

Moderador: Moderadores

Reglas del Foro
Cerrado
Avatar de Usuario
Rogorn
Mensajes: 14781
Registrado: Jue Feb 01, 2007 12:00 am
Contactar:

El bar de Lola: Más perros y más hijos de perra

Mensaje por Rogorn » Mié Nov 19, 2014 8:52 pm

Con motivo de la publicación del recopilatorio 'Perros e hijos de perra', ponemos aquí otras citas de Pérez-Reverte sobre el mismo tema.

En Twitter:

-elbalcondeflo: Maravilloso artículo 'La perra de color canela'. Ningún ser humano vale lo que valen los sentimientos de un perro. ¡Cierto!
-Es cierto. Ningún ser humano vale lo que valen los sentimientos de un buen perro. Casi nunca merecemos tanta lealtad.

-JulianCrun: ¿Cómo se explica que la gente en Galicia le ponga a su perro Soult y Ney, y no sepa por qué? ¿Qué aprendemos, qué nos enseñan?
-Y sin embargo, fíjese, ponerle al perro Soult o Ney ya indica un poquito de cultura. Peor es llamar al perro Maradona.

-Goethisha: Usted, en general, me encanta, pero ¿por qué hay un Arturo al que le gustan los toros? Son ganas de saber, nada más.
-El Arturo al que le gustan los toros es el mismo que mataría por un perro. O por un toro acuchillado por chusma borracha y cobarde.

-enriquebulsara: Arturo, saludos desde México. Creo que has visto cosas crudas en las guerras, pero ¿qué opinas del maltrato a los animales?
-Siempre dije que mataría por un perro. Por cualquiera. Y sigo diciéndolo. Los perros, como los barcos. No hay perros ni barcos malos. Son lo que el hombre hace de ellos. Con alguna mujer pasa lo mismo. Perros, barcos y mujeres. Buen título para un artículo. Creo. Recuérdemelo un día de estos. En ese terreno, los toros son, posiblemente mi única contradicción. La compenso apreciando mucho que a veces mueran toreros.

-siguerascando: Siempre me ha gustado cómo habla de los perros. Propios y ajenos. 'Bandoleros de 4 patas', Sombra, Mordaunt... ¿Hay alguno más?
-Morgan. Otro labrador negro. Murió de cachorro. Una puerca de una tienda de mascotas me lo vendió con parvovirus. Hice lo que pude. En cuanto a Mordaunt, está jugando ya la prórroga, el pobre.

-_Pilar_: El otro día vi un erizo en la carretera y me acordé de usted. ¡Dejan huella sus artículos!
-Tuve un erizo en casa hasta hace poco. Murió, el pobre. Cervantes, se llamaba. En serio.

-AngulusRidet: Me parece que no solo te gusta definirte viejo, pero preferiblemente viejo perro. Si es verdad, aparte el modo de decir, ¿por qué?
-Porque el perro es el animal más interesante y noble de la creación. Ya quisiera yo que fuésemos perros. Alguna vez dije que si desapareciera la Humanidad el mundo ganaría mucho. Si muere un solo perro, se vuelve más oscuro y triste.

-MontseBL: Me encanta la cara de felicidad de mi gata Cleopatra en este momento.
-Soy más de perros, como sabe. Desearía para algunos seres humanos, o todos, la inteligencia de los gatos y la lealtad de los perros.

-chio130679: ¿El hombre es el mejor amigo del perro?
-Ojalá. Pero no siempre. O casi nunca.

-TheOnionKight: Echo de menos los perros en sus libros. ¿Alguna razón?
-No sé. Quizá los amo demasiado. Pero en uno sí salen perros. En 'La carta esférica'.

-winstonturner: Gracias a ciertos artículos puedo entender que le tiene mucho aprecio a los perros. ¿Podría decirme cual es el suyo?
-Sacrifiqué a Mordaunt después de 14 años hace poco más de un mes. Antes fueron Morgan y Sombra. Todos labradores negros.

-Palaualejandro: Hago un análisis de 'La familia de Pascual Duarte'. ¿Alguna sugerencia, amigo?
-Que se fije en cuando Pascual mata al perro y a la mula. Cela merece ser recordado por eso. Suerte y un abrazo.

-cio1492: Estarán moribundos Scott, Stevenson, Salgari... Habrán muerto otros de infantería como Curwood, Grey, May o Wren (mejores o peores a muchos nos acompañaron en su día). Un saludo, capitán (último de Filipinas).
-De nosotros depende que sigan vivos. Yo hago lo que puedo. Precisamente acaba de salir en dvd 'Beau Geste'. La vi el otro día y aguanta. Pero mejor el libro. Funeral vikingo, un perro a los pies... Pero es cierto que están moribundos. Lástima. Lectores jóvenes se los pierden. 'Las cuatro plumas', por ejemplo. Etc.

-GeorgeBorges: Tiene que ver la del jubilado con perro que piensa en suicidarse.
-Esa es 'Umberto D'. Bella y triste película (la limosna en el Panteón). De Vittorio de Sica lo he visto todo. Varias veces.

-Tirwal: ¿Una película en que pasara miedo?
-¿De niño? 'El perro de los Baskerville'.

03.04.2011:

Otra vez aquí. Dos semanas fuera. Trabajo por la mañana. Paseo con el cachorro (4 meses) bajo la lluvia. Lectura y ajedrez. Ahora, Tuiter. Está bien tener de nuevo un perro. Es como si los otros nunca se hubieran ido. El pequeño cabroncete ya se desenvuelve bien. Ladra, y todo. Teckel de pelo duro. Pequeño y chulito. Cuando lo miras te parece imposible que cacen jabalíes. Supongo que no son conscientes de su tamaño. De todas formas, éste nunca cazará, como sus hermanos. No vino para eso. Yo no cazo. Lo miro a los ojos y a veces se me pone un nudo en la garganta. Ojalá los humanos fuésemos tan leales como él. Como ellos. A veces me preguntan si mataría. Y sí. Mataría al hijo de puta que maltrata a un perro. Lo de los seres humanos podemos discutirlo otro día. Bueno. Pasemos un rato de charla con los amigos. Hace días que se lo debo.

-VIEJOCAPITAN: Una curiosidad. ¿Qué nombre le has puesto al teckel?
-Sherlock. Por 'El mercader de Venecia', como me dijo el otro día un pedante idiota.

-artemerito: ¿Y cómo se llama?
-Sherlock. El maldito roecordones de zapatos se llama Sherlock.

-ElmerEscoto: ¿Alguna raza de perros, en particular, que prefiera?
-Labrador negro fue siempre mi raza. Hasta hace poco.

-evagalvan69: Yo mataría al hijo de puta que maltratara-violara a un menor.
-Es que de niños a perros hay muy poca distancia. Son los únicos que de verdad me ponen el nudo en la garganta. Con los adultos me pasa diferente. No logro verlos del todo inocentes. Como si tuvieran cuota de responsabilidad en su propio sufrimiento.

-Juanelum: A veces los animales son mejor compañía que las personas.
-Habitualmente. Diría yo.

-Miesita: Yo también, como @perezreverte, mataría al que maltrata a un perro. Son seres indefensos y tontos, como pequeños humanos.
-Error. De tontos no tienen un pelo. No he visto a nadie más listo que un perro listo en mi vida.

-allymaav: Pequeño y chulito, en cuestión de canes, suele ser un todo en uno. En cuestión de humanos también lo dejamos mejor para otro día.
-No crea. Algunos de los tíos más peligrosos que conocí también eran chiquitillos. Y para qué le cuento.

-MikeRuz: Yo tuve también un Teckel, el perro más listo que he visto jamás.
-Y bravo como nunca vi otro, el maldito enano.

-EnricVilarrasa: Un perro no va siendo lo mismo que un hijo de perra, ¿verdad?
-Un perro es un animal noble. Lo de "hijo de perra" es un eufemismo mal elegido. Llamar así a un hijo de puta lo ennoblece.

-djLopera: ¿Quién debería suceder a ZP? ¿Chacón, Rubalcaba o un perro?
-Un perro, sin duda. Palabras como "lealtad", "honradez" o "sinceridad" dejarían de ser algo raro. Y de economía saben lo mismo.

-maestremiguel: En la infancia tuve uno, y el tacto del pelo también es similar al del jabalí. Un saludo de un seguidor de su obra.
-Mi teckel tiene el tacto del jabalí (jabatillo, en su caso) y el color del jabalí. Mimetismo de enemigos ancestrales, supongo.

-iypunto: Los que dicen que sólo les falta hablar no tienen ni idea, ¿verdad?
-Absoluta verdad. La principal virtud de los perros, su mayor grandeza, es que no hablan. Ojalá fuésemos tan silenciosos como ellos. A veces me pregunto si las palabras "lealtad", "nobleza" y "hablar" son de verdad compatibles. Y no me gusta la respuesta.

-VIEJOCAPITAN: Tuve que eutanasiar a mi perrita no ha mucho. He decidido no tener más, ya que siempre les sobrevivo. Para bien supongo. ¿Hago mal?
-No lo sé, amigo. A mí también me dio siempre miedo sobrevivir a mis perros. Pero la vida es más oscura sin ellos.

-Mala_Gata: Los teckels son perros grandes en un cuerpo pequeño, y no, no son conscientes de su tamaño.
-Es cierto. Son pequeñajos con complejo de superioridad. Se creen mastines feroces. Y actúan como tales. Pero pueden ser temibles.

-VIEJOCAPITAN: ¿Harás grumetillo al teckel? Los nórdicos los traen de vikingolandia al pueblo en los veleros, y son auténticos marineros.
-Nunca navegué con perros. Siempre me angustió la idea de que caigan al mar y vean alejarse el barco creyendo que los abandono.

-Anphelis: ¿Sería posible que nos enseñase una foto de su perrito? ¿O es mucho intimar?
-Es mucho intimar. Un saludo.

-Fronteriza1: Los que no tenéis hijos, no sabéis de lo que habláis cuando usáis la figura de un animal para ponerlo delante de la de un niño.
-No ponemos al animal delante. Lo ponemos al lado, para que el niño aprenda valores que no verá en ningún ser humano. Yo sí tengo hijos. Lo que me reafirma más en lo de los niños y los perros como únicos seres honrados y conmovedores.

-hermanntertsch: Para Teckel de pelo duro, mi Reka. Robada para una rehala, huyó en una montería. Me buscó y encontró. Ahora vive como merece.
-Hay perros con suerte. Recuerdos del palacio de Ceaucescu, viejo colega. Un frío que partía las piedras, aquella navidad.

-Barles_: Tápale a Sherlock las orejas. Ahora hay juegos de consola donde se puede cuidar a perros virtuales. ¿Qué te parece?
-Que más vale cuidar a un perro virtual que descuidar a uno de carne y hueso. Muchos dueños deberían limitarse a la consola. Apoyaré la pena de muerte el día que se ejecute a los maltratadores de perros. E iré de verdugo voluntario.

-miguelangellage: El mío se llama Makinavaja. No tengo salvación, ¿verdad?
-Bonito nombre para un cánido. Me gustaba mucho ese personaje de Ivá. En cómic.

-MayritMadrid: Felicidades por haber terminado el trabajo por hoy. Yo en cambio sigo currando hasta las 9 que sacaré a los perros.
-Será un placer cruzarnos y que se enreden las correas.

-carme1001car: Por la bandera no, por ninguna, pero, ¿hay algo por lo que sí mataría o lucharía hasta la muerte?
-Mataría por un perro. Por otros seres o cosas lo pensaría, tal vez. Por un perro, no. Por él mataría sin remordimiento. Sí. Cuando desaparece un ser humano, el mundo no pierde gran cosa. Cuando desaparece un buen perro, el mundo es más innoble y triste. También lucharía hasta la muerte por Ava Gardner, en sus buenos tiempos. Ya en otro orden de cosas.

Me están preguntando mucho por Bosnia y las mujeres. A ver si lo resumo para todos. Para Mladic y su gente, la violación sistemática era un arma de guerra. Querían despoblar zonas de croatas y musulmanes. Los hombres se habían ido a luchar y las mujeres se quedaban en las casas. Las mujeres, sobre todo las campesinas, tenían mucho coraje. No se iban por las buenas. Pero el miedo a la violación sí las hacía huir si se quedaban solas. Por eso digo que era otra arma de guerra. Llegaban a los pueblos y elegían a las jóvenes y guapas. Las encerraban en cuarteles y hoteles. Burdeles para la tropa. En todas las guerras se viola. Yo vi hacerlo en Eritrea en el 77. Pero eran iniciativas particulares. Desmanes de hijos de puta. En los Balcanes, violar era una orden. Práctica sistemática. Arma de terror y de guerra. Mladic fue uno de los responsables directos de eso. Y la Europa y sus representantes, que durante tres años le permitieron seguir haciéndolo, fueron culpables de complicidad pasiva y cobardía. Lo demás son milongas. Pero ojo. Allí no había angelitos. Es la única guerra, en veintiún años de cubrirlas, donde no logré sentir simpatía por ninguno de los bandos. Mujeres tristes y hombres brutales. Eso fue Yugoslavia. Una guerra de mujeres tristes y hombres brutales. Y de diplomáticos charlatanes, impotentes y cobardes. Luego, en un juicio, vi a un militar serbio violador y asesino. Me impresionó sobre todo que era un mierda de tío. Un tipo sin media hostia, al que le habían dado un uniforme y un AK y arropado con compañeros. La guerra, las situaciones extraordinarias, son la gran oportunidad de los miserables pequeños hijos de puta que nunca osarían ni hablar alto. Miren la cara de Himmler, por ejemplo. Ese oscuro y sórdido funcionario gris. Supongo que ahora comprenderán algunos por qué prefiero siempre a un buen, callado y leal perro.

El viernes estuve viendo los toros en Burgos. Hoy me preguntaba Elisabetta, una periodista italiana, sobre eso. Los toros. No soporto a quien hace daño a un animal, pero no puedo evitar que me gusten las corridas de toros. Una contradicción curiosa, la mía. Desde luego, estoy en contra de una turba canalla de borrachos que acuchilla impunemente a un toro indefenso, llamándolo fiesta popular. Lo del Toro de la Vega y cosas parecidas me revuelve las tripas. Esos machotes y machotas cebándose con un animal que no puede defenderse.

-Albertito_Mena: Mmm... ciertamente la estadística no refleja eso. Si hubiera paridad en las muertes, quizás sí. Pero es una opinión respetable.
-En las corridas de toros el matiz es diferente. Más equilibrio. El toro puede matar a su verdugo. A veces lo hace. Por eso me parece bien que de vez en cuando mueran toreros. Todo hay que pagarlo, supongo. La fama y la pasta y la foto en el '¡Hola!'. Si no murieran toreros, las corridas de toros serían un espectáculo infame más. Como los acuchillamientos guarros de pueblo. Como ven, todos tenemos nuestras contradicciones. Y algunos, muchas.

Eso me recuerda, por cierto, a los hijos de puta que han incendiado ese asilo canino en Galicia. 17 perros carbonizados, me dicen. O algo así. Carbonizaría personalmente al carbonizador. Sin prisas. Sin remordimientos. Le deseo un final parecido, a ser posible. Cálido. Ojalá se achicharre algún día al caerse con el coche por un barranco. Por ejemplo.

-kamil_ABFA: Ojalá se tiren todo el verano vomitando sangre. No hay nada más noble que un perro.
-Nada más noble ni más leal que un perro. El ser humano no le llega ni a la trufa.

-ElmerEscoto: Buenas tardes, Arturo. ¿Qué piensa usted sobre las peleas de gallos?
-Lo que sobre las peleas de perros. Actividad de canallas, tolerada por sinvergüenzas.

-belecat: Cuide a Sherlock con mil ojos. Mire la prensa de hoy: "Detienen a un anciano por dejar carne llena de agujas a los perros de El Llano".
-Pues a ese canalla, sea anciano o no, deberían meterle la carne con agujas que puso a los perros, a él por el ojete. Por ejemplo.

-cmc1649: Me gustaría saber con qué figura de todas las del cuadro 'El último tercio' se queda usted, su preferida.
-Ya lo escribí. El perro. Lo simboliza todo.

Lola acaba de abrir el bar, así que apaguemos la perra tele. Sin ánimo de ofender a los perros. Ojalá la tele tuviera la decencia de un buen perro. Lo tecleo mientras Sherlock me mira con sus ojos leales y conmovedores, desde la alfombra. Es hora de una caña con los amigos.

-Carl_Vazquez: ¿Qué opinas de todos aquellos que defienden a los animales con vehemencia pero no les da pudor comérselos en un plato bien sabroso?
-Yo no defiendo a todos los animales. Soy carnívoro. Me encanta el jamón ibérico. Defiendo a los que es inútil o estúpido matar. Hay animales que son víctimas lamentablemente necesarias. Lo intolerable es matarlos por capricho. Por placer. Y si hablamos de perros, ni le cuento. Por un perro sí que sería capaz de matar yo. Sin remordimientos. No hay ser humano que valga lo que un buen perro. Y le aseguro que he conocido a algunos seres humanos y a algunos perros.

-kesokike: Una noticia de esta semana: UK ha sacrificado 800 perros que salvaron vidas de soldados en Afganistán.
-Pues siendo ingleses (me lo pone fácil), yo sacrificaría 800 soldados para salvar la vida de un buen perro.

Por cierto, hablando de linchamientos y de miserables. Los picoletos han trincado a unos organizadores de peleas de perros en Galicia. No sé para qué se molestan. Supongo que a estas horas todos esos hijos de puta están en la calle y les han devuelto los perros. Se los habrán devuelto a tiempo para la pelea de perros de esta noche.

-Wancasfer: ¿Cómo atacas a unos que organizan peleas de perros y defiendes los toros? Al caso es lo mismo, matar animales para divertirse.
-Yo nunca defendí los toros. Dije que una de mis contradicciones es que, amando a los animales, me fascinan las corridas de toros. Me fascinan a mí, en lo personal. Y asisto a algunas. Pero nunca saldría a manifestarme por defender las corridas. Lo que, a los 60 años, dice mucho sobre lo contradictorio de los sentimientos en el ser humano. De lo que estoy en contra, radicalmente, es de las fiestas populares de borrachos y gentuza martirizando a vaquillas indefensas. Ahí no tengo contradicción ninguna cuando me cisco en su puñetera madre.

-NoeVegana: Apoya el asesinato y tortura de toros inocentes en los ruedos. Eres un puto falso, vas por la vida defendiendo perros. Cabrón.
-Es una forma de verlo, sí. ¿Usted también tiene una beca para investigación perspicaz e inteligente, o se lo paga de su bolsillo?

-Alfonsina48: Domingo tras domingo, más fiel que mi cocker, para que @perezreverte no me haga caso. Nunca.
-Todo llega. Saludos a su cocker de mi teckel.

-claudio_snchez: Cambiando de tema, entre Sherlock Holmes y Hercules Poirot, ¿a quién prefiere?
-Mi teckel macho se llama Sherlock. Calcule.

-VIEJOCAPITAN: Como compañero de un teckel, esto te interesa. Importante. https://www.facebook.com/photo.php?fbid ... nt_count=1
-Retwitteado por Arturo Pérez-Reverte

-11 meses de prisión no se cumplen. Le saldrá gratis http://www.publico.es/487225/piden-carc ... n-la-playa

-Si un perro fuera tu maestro (quizá es cursi, pero es verdad) http://www.youtube.com/watch?v=tS-hAeHhUhY

-Esta es más cursi todavia (hasta echar la lágrima, me temo), pero no es menos verdad. http://www.youtube.com/watch?v=l_-YD2dvGVY

-LangDaFuck: Entonces, doctor @Trymty, usted no ha matado nunca ni una hormiguita, ¿no? Ni un ser unicelular, ni nada de eso, ¿no?
-Trymty: Hay una diferencia (terreno moral) entre un hombre y una hormiga. Mire usted, @perezreverte a veces prefiere perros a humanos.
-A veces, no. Casi siempre prefiero perros a seres humanos. Los perros, todos. Los humanos, uno por uno.

-HELENACAYETANO: El 80% de los perros comprados a tiendas o por internet terminan hospitalizados http://www.diariodemallorca.es/mallorca ... 99087.html
-Retwitteado por Arturo Pérez-Reverte

-sergi_montes: Un empresario acusado de maltrato animal se hace con la recogida de perros en varias localidades http://www.eldiario.es/_d544ac6
-Retwitteado por Arturo Pérez-Reverte

‏-ArstidesMinguez: Ay, don, que se nos ve la vena sentimental. Fortuna para este Argos. Mi apoyo
-Que siempre nos esperen nuestros perros y nos reconozcan al llegar a Ítaca. Un abrazo en Homero.

--

Extractos de entrevistas:

Con Jorge Traverso en el programa uruguayo de TV 'Hablemos' (1996)

-¿Has sentido simpatía por alguien en una guerra?
-En algunas guerras sí, en otras no. Normalmente la simpatía va siempre por los que sufren: por los niños, los ancianos... Y esos da igual del bando que sean. Porque claro, un adulto -una mujer violada, un soldado al que van a matar- sabe por qué lo matan, sabe por qué sufre. Sabe que forma parte de un mecanismo y que es en ese momento una pieza, pero el niño no sabe. El niño quemado por el napalm, o el niño que está agonizando reventado por una bomba, o el perro, un animalito al que le han pegado un balazo, y le han roto una pata, y te mira con esos ojos, no sabe por qué sufre, ¿no? Y eso te gustaría poder explicárselo y sabes que nunca vas a poder explicarlo. Quizá los buenos sean esos, las víctimas de verdad sean esas, y la simpatía siempre vaya por los que sufren.

-Muchas veces mencionas a los niños... y a los perros.
-Sí, es verdad.

-¿Te pasó algo con un perro? ¿Tienes un recuerdo o algo determinado, que en medio de la guerra, de todo ese horror, hay algo que te horroriza que no le pasó a un ser humano sino a un animal?
-Bueno, yo he tenido perros toda mi vida. Además, hace pocas semanas maté a mi labrador después de trece años, porque estaba ya muy viejo y ya no podía. Lo abracé, le puse una inyección y se quedó dormido aquí [señala sobre su brazo]. Y realmente para mí un perro es por supuesto a menudo mucho más leal que un ser humano. Muy a menudo. Y una vez, sí, en Beirut, en una batalla de esas gordas, en la batalla de los Campos Palestinos, después de tres días de combates muy duros, íbamos caminando mi cámara y yo, y un perrillo que estaba herido en una pata por un tiro o una esquirla de metralla nos venía siguiendo porque éramos los únicos seres humanos que veía allí, después de tres días de desolación. Y yo no podía llevarlo a ningún sitio, no había ni donde curarlo, y además estábamos trabajando en mitad de un combate, y yo le tiraba piedras para que se fuera. No quería verlo. Si lo veía y me sentía mal. Pero el perrillo nos seguía. Le hubiera pegado un tiro si hubiera podido, pero no tuve el valor de matarlo. Y se quedó allí el perrillo con su pata rota mirándonos. Y todavía ahora fíjate que he visto horror, he visto niños, he visto cosas espantosas en mi vida, he visto veintitantos muertos degollados en los maizales de Vukovar, todos juntos recién frescos allí, y sin embargo cuando me habláis del horror, la primera imagen que me viene, como tú sabes -y eso lo sabes porque eres amigo mío y sabes que eso es un episodio que recuerdo con frecuencia- es la mirada de ese perrillo que me seguía por las ruinas de no me acuerdo qué campo era en Beirut.

--

Entrevista con Jacinto Antón en 'El País Semanal', febrero de 2006:

Pérez-Reverte, ex corresponsal de guerra, se encuentra en su salsa, pero acompañarle en este recorrido apocalíptico por el dolor y el espanto de los cuadros de batallas del Museo del Prado resulta un ejercicio, aunque apasionante, angustioso. Hace un rato, pasadas varias masacres, el escritor, cuya última novela se titula precisamente ‘El pintor de batallas’ -de ahí la idea de este paseo por la muerte-, hablaba de minas de fabricación soviética, de carros de combate y de colegas caídos. Confidencias de acero en la sala de las pinturas negras. Uno se siente como el perro de Goya, enterrado hasta el cuello en las historias de Pérez-Reverte, tan abrumado como fascinado; incapaz de huir, pese a que cada frase arroja en el alma un capazo más de arena, de pesar, de tinieblas. (...)

-Ya hemos llegado a Goya.
-‘El coloso’ también es un cuadro de guerra. Se ve a la gente que vive confiada su vida mientras el gigante, el avión o el tsunami acechan para golpear y acabar la fiesta. ¿Pero cómo es posible, si la fiesta parecía segura?, se dirán esas gentes. No miraban al cielo, no observaban las nubes, no habían visto los cuadros. Parece increíble, pero a la gente aún la pillan descuidada. Y yo pregunto: ¿hay que tener piedad de los que no se prevén, de los que no leen los signos, de los que no quieren saber, de los que no han aprendido la lección? Es como lo del ‘Titanic’. ¿Esperas subirte en ese monstruo y que no se hunda? ¿Hasta qué punto no tiene la humanidad lo que merece, por pereza, por cobardía? Me conmueve más ese perro de Goya enterrado en la arena que un hombre, porque ese perro no podía cambiar su destino.

--

Entrevista con David Gistau en 'El Mundo', abril de 2006:

Terminada la fase de aventura, hastiado de pelear con las redacciones por una concepción descarnada del periodismo, Arturo se encerró en su torre para pintar su propio mural literario con todas esas historias que “me revolotean como moscardones que hay que ir capturando”. Toda una memoria de horrores de los que regurgita unos cuantos en 'El pintor de batallas', donde no falta ni una visita procedente del pasado que irrumpe en su espacio final para arrojarle toda la culpa de haber hecho periodismo: de haber entendido que un doliente no era sino la fría búsqueda del mejor plano. Tiene un modo particular de digerir el drama, de dejarse golpear por lo sutil más que por lo explícito: “Es que lo peor no es patinar en la sangre o ver un cuerpo desmembrado. Lo peor es un pueblo vacío en lo que antes vivía gente. Lo peor es ese perro cojo que te sigue porque eres el único humano que ha visto en semanas. Me ocurre lo mismo cuando veo imágenes del Holocausto. Mucho más terrible que la pala del bulldozer cargando cadáveres me parece el montón de gafas y de muelas arrancadas”.

--

Extracto de conversación en público con José Perona, Murcia, noviembre de 2007:

-Tú sabes que cuando Ulises volvió a Ítaca, vuelve con la criada, no con la mujer.
-Y su perro, que lo reconoce. Ése es un pasaje que siempre me conmueve mucho.

-¿Y los que no tenemos perro, qué?
-Pues no sabéis lo que os perdéis. No tener perro es una desgracia como otra cualquiera. (risas) Tú sabes que yo no soy un tío de lágrima fácil. Yo me emociono con algunas cosas, como todo el mundo, pero no soy muy de emociones a flor de piel. Pero cuando estoy leyendo así y viene mi perro y me mete la cabeza por debajo del brazo y me mira -y quien tiene perro sabe de qué le estoy hablando- con esos ojos que tiene, me mira como si yo fuera Dios. Nadie en el mundo, ni un amigo, ni una mujer, me han mirado jamás en la vida como me mira mi perro. (risas) Ojalá me mirara todo el mundo a mí como me mira mi perro. Es de una lealtad, un amor, un desinterés… todo.

-Pero no dura más de 17 años. ¿Y luego?
-El mío 12, concretamente. Es el segundo al que voy a enterrar.

-O sea, que eres polígamo. Poliperro.
-No, no, no. Vuelve otro después. ¿De qué estábamos hablando? (risas)

-Es que te me escapas.
-Es que esto es una conversación entre dos amigos, no una entrevista.

--

Entrevista con Daniel Sánchez en 'Diario de Cádiz', diciembre de 2007:

-¿La vida de algunos perros vale más que la vida de algunos hombres?
-La vida de todos los perros vale más que la vida de todos los hombres.

--

Crisand, de capitan-alatriste.com, escribiendo sobre la presentación de 'Un día de cólera' en Vigo, enero de 2008:

[APR] continuó explicando diferentes cuadros de Goya, entrando ya en materia sobre UDDC, considerando al pintor "políticamente incorrecto en su tiempo, porque era demasiado brutal. Para Goya no hay ni buenos ni malos, lo cuenta como lo ve, pero no se siente solidario con ningún personaje". En diferentes cuadros de batallas nos llama la atención sobre los perros que aparecen entre las patas de los caballos, o al lado de los guerreros. Dice que cuando estaba de reportero lo que más le impresionaba siempre eran los perros y las miradas de los niños, porque "el que sabe por qué sufre (las personas adultas que se ven involucradas en una guerra) tiene más soportable el dolor, aunque sea injusto; el problema es cuando no se sabe qué pasa, como le ocurre a los perros y a los niños". Hizo mucho hincapié en el tema del perro fiel, que no se plantea nada, pero que sigue al lado de su amo. Llegados a este punto define la vida como "algo que nos prepara para morir", afirmando que no le tiene miedo a la muerte, es consciente de que llega y la ha visto de cerca, pero le parece importante el "bien morir" y es lo que él intenta, prepararse para ello; aquí se da cuenta de que el discurso que está haciendo es de mal agüero. "No vayáis a pensar que este tío es un cenizo".

--

Entrevista con Artonio Arco en 'La Verdad', octubre de 2009:

-¿Por qué ideales merece la pena seguir luchando?
-Por cualquier ideal en el que creas, aunque sea equivocado. La palabra "lucha" es la que justifica al ser humano. Yo puedo llegar a respetar más moralmente a un marginal que a alguien que esté dentro de los cauces legales o moralmente aceptados, siempre y cuando haya una decencia por parte del que actúa en sus motivos y su comportamiento. Es el ser consecuentes lo que hace que la gente sea respetable o no. Un perro que defiende a su amo es un perro consecuente con su naturaleza, y eso es lo que lo hace admirable.

-¿Y cuáles son los ideales de los que usted no quiere alejarse?
-Bueno, mis ideales tienen que ver con los del perro: lealtad, consecuencia... Y no estoy hablando de virtudes que yo tenga, sino de virtudes que yo admiro. Uno puede perfectamente, sin tener ninguna virtud, ser un ser consecuente y admirable porque intenta tenerlas. Admiro el valor de asumir aquello en lo que crees, o de apartarte de aquello en lo que no crees. El perro me parece de una humanidad absolutamente respetable.

--

Entrevista con David Benedicte en 'XL Semanal', octubre de 2011:

-¿Qué fue lo peor que vio siendo reportero de guerra?
-Pues fíjate, lo peor no siempre es el horror. Hay imágenes que te persiguen con más intensidad que las tripas o la sangre. Un perro, por ejemplo, que me iba siguiendo en la batalla de los hoteles de Beirut. Tenía la pata rota de un tiro. Venía detrás de mí, pero yo no podía llevármelo. Si hubiera tenido un arma, le habría pegado un tiro para que dejase de sufrir. Tuve que dejarlo allí, mirándome. Pues la mirada de ese perro me persigue con los años más que miradas de seres humanos a los que a lo mejor vi sufrir más. Uno no elige el horror que recuerda.

--

Entrevista con Jacobo Zabludowsky en La 69 (México), noviembre de 2011

-Pues al final me dejó un buen sabor de boca el Gualterio Malatesta.
-Es que a mi generación la educaron todavía en lo de que había buenos y malos. Después, la vida que llevé como reportero, periodista, escritor y ser humano de infantería, me demostró que eso de los buenos y los malos en el ser humano tiene fronteras muy difusas y muy confusas, y que a veces un malvado, digamos, como Malatesta en la novela, no es más que la otra cara de nosotros mismos. Un malvado a veces somos nostros mismos en circunstancias determinadas. A veces la vida, la educación y las circunstancias hacen que una persona buena se vuelva mala, o que participe de los dos lados. Cuando era reportero vi guerras en las que la gente podía hacer cosas sublimes y cosas atroces. Gente que mataba, que violaba y que torturaba, y luego por un niño, por un perro o por un amigo hacía cosas increíblemente tiernas, y eso las mismas personas y el mismo día. Con todas esas cosas es con lo que escribo novelas precisamente.

--

Entrevista con Leonel García en 'El País' (Uruguay), mayo de 2013:

Su mochila tiene un álbum de fotografías de esos que se desearía olvidar. En Eritrea y en 1977, entrando a un poblado con la guerrilla, los atacó el ejército etíope y los aviones F5 cubanos. "Tuvimos que huir a la frontera con Sudán, creí que nunca llegaría, fue un mes terrible. Por única vez en mi vida... ahí nadie cuidaba de nadie y yo tuve que cuidar de mí mismo. Lo hice con todos los medios a mi alcance. Y el único medio que uno dispone en esa situación es un (fusil) Kalashnikov". No le gusta hablar del tema y lo dice, también con su mirada. "Uno no elige el horror, es el horror quien elige a uno qué imágenes lo marcan. Uno piensa que el horror son las tripas, los muertos y... y yo lo que más recuerdo son las huellas con sangre de mis botas de caucho en la puerta del hospital de Sarajevo, luego de llevar heridos. Y en el barrio la Karantina de Beirut, en 1978 o 1979, había un perro con una pata rota que nos seguía entre los escombros. Yo le tiraba piedras, si hubiera tenido una pistola lo mataba. Todavía tengo en la cabeza la mirada de ese perro mientras nos alejábamos en el coche". Curiosamente, ese Beirut de los años 70 es su ciudad favorita. "No por la guerra, obviamente. Era joven, tenía fe en el periodismo, creía en las mujeres y en los amigos, tenía fe en un montón de cosas que después la vida me fue despojando".

--

Entrevista con Silvana Boschi en 'Revista Eñe', de 'Clarín', enero de 2014

–Usted habla de héroes cansados, escépticos y marginales. ¿Es ése el tipo de héroe que cree que existe ahora?
–No sé si es el que existe o es el que a mí me interesa. Quizá por la vida que he llevado, porque yo también me siento cansado, no mucho más feliz que Héctor o Aquiles. El héroe de corazón puro, el clásico héroe inocente y bondadoso y bueno, y en el lado del bien luminoso de las historias clásicas, ya no funciona, ni en la realidad ni en la ficción. El hombre actual ha perdido su inocencia, su corazón es oscuro, es Ulises a la vuelta de Troya, con sangre en las uñas, en fin. Es un hombre que vaga buscando una Itaca que es muy difícil de encontrar, donde la mujer envejece, es decir, hay un montón de factores... Solamente lo reconoce su perro, y ese es el héroe que me interesa, quizá porque yo me siento más cerca de este héroe que del otro. Yo creo que el único héroe creíble es ese héroe cansado, Y dentro de ese héroe cansado precisamente está la mujer. En mis novelas, sobre todo en las últimas, gana importancia cada vez más el personaje femenino como protagonista, como voz conductora, porque quizás el hombre está muy agotado como guía narrativa, hay lugares a donde el hombre ya no puede llegar como protagonista, como punto de vista narrativo. Pero la mujer, que está haciendo frente a un mundo nuevo, que está enfrentada a desafíos nuevos, que ahora tiene una mirada nueva y fresca porque ha cambiado su viejo rol social y ahora hace otro, y se enfrenta a conflictos terribles, crudísimos y dificilísimos de resolver, la mujer proporciona una mirada, un recorrido narrativo, para llegar allí donde con el hombre no se puede llegar.

--

Entrevista con Laura Mafud en 'Clase ejecutiva', mayo de 2014:

Arturo Pérez-Reverte es el mismo hombre. Es aquel de talante duro, mirada aguda y andar elegante que, durante 21 años, esquivó, con destreza, las minas que podrían haberle hecho volar las tripas cuando era un joven corresponsal de guerra. Es el reportero gráfico devenido en novelista aventurero, solitario y navegante, que traza su vida como si toda ella no fuera otra cosa que una partida de ajedrez. Es el intelectual irreverente que, desde su cuenta en Twitter, arremete enfurecido, en una suerte de “ejercicio higiénico”, contra la dirigencia política, la modernidad, Europa y las banalidades cotidianas. Es el escritor de lengua incisiva que, cual compadrito de antaño, no vaciló en afirmar, con cierto sentido desafiante, que el mismísimo Jorge Luis Borges había sido un gilipollas por su falta de amabilidad hacia lo español. Y es, también, un alma compasiva, enternecida por los perros que, también desde la red de microblogging, se solidariza con refugios caninos y postea imágenes de cachorros (y no tanto) que necesitan un hogar. Miembro de la Real Academia Española, con 29 libros publicados, y traducido a varios idiomas, Arturo Pérez-Reverte se convirtió en un best seller con 'Las aventuras del capitán Alatriste', una saga en 7 entregas que incluso llegó a la pantalla grande: protagonizada por Viggo Mortensen, se convirtió en una de las películas más caras del cine español (24 millones de euros). Invitado a participar de la 40º edición de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, conversó con 'Clase Ejecutiva' sobre las aristas de la actualidad que lo interpelan tanto –o más– que cuando estaba en las trincheras.

--

José María García de elcotodecaza.com sobre la entrega del premio Jaime de Foxá, junio de 2014:

Por su parte, Pérez-Reverte se enfrentó al atril y al micrófono sin nada escrito, aunque teniendo muy claro qué es lo que iba a decir a un público que esperaba expectante sus palabras, sobre todo después de algunos escritos del creador del capitán Alatriste en los que determinados tipos de caza y de cazadores no habían salido muy bien parados. Pues bien, el académico de la Real Academia Española de la Lengua sorprendió a muchos de los presentes confesando su pasado cazador y el gran contacto que mantiene con la actividad cinegética a través de amigos y familiares cazadores. Así mismo, confesó su amor por los perros de caza, siendo Sherlock, un teckel de pelo duro de línea cazadora que protagoniza el texto premiado por el jurado del Foxá, un buen ejemplo de ello. A este perro dedicó algunos pasajes de su alocución, así como a su otro teckel, un hembra de nombre Rumba que también aparece en su escrito ‘Colmillos en la memoria’. Arturo Pérez-Reverte también nos habló del último día que cazó un animal. Se trató de una gacela abatida con un fusil Kaláshnikov a finales de los setenta, mientras se encontraba ejerciendo su labor de reportero de guerra en un conflicto africano y al objeto de que el animal sirviese de cena, como así fue. A partir de ese momento, por lo mucho visto, experimentado y sentido en las guerras, decidió abandonar la práctica cinegética, aunque no dudó en reconocer a la audiencia allí reunida que “la caza es lo que asomarse a su mundo rico en matices supone”.

-¿Han sido muchos los perros de caza que han pasado por su vida?
-Sólo he tenido labradores retrievers y teckels, luego siempre han sido perros de caza. Y eso, además de mi condición de cazador hace muchos años, me ha llevado a entender tanto al cazador como al perro de caza. He visto actuar a todo tipo de perros de caza, pero me he decantado por el labrador por su nobleza y su bondad, así como por el teckel por su carácter. Considero que el teckel es el perro más complejo en cuanto a personalidad, y a pesar de ser una raza complicada en cuanto a la convivencia doméstica, eso no ha sido impedimento para sentir un gran amor por él. He procurado que un perro cazador como Sherlock, proveniente de familia cazadora y hecho para cazar, sea capaz de hacer una vida familiar, pero a veces es duro y le salta el automático. Entonces me voy a él, lo trabajo, me siento, le hablo, le explico su situación, lo acaricio, a lo que él me mira y sé que me comprende.

--

Extracto de un reportaje de Pérez-Reverte sobre las 'Peripecias de retaguardia' de la guerra del Golfo, publicado en el diario 'Pueblo' en octubre de 1980:

Una vez metidos en harina, lo habitual. Broncas con los funcionarios del Ministerio de Información, carreras por llegar al télex antes que los colegas para informar de un bombardeo... Aquellas largas horas colgados del teléfono, intentando comunicar con alguna parte durante horas y horas, mirando al reloj y royéndose las uñas hasta la raíz entre alaridos histéricos... Historias dramáticas, como la de aquella niña herida durante un bombardeo, que te miraba con los ojos muy abiertos desde la cama del hospital Ali Yarmud. Historias tiernas, como la del compañero francés que encontró un cachorrillo abandonado entre las ruinas de Kaser Sherin. Un perro guapísimo, con los ojos claros, casi azules, que se pegó a sus zapatos y no consintió en abandonarle hasta que el francés lo metió en su macuto y se lo llevó con él a su país. "Lo llamaré Jomeini", decía el tío.

( Reportaje completo aquí: http://www.capitan-alatriste.com/module ... pic&t=4600 )

Más conversaciones con @perezreverte en Twitter: http://capitan-alatriste.com/modules.ph ... forum&f=19
Última edición por Rogorn el Lun Ene 11, 2016 11:09 am, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
Siana
Mensajes: 5536
Registrado: Mié Jun 14, 2006 11:00 pm
Ubicación: Barcelona

Mensaje por Siana » Vie Nov 21, 2014 10:19 pm

8O Qué pasada. Gracias Ro.

Cerrado